09 Abr 2014

Coltán, la maldición de África

Escrito por: Gaizka Manero López el 09 Abr 2014 - URL Permanente

África es, sin duda, un continente rico en recursos. A lo largo de la Historia las grandes potencias han pugnado por controlar los tesoros africanos. El caso más extremo, probablemente, se dio durante el siglo XIX cuando los europeos se repartieron casi a su antojo millones de kilómetros cuadrados y explotaron a sus habitantes mientras exhibían sus imperios al resto del mundo. Sin embargo, la salida abrupta de los colonizadores (que hicieron un nulo esfuerzo por ayudar a sus antiguos ciudadanos) no supuso una mejora para la población.

Estadounidenses o chinos han mostrado que su voraz apetito energético (así como otras materias primas) no tenía escrúpulos a la hora de financiar bandos en guerras. Las multinacionales -no sólo tecnológicas- utilizan África como un supermercado donde conseguir recursos estratégicos a la vez que lo convierten en el vertedero del planeta. Es el caso de la columbita-tantalita, más popular como coltán, un mineral óxido que ha pasado de ser (por su escasez) una reliquia mineralógica a un material sin el que no se entendería la revolución móvil y que es clave en la financiación de la Segunda Guerra del Congo, conflicto en el que han fallecido ya más de seis millones de personas.

El coltán está compuesto por columbita y tantalita dos óxidos que, especialmente por su proporción de tantalio convierten a este mineral en un excelente condensador electrolítico. Esto hace que sea uno de los componentes más empleados en multitud de dispositivos electrónicos. Es cierto que su uso está en decadencia -existen otros condensadores que han demostrado ser más baratos y eficientes como los condensadores cerámicos o los sólidos de aluminio, si bien, su uso masivo y el reparto de las reservas en el planeta han sido definitivos para sustentar un conflicto armado.

La República Democrática del Congo tiene el 80% de las reservas (otro 10% se encuentra en Brasil, un 5% en Sierra Leona y el resto está repartido en pequeñas regiones del planeta) lo que, unido a que durante dos décadas ha sido considerado un recurso no renovable altamente estratégico ha derivado en toda una estructura militar para controlar su extracción y venta desde 1998.

Según informes de Naciones Unidas, el Ejército Patriótico Ruandés controla las reservas en el país, gestiona su paso a Ruanda donde es procesado y su venta a empresarios y clientes occidentales principalmente de Estados Unidos, Alemania, Países Bajos, Bélgica y Kazajistán.

Otro de los países que han recibido ayuda (militar y económica) desde Occidente para continuar con este expolio de recursos -y de vidas- es Uganda. Acuerdos de apoyo desde Washington (la compañía American Mineral Fields, donde George Bush "padre" tiene enormes intereses económicos) han permitido a estos países condonar parte de su deuda externa, multiplicar su tráfico de minerales y fortalecerse en una cruenta guerra con dos bandos claros: Ruanda, Uganda y Burundi -que han recibido dinero de Estados Unidos, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial- y Angola, Namibia, Zimbabue, Chad y las milicias hutu y Mai Mai.

Ahora que esta demanda es más pública que nunca (y que existen alternativas que las empresas nos hacen pasar por éticas cuando realmente sólo las hacen ganar más dinero) numerosos organismos internacionales piden que los compradores de minerales de la región exijan certificados de origen del coltán. Su extracción es arcaica y se da en condiciones de semiesclavitud.

En cualquier caso, somos los consumidores finales los que tenemos en nuestras manos la consecución de un cambio en su origen si nos ceñimos a productores que sí respetan las condiciones mínimas para los trabajadores que crean todos los componentes de nuestros dispositivos. Un ejemplo es el Fairphone. Otra opción es aminorar nuestra tasa de renovación de los dispositivos (parece que Apple y Samsung por fin empiezan a notar fatiga). En cualquier caso, el consumo responsable es una obligación en la era de la comunicación. No tenemos excusa.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

22 Mar 2014

Twitter, el gran error de Erdogan

Escrito por: Gaizka Manero López el 22 Mar 2014 - URL Permanente

Recep Tayyip Erdogan se ha liado la manta a la cabeza. Lo que hasta ahora eran meras amenazas electorales (¿cuántas promesas y amenazas de esas se cumplen?), "limpiar Twitter", se cristalizó en el mayor ataque a las redes sociales y a la libertad de expresión en las últimas décadas. Twitter, la red social más popular de este país de casi 75 millones de habitantes, fue bloqueada ayer por el BTK, órgano regulador de las tecnologías del país.

