13 Sep 2012

¿GOODBYE, SPAIN...?

Escrito por: César Rodríguez Docampo el 13 Sep 2012 - URL Permanente


…CIU AGITA EL POLVORÍN.
==================

Imagen en movimiento:

http://www.lavanguardia.com/politica/20120911/54348928191/una-foto-panoramica-diada-manifestacion-independentista.html

PRIMERO.
YA SABEMOS LO QUE PIENSA UN TENIENTE CORONEL DEL EJÉRCITO ESPAÑOL. Tenemos la seguridad de que, a sus espaldas, debe haber muchísimos, muchísimos más.

http://www.lavanguardia.com/politica/20120831/54344065618/coronel-ejercito-independencia-catalunya-cadaver.html
… … …

SEGUNDO.
Nos gustaría saber qué piensa la CIA sobre los conatos de Separatismo en Catalunya y el País Vasco.

Para mí, la clave consiste o está en conocer la respuesta a esta sencilla pregunta:

¿Sigue siendo Spain un portaaviones de los yanquis?

Desde aquella “Operación Lolita” (encargada de preparar a Juan Carlos de Borbón para suceder al Generalísimo) hasta la exorbitante decisión de pretender convertir al “País Catalán” en otro Kosovo al sur de los Pirineos…, todo aquello y ahora también esto aconteció y acontecerá bajo la imperiosa mirada de la CIA.
… … …

http://www.laregion.es/noticia/223889/marcha/independencia/cataluna/


TERCERO.
LOS HOMBRES DE LA “CIA”.

Los hombres de la CIA (Central Intelligence Agency) siempre han estado atentos a los acontecimientos políticos y militares de nuestra historia reciente.

La sede central de la CIA, en Langley (No teniendo nada que ver con el edificio, por donde entra y sale a su antojo Faye Dunaway en la película “Los tres días del Cóndor”), la sede de la CIA -digo- es un gigantesco bunker desde donde se han diseñado cientos de operaciones desarrolladas en España por los servicios de inteligencia norteamericanos desde la posguerra mundial hasta hoy.

Las recientes escalas en aeropuertos españoles de aviones de la CIA, con prisioneros que son trasladados a centros de tortura distribuidos por varios países de la órbita norteamericana, constituyen sólo un eslabón más de la cadena de actuaciones clandestinas que la Agencia inició en nuestro país durante la Guerra Fría. Y esta sólida infraestructura que hoy permite continuar trabajando a los hombres de la CIA aquí, en España, comenzó a construirse a principios de los años cuarenta.

La CIA intervino…

-En la instalación de las bases militares estadounidenses en nuestro suelo.
- En la “Operación Lolita”, encargada de preparar a Juan Carlos de Borbón para suceder al Generalísimo, manteniendo en aquellos momentos un hilo directo con D. Laureano López Rodó.
- En la transición del franquismo a la Monarquía.
- En el golpe de Estado del 23-F.
- En la definitiva integración del Estado español en la estructura de la OTAN.

Tengamos en cuenta que:

La permanencia de la dictadura franquista, durante casi cuatro décadas, y la evolución controlada hacia un sistema parlamentario estuvieron condicionadas por la actividad de los espías norteamericanos.

En esa oscura tarea de mover los hilos desde la sombra…, con los
servicios estadounidenses, colaboran:

-Miembros del Ejército español, destacados políticos y diplomáticos. Y también…
-Empresarios, hombres de la banca y personajes del mundo de la cultura y el periodismo.

La mayor parte de los colaboradores de la CIA tienen poco que ver con la imagen tópica, peliculera y novelesca de los espías:

Son individuos «normales», perfectamente integrados en su entorno social. Muy distintos son los oficiales de operaciones, situados en los puntos neurálgicos de la red. En España, durante todo este tiempo, han dirigido el espionaje norteamericano curtidos oficiales de la Agencia, además de “expertos” en acciones encubiertas, como los sucesivos jefes de la estación de la CIA en Madrid, situada en la embajada de la madrileña calle de Serrano. Los nombres de esos “expertos”, hace de esto algunos años: Robert E. Gahagen, Néstor Sánchez, Ronald Edward Estes, Richard Kinsman y Leonard Therry.

Todos ellos arrastraban ya un largo historial operativo antes de recabar en España. Habían desarrollado la mayor parte de sus carreras en Latinoamérica y su biografía profesional estaba marcada por una sucesión de golpes de Estado y de operaciones desestabilizadoras en Bolivia, Brasil, Uruguay, etc. El nombre de los los "expertos" en la actualidad, es confidencial, lógico.

Hace algunos años, el más eficaz de entre los agentes norteamericanos en España era Ronald Edward Estes.

Ronald E. Estes…
- Aparece en Checoslovaquia poco antes de la Primavera de Praga.
- En Beirut, financió y organizó la Falange Libanesa, que más adelante provocaría las terribles matanzas de Sabrá y Chatila.
- Actuó después en Grecia, para apoyar la «solución Karamanlis», como salida a la dictadura de los coroneles... Hasta que llega a España y se produce el golpe de Tejero y Milans.

Me atrevería a decir que con los hitos profesionales de estos acreditados «especialistas» se puede reconstruir la política exterior norteamericana desde los años de la Guerra Fría.

Aparte de ellos, para la CIA trabaja una legión de colaboradores de mayor o menor rango, introducidos en todos los ámbitos sociales y políticos del país:

-En el Ejército, en los partidos, en los sindicatos, la educación, la cultura, los bancos y las grandes empresas.

Y, ahora, asómbrense ustedes:

El “New York Times”, en 1975, poco antes de la muerte de Franco, nos daba a conocer que la CIA mantenía importantes relaciones con todos los partidos políticos españoles para buscar una salida al régimen, incluido el PCE (Partido Comunista de España) de Santiago Carrillo.

Dos años más tarde (en 1977, antes de las Elecciones del 15 de Junio), Santiago Carrillo, en su calidad de Secretario General del PCE fue invitado a viajar a Estados Unidos; caso único en la historia de los partidos comunistas, cuyos dirigentes han tenido prohibida la entrada en Estados Unidos desde siempre.
… … …

Otro aspecto clave para entender el diseño de la política española realizado por los servicios norteamericanos es la toma del poder, dentro del PSOE, de Felipe González y los suyos en Suresnes, en 1974. El político sevillano acude a esta pequeña localidad francesa situada cerca de París escoltado por oficiales del SECED, el servicio de información creado por el almirante Carrero Blanco. Ellos son también quienes le proporcionan el pasaporte.

A la hora de garantizar la transición sin sorpresas desde el franquismo a un régimen más homologable internacionalmente, una pieza fundamental es el Ejército. El propio general Vernon Walters, que llega a director adjunto de la CIA, es el encargado de tantear a relevantes mandos militares españoles a principios de los setenta, con el fin de tener bien amarrado el proceso de cambio. Franco está ya al final del camino y el príncipe heredero, preparado para ocupar el trono.

Pero antes de que desaparezca Franco, se produce el atentado de ETA contra Carrero, muy cerca de la embajada norteamericana.
Nadie duda de que los autores materiales del asesinato son miembros de la organización vasca, pero en la trastienda quedan muchas cosas sin aclarar. Hay demasiadas piezas que no encajan. ¿Estaba la CIA detrás?

