15 Abr 2014

ZTE Blade 2, más que gama media

Escrito por: Gaizka Manero López el 15 Abr 2014 - URL Permanente

Como ya hemos dicho otras veces, con un mercado de smartphones premium saturado la batalla por un puesto de privilegio entre los fabricantes de telefonía se juega en los modelos de gama media y baja. Sin embargo, la gama media ya no es la misma que hace dos o tres años. A estos modelos no se les exige un rendimiento como a los Galaxy S, Xperia Z o iPhone, pero sí las mismas capacidades y, lo más importante, un precio mucho más accesible.

Y es precisamente aquí donde se juega la fidelización de millones de clientes de países emergentes (y mercados maduros en crisis) que, quizás algún día darán el salto a un top (donde los fabricantes sacan márgenes asombrosos con cada terminal) pero que, a buen seguro, están buscando una compañía que les otorgue productos a su medida y que no abandonarán en una buena temporada.

Este es el punto fuerte de los fabricantes chinos capaces muchos de ellos de ofrecer terminales de gama media con precios de gama baja. El último ejemplo es el de ZTE, tercer fabricante de teléfonos inteligentes y el que más rápido crece -no tardará en superar a Apple y tiene en su punto de mira a Samsung- que ha puesto sobre la mesa el nuevo Blade L2.

El dispositivo, que ya está disponible en The Phone House y Media Markt, cuesta tan sólo 149€ pero ofrece un hardware sorprendente: una cámara posterior de 8 Mp y una frontal de 1 que incluyen modo HDR (algo que ha puesto de moda Apple que sirve para atenuar las escenas con demasiado contraste y que adelanta el disparo de una foto cuando detecta una sonrisa); un procesador de cuatro núcleos -que mueve sobradamente cualquier versión de Android, de fábrica 4.2 pero actualizable a 4.4- acompañado de 1 GB de RAM y 4 de almacenamiento ampliables con una microSD.

Por tamaño, su diagonal de 5 pulgadas lo coloca a la altura de los gigantes de la categoría (en junio llegarán los phablet de la casa) y sus 2.000 mAh de batería nos permiten una buena autonomía. Además, un acuerdo con Gameloft hace que venga con tres juegos que, si no son lo mejor del mercado, son entretenidos: The Ultimate Spiderman, Littlets Pet Shop y Kingdoms & Lords.

Para los que se les quede corto por periféricos, tranquilos, Jia Wei, responsable de los equipos de la casa ha anunciado la pronta llegada de un smartwatch compatible con el Blade L2 así como la posibilidad de conseguirlo gratis con algunos operadores. Por cierto, España es el primer mercado en el que se comercializa. Algo está pasando entre los smartphones.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

13 Abr 2014

Smartphones que vienen, ¿hacia dónde evolucionarán?

Escrito por: Gaizka Manero López el 13 Abr 2014 - URL Permanente

El mercado de terminales inteligentes está absolutamente saturado. Salvo algún lanzamiento novedoso, no hay un salto adelante entre los dispositivos de movilidad por excelencia. Las baterías sólo optimizan su rendimiento por el aumento del tamaño de los equipos (más tamaño, más batería pero no más autonomía ya que tienen más sensores y capacidades). La mayoría son extremadamente finos, bastante ligeros, cuentan con buenos acabados y comienzan a ser resistentes al agua, el polvo o los golpes -ligeros golpes-.

En cualquier caso parece que lo "fundamental", lo que hacen, no nos deparará muchas sorpresas. Sólo pequeñas modificaciones en función de demandas puntuales de los clientes (el deporte, ahora, está de moda). Por eso nos centramos en las novedades que traerán los nuevos lanzamientos en los que las marcas ya están trabajando.