El motivo oficial es que la empresa del pájaro se negó a cumplir varios fallos emitidos por los tribunales otomanos después de varias denuncias por violar la privacidad de ciertos usuarios. El motivo oficioso es que Erdogan quiere proteger su poder, su gobierno, de las continuas demandas por corrupción difundidas a través de la red social durante el último año y que amenazan seriamente con minar su gobierno en las inminentes elecciones locales.

Es cierto que la relación Turquía-Twitter es una relación de amor y odio. De amor con la sociedad que la emplea como una forma de expresarse y de hacer frente a los desmanes de un gobierno despótico. Odio con ese gobierno que ya la vetó en 2008 por permitir que se difundieran imágenes despectivas contra Atatürk, el fundador de la república.

La reacción


Sin embargo, parece que hay algo que Erdogan no barajó: como siempre el cierre actuó como un búmeran y no sólo ha motivado más a la sociedad civil, sino que han conseguido (es bastante fácil) emplear herramientas no tan fáciles de bloquear: SMS u otras redes sociales.

Incluso el presidente Abdulá Gül, de su propio partido, ha criticado -vía Twitter- el cierre. Primero porque es una oportunidad para él (aspira a relevar a Erdogan en 2015); segundo, porque, como bien dice, es imposible bloquear una plataforma que está en todo el mundo; tercero, porque la excusa es tan mala que si ése fuera el motivo, sólo bloquearían a los usuarios afectados por los fallos.

Otros ministros, vista la reacción social, han anunciado que se trata de un cierre "temporal" hasta que se llegue a un acuerdo con Twitter. La fiscalía dice no saber nada y no haber pedido nada... y Neelie Kroes, responsable de la Agenda Digital de la UE recordó a Erdogan que éste no es el camino para entrar en la Unión.

Incluso Estados Unidos, valedor de estos desmanes turcos por su valor geoestratégico en la OTAN, anunció su preocupación porque "se ha negado a los ciudadanos turcos el acceso a una herramienta de libertad y comunicación indispensable". Mientras Haramzadeler, la cuenta de Twitter que está publicando los casos de corrupción... sigue mostrando los trapos sucios del Partido de la Justicia y el Desarrollo por otros medios. Una vez más, la democracia y la libertad, el gran error de Erdogan.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

16 Feb 2014

Google, ¿acorralada por la prensa?

Escrito por: Gaizka Manero López el 16 Feb 2014 - URL Permanente

La relación entre Google y la Unión Europea ha sido tormentosa casi desde sus comienzos. Los excesos de los de Mountain View con StreetView, del que derivaron problemas de captación de datos privados de clientes (y terceros), su colaboración con la NSA y los continuos estudios por su posible abuso de posición dominante en el negocio de la publicidad online han hecho que la empresa de Larry Page se haya enfrentado a varios Gobiernos de la Unión y al propio Ejecutivo continental.

El último problema de Google se ha dado en uno de los países que menos trabas le había puesto hasta ahora: España. La reforma de la Ley de Propiedad Intelectual sigue la senda de otras remozadas recientemente en la UE28 y que regula la relación entre los medios de comunicación generadores de contenidos y los servicios de agregadores de contenidos como el servicio de noticias de Google que, a partir de ahora, tendrán que negociar con las entidades de gestión de los derechos de autor (CEDRO para los textos y VEGAP para las imágenes) una "remuneración equitativa" para quienes crean las noticias.

A partir de ahora ambas partes tienen un máximo de 8 meses para ponerse de acuerdo en la cuantía de esa remuneración. En caso de que no se llegue a un acuerdo (¿negocian realmente de igual a igual un gigante como Google y dos pequeñas entidades de gestión de derechos?), será la Sección Primera de la Comisión de la Propiedad Intelectual la encargada de arbitrar y decidir todos los flecos del negocio.

