Hay 33 artículos con el tag camps en el blog DIARIO DE UNA PERIODISTA EN PARO. Otros artículos en Comunidad El Pais clasificados con camps

28
Ene 2011

Camps sigue sin asumir su situación: Cualquier día le da un disgusto a Rajoy

Escrito por: luisasa el 28 Ene 2011 - URL Permanente

El juez Flors ha dado hoy cinco días a la Fiscalía y a la acusación del PSPV para que se pronuncien respecto a los regalos recibidos por Francisco Camps, anunciando al tiempo que, una vez recibido el escrito de conclusiones, dará idéntico plazo a las defensas del Presidente, de Víctor Campos, de Rafael Betoret y de Ricardo Costa para que hagan las oportunas alegaciones sobre la apertura del caso de cohecho pasivo impropio por la mencionada aceptación de regalos procedentes de la trama Gürtel. La decisión empujó al Molt presuntamente Deshonorable a desbarrar de nuevo, de acuerdo con su arraigada costumbre en cuanto alguien le menta Gürtel. Porque si el otro día, en Fitur, respondió a un periodista que le preguntaba por el asunto que solo responde a preguntas serias, hoy ha vuelto a hacer el ridículo, cargando contra los Fiscales al referirse a los distintos raseros de medir a la hora de procesar a populares o a socialistas, y ha asegurado que su inocencia “está más que comprobada”. Ya podemos reírnos, ¿verdad? Pues, hala, ríanse.

AL PP del País Valenciano parece que empiezan a crecerle los enanos del circo que nos han montado desde el principio de los tiempos en este Regne, o Comunitat como les gusta llamarlo a ellos para descafeinar el valencianismo, no vayan a identificarlos con peligrosos separatistas. El PP tuvo hasta que reinventar la lengua de Joanot Martorell, castellanizándola, “per a donar noves glòries a Espanya", como proclama su himno, pese a que ya este primer versito produjo algunas erisipelas hace casi un siglo. En fin, que desde luego no seré yo quien lamente las cuitas de un partido, cuyo Govern lleva quince años haciendo de este País Valencià una especie de dictadurilla triste, beata, opaca y de escasísima libertad de expresión, al tiempo que muchos "eventos" que nos salen a todos los valencianos por un ojo de la cara para que se enriquezcan los desvergonzados sin ética de toda la vida.

En la línea habitual de su discurso pepero, Camps ha vuelto a incidir en la afirmación de que su inocencia está más que probada, y que todo es una injusta y malvada persecución socialista. Habría que recordarle que existen grabaciones en las que él, en carne mortal o en meliflua voz, aseguraba en conversación telefónica al jefe de la rama valenciana de la trama Gürtel, Álvaro Pérez, alias El Bigotes, que lo quería un huevo, y esto, antes de pasarle el teléfono a su esposa, quien a su vez se derretía al agradecerle al individuo, presunto delincuente, los regalos que les había ofrendado por Navidad, a ella misma i als xiquets, els seus, és clar. El señor Camps debiera visitar a un experto en psiquiatría que lo ayudara a asumir su situación real, precisamente la que algunos políticos de su partido le piden a los parados que asuman, en lugar de andar exigiendo prestaciones sociales, y a hacerlo consciente de que lo mejor que podría hacer para ahorrarle situaciones bochornosas a su partido sería irse a su casita, o a la farmacia de su perpetua a vender aspirinas; exactamente lo que hacía en su momento su correligionario y máximo avalista en la Vega Baja, el diputado autonómico y alcalde de Torrevieja, Pedro Hernández Mateo, al que también le están surgiendo algunas dificultades. Pero esa es otra historia que les contaré a continuación. En cualquier caso, y volviendo a Camps, como Flors decida procesarlo antes, o durante, la campaña electoral, no sé qué argumentos van a encontrar los populares para defender a sus procesados en tan delicadísimo momento.

Y decía que al PP le están creciendo los enanos, ya que no solo hay procesados por la indecencia de su relación con la trama Gürtel, pero a esta relación le queda todavía mucho recorrido. No olviden que está aún por dilucidar si el TSJCV admite el caso desgajado del sumario de Pedreira por la financiación ilegal del PPCV. En cualquier caso, la cúpula popular valenciana tendrá que enfrentarse a estas acusaciones. Y por otra parte, también hay un procedimiento contra un concejal de Doña Rita, la alcaldesa, concretamente el edil de Urbanismo, Jorge Bellver, que anda a un paso de sentarse en el banquillo, porque el titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Valencia, Josep Lluís Albiñana, acordó la apertura de juicio oral contra el edil por los supuestos delitos de prevaricación urbanística y de prevaricación administrativa. Bellver está acusado de aprobar un aparcamiento debajo de los Jardines de Monfort sin haber realizado el informe preceptivo de patrimonio, por lo que se solicitan ocho años de inhabilitación para ejercer cargos públicos. Ante el procesamiento de su edil, la pletórica y desmesurada Rita Barberá reaccionó descalificando a la Fiscalía y al juez al tiempo, por no hacer mudanza en su costumbre los populares cuando la Justicia no hace lo que ellos quieren, aunque cuando sí, entonces proclaman muy dignos que ellos respetan la independencia judicial. Para que luego el presunto Molt Deshonorable tenga la desfachatez de venir a cantarnos el tango de dobles varas de medir y de diferentes raseros. Se podría decir que son como niños, muy maleducados, si no fueran tan descaradamente desvergonzados e hipócritas.

Me refería líneas más arriba al Alcalde de Torrevieja, a ese otro "señor" que tiene varias causas abiertas dormidas en el olvido, y que parece que nadie tiene interés en recordárselas, incluidos quienes lo denunciaron, porque después se pasaron a "la fe verdadera", es decir, se trata de los ex concejales socialistas ahora expulsados. Pero aunque, de momento, los asuntos judiciales lo mantienen tranquilo, acaba de salirle un grano en sus poderosas posaderas, ya que el que otrora fue su hombre de confianza más fiel, Domingo Soler, ha abandonado el PP y sus cargos en la Diputación y ha anunciado que se presentará con un nuevo partido a las elecciones municipales para disputar la alcaldía al delfín de su antiguo amigo. ¡Quién lo iba a decir cuando ambos populares parecían los hermanos Zipi y Zape!

Les adelantaba la noticia a los lectores torrevejenses el pasado día diecinueve en este mismo blog ¿recuerdan?, aunque la rueda de prensa para anunciar su renuncia a los cargos, y su abandono del PP, la ha dado hoy el señor Soler, este siempre más inclinado a mantener el “discreto encanto de la derecha”, en contraposición a la actitud más tabernaria del actual alcalde, Pedro Ángel Hernández Mateo. Si alguna vez vieron ustedes una fotografía del regidor de la Ciudad de la Sal y del Urbanismo Enloquecido, tal vez se hayan preguntado el porqué de un largo flequillo cubriéndole toda la frente. Permítanme el leve marujeo de responderles al interrogante, ya que puede resultar enriquecedor. El propósito de ese flequillo es el de tapar la cicatriz que le dejó hace años una pelea en un local de mala nota en el que recibió un iracundo botellazo. Y es que el popular primer edil de Torrevieja es una especie de trasunto de Berlusconi en versión salinera; y es muy posible que este acercamiento al anciano putañero, que no es el peor defecto del mandatario italiano, Hernández Mateo lo recibiera como un piropo. Y para terminar, decirles que hoy, después de muchos meses de desencuentros, se han reunido en la Alcaldía los viejos colegas de una vida, sin que conste si para llegar al acuerdo de no sacarse, al menos durante la campaña electoral, los trapos sucios que, sin duda, conoce el uno del otro... y el otro del uno.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

25
Ene 2011

El modelo de Gobierno del PP: Camps y sus amistades peligrosas

Escrito por: luisasa el 25 Ene 2011 - URL Permanente

"Lo preocupante sería que al fiscal se le relacionara con delincuentes". Son las palabras pronunciadas por los tres Fiscales Jefes provinciales del País Valencià, Javier Carceller, Juan Carlos López Coig y Teresa Gisbert, después de los reiterados ataques y mentiras vertidas por el PP contra el Fiscal Jefe del Tribunal Superior de Justicia del País Valenciano, Ricard Cabedo, a quien el Consell tiene puesto en su punto de mira prácticamente desde su nombramiento. La razón de su enemiga contra el Fiscal Jefe es que nunca pudo manejarlo para hacer de él un “más que amigo”, como ocurrió con De La Rúa. Y, claro es, esta circunstancia la atribuyen, no a que este señor sea un fiel e insobornable servidor de la Justicia, sino al hecho de que esté matrimoniado, desde hace siglos, con la diputada socialista Juana Serna. En esta ocasión, el PPCV, de forma torticera y en su enfermiza capacidad para fabular conspiraciones, trastocó en una comida conspiratoria de Cabedo con los tres policías que habían declarado aquella mañana ante el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) en la causa abierta contra el diputado socialista Luna por un supuesto delito de revelación de secretos, lo que solo había sido un cortés intercambio de saludos entre los policías y el Fiscal Jefe, acompañado del teniente fiscal de Justicia, Gonzalo López Ebri, a la salida de un restaurante. Un saludo casi protocolario entre personas de dos instituciones que velan por el cumplimiento de la ley fue convertido por el PPCV en un acto de “connivencia con la policía para perjudicar a su formación”, por lo que pidieron que todos los saludados fueran apartados de la causa contra Luna. La frase de los Fiscales jefes de las tres provincias del Regne de València conlleva una ironía alusiva muy fácil de deducir, se trata de una especie de dardo envenenado de los que nos devuelve la salud a la ciudadanía, algo así como afirmar que lo preocupante sería que el Fiscal Jefe se reuniera con delincuentes, como hace el President del Govern Valencià. Recordemos que existen pruebas fehacientes contra él por amorosas conversaciones grabadas, con todas las de la ley, digo entre Francisco Camps y el representante de la trama Gürtel en València, Álvaro Pérez, conocido como “El Bigotes”.

