20 Jul 2012

Honda Civic, 40 años de leyenda

Escrito por: Gaizka Manero López el 20 Jul 2012 - URL Permanente

Si existiera un libro o un lugar donde se registraran los nombres míticos de la industria del automóvil, seguro que en él convivirían los Corvette, Beetle, Mustang, Golf, 500, Countach, Mini y compañía. Tan seguro como que tendrían que hacerle un hueco a un ilustre llegado desde Japón y que cumple 40 años de comercialización con gran éxito. Se trata del siempre fiable y polémico Honda Civic.

Lanzado al mercado en julio de 1972, nació como un cupé de dos puertas al que, para mejorar sus ventas, le añadieron una variante hatchback de tres. El joven modelo fue desde entonces el favorito para probar casi todas las innovaciones tecnológicas del primer fabricante mundial de motores: la caja de cambios automática Hondamatic es sólo un ejemplo. El primer modelo causo tal impacto en su mercado local que fue durante tres años seguidos (1972-1974) coche del año en Japón.

La segunda generación se lanzó en 1980 con la intención de crear un "coche de calidad que representara los valores de los años '80". El objetivo era claro: más prestaciones y comfort y menos consumo de combustible. El primer cambio completo en siete años equipaba el nuevo motor CVCC-II que le valió el título de "mejor coche importado del año en EE.UU.". Todo un éxito para una industria, la nipona, que quería hacerse un hueco en los nuevos mercados.

En 1984 dieron una nueva vuelta de tuerca al concepto y bajo la premisa "el mayor espacio para las personas, el menor espacio para los mecanismos" intentaron crear un coche más habitable que pudiera competir con los enormes coches americanos de la época en cuanto a habitabilidad. Además, su desembarco en Europa exigía ser capaz de plantar cara a los modelos compactos que causaban furor en el Viejo Continente liderados por el Golf de Volkswagen.

Sus nuevas mecánicas más eficientes (y todavía con cilindradas pequeñas que no superaban los 1,5 litros) y su peso contenidos -rondaban los 850 kilos- hicieron que el nipón se labrara el nombre de coche diferente: divertido de conducir, eficiente y resistente. Al premio de Coche del Año en Japón en 1984 le siguieron otros gracias a sus bloques tetracilíndricos de aluminio que era el motor de gasolina más avanzado de la época. La versión E-AT preparada por MUGEN hizo que el modelo fuera casi una leyenda en competición de la mano de Motul.

En 1988 llega una nueva generación que buscaba aumentar su enorme fiabilidad y ceñirse más a las "sensibilidades humanas". Su motor Hyper de 16 válvulas de 1,3 y 1,5 litros marcó una época. La suspensión doble independiente en las cuatro ruedas hizo que se convirtiera al momento en el modelo más cómo y eficaz del mercado.

Precisamente una versión de éste, el SiR con motor de doble árbol de levas y la pionera tecnología de distribución de válvulas variable VTEC de Honda hicieron que el modelo ganara el prestigioso "Golden Steering Wheel Award" alemán. El primer asiático que lo conseguía. Corría el año 1989 y el nombre del Civic ya se había ganado el respeto del público y de los rivales.

La quinta generación, lanzada en 1992 sólo cuatro años después que la anterior, se aprovechó de los avances técnicos de la cuarta para añadirle un diseño mucho más dinámico y más al gusto de los "compactos" americanos que tanto éxito cosechaban incluso en el complicado mercado europeo. Las nuevas mecánicas DOHC VTEC llegan fácilmente hasta los 180 caballos y se convierten en los rivales más duros de los clásicos GTi alemanes y franceses. Gana premios en Estados Unidos y, una vez más, es el elegido "Coche del año en Japón" dos campañas consecutivas.

La sexta generación, que se comercializó entre 1996 y el año 2000, supone un cambio completo del concepto Civic. Aumentan todas sus cotas y consigue varios hitos para el modelo. En la colaboración que tuvieron los nipones con la extinta Rover, se convierte en la primera generación que tiene mecánicas diésel para competir en Europa. Además, es el primer Civic completamente global, ya que empieza a "entrar" en los principales mercados latinoamericanos.

En 2001 llega la séptima generación. Los acabados interiores dan un enorme salto de calidad y, por primera vez, muestra un diseño rompedor en la ubicación de algunos componentes como la palanca de cambios. La ausencia del túnel de transmisión entre las plazas traseras hace que sea uno de los modelos más cómodos del mercado detrás.

Su diseño suave y deportivo quedará en el recuerdo de los aficionados por sus éxitos deportivos y por sus excelentes resultados en las pruebas EuroNCAP.

La octava y penúltima generación nació en 2006 y trajo consigo un diseño totalmente revolucionario y diferente respecto a sus rivales (incluidos los atrevidos nipones). Sus motores diésel, de gasolina y Flexifuel se caracterizan por su baja cilindrada, su potencia y su eficiencia energética. Algo remarcable en un coche con unas medidas, una habitabilidad y un maletero que son referencia en su segmento. Su versión híbrida, principal rival en los concesionarios del Prius, hacen que el Honda pueda competir en todos los mercados con garantías.

Su suspensión y sus frenos, de nuevo cuño, son referencia en el mercado por su enorme eficacia y su compromiso entre confort y dinamismo. Además, su revolucionario diseño interior (con tantos adeptos como detractores) gana premios por su pensada ergonomía.

Entre todas estas generaciones, el cuarentón ha vendido 16 millones de unidades. Una cifra récord si tenemos en cuenta el desembarco progresivo que la industria nipona llevó a cabo primero en Norteamérica y después en el resto del mundo. La novena y última generación (por el momento) se ha presentado bajo la premisa de aumentar todos los estándares, de calidad y técnicos de un modelo que se ha ganado, por derecho propio, un hueco en el Olimpo de la automoción.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Escribe tu comentario


Si prefieres firmar con tu avatar, haz login
Inserta un emoticono

Sobre este blog

Avatar de Gaizka Manero López

La Caverna Cibernética

Esta bitácora digital nace tras un viaje a Nueva York con mi esposa Arantxa en el verano de 2010. Tras visitar la capital del mundo vimos que, en muchos otros lugares, la tecnología es una parte absolutamente indispensable de la vida cotidiana.

Es por ello que, a partir de ahora, intentaremos descubrir juntos como la ciencia y sus avances nos hacen la vida más fácil.

ver perfil »

Amigos

  • Jordi Torre

Fans

  • A.R. (Tucho) Novoa
  • JRC.
  • Emilio Fuentes Romero
  • evelio47
  • ivette-duran
  • presunta
  • teo-tango
  • Loli
  • Carlos M
  • aphelp
  • techconsumer
  • Germán
  • patricio simó gisbert
  • Jose Antonio Suarez Lopez

Ídolos

  • wlafactoria

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):