  • Mejoras en el sonido: el gran talón de Aquiles. En un momento en el que los vídeos y las fotos son Full HD y las pantallas tienen una calidad notable, el nuevo reto es mejorar el audio. Insertar amplificadores de pequeñas dimensiones -y que consuman poca energía-, nuevos softwares de optimización del sonido y auriculares remozados y de mayor calidad serán la diferencia entre los premium y la gama media durante 2015. Las grandes marcas ya buscan acuerdos con Bose, Sennheiser o Bowers&Wilkins.
  • Cristal de zafiro para los paneles: una vez más la tecnología se fija en la artesanía. Este material, empleado desde hace décadas por los grandes relojeros suizos pasará a formar parte de nuestros teléfonos. Mucho más resistente que el vidrio, será una de las grandes apuestas de Apple para su iPhone 6. La duda que nos surge es qué ocurrirá con el Gorilla Glass y cómo se adaptará a un mercado en el que, hasta ahora, no tenía rivales.
  • Pantallas con más resolución: el salto hacia el 2K es inevitable. A día de hoy la similitud de rendimiento de los paneles de Sony, Samsung, HTC, LG, Nokia y Apple es tal que alguno no tardará en realizar el movimiento. Será un mero (y caro) ejercicio de marketing que, sin contenidos específicos no tendrá ningún sentido. Sin embargo con todo ya inventado serán estas cosas los que acercarán a los geeks y sibaritas. El ojo humano puede discernir un máximo de 530 píxeles por pulgada... ¿qué pasará cuando se supere la cifra? ¿Tiene sentido hacerlo?
  • Lucha por la fotografía: si las pantallas llegan a resoluciones límite, las cámaras deberán adaptarse. Y eso podría ser el fin de una buena parte del negocio de cámaras domésticas. Sumergibles, con flashes LED, FullHD, la guerra de los sensores y estabilizadores ópticos está servida y aquí parece que Nokia y Sony tendrán mucho que decir.
  • Autonomía: y cuando todo esto se cumpla habrá que conseguir baterías que den el do de pecho en cualquier situación. No nos valdrá con ocho o diez horas de rendimiento. Los cargadores universales (esperemos que la UE consiga meter en vereda a todos los fabricantes), los sistemas de inducción y una mejor optimización del rendimiento de los equipos vía software serán fundamentales, pero también la creación de una nueva generación de baterías con nuevos materiales que nos permitan tener el móvil trabajando más tiempo.
  • Peso: los smartphones de hace un lustro eran más ligeros, pesados... y hacían muchas menos cosas. Sin embargo, en plena carrera por diagonales cada vez mayores, será fundamental controlar la tara de los terminales. Deben caber en un bolsillo y no ser un problema cuando los sujetemos. No deben ser tabletas.
  • Fabricación responsable: cada vez más consumidores de todo tipo de productos en todo el mundo exigen que los procesos de fabricación sean responsables con el medio ambiente y con los trabajadores. Incluso los materiales que se necesitan para el ensamblaje han de estar "limpios". Poco a poco Silicon Valley también tendrá que rendir cuentas.
¿Qué mejorarías vosotros en la nueva generación de terminales?

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

11 Abr 2014

Windows XP, réquiem por el último éxito

Escrito por: Gaizka Manero López el 11 Abr 2014 - URL Permanente

Corría el 25 de octubre de 2011. Microsoft, aún dominador de todos los sectores informáticos -la relevancia de internet todavía era minúscula en muchas zonas del planeta y la movilidad no tenía que ver con tecnología- lanzaba su nueva versión del sistema operativo Windows. El apellido, XP, respondía a "experience" toda una declaración de intenciones sobre las capacidades del nuevo entorno.

Durante más de una década -casi 13 años, un récord para una plataforma de este tipo- llegó a 500 millones de ordenadores en todo el planeta. Fue el primero construido en arquitectura de 32 y 64 bits y el encargado de sustituir a Windows 2000. El pasado martes, Windows XP, oficialmente, caducó. Con una cuota media en el mundo del 31,4% de los PCs (tanto profesionales como en hogares), la empresa de Satya Nadella cumplió su anuncio y dejará de dar soporte al programa. Adiós a las actualizaciones, a la reparación de agujeros o a los parches de seguridad o antivirus.

No se crearán softwares que permitan acceder a nuevos periféricos (teclados, ratones, impresoras, etc.) ni tampoco ningún tipo de guiño más allá de mantener la web Security Essentials hasta julio de 2015. Tiempo en el que todos los usuarios de XP podrán seguir la recomendación de Microsoft y migrar su PC a Windows 8. Para facilitarlo, los de Redmond han creado la página "Te dejo en buenas manos" que facilitará la transición.

Puede parecer nimio pero, si tenemos en cuenta que con el comienzo del nuevo siglo Microsoft anunció que el soporte para sistemas operativos será de diez años, entendemos que el esfuerzo que está llevando a cabo (más de 3 años de más para la plataforma y 4 para la seguridad) es un guiño para evitar que la migración no se haga a la competencia. Windows 8 no ha conseguido enganchar a los clientes y la amenaza de los dispositivos móviles, donde su cuota es meramente presencial es un riesgo que puede suponer millones de dólares en licencias.

La empresa explica que el motivo de no continuar desarrollando la plataforma es casi una obligación. XP nació en 2001 cuando sólo el 10% de la población estaba online. Ahora es casi el 77% y ni las necesidades son las mismas, ni las capacidades de XP para satisfacerlas son las apropiadas. Continuar parcheando sistemáticamente el sistema operativo sólo hace que los ordenadores sean más vulnerables y que su rendimiento y productividad estén anclados en el pasado.

