29 Ago 2010

JAPÓN (ULTIMO): TOKYO, INABARCABLE. (Y ALGÚN CONSEJO)

Escrito por: lorenzo el 29 Ago 2010 - URL Permanente

Tokyo, al igual que Kyoto, es un buen lugar para hacer "base" en la ciudad y desde allí visitar también otros lugares de interés no muy lejos de la capital nipona. Uno puede dedicarle a Tokyo los días que desee, pues es una enorme ciudad que a mi me pareció inabarcable. Se necesitaría vivir allí durante muchos meses para, tan solo un poco, descubrir toda la ciudad. Pero el viajero lo que hace, o al menos es lo que yo hago, es seleccionar varios barrios y dedicarles un día. Así uno se aproxima y hace una idea de esta ecléctica ciudad que te cautiva pero también extenúa. Los barrios que seleccioné y visité un poco son el Centro, donde se encuentra el Palacio Imperial y sus jardines así como algún museo interesante; el barrio de Ginza, donde se encuentra el barrio más opulento y comercial de Tokyo. Si uno ha visitado la 5a Avenida de Manhatan, es como esta calle Neoyorkina pero multiplicada por cuatro. Allí se encuentran las grandes marcas, cada una con su propias fachadas fastuosas, recuerdo la de Swarosky (o algo así), toda de ristras de cristal descendiendo hacia la entrada como si fueran estalactitas, o la de Sony, que promocionaban los televisores en 3D y tenían enormes peceras con tortugas, tiburones, mantas rayas, etc; Otro barrio de ocio nocturno es Ropongi que me pareció muy interesante por tener un edificio alítimo con un museo en el ático y con vistas a toda la ciudad. Fui por la tarde y cuando anocheció tuve unas vistas espléndidas de Tokyo (ver foto principal).

Los barrios más electrizantes y por los que todo el mundo se imagina como debe ser Tokyo sin haber ido son los de Shibuya y Shinjuku. El primero tiene muchísimos bares y restaurantes y es famoso por tener el cruce más conucurrido del mundo, miles de personas lo cruzan a diario.

Shinjuku en cambio es el centro neurálgico del ocio, de negocios y comercial. Y al Este tiene la zona más canalla, lo que ellos llaman "kabuchiko" o barrio rojo, donde uno paseando por las aceras puede escuchar "sex, sex? Ante tal pregunta simpre contesto lo mismo: no, love! y tendrías que ver las caras de los proxenetas. Estos dos barrios de Shinjuku y Shibuya tienen muchísima vida y me parecieron (siento nuevamente el paralelismo con NY) como varios Times Square juntos. Llenos de luces de neón, gente joven comprando, ejecutivos cenando en uno de sus pocos ratos libres, etc.

Por cierto, que una noche que fui a cenar en Shinjuku me lo pasé bomba gracias a un par de ejecutivos con muy buen sentido del humor que conocí. Resulta que la carta del restaurante era electrónica y no te venía ningún camarero a tomar nota. Después de esperar un rato me di cuenta de la carta electrónica y empecé a toquetear, pero era bastante complicado si no sabías japonés, a pesar que muchos platos tenían una fotografía. Junto a mi mesa habían dos ejectutivos (es fácil distinguirlos pues todos van con traje gris o oscuro y camisa blanca) y me ayudaron a realizar mi pedido.


Como las mesas estaban bastante cerca empezamos a hablar de nuestras vidas... sobre el trabajo, las vacaciones, profesión y esas cosas. No podían creerse que estuviera dando una vuelta al mundo. Para ellos era algo impensable. Ni tan solo tienen 30 días de vacaciones como nosotros y solo disfrutan de algún fin de semana y cada día trabajan más de 12 horas. Y eso me lo explicaban riéndose como si no pudieran hacer nada para cambiarlo. Riéndose me explicaban que vivían en una casa pequeña, trabajaban en un cubículo pequeño, para ir a trabajar iban apretdos en el metro, etc... pero lo asumían con una sonrisa. Pasé una cena muy instructiva e interesante. Además me invitaron a cerveza y saque, cosa que agradecí pues con mi presupuesto no lo podía permitir. Ellos me dijeron que se desahogan así, después del trabajo van con algún amigo a comer y beber y beber... y os aseguro que más de uno sale borracho del restaurante. Estos amigos solo salieron contentillos.
Un barrio tranquilo, pero interesante para dormir (y es el que yo elegí) es el de Asakusa. Uno puede descansar en este barrio residencial y en metro estar en pocos minutos en cualquiera de los otros barrios que he mencionado. Además tiene lugares muy bonitos para pasear tranquilamente, a orillas de un río o junto al precioso Templo de Senso-ji.