Lo explicaré en la próxima colaboración: La CIA no se llevaba bien con Carrero Blanco (que seguramente, al morir Franco, Carrero sería el siguiente Jefe del Estado, asegurándose de esta forma la continuidad del Régimen antidemocrático).

Los socialistas de Suresnes aguantan su «OTAN, de entrada», como reclamo electoral, hasta que llegan al poder, en 1982. Después del referéndum de 1986, por fin, España ya es demócrata y de la OTAN.
A pesar de lo cual…,

Veintiséis años más tarde, los aeropuertos españoles continúan siendo una base segura para las acciones encubiertas de la CIA.

¿Qué podría suponer la independencia de Cataluña y El País Vasco para el glorioso ejército español, una de cuyas misiones es defender la Unidad de
España? ¿Y la presencia de los ejércitos de Estados Unidos en Rota (Cádiz), Torrejón de Ardoz (Madrid) y Zaragoza? ¿La CIA se mantendría al margen bajando los párpados?

Vamos a fingir la siguiente hipótesis:
¿Qué podría acontecer en el supuesto de que tanto el Sr. Rajoy como su equipo de Gobierno, frustrasen las esperanzas de quienes les votaron, haciendo además fruncir el ceño a la CIA, que tan sólo ayuda a quienes ayudan o favorecen sus propios intereses?

El tiempo hablará.

César R. Docampo























Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

14 comentarios · Escribe aquí tu comentario

Carisdul dijo

M ealegra leerte, cesar. Buen día, espro alguna noticia buena. Un abarzo para tu N. y para ti.

ccortesamador dijo

Qué bueno leerte!

Un niño de seis años

Un niño de seis años dijo

Nuestro problema es que hemos prostituido las palabras. Hemos construido un País con un andamiaje muy poco consistente, por decir algo leve. Y el resultado es que esta gran mentira
que tiene la misma consistencia que un castillo de naipes , pese a su gloriosa historia ya olvidada
por intereses bastardos y miserables, de los nacionalismos.

La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indisoluble de todos los españoles y reconoce y garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas.

Regiones y nacionalidades no son lo mismo el cancer que ha corroido a la nación estaba ahí , a manera de caballo de Troya. Hay que leer más a los clásicos. La Historia siempre se repite. Se diría, sin creer que no nos equivocamos,que el hombre tiene poca imaginación y casi siempre actua movido por su aldeanismo barato y cerril, ya que no le cabe en la cabeza algo grande, solidario y que merece la pena luchar por ello.

few

few dijo

LA FIESTA ESTÁ A PUNTO DE ACABARSE SE ESTÁ AGOTANDO LOS CHAMPAGNES :
Heidsieck 1907, Pernod-Ricard Perrier-Jouet, Dom Perignon Jeroboam Oro blanco 1995.
Cristal Brut 1990 “Methuselah” yb hasta los Krug Clos Du Mesnil 1995 Y SE PUEDE PEDIR SOLO HUMILDES VINOS PELEONES...

En el “Frankfurter Allegemeiner Zeitung” de ayer nos cuenta el amigo Argentarius el siguiente comentario, que a su juicio explica muy claramente las claves de este asunto : Ahora se trata del Banco Central Europeo ( BCE ) : Ahora, después de dictar la Sentencia sobre el Fondo de Rescate y Estabilidad, los Jueces del TC miran hacia las compras de Deuda pública que va a realizar el BCE. Desde que el BCE anunciase que comprará Deuda de forma ilimitada, el BCE se ha convertido en el verdadero actor protagonista.

Ahora,lo más peligroso está sucediendo en el BCE. Porque la compra de Deuda,como demuestra la experiencia de compras masivas anteriores hechas por el BCE,presagia la formación de nuevas burbujas. Es bueno que los Jueces del TC dirijan ahora sus miradas hacia el BCE. Porque la independencia del BCE no está hecha para que desaparezca la separación entre la política presupuestaria o fiscal y la política monetaria.

Y esa separación ha desaparecido con Mario Draghi. Según el fallo dictado hoy por el TC, el Parlamento alemán tendrá que dar su aprobación a nuevas y futuras aportaciones de Alemania al Fondo de Rescate. Pero,de momento,el Parlamento alemán carece de competencias sobre la política presupuestaria emprendida por el BCE. El BCE no está facultado para hacer política presupuestaria, no debería realizarla.Y es bueno que los Jueces del TC se hayan dado cuenta de esto.

Y mejor aún será que examinen esta cuestión en una próxima Sentencia.” Hasta aquí el comentario del periódico FAZ. Que muestra que las espadas siguen en alto, y que la batalla se va a dar ahora contra el BCE. De momento, los alemanes han conseguido que su Parlamento controle sus aportaciones al Fondo de Rescate.Ahora les falta que controle también al BCE. En Alemania tienen además al aún poderosísimo Bundesbank, que se opone frontalmente a la orientación que Draghi y Merkel le han dado al BCE. Una orientación que le da plenos poderes al BCE, sin estar sometido a control democrático alguno.

Saben muy bien los alemanes que el origen y fundamento de toda democracia es que los Parlamentos controlen al Poder económico, particularmente la política presupuestaria. Por su parte,el periódico Die Welt,en su edición de ayer 11 de septiembre, ponía a mi juicio el dedo en la llaga,cuando afirmaba que el dinero no es nada,si no hay confianza.

Y traía las palabras de advertencia a los políticos del gran teórico de la política monetaria, Joseph Schumpeter : “El gran interés y pasión que despierta el dinero,sólo se explica porque en el dinero se refleja todo lo que un pueblo quiere,lo que hace,lo que sufre…El estado en que se encuentra el dinero de un pueblo, es un síntoma de cómo se encuentra en todas las demás cuestiones.” Cuando en España vemos que hoy el ministro Guindos advierte que se agota el dinero para servicios y prestaciones sociales,corroborando lo que ya dijo Montoro – “no hay dinero” -, sobran ya muchos discursos

España aparece desahuciada, al límite. En esta carencia absoluta de dinero se reflejan perfectamente todas nuestras demás carencias : falta de un sistema político equilibrado y justo, no sujeto al chantaje permanente de los nacionalistas ; descontrol de las finanzas públicas,especialmente de las autonómicas ; falta de una verdadera reforma de nuestro sistema financiero,etc…A lo que Rajoy responde en la prensa finlandesa :”Según parece,tendremos que pedir el rescate.” Hará falta algo más que un rescate para salir de este marasmo.Un empuje que devuelva al pueblo español la alegría y la confianza en sí mismo,de forma que pueda conttrolar por sí mismo su propio destino,sin estar sometido a lo que decidan los Poderes financieros,extranjeros o nacionales.

Roberto Perez

Roberto Perez dijo

EL CONDE DE ROMANONES AMENAZABA A LOS ABUELOS DE LOS DE HOY CON CONCEDERLES LA INDEPENCIA Y ÉSTOS DECÍAN HOMBRE NO SE PONGA SU EXCELENCIA ASÍ...

La independencia defendida con entusiasmo por el nacionalismo catalán empobrecería Cataluña en más de un 20 por ciento y desplomaría su renta per capita -actualmente muy superior a la media española y de la UE- hasta situarla en niveles similares a los de Chipre. Es algo en lo que coinciden varios expertos consultados por ABC. El economista y profesor universitario Mikel Buesa ha analizado los escenarios económicos de una hipotética secesión. Y considera que, haciendo un cálculo «prudente», con la independencia Cataluña perdería no menos del 25 por ciento del PIB. Y eso -advierte- teniendo en cuenta que los distintos factores que actuarían en contra de la economía catalana se manifestaran de forma discreta, «suave».