El PP en general, y el PPCV en particular, siguen enrocándose en la posición de que el caso Gürtel y todas las relaciones con altos cargos del PP que las investigaciones sacaron a la luz, no son reales, sino la consecuencia de una burda y cruel persecución personificada en el villano mayor del reino, Alfredo Pérez Rubalcaba, para desprestigiarlos y arruinar un supuesto triunfo en las urnas. Hasta ahora, el último cargo del PP al que se relaciona con la recepción de “regalitos” más que substanciosos por parte de la trama de Correa, es la Vicesecretaria de Organización de esa formación, Ana Mato, a la que la trama organizada por el supuesto mafioso Francisco Correa, regaló numerosos viajes, ¿para dos?, cuando estaba casada con el ex alcalde de Pozuelo, imputado en el caso Gürtel, Jesús Sepúlveda. En aquella misma época en la que, no lo olvidemos, esta señora no se enteraba de que coches había en su garaje y, por ende, no se fijó en el Jaguar que la trama había regalado a su por entonces esposo. Por querer hacer el papelón de siempre ante el nuevo informe policial que descubre nuevas relaciones entre los desvergonzados políticos y los sinvergüenzas delincuentes, el bocazas portavoz adjunto del PP, Esteban González Pons, considera que se trata de un documento que “apesta a intencionalidad política y en él se asoman las barbas de Rubalcaba por cada uno de los folios”. Podría añadirse que lo que asoma en el aserto del pícaro Estebanillo González es la habitual ausencia de cualquier vestigio de inteligencia y de moral.

Pues todo este largo introito sobre la forma de actuar los políticos del PP en general, y de los valencianos en particular –recuerden que durante mucho tiempo González Pons fue conseller de Camps y que su nombre suena con insistencia para substituirlo en caso de que este no encabezara la lista del PP en las elecciones autonómicas-, para que anden avisados de la que se nos podría venir encima si ese partido ganara las elecciones, según auguran las encuestas. Porque en la Convención que celebró el PP en Sevilla el pasado fin de semana, los “barones” de esta formación, en un acto de desfachatez que ya no sorprende, dada la estatura moral que los caracteriza, jalearon a los procesados corruptos, presuntamente, Camps y Fabra, a quienes, para alarma de todo ser humano dotado de inteligencia, moral y dignidad, pusieron como ejemplo de gobierno.

Así que tomen buena nota, amables lectores, de lo que para el PP supone un Gobierno a imitar. Un gobierno que se inventa conspiraciones para descalificar a las instituciones del Estado -¿era eso lo que quería decir Raxoi cuando habló de “fortalecer nuestras instituciones, restablecer su salud y restaurar el crédito y la confianza que merecen”?-, que se gasta un dinero que no hay en fastos y “eventos” absurdos, que se arruina construyendo edificios acordes con su megalomanía, que después quedan abandonados porque ni sirven para nada, ni hay dinero para tanto agujero como producen, que cuenta con el índice de fracaso escolar más alto de este país de países, que contrajo la deuda más alta de toda la geografía de este heterogéneo reino, que está privatizando a marchas forzadas la Sanidad y terminando de entregar la Escuela Pública a la secta católica. Y, sobre todo, que tiene a un buen número de altos cargos imputados en casos de corrupción; a saber, el Presidente de la Diputación de Castellón, idem de Alicante, varios conselleres, más su mismísimo Presidente, receptor comprobado de regalos de una trama corrupta con quien mantenía una estrecha amistad, al punto de que “quería un huevo” al presunto jefe, no a su chófer, que no parece aquella una historia de amor desinteresado, habiendo hecho, en fin, de cuantas instituciones controlan, para vergüenza de los valencianos honrados y con sentido de la dignidad, que los hay sin duda, un Patio de Monipodio o una nueva cueva de Alí Babá y los cuarenta ladrones, pero esta por todo lo alto.

A tenor de lo escenificado en el aquelarre de Sevilla, el modelo valenciano es el que pretenden aplicar en otras comunidades, como en Andalucía, tal que aseguró Javier Arenas, y es de sospechar que lo querrán para todo el Estado, dada la relevancia, amistad y apoyo que brindaron a un individuo bajo sospecha judicial, a quien, de haber en ese partido algo de sentido común, ya que de ética, estética y dignidad parece que no entienden, no debieran haber invitado y, de haberse visto obligados a ello, siempre mostrando una cierta distancia, cuando no haciéndole el vacío más absoluto. Tienen razón los fiscales: su jefe saluda a policías, mientras que el del Consell se relaciona con delincuentes; esa es la diferencia. Ojalá que fuera su vergüenza.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

08
Ene 2011

Torrevieja, espejo de la situación política del PV cara a los comicios

Escrito por: luisasa el 08 Ene 2011 - URL Permanente

Según se van acercando las elecciones municipales y autonómicas, los políticos van dando señales de un nerviosismo digno de ser tratado por todo un equipo de avezados psiquiatras. Porque la confección de candidaturas lleva a muchos a cometer disparates, o a transitar por la política como pollos sin cabeza, para desesperación de sus correligionarios o simpatizantes. En lugar de andar lanzando majaderías, que no benefician a nadie, deberían intentar arreglar sus particulares patios de monipodio, que andan un tanto revueltos en los dos partidos mayoritarios. En el PP, por ejemplo, desde que el ex ministro Cascos se cabreó porque no lo ungieron como candidato a la presidencia del Reino de Asturias, decidió abandonar el partido y ahora amenaza con presentarse, no se sabe si por algún partido que le acoja –se dijo del CDS-, o creando uno propio. Mientras tanto, Raxoi, que tan duro fue con su en otro tiempo compañero de gobierno, cuando Aznar, sigue manteniendo en su lugar descanse al indudable beato y presunto "lladre", Francisco Camps, sobre quien existe la sensación de que está dispuesto a mantenerse en su puesto, aunque tengan que llevarle las leyes autonómicas a la prisión de Font Calent para que las firme.

Pero no se crean que solo en el PP se cuecen las habas de las peleas, las dudas o los cambios de posición. Desgraciadamente para los que somos de izquierdas, lo que viene sucediendo en el PSOE nos hace temblar a muchos que preferiríamos vernos gobernados por el mismísimo Satanás, si existiera, que por un PP retrógrado, filofranquista y en perpetuo maridaje con la secta católica. En la prensa de hoy mismo, se puede leer que el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, ha anunciado su candidatura antes de que la confirmase el casi dimitido secretario general Montilla. En Castilla-La Mancha, su presidente, José Maria Barreda, sufre de una incontinencia verbal que causa unos sobresaltos a su partido, que va a haber que repartirles dosis masivas de valeriana o de tila.

En cualquier caso, donde la situación resulta más preocupante, e irritante, es el País Valencià, en el que, por higiene política, un cambio de gobierno resulta imprescindible. Sin embargo, parece que esta profilaxis tan necesaria para la buena salud de las instituciones y de la ciudadanía, para la ética y la razón, se ve comprometida por la falta de tirón del líder del PSV-PSOE, protagonista de una política que desconcierta a sus seguidores, la de criticarlos hoy por corruptos, pero mañana pactar con ellos –con el PP, se entiende- promoviendo muy pocas iniciativas y ninguna ilusión. Es más, para muchos, el candidato socialista Jorge Alarte representa, para inquietud de los valencianos afines al socialismo, una especie de “más de lo mismo”, que además de frustrante y doloroso, hace temer que suceda lo que auguran las encuestas, una revalidación de las disparatadas políticas de Camps que va a impedir que el PSPV-PSOE alcance unos resultados suficientes que le permita expulsarlo –de una puñetera vez, que son ya quince años sufriendo esa política fallera de la estulticia y el beaterío, trufada de derroches y de corrupción- con la ayuda de formaciones como Compromís y Els Verds, posibilitando a los valencianos el llegar a contar con un gobierno progresista que acabe con tanta miseria moral, tanto apoyo a las privatizaciones en la enseñanza y la sanidad públicas, y tanto parque temático ruinoso para las arcas de todos. Eso, sin mencionar la ofensa intelectual que suponen las emisiones de RTVV, convertida en un órgano de propaganda del PP absolutamente insufrible para cualquier persona con un CI que supere el índice de 55.

Y si en el ámbito del cambio autonómico, las perspectivas en el País Valencià para los progresistas son para no soltar la caja de ciento cincuenta pañuelitos de celulosa a consumir en un cuarto de hora, ni les cuento las que hay en algunos municipios, donde la alcaldía lleva en manos del PP desde los tiempos de los dinosaurios. Es el caso de Torrevieja, regida por Pedro Ángel Hernández Mateo –que ha anunciado su retirada pero que habrá que esperar a ver impresas las papeletas electorales para creerlo, involucrado en varios asuntos judiciales que no prosperaron en años por la sospechosa protección del ex presidente del TSJCV, Juan Luis de la Rúa-, cuyas perspectivas no son mucho mejores, sino absolutamente pesimistas. En esa ciudad, donde mandato tras mandato se van quemando presuntos socialistas, líderes de dudosa condición –ya son dos los candidatos expulsados del PSPV-PSOE que se han pasado con armas y bagajes al lado del faraón Hernández Mateo, Mari Carmen Montesinos, cabeza de lista en el 96, y Manuel Vera, segundo en la candidatura en el actual mandato y que, con arteras maniobras y traiciones, consiguió convertirse en líder del grupo socialista-, la alternativa en la actualidad es tan descorazonadora como siempre.

No son mis palabras las que definen al candidato de del PSV-PSOE en Torrevieja, sino las de una mujer que estuvo en su Ejecutiva y que ha definido la situación de su partido y del líder del mismo, tras su dimisión, harta de las maniobras protagonizadas por la dirección socialista en la tercera ciudad de la provincia de Alacant: “No me he ido porque yo haya dejado de ser socialista o haya cambiado alguno de mis principios, sino porque la política de populismo que practica Ángel Sáez se aleja de los principios de la izquierda", afirma. Para continuar: "La compra de voluntades con promesas de cargos y concejalías le ha hecho olvidar que aún quedamos personas a las que lo único que nos motiva es que Torrevieja deje de ser el ejemplo de la política del pelotazo, del enchufismo, de la corrupción y de una situación social de paro y de miseria alarmantes”. Y describe, dolida, y no ha sido la única mujer que se ha visto obligada a dimitir por los aires más que machistas del candidato a alcalde en la Ciudad de la Sal: “En el tiempo en el que milité bajo su liderazgo, he advertido cómo la actitud de Ángel Sáez ha derivado hacia un vulgar absolutismo en el cual las personas que no son ‘patas negras’ – se refiere a los miembros de familias torrevejenses por generaciones- y las mujeres han ido quedando relegadas de cualquier toma de decisión o acto público, y las tres cuartas partes de la Ejecutiva se han esfumado, quedando tan solo cinco personas de las veinticinco que la formaban. Ángel Sáez ha desunido el partido para crear una camarilla de ‘patas negras’ que pelean olvidando las reglas del juego democrático con tal de llegar al poder”, detalla.