Finalmente visité la zona del puerto y de Tsukyji, donde se encuentra el mercado de pescado famoso por las subastas de atún. Sabía que había que madrugar para visitar este mercado pero me pasó otra cosa curiosísima y de buena suerte (que simpre me suele acopañar). Me levanté a las 5:30 para ver la subasta y esas ristras de enormes atunes congelados que vienen de todos los lugares del mundo. Llegué sobre las 6:15 y empecé a meterme por el laberíntico mercado del pescado. Decenas de carretas que transportaban enormes atunes para ser cortados en pedazos en enormes sierras (que parecían de carpinteros). Y sin darme cuenta, pues no sabía hacia donde me dirigía, entré en la sala de subastas. Un japonés subido en un pedestal con gestos y voces marciales confirmaba las operaciones mientras otros levantaban la mano.


Los atuntes todos por el suelo en fila ordenados por tamaño eran recogidos por otros operarios que se los llevaban. Y así un rato hasta que ví a muchas personas con un peto verde haciendo fotografías detrás de una barrera. Pensé: "si que es famosa esta subasta que hay prensa especializada" (por lo de los petos verdes). Resulta que al poco se me acerca un vigilante y me dice que hacía allí. Y yo le contesto que mirando la subasta. Y me pregunta sobre mi peto verde. ¿Peto verde?, (Resulta que eran turistas y no prensa especializada).

No tengo, le contesto. Y me explica, muy educado y amable, que para hacer fotografías había que pedir permiso un día antes para el posterior llegar a las 4 de la mañana a la lonja y ver la subasta con un peto verde tras la barrera. Le digo que no lo sabía y le explco por donde entré y resulta que era una puerta trasera por donde sacaban los atunes en las carretas. Me acompañó a la salida muy cortesmente pero yo ya había visto la subasta desde cerca sin barrera ni peto verde y sin levantarme antes de las 4 de la mañana. Un golpe de fortuna.
Y después de todas estas visitas a todos estos barrios, para lo cual se necesitan varios días. Desde Tokyo se pueden visitar lugares interesaantes como Nikko, Hakone, Monte Fuji, Kamakura, etc. Yo solo visite el Monte Fuji, como sabeis por el post anterior. Dejo los otros destionos para cuando vuelva a Japón. Pero es que necesité varios días para organizar mi siguiente etapa en mi viaje. Tenía en mente ir a la Micronesia, pero el precio y los obstáculos de las compañías aéreas (que me pedían comprar un round trip en lugar de one trip, y fijar las fechas que iba a estar en cada isla, etc...) cambié mi destino por otro mucho más barato y que también me interesaba: Australia, desde donde os escribo.

Y como llevo en Australia 10 días y no quiero escribir más posts sobre Japón, aunque el post me ha quedado muy largo, quiero dar algún consejo si alguien planea visitar Japón. Ya sabeis que no soy muy dado a los consejos. Pues pienso que cada uno debe experimentar "su viaje" pero como a veces me lo pedís en mi mail, selecciono lo más importante y si alguien quiere saber más que me escriba.

