23 Jun 2012

Toyota Yaris HSD, el híbrido del pueblo

Escrito por: Gaizka Manero López el 23 Jun 2012 - URL Permanente

Toyota, hasta hace poco primer fabricante mundial de automóviles (debido al terremoto de hace poco más de un año perdió el título en detrimento de General Motors) ha decidido apostar definitivamente por los modelos híbridos como solución de futuro (al menos inmediato) en el campo de la movilidad. Después del enorme éxito del Prius -híbrido por excelencia y con una asombrosa cuota de mercado en Japón y Estados Unidos- y de la buena acogida del Auris en zonas más duras (por el éxito de las mecánicas diésel) como Europa, los nipones presentan el Yaris HSD. El primer híbrido urbano.

Los ingenieros de Toyota se encontraban con el reto de hacer que un tren motor totalmente contrastado como el híbrido del Prius (que funciona sin modificaciones en el Auris y que pronto lo hará en la versión monovolumen del primero) cupiera en el chasis de un modelo de un segmento inferior: el del Yaris.

Para conseguirlo han seguido trucos como hacer que los hilos de cobre del motor eléctrico sean planos en vez de circulares. También han trabajado con el software (imprescindible en toda mecánica hoy día) para que el motor térmico de gasolina trabaje lo menos posible -lo que redunda en menor consumo y emisiones y, a la postre, más economía de uso para el propietario-. Además, esto hace que haya un mayor confort de marcha pues su puesta en marcha y apagado es menos intrusiva.

Las cifras de las mediciones de algunos medios como motor.es afirman que el motor de gasolina está apagado hasta el 66% del tiempo en recorridos urbanos y un 58% en recorridos mixtos. Impresionante.

Debajo del capot late un motor 1.5 VVT-i de 74 caballos y 110 Nm de par así como un eléctrico de 60 caballos (45 kW) y 169 Nm de par que conjuntamente erogan 100 caballos de potencia. Unida a una caja de cambios automática E-CVT logra unas prestaciones más que aceptables (clava el 0 a 100 en 11,8 segundos) y tiene una velocidad máxima limitada a 165 km/h -mucho más que suficiente para movernos en un entorno "real"-.

Todo esto redunda en un consumo oficial de 3,5 litros que no se consigue en el uso diario pero que no sobrepasa los 4 en condiciones de tráfico real. Una cifra que, si no es tan espectacular como la del catálogo, sí está al nivel de los mejores diésel.

Para conseguir que el precio siguiera siendo atractivo (15.000€ por un modelo de estas características es mucho más que aceptable) Toyota ha prescindido del empleo de baterías de ion-litio y las ha sustituido por unas de hidruro de níquel. Su tamaño, especialmente reducido, permite mantener un maletero de 286 litros -en la media del segmento- a pesar de que se sitúan detrás del asiento trasero.

Por si todo esto fuera poco, los japoneses han querido darle una imagen exclusiva y más atractiva al Yaris HSD: han aprovechado la batalla más larga de 20 mm -con lo que los voladizos son más cortos y dan una imagen más deportiva- para aderezarlo con unos paragolpes más bajos y deportivos (que además redundan positivamente en la aerodinámica, y una parrilla frontal más agresiva. Los pilotos traseros, construidos con LEDs dan, además, una imagen con más "caché".

Si queremos un Yaris completamente equipado (con el paquete Techno se va hasta los 17.000€) tendremos un modelo con climatizador bizona, control de estabilidad, 7 airbags, Bluetooth, cámara trasera, llantas de aleación, antinieblas delanteros, control de crucero, ajustes de de suspensión y dirección, tapicería mixta cuero/tejido, entrada y arranque sin llave, sensor de lluvia, retrovisores automáticos, sistema de sonido JBL, techo panorámico, pintura perlada blanca exclusiva... y garantía de 3 años sin límite de kilómetros. Una opción muy a tener en cuenta.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Escribe tu comentario


Si prefieres firmar con tu avatar, haz login
Inserta un emoticono

Sobre este blog

Avatar de Gaizka Manero López

La Caverna Cibernética

Esta bitácora digital nace tras un viaje a Nueva York con mi esposa Arantxa en el verano de 2010. Tras visitar la capital del mundo vimos que, en muchos otros lugares, la tecnología es una parte absolutamente indispensable de la vida cotidiana.

Es por ello que, a partir de ahora, intentaremos descubrir juntos como la ciencia y sus avances nos hacen la vida más fácil.

ver perfil »

Amigos

  • Jordi Torre

Fans

  • A.R. (Tucho) Novoa
  • JRC.
  • Emilio Fuentes Romero
  • evelio47
  • ivette-duran
  • presunta
  • teo-tango
  • Loli
  • Carlos M
  • aphelp
  • techconsumer
  • Germán
  • patricio simó gisbert
  • Jose Antonio Suarez Lopez

Ídolos

  • wlafactoria

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):