Los analistas, de momento, se quedan con ciertos matices muy ambiguos de la legislación: Google -y cualquier otro agregador- sólo podrán utilizar sin pagar fragmentos "no significativos" de las noticias para indexarlos y hacerlos llegar a sus usuarios (una de las fuentes potenciales de lectores para los medios clásicos). Asimismo, desde aquí nos preguntamos cómo será posible hacer con una pequeña comisión que un gigante de Silicon Valley pague a los medios cuando ni siquiera Hacienda es capaz de hacer que paguen sus impuestos.

La mala noticia, por su parte, vino con una Ley que deja desprotegidos a los demás medios: radios, televisiones, productores, discográficas, etc. se quejaron amargamente de que su situación no ha variado respecto a la ordenanza anterior y que tan sólo se han escuchado las demandas de los medios de comunicación escritos. Es cierto que son los que más relevancia están perdiendo frente a la fuerza de internet, las versiones digitales y las nuevas tecnologías, pero también que todo el ecosistema informativo y creativo necesita una regulación que les permita adaptarse al siglo XXI.

Un ejemplo más de que la división organizativa de la Unión Europea nos convierte en un ente débil frente a las grandes corporaciones transnacionales (me temo que Silicon Valley es sólo la punta del iceberg) y no permite una legislación unificada, acorde a los nuevos tiempos y que proteja los intereses de la Unión y sus empresas -recordemos que las TICs son un gran negocio... en la costa del Pacífico mientras que la industria editorial lo es en Europa-. Desde nuestro punto de vista una nueva oportunidad perdida para mostrarnos como un mercado serio y exigente en el que cualquier no puede entrar a hacer lo que más le convenga. Lo peor es que en este caso no es sólo el pésimo Wert sino los 28 ministros de cultura y el Eurogrupo. Una pena.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

17 Ene 2014

Ford, por la privacidad en el coche

Escrito por: Gaizka Manero López el 17 Ene 2014 - URL Permanente

El Salón del Automóvil de Detroit 2014 nos ha dejado un buen puñado de novedades. La primera gran cita del año (muy a pesar de Tokio) nos ha regalado prodigios como el Volvo XC Concept Coupe, ejercicios de diseño como el KIA GT4 Stinger, las versiones renovadas de mitos de la carretera como los nuevos Porsche 911 Targa (para nosotros uno de los diseños más acertados de la historia de la industria) o el Ford Mustang 2015.

Pero lo que hoy nos ocupa es otra novedad de Ford. El fabricante de Michigan sabe que en esta cita juega en casa y que no basta con mostrar modelos de culto o con un buen volumen de ventas (también ha presentado la edición 2015 del F-150, el modelo más vendido en Estados Unidos desde hace 32 años tiene una cifra espectacular en su currículo: se comercializa uno cada 41 segundos): para ser la estrella de esta feria hay que abanderar algo que coja con el pie cambiado a la competencia. En este caso ha sido la solicitud al Gobierno Federal para proteger a los conductores de cuando usen internet en sus modelos.

Alan Mulally, CEO de Ford y eterno aspirante a ser el nuevo capo de Microsoft, explicó que el boom de los coches conectados a la red de redes es inminente y que, del mismo modo que se había regulado la protección de la privacidad en otros dispositivos era necesario que los conductores también estuvieran seguros. Estas declaraciones, por cierto, salen al paso de las que hace poco realizó el propio jefe de marketing de los de Dearborn que afirmó en Business Insider que "Ford sabe en todo momento cuando el conductor de uno de sus vehículos viola las normas de circulación".

"Eso no es correcto. Nosotros no hacemos un seguimiento del vehículo. Es absolutamente falso. Nunca lo haremos. Lo único que hacemos, y si el conductor lo desea, es una actualización automática de los mapas del GPS. No hacemos nada con los datos, no los rastreamos y nunca lo haremos".

Aún así, la centenaria firma ha solicitado al Gobierno que "inicie los trámites para una legislación porque las compañías necesitarán unas directrices y unos límites para operar". "Todo va a estar conectado, nuestras casas, nuestros coches. Todo va a estar en internet. Entonces, ¿cuáles son las pautas? ¿Qué queremos?".

Si los últimos estudios denotan que la Generación Y fue la última en mostrar un gran interés por los automóviles. Era su modo de adquirir libertad. Ahora, para muchos adolescentes, esa libertad se consigue a través de un smartphone o tableta. La tecnología se impone a lo mecánico y eso ha hecho que, según un estudio de Accenture en 12 países, para el 39% de los compradores ya sea más importante la carga tecnológica del modelo sobre el rendimiento de su motor.