Con estos mimbres de oposición a nivel autonómico y municipal, y me temo que actitudes como las que relata la dimisionaria de la Ejecutiva local de Torrevieja -que no es la primera en abandonar precisamente por el machismo de su dirigente-, ya me contarán qué esperanzas podemos tener los valencianos. No me digan que las perspectivas del País Valencià para los progresistas no son como para llorar amargamente. O para correr a gorrazos a ciertos individuos, expulsándolos de la política con la esperanza de que llegue savia nueva, con más seny y más capacidad, para acabar con el monopolio de una derecha corrupta y beata.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

24
Dic 2010

El imparable derroche de Govern del PV enfada a los empresarios

Escrito por: luisasa el 24 Dic 2010 - URL Permanente


El Molt presuntamente Deshonorable, Francisco Camps Ortiz, volvió a culpar a Zapatero de la mala situación económica del Pais Valencià, poco después de que el presidente de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), Francisco Pons, criticara la política económica del Consell. En su inveterada actitud de no asumir ningún tipo de responsabilidad ante nadie, ni ante nada, Camps sigue actuando como si fuera el adolescente maleducado que echa la culpa de todos sus errores a sus papás o a sus profesores. Antes de que se hubiera pronunciado el presidente de AVE, ya otros empresarios habían hecho críticas similares, hartos de que el Govern continue sin abonar las deudas contraidas, después de haber retrasado su obligación durante meses. La situación se produce, según han manifestado los empresarios descontentos, a causa la “política de despilfarro del Consell”.

Para solucionar los problemas de las arcas públicas, una de las sugerencias del Presidente de AVE para que el Consell deje de perder dinero en gastos que perjudican a todos los valencianos, fue la de privatizar RTVV, propuesta que Camps descartó rotundamente, argumentando que la cadena pública “solo puede ser de los ciudadanos de toda la Comunidad Valenciana". Semejante afirmación surgida de la boca de Camps resultaría hilarante, si no contuviese una dosis de cinismo de juzgado de guardia. Parece que el presuntamente Deshonorable, cada vez menos presunto y cada vez más deshonorable, por saberse que sí recibió regalos de la trama corrupta Gürtel desde aquellas sonrojantes y patéticas conversaciones con Álvaro Pérez, alias El Bigotes, solo considera ciudadanos a sus afines, los blaveros, que aplauden hasta con las orejas cualquier despropósito o necedad que se le ocurra, y todos los valencianos a quienes les da igual que una televisión presuntamente pública se haya convertido en un órgano de propaganda del PPCV.

Porque todo valenciano, incluidos los blaveros, sabe que la televisión supuestamente pública está controlada por el President del Consell, a través de un ejército de numerosos y fieles ejecutivos que obedecen ciegamente las consignas del President, a fin de que lo que conocemos en València como Canal NO-DO o Canal Seu se limite a ser en exclusiva un órgano de propaganda pura y dura del PPCV. No hay duda de que Camps considera ciudadanos exclusivamente a sus fieles, porque desde luego la oposición, a la que no permite bajo ningún pretexto aparecer en la programación, quedó excluida de la casa, a no ser para dar cuenta de ella las acusaciones infundadas y torticeras -que hizo, por ejemplo, ese paradigma de político tránsfuga y marrullero que es Rafael Blasco con Ángel Luna-, como quedaron excluidos tantos periodistas a quienes se les cerraron las puertas del medio por haber reprochado la manipulación informativa a la que los someten los directivos, fieles servidores del PPCV en general, y de Camps en particular. Ni tampoco, por supuesto, considera ciudadanos a todos aquellos valencianos que no comulgan –nunca mejor dicho, dada la beatería del President- con sus ideas.

Tal y como andan las cosas en la RTVV, el adjetivo "pública" referido a la televisión valenciana podría convenirle, no en el sentido de perteneciente a todos los ciudadanos, sino en el de la vieja y despectiva minusvaloración que se dirigía antaño a señalar nombrando a las mujeres de vida licenciosa, “mujeres públicas”, frente al sintagma estimativo “hombre público”, que conllevaba respetos y honores para los próceres así denominados. Qué ironía y qué bien refleja el lenguaje aun las realidades más injustas, ¿verdad? Sí. Ellas, zorras, prostitutas, putas; ellos, zorros, sinvergüenzas y ladrones... pero honorables. Pues a RTVV se le adapta como un guante la antañona definición de “pública” en el sentido de ramera o prostituta. En este caso, con el agravante de prostituida al poder del PPCV, sin la dignidad de la mínima imparcialidad exigible a un medio que efectivamente debe ser “de todos los valencianos”. Eso es RTVV, la que registra cada año, además, pérdidas millonarias que sufragamos, esas sí, todos los valencianos, una ingente cantidad de dinero al servicio de unos cuantos, ¡y qué cuántos!, la que deja de emplearse en servicios y prestaciones a la ciudadanía.

Los valencianos venimos siendo los paganos de cuantos desvaríos e insensateces viene cometiendo el Govern del PPCV, obligados a pagar hasta los caprichos del Consell, en detrimento de aquellos servicios a los que como ciudadanos de un país supuestamente democrático deberíamos tener derecho, lo tenemos. Hoy mismo, El País, en su edición valenciana, informaba de que en los presupuestos de la Generalitat para 2011, la partida destinada al pago de intereses por deudas con los bancos crece más del 10% y alcanza los 678 millones de euros, cantidad que supera el presupuesto de Bienestar Social, que es de 673 millones. Hace muy pocos días, el sindicato UGT denunciaba que el Consell debía la Renta Básica de Subsistencia desde hace meses a más de cuatro mil familias con necesidades perentorias. Pero también ha reducido el Consell las aportaciones para los Servicios Sociales de los municipios en estos presupuestos de 2011, aunque parece que sigue empecinado, sobre todo su President, en construir, despilfarrando de nuevo millones que son de los ciudadanos, un nuevo parque temático, el de Ferrari, en València, que será tan ruinoso como los ya existentes en todo el País Valencià. Hay personas bien informadas que cuentan que la realización del nuevo capricho de Francisano Camps es un ya hecho. De modo que los valencianos nos veremos obligados a pagar otro capricho megalómano, a sufrir más “contratos confidenciales”, más opacidad de nuevo sobre la opacidad que hubo. ¿Quizá llegaremos a ver conduciendo un Ferrari al Molt presuntamente Deshonorable, después de la construcción y los contratos confidenciales del nuevo parque temático, el dedicado a Ferrari? No sería de extrañar, pero sería bueno que las personas capaces y con la posibilidad de hacerlo controlaran, o sujetaran, al señor President.

Pero, a pesar de las políticas de despilfarro y de desprecio por los ciudadanos, las encuestas siguen dando como ganador al PPCV en las próximas elecciones autonómicas. Y así será, si el sentido común y la dignidad de los valencianos no lo remedian. De modo que no viene mal que los empresarios empiecen a enojarse con un Camps incapaz de sacar al Pais Valencià de la crisis y que no sabe sino culpar de sus problemas a Zapatero, como si el Presidente del Gobierno fuera el responsable de su política de derroche, irresponsabilidad ¿y demencia?. Pero, sobre todo, de unas políticas marcadas, presuntamente, por negocios ilícitos con una trama mafiosa, con la que ha mantenido inconfesables relaciones que veremos hasta donde han podido llegar si la nueva Presidenta del TSJCV accede a hacerse responsable del sumario Gürtel que afecta al País Valencià. Relaciones que le han costado al Erario, a todos los valencianos, para entendernos, cantidades de dinero difíciles de entender en euros, pero que han ido a parar a los bolsillos de presuntos sinvergüenzas, que se lo han quedado, siendo que estaba destinado al servicio de los ciudadanos porque, vaya, justito había salido de sus bolsillos.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

21
Nov 2010

Otro desvarío de Camps que arruina el PV: El Gran Prix

Escrito por: luisasa el 21 Nov 2010 - URL Permanente


El Molt presuntamente Deshonorable, y Paula Sanchez de León, su portavoz, han salido en tromba a desmentir la noticia publicada ayer por El Periódico de Catalunya de que el Consell Valencià anda buscando desesperadamente un comprador para el Gran Premio de Europa de Formula 1, que, como ya intuíamos, resultó ser un negocio ruinoso para las arcas públicas y al que se ven incapaces de seguir financiando, debido al calamitoso estado del erario valenciano. De ser cierta la noticia y sin dar por veraz el desmentido del responsable del Consell y de su portavoz, sería esta la primera vez que Camps diera indicios de sensatez y de buen juicio al intentar desprenderse del gravoso negocio que supuso para las arcas públicas del País Valencià el dichoso Gran Prix. Que, com sempre, les decisions del Govern presidit pel Molt presumpte Deshonorable més responen al seu caprici megalomaníac, o a foscos negocis destinats a portar les aigües del diners públics al molí de les seves butxaques, sigui per finançar el seu partit, sigui per beneficiar els seus amics o el seu propi peculi. Tot presumpte, és clar, que la pell del beatífic Molt presumpte Deshonorable i de la seva gent és massa delicada.

Desprenderse del ruinoso, y ruidoso, "evento" deportivo sería sin duda un acto de sensatez y una muestra de buen juicio, aunque poco creíble a estas alturas en los desmesurados gobernantes valencianos del PPCV. Porque la bromita del Gran Prix de Fórmula 1 le cuesta a las arcas públicas, las que guardan nuestro dinero, no lo olvidemos, dieciocho millones de euros que se abonan a ese ser con aspecto de protagonista de película de terror, e ideas nazis, que es Bernie Ecclestone, en concepto de canon por celebrar la carrera, a los que hay que sumar lo que la organización de cada GP supone, cifrado en unos 30 millones de euros más. En la actual situación de casi quiebra de las arcas públicas valencianas, el grifo no da para más, tras haber salido al rescate de los 25 millones de deuda generados por Valmor, la empresa que, en teoría, iba a gestionar el acontecimiento deportivo de forma privada... perdón, evento, siempre olvido cuánto gusta el término a quienes los provocan como a quienes dan fe del festivo hecho.