Sin embargo, muchos usuarios no están dispuestos a abandonar tan fácilmente el último entorno operativo de Microsoft que estuvo a la altura de su competencia. Algunos tan ilustres como las Administraciones británicas u holandesas han pagado a Microsoft 7 millones de euros para tener asistencia en XP durante un año más.

De momento se recomienda la descarga de todas las actualizaciones disponibles y, respecto a los programas, acudir a las webs de cada empresa y hacer lo propio con el fin de mantener el ordenador más a salvo de malware. Además, activar todas las alertas antivirus y dejarlo como mucho para jugar a títulos antiguos, plataformas ofimáticas básicas y aprender programación. Ni siquiera navegar por internet puesto que sólo Google ha avisado de que mantendrá su Chrome actualizado hasta 2015 -ni siquiera Explorer lo estará-.

Este movimiento debería hacer despegar las ventas de ordenadores (los requisitos mínimos para Windows 8 son muy exigentes para casi cualquier equipo que trabajara con XP), lo que ha animado a muchos fabricantes y minoristas ha poner en marcha una suerte de "plan Renove". La duda que nos asalta es si no será el empujón definitivo para que muchos usuarios abandonen el equipo de sobremesa y se quede con una tableta (probablemente Android).

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

07 Abr 2014

Galaxy Tab 4, cerrando el círculo

Escrito por: Gaizka Manero López el 07 Abr 2014 - URL Permanente

Si hace poco Samsung presentó las versiones PRO de las tablets Galaxy Tab y Galaxy Note, ahora los coreanos han remozado su primer dispositivo de esta familia con un lavado de cara que la vuelve a colocar entre las más interesantes del mercado. La nueva Galaxy Tab 4, que se construye en 10, 8 y 7 pulgadas -las mismas que su antecesora- demuestra el interés del gigante asiático de desprenderse definitivamente del prurito de fabricante barato.

Las tres configuraciones comparten panel. Su resolución es de 1.280x800 píxeles (recordemos que son equipos de la gama media) lo que hace que el ratio de píxeles por pulgada -su calidad de imagen- sea ostensiblemente superior en los equipos de menor tamaño. En este caso, toda una novedad ya que en la tercera generación la tableta de 7 pulgadas sólo tenía una resolución de 1.024x600.

En cuanto al hardware también ha habido una mejora evidente. Se pasa de un chip de dos núcleos a un quad core a 1,2 GHz que las coloca como unas de las tablets con mejor rendimiento del mercado en su gama. Todas cuenta con 1,5 GHz de RAM y una capacidad máxima de almacenamiento de 16 GB ampliable mediante una ranura de expansión para tarjetas MicroSD. En el caso de la más pequeña, hay una configuración de 8 GB que la convierte en un dispositivo francamente accesible por precio.

Respecto a la batería, ocurre justo lo contrario que con la densidad de píxeles. Un mayor tamaño permite alojar una pila de mayor capacidad siendo en el caso de la de 10,1 una de 6.800 mAh y en el de la de 8 de sólo 4.450. No hay datos respecto a la de 7 pero seguro que superará holgadamente los 4.000 mAh.

Si nos centramos en los sensores de las cámaras, también serán los mismos en los tres formatos. Una frontal de 1,3 Mp y una trasera de 3. Parece que la fotografía todavía no consigue abrirse hueco entre los fabricantes -aquí también tiene mucho que ver la contención del precio final y el peso-. Es cierto que casi cualquier propietario de una tableta tendrá también un smartphone con el que podrá sacar fotografías mucho más que notables, pero también que hay cada vez un mayor número de usuarios que no se explican porqué los sensores siguen tan estancados desde hace cuatro años.

Otro de los factores importantes es el peso. La más pequeña se queda en sólo 276 gramos, la mediana en 320 y la grande en 487 gramos. No son malos datos para terminales de gama media pero parece que la serie Tab tiene un serio problema para seguir el ritmo de algunos productos de la competencia (y no necesariamente con una manzana en su carcasa).

Aunque todavía no hay precios oficiales, sabemos que llegará a las tiendas sólo con WiFi y con WiFi y conexión LTE. En cuanto a colores, volverán a apostar por el blanco y el negro. En resumen, una muy buena opción como tableta de acceso al universo Android.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

05 Abr 2014

Samsung Galaxy S5, ¿merece la pena cambiar?