Como se demostró en el último CES de Las Vegas, la empresa dirigida por Mulally es, con diferencia, la que más ha avanzado en el mercado para incorporar internet y todo tipo de extras de infotainment en sus modelos. Por encima de marcas de lujo o de fabricantes con mucho mayor volumen de ventas (aunque Toyota, General Motors o el Grupo VAG venden más, Ford es la segunda marca más vendida en todo el mundo sólo superada por Chevrolet y el Focus es el modelo más comercializado en todo el planeta), la apuesta -casi personal- de Mulally es revolucionar el concepto de automóvil y democratizar su tecnología como ya hicieron otros modelos históricos del fabricante hace décadas.

Mulally y su empresa se suman así a la propuesta del Senador Al Franken que pedía una ley que protegiera los datos de todos los usuarios de dispositivos conectados a internet. El presidente del Subcomité del Comité Judicial del Senado para la Privacidad y la Tecnología ha pedido que todas las empresas aclaren que hacen con los datos que manejan -los compilen o no- para evitar otro caso Snowden que afectaría a 23 millones de vehículos en todo el mundo ahora mismo... y a más de 150 millones en 2020 (una cifra mucho más cercana de lo que parece).

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

11 Dic 2013

Ciberespionaje, el gran error de Silicon Valley

Escrito por: Gaizka Manero López el 11 Dic 2013 - URL Permanente

Cuando el exanalista de la NSA Eric Snowden hizo estallar el caso de ciberespionaje más importante de la historia se tambalearon los cimientos de Silicon Valley. Es cierto que la Administración Obama había tejido un entramado legal que obligaba a las grandes empresas tecnológicas estadounidenses a cederle información de cualquier usuario de sus plataformas, pero también es cierto que ninguna de las grandes de Silicon Valley se había opuesto a las presiones y, ni mucho menos, hecho públicas las intenciones de la NSA.

Que perdamos la confianza en nuestros Gobiernos es algo más que habitual. Que quieran saber todo sobre sus ciudadanos para sacar provecho de ello es algo tan antiguo como nuestras sociedades. Sin embargo, la afrenta de Silicon Valley tendría, sin duda, una enorme factura en empresas que se abanderaban como diferentes, rebeldes (¿recuerdan aquella oda al pirata que entonaba hace tiempo Steve Jobs?) y "buenas" (Don't be evil, que diría Google).

Los expertos anunciaron una pérdida de ingresos superior a los 150.000 millones de euros para las grandes tecnológicas durante el próximo trienio por el mero hecho de que millones de clientes-usuarios dejarían de confiar en ellas. No querrían darle sus datos (los valiosos small data) y, sobre todo, buscarían alternativas en otras compañías más pequeñas y, por tanto, menos apetecibles para los Gobiernos.

Ahora -nos tememos que algo tarde- ocho grandes corporaciones se han unido para defender frente al Gobierno y Congreso de Estados Unidos a quienes se deben: sus usuarios. Google, Microsoft, Apple, Yahoo, Facebook, Twitter, America OnLine y LinkedIn han publicado una carta abierta en la que se lee que "el equilibrio en muchos países se ha inclinado demasiado a favor del Estado y en contra de los derechos de los individuos".

La carta, que ha llegado a varios medios escritos nacionales es mucho más que una declaración de intenciones si tenemos en cuenta que los ejecutivos de esas empresas -y las propias compañías- son importantes donantes en campañas electorales y, sobre todo, forman uno de los lobbys más importantes en Washington.

Obama ya anunció hace semanas que después de una revisión independiente encargada por el propio Gobierno (y llevada a cabo por abogados expertos en libertades civiles- ya ha solicitado a la NSA que se contenga a la hora de acceder a ciertos datos que no son relevantes y, sobre todo, que su Administración ya está iniciando una reforma legal para que los ciudadanos se sientan seguros y recuperen la confianza que han perdido.

Silicon Valley es el tesoro más valioso de Estados Unidos en la actualidad. Sus empresas de cabecera acceden a datos de sus millones clientes que son anhelados por las agencias de espionaje de todo el mundo. Precisamente por eso se urdió una trama de juicios express que hacía que las corporaciones pudieran entregar "sin problemas" cualquier información al Gobierno cuando este lo solicitara por "vía judicial".