La oposición considera que el costoso asunto del Gran Premio de Fórmula 1 le ha supuesto a los ciudadanos valencianos la nada despreciable cifra de alrededor de ciento cincuenta millones de euros. Sin sumar, claro, la pérdida de patrimonio arquitectónico que supuso la adecuación del puerto de la capital del Turia, pero todos andamos al cabo de la calle de que los gobernantes del PP sienten poco aprecio por el patrimonio arquitectónico; y no es fácil precisar si pudiera ser debido a la incultura y desprecio por los valores arquitectónicos inherentes a los ágrafos, o por la desmedida ambición crematística que les hace anteponer la rentabilidad de la especulación a cualquier otro bien. Sigui com siqui, donaren mostres suficients de tot això, per exemple al barri pescador de El Cabanyal, on l'existència de preciosos edificis modernistes no aturà l'afany demolidor, en tots els sentits, de l'alcaldessa, Rita Barberá.

La celebración del Gran Prix de automovilismo ha sido, como otros muchos “eventos” -es decir, cualquier jariboleo en el que se dilapidan millonadas a mayor gloria de la megalomanía enfermiza Camps, que en este caso soñó con convertir la capital del Regne de València en un trasunto de Mónaco-, un asalto más al dinero público, de paso que una burla a la transparencia democrática, al haber declarado secreto, como hizo el Consell, el contrato firmado con el nazi Ecclestone, como si en democracia los contratos públicos no tuvieran la obligación de someterse a la transparencia y al control de la ciudadanía. Pero hay que considerar que cualquier parecido entre el comportamiento de los gobernantes del PPCV y los hábitos democráticos no es coincidencia, sino una entelequia total.

El excéntrico y desagradable personajillo que es Bernie Ecclestone hizo campaña a favor de Camps y de Rita Barberá, anunciando, poco antes de las elecciones autonómicas y municipales de 2007, que el Gran Prix vendría a València solo si eran ellos quienes ganaban las elecciones. Aquella sospechosa promesa condicionada debió haberles servido a los valencianos, de haberse dejado guiar por el sentido común, en lugar de por su habitual meninfotismo, amor a la jarana y la traca, para votar en masa a cualquier otro partido que se presentara a las elecciones, dejando fuera de la vida pública a políticos que, no solo por el asunto del Gran Prix, vienen demostrando que no son de fiar. Mentar Gürtel a estas alturas de la novena pareciera exceso.

Dejando fuera del poder a los populares, la ciudadanía valenciana habría evitado una celebración deportiva que tan solo supuso ruina y ruido para los habitantes de València, habría soslayado la celebración de un “evento” que, aunque Camps y sus voceros nieguen ahora que vayan a prescindir de él, no puede mantenerse por el deteriorado estado de la economía valenciana, a la que este Consell no ha dudado en comprometer con excesos y tropelías constantes. Así que lo mejor que podría pasarnos sería que, efectivamente, en un inusual gesto de responsabilidad y de sentido común, se desprendieran de la celebración de un acontecimiento deportivo que pierde miles de espectadores cada año, y que cada año supone un despilfarro escadaloso para la economía del País Valencià.

Y como los gobernantes del PP valenciano soportan mal las preguntas y la labor de la oposición, ante las que le acaban de hacer los representantes del PSPV y de Compromís, han reaccionado como si les hubieran mentado a sus santas madres; en concreto, el secretario general del PPCV, Antonio Clemente, ha acusado a los opositores de “dejarse llevar por rumores malintencionados”. Que ja sabem que qualsevol pregunta que no vagi encaminada a afavorir que llueixin el seu margalló de governants intel.ligents, desinteressats i sacrificats pel bé comú, la sentin com una puntada als seus molt prepotents culs.

Tan acostumbrados nos tienen los gobernantes del PPCV a negar las evidencias, faltando a la verdad constantemente, que en esta ocasión tampoco es cosa de creerlos, que lleva el Molt Deshonorable más de un año asegurando que no le regalaron los famosos trajes, por más que las evidencias y los informes de la Agencia Tributaria digan lo contrario. Pero ya se sabe, Camps y sus correligionarios son tan dados a la veracidad como el Presidente de la Diputación Valenciana, Alfonso Rus, lo es a la buena educación y al comedimiento expresivo.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

16
Nov 2010

Esbirros de Camps cierran la página en facebook "Razones para no votar al PP". Una razón más.

Escrito por: luisasa el 16 Nov 2010 - URL Permanente

La libertad de opinión y de información es un derecho imprescindible, irrenunciable e inalienable en las sociedades democráticas. Por ello, podría parecer ridículo el afirmar con rotundidad que en el País Valenciano, parte de un Estado supuestamente democrático, sus gobernantes ejercen tan férreo control sobre la información, que llegan a censurar blogs y páginas alojadas en redes sociales, como Facebook, por ejemplo. Però és el que acaben de fer amb "Raons per no votar al PP à València"

Y es que en el PV, donde ya hace mucho tiempo que ignoramos si se vive en democracia o en un régimen dictatorial, el control de los medios se ha convertido en una obsesión para el PPCV, que gobierna prácticamente en todas las instituciones. Para ejercer esta labor de control cuenta, según publicaba el domingo el diario Levante, con más de 1500 periodistas, lo que nos sale a los contribuyentes por la nadería de ¡cinco millones de euros anuales! I després diuen que l'ofici periodístic està mal pagat...

Esos periodistas, inusualmente bien retribuidos en comparación a lo que perciben en medios privados becarios, colaboradores, corresponsales o incluso redactores, no están única y exclusivamente dedicados a redactar comunicados, en absoluto; hacen bastante más. En muchos casos, no son periodistas titulados, sino gente del PPCV que ha ido escalando puestos de confianza según más y mejor iban glorificando al presunto Molt Deshonorable President Camps y que, en consecuencia, escriben francamente mal; no vayan a creer que tengo en la cabeza a Larra, a Azorín o a M. Vicent como término de comparación, no, me refiero apenas a la tarea escolar de saber redactar con un mínimo de corrección o de sintaxis.

Permítanme que los sitúe. En el corazón de la capital del País Valencià, en el Palacio de Fuentehermosa, muy próximo al Palau de la Generalitat, se encuentran los Servicios de Prensa del Consell -així amb majúscules per que no els perdin de vista- donde se coordina la política de comunicación de las Consellerías en la que se afanan cientos de periodistas o de administrativos, dedicados a la elaboración de comunicados y al seguimiento de las noticias. También están, pero estos en el propio Palau, quienes dependen directamente de la Presidencia, es decir, aquellos a los que Camps trasladó a su vera, verita, vera, para tener a estos profesionales más cerca. Es este staff el que maneja las informaciones que resultan más “delicadas” o "sensibles" para Camps, todo lo relacionado, comprendan, con su procesamiento por el Caso Gürtel, y que, a la vez, realizan tareas que podrían definirse de “contraespionaje” averiguando qué es lo que se cuece en las redacciones de los periódicos, o en las escasas televisiones que no controla el PPCV, ninguna de ellas ubicada en el País Valenciano, no vayan a equivocarse, donde, aparte de Canal NO-DO, ya tuvieron buen cuidado los amos en asignar las TDT a personajes o corporaciones afines.

Estos tan bien remunerados periodistas, o personas de su confianza, sin más mérito profesional que ser incondicionales vasallos del presunto Molt Deshonorable y su troupe, se dedican en cuerpo y alma, no solo a rastrear cuanto se publica sobre sus patronos, sobre el partido al que pertenece la autoría, sobre lo que dice la oposición en los llamados “medios tradicionales”, como la prensa escrita, las radios o las televisiones, sino que también chequean lo que va apareciendo en todo tipo de foros de internet y, cómo no, participando en ellos, colocando los carteles y mensajes que consideran idóneos para manipular la opinión pública. A més, rastregen, com a eficaz os gossos guardians d'olfacte fi -diners fan miracles- tot el que es diu del Govern o de qualsevol àmbit de l'Administració regida pel PPCV en blocs o en xarxes socials, intentant, i de vegades aconseguint, que es tanquin les pàgines web que no els són proclius, o que resulten oberta i decididament hostils als seus senyors.

Muestra de que lo que les cuento es lo que ha sucedido en Facebook hace apenas dos días con la página “Razones para no votar al PP en Valencia”, como dije ya. Esta red cuenta con un sistema tal que, si un elevado número de personas denuncia una de las páginas alojadas en ella, la inhabilita de inmediato. Parece que fueron los servicios de prensa del PPCV los que votaron desde todos los ordenadores a su disposición -y para esta labor sí que han de sobrar odenadores-, denunciando la página. Fins a aconseguir tancar-la.

“Razones para no votar al PP en Valencia” no contenía difamaciones, no era racista o xenófoba y tampoco incitaba a la violencia, que suelen ser las razones por las que se cierran páginas en la red social. Simplemente, publicaba resúmenes de prensa, estadísticas muy ilustrativas de la situación del País Valencià, noticias de los políticos del PPCV publicados en los medios de comunicación y los habituales comentarios. Nada que se saliera de lo normal en la red social, en la que más de diez mil personas, por cierto, habían mostrado su conformidad con que existen miles de razones para no votar al PP en el País Valencià.

Ahora hay una razón más para ello, para dejar de votarlos: la evidencia de una obsesión censora por parte de los políticos populares, que dedicaron a toda esta gente, su gente, "periodistas" pagados con dinero público, no lo olviden, a denunciar la página hasta que consiguieron cerrarla. El cierre de “Razones para no votar al PP en Valencia” cogió por sorpresa a los participantes de la red social, que no podían creer hasta donde puede llegar, llega, el PPCV, en el control de la opinión y la información. Sorpresa que, en cambio, no se dio en los profesionales de la prensa que trabajan en el PV, para quienes no es novedad ninguna el afán censor del PPCV ya que vienen practicándolo desde que llegaron al poder hace quince años. Recuerden, entre otras acciones próximas la orden de retirar la exposición fotográfica del MUVIM organizada por la Unió de Periodistes.

Eduardo Zaplana, siendo presidente de la Generalitat, intentó crear un grupo mediático, en un obscuro asunto relacionado con Aigües de València, que estuvo a punto de convertirse en un escándalo pero que, con los habituales manejos del PPCV, se consiguió, como casi siempre que el PP anda por medio, que quedara en nada. El propósito del entonces President era crear un grupo mediático que controlase toda la información en el País Valencià.