El primer consejo sería, comprar antes de visitar Japón, el llamado Japan Rail Pass (JR pass) ello facilita y abarata muchísimo el viaje por Japón. Encontraréis páginas web que informan de precios y demás. Con este pase se pueden coger trenes bala, (shincansen) y desplazarse por todo Japón de una forma cómoda, rápida y económica. Otro consejo sería no ir en julio y agosto a Japón. Yo he estado en estas fechas porque cuando das una vuelta al mundo no puedes decidir cuando estar en cada país, pero Japón es un pais para visitar en primavera u otoño por dos motivos principales: por el clima (en julio y agosto el calor es insoportable y no se trata tanto del calor en sí, pues yo he viajado por desiertos y no lo he pasado tan mal como en Japón, que es un calor humedo y a las 9 de la mañana ya tienes la camiseta mojada) y por los paisajes, pues en primavera y otoño, Japón están en su máximo esplendor (por las fotografía que allí pude ver). Y mi último consejo sería no dedicar todo el viaje a visitar las ciudades típicas de Tokyo, Kyoto, Osaka, Hiroshima, etc... dedicar la mitad del viaje o más si se puede, a visitar la isla del sur de Kyushu (por ejemplo Mt. Aso) o la del norte, Hokkaido o en la zona montañosa de los llamados Alpes Japoneses en Honshu.

Y el siguiente post será desde Australia. Hasta pronto.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

23 Ago 2010

JAPÓN (5 PARTE): MONTE FUJI, FUJIYAMA O FUJISAN

Escrito por: lorenzo el 23 Ago 2010 - URL Permanente

Una de las cosas más bonitas que he hecho en Japón ha sido subir al Monte Fuji. Un volcán de 3.750 metros aproximadamente y que en invierno y otoño presenta la cima nevada y es cuando más bonito es de observar. No obstante, en verano, cuando no es tan estético, es el único momento en que se puede ascender a su cima y por eso, en esta época, cientos o miles de japoneses se ponen a ello. Jóvenes y mayores suben su volcán mítico cueste lo que cueste. Y la verdad es que no es un reto fácil. Se sube en unas cinco horas y para bajar se tardan tres. Yo tarde cuatro horas en subir y luego me animé en rodear el precioso crater de la cima, que se tarda una hora más. Aqui pude verse el camino de ascenso entre las rocas volcánicas.


A partir de los 3.200 metros cada paso cuesta el doble y uno nota como empieza a faltar el aire. Los japoneses que son bastante susceptibles compraban unas latas (como las de nata montada) para insuflarse oxígeno a partir de esa altitud.

Incluso una botella de agua a esa altitud quintuplica su precio. De 100 yenes que vale abajo a 500 en los puestos de arriba. Pero como ya me habían avisado sobre ello subí con una botella de dos litros y me la bebí subiendo. Aqui puede verse a la izquierda el camino de ascenso que zigzaguea la montaña.

Y aunque parezca mentira bajar es lo más duro, pues se hace a través de una ruta diferente de la subida y es mas larga y mal hecha. Es una ruta que utiliza un vehículo oruga para subir cosas y consiste en empinadas cuestas de arenisca volcánica que hace muy incómodo el descenso, patinando constantemente y dañando las rodillas.

Pero ya está hecho y el esfuerzo valió la pena. Además también pude ver el Monte Fuji desde abajo, desde donde también es muy bonito. En agosto dicen que es casi imposible de verlo pues la zona está rodeado de lagos y con el calor se evaporan y se convierten en nubes que tapan al volcán casi a diario. Pero tuve suerte y durante unas horas cuando fui pude verlo. El crater es preciosos y conserva nieves perpetuas.

Y desde aquí me voy a Tokyo a pasar una semana para ultimar mi siguiente destino que no lo tengo nada claro y a disfrutar de la ciudad nipona por excelencia. Hasta pronto.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