La misiva aboga, precisamente por eso, mayor transparencia en las acciones gubernamentales ya que tomarán todas las medidas pertinentes (legales, tecnológicas y de relaciones públicas) para defender los intereses de sus usuarios (ahora no son clientes). "Creemos con firmeza que las leyes actuales deben ser reformadas". Para ello piden "limitar la autoridad de los gobiernos; supervisión independiente y rendición de cuentas; transparencia sobre las demandas de datos de los gobiernos; respeto al libre flujo de información y evitar conflictos entre los gobiernos".

Sólo se echa en falta algo: un poco de autocrítica de las corporaciones y que digan cuáles son las medidas que ellas mismas van a tomar al respecto de sus propias prácticas (como el robo de datos WiFi de Google a sus propios usuarios y a los de otras empresas o la cesión de datos de forma "desinteresada" por parte de Microsoft o Apple por la seguridad del país). Las operadoras, por cierto, se han autoexcluido. Es vox populi que le ceden a las administraciones todos los datos que les solicitan. ¿Será por eso que son las empresas peor valoradas?

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

24 Oct 2013

NSA, mucho más que Prisma

Escrito por: Gaizka Manero López el 24 Oct 2013 - URL Permanente

El caso de ciberespionaje hecho público por Eric Snowden está cada día más cerca de un capítulo de SHIELD que de la realidad. Después de conocer cómo funciona el programa Immersion y en qué consistía Prisma -grandes empresas de Silicon Valley crearon puertas traseras en sus servidores para que la NSA accediera a ellos para captar toda la información que quisieran a cambio de sufragar los costes de la operación y que ésta quedara "blindada" por la justicia mediante juicios secretos que dictaban órdenes de acceso a los metadatos de estas empresas-, el mayor caso de espionaje civil de la Historia da un paso más con XKeyscore.

Según han publicado The New York Times y The Guardian, tanto la Agencia de Seguridad Nacional americana como el Cuartel General de Comunicaciones utilizaron todos estos datos para crear perfiles de particulares, instituciones y empresas que más tarde se cruzaban para mostrar gráficos con las interrelaciones de cada uno de esos perfiles.

Además, The Washington Post mostró que los agentes de las agencias estatales tenían capacidad de conseguir información directamente de líneas telefónicas y fibra óptica y, de hecho, en ciertas diapositivas que se publicaron de instituciones como la CIA o la NSA, se recomendaba alternar los tres sistemas para conseguir información más eficaz y fehaciente.

Cuando esto salió a la luz mucho analistas respiraron. Era imposible que ninguna agencia, ni siquiera estadounidense, cruzara semejante cantidad de datos como para que nuestra privacidad corriera peligro (desinformación por sobreinformación). Sin embargo, la publicación por The Guardian de información sobre el sistema XKeyscore ha vuelto a hacer que salten todas las alarmas.

XKeyscore absorve todos los metadatos (quién, cuándo y dónde accede a una línea de información y a quién envía el mensaje) para extraer la información básica, filtrarla y clasificarla. Así, la información "ruido", la más abundante, se desecha en 24 horas mientras que la importante: los historiales de navegación, las cuentas de correo y ciertas conversaciones digitales pueden ser almacenadas hasta cinco años. Todo ello permite el filtrado de miles de millones de contenidos por IP, número de teléfono, nombre de usuario o por el idioma de una conversación.

Y como esto es un sistema que requiere de muchos recursos, se ha sabido que ambas agencias destinan, de promedio, unos 250 millones de dólares anuales en tenernos vigilados. El uso de la "fuerza bruta" -potentes servidores que analizan todas las posibles combinaciones de una contraseña hasta dar con ella- parece ahora algo realmente antiguo y obsoleto teniendo en cuenta que las puertas traseras de los servidores hacen que todo sea aún más rápido.

La crisis ha aumentado cuando Francia ha llamado al embajador estadounidense para preguntarle por los más de 70 millones de conversaciones de ciudadanos galos que han sido espiadas en el plazo de 30 días. Alemania, España, Bélgica, Brasil, México y Venezuela también guardan cola en Naciones Unidas para pedir explicaciones en un caso que ni americanos ni británicos han desmentido. La Seguridad Nacional -la suya- está por encima de cualquier conflicto diplomático.

