07 Jul 2012

Pinifarina, adiós al maestro

Escrito por: Gaizka Manero López el 07 Jul 2012 - URL Permanente

Dedicaremos el post de hoy a uno de los grandes del automóvil. A una Leyenda (sí, con mayúsculas) que ha ayudado a que, para muchos, los coches sean algo más que un montón de metal inanimado. Se nos ha ido Sergio Pininfarina, un loco maestro del diseño padre de algunos de los automóviles más bellos de la historia. Hasta siempre.

Nacido en la ciudad piamontesa de Turín el 8 de septiembre de 1926, se licenció en Ingeniería Mecánica en la Universidad Politécnica de la ciudad en 1950. Poco después se incorporó a la empresa familiar: Carrozzera Pininfarina, fundada por su padre el mítico piloto Battista "Pinin" Farina. En aquellos tiempos el negocio familiar se encargaba de colaborar con las principales casas automovilísticas italianas y se labraba parte de su leyenda como unos de los creadores del prestigioso "Made in Italy".

Sólo unos años después, en 1961, accede a los cargos ejecutivos de la firma para, en 1966 tras la muerte de su padre, asumir el mando de la carrocera. Fue entonces cuando la compañía -hasta entonces exitosa pero limitada a su relación con Alfa Romeo, Ferrari, Lancia y FIAT- tomo una dimensión más internacional y diversificada.

Junto a los automóviles de las grandes del motor aparecieron las motos, los accesorios de ropa, los cascos, incluso la Cappella Madonna della Stella, encargada por la familia italiana Caserta, forman parte de un catálogo inagotable y sorprendente.

Cadillac, Mitsubishi, Daewoo, Bentley, Peugeot -con los que colaboraron durante décadas- y muchos otros fabricantes requirieron pronto los servicios de su lápiz. Había un enorme negocio más allá del Grupo FIAT, aunque éste seguía siendo su principal cliente.

El siguiente paso era asumir la producción de modelos de poco volumen diseñados por ellos mismos. Su primera obra tuvo sólo 27.000 réplicas. Se trataba del mítico Alfa Romeo Spider. El camino para asentarse económicamente y entrar en Bolsa se allanaba. Pininfarina S.p.A. (Sociedad por Acciones) nacía en 1986.

Fue la época de los Ferrari Testarossa y Scaglietti, dos mitos del cavallino rampante. Fuera de Italia, el 406 Coupé o los modelos con los que la coreana Daewoo se convirtió en la americana Chevrolet fueron los que acercaron sus diseños, atrevidos pero atractivos, al gran público.

Sergio también mostró un enorme interés por la política durante toda su vida. Entre 1979 y 1988 fue diputado del Parlamento Europeo para, después, presidir Cofindustria, la patronal transalpina. Su relevancia en Italia es tal que en 2005 recibió el título de Senador Vitalicio.

El César de la industria italiana. El emperador del diseño. El hombre que nos hizo soñar con las curvas de sus coches se va. Larga vida a su obra y, desde aquí, nuestras condolencias a su familia.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Escribe tu comentario


Si prefieres firmar con tu avatar, haz login
Inserta un emoticono

Sobre este blog

Avatar de Gaizka Manero López

La Caverna Cibernética

Esta bitácora digital nace tras un viaje a Nueva York con mi esposa Arantxa en el verano de 2010. Tras visitar la capital del mundo vimos que, en muchos otros lugares, la tecnología es una parte absolutamente indispensable de la vida cotidiana.

Es por ello que, a partir de ahora, intentaremos descubrir juntos como la ciencia y sus avances nos hacen la vida más fácil.

ver perfil »

Tags

Amigos

  • Jordi Torre

Fans

  • Tucho Novoa
  • JRC.
  • Emilio Fuentes Romero
  • evelio47
  • ivette-duran
  • presunta
  • teo-tango
  • Loli
  • Carlos M
  • aphelp
  • techconsumer
  • Germán
  • patricio simó gisbert
  • Jose Antonio Suarez Lopez

Ídolos

  • wlafactoria

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):