Escrito por: Gaizka Manero López el 05 Abr 2014 - URL Permanente

El viernes 11 es el gran día. El Samsung Galaxy S5, el terminal llamado a confirmar el dominio de Samsung en el mercado móvil y a apuntalar el lenguaje de diseño de los coreanos, llega a las tiendas. Su diseño no difiere mucho del Galaxy S4, sólo un pequeño detalle en el bisel y su parte posterior que la toma prestada del Galaxy Note 3. Un símil de cuero que estará disponible en cuatro tonos (blanco, azul, negro y dorado) y que además de darle un toque algo más premium, lo diferencia de toda la competencia.

En cuanto a su aspecto, si no nos decidimos por un color o, sencillamente, no nos gusta ninguno, la carcasa trasera se puede cambiar y, de paso, podremos cambiar también la batería. Es cierto que la autonomía es notable, pero también que si llevamos una batería de recambio encima, nunca nos quedaremos tirados. También podremos insertar una tarjeta MicroSD de hasta 128 GB para ampliar los 16 de serie. Con ello -y con la nube- tendremos mucha más capacidad de la que necesita un usuario (medio o avanzado) en un móvil a día de hoy.

Precisamente por todo lo anterior, debemos buscar las diferencias con su predecesor para saber si merece la pena dar el salto generacional. A simple vista el procesador del nuevo S5 es más potente que el del su predecesor. Ambos son quad core pero el nuevo corre a 2,5 GHz por los 1,9 del S4. Sin embargo, la solvencia que lleva demostrando el del S4 hace que no sea un dato definitivo. Además, la RAM sigue siendo de 2 GB -curioso que no la hayan aumentado a pesar de que hay terminales Samsung en el mercado con 3-. Lo mismo ocurre con la batería. Ha "crecido" 200 mAh, pero si tenemos en cuenta que hay más sensores -los mentaremos después- y que la pantalla ha crecido (no la densidad de píxeles por pulgada), el rendimiento es el mismo.

¿Dónde reside entonces la verdadera diferencia? En las cámaras, por ejemplo. La frontal pasa de 13 a 16 Mp y, lo que es mejor, permite crear contenidos en formato 4K. Pero, como todo, esto también tiene una doble cara: los archivos tienen un tamaño considerable (de aquí tanta capacidad disponible) y, se necesita un editor de imágenes de altura (y aquí pincha frente a iMovie).

Donde sí mejora netamente, es en la gestión de permisos. Determinados archivos como vídeos, fotos o archivos seleccionados (de texto, por ejemplo) sólo son accesibles con clave. Si no se tiene... ni siquiera aparecen. Otro software que ha mejorado es el "modo infantil", el interfaz cambia por completo y ganan relevancia programas de aprendizaje o dibujo. Además, en general, la capa que Samsung le ha dado a Android 4.4 hace que las reminiscencias al entorno de Google sean las mínimas exigidas por los de Mountain View. Otra forma de diferenciarse de la competencia... y de perder dependencia del buscador.

Otra de las batallas que tenía que afrontar el nuevo Galaxy S5 era la de los sensores de salud. El iPhone es su gran rival en esta faceta. El terminal permite monitorizar al usuario. Desde la ingesta de alimentos al consumo de calorías. Además, mediante accesorios como el Gear Fit (cuesta 199€) se miden las pulsaciones, se analizan todos los movimientos e, incluso, se pueden gestionar llamadas y notificaciones sin necesidad de usar el terminal. Su precio es algo exagerado -comparado con las FitBit o Jawbone- pero, a cambio, es sumergible y ligera.

No sabemos si merece la pena si lo comparamos con los nuevos Gear 2 y Gear Pro que ganan independencia respecto al primero y que, en el caso del Pro, además de añadir cámara de fotos, permite escuchar música y monitorizar un entrenamiento... sin necesidad de llevar el S5 encima (se agradece si tenemos en cuenta su diagonal de 5,1 pulgadas). Valen menos de 250€... y funcionan con Tizen (otra vez se separan de Android y su sistema Wear).

Su precio, 699€, se verá reducido en algunas operadoras como Movistar que lo dejará en 599€ (libre). Una cifra respetable que se reducirá drásticamente si el propietario de un S4 o S3 son los suficientemente hábiles revendiendo su terminal.

Como conclusión, la migración a este terminal más moderno puede merecer la pena desde el S3 (la ventaja de hardware es evidente aunque no se notará salvo que se sea un usuario avanzado y exigente) o desde el S4 siempre y cuando los accesorios que rodean al smartphone sean una prioridad para el comprador y se les quiera dar un uso conjunto.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

03 Abr 2014

Fire TV, Amazon se lanza a por la televisión

Escrito por: Gaizka Manero López el 03 Abr 2014 - URL Permanente

Poco después de que Chromecast haya llegado a nuestro mercado; mientras los rumores sobre la renovación del olvidado Apple TV toman fuerza y a la par que dispositivos de pequeños fabricantes copan el mercado de smart tvs, Amazon ha dado un golpe de efecto lanzando Fire TV un pequeño dispositivo que por diseño se encuentra a medio camino del de la manzana y una consola y que ofrecerá películas y vídeos a través de su servicio Prime.