14 Ago 2010

JAPÓN (4 PARTE): ISLA DE HOKKAIDO

Escrito por: lorenzo el 14 Ago 2010 - URL Permanente

De Kyoto y alrededores me fui con el “shinkansen” hacia Sapporo, la capital de Hokkaido, la isla del norte de Japón. Y fue lo mejor del viaje. Le dediqué una semana y me supo a poco. Y es que no podía estar más tiempo, pues se me acababa el “Japan Rail Pass” y tenía que aprovecharlo para bajar a Tokio, sino me costaría más de doscientos euros hacer el trayecto Sapporo - Tokio en tren o avión.
Durante la semana que estuve en Hokkaido visité Sapporo, una ciudad interesante, aunque creo que en invierno debe tener más encanto. La fotografía con la que encabezo el post la hice desde la famosa pista de salto de esquí y al fondo se ve la ciudad.
No obstante, Saporo en agosto parecía primavera, todo repleto de flores y una temperatura que no pasaba de los 24 grados. Esto ya fue un punto a favor para Hokkaido pues la temperatura de la Isla de Honshu (donde está Kyoto, Tokio, etc,) era insoportable, más de 34 grados y un calor húmedo que te hacía sudar nada más levantarte por la mañana.

Otro encanto de Hokkaido es que hay muy pocos turistas, ni japoneses ni occidentales, y para mi esto ya es otro punto a su favor.
Y como tercer punto favorable, y quizás el más importante, es que Hokkaido posee los Parques Nacionales más bonitos de todo Japón.
En una semana tan solo pude visitar tres de ellos y de una forma un poco rápida. Era para estarse alguna semana en cada uno de ellos.

Al primero que fui fue al Lago Toya, rodeado de volcanes (alguno activo y humeante) y en el centro del lago tiene unas islas repletas de vegetación. Precioso.


Otro Parque Nacional donde estuve fue en Daisetsuzan. Dormí cerca de las localidades de Biei i Furano, que están cerca de estas montañas volcánicas que componen el Parque. Aquí alquilé una bicicleta y recorrí la zona, encontrándome en mi camino, granjas y campos de trigo, y flores, muchas flores.

Y por último, desde Wakannai, la ciudad más al norte de Hokkaido, visité el PN de las islas de Rishiri y Rebunto. El primer día que llegué a la isla de Rishirito y la cumbre del volcán no era visible por las nubes y hacia un fortísimo viento. Viento que dejó esta curiosa nube en el cielo.

Al día siguiente y con el volcán despejado y ya sin viento, recorrí la Isla a pie y en bicicleta. A pie hay caminatas hacia la cumbre del volcán entre bosques tupidos de vegetación que apenas te deja que entre la luz del sol. En bicicleta se puede rodear la isla en unas seis horas y los japoneses han habilitado unos 20 km de recorrido por la isla solo para bicicletas y que no pasa paralela a ninguna carretera.

Me quedé con ganas de quedarme más tiempo en Hokkaido pero, como digo siempre, otra vez será. De hecho si vuelvo a Japón tengo claro que no volveré a las Kyoto, Osakas etc.. y si que me perderé por la Isla del norte o por los llamados “alpes japoneses” por donde estuve un día en una visita relámpago a Takayama.

Y desde aquí volveré con alguna aventura más por el Monte Fuji, cerquita de Tokio. Hasta pronto.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

09 Ago 2010

JAPÓN (3 PARTE): KYOTO, NARA, HIMEIJI Y OSAKA

Escrito por: lorenzo el 09 Ago 2010 - URL Permanente

Llegué a Kyoto desde Hiroshima en el cómodo y rápido “shinkansen” (tren bala) japonés. Kyoto es un buen lugar para estarse cuatro o cinco días para visitar la ciudad y otros lugares de interés de sus alrededores. Con el tren bala, desde Kyoto, se puede ir en poco tiempo, a Osaka, Nara, Himeiji, etc. El tren es tan puntual, cómodo y rápido que no vale la pena ir a dormir a estas ciudades a no ser que uno quiera explorarlas a fondo. No era mi intención pues quería dedicarle tiempo a la Isla de Hokkaido en el norte de Japón. Por eso estuve tan solo cuatro días en Kyoto, dos para la ciudad y otros dos para ir a Nara, Himeiji, y Osaka. A estos lugares que acabo de citar se les puede dedicar el tiempo que uno desee, pues son grandes puntos de interés en Japón, pero como todo, es cuestión de prioridades.

