15 Dic 2008

SÁNDOR MÁRAI; Diarios 1984-1989 2ª parte. La investigación continúa.

Escrito por: Corto Cortés Smith el 15 Dic 2008 - URL Permanente

Continúo con la investigación sobre los motivos del suicidio de Sándor Márai. Ya estoy en el año 1985 de sus diarios.

En el último número del suplemento EL CULTURAL, en una crítica sobre este libro, mi admirado Luis Antonio de Villena se decanta por la decrepitud y el derecho a la muerte digna como motivos. Aprovecha Villena para defender la eutanasia. Con respeto y con permiso discrepo. Márai era muy inteligente y ya contaba con que a partir de los 80 años sufriría esos problemas físicos.

De momento sigo la pista del fracaso en la búsqueda del sentido de la vida como principal motivo del suicidio.

El día 11 de enero de 1985 Márai lee sus diarios de 40 años atrás en los que se preguntaba si pasados 40 años sería mas sabio y más feliz. Si habría resuelto sus dudas "sobre Dios, sobre la gente, sobre la naturaleza y lo sobrenatural".

Ese día de enero escribe "resulta que no soy más sabio. Mejor dicho, más bien intento retener a duras penas lo que sabía hace cuarenta y tres años, pero desde entonces lo voy perdiendo, se me olvida".

Otra pista secundaria es el doble sentimiento de culpa; el propiciado por sus actos pasados y el que se debe a la maldad de la humanidad de la que, como hombre muy sensible, se siente parte y responsable.

El día 1 de enero de 1985 escribe:

"La radio y la televisión difunden la noticia de los cuatro chicos -entre siete y catorce años- que el día siguiente a Año Nuevo mataron a golpes a su compañero de seis años, sordomudo e idiota. L. (la mujer de Márai) se acordó de una amiga suya cuya familia tenía una granja de pollos: entre los infinitos pollitos nació uno diferente, de color y plumaje muy distintos a los del resto; los demás atacaron al polluelo que acababa de salir del cascarón y lo despedazaron con los picos y garras".

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

5 comentarios Escribe tu comentario

Por lo que sé de Márai no creo que su suicidio haya sido un acto impulsivo, sino algo pensado y de alguna forma evaluado. Pero... tampoco se puede descartar del todo el factor irracional, ¿qué opinas?
Las personas que me han confesado que en algún momento habian pensado suicidarse dicen que era una especie de llamada, de impulso, fruto de una profunda depresión (en cada caso originada por motivos diferentes, que pueden ser analizados, esos si').
De todas formas, de los posibles factores que citas, creo que el sentimiento de culpa puede llegar a ser un peso insoportable. Yo lo temo.
Un abrazo

para un hombre sensible como él las culpas se acumulan y no se olvidan. Respecto al impulso irracional no lo creo. Márai PENSÓ mucho su vida y como buen agnóstico lo razonaba todo mucho Apuesto pr una decisión muy bien meditada.

roberto

roberto dijo

los diarios de marai me resultaron muy interesantes. una reflexion sobre la muerte, la vejez, para mi non tiene importancia su suicidio. ya estaba cansado,
solo, sentia el paso del tiempo. creo que ya tenia pensado suicidarse. lo bien que ha hecho. sin llegar a 85 anios.....con 30 menos.......cuantas veces lo he pensado. este mundo no es para las personas demasiado sensibles.

Bienvenido, Roberto, a la "Casa debajo de la almohada" .Para mi si tiene importancia el suicidio aunque sea a esa edad. Es una decisión contral la vida. Su vida. Me defrauda que despues de todo lo que vivió y de esa forma tan intensa no quiera seguir viviendo aunque sea unos años más que es lo que le podía quedar. Por eso intento encontrar motivos a ese suicidio.
un abrazo

luis garcia

luis garcia dijo

MARAI HIZO LO QUE POCOS EN ESTA VIDA, PLANEO SU MUERTE, SUS ULTIMOS DÍAS FUERON CARGADOS DE BASTANTE TRISTEZA. NO TENÍA MOTIVOS DE VIVIR, SE SENTÍA SOLO, SIN ALIENTO
PARA VIVIR, YA NO SENTÍA PLACER DE VIVIR.

Escribe tu comentario

Contacto:
casa.almohada@gmail.com

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

Texto

Para contactar directamente con Corto:
casa.almohada@gmail.com