El hardware indica que será rápido -siempre y cuando tengamos en nuestro hogar una conexión a la altura-. Un procesador de cuatro núcleos Snapdragon S4 a 1,7 GHz y una GPU Adreno 320 de 2 GB son la tarjeta de presentación de un equipo en el que el diseño se ha cuidado sobremanera. Sólo hay que echar un vistazo al mando: además de bien acabado cuenta con tecnología Bluetooth para no tener que estar apuntando al televisor cuando queramos hacer algo (también incorpora un micrófono y reconocimiento por voz pero se nos antoja un poco raro hablar con el mando de la tele) . La resolución, como era de esperar, Full HD y la compatibilidad es multiplataforma.

Pero volvamos a los componentes. La prioridad absoluta de Amazon es la velocidad. En la presentación en Seattle aseguraban que triplica a su competidor más rápido. El objetivo es sencillo, minimizar el periodo entre la solicitud del contenido y el momento en el que podemos visionarlo. Precisamente por eso se ha creado un equipo a medida del servicio multimedia en streaming Prime. Es cierto que sólo funciona en Estados Unidos, pero también que los de Jeff Bezos tienen intención de llevarlo a otros países durante los próximos meses.

El servicio parece crecer a buen ritmo. Las descargas han crecido un 350% durante el último año. Lo malo es que como Amazon nunca da cifras absolutas no sabemos si es una cifra lo suficientemente importante como para que Fire TV suponga un verdadero problema a las intocables plataformas de cable.

Una vez en funcionamiento, Fire TV nos propone un enorme mosaico donde vemos a golpe de vista todos los contenidos disponibles. Antes de comprarlos podremos informarnos sobre ellos gracias a IMDB, la enciclopedia del cine... que es propiedad de Amazon.

Pero el dispositivo no sólo es televisión para adultos. El servicio Free Time (cuesta tres dólares más al mes) está pensado para niños de tres a ocho años. Por 39 dólares se puede comprar un mando de consola para jugar al más puro estilo Xbox (habrá que ver qué títulos hay y su capacidad gráfica pero su coste medio de 1,85 dólares atraerá a muchos clientes) y, además, se puede acceder a los servicios musicales de Pandora y Rdio. ¿Su precio? 99 dólares, el mismo que Apple TV pero mucho más que Chromecast (35). De momento, aunque parezca que Prime si podría llegar a algunos mercados europeos no hay planes de expansión de Fire TV. Un pena.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

01 Abr 2014

iPhone 6, comienza su producción

Escrito por: Gaizka Manero López el 01 Abr 2014 - URL Permanente

La presión sobre Apple es gigantesca. Es cierto que el iPhone 5S bate en todo a su predecesor (el 5 dejó con un sabor de boca agridulce a los mercados que tienen la acción por debajo de los 600 dólares desde noviembre de 2012) y también que, pese a las críticas iniciales, la conversión a iOS7 ha sido todo un éxito, sin embargo, todo el mundo espera que Cook cumpla su promesa de lanzar "productos revolucionarios" a lo largo de este año.

Con una cuota de mercado que se hace cada vez más pequeña -el crecimiento de los fabricantes asiáticos es directamente proporcional al de Google y al del tamaño de las pantallas de los dispositivos Android- y con una caja llena después de años cosechando récords de beneficios y ventas, todo el mundo espera un iPhone 6 revolucionario respecto a sus antecesores (tamaño y prestaciones) que dé un golpe en la mesa y vuelva a resucitar el ecosistema.

De momento, la inercia de otros años suponía la llegada del iPhone 6 -aunque sea el noveno- en septiembre, sin embargo, el crecimiento de la competencia y la necesidad de tener terminales en casi todos los rangos de tamaño (no precio, Apple no dejará de ser premium) podría adelantar su llegada a las tiendas a agosto.

Y si eso es cierto (los rumores vienen de fuentes bastante fiables como Apple Insider) se confirmaría que se está empezando a fabricar a marchas forzadas en las fábricas de las japonesas Japan Display y Sharp y de la surcoreana LG. Cada vez queda menos de China y también de los componentes Samsung, su gran rival.