En los dos días que estuve en Kyoto visité los Templos y Palacios más representativos. Hay decenas de ellos por lo que los amantes de estos edificios de la historia de Japón en Kyoto disfrutarán. Pero yo desde China y Corea ya llevo muchos templos y palacios a mis espaldas. También abundan en Kyoto los jardines, parques y museos. Me resultaron curiosos los Jardines Zen, que son de gravilla rastrillada formando algunos dibujos o aguas y con algunas piedras colocadas estratégicamente. El Zen es una rama del budismo que se basaba en la contemplación y meditacion para llegar al nirvana y en estos Jardines “de piedras” observé como algunos japoneses se posaban frente a ellos y meditaban. A mi simplemente me parecieron lugares estéticos y no me provocaban un especial estado mental. Quizás me falte cultura contemplativa. Tendre que practicarla.

Lo que más me gustó de Kyoto fue un barrio llamado “Gion”. Es la parte más antigua de la ciudad donde uno puede perderse por sus callejuelas estrechas. Se pueden ver casas tradicionales, muchos templos y aun respira un aire del antiguo Japón a pesar de que el turismo está adulterando ese espíritu todavía conserva cierta autenticidad. Además es el lugar donde uno tiene la posibilidad (cada vez más remota y difícil) de tener un encuentro casual con las famosas “geishas” o “maikos” (aprendices de geishas). Yo tuve suerte, pues fui tres tardes a pasear por este barrio y fue la última tarde, y cuando ya me iba, que vi pasear junto a un riachuelo a dos geishas. Fue todo un regalo de despedida de la ciudad de Kyoto.

Los otros dos días que estuve en Kyoto los dedique a escaparme a Himeiji, a menos de una hora en tren bala. Alli disfruté de un precioso castillo blanco de la era Meiji. Un castillo que se puede visitar su interior y que te sumerge en el Japón mas antiguo.

Alí también vi una exposición de trajes de samurais y de sus famosas katanas (largas espadas curvadas). Por la tarde me fui al centro neurálgico de Osaka, para ver su famosa vida nocturna y es que ir cuando anochece al barrio de Minami y el puente de Dotombori es todo un espectáculo. Allí uno puede sentir que está en medio de la película “Blade Runer”, entre enormes paneles multicolores de neón, melodías que te llegan de lo lejos, aromas de comida que te invaden desde diferentes sitios de la calle, multitud de gente, etc.


El segundo día fui a Nara, otro lugar que al igual que Kyoto, también fue capital de Japón y que tiene algunos de los templos mas representativos del pais. Pero lo que lo hace un lugar muy bello es su ubicación, pues estos palacios están salpicados en un precioso bosque por donde los ciervos campan libremente por el lugar.

Finalmente acabé mis cuatro días por Kyoto y alrededores haciendo una escapada a Inari, un lugar montañoso muy bonito donde se encuentra un curioso templo sintoísta, en el cual, para acceder a él hay que pasar por varios túneles de puertas o, en japonés, “toriis”. Entre aquellas montañas, pasar por aquellos túneles naranjas, con inscripciones en japonés, me resultó una experiencia algo misteriosa. Quizás es lo que pretendan la mayoría de Templos religiosos, apelar a lo espiritual dejando la razón de banda. Casi lo consiguen.


Y de aquí hacia la salvaje Hokkaido, la isla norte de Japón. Hasta pronto.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

30 Jul 2010

JAPÓN (2 PARTE): NAGASAKI E HIROSHIMA

Escrito por: lorenzo el 30 Jul 2010 - URL Permanente

Después de subir al cráter del Monte Aso me fui hacia Nagasaki y Hiroshima. Quería visitar estas dos ciudades donde la sinrazón humana provocó tanta muerte y destrucción y como después de tantos años se cicatrizaban heridas.

Además casi coincide este post con el aniversario del bombardeo en ambas ciudades que fue el 6 y el 9 de agosto de 1945, es decir, hace 65 años. Por eso encabezo este post con la fotografía de la escultura dedicada a la Paz de Nagasaki.