Sólo Canadá, Nueva Zelanda, Australia han quedado al margen de esta vigilancia de forma declarada. El motivo es sencillo. Ellos también forman parte de un entramado que se autodenomina Los Cinco Ojos y que han decidido ser protectores del mundo. Al menos del suyo.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

10 Oct 2013

Facebook, dime de que hablas...

Escrito por: Gaizka Manero López el 10 Oct 2013 - URL Permanente

Que hombres y mujeres somos, hablamos y nos comportamos de modos diferentes es una obviedad universal. No obstante, analistas de la Universidad de Pensilvania han publicado un informe en el que han estudiado millones de palabras empleadas en Facebook -que supera ya holgadamente los 1.200 millones de usuarios y gracias al que han podido realizar un mapa de palabras por sexos y edades.

El estudio, titulado "Gender And Age in The Language of Social Media: The Open-Vocabulary Approach" es, según el grupo de 12 investigadores que lo han llevado a cabo el más importante en esta materia por el enorme campo de investigación y su variedad: 75.000 voluntarios dejaron que se investigaran 15,4 millones de mensajes y 700 millones de palabras. Todas ellas, por cierto, pertenecientes al "vocabulario abierto": no se partió de una lista cerrada de palabras a tener en cuenta para el resultado del análisis.

Con un análisis de sexo con un margen de error mínimo -lo ponía o se discernía sencillamente hasta en el 92% de los mensajes- y una variación de hasta tres años en la edad del usuario se ha llegado a conclusiones sorprendentes como al prevalencia de la palabra "tu" entre las mujeres y "mi" entre los hombres así como claras diferencias a la hora de tratar el sexo.

Las nubes de palabras hacen una radiografía sorprendente: mientras que entre las mujeres se habla de "amor", "compras", "familia", "cumpleaños" y "mi pelo" entre los hombres destacan el sexo ("follar" y todo tipo de sinónimos y conjugaciones), "gobierno", "economía", "mierda", "mi mujer", "mi novia", "PlayStation" y "fútbol".

Aunque puedan parecer tópicos, el estudio nos regala conclusiones que se enmarcan dentro del Proyecto del Bienestar Mundial que analiza el estado emocional de las personas por regiones. Así, los miles de voluntarios tuvieron que autodefinirse en una categoría que iba desde extrovertido hasta introvertido pasando por neurótico. Los resultados confirman que las personas extrovertidas -sin importar sexo o edad- hablan de temas más joviales como las fiestas mientras que los introvertidos suelen caer más en el empleo de temáticas como las depresiones.

Por franjas de edad, los menores de 18 años centraban sus contenidos y palabras en el colegio o sus deberes. El siguiente salto, de los 19 a los 22 todo se centra en los exámenes... y el sexo. De esa edad a los 30 el trabajo, la oficina y la bebida copan los comentarios. Desde los 30 familiares, hijos y amigos son las palabras clave. Esta última, no obstante es la franja de edad menos relevante en cuanto a resultados ya que los mayores de esta edad son lo que menos consumen o emplean las redes sociales. Un sorprendente estudio que se ampara en la protección que vivimos en internet (y que no tiene muy en cuenta que en las redes sociales no siempre nos mostramos como somos sino como los demás queremos que nos vean).

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

06 Oct 2013

Piratería, menos peligrosa de lo que parece

Escrito por: Gaizka Manero López el 06 Oct 2013 - URL Permanente

La piratería ha estado ligada a la creación artística desde hace décadas. Aunque la revolución digital sufrida en los últimos años -unido a la explosión de la informática de consumo- ha hecho que las cifras de copias se hayan incrementado exponencialmente, el impacto de la misma en la industria ha sido siempre objeto de debate desde antes de la era del cassette.

Precisamente por ese debate, y por el relacionado con la polémica Ley de Economía Digital del Gobierno Británico, la London School of Economics and Political Science ha publicado el estudio "Copyright & Creation A Case for Promoting Inclusive Online Sharing". Una de las conclusiones más relevante es que internet -a pesar de potenciar la piratería- a aumentado en mayor medida el público potencial y el consumo real de cine, música y videojuegos.

Dos de los pilares de estas conclusiones tienen nombre propio: SoundCloud, donde los músicos pueden colgar sus trabajos con diferentes tipos de licencias -lo que les permite diferentes grados de "comercialización" de su obra- o YouTube, que ha pasado de portal de vídeos al mayor portal de promoción musical de las discográficas.