Otro economista, Ángel de la Fuente, del Instituto de Análisis Económico, afirma que el cálculo realizado por Mikel Buesa «no parece descabellado».

Ambos aportan datos para justificar esta conclusión. Entre ellos, uno inmediato: Cataluña pasaría a ser un país independiente fuera de la UE y del euro; sus fronteras con España y con el resto de socios europeos afectarían a más del 80 por ciento de sus flujos comerciales -que en la actualidad dependen mayoritariamente del mercado español-; habría unos sobrecostes arancelarios que reducirían seriamente la competitividad de los productos y servicios catalanes; las empresas sufrirían un «efecto rechazo» desde España -ocurrió con el cava catalán-; habría una fuga de capitales y de empresas hacia España para no verse perjudicadas por la nueva situación económica generada por la independencia... Y la lista de factores suma y sigue.

Al final, estos y otros factores se plasmarían en el PIB y, por ende, a la renta per cápita. Actualmente el PIB por habitante de Cataluña ronda los 28.200 euros; un recorte de entre el 20 y el 25 por ciento lo dejaría entre los 21.000 y los 22.600 euros.

«Actualmente, en torno al 60 por ciento de lo que vende Cataluña fuera de su territorio se lo compra el resto de España. Si a eso se le suman sus exportaciones a países de la UE, la cifra estaría en no menos del 80 por ciento», explica el economista Mikel Buesa. Y pone otro dato: cuando se dividió Checoslovaquia, «la experiencia de segregación entre Chequia y Eslovaquia provocó una drástica reducción de los flujos comerciales entre ambos». «Este efecto puede rondar un descenso de las exportaciones al resto de España de entre un 40, un 60 por ciento...», calcula Buesa.
Endeudamiento

Ángel de la Fuente aporta otra perspectiva, la monetaria. La nueva moneda se vería depreciada respecto al euro, pero Cataluña seguiría teniendo que pagar en euros. Así que sus deudas y sus gastos financieros, en términos reales, se incrementarían. Y no poco.

El argumento del «maltrato fiscal» que esgrime el nacionalismo catalán no compensaría, ni de lejos, estos efectos. De entrada -afirma De la Fuente-, porque los cálculos hechos por el nacionalismo sobre lo que ganaría Cataluña si ingresara todo lo que ahora aporta al conjunto de España están sobrevalorados. De otro lado, porque una reducción del PIB conlleva de forma inmediata una paralela caída de los ingresos fiscales.
«Estragos»

«Y con un escenario así -menos ingresos y menos PIB-, construye un Estado», apunta Mikel Buesa. «La promesa del independentismo es la del empobrecimiento», subraya. «Nadie quiere ver los estragos, pero cuando se da un escenario así, sin duda los estragos llegan», advierte.

Ni la optimista «balanza fiscal» que esgrime el nacionalismo catalán se salvaría. El aumento de costes y la caída de ingresos y de rentas se comería la mejor de las hipótesis de «beneficios fiscales» que ahora sostiene el independentismo. «Una Cataluña independiente se enfrentaría a una década de un empobrecimiento brutal. Y para volver a los niveles de prosperidad anteriores a la independencia, pasarían décadas más», indica Buesa.

Abadía

Abadía dijo

España todavía no es un régimen democrático . Es cierto que no es una dictadura militar tampoco. Muchos bien intencionados creen que la democracia se va construyendo con el tiempo, incluso partiendo de un sistema que, como el nuestro, albergaba tantos vicios ocultos como se está evidenciando ahora, e ignoran que al igual que en el derecho civil un contrato sin sus elementos esenciales es un contrato nulo de pleno derecho, sin más posibilidad de enmienda que la restitución a la situación original y el nuevo acuerdo entre las partes, en el ámbito político la ausencia de los elementos básicos democráticos anula su definición.

A la democracia le ponemos muchos adjetivos, recuerdo que la miseria intelectual del antiguo presidente Rodríguez Zapatero le llevaba hasta el extremo de adjetivar hasta los buenos días (democráticos). Pero su definición como descripción de unas reglas de juego para conformar y legitimar el poder público es muy sencilla y los tres principios sobre los que se asienta también.

Por democracia entiende la ciencia política aquel sistema que permite al conjunto total de sus ciudadanos elegir y controlar a sus gobernantes. El resto son florilegios, pura poesía o cinismo descarnado.

Dicho sistema está basado en tres principios fundamentales. El principio representativo, el de separación de poderes y el participativo. Nuestro sistema no es una dictadura, pues con la llegada de Internet, ya gozamos de todas las libertades civiles, con la excepción de las autonomías vasca y catalana, donde el fascismo nacionalista (no se extrañen tampoco, todo nacionalismo es fascismo en tanto que somete al individuo a un proyecto “superior” de raza, nación, imperio, religión o lo que sea) ha suprimido varias libertades básicas. Los regímenes políticos no se reducen a ser democracias o dictaduras, hay niveles intermedios que pudiéndose acercar más a algún polo que a otro, de ninguna forma se pueden identificar con ellos. ¿Qué son entonces las oligarquías? ¿El poder dictatorial y autoritario de un caudillo? No. ¿El poder del pueblo? Tampoco.

En España, la ley electoral existente hace que los diputados y concejales incluidos en las listas cerradas y bloqueadas existentes no representen a los ciudadanos y sí en cambio a sus jefes de partido que les colocan en las listas. A ellos obedecen y no a sus compromisos con los ciudadanos durante toda la legislatura. Es paradójico que el oligárquico mandato representativo del art. 67 de la CE se hay dejado de cumplir, no por la vía democrática del mandato imperativo del elector, sino por la del jefe de partido.

Tampoco hay separación de poderes real. El Poder Ejecutivo y el Poder Judicial dependen del Poder Legislativo que a su vez depende de las cúpulas de los partidos políticos. Por eso es lógico que se ataque al gobierno de turno cada vez que un alto tribunal falla una sentencia de transcendencia política.

Y qué decir de la participación ciudadana en la legislación de nuevas normas jurídica o en la destitución de los cargos electos, como manda la definición de democracia.

El régimen político español es una oligarquía de partidos o una monarquía de partidos como se prefiera. Nuestra constitución en términos democráticos, es un contrato nulo de pleno derecho, cuya solución pasa por un nuevo pacto en donde el consentimiento sea esta vez el del pueblo, no el de aquellos que se hacen pasar por sus representantes bajo un sistema electoral que lo imposibilita. Necesitamos un proceso constituyente para instaurar (no restaurar, pues no ha existido nunca) la democracia en España.

Anónimo

Anónimo dijo

¿Falsificar la historia es delito?

Una de las historias menos contadas de nuestros años del cólera son las referidas al sostén del nazismo posbélico. Cada vez estoy más convencido de que la historia del franquismo - nuestra historia con el franquismo, quiero decir-, aún está cubierta de una espesa costra de vergüenza familiar, lo que convierte a los historiadores oficiales en auténticos hipócritas que necesitarían sentarse en el diván y empezar el ritual con una jaculatoria al beato Freud, algo así como: mi padre fue un franquista que ganó la guerra y que durante muchos años tuvo conciencia de que el mundo estaba dividido entre vencedores y vencidos, y que por un azar de la historia, bendecido por el Papa y por la Iglesia y por todos sus obispos y cardenales menos un par, él eligió el bando de los buenos, o sea, los vencedores.