Como el proyecto de Zaplana no tuvo éxito, el PPCV decidió controlar por los medios que fuera toda opinión publicada o publicable, manipulando, no solo la televisión pública, Canal 9, o Canal NO-DO, cuya política informativa viene siendo denunciada constantemente por los sindicatos, por los partidos de la oposición y por los ciudadanos, sino a todo tipo de medios, a los que ha comprado, literalmente, a fuerza de publicidad institucional, la que les asegura a las empresas mediáticas unos elevados beneficios.

Y tras haber logrado el control de los medios de comunicación tradicionales, la han emprendido con las redes sociales, aparentemente ingobernables por nadie porque aparecen fuera de los habituales circuitos informativos. Cualquier día amordazarán a todo aquel presunto ciudadano -este presunto no es el otro presunto, la honra sigue siendo nuestra- que intente expresarse en la calle contrario a la política del presunto Molt Deshonorable. Temps al temps, si no s'aconsegueix convèncer la societat valenciana en el seu conjunt que hi ha milers de raons, una més ara, per no votar al PPCV al País Valencià. Vostès ho saben com jo, que ells poden ser capaços de qualsevol cosa

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

12
Nov 2010

Ferrari: Camps debe cesar como presidente, ha enloquecido

Escrito por: luisasa el 12 Nov 2010 - URL Permanente

La historia de la pretensión Camps de construir el dichoso parque temático de Ferrari en el País Valencià recuerda aquella película de Berlanga en la que un anciano, el irrepetible Pepe Isbert, se peleaba con su familia, maquinaba, hacía locuras y se gastaba los ahorros familiares para conseguir un cochecito de paralítico porque quería ser igual a sus amigos. Només que Camps no té la gràcia de Pepe Isbert i la història no és una pel.lícula d'humor negre, que va censurar el franquisme per cert, sinó el drama d'una societat governada per un presumpte boig o un presumpte pocavergonya. Quédense con lo que mejor les parezca.

Estoy segura de que cuando el síndic socialista Ángel Luna planteó en Les Corts la inhabilitación de Camps por pródigo –figura legal existente en casi todos los Códigos Civiles, y que permite, generalmente a familiares, incapacitar a una persona para privarla del manejo de los bienes comunes, o incluso específicamente suyos, en razón de su comportamiento excéntrico y derrochador- no estaba gastando una broma o haciendo retórica, y tampoco, como han dicho los populares, "montando el número y el escándalo”, sino sugiriendo una posibilidad legal que, tal como actúa el presunto Deshonorable, no habría que desechar ni considerar un dislate, sino más bien un poner coto a los despropósitos de un President, que más parece obrar por caprichos de incontenible irresponsabilidad que con el recto proceder exigible a un gobernante en bien de la ciudadanía.

Habría que decirle a la señora Alicia de Miguel, responsable de estas declaraciones contra Luna, que quien monta el número y el escándalo, sobre todo el escándalo, es su amado President. Doña María Moliner en su Diccionario de Uso del Español define “escandalizar” como “ser causa de que alguien se sienta indignado por algo”. Y no me digan que la idea de instalar un nuevo parque temático en el País Valenciano, estando la economía en general y en particular la valenciana tal como están, no causa indignación. Y sí, sin duda alguna, sería motivo para que al Molt presuntamente Deshonorable y Orate lo incapacitasen o lo ingresaran, y a la mayor brevedad posible, en un buen psiquiátrico de esos a los que llevan a algunos famosetes cuando pierden los papeles. Porque el Molt presuntamente Deshonorable parece haber perdido no solo los papeles, sino la chaveta.

¿Qué es, si no un haber perdido los papeles o la chaveta, la pretensión de gastar cantidades millonarias en la instalación de un parque temático que sería el tercero del PV, considerada la sangría económica que supusieron para las arcas públicas los dos ya existentes, pero sobre todo Terra Mítica, la cual hubo de pasar por ventas, remodelaciones, embargos, cierres, aperturas, nuevos cierres y toda clase de extrañas maniobras desde su inauguración y que, actualmente, después de innumerables operaciones - e investigaciones judiciales que suelen acabar en nada en cuanto afecta al PP en el PV - le está costando a la Generalitat, a ustedes y a mí, recuérdenlo, la nada despreciable cifra de dieciséis millones de euros anualmente?.

Els precís algunes dades econòmiques, per si no són conscients de l'estat ruïnós de les arques públiques del País Valèncià: una deuda de dieciséis mil doscientos ochenta millones de euros, 16.280.000.000 de euros, por si piensan que no habían leído bien. Una tasa de paro del 23.8%, casi cuatro puntos más que la media del resto del Estado, paro que el Molt presuntamente Deshonorable y Orate prevé, según los presupuestos para 2011, reducir en tan solo unos cinco mil puestos de trabajo. Serán los del personal del dichoso parquecito temático que quiere construir. Total, ¿qué son ochocientos millones de euros más junto a los 16.280.000 millones de deuda? Calderilla. Qué más darán ocho u ochocientos. De perdidos, al Turia, que va mansito.

Y la situación económica no lleva camino de mejorar, sino todo lo contrario. El Consell, aficionado a hacer las cuentas de la lechera, contaba con vender patrimonio -de tots nosaltres, insisteixo- para sanear sus cuentas. Mas resulta que lo que consideraban uno de los “bienes de la corona” económica, los solares en el entorno de La Ciudad de las Artes y las Ciencias destinados a que sobre ellos construyera el inevitable Calatrava dos torres espectaculares, rascacielos que solía decirse, al estilo de alguna que haya sido contemplada antes por el presunto Deshonorable en uno de esos países árabes que le gusta visitar -sembla mentida, essent un menjaciris, quant li agraden els països governats per "infidels"- resulta que no son en su totalidad propiedad pública, parte de ellos pertenecen a la empresa l'Horta Inversiones, propietaria de los terrenos desde hace treinta años ya que consiguió que el Tribunal Supremo dictase en 2007 una sentencia favorable que obliga a la Generalitat a devolvérselos o a pagarle el suelo expropiado a precio de mercado. La totalidad de los solares es de 19.000m2 y su precio ha sido tasado en 228 millones de euros. L'Horta Inversiones es propietaria de 10.000m2, por lo que la Generalitat deberá pagar a la empresa expropiada algo más de la mitad de esos 228 millones de euros. Res, una altra minúcia, un poquet més de xavalla.

Así que, con estos agujerillos en la economía valenciana, la mas endeudada de todas las nacionalidades, regiones o autonomías que conforman este país de países, con unos niveles de paro per plorar, una sanidad a la cola también del resto de territorios que conforman el Estado, un número incontable de colegios públicos e institutos instalados en barracones, o en estado ruinoso cuando de ladrillos, al Molt presuntamente Deshonorable y Orate no se le ocurre otra cosa que irse a Abu Dhabi a ver cómo es el Parque Temático de Ferrari para construir uno en “su” Comunidad. Suya de él, su finquita.

Ignoro si los del caballito rampante le han ofrecido a Camps un automóvil como aquel en el que se paseó cuando el Gran Premio de Fórmula 1, si su decisión de construir el dichoso complejo lúdico automovilístico en “su” Comunitat tiene que ver con la poco honorable costumbre de que le hagan regalitos cuando sus decisiones benefician a terceros y, encaprichado, enamorado hasta las cachas del dichoso cochecito, ha decidido hacer lo que sea necesario para hacerse con uno. Del que no hi ha dubte, si aquesta suposició frega almenys el que hi pugui haver en la ment del President, és que es tracta d'un símptoma, potser síndrome, no sabría precisar si de total enviliment o d'arrelada bogeria. Pero, en cualquier caso, debería incapacitarlo para gobernar, en efecto, señor Luna, qué otra salida hay si no.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

24
Oct 2010

Camps confunde los Plenos de las Corts con teatro del absurdo

Escrito por: luisasa el 24 Oct 2010 - URL Permanente

Cualquier lector mínimamente avezado sabe que Hijo de la luz y de la sombra nombra un conjunto de versos intimistas de Miguel Hernández centrados en el amor a la esposa y al hijo engendrado por ambos, escritos desde la desesperanzada lejanía impuesta por la cárcel de la Dictadura franquista. Que esta cuestión anda, pues, en las antípodas de la política de bajezas y miserias que protagoniza el Consell Valenciano lo sabe un alumno de los primeros cursos de la ESO, pero el indocto Molt Deshonorable President -y esta vez no le otorgo presunción alguna, me confirma su falta de honorabilidad el haber querido pringar con su baba de meapilas iluminado el nombre del poeta oriolano- utilizó el título de uno de los poemas de Miguel Hernández, pretendiendo así atacar al síndic socialista Ángel Luna. Parece ser que Camps escuchó en alguna ocasión de su vida la expresión "el lado obscuro”, lo que parece estadísticamente normal por más que no haya llegado a comprenderla, como también debió de oír -¿el día de la inauguración de algún barracón de la Escuela Pública?- el título de aquellos versos del oriolano y, como era previsible, se le hicieron las neuronas un lío al equiparar al síndic socialista con la sombra y a sí mismo con la luz, demostrando, de paso, que su incultura es equiparable a su falta de transparencia a la hora de gobernar; inconmesurable. Más bien podría decirse que Camps confundió los versos de Miguel Hernández con una historia de Matrix.

Un galimatías de bajezas estúpidas fueron lo único que se le ocurrió al Molt Deshonorable, aparte de repetir, una vez más, que todo es absolutamente falso, con esa su eterna política de avestruz, al responder al portavoz socialista Ángel Luna, quien le formulaba, o más bien asaeteaba, con certeras cuestiones sobre los manejos inmorales que se han llevado a cabo en la Consellería de Ciudadanía y Solidaridad, donde el responsable de la misma, el político itinerante -pero no desde la sombra a la luz como dice el Deshonorable, sino desde la extrema izquierda del FRAP a la extrema derecha del PP- aprovechó su Consellería para, supuestamente, hacer negocios inconfesables. Seguro que recuerdan el asunto: Blasco i el seu home de confiança van crear, presumptament, una sèrie de consultories d'ONG's destinades a facturar estranys assessoraments a suposades organitzacions no governamentals que, aparentment, anaven a dur a terme projectes en països desfavorits, com Nicaragua o Haití, però a on no van arribar els diners mai perquè es van quedar a la capital valenciana, materialitzat en pisos, garatges o vagin vostès a saber quins usos se li van donar o a què butxaques van anar a parar.