La llegada de nuevas patentes como la de doble sensor fotográfico (uno para el brillo y otro para el color) permitiría crear un terminal todavía más fino y ligero -está claro que la carrera de Apple no es el tamaño, es el diseño-. La duda que nos surge es que, según esas fuentes, se están construyendo paneles en dos tamaños 5,5 y 4,7 lo que dejaría al iPhone 6 (¿habrá un 6 Air y un 6 Mini?) lo que dejaría la gama de Apple estructurada en diferentes tamaños y potencias y, del mismo modo que ocurre con los iPad y los portátiles, dejaría cubierto casi todo el mercado. Por cierto, todos los paneles contarán con la nueva tecnología Retina que podría ser la más cercana a la resolución 2K del mercado... y estarían construidos con cristal de Zafiro (como reza otra patente de la casa, la Olephobic Coating on Sapphire).

En cualquier caso, lo que para unos será el adiós definitivo a una de las doctrinas de Steve Jobs y la adaptación a las necesidades del mercado, para otros será el motivo definitivo para atreverse con los equipos de la manzana. Si a eso le unimos que los precios de Samsung hace mucho tiempo que dejaron de ser competitivos (sus terminales son los que gozan del hardware más potente del mercado), parece que la batalla por los smartphones premium se replantea por completo. Eso sí, esta misma semana Apple ha anunciado que ha roto la barrera de los 500 millones de iPhones vendidos... y parece que queda cuerda para rato.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

30 Mar 2014

Office, por fin en el iPad

Escrito por: Gaizka Manero López el 30 Mar 2014 - URL Permanente

El relevo de Steve Ballmer como CEO de Microsoft, Satya Nadella, ha dejado claro que tiene la intención de dejar la empresa de Windows patas arriba. El hombre que se encargó durante años de crear y desarrollar la nube de Microsoft ya habló el día de su presentación del reto que supone la inserción en el universo móvil para una empresa que domina con mano el mercado de sobremesa... un mercado que se apaga.

En una conferencia en San Francisco esta semana Nadella habló de la importancia de los estándares de los usuarios y cómo han evolucionado durante la última década. El ocio y el negocio se han mezclado y todos los usuarios -sea cual sea su plataforma favorita- tienen en común una demanda, la movilidad.

A la comodidad de llevar nuestra vida personal en el bolsillo se suma el aumento de productividad de poder tener la oficina en cualquier lugar. Además, el negocio de los desarrolladores ha permitido crear todo un universo anexo a tabletas y smartphones. Todo ello se ha resumido en una enorme demanda de las empresas -y sus responsables informáticos- para que las grandes de Silicon Valley cubran las necesidades de sus millones de clientes.

Por eso, por fin, Nadella ha anunciado la llegada de Office al iPad. Si somos justos, este éxito está mejor en el haber de Ballmer -una app de este calado no se desarrolla en tres semanas- aunque también está en su debe haber tardado más de un lustro en estar en dispositivos móviles.

Word, Excel y Power Point son absolutamente compatibles con sus versiones de sobremesa -tanto para Windows como para OS X- y aunque tienen interfaces específicos -lo mismo ocurre con la versión para Mac- son absolutamente reconocibles para los usuarios de PC. Ciertas funciones como el reflow del texto cuando se mueve una imagen, por cierto, no son descartables para futuras (y evidentes) versiones para Android o Windows 8.1.

De la presentación, por cierto, nos quedamos con algunas "habilidades" de Power Point, que permiten enfatizar aspectos de las diapositivas o simular un puntero láser tocando la pantalla del iPad.

¿Merece la pena?


La suite de Microsoft tendrá formato freemium. Será gratuita para el visionado de archivos que importemos al iPad pero, en caso de querer editarlos, tendremos que comprar una versión específica de Office 365 con un coste de mantenimiento de 10 euros al mes. (¿Se quedará Apple con el 30% del precio como en las demás aplicaciones?)

Puede que para una empresa no sea un gran desembolso pero sí nos parece una cifra bastante alta para un particular que puede disfrutar de iWork gratis y que es totalmente compatible con PCs. Cierto es que requiere un proceso de aprendizaje y que se echan en falta algunas funciones respecto a Office -a cambio añade otras- pero, para un usuario que necesite utilizarlo de forma puntual o que no necesite capacidades de profesional en su programa, es mucho más que suficiente.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

28 Mar 2014

HP Slate8 Pro, una tableta redonda

Escrito por: Gaizka Manero López el 28 Mar 2014 - URL Permanente

Hace poco más de un mes probamos uno de los productos de cabecera de Hewlett Packard. Se trataba de la tableta Omni 10, un equipo que, como concluimos, contaba con un hardware sobresaliente pero que se veía muy lastrado por Windows 8. En HP les aseguramos que, con un entorno operativo mejor -Android- estábamos seguros de que tendrían una de las mejores tablets del mercado. Ellos, amablemente, no sólo recogieron el guante sino que nos han prestado durante unos días su Slate 8 Pro. Comenzamos de cero.