Los hijos de los ganadores en la guerra incivil escribimos la historia de España, ¡no digamos ya la de Catalunya!, y esto es un dato que debemos asumir todos y que nos condiciona; a unos para pasar página y hacerse una retrato a la moda; a otros a beneficio de inventario, porque esa historia se solventó - ¡ay, hace ya tantos años!- en la más radical adolescencia.

Por eso y otras muchas cosas, la gente, el común, el pueblo llano, que dicen ahora los flamantes neoilustrados del zapaterismo, no sabe nada del apoyo al nazismo en España después de su derrota en 1945. Por tanto, le sonará a chino saber que don Gregorio Marañón, el liberal por excelencia, fue prologuista entusiasta de las memorias de León Degrelle, un nazi belga, criminal buscado en su país, al que el Caudillo brindó protección. En Madrid, una de las librerías más importantes hasta los años sesenta se llamaba Bucholz y era propiedad de un nazi, oficial en la Legión Cóndor, que tenía contratado a Enrique Tierno Galván como asesor. Impresiona leer las cartas de don José, otro liberal por excelencia, renunciando a su traductora alemana por ser judía.

En abril de 1961, Hannah Arendt, la elogiada pensadora contra el totalitarismo, va a Israel para asistir al juicio contra Eichmann, el funcionario genocida, uno de los mayores responsables del asesinato de millones de judíos. Por esa misma fecha, en España, el diario probablemente más vendido y leído del momento, el formador de generaciones de periodistas llamados de raza, el popularísimo Pueblo, diario de la tarde, publicaba una serie de artículos que resumían el vomitivo panfleto de Paul Rassinier, La mentira de Ulises, en el que se niega la existencia de los campos de exterminio nazis. Era la aportación española durante los años del cólera a la defensa de la cultura católica y tradicional frente a las democracias judeomasónicas.

Si un supuesto historiador como el británico David Irving niega el genocidio judío que ejecutó el nazismo merece cárcel, aunque sólo sea porque alguien no puede orinar en la calle y menos aún sobre millones de muertos, y que sirva como una gracia, un chiste de la historia. Un blanqueador de asesinos es un colaboracionista y por tanto un cómplice, y dicho esto, debemos abordar la otra parte de la verdad. ¿Qué volumen de mentira es necesario para que un historiador vaya a la cárcel? ¿Cuántos crímenes ha de negar para que le caigan tres años, como a Irving? Es la pregunta del millón.

Pongamos un ejemplo de esos buscados para no ofender la sensible pituitaria de los historiadores que huelen. En Francia, dos responsables editoriales, Barbara Cassin y Alain Badiou, han tenido la audacia, y la dignidad, de rectificar en su editorial, nada menos que Seuil, al colega Pascal David, encargado de preparar la Introducción a la metafísica, donde la figura de Heidegger aparece como un opositor al nazismo. Es un asunto grave y vinculante y que entre nosotros fue como una asignatura pendiente. Cuando apareció el libro del chileno Víctor Farías sobre la vinculación entre el filósofo alemán y el nazismo, aquí hubo una auténtica feria de despropósitos. Me acuerdo de los gestos de algunos ilustres intelectuales: "Qué importa que Heidegger coqueteara con el nazismo... si era un inmenso filósofo". Lo inquietante es cómo se puede ser un inmenso filósofo y creer en el nazismo. Eso no se explica; sería tanto como explicarse a sí mismo y entre nuestras verdades reveladas está que los mediocres pensadores españoles de la época ejercían de franquistas sin saberlo.

Negar un crimen en el que se ha sido cómplice está penado por la ley. Es obvio, pero nos plantea un tema añadido; cómo hacemos para abordarlo. Nuestro borrascoso pasado hemos de explicarlo y al tiempo bordear la norma que llevaría a los tribunales a quien tuviera el valor de desenmascarar la impostura. Al parecer los actuales grupos que conforman la mayoría en las Cortes españolas han redactado un texto evocador del 23-F en el que se señala la actitud valiente de partidos, instituciones y ciudadanía frente a los golpistas. Me parece una estafa más de las que nos tienen ya acostumbrados, porque si algo resulta llamativo en el 23 de febrero de 1981 es la consecuencia palpable del proceso que conforma la transición: la gente mira cómo los que saben conducen la situación. La absoluta ausencia de reacción en la ciudadanía, fuera de escuchar la radio y ver la televisión, es el espejo del proceso de la transición y su fenómeno más palpable.

Ahora que se grita mucho sobre la reacción frente al golpismo, convendría recordar que el giro que supuso el 23-F fue un baño de humildad sobre el cuerpo entero de la sociedad española, de arriba abajo. Fue la Loapa, la ley que rebajaba un montón de pretensiones, indefendibles si no es con millones de ciudadanos en la calle. Me recuerdo en Bilbao presenciando la manifestación que el PNV había convocado días más tarde; un gesto sin la más mínima trascendencia política, salvo contentar a la parroquia. La mentira se ha instalado en nuestras crónicas del pasado como un virus.

Es imposible detectar ya el volumen de la fantasmagoría; incluso situaciones que uno ha vivido han cambiado de sentido. El oficio de escribir la historia convertido en ejercicio de prestidigitación.

A bote pronto, me acuerdo del lehendakari Garaikoetxea desaparecido y al PNV de Xavier Arzalluz buscándole. También, del entonces radicalísimo Patxi Letamendia agarrando una barca para llegar a Francia y recogido por la Guardia Civil del mar porque se había perdido. Me acuerdo de tantas escenas cómicas y patéticas en torno de aquel 23-F, donde había quien hacía pasaportes para sus hijos pequeños en la convicción de que aquello iba a ser el Chile de Pinochet. Y esto no podía ser el Chile posrevolucionario porque aquí ni hubo revolución ni podía haber Salvador Allende, y por tanto lo único factible se reducía a recogerte en tu casa y esperar los acontecimientos. No había heroísmo, tan sólo perplejidad. Fuimos un quiste de la historia y además resultó que ni siquiera era maligno, sino adiposo, añadido, vulgar, y a veces, en horas bajas, pienso que quizá innecesario. Ése es el lado patético de nuestra historia, que cumplidos nuestros objetivos nada de lo que hicimos sirvió para llegar a ellos, o al menos eso nos explican los que estaban al otro lado de la barricada, quiero decir, los que podían matarte o condenarte a cárcel de por vida.

Estamos, lo digo con sarcasmo, en pleno proceso de sovietización de la historia; aquel, que el historiador Pokrovski resumía con desvergüenza: "La historia es la proyección de la política hacia el pasado". La cosa es tan grave que incluso uno se interroga sobre lo evidente, aquello sobre lo que tiene certezas inamovibles. Incluso he buscado fotos para ponerlas en la pared y fijar los hechos, reconocerse, como quien se cerciora antes de salir de casa de que el nudo de la corbata está ajustado y que el pelo no necesita doma.

