26 Mar 2009

SUICIDIO DEL HIJO DE SYLVIA PLATH

Escrito por: Corto Cortés Smith el 26 Mar 2009 - URL Permanente

El día 16 de marzo de 2009 se quitó la vida Nicholas Hughes. Tenía 46 años. Era biólogo marino e hijo de los poetas Sylvia Plath y Ted Hughes. Era soltero y no tenía hijos.

Cuando Nicholas tenía un año su madre, Sylvia, les preparó el desayuno e él y a su hermana Frieda y metió la cabeza en el horno para suicidarse. Lo consiguió. Su padre, Ted, que entonces ya se había separado de Sylvia había dejado embarazada a Assia Wevil. Esta última se suicidó 4 años después utilizando el mismo método que Sylvia, solo que esta vez mató también a su hijo de 4 años.

Con el reciente suicido de Nicholas los periódicos británicos insisten en relatar los últimos descubrimientos de la psiquiatría que supuestamente demuestran que muchas enfermedades mentales, entre ellas la depresión y el trastorno bipolar, son genéticas. Con lo que acaba de hacer Nicholas los partidarios de las causas biológico-químicas de la enfermedad mental se apuntan un tanto. En mi modesta opinión mantengo mis dudas.

Sylvia Plath era inmadura y por lo tanto egoísta. Ted Hughes era fundamentalmente egoísta. El suicidio generalmente es un acto de egoísmo, más si se tiene descendencia. El suicida manda un mensaje claro al subconsciente de sus hijos: “Ni por vosotros vale la pena vivir”. Lo peor es que el hijo del suicida suele desarrollar un claro sentimiento de culpa. Nicholas Hughes sentía que con su nacimiento se agudizó el sufrimiento de su madre. Además sabía que su padre destruyó el último cuaderno de los diarios de Sylvia para que sus hijos no tuvieran que soportar lo escrito en el. Aunque Ted Hughes mantuvo una buena relación con su hijo hasta que murió de cáncer en 1999, es muy posible que nunca revelara lo que escribió Sylvia en ese último cuaderno. En estos caso es peor no saber. Nicholas fue víctima del egoísmo de sus padres, no de la genética.

Sylvia Plath dejó escrito que su hijo era “el niño dorado que el mundo matará y comerá”. Además pidió: “deja a este ileso”. Como si el cuidado de su hijo no fuera cosa suya.

Posdata: El día 22 de octubre de 2008, con motivo de la publicación en España de la poesía completa de Sylvia Plath publiqué un “post” en este “blog” con el titulo: SYLVIA PLATH y TED HUGHES; Poesía Suicidio y Amor. Al final del “post” escribí: “¡LOS NIÑOS!” . Era mi grito pidiendo atención para esos hijos. Inútil.

Perdón por la autocita.

Nicholas Hughes (Pic:Rex)

Nicholas Hughes hace 10 años en el funeral de su padre con su madrastra

y su hermana Frieda.

Fuente:www.Mirror.co.uk.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

10 comentarios Escribe tu comentario

Blueve dijo

Buenos Días! Me ha encantado el post, hace tiempo conocí a Sylvia, me impresionó especialmente leerla en un recital, mientras una compañera la declamaba en Inglés, impactante!, triste y desoladora, poemas en los que necesitas abrigo para el alma que pierde calorías cada renglón. Me gusta tu teoría del egoísmo...la pensaré detenidamente, me resulta curiosa puesta al lado de la libertad de acción personal e intransferible, la soberanía vital...

Te recomendaría que enlazaras el post que comentas, sería más fácil su lectura, Un beso matinal...volveré.

lola75 dijo

Temas muy complejos...Yo , por supuesto que no creo que cometer sea ciertos devarios en la vida,...NO ES GENÉTICO...

Eso faltaría ahora..echárle la culpa a la genética...no deseo juzgar nada...pero desde luego es una forma de cobardía ...cuyas raices pueden ser múltiples..pero que nuncan justifican el fin...