Personalmente, como ciudad, me gustó mucho más Nagasaki que Hiroshima. Nagasaki en la isla sur de Kyushu es menos visitada, lo cual ya es un punto a su favor (según mis prioridades claro), es una ciudad más pequeña y tiene una preciosa zona portuaria por donde pasear y descansar tumbado en la hierba observando el ir y venir de los grandes barcos. Además coincidió cuando estuve en Nagasaki que se celebraba un encuentro de grandes barcos escuela de todo el mundo y podías subir a visitar alguno de ellos. En buque escuela ruso “Pallada” les dejé ir alguna palabra rusa que aprendí cuando estuve viajando con el Transmongoliano y todo fueron amabilidades. Y luego por la noche hicieron fuegos artificiales y concierto en el puerto, todo un espectáculo que demuestra como después del dolor cabe la alegría. Y es que Nagasaki ha perdonado pero no olvidado. Su parque de la Paz, su museo sobre la bomba atómica lo demuestran. Desean ser el último lugar en la tierra donde un día se arrojó una bomba atómica y se muestran abiertos y acogedores con el extranjero.


Mi paso por Nagasaki e Hiroshima me hizo pensar en cuales podrían ser las causas de que un ser humano causase tanta atrocidad a otro ser humano. Mi conclusión fue el ansia de poder, de doblegar al prójimo, de someter a otro ser humano o colectividad. El ansia de no conformarse con lo que se tiene y desear más. Todos los conflictos (bélicos) empiezan así. Se desea lo que no se tiene. Japón deseaba conquistar el pacífico y tener parte de China, de Rusia, de Corea, de Filipinas y de las Indias Holandesas…. No se conformaba con su precioso país de cuatro islas. Deseaba más. Estados Unidos por su parte quería seguir siendo el dominador de la zona y veía el peligro del avance de Japón. Estos se creyeron fuertes y el ataque a Peral Harbor fue la gota que colmó el vaso. No hay ninguna guerra que esté justificada ni una sola muerte de un ser humano y en Nagasaki e Hiroshima uno puede ver como el ser humano es capaz de inventar sofisticados artilugios capaces de matar al mayor número de personas en el mínimo tiempo posible. ¿Hay ética en la ciencia? Creo que no, ni en la ciencia ni otras muchas ramas del conocimiento.

Me parece absurdo que ciertos países como Rusia, EEUU, Francia, Reino Unido, Israel, India, Pakistán y alguno más, tengan suficientes bombas atómicas como para acabar con el Planeta Tierra. ¿A dónde nos llevará esta mentalidad del “más fuerte”? Desde este humilde blog que poca gente lee pido, y así lo pensé en mi estancia en estas ciudades japonesas, el desmantelamiento total de las armas nucleares.
Quizás un paseo por este precioso parque de Hiroshima les daría la necesaria paz interior a los gobernantes del mundo para reflexionar.

Y después de esta enriquecedora estancia en Nagasaki e Hiroshima hice una escapada a Miyajima para ver el torii flotante y sus dóciles ciervos que rondan por la isla. Y ahora me voy hacia las culturales e interesantes Kyoto, Nara y Osaka. Os escribo desde allí.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

24 Jul 2010

JAPÓN (PRIMERA PARTE): PERFECCIÓN Y VOLCANES

Escrito por: lorenzo el 24 Jul 2010 - URL Permanente

Llegué a Japón en ferry por Fukuoka vía Pusan y durante el trayecto pensaba si sería realmente muy diferente Japón a Corea del Sur. Pero fue poner los pies en el suelo y empezar a comprobar las enormes diferencias entre Japón y los demás países. En cuanto a los japoneses tienen rasgos faciales que los hacen distintos a coreanos, chinos y demás. Por no hablar del idioma que es totalmente diferente, por lo menos el oral, no tanto el escrito, pues la escritura en Japón la heredaron de los chinos. Pero el idioma hablado me pareció más asequible y fácil de entender y hablar. Quizás porque el japonés tiene las cinco vocales igual que nosotros y se pronuncia como el castellano. Por ejemplo: “arigato” (gracias) se pronuncia tal cual lo he escrito, así como “konichiwa” (hola) también y así sucesivamente. Vaya que en una semana ya puedo decir varias cosas y en tres semanas en Corea del Sur tan solo fui capaz de decir hola y gracias.