Bastaría leer la crónica publicada en El País,el único diario que la dio, evocando los acontecimientos de febrero de 1956, en Madrid, narrados por una periodista imagino que joven y que de seguro sin zorra idea del asunto. Y no es culpa suya porque refiere un acto donde están algunos de sus jefes, con tal cúmulo de barbaridades históricas que uno se queda parado y da en pensar si no será así como quieren que se cuente su propia historia. Todos los que están en la foto de El País en homenaje y recordatorio de aquellas fechas terribles de febrero de 1956 eran militantes comunistas, desde Javier Pradera a Julio Diamante y pasando por Jorge Semprún, Sánchez Dragó y Enrique Múgica Herzog. ¿A qué viene esta confusión de los valores? ¿Se avergüenzan, acaso, del único momento en que fueron lo que querían ser? ¿Se niegan a asumir el papel de juguetes rotos de una historia que a Dios gracias no salió como pensaban?

Esos libros basura de los antiguos radicales convertidos ahora en piadosos defensores del sistema contra el que pretendidamente lucharon, ésos, merecen una condena, aunque sea simbólica y que yo cifraría en la obligación de pasar por el sillón del psicoanalista: echarse allá y empezar a largar de cómo fue posible que gente tan miserable fuera capaz de ganar la dignidad luchando. Noes verdad que todos tengamos momentos de flaqueza, lo que sí es cierto es que hasta el mayor canalla puede asumir unos días de gloria.

Reinventemos de nuevo aquello que hicieron los arrepentidos fascistas de La Codorniz y abramos de nuevo una cárcel de papel, para incluir en ella a todos aquellos que mintiendo descaradamente sobre ellos mismo tratan de reescribir nuestra historia, sin ser conscientes, lo digo sin rencor, de que si son algo es gracias a su pasado. ¿O acaso alguien podría valorarlos hoy, después de tantas renuncias? A mí siempre me ha llamado la atención esa gente de mi generación que está bordeando el suicidio, que piensan noche tras noche si al final no habrá otra solución que matarse antes de la indignidad del silencio y la vejez.

Pero resulta que con el tiempo no sólo no se matan si no que un día se arman, van a por nosotros y nos dejan, acribillados de improperios, en la cuneta.

Anónimo

Anónimo dijo

Según Exteriores, en el mundo hay 166 oficinas institucionales y comerciales de las autonomías. Otro informe habla de 112. Nadie lo sabe con precisión. Hemos recorrido en São Paulo el gran despliegue
Muchos españoles se equivocaron funestamente votando al PSOE. Ahora todos tenemos que purgar su error con nuestro sacrificio.
Nueva York, Berlín, París, China, México DF, Buenos Aires... Hay que viajar de punta a punta del globo para poder pisar todas las embajadas que las comunidades autónomas mantienen activas en el extranjero. Un derroche de dinero, más aún en los tiempos que corren, y un caos difícil de entender. Empezando porque ni siquiera se sabe con certeza cuánto nos cuesta esta extensa red de oficinas institucionales y comerciales repartidas por los cinco continentes. Algunos la cifran en 200 millones de euros al año. Otros, en más de 400 millones.

Tampoco hay quien se aclare con el número de embajadas. En un informe del Ministerio de Asuntos Exteriores, al que Crónica ha tenido acceso, se da la cifra de 166. Otro departamento habla de 112. A estas se suman las 118 embajadas oficiales del Estado y los 95 consulados.

El lío es aún mayor cuando hacemos un recorrido por las comunidades. A Cataluña le adjudica 41 oficinas, pero en la Generalitat nos aseguran que son 65, nada menos; a Navarra le atribuye cuatro, pero no tiene ninguna; a Galicia le suma nueve, pero la Xunta habla de tres...

En el mismo informe se señala que la ciudad brasileña de São Paulo es la que más delegaciones autonómicas acoge .
Tan sólo La Rioja, la Comunidad Valenciana y Castilla y León han aceptado colaborar con el Gobierno para recortar oficinas, que pasarían a instalarse en las embajadas del Estado español, lo que evitaría duplicidades y más gastos.

A este plan se ha negado Cataluña, pese a los brutales recortes que viene haciendo en educación y sanidad [menos consultas, menos operaciones, copago de medicinas...]. En su embajada en Sâo Paulo, en el undécimo piso de un rascacielos de alto nivel, nos recibe una amable consultora. Niega que pueda hablar sin la autorización del director, Josep Maria Buades. «No es que tengamos nada que ocultar», justifica. Cataluña es la región con más embajadas, 65 en 31 países, incluidas las oficinas de promoción de la lengua y el turismo, con un gasto anual que supera los 32 millones de euros.

Con todo José Ignacio Torreblanca cree que España tiene solución. Sólo hay dos maneras de situarse frente a la actual crisis: una, racional, basada en la autocrítica, y otra, irracional, basada en la autoflagelación. La primera aspira a comprender lo sucedido e introducir las reformas que eviten su repetición. La segunda, puramente emotiva, se construye sobre el victimismo y el deseo de desagravio, sea individual, profesional, de clase, territorial o colectivo (lo que me han hecho a mí, a los míos, a mi grupo, a mi identidad colectiva). Una, intenta entender qué normas hay que introducir y qué diseños institucionales hay que modificar para lograr que los agentes políticos, económicos y sociales se comporten de forma éticamente correcta y socialmente útil. La otra, se conforma con atribuir la crisis a las motivaciones individuales de políticos (corruptos), empresarios (rentistas), sindicalistas (anquilosados), y así sucesivamente. Adoptar la primera posición obliga a abrir un debate que permita atribuir las responsabilidades de forma adecuada y diseñar los mecanismos e instituciones correctores. Adoptar la segunda significa consumirse en un debate estéril sobre los defectos de un supuesto carácter nacional que, al parecer, explicaría toda nuestra historia. La primera posición nos sacará de la crisis, la segunda nos hundirá aún más en ella. Y, sin embargo, a decir que lo que vemos y escuchamos, no parece en absoluto evidente que estemos embarcados en el camino del reformismo, sino más bien en el de la melancolía.

¿Por dónde comenzar el rearme? Dejando bien claro que esta crisis no la explica el carácter nacional, los Austrias o la guerra de Cuba. Estados Unidos también ha tenido una burbuja inmobiliaria que ha dejado cientos de miles de trabajadores sin empleo y decenas de miles de casas vacías, por no hablar de la captura de la política por parte del dinero, que ha superado todas las cotas de obscenidad democrática. Suecia, que sin duda representa una de las formas de vida más avanzadas de este planeta, también tuvo que crear un banco malo, colocar allí los activos tóxicos y sanear el sector financiero. Alemania, a quien parece que tan sucesiva como esquizofrénicamente admiramos, envidiamos y odiamos, tampoco se ha librado de la lacra de la corrupción, especialmente de la mano de sus grandes empresas, del fraude fiscal entre los más adinerados o de los ministros plagiadores de tesis doctorales. En el Reino Unido, cuna de la democracia, la transparencia y el buen gobierno, los diputados han demostrado ser unos caraduras capaces de pasar sus gastos de jardinería a la Cámara de los Comunes mientras que la prensa amarilla se ha hinchado a pisotear los derechos fundamentales de los ciudadanos con escuchas telefónicas ilegales. ¡Vaya con el planeta anglosajón, escandinavo y protestante!

Anónimo

Anónimo dijo

Mientras Catalunya no sabe si pedir dinero o divorciarse de España . Grecia tampoco sabe que hacer para tratar de obtener recursos para paliar la crisis de deuda que padece. El último intento por parte del ejecutivo para obtener liquidez no es otro que alquilar algunas de las islas deshabitadas que rodean el archipiélago. Hasta un total de 40 de ellas se podrán obtener en régimen de concesión para los próximos 50 años.

