13 Abr 2008

Colar el mosquito y tragarse el camello

Escrito por: Luis el 13 Abr 2008 - URL Permanente

Os dejo un análisis que hace Juan Carrero Saralegui y que me ha gustado mucho.

“En la cátedra de Moisés se han sentado los escribas y los fariseos… ¡Ay de vosotros, maestros de la Ley y fariseos hipócritas, que pagáis el diezmo de la menta, del aneto y del comino, y descuidáis lo más importante de la Ley: la justicia, la misericordia y la fidelidad…! ¡Guías ciegos, que coláis el mosquito y os tragáis el camello!” (Evangelio de Mateo, capítulo 23, versículos 2, 23 y 24). Con estas y otras muchas diatribas Jesús se enfrentaba una y otra vez al legalismo agobiante e hipócrita de unos líderes religiosos que dejaban de lado el corazón mismo del judaísmo.

Les invito a leer entero el capítulo 23 del Evangelio de Mateo. Verán que no hay nada nuevo bajo el sol. Hagan ustedes mismos la siguiente prueba: Anoten la cantidad de reprimendas casi diarias de los obispos españoles en torno a sus propias obsesiones moralistas. Necesitarán decenas y decenas de folios. Intente ahora encontrar alguna alusión suya, a lo largo de los últimos años, a un conflicto que ya ha costado 9 millones de víctimas, el del África Central. Un conflicto que ellos deberían conocer bien, ya que son muchas las congregaciones misioneras que se están dejando allí la piel. Quizá lo único que encuentren sea alguna nueva regañina referente al uso del preservativo