¿problemas mentales?...No lo tengo nada claro...

besos

Bienvenida, Blueve, a esta tu "Casa debajo de la Almohada". Sylvia Plath , como su amiga y tambien poeta, Anne Sexton (que también se suicidó) era muy sensible. Mucho. Quizás por eso la enfermedad mental se cebó en ella. Esa sensibilidad nos permitio disfrutar de su arte manifestado en poemas. Mi opinión sobre su egoismo es muy personal. Yo pienso que cuando se tienen hijos tu autonomía personal queda en un segundo plano. De las cartas de Ted Hughes se deduce que el suicidio, así lo veo yo, fue un episodio más -aunque el más grave- de la guerra matrimonial que mantuvieron. Pero en todo momento me parece que se aparca fuera de casa el interés de los niños, que debería haber sido lo prioritario. Repito, esto es una opinión muy personal. Pido perdón, de ante mano, a quien se pueda sentir contrariado.
un beso corto

Estamos de acuerdo, querida Lola. No podemos estar predestinados. Conozco a personas con los peores antecedentes familiares que tienen un vida realmente feliz y llena. Quizás para ese tipo de gente sea más dificil, lo admito, pero se puede, claro que se puede salir adelante. Incluso en las peores circunstancias. Esa libre albedrío, del que habla nuestra amiga, nos permite ser quienes queramos. sa es una de las maravillas del ser humano.
un beso corto

aurea marina

aurea marina dijo

Acabo de saber que murió el hijo de Sylvia y Ted H.
Impresionante y triste, lamentable.
Un comentario para los que opinan acerca del egoísmo del suicida.Es un asunto muy complejo este tema del suicidio. lo que puedo decir solo por mi propia experiencia y lo poco que sé acerca del tema es que la sensación de vacío que se experimenta cuando el dolor te inunda el alma y se mete hasta los huesos, no es posible definirlo y menos entenderlo por quien no ha pasado pòr semejante circunstancia. Tal vez esta situación se acentúa por aspectos orgánicos, fisiológicos o emocionales producto de deficiencias físicas o alteraciones del organismo.
Pero cuando esto sucede ni el instinto maternal es tan fuerte que pueda estar por encima de este sufrimiento. No hay amor de familia que lo cubra, ni amistad, ni el peso de la responsabilidad de los hijos, ni el temor de ir contra la vida.
El dolor lo inunda todo y la soledad es absoluta, porque el alma se queda como vacía. Abandonarse y dejarse ir parece entonces la única forma de calmar el dolor y el vacío.
Algunas veces algo o alguien aparece para asirnos y no dejarnos ir.
A veces no hay nadie. Y LA CUERDA SE ROMPE.
Solo los que han experimentado ese estado pueden saberlo, los demás solo pueden suponer.
No juzguen al suicida.
Sylvia, Assia, Anne, Nicolás y una larga y triste lista de vidas lamentablemente cortadas por sí mismos.
Los que opinan que siempre se puede encontrar una salida no conocen la fuerza tan grande que puede ejercer el vacío del alma para hundirnos en él.
Para elegir correctamente deben presentarse ciertas condiciones en la persona, que nos ayuda a no hacerlo.
Tal vez la única forma de salvarse es correr al lado opuesto, donde los demás nos encuentran, pero casi siempre se hace lo contrario, como Nicolás que caminó hacia el lado opuesto y en la soledad se quebró la cuerda que lo ataba al mundo.
Que Dios guarde a Sylvia, a su hijo Nicolás y a todos los que se fueron con el alma y el cuerpo tan agobiados que no pudieron más.