La idea de poner a la venta estos pedazos de tierra no es nueva. En 2010 se generó un intenso debate en la república helénica, ya que la ley impide la venta de estos terrenos de titularidad pública, por lo que el Estado lo que hará ahora será cederlas en régimen de concesión durante un periodo de 50 años como máximo.

Las cifras que pretenden recaudar los enviados de la troika al país heleno oscilan entre los 25.000 y los 50.000 millones de euros a través de la venta de patrimonio, aunque por el momento solo han alcanzado los 1.800 millones, según publica en diario griego ekathimerini.com.

Grecia posee más de 500 islas deshabitadas de las más de 6.000 que conforman su archipiélago en el Mediterráneo. El precio de alguna de ellas varía desde el escaso millón de euros de la Isla Modi hasta los 150 millones de euros de la Isla de Patroklos, todas ellas de propiedad privada y que se pueden adquirir en la web Privatesislandsonline.com. Algunos de los actuales propietarios de las islas privadas son personalidades poderosas, como la heredera de la familia Onassis.

Takis Athanasopoulos, presidente del organismo de privatización, anunció que la venta de activos del Estado puede generar unos 1.900 millones de euros para el año 2015. Por el momento Grecia ya ha inició la pasada semana las privatizaciones de puertos y servicios básicos.

Vaya que unos le dan a la maquinita y otros se plantean perder islas o Monumentos egregios.

Carlos Sanchez

Carlos Sanchez dijo

El informe no deja lugar a dudas. Y su conclusión es que las regiones españolas del régimen común -todas salvo las que se benefician de un sistema foral- ‘subvencionan’ cada año al País Vasco en 1.820 millones de euros debido al cálculo que hace el Estado sobre la recaudación por IVA.

Cataluña, Madrid y Andalucía son, con diferencia, las comunidades autónomas más perjudicadas por el procedimiento. En todos los casos, por encima de los 300 millones de euros anuales que se transfieren de forma ilegítima respecto de lo que en realidad correspondería si se aplicará la norma según lo recaudado. Con más de cien millones de euros de aportación adicional y menos de 200 millones aparecen Castilla y León, Galicia y la Comunidad Valenciana. El resto de regiones aporta menos de 100 millones al País Vasco sin ninguna contraprestación.

Los cálculos aparecen publicados en Crónica Tributaria, una revista editada por un órgano oficial -el Instituto de Estudios Fiscales-, y los ha elaborado Javier Vicente Matilla, inspector de la Agencia Tributaria. Y parten del hecho de que si la recaudación total del IVA en todo el territorio español se situó en 2008 en 43.914 millones de euros, al País Vasco le correspondería ingresar -en función de sus índices de consumo- 2.469 millones. Sin embargo, logra 4.289 millones del Estado, lo que significa que la diferencia (esos 1.820 millones) es lo que subvencionan las regiones del régimen común a Euskadi. Todas excepto Navarra, que también dispone de un régimen foral.

Según sus cálculos, el consumo del País Vasco representa el 5,6% del conjunto de España; mientras que el Producto Interior Bruto (PIB) es del 6,3%. Sin embargo, el índice de capacidad recaudatoria fijado en el cupo –la cantidad que paga cada año el País Vasco para sufragar los gastos generales del Estado- es del 5’7%.

Este porcentaje es muy inferior al índice de recaudación real, que es del 7’2%, aunque después del correspondiente ‘ajuste’ se transforma en el 8’3%. Esas diferencias entre lo que ingresa el País Vasco gracias al Cupo y lo que debería ingresar, son las que explican las transferencias de rentas hacia el País Vasco procedentes del resto de regiones, cuyo nivel de riqueza es muy inferior.

En palabra de Esteban Matilla, estamos ante la aplicación de unos “índices políticos” que nada tiene que ver con la realidad, lo que produce enormes distorsiones en la distribución de la carga fiscal entre comunidades autónomas. En concreto, el índice de capacidad recaudatoria asignado en el cupo (artículo 14) es muy inferior a la recaudación real, lo que supone menor aportación al Estado, y el índice de consumo establecido para el País Vasco es muy superior al real, lo que supone que “el País Vasco tenga una mayor participación en el IVA ingresado en el Estado”.

Estos dos efectos, por un lado lo que el País Vasco deja de pagar al Estado, y, por otro, lo que el Estado le paga de más, producen, en opinión del autor del informe, “una distorsión que determina el enriquecimiento de las administraciones forales, en perjuicio del resto de comunidades autónomas”.

Según el autor del artículo, el sistema del Cupo -regulado por el Concierto Económico- es unidireccional, ya que solamente paga el Estado. Hasta el punto de que los niveles de fraude en el IVA que reconoce la Administración central, y que, por lo tanto, aminoran las entregas, no se aplican en el caso del País Vasco. Y ese fraude es el que se deduce de los ajustes sobre el consumo. El último Concierto Económico se firmó en 2007 y tiene vigencia hasta 2011, igual que la metodología de elaboración del cupo

Esta realidad se produce pese a que el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco estableció en una sentencia del año 2008 que se deberían evitar sistema tributarios “privilegiados”. El resultado, sin embargo, es que la presión fiscal efectiva en el País Vasco es menor de la que existe en el resto del territorio.

El estudio publicado por Crónica Tributaria no es, desde luego, el único ni el primero que alcanza esas conclusiones. El economista Ángel de la Fuente, del Instituto de Análisis Económico del CSIC –otro organismo oficial publicó otro estudio en el que concluía que la contribución del País Vasco a la Hacienda estatal es “muy inferior a lo que debería ser de acuerdo con la legislación básica actualmente en vigor”.

El origen del desajuste, sostenía De la Fuente, está en las leyes quinquenales del Cupo, donde los principios y procedimientos de valoración establecidos en la ley del Concierto se concretan de una forma “muy discutible”. Los problemas fundamentales que detectaban eran dos. Primero, la valoración de las cargas estatales no asumidas por el País Vasco está “fuertemente sesgada a la baja”. Y, segundo, el ajuste por IVA se realiza utilizando valores desfasados de los coeficientes que recogen el peso del País Vasco en el consumo nacional y en la base del impuesto.

El efecto conjunto de ambos factores ha sido el de rebajar la contribución vasca a los gastos del Estado en 2.800 millones de euros en 2002 y en casi 4.500 millones en 2007.

Stefanie

Stefanie dijo

El pasado 6 de septiembre, se encontraron en Madrid los gobiernos de Alemania y España, acompañados de un nutrido grupo de empresarios, y donde seguro hablaron sobre las condiciones para poder otorgar más ayudas financieras a España o a su sistema bancario. En los dos lados se ha elevado el tono en los últimos meses y es con gran expectación que España espera ahora la decisión que va a tomar el Tribunal Constitucional alemán, que esa sí es crucial, el día 12, sobre la conformidad o no del rescate europeo y las obligaciones derivadas para los alemanes.

En Alemania crece la critica contra la supuesta “mentalidad de fiesta” de los españoles; en España los medios cada vez son más negativos con la supuesta dureza de la canciller Merkel. Pensamos que la situación es mucho más compleja de lo que presentan ambos gobiernos y la mayoría de los medios. España no es Grecia, pero España puede ser un paciente crónico si Alemania, junto con Europa, no contribuye a solucionar sus verdaderos problemas.