Hardware


Lo primero que llama la atención en la mano es su sensación de robustez. Su diagonal de 7,9 pulgadas es un aviso para navegantes (con manzana en su espalda). El tono blanco le da un aire moderno y realza el logotipo de la casa. Aunque más pesado de lo que pueda parecer, todo en él da sensación de que se ha pensado muy mucho.

Encenderlo es un ejercicio de velocidad -nada que ver con su prima Omni 10- y su pantalla con resolución 1.600x1.200 nos deja claro que podremos disfrutar muy mucho de cualquier contenido multimedia. Sobre todo si tenemos en cuenta que, siguiendo la tradición de la casa, del audio se encarga Beats Audio, para los puristas, puede que no sea Sennheiser, pero garantiza buenos graves, notables agudos y bajos y una nitidez de sonido poco habitual en tabletas. La pantalla, por cierto, además de resolución Full HD (solidaria con los contenidos que pueden grabar las cámaras de 8 y 2,1 Mpx).

En su interior late un procesador NVIDIA Tegra 4 de cuatro núcleos que trabaja con 1GB de memoria RAM y permite una ligereza entre aplicaciones propia de un producto premium -y que nos recuerda poderosamente al rendimiento de las Android puras, las Nexus-. En cuanto a la ligereza con la que mueve los gráficos, la GPU GeForce ULP de 72 núcleos la hace mucho más que solvente -recordemos que una tableta no es una consola-.

Respecto a conectividad, está sobradamente "cubierta" gracias al miniJack, la ranura para tarjetas microSD y los puertos microUSB y micro HDMI. Además, el Bluetooth 4.0 y el WiFi de última generación hace que no suponga ningún problema relacionar nuestra Slate con ningún otro equipo.

Software


Equipada de fábrica con Android 4.2 pero actualizable a versiones superiores, lo que en la Omni 10 se convertía en un punto débil en este caso se convierte en uno fuerte. El Android de HP está poco tapado por el clásico software que suelen sobreponer otros fabricantes. Las aplicaciones nativas son sobresalientes y sirven para gestionar mejor capacidades de la tableta pero, en general, es un modelo que respeta el sistema operativo de Google (ese es, para nosotros, su mayor punto fuerte).

Es cierto que, para los que venimos del iPad, es como conducir a la izquierda o a la derecha pero también que el sistema de Google es cada vez más intuitivo. Si a eso le unimos el ecosistema de HP (con el resto de sus productos) tenemos un modelo al que sacarle chispas con muy poco esfuerzo.

Conclusión

HP nos pide 349,00€ por un modelo sobresaliente que podría mejorarse con más RAM (penalizaría el precio) pero que, en general, no tiene puntos débiles. Un peso cotenido (poco más de 450 gramos), una batería sobresaliente, un sistema de carga muy rápido, una pantalla genial, unas cámaras notables (sobresalientes para ser tabletas) y todo ello con un diseño elegante y unos acabados resistentes.

Un modelo mucho más que recomendable no sólo para quien busque un tablet premium (Android o no) sino para quien quiera adquirir un dispositivo que le dure mucho tiempo y con el que sabe que tardará tiempo en sufrir obsolescencia. Un trabajo muy bien hecho... que nos deja con ganas de probar más equipos de la casa.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

26 Mar 2014

HTC One M8, nada se da por perdido

Escrito por: Gaizka Manero López el 26 Mar 2014 - URL Permanente

Hay algunas tecnológicas que se merecen todo nuestro respeto no sólo por sus buenos productos, sino por su persistencia y su afán competitivo. Es el caso de HTC. Los taiwaneses no sólo fueron pioneros en el lanzamiento de smartphones propios sino que suelen realizar algunos de los mejores modelos del mercado. Sin embargo, el dominio absoluto de Samsung, la cada vez mayor presencia de los Nexus de Google y el resurgir de fabricantes como Sony o LG ha hecho que su papel en el mercado sea muy pequeño. Incluso los nuevos chinos parecen -incomprensiblemente- capaces de quitarle cuota cuando por rendimiento están muy por debajo.

Aún así, el fabricante es capaz de mejorar sus productos y sorprendernos cada año. El One es, sin duda, su mejor escaparate y ayer en Londres volvió a demostrar que, quien se fíe de ellos y pruebe por primera vez tiene muchas probabilidades de no cambiar de fabricante.