HADA AZUL

HADA AZUL dijo

TIENES RAZON AUREA, SOLO LOS Q HAN SENTIDO EL FRIO DEL ALMA, SABEN Q DIFICIL RESULTA AFERRARSE A LA VIDA.
TENGO EL LIBRO DE SYLVIA PLATH ´´CARTAS A MI MADRE´´
Y HE LLORADO A MARES AL VER Q NO SE PUDO SOBREPONER AL DOLOR DE LA AUSENCIA DEL AMOR, A LA CUAL POR CIERTO ESTABA
TAN ACOSTUMBRADA CON SU MADRE Q SOLO LE EXIGIA SACRIFICIOS
LIMITANDO SU NATURALEZA DESPREOCUPADA Y DICHARACHERA POR
UNA PERSONALIDAD FRIA E INDEPENDIENTE, CUANDO LO UNICO Q SYLVIA QUERIA ERA UN MARIDO Q LA AMARA Y EN QUIEN REFUGIARSE
PERO SE TUVO Q HACER CARGO DE LOS SUEÑOS DE SU MADRE Y
DESPUES DE LOS PROYECTOS DE SU MARIDO
LE FALTO EGOISMO.
Y SI . . . . . TED HUGHES FUE UN TIRANO, COMO HAY TANTOS HOMBRES EN EL MUNDO. Q MINIMIZAN LA PERSONALIDAD DE SUS MUJERES A TAL GRADO Q SE SIENTEN ACORRALADAS Y SIN SALIDA.
Y NI EL HECHO DE TENER UNOS HIJOS HERMOSOS LO DETUVO A SEGUIR CON SU VIDA.
SOLO VEAN CUANTAS MADRASTRAS LES IMPUSO A SUS HIJOS.
TAMBIEN A ELLOS LOS MINIMIZO. A TAL GRADO Q SE FUERON A VIVIR A LOS EXTREMOS DE LA TIERRA PARA HUIR DE LOS FANTASMAS.
FRIEDA Y NICHOLAS FUERON Y SON HERMOSAS PERSONAS LLENAS DE VIDA Y SIN EMBARGO NINGUNO QUISO RELACIONARSE CON NADIE MAS
Y MENOS TENER HIJOS
HASTA DONDE LLEGO EL EGOISMO DEL PADRE.
.. . . . . . . . . . . . SOLO QUEDA FRIEDA. . . Y LA HISTORIA SIGUE.

Qué retrato de suicidios más sobrecogedores. No sé, posiblemente todo tenga un porqué, quizás sólo los que fueron cobardes para ejercerlos se llevaron las razones.
Gracias por éste relato, me ha encantado leerlo CCS
Feliz noche
Besos

Queridas HADA AZUL y Aquarella:
Lo que yo quería decir es lo siguiente:
Hay dos mensajes muy dañinos para un hijo, 1º saber que su padre/madre no lo quiere y 2º saber que sus projenitores no se quieren entre ellos. El 1º es el peor y cuando un padre o una madre se suicida manda ese mensaje al hijo. Este percibe que su presencia en el mundo no es suficiente para que su padre se quede en él. Si mi padre se suicida mi subconsciente descubrirá que yo no era el principal asunto de mi padre, yo no era lo más importante, es decir encontrare´la terrible noticia de que mi padre no me quería lo suficiente. A eso me refiero con el egoismo de los suicidas que son padres o madres . Peor si lo son de niños pequeños. El suicidio del hijo de la Plath, es un pena, pero viene a darme la razón.
Para mi , siento decirlo por que sé que contradigo la opinión de muchas personas, el suicidio no tiene nunca justificación (salvo en el caso de enfermedades mentales).
un saludo

Perdón por la falta ortográfica: Se escribe "progenitor".
Ya la estoy copiando 20 veces

neus

neus dijo

Muchas conjeturas. Ninguna que no culpabilice al que no está.
También puede que el suicida piense: "la vida será mejor para ellos si yo no estoy en ella". Matarse no debe ser fácil. Debe de haber algo fuerte que te empuja a ello.

Escribe tu comentario

Contacto:
casa.almohada@gmail.com

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

Texto

Para contactar directamente con Corto:
casa.almohada@gmail.com