España no debería recibir más dinero sin que se cambie a fondo el sistema político y econó- mico, hoy en manos de una oligarquía política aliada con la oligarquía económica y financiera, y sin que se aumente la participación ciudadana real en las decisiones políticas. Para no perpetuar la crisis y endeudar a los españoles durante generaciones, el Gobierno español debe reformar a fondo la administración de las comunidades autónomas y los ayuntamientos, en su mayoría en bancarrota y completamente fuera de control, sometiendo a referéndum el modelo de Estado.

Este tema es la clave del futuro de España, porque las regiones, ayuntamientos y diputaciones son los responsables de los dos tercios del gasto público -234.000 millones frente a 118.000 el Estado en 2011-, excluyendo la Seguridad Social -23.000 millones-, y este gasto se realiza en condiciones de descontrol, despilfarro y corrupción totalmente inaceptables. Las razones verdaderas de la crisis del país, en consonancia con lo dicho, nada tienen que ver con salarios demasiado altos -un 60 % de la población ocupada gana menos de 1.000 euros/mes-, pensiones demasiado altas -la pensión media es de 785 euros, el 63% de la media de la UE-15- o pocas horas de trabajo, como se ha trasmitido a veces desde Alemania. A España tampoco le falta talento, ni capacidad empresarial ni creatividad. Tiene grandes pensadores, creativos, ingenieros, médicos excelentes y gestores de primer nivel.

La razón de la enfermedad de España es un modelo de Estado inviable, fuente de todo nepotismo y de toda corrupción, impuesto por una oligarquía de partidos en connivencia con las oligarquías financiera y económica, y con el poder judicial y los organismos de control a su servicio. En España no existe separación de poderes, ni independencia del poder judicial, ni los diputados representan a los ciudadanos, solo a los partidos que los ponen en una lista. Todo esto lleva también a una economía sumergida que llega al 20% del PIB y que frena la competencia, la eficacia y el desarrollo del país. Además, detrae recursos con los que podrían financiarse educación y sanidad.

Las ayudas para España, igual que para otros posible candidatos de rescates, no deben ir a bancos ya casi en bancarrota y fuertemente politizados. En la CAM, el Gobierno ha comprometido 16.000 millones de dinero público en lugar de cerrarla; en Bankia, 23.000, y el Ejecutivo acaba de darle 5.000 millones urgentemente para cubrir pérdidas en vez de cerrarla, y además de forma tan extraña que despierta todo tipo de recelos. ¿Por qué se ha utilizado el dinero de los españoles (FROB) en vez de esperar los fondos de la UE? Es lícito suponer que la razón es la siguiente: los bancos no quieren que la UE investigue sus cuentas.

Control estricto y duras condiciones. Ya el caso de Grecia ha demostrado que las ayudas europeas tienen que estar vinculadas a un control estricto y condiciones duras. Esas condiciones no pueden solamente representar recortes sociales o subidas brutales de impuestos, como hace ahora el Gobierno de Mariano Rajoy con la excusa de Europa. Se tiene que cambiar más en España que cortar gasto social, que de todos modos es mucho más bajo que en Alemania, y hay otros gastos infinitamente más relevantes que se pueden eliminar. Además, los casos de corrupción resultan tan escandalosos, incluso en el propio Gobierno, que uno solo puede llegar a una conclusión: el dinero de Europa no puede ser manejado por personas tan increíblemente venales.

La pasada semana el ministro de Industria Soria -imputado también por corrupción urbanística en Canarias- acusó al ministro de Hacienda en el Consejo de Ministros de favorecer descaradamente a la empresa líder de renovables, Abengoa, de la que había sido asesor, en la nueva regulación de estas energías, que reciben más de 7.000 millones de euros de subvenciones anualmente. Y Rajoy, al que entregó una carta probatoria, ni dijo ni hizo absolutamente nada.

No puede permitirse por más tiempo este nivel de corrupción, y menos aún a 17 regiones funcionando como estados independientes, con todos los organismos multiplicados por 17, desde 17 servicios meteorológicos a 17 defensores del pueblo, con 200 embajadas, 50 canales de TV regionales en pérdida, 30.000 coches oficiales o 4.000 empresas públicas que emplean a 520.000 personas, creadas específicamente para ocultar deuda y colocar a familiares y amigos sin control ni fiscalización alguna. En conjunto, unos 120.000 millones, equivalentes al 11,4% del PIB, se despilfarran anualmente en un sistema de nepotismo, corrupción y falta de transparencia.

Y con esto se tiene que acabar, entre otras cosas, porque ya no hay dinero. Los últimos datos de las cuentas públicas conocidos la pasada semana son escalofriantes. El déficit del Estado a julio ascendió al 4,62% del PIB, frente a un déficit del 3,5% comprometido con la UE para todo el año (del 6,3% incluyendo regiones y ayuntamientos). Pero lo realmente inaudito es que España está gastando el doble de lo que ingresa. 101.000 millones de gasto a julio frente a 52.000 millones de ingresos, y precisamente para poder financiar el despilfarro de regiones y ayuntamientos, que no están en absoluto comprometidos con la consolidación fiscal.

El tema del déficit público es algo que roza la ciencia ficción, y que ilustra perfectamente la credibilidad de los dos últimos gobiernos de España. En noviembre de 2011, el Gobierno dijo que el déficit público era del 6% del PIB; a finales de diciembre, el nuevo Gobierno dijo que le habían engañado y que el déficit era superior al 8%, y que se tomaba tres meses para calcularlo con toda precisión. A finales de marzo, se dijo que definitivamente era del 8,5%, y ésta fue la cifra que se envió a Bruselas. Dos semanas después, la Comunidad de Madrid dijo que sus cifras eran erróneas y el Ayuntamiento de la capital igual… el déficit era ya del 8,7%.

Sin embargo, la semana pasada el INE dijo que el PIB de 2011 estaba sobrevalorado y, con la nueva cifra, el déficit era del 9,1%; dos días después, Valencia dijo que su déficit era de 3.000 millones más; o sea, que estamos en el 9,4% y las otras 15 CCAA y 8.120 ayuntamientos aún no han corregido sus cifras de 2011. Lo único que sabemos es que están todas infravaloradas. El déficit real de 2011 puede estar por encima del 11%, y en 2012 se esta gastando el doble de lo que se ingresa. Como dice el Gobierno de Rajoy, “estamos en la senda de convergencia”. Y es verdad… de convergencia hacia Grecia.

Claramente, la joven democracia española tiene todavía muchos déficits de representatividad y de democracia que deberían interesar a la canciller Merkel y también a Europa, si queremos evitar una Grecia multiplicada por cinco y salvar el euro. Esto es lo que ha hecho posible el despilfarro masivo de las ayudas europeas, con una asignación disparatada de las mismas, a pesar de que estas ayudas han supuesto una cifra mayor que la del Plan Marshall para toda Europa.

Es frustrante que a causa de este sistema oligárquico nepotista y corrupto se destroce talento y creatividad y que ahora muchos jóvenes se vean forzados a trabajar fuera, muchos en Alemania. Esa situación nos ha llevado a una distribución de riqueza que es de las más injustas de la OECD. La antaño fuerte clase media española está siendo literalmente aniquilada.

Resumiendo: no es una falta de voluntad de trabajo, como se piensa tal vez en algunos países del norte de Europa, lo que hace que España sufra la peor crisis económica de su Historia. Es un sistema corrupto e ineficiente. La crítica del Gobierno alemán y sus condiciones para un rescate de España se deberían concentrar en la solución de esos problemas. En caso contrario, solo conseguirán que una casta política incompetente y corrupta arruine a la nación para varias generaciones.

