17 Jun 2012

Facebook, sobreviviendo al shock

Escrito por: Gaizka Manero López el 17 Jun 2012 - URL Permanente

La salida a Bolsa de Facebook ha provocado todo un terremoto en las redes sociales. Aunqe la de LinkedIn (una red de uso casi estrictamente profesional) fue titubeante, el servicio de Dan Nye acabó consolidándose en el Nasdaq. Todos esperaban que, a pesar del enorme fracaso de los dos primeros días, la empresa de Mark Zuckerberg levantara el vuelo rápido para demostrar que forma parte de los grandes de Silicon Valley (junto a Apple y Google). De momento, sólo ha sembrado dudas sobre si vivimos otra enorme burbuja tecnológica.

Cualquiera que haya seguido la evolución de las acciones de Facebook durante sus pocas semanas en el parqué habrá visto que su caída ha sido casi continua. Desde los 38$ en los que empezó su cotización, hasta los 26,60$ del pasado día 5 de junio -el viernes cerraron en poco más de 30$-. Para que nos hagamos una idea, el patrimonio de Mark Zuckerberg, máximo accionista, ha caído en más de 5.000 millones en tan sólo un mes.

Sin embargo, hay algo más grave que todo esto (Bankia, por ejemplo, es un modelo de cómo perder mucho más dinero en mucho menos tiempo). La fortuna de Zuckerberg seguro que sobrevivirá una buena temporada. Todo el mundo es consciente de que, de nuevo, internet ha vuelto a vivir en una burbuja. Igual que ocurrió con las puntocom a finales del siglo XX, las redes sociales se han deshinchado.

Zynga, la creadora de juegos para redes sociales incrustada en Facebook ha corrido la misma suerte que su "hermana" mayor. Se lanzó a 26 dólares y ahora, después de dejarse el 70% de su valor, se arrastra en los 6. Groupon, otra de las favoritas de los analistas también se ha dado de bruces contra el parqué neoyorquino.

El caso de esta última es tan llamativo como el de Facebook: casi no tiene competencia en un sector -el de los descuentos- al auge en Estados Unidos y Europa. Sin embargo, su modelo no convence a los inversores (sus cuentas deberían).

Pandora, la radio musical en internet que disfrutan casi 80 millones de oyentes saltó a la arena con un valor de 17 dólares, hoy no llega ni a 10. Algunos se escudan en las pérdidas. Ya las sufría mucho antes de cotizar.

El problema reside en todos estos casos -el de Facebook también- en el diferente modo de percibir las empresas. Lo que al principio es una novedad se convierte en poco tiempo en un bombazo y domina claramente un mercado que no sabemos muy bien cuánto vale.

Entonces los "analistas-especuladores" consideran que su valor es mucho más alto del real y todo se adorna con cifras que convierten a la empresa de internet en algo absolutamente imprescindible para nuestra vida cotidiana. Poco después descubrimos que, como en todos los negocios, junto a las cifras positivas hay otras rojas.

Junto a los casi 1.000 millones de usuarios que tendrá la red social este verano, también hay que hacer público que el 34% de los usuarios "veteranos" de la red social le dedica ahora menos tiempo que hace seis meses.

Junto a las cifras del enorme dominio sobre la publicidad en las redes sociales que tiene Facebook (se puede decir que es la única "molestia" para que Google domine el sector con mano de hierro), hay que admitir que el 80% de los usuarios de la red de Zuckerberg confiesa no haber comprado nunca ningún producto por culpa de la publicidad en esta web.

Son muchos los que ahora dudan del valor añadido de Facebook (lo tiene), los que opinan que tiene problemas para monetizar su enorme número de visitas (lo tiene) y los que dudan de que sea capaz de seguir creciendo a este ritmo (lo dudamos todos por el efecto fatiga).

El problema es que todo esto ya estaba antes de que saliera a Bolsa. Sin embargo, muchos, de nuevo y sin haber aprendido mucho de la crisis social-económica-financiera y de valores que vivimos, preferimos (todos los medios hemos tenido la culpa sólo que unos tienen más eco que otros) dejarnos llevar por una maravillosa campaña de marketing según la cual, Facebook podría tener el mismo valor en Bolsa que Google (que domina las búsquedas, los mapas, internet, la publicidad en la red, los sistemas operativos móviles, construye hardware y se tutea con Microsoft y Apple en la arena de los productos físicos, los tangibles y fáciles de medir, los de la riqueza de toda la vida).

Facebook se enfrenta ahora a un reto: superar el shock. Demostrar que no es la panacea, pero que tampoco es una mentira. Es una herramienta útil perfectamente complementable con otros servicios más mundanos como la telefonía móvil. Si lo consigue, como lo hizo Google en su momento (Yahoo! no supo), entonces, se perpetuará. Mientras, seguirá la especulación y la caída. Suerte.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Escribe tu comentario


Si prefieres firmar con tu avatar, haz login
Inserta un emoticono

Sobre este blog

Avatar de Gaizka Manero López

La Caverna Cibernética

Esta bitácora digital nace tras un viaje a Nueva York con mi esposa Arantxa en el verano de 2010. Tras visitar la capital del mundo vimos que, en muchos otros lugares, la tecnología es una parte absolutamente indispensable de la vida cotidiana.

Es por ello que, a partir de ahora, intentaremos descubrir juntos como la ciencia y sus avances nos hacen la vida más fácil.

ver perfil »

Amigos

  • Jordi Torre

Fans

  • Tucho Novoa
  • JRC.
  • Emilio Fuentes Romero
  • evelio47
  • ivette-duran
  • presunta
  • teo-tango
  • Loli
  • Carlos M
  • aphelp
  • techconsumer
  • Germán
  • patricio simó gisbert
  • Jose Antonio Suarez Lopez

Ídolos

  • wlafactoria

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):