El M8 es toda una declaración de intenciones. Es la segunda generación de un smartphone sobresaliente, busca mantener una imagen de marca unificada -como ocurre con las gamas Galaxy, Xperia o G- y con su nuevo apellido nos recuerda que los taiwaneses llevan ya ocho años como productores independientes. Todo un hito si vemos los resultados de su división móvil.

El nuevo One sigue la línea de diseño de su antecesor. La primera generación era, sin duda, uno de los equipos con mejores acabados del mercado. El empleo de un chasis metálico y plano le daban un aspecto rotundo -que se demostró en las pruebas de estrés- lo que unido a una pantalla enorme y con buena resolución hacían que fuera un terminal que llamara la atención, algo francamente difícil en un mercado muy estandarizado por diseño. Es cierto que el continuismo puede ser un peligro (ha ocurrido con Apple y Samsung) pero es vox populi que ambos terminales convivirán poco en el mercado.

El nuevo modelo sigue la tendencia inaugurada por LG y seguida por Samsung de aumentar la pantalla manteniendo las dimensiones exteriores -reduciendo el marco-, lo que estiliza más aún su imagen. El nuevo estilo, además, se redondea en los bordes lo que hace que aumente la ergonomía de un dispositivo bastante grande pero que sigue siendo muy manejable.

En cuanto a colores (acabados para HTC) al blanco del año pasado se suman un gris cepillado (muy estilo iPhone) y, como no, uno dorado ("champagne") que, sin duda, causará furor en Asia, su principal mercado.

En su interior trabaja, una vez más, lo mejor del mercado. El procesador Snapdragon 801 a 2,3 GHz se une a 2 GB de memoria (nos sorprende que se mantenga esta cifra, pero con un Android cada vez más ligero tiene mucho sentido). En cuanto al almacenamiento, 16 GB de capacidad ampliables -esta vez sí- con una ranura de expansión y, según anunciaron, gracias a un acuerdo con Google, se podrá llegar hasta 65 GB en la nube.

La pantalla es un inmenso panel SuperLCD3 de 5 pulgadas recubierto con Gorilla Glass 3 con resolución 1080p (el tercero tras Samsung Galaxy S5 y Xperia Z2 que no se atreve con el 4K) con unos ratios de intensidad y brillo difícilmente superables. Además, los ingenieros taiwaneses han trabajado en la sensibilidad del cristal para poder incluir gestos táctiles propios que harán más fácil e intuitivo su uso.

En cuanto a autonomía (el talón de Aquiles de estos gigantescos paneles), han repetido la misma batería de 2.600 mAh pero gracias a mejoras en el software dura un 40% lo que unido al sistema de carga rápida hace que sea casi imposible que nos deje tirados.

Lo mejor y lo que hace diferente al equipo es su tecnología DuoCamera. Se mantienen los Ultrapíxeles (menos píxeles pero con un fotodiodo ostensiblemente mayor para aumentar la entrada de luz y ganar nitidez) y se subrayan con una segunda cámara que permite aplicar un reenfoque posterior a cada imagen para poder editarla gracias a un software de fotografía sorprendente para un smartphone. La segunda cámara actúa como un segundo punto de vista que añade multitud de información de segundos planos y que permite crear construcciones mucho más complejas y completas que en otro terminal.

El interfaz sobre Android KitKat sigue siendo -para bien y para mal- el clásico de la casa. El llamado Sense llega a su versión 6 y hace que sea un terminal diferenciado de la competencia. En nuestra opinión, lo mejor serían terminales sólo con el entorno Google pero es cierto que no habría motivos más allá del precio para decantarse por uno u otro.

En resumen, un terminal muy interesante para aquellos que quieran un equipo fiable, sencillo, con buena autonomía, resistente y buenos acabados. Queda por saber su precio pero, viendo el de su antecesor... no será barato (libre).

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Sobre este blog

Avatar de Gaizka Manero López

La Caverna Cibernética

Esta bitácora digital nace tras un viaje a Nueva York con mi esposa Arantxa en el verano de 2010. Tras visitar la capital del mundo vimos que, en muchos otros lugares, la tecnología es una parte absolutamente indispensable de la vida cotidiana.

Es por ello que, a partir de ahora, intentaremos descubrir juntos como la ciencia y sus avances nos hacen la vida más fácil.

ver perfil »

Amigos

  • Jordi Torre

Fans

  • Tucho Novoa
  • JRC.
  • Emilio Fuentes Romero
  • evelio47
  • ivette-duran
  • presunta
  • teo-tango
  • Loli
  • Carlos M
  • aphelp
  • techconsumer
  • Germán
  • patricio simó gisbert
  • Jose Antonio Suarez Lopez

Ídolos

  • wlafactoria

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):