La representante de Comprimís, Mónica Oltra, también le sacó los colores al Consell en esta misma sesión de control aunque, tal y como nos tiene acostumbrados a los ciudadanos, o más bien súbditos, las del ejecutivo del País Valencià son más bien sesiones de descontrol ético de los gobernantes del PP. Oltra, que es igualmente un azote del presuntamente corrupto Govern, se cargó de santa ira para reprocharle a Blasco que usara un dinero público destinado a Nicaragua para enriquecerse él o sus amigos, hurtándole ayudas a un país desfavorecido donde siempre van ligadas infancia y pobreza. No logró respuesta que brindase un poco de luz sobre los inconfesables manejos de su Conselleria, sino únicamente que el impresentable Blasco, en un alarde de caballerosidad, cualidad que como se ve a diario es una de las características de los populares, la llamase “sinvergüenza” por acusarlo de lo que una muy abundante documentación avala.

El President Camps lleva mucho tiempo con el seny perdido, acosado por constantes revelaciones de un sinnúmero de asuntos sucios que afectan a su Govern y a él mismo, empezando por el llamado caso Gürtel, el que lo relaciona personalmente con presuntos delitos de financiación ilegal, cohecho y delito electoral y terminando, de momento, por esta otra estafa tan impresentable como indecente de desviar dinero público destinado ONG’s ya veremos a dónde y para qué. Pero sin olvidar, de ninguna manera, el caso Brugal en el que, según se supo el sábado, también parece andar pringado su Conseller de Hacienda, Gerardo Camps. Así é que chegou o tempo campsista no cal, tras negar a maior en defensa do seu conselleiro, quixo levar ó culmen o sua esperpéntica defensa, que foi cando dixo que Luna era "o fillo da escuridade", el mesmo, "o fillo da luz", e enfogueirándoselle o verbo ó valencián e vindo deste xeito a atoparse con Blasco, non arredrouse o presidente xa posto, aclarounos as dúbidas chamándoo "o que soubo cruzar a raia entre a escuridade e a luz". Manda ovos, ¿non sí?

Las afirmaciones del Molt Deshonorable President del País Valenciano, al que su jefe de filas debiera mirar al menos cuando se deja ganar por la obsesión paranoide de pedir elecciones anticipadas como único proyecto electoral de su partido -lo volvió a repetir el sábado en un mitin, asegurándonos que la única solución a los problemas de este país de países pasa por que se vaya ZP para ponerse él-, deben de ser consecuencia de la situación nada envidiable que padece, no solo por la espada de Damocles de su posible procesamiento, sino también por la constante inquietud en la que vive sin duda, pensando en qué nueva felonía, de las muchas sobre las que él sí sabe, se irán descubriendo poco a poco. Tot això si els jutges valencians reaccionen a la petició de Pedreira, que llavors l'acusació no es limitarà ja al suborn passiu impropi, aquesta figura d'expressió de la que molts no hi sabíem, sinó al suborn pur i dur, al finançament il.legal i al delicte electoral. Así que, sin duda, el miedo del Presidente a que termine por saberse no es gratuito ni está fuera de lugar, porque apenas al día siguiente de una intervención que para su teatro hubiera deseado Ionesco, pero insultante para la ciudadanía -otro más, llevémosle la cuenta de los insultos a la inteligencia y la dignidad de los valencianos-, la prensa publicaba que el juez Pedreira había ordenado a la policía el análisis del contenido de un cofre oculto en un guardamuebles a nombre de una de las empresas de la trama Gürtel. Una caja de Pandora, sin duda, que nos proporcionará datos ciertos y preciosos sobre las innumerables ilegalidades cometidas por quienes dirigían la trama, sobre la cual cada día resulta más evidente que no se trataba solo del muy desmejorado y deprimido actualmente, Francisco Correa, el convidado de piedra en la boda de la hija de Aznar con Alejandro Tarik Agag Longo, hijo de un bancario de origen argelino, entre nosotros, el novio de la niña, que bien pudiera arrastrar, digo Correa, llevándose consigo a la tumba, a un ejército de delincuentes, siempre presuntos, pero de momento. I vostès em perdonen que forci l'expressió d'aquesta manera insuportable en nom de l'exactitud.

Porque es evidente que nadie paga cientos de euros por que le guarden papeles inofensivos en un guardamuebles, aunque, curiosamente, habían dejado de pagarles como unos morosos cualesquiera, pero en este caso a modo de maniobra siguiendo la normativa de estas empresas de no permitir acceder a nadie al misterioso cofre en caso de impago. Más bien parece el típico proceder de los gángsters de cine negro, de una película que casi se nos dibuja como vista, imaginen, en la que alguien persigue, e incluso asesina, a quien guarda la llave de un arcón similar que contiene secretos insondables y al que mantienen escondido a buen recaudo allá donde nadie pueda hallar abominables y comprometedores secretos.

Cuando se dilucide por fin la "substancia" de toda esta siniestra red de ilegalidades perpetradas por una presunta banda de hampones del brazo de unos políticos presuntamente mafiosos, podrá escribirse un guión o una novela tan interesantes, que ríanse ustedes de cualquier película o saga, a la que dejará en pañales y, de ser de ficción, como increíble. Mientras tanto, los nervios de los políticos del PP, especialmente los de los valencianos, continuarán obsequiándonos con muchos más despropósitos y bufonadas del tipo este a las que nos tiene acostumbrados el nada presunto como esperpento, Francisco Camps Ortiz. Del que se puede asegurar que tiempo ha que perdió el oremus, y les recuerdo que no hay contradicción con la declarada beatería del presuntamente Molt Deshonorable, ya que el verbo latino "orare", aparte de rezar, significa decir, porque rezar es decir, de paso. Pero este señor no dice, ha perdido el oremus, según el Drae, al tiempo, el jucio o la cordura. En su exacerbada beatería, sin duda andará convencido de que su dios le ha perdonado todos sus pecados a causa de la dura penitencia de tener que sufrir a la oposición. Porque, sen dúbida, vostedes como eu ficamos enveredados de que non entende o xogo democrático o señorito, e nesa obscuridade ha de xulgar que só existe coma escarmento pra castiga-lo e gañar o ceo. Dos xustos. constantes revelaciones de un sinnúmero de asuntos sucios que afectan a su Govern y a él mismo, empezando por el llamado caso Gürtel, el que lo relaciona personalmente con presuntos delitos de financiación ilegal, cohecho y delito electoral y terminando, de momento, por esta otra estafa tan impresentable como indecente de desviar dinero público destinado ONG’s ya veremos a dónde y para qué. Pero sin olvidar, de ninguna manera, el caso Brugal en el que, según se supo el sábado, también parece andar pringado su Conseller de Hacienda, Gerardo Camps. Así é que chegou o tempo campsista no cal, tras negar a maior en defensa do seu conselleiro, quixo levar ó culmen o sua esperpéntica defensa, que foi cando dixo que Luna era "o fillo da escuridade", el mesmo, "o fillo da luz", e enfogueirándoselle o verbo ó valencián e vindo deste xeito a atoparse con Blasco, non arredrouse o presidente xa posto, aclarounos as dúbidas chamándoo "o que soubo cruzar a raia entre a escuridade e a luz". Manda ovos, ¿non sí?

Las afirmaciones del Molt Deshonorable President del País Valenciano, al que su jefe de filas debiera mirar al menos cuando se deja ganar por la obsesión paranoide de pedir elecciones anticipadas como único proyecto electoral de su partido -lo volvió a repetir el sábado en un mitin, asegurándonos que la única solución a los problemas de este país de países pasa por que se vaya ZP para ponerse él-, deben de ser consecuencia de la situación nada envidiable que padece, no solo por la espada de Damocles de su posible procesamiento, sino también por la constante inquietud en la que vive sin duda, pensando en qué nueva felonía, de las muchas sobre las que él sí sabe, se irán descubriendo poco a poco. Tot això si els jutges valencians reaccionen a la petició de Pedreira, que llavors l'acusació no es limitarà ja al suborn passiu impropi, aquesta figura d'expressió de la que molts no hi sabíem, sinó al suborn pur i dur, al finançament il.legal i al delicte electoral. Así que, sin duda, el miedo del Presidente a que termine por saberse no es gratuito ni está fuera de lugar, porque apenas al día siguiente de una intervención que para su teatro hubiera deseado Ionesco, pero insultante para la ciudadanía -otro más, llevémosle la cuenta de los insultos a la inteligencia y la dignidad de los valencianos-, la prensa publicaba que el juez Pedreira había ordenado a la policía el análisis del contenido de un cofre oculto en un guardamuebles a nombre de una de las empresas de la trama Gürtel. Una caja de Pandora, sin duda, que nos proporcionará datos ciertos y preciosos sobre las innumerables ilegalidades cometidas por quienes dirigían la trama, sobre la cual cada día resulta más evidente que no se trataba solo del muy desmejorado y deprimido actualmente, Francisco Correa, el convidado de piedra en la boda de la hija de Aznar con Alejandro Tarik Agag Longo, hijo de un bancario de origen argelino, entre nosotros, el novio de la niña, que bien pudiera arrastrar, digo Correa, llevándose consigo a la tumba, a un ejército de delincuentes, siempre presuntos, pero de momento. I vostès em perdonen que forci l'expressió d'aquesta manera insuportable en nom de l'exactitud.

Porque es evidente que nadie paga cientos de euros por que le guarden papeles inofensivos en un guardamuebles, aunque, curiosamente, habían dejado de pagarles como unos morosos cualesquiera, pero en este caso a modo de maniobra siguiendo la normativa de estas empresas de no permitir acceder a nadie al misterioso cofre en caso de impago. Más bien parece el típico proceder de los gángsters de cine negro, de una película que casi se nos dibuja como vista, imaginen, en la que alguien persigue, e incluso asesina, a quien guarda la llave de un arcón similar que contiene secretos insondables y y al que mantienen escondido a buen recaudo allá donde nadie pueda hallar abominables y comprometedores secretos.