Anónimo

Anónimo dijo

El sector financiero alemán es partidario de una escisión de Bélgica. Para argumentarlo,un periódico de la izquierda belga se apoya en varios puntos que remiten a un hombre, Bart De Wert, el jefe de filas del N-VA, partido independentista flamenco. Primer elemento de la demostración : un artículo aparecido en el diario “Frankfurter Allgemeiner Zeitung”, explicando “¿No tiene razón el historiador De Weber cuando dice que el Estado belga ha fracasado, 180 años después de su creación, porque la minoría francófona no quiere aceptar las demandas de la mayoría flamenca de la población ?" Olvidando que De Weber utiliza sobre todo, en su campaña, el argumento lingüístico para atacar mejor el sistema de apoyo mutuo entre las diferentes regiones belgas, convencido de que Valonia se beneficia de los mejores resultados económicos actuales de Flandes. Conclusión de Dirk Shümer : “la desintegración de este Estado europeo modelo ya sólo depende de los costes a medio plazo de una escisión.”

De creer en ella, ésta podría prefigurar una transformación radical del continente europeo : “En una economía mundializada, un Estado puede llegar a ser superfluo al transferir sus competencias a una institución supranacional, mientras que las regiones y los municipios pueden hacer el resto del trabajo.” “Solidaire” advierte además que en el artículo del “Frankfurter Allgemeiner Zeitung”, se encuentra palabra por palabra la argumentación habitual, en el seno de la patronal alemana, que aboga por “una Europa de las regiones” favorable a Alemania, “si Europa se compusiese de una gran Alemania homogénea, junto a un mosaico de pequeñas regiones y minúsculos Estados separados, entonces, la influencia de Alemania sobre Europa estaría asegurada”, analiza “Solidaire”. Una influencia ya en marcha entre Alemania y Flandes su “nuevo Estado vasallo”, respecto a los vínculos universitarios, económicos y financieros : “Empresa alemanas tienen importantes inversiones en Flandes : Bayer, BASF y Evonik en Amberes. El puerto de Amberes, el segundo de Europa después de Rotterdam, tiene una gran importancia para la industria alemana”, señala el periódico. Antes de concluir : “Que una parte de la patronal alemana de derechas recupere abiertamente, ahora, el discurso separatista flamenco, no es anecdótico. En estos medios, se piensa ya en una posible independencia flamenca.

Jordi

Jordi dijo

El pleno del Ayuntamiento de Vic, municipio barcelonés de más de 40.000 habitantes, aprobó ayer, lunes, a mediodía una moción apoyada por la mayoría de grupos en que se declara "territorio catalán libre y soberano", la primera capital de comarca que suscribe una declaración de este tipo.

La moción contó con 14 votos a favor de los grupos que la promovieron (CUP, ERC, ICV-EUiA y SI), a los cuales se sumaron los concejales de CiU. Hubo dos abstenciones del PSC y cinco votos en contra de Plataforma per Catalunya (PxC), informan fuentes de Esquerra.

El texto se inspira en el aprobado hace dos semanas en otro municipio de la comarca de Osona, Sant Pere de Torelló, pero incorpora puntos adicionales, como por ejemplo el que indica que "el nuevo Estado Catalán tendrá entre sus objetivos conseguir la reunificación política de los Países Catalanes".

El alcalde de Vic, el democristiano Josep Maria Vila d'Abadal, consideró en su intervención que la moción refleja el sentimiento del pueblo catalán expresado en la manifestación celebrada en la Diada del 11 de septiembre en Barcelona.

La moción aprobada culmina la negociación entre los grupos municipales iniciada a raíz de una propuesta de la CUP, a partir de la cual ha sido consensuado el texto definitivo, lo que ha dado pie a que los concejales de CiU se sumarabn ayer mismo a la iniciativa.

El presidente y la secretaria general de ERC, Oriol Junqueras y Marta Rovira, respectivamente, asistieron al pleno municipal de Vic para presenciar el debate de la moción y apoyarla con su presencia.

few

few dijo

AUNQUE LA ELIMINACIÓN DEL TRIBUNAL INCONSTITUCIONAL SERÍA UNA BUENA NOTICIA PARA TODOS, VISTO PARA LO QUE SIRVE Y CONTANDO CON EL TEDH . ALGUNAS PROPUESDTAS LAS VEO COMO UN BRINDIS AL SOL SI NO SE CAMBIA LA CONSTITUCIÓN DEL 78...

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos es el garante del cumplimiento por los Estados parte de las obligaciones derivadas del Convenio para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales .

El 21-O ya tiene rostro para Sociedad Civil y Democracia, una formación política recién estrenada que confirmó la pasada semana su participación en los comicios gallegos.

Lo hará con Mario Conde por Pontevedra, y con rostros mucho menos conocidos en el resto de las provincias. Enrique Martí Maqueda será el número uno de la lista de Orense y el abogado de 36 años Francisco Javier Fernández Tarrío lo será por La Coruña. Ya en Lugo, la candidatura estará encabezada por Marcos Carballo Fernández, 38 años, casado con dos hijas y especialista en equipos informáticos .
Presentadas las caras, la formación que preside Daniel Movilla perfila su ponencia política -aprobará el borrador el próximo 6 de octubre en el Congreso Constituyente- de la que ha dado a conocer algunos detalles.

La intención de someter a referéndum la estructura territorial de España, estableciendo competencias estatales “exclusivas e indelegables” del Estado es uno de los más llamativos en un partido que concurre, como primera prueba de fuego, a unos comicios autonómicos. Pero hay más: el reconocimiento legal de una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) que dé voz a la sociedad civil o una nueva Ley Electoral que contemple un procedimiento revocatorio para los cargos públicos.

También el derecho de los españoles a dirigirse a las administraciones en castellano, la supresión de subvenciones a partidos, sindicatos y patronal y a las televisiones de ámbito inferior al estatal o la eliminación del Tribunal Constitucional y son otras de sus señas de identidad.


Además, estudian la posibilidad de que comparezcan ante el Congreso de los Diputados las personas candidatas a ocupar cargos a los órganos e instituciones del Estado, “para proceder a un examen de idoneidad, profesionalidad e independencia” y plantean la creación de un Estatuto de los cargos públicos que establecerá su remuneración, medios materiales y límites de gasto, con limitación temporal del ejercicio de cargo público.

Con el fin de garantizar la independencia judicial, SCD propone un cambio en el acceso a la carrera y que los jueces y magistrados que accedan a la política no puedan volver a ocupar su sitio en la judicatura en el plazo de cinco años, además de introducir en el Código Penal un tipo agravado para el caso del delito de prevaricación cometido por jueces y fiscales.

Escribe tu comentario


Si prefieres firmar con tu avatar, haz login
Inserta un emoticono

Sobre este blog

Avatar de César Rodríguez  Docampo

LA TABERNA DE LOS MARES

Nacido en Auria, periodista por la antigua Escuela Oficial de Madrid, catedrático de Filosofía.

ver perfil »

Fans

  • EUROTOPIA
  • Zahira Rosales Cala
  • merhum
  •   María Borrego R
  • María ..Carisdul
  • pedro-jose
  • hombrerico2007
  • abel-ros
  • dezabaleta
  • corchadocarlos
  • tatlez
  • marroquineriadeubrique
  • fradies

Ídolos

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

Feevy

Texto