17 Abr 2009

SUSAN SONTAG; Sobre el oficio de escribir.

Escrito por: Corto Cortés Smith el 17 Abr 2009 - URL Permanente

Se acaban de publicar en EEUU los diarios de juventud de la escritora Susan Sontag (Nueva York 1933-2004). La edición la ha realizado su hijo, el también escritor David Rieff. A finales de 2009 Mondadori los publica en España.

Sontag sobre arte y escritura:


12/3/61
Darme cuenta de los “lugares muertos” de los sentimientos —hablando sin sentir nada. (Esto es muy diferente de mi vieja auto-repugnancia por hablar sin saber nada.)

El escritor debe ser cuatro personas:

1) el loco, el obsesivo
2) el idiota
3) el estilista
4) el crítico

[El escritor:]

1) provee el material
2) lo deja salir
3) es gusto
4) es inteligencia

un gran escritor tiene todos los 4 —pero puedes aun ser un buen escritor únicamente con 1) y 2); son los más importantes.

9 Dic. 1961
El miedo de envejecer nace del reconocimiento de que uno no está viviendo ahora la vida que uno desea. Es el equivalente de un sentido.

Yo escribo para definirme a mí misma —un acto de autocreación— parte del proceso de desarrollo —en un diálogo conmigo misma, con escritores que admiro vivos y muertos, con los lectores ideales.

Julio 27, 1964
Arte = una manera de entrar en contacto con la locura propia.

El escritor Jorge Edwards escribe sobre estos diarios en Letras Libres:


El prólogo de Rieff (hijo de Susan Sontag) a la recopilación de anotaciones personales de su madre es fuera de serie, atrevido y conmovedor. Confiesa que decidió hacer él la edición antes de que la hiciera otro, y reconoce que hay cosas en estos diarios y libros de apuntes que son “una fuente de dolor” para él, y muchas que habría preferido no conocer y no dar a conocer a otros. Sin embargo, piensa el lector, no conocerlas habría significado no conocer de verdad, en todas sus debilidades y sus grandezas, a la autora, que llegó a ser, al final de su recorrido, uno de los grandes personajes y uno de los mitos intelectuales femeninos de la literatura del siglo XX. En otras palabras, las anotaciones de la joven Sontag no podían perderse, y en ese caso, era mejor que las diera a conocer él mismo, con fidelidad, con amor filial auténtico y con instantes inevitables de incomodidad.

Fuente: www.history.ucsb.edu/.../SontagNov1974Cr.jpg

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

7 comentarios Escribe tu comentario

gatita

gatita dijo

Tenia pinta de ser una persona francamente interesante...

Vivi dijo

Impresiona tu artículo. Creo que entiendo a Rieff.

Querida Vivi:
David Rieff es, como su madre, muy valiente. Afrontar la vida sin coraza, en algunos casos es un acto de heroicidad.
gracias por tus palabras
un beso corto

Querda Gata:
La Sontag era alguien impresionante en todos sus sentidos. Consecuente con sus ideas a más no poder.
Las vidas de gente así hacen disfrutar coando las lees. ero no se si me atreve´ría a vivir de esa forma.
Un beso corto

Siempre es bueno dar a conocer aquello que merece la pena, de otra forma no se conocería la labor llevada a cabo, en este caso, por Susan Sontag.
Un abrazo.

Querido Fernando:
Testimonios a quemaropa como el de la Sontag son necesarios y muy de agradecer por el resto de los mortales
un abrazo
Corto

Escribe tu comentario

Contacto:
casa.almohada@gmail.com

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

Texto

Para contactar directamente con Corto:
casa.almohada@gmail.com