Cuando se dilucide por fin la "substancia" de toda esta siniestra red de ilegalidades perpetradas por una presunta banda de hampones del brazo de unos políticos presuntamente mafiosos, podrá escribirse un guión o una novela tan interesantes, que ríanse ustedes de cualquier película o saga, a la que dejará en pañales y, de ser de ficción, como increíble. Mientras tanto, los nervios de los políticos del PP, especialmente los de los valencianos, continuarán obsequiándonos con muchos más despropósitos y bufonadas del tipo este a las que nos tiene acostumbrados el nada presunto como esperpento, Francisco Camps Ortiz. Del que se puede asegurar que tiempo ha que perdió el oremus, y les recuerdo que no hay contradicción con la declarada beatería del presuntamente Molt Deshonorable, ya que el verbo latino "orare", aparte de rezar, significa decir, porque rezar es decir, de paso. Pero este señor no dice, ha perdido el oremus, según el Drae, al tiempo, el jucio o la cordura. En su exacerbada beatería, sin duda andará convencido de que su dios le ha perdonado todos sus pecados a causa de la dura penitencia de tener que sufrir a la oposición. Porque, sen dúbida, vostedes como eu ficamos enveredados de que non entende o xogo democrático o señorito, e nesa obscuridade ha de xulgar que só existe coma escarmento pra castiga-lo e gañar o ceo. Dos xustos.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

14
Oct 2010

Camps y Rita, el baile del AVE: Y de la desvergüenza y la irresponsabilidad

Escrito por: luisasa el 14 Oct 2010 - URL Permanente

Esa historia interminable que día a día recogen los medios, con el pasar de los años, será objeto de información para los estudiosos que acudan a videotecas y hemerotecas con el fin de pulsar los latidos de este País Valencià que, en la actualidad, da la impresión de ser cualquier cosa menos realidad. Quina impressió obtindran els estudiosos, historiadors o curiosos que, en conèixer el que nosaltres anomenem futur des del nostre ara, es trobin amb els prolegòmens del final d'una època que per força haurà de concloure, sigui judicialment, sigui pel cansament de la ciutadania, que alguna vegada, és de suposar, haurà d'obrir els ulls per recuperar la seva dignitat com a poble?

Y al consultar la información sobre El País Valenciano, se hallarían, por ejemplo, con un supuesto Molt Honorable bailando, encantado de haberse conocido, con una alcaldesa de la misma tribu y delante de un Ave que llegaba por primera vez a la Comunitat que presidía, como si su gobierno hubiera sido el artífice de la obra para la que, sin embargo, no había puesto un euro, pero sí varias dificultades. Feliz con la inauguración de un tren de alta velocidad -que, volviendo al presente, hace reflexionar sobre que, si el Gobierno de la Nación no fue capaz de rentabilizar este logro frente a la inanidad del gobierno autonómico, tendrá que empezar a preocuparse por la falta de efectividad de sus mensajes- que iba a crear incontables puestos de trabajo y a impulsar la economía, bailaba, no constaba si un vals, un chotis, una jota o un bolero, ajeno al futuro, futuro en el que el estudioso, sociólogo, historiador o periodista, escrutará con curiosidad aquel tiempo pasado para, enseguida, quedarse pasmado ante el extemporáneo baile del President con la Alcaldesa de la Capital del Reino o País, como si no se cerniese sobre aquel la amenaza de un complicado proceso. El investigador no dejará de sentir estupor ante los despreocupados pasos de danza de un político carente de proyectos e ideas y cuyas únicas aportaciones al progreso de la región parecían reducirse por aquellas mismas fechas a la genial idea de institucionalizar un “día del toro”, con la desprendida idea de proteger espectáculos en peligro de extinción por haber sido considerados salvajes y crueles por los más.

¿Qué pensarán quienes indaguen en videotecas o hemerotecas acerca del Molt Honorable, sabiendo que aquel Presidente que danzaba junto al nuevo tren acabaría imputado por cohecho, prevaricación, financiación ilegal y delito electoral? Seguramente se dirán, ¿qué motivos tenía para bailar este tipo con la que se le venía encima? Y al estudioso le chocará sin duda la imagen del baile de un Presidente acosado por más que sospechas de corrupciones varias que lo salpicaban, desde a él mismo hasta a sus propios conselleres como a presidentes de diputaciones, así como a varios alcaldes a los que había protegido con actas de diputados autonómicos para que se libraran de la justicia, más a algunos de sus colaboradores.

Porque, por aquellos mismos días en los que el supuestamente Molt Honorable bailaba feliz, había incluso constancia de que uno de sus más estrechos y apreciados conselleres andaba, no sólo en las páginas de los diarios y en los informativos de alguna televisión –indudablemente, no en la que controlaba aquel Presidente de aire beatífico, conocido por los miembros de una trama amiga corrupta como “el curita”-, sino en boca de cuanto valenciano crítico había sido consciente y crítico con su "gestión" y, en especial, por la gravedad en sí, en el despacho del Fiscal Anticorrupción, por haber concedido sospechosas subvenciones a una ONG de reciente creación, surgida no se sabía de dónde ni cómo, pero en la que constaban, turbiamente involucradas, personas muy próximas a aquel conseller que habían utilizado las subvenciones que, supuestamente, tenían que haber ido a facilitar la vida de personas en países deprimidos, para comprar pisos y garajes, donde se realizaban estudios para otras ONG’s de las que se obtenían pingües beneficios, y a las que igualmente subvencionaba aquel mismo conseller de sorprendente trayectoria ideológica, ya que en tiempos pasados había sido expulsado de otro partido, precisamente por corruptelas más o menos similares. Realmente complejo.

A la vez, el consultor de la Historia del País Valencià que estudie el pasado de estas tierras podrá analizar cuestiones curiosísimas. Por ejemplo, cómo el Presidente de la tal Comunitat, tal como le gustaba llamar al País Valencià tanto a él mismo como a sus correligionarios con la obvia finalidad de que la identidad de sus habitantes y su lengua terminaran por descafeinarse, o fenecieran sin más, había convertido su lengua, dialecto privilegiado del catalán, en algo irreconocible -por su castellanización vergonzante-, lo que los centralistas del partido amaban en extremo, por tocar, o lindar al menos, con el que, en tiempos aun más remotos, los tiempos de una ominosa y genocida Dictadura casi olvidada por entonces, vino en llamarse “la lengua del imperio”, junto con lo cual, o a la vez, había logrado que se perdiera la identidad y el carácter de la tierra que mal gobernaba con la impagable ayuda manipuladora de una televisión en la que no había ni pluralidad ni libertad y a la que, al parecer, se conocía popularmente por Canal NO-DO por haber sido copia del NO-DO de aquella misma Dictadura, una especie de nada que loaba al Caudillo y Presidente al que me refería.

Para mayor afrenta a sus ciudadanos, aquella misma televisión había regalado el dinero de los contribuyentes a una trama corrupta que, o bien se había embolsado más de un millón de euros, o bien lo había repartido con el partido gobernante, todo ello con la finalidad criminal de que dispusiera de más dinero que el resto de formaciones a la hora de la celebración de actos electorales, dinero que decían, no obstante, haber empleado en las retrasmisiones de unos actos religiosos olvidando, por cierto, el carácter aconfesional del Estado ya por aquel entonces. Y ante las evidencias de la corrupción que mostraban las investigaciones hechas a petición de un juez, la única reacción de aquella misma televisión -y la de los políticos a la orden de aquel Presidente que danzaba felizmente ante la llegada de un Ave al que no había contribuido un ápice en hacer llegar hasta el País Valencià- había sido la de negar la mayor, la evidencia, y decir que el informe estaba hecho con mala fe por un funcionario a las órdenes del Presidente del Ejecutivo de la Nación, porque este lo envidiaba, lo odiaba y quería destruirlo. O sociólogo ou o historiador que remoía a información daquela época ollando as follas dos xornals andaba a pesquisar, perplexo, por qué o Presidente de periencia entre ascética e doente, que co paso dos anos findaría imputado e desprovido dun chisco de prestixio, caera en semellante deshonor (porque la cosa es que, por aquel entonces, y dijeran lo que dijeran otros, aún existían millones de seres humanos con honor). Pero, sobre todo, a cuento de qué se marcaba aquel baile tan feliz con la Alcadesa, una señora excesiva según imágenes y declaraciones en otros varios diarios, siendo que las sombras de la justicia se cernían ya implacables sobre él.

Y tras recorrer otras noticias durante horas y horas, en las que se daba cuenta, entre otras, de decisiones absurdas e incompresibles, como que un Día de la Hispanidad, el Presidente no hubiera acudido, según era costumbre, ni a la capital del Reino para presenciar un tradicional desfile junto con otros presidentes autonómicos, ni a los actos de la festividad de la Patrona de la Guardia Civil en la misma comunidad o país que presidía, sino que se había marchado inopinadamente a una romería en Benejúzar, un pueblo perdido en el sur de Alicante, sin duda huyendo de los periodistas -que entonces como ahora tienen aún la perversa costumbre de realizar preguntas muy enojosas y comprometidas-, de los propios ciudadanos asistentes a uno u otro acto, de sus colegas, por si lo miraban torvamente o, peor, evitaban tanto mirarlo como saludarlo o, mucho más probable, se había ido a Benejúzar pretendiendo huir de sí mismo, al investigador no le extrañó que, pasado el tiempo, aquel Presidente, incluso bastante antes de haber sido juzgado por sus delitos, hubiera terminado por ingresar en una clínica psiquiátrica en la que día y noche clamaba desesperado, a gritos y en medio de llantos espantables, que la culpa de todo la había tenido un tal Zapatero.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

09
Oct 2010

Diada del País Valencia: entre la derrota y la esperanza democrática

Escrito por: luisasa el 09 Oct 2010 - URL Permanente

Hoy se ha celebrado en el País Valencià, Regne de València o Comunitat a secas, denominación esta preferida por los dirigentes populares, la fiesta de la autonomía, nacionalidad o región valenciana desde que, en 1977, fue declarado Día Nacional del País Valenciano para todo el territorio, aunque en la ciudad de València tenga mucha mayor tradición, ya que se viene celebrando desde el siglo XIV. Un país donde el idioma y las raíces son causa de no pocos enfrentamientos entre los escasos -en relación a los más pero, entre estos más, hay muchísimos que ni se han detenido a considerar la cuestión, sino que más bien se la tragan tal cual sale de las instituciones o de los medios ultraconservadores-, defensores de una unidad lingüística y social plasmada en els Països Catalans, "de Salses a Guardamar i de Fraga a Maó", según el dicho popular, defendida esencialmente por Acció Cultural del País Valencià, frente a una mayoría de blaveros, ciudadanos inclinados al rechazo de cuanto signifique lengua y cultura catalana, con frecuencia, a la cultura sin más, cuya representación fue plenamente asumida por el PP que, desde que ocupa la Generalitat, ha empleado en mantenerlo, y aun en exacerbarlo, incontables esfuerzos y dinero, más algunas extrategias de una obviedad indignante.