Precisamente por eso, los expertos de la LSE recomiendan a la Administración de Cameron que no siga los pasos de las fallidas leyes francesas contra la piratería -que no sólo no la han reducido sino que han bloqueado parte del consumo de pago- y que derogue o modifique la Digital Economy Act ya que, en última instancia va contra los intereses de los consumidores y, por tanto, de los creadores.

Promover el libre movimiento de contenidos entre individuos y minimizar la represión que las empresas proveedoras de servicios en internet aplican sobre los consumidores finales. "Su reformulación, explican, ha de ir encaminada a equilibrar los intereses de los propietarios de los derechos de autor, los proveedores de servicios en internet y los consumidores" ya que "todos puede explotar el potencial de internet lo que redundará en la maximización de la creación de contenidos y un beneficio objetivo para los creadores".

Aunque, como explican en El País, no es el primer estudio de este tipo que se publica por parte de una institución académica, sí es el primero publicado por una universidad de esta importancia. Tal es la contundencia del estudio que una de sus conclusiones reza que "los ingresos por ventas digitales, servicios de suscripción, transmisión y actuaciones en directo compensan la disminución de los ingresos por la venta de soportes físicos tradicionales como los CDs".

Y los números parecen estar de su lado: la industria del videojuego sigue creciendo -empujada como nunca por el consumo desde dispositivos móviles-, el sector editorial se mantiene estable ante la explosión de los libros electrónicos y los formatos para tabletas y -a pesar de lo que dice la patronal del cine estadounidense, la Motion Picture Association- Hollywood está batiendo récords en sus ingresos: el año pasado creció un 6% hasta los 25.700 millones de euros recaudados en las taquillas de todo el mundo.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

21 Ago 2013

Facebook, otra vez asaltado

Escrito por: Gaizka Manero López el 21 Ago 2013 - URL Permanente

Khalil Shreateh es un hacker de guante blanco. Un pirata informático autodidacta que sólo rompe los sistemas de seguridad de las webs para demostrar a sus gestores que no son seguras. Sin absolutamente ninguna intención más que enseñar las debilidades para solventarlas.

Una vez se dio cuenta de la enésima brecha de Facebook, que permitía entrar en perfiles de desconocidos, siguió los cauces habituales: primero un formulario. Después un email... y como no había respuesta por parte de la empresa de Mark Zuckerberg, decidió llamar la atención del mismísimo CEO de la red social.

Busco a Zuckerberg en Facebook, entró en su lista de amigos, escribió en el muro de una de sus compañeras de universidad (Sarah Goodin) y, una vez hecho esto, capturo la imagen de la pantalla y la colgó en el muro del presidente. En pocos minutos un ingeniero de la red social se puso en contacto con Shreateh para que les diera detalles de cómo había hecho eso. El siguiente paso, como agradecimiento, fue ¡desactivar su cuenta!

Mala reacción de Facebook


Pero cerrarle la cuenta, en vez de ganar un aliado, no ha sido el único error de la red social. Primero no reconoció la brecha -algo ya habitual-, después dijeron que el aviso del hacker no incluía suficiente información técnica. Después han argumentado que un hacker de guante blanco no busca impacto cuando revela los errores (les ha puesto en evidencia) y, por último, no van a premiarle (como hacen con quienes avisan de fallos de seguridad) con los 500 dólares por solución.

Sin embargo, la otrora blindada Facebook (muy al estilo Apple, no hay fisuras en la comunicación con terceros) ha tenido otra brecha. Mientras que algunos responsables dicen que nunca debió acabar colgando el enlace en el muro de Goodin y mucho menos demostrando como lo hizo en el de Zuckerberg, otros Joe Sullivan, máximo responsable de seguridad, ha admitido que "fallamos a la hora de comunicarnos con él cuando nos intentó avisar de forma responsable. Entiendo que esté frustrado".

Sullivan, mucho más flexible, ha anunciado que todo esto redundará en cambios en el departamento de seguridad lo que incluirá un nuevo sistema de alertas, un manual de cómo avisar de los fallos por email, y un nuevo formulario más sencillo y eficaz. Lo que parece no cambiará será su trato a terceros. Cualquiera que demuestre saber más que ellos. Porque a pesar del agradecimiento tardío, Shreateh no recibirá ni un dólar por su "demostración de fuerza".