Japón tiene cuatro islas: Kyushu (donde está Fukuoka y la que he empezado a visitar), Shikoku (que no visitaré en este viaje y dejo para otra ocasión), Honshu (la más grande y alargada y donde se encuentra Kyoto, Tokio, Osaka, etc.) y Hokkaido (la remota isla del norte y que a la que a penas llegan turistas ni japoneses ni occidentales y que visitaré durante, al menos, una semana).

Así que entré en Japón por Fukuoka, en la Isla del sur, Kyushu y me dio la sensación de entrar en una “biblioteca” enorme. Utilizo el concepto “biblioteca” como metáfora de un lugar donde todo está limpísimo (podrías comer perfectamente encima de la acera), todo parece ordenado y en su sitio. Los árboles podados y los jardines estudiados y la flor o la piedra están donde deben estar. Todos los lugares me paren silenciosos en Japón (incluso los autobuses paran el motor cuando están parados en un semáforo). Los semáforos para dar paso a los peatones emiten un sonido parecido al canto de los pájaros. Pero ante tanto orden y perfección, a veces me entran ganas de cantar o silbar o gritar “por fin estoy en Japón”, como cuando uno entra en una biblioteca y le entran ganas de hablar en alto. Obviamente me reprimí de gritar, pero no de silbar y cantar. La educación aquí también es algo habitual. Al entrar en cualquier sitio, tienda, transporte, etc, te saludan varias veces y escuchas “arigato gosaimas” (muchas gracias) y siempre tienes a una persona atenta a tus peticiones.

Fukuoka es una ciudad que en un par de días se puede visitar lo más representativo, como el barrio de Tenjin, la zona de la playa y la Torre de 235 m. de altura, junto al estadio de los Fukuoka Yahoo de béisbol, el barrio comercial de Canal City Hakata, y sus numerosos Templos y Santuarios, que son diferentes a los de China y Corea. Aquí hay otra simbología, con los toriis, el sintoísmo, etc.

Por eso después de visitar la ciudad en un par de días me fui a Dazaifu donde hay diferentes Templos, Santuarios y jardines antiguos y muy bien conservados y tiene un museo de Historia de Kyushu interesantísimo.

De Fukuoka me fui a Beppu, famosa ciudad por sus onsen (o aguas termales) y donde uno puede ver algún geiser y lo que ellos llaman “infiernos”, pequeños lagos de agua hirviendo y humeante.

Después visité Usuki, donde se encuentra una interesante colección de budas esculpidos en las rocas de la montaña así como un precioso bosque de bambúes.

Pero si quien visite la isla del sur de Japón, Kyushu no tiene muchos días, le recomendaría que pasase de largo de Beppu y Usuki pero que no se pierda el Monte Aso, en el centro de la Isla. Para mi, de lo mejor de la primera semana en Japón fue este lugar, subiendo al Monte Aso y sus diferentes cráteres con uno de ellos activo. Pude ver el agua verdosa humeante y sentir el olor de azufre. A veces según hacia donde sople el viento, las autoridades japonesas cierran el acceso al volcán.

Y me olvidaba hablaros del tren. Que bien funciona el tren en Japón. Puntual al minuto, rápido, limpio, educación máxima, comodidad sin parangón,… una muestra más del perfeccionismo japonés. Los de la RENFE tendrían que pasarse unas semanas docentes por aquí.

Y hasta la próxima con nuevas historias niponas.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Sobre este blog

Avatar de lorenzo

VIAJANDO POR EL MUNDO

ver perfil »

Tags

Amigos

  • afrika-anna
  • raravis
  • blasftome
  • joaquim
  • NuriaNómada
  • janpuerta
  • loboyhombre
  • Ali
  • paco-nadal
  • gloriainfinita
  • apolvorinos
  • fran-soler
  • Carmelo Cabrera Esteve
  • alesampson

Ídolos

  • jordi1034

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

Feevy

del.icio.us