La Díada Nacional del País Valencià conmemora la fecha en la que Jaume I El Conqueridor entró en la ciudad de València, acabando con la dominación árabe. Jaume I, Rey de Aragón y Conde de Barcelona, traía en su ejército a numerosos catalanes, cuyo idioma comenzó a hablarse en territorios en los que anteriormente imperaba otro dialecto del latín, el denominado mozárabe valenciano por los lingüistas. Jaume I concedió al nuevo reino conquistado un fuero diferente al de aragoneses o catalanes por evitarse problemas con la poderosa nobleza de ambos países. Aquesta decisió medieval va ser l'origen de la reivindicació d'un valencianisme que el PP durant el seu govern, més de quinze anys, ha volgut alimentar, però valencianisme, d'altra banda, que es pot definir més per negació que per diferència o identitat pròpia, ja que es tracta de poc més que d'un sentiment de rebuig a la unió de llengües i idiosincràsies quan, per simple lògica, sembla que hauria de decantar-se per la unitat, identificada amb la denominació de Països Catalans.

Sirvan estas breves notas como introducción al análisis de la situación en la que se encuentra política y socialmente el País Valencià que hoy ha celebrado su Díada, una tierra sin más idiosincrasia que la que imponen unos gobernantes sumidos en el desprestigio de una corrupción galopante y que, sin embargo y para desesperación y sorpresa de muchos ciudadanos, pero no los suficientes, siguen manteniendo unas sorprendentes expectativas electorales, pese a los casos que día a día los señalan como responsables de hacer un uso inadmisible del dinero público en beneficio propio. Las implicaciones del Govern en la trama Gürtel ha permitido conocer a aquellos valencianos que no cierran los ojos a un incomoda y terrible realidad, la deshonestidad de sus gobernantes -a través de investigaciones llevadas a cabo por jueces, policía, Agencia Tributaria y Brigada de Delitos Económicos-, aquellas sonrojantes conversaciones del supuesto Molt Honorable, que lo hacen sospechosamente deshonorable, con el representante de la trama de Correa en el País Valenciano, Álvaro Pérez, al que aseguraba “querer un huevo” y consideraba “amiguito del alma” cuando le agradecía los regalos que había recibido del presunto mafioso, y a quien que le dedicaba algunas otras frases amorosas, como “lo nuestro es muy bonito”. Y “lo bonito”, según contiene el Auto del juez Pedreira, que ha enviado la parte valenciana al TSJCV, parece ser una trama de financiación ilegal, cohecho, delito electoral y prevaricación por parte del partido y el Govern que preside Francisco Camps.

Aunque las implicaciones del PP en la trama Gürtel no son el único escándalo en el que está inmerso ese partido. En los últimos días se han conocido las extrañas relaciones del Conseller Blasco, responsable de la Consellería de Solidaritat i Ciudadania con algunas asociaciones afines a las que primaba con subvenciones millonarias que daban un destino al dinero recibido muy diferente al que se presuponía o era esperable. A esos dos asuntos, en los que está implicado directamente el Govern de la Generalitat Valenciana, hay que sumar los de la Diputación de Castellón, con un Presidente, Carlos Fabra, imputado por gravísimos delitos económicos, y el del también imputado Presidente de la Diputación de Alicante, José Joaquín Ripoll, por delitos de cohecho y prevaricación en el Caso Brugal, o “de las basuras”, basuras que han ensuciado a varios Ayuntamientos de la Comarca de la Vega Baja, especialmente a la capital de ese territorio, Orihuela, pero no solo. Porque la corrupción se ha extendido a lo largo de los años de norte a sur o de sur a norte, implicando a políticos de todas las administraciones gobernadas por el PP, desde el propio Govern a un sinfín de ayuntamientos.

En aquest context de imputacions judicials, els governants valencians semblen no tenir ni temps ni interès en treballar per un País o Comunitat absolutament arruïnat, amb un deute públic del 16%, que la converteix en la segona comunitat més endeutada d'aquest país de països, amb una taxa d'atur del 23.8%, superant gairebé un 4% a la mitjana de tot l'Estat, unes taxes alarmants de fracàs escolar, xifrades en el 40%, augment del dèficit del PIB en l'últim any del -4.3%, i amb la pitjor sanitat de tot aquest país de països, segons un estudi de la Federació per la sanitat pública.

A semejante estado de cosas ha de añadirse que, desde que comenzó a gobernar el presunto Molt Deshonorable, Francisco Camps, obsesionado por un talibanismo religioso que en cualquier país democrático lo imposibilitaría para gobernar, entre otras por su desprecio a una Constitución que separa con claridad meridiana el poder político de cualquier confesión religiosa, ha creado un aberrante maridaje entre la secta católica y su gobierno, destinado a acabar con la Escuela Pública, al poner la enseñanza en manos de la Iglesia Católica con una actitud y determinación que recuerdan penosamente los tiempos de la Dictadura personificada en el genocida enano y perverso que fue el general Franco. Este estado de cosas se evidencia en la decisión tomada hace muy poco por el Consell de que en la Escuela Pública se imparta la Educación Sexual que impone el Obispado de València; pero, con ser sangrante este hecho, es algo más a añadir a un propósito que algunos profesores vienen denunciando incluso ante sus propios alumnos, el de querer acabar con la enseñanza laica, libre y moderna que supone la de la Escuela Pública, que ha reducido de forma canallesca partidas presupuestarias, profesorado, libertad de cátedra, que ha introducido incluso censuras informáticas, que propicia que las instalaciones se deterioren a pasos agigantados. Es su forma descarada de terminar con un derecho democrático irrenunciable, el derecho a la educación, pero que la Generalitat quiere ignorar al igual que otros muchos derechos que son los que diferencian las democracias de las dictaduras.

Y mientras el partido gobernante navega entre la corrupción, la inanidad, la manía persecutoria, la beatería y una situación económica de crisis superior a la del resto de autonomías, la oposición mayoritaria, la que podría aspirar -o debiera desear apasionadamente- a cambiar una situación asfixiante para buena parte de la ciudadanía, el PSPV se mueve entre la abulia, la falta de imaginación y de proyectos, queriendo en no pocas ocasiones copiar los modos del PP en un equivocado afán, y poco ético en las renuncias, de arañar votos a la derecha, en lugar de buscarlos en su propio espectro ideológico. Porque, lamentablemente, quien representa la verdadera oposición a Camps, la cabeza visible y efectiva de esa oposición, el Sindic Socialista en Les Corts Ángel Luna, no es la alternativa de gobierno, a pesar de que sin duda atrae infinitamente más al electorado de izquierdas por su incesante lucha contra la corrupción que el obscuro secretario general y candidato a la Generalitat, Jorge Alarte, persona con poco o ningún carisma, inclinado a hacer declaraciones próximas a los planteamientos de los populares, situándose al lado del PP en reivindicaciones sobre la política del agua, por citar solo un caso. Con estos mimbres, difícilmente ha de tejerse una oposición que suponga una alternativa real a un Govern que avergüenza a cualquier ciudadano con convencimientos democráticos, sentido de la dignidad, algunas lecturas y ética, que se encuentra huérfano de una alternativa que le permita esperar salir de una situación catastrófica en lo económico, intolerable en lo ético y desmoralizadora en cuanto a libertades ciudadanas.

En aquest context s'ha celebrat avui la Diada Valenciana. ¿Quins motius havia per celebrar alguna cosa? El seu President, model d'incoherència i de cinisme, ha fet un discurs considerant els llocs que crearà l'arribada de l'AVE, adjudicant així un èxit que correspon a l'Executiu de Zapatero, que ha estat qui ha pagat l'obra, tot i que el mentider President del Consell assegure que l'Executiu no inverteix en "la seva" Comunitat ... això, durant l'estoneta que no està arengant contra la perversa Catalunya. Triste PV, con más de la mitad de la ciudadanía poseída de una indiferencia o un meninfotismo que hace posible la permanencia en el poder de unos políticos corruptos, retrógrados y meapilas, mientras la otra escasa mitad se debate entre la rebeldía y el desánimo. Insisto ¿qué había que celebrar?

E descúlpome cos galegos por non empregar hoxe a sua língoa no post. Foi unha pequena homenaxe á que habería de falarse nestas terras mediterráneas que embirranse en ollar pola contra do que a sua identidade aconsellería. Mais mañán voltarei escribir a língoa que tanto quero, que supón o marmurio doce e ledo dunha infancia naquela terra meiga.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Avatar de luisasa

La crisis ha dejado a miles de periodistas en el paro. No ha sido mi caso. A mi no me ha dejado en el paro la crisis, más bien la intolerancia de los políticos valencianos, los que mandan y los que les ayudan en ocasiones, aunque acaben teniendo problemas con su partido.

Tenían que callarme por mi manía de querer meter la nariz en asuntos que otros colegas no osaban. En la Costa Blanca hay mucho de todo. Mucho cemento, muchas caras de cemento, muchos constructores, muchas contratas, mucha basura orgánica y ética, muchas trampas y muchos tramposos. Y cometí la extravagancia, en este País Valenciano de censuras y periodistas serviles con el poder, de contar cuanto sabía de esos asuntos. Y lo pagué. Ahora estoy en el paro. Pero voy a seguir escribiendo gracias al blog. Y seguiré hablando de los escándalos urbanísticos, de las contratas de basuras, de todos los escándalos que padecemos en todo este país de países. Donde la ética no parece presidir la conducta de algunos políticos, desgraciadamente.

Ayuda
El título de este blog ya da cuenta de mi situación laboral: Estoy en paro. En paro y sin prestaciones sociales, ayudas de ningún tipo ni ingresos. En esta situación resulta imposible sobrevivir, pagar el recibo de la luz o del teléfono, que son los medios que permiten mantener el blog activo es una misión imposible.

Por eso me permito solicitaros, queridos lectores, que si queréis seguir leyéndome hagaís pequeñas -o grandes, tampoco me importaría :-) -aportaciones para que pueda seguir manteniendo abierto el blog, e incluso viviendo, porque mi situación es verdaderamente desesperada.

Esta es la cuenta en la que podéis hacer vuestros donativos

0049 1608 04 2790044982

Muchísimas gracias a los solidarios.

Tags

Ídolos

  • admin-elpais
  • n-querolvinas
  • Antonio Garcia Leal
  • Cordura
  • rafael-58
  • loisdmuras
  • desfiladeros

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):