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

31 Jul 2013

Skype, otro espía más

Escrito por: Gaizka Manero López el 31 Jul 2013 - URL Permanente

Microsoft, Apple, Google, Facebook, el Gobierno estadounidense, la connivencia del Gobierno de Merkel, la colaboración del Gobierno británico... Prácticamente todos los actores de la administraciones públicas occidentales (las "demócratas") han colaborado con las tecnológicas -¿a cambio de impunidad fiscal?- para controlar a su población "por su seguridad" con más medios de los que ningún otro gobierno de ninguna otra época han tenido.

Sin embargo, no sólo las grandes de Silicon Valley se van a llevar los titulares. Otras empresas, en su momento admiradas por su condición de start ups y que han acabado cayendo en manos de las grandes también han formado parte de esta retorcida estructura. La última en saltar a los titulares ha sido Skype que, después de una investigación llevada a cabo por siete académicos de las universidades de Nueva York, Toronto y Nuevo México ha quedado en entredicho por su colaboración para que la Administración de Pekín controlara las conversaciones que los ciudadanos mantenían en su servicio de mensajería instantánea.

El estudio, que no comenzó como una caza de brujas contra la empresa y que sólo analizaba las palabras clave o censuradas en servicios como Sina UC, ha durado dos años y ha puesto en aprietos al sistema de videoconferencias más famoso del momento. Así, gracias a una estrategia de retroingeniería y a partir de la palabra censurada "fuck" se metieron en las entrañas del sistema.

En esos dos años hasta 4.250 términos fueron vigilados y censurados. Así, cuando el estudio se centró en un mercado concreto, el chino, donde TOM-Skype y Sina UC tienen una cuota de mercado minúscula comparada con Tecent (190 millones de usuarios y el 75% del mercado), se encontraron con que más de 4.000 palabras se referían a términos políticos o relacionados con el Partido Comunista que ostenta el poder a perpetuidad.

Pero más allá de esta enorme fuente de censura, llama la atención que el aparato de vigilancia está "vivo". Así, las palabras "observadas" iban cambiando en función de la actualidad: más allá de Tíbet o Tianamen, cualquier escándalo que pudiera salpicar al Gobierno es rápidamente monitorizado. Da igual su temática: personal u oficial. Todo estaba vigilado y controlado.

Es cierto que mientras que en Skype los términos sólo "se vigilan" en Sina UC se censuran directamente. Desde las conversaciones relacionadas con el accidente de tren de Wenzhou hasta la pugna diplomática con Japón por las islas Diaouyu. El pico de actividad, en cualquier caso, llegó con el escándalo de Bo Xilai y el diplomático británico muerto hace pocos meses.

La creación de la plataforma TOM-Skype (nacida para evitar el bloqueo que un Skype "libre" sufría en China por parte del gobierno) no sólo le ha reportado buenos ingresos a la matriz Microsoft sino que ha permitido que la empresa esté mejor vista por el Gobierno del PCCh. Lo más curioso es que la empresa de Bill Gates forma parte de la Global Network Initiative que tiene como fin proteger la libertad en internet y los derechos de los usuarios. Google, ante la misma presión decidió abandonar China y asentarse en Hong Kong donde no tiene que plegarse a los deseos políticos de la potencia oriental. El resultado es que Baidu es el primer buscador de la región. De nuevo los dólares por delante de las personas.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Sobre este blog

Avatar de Gaizka Manero López

La Caverna Cibernética

Esta bitácora digital nace tras un viaje a Nueva York con mi esposa Arantxa en el verano de 2010. Tras visitar la capital del mundo vimos que, en muchos otros lugares, la tecnología es una parte absolutamente indispensable de la vida cotidiana.

Es por ello que, a partir de ahora, intentaremos descubrir juntos como la ciencia y sus avances nos hacen la vida más fácil.

ver perfil »

Amigos

  • Jordi Torre

Fans

  • Tucho Novoa
  • JRC.
  • Emilio Fuentes Romero
  • evelio47
  • ivette-duran
  • presunta
  • teo-tango
  • Loli
  • Carlos M
  • aphelp
  • techconsumer
  • Germán
  • patricio simó gisbert
  • Jose Antonio Suarez Lopez

Ídolos

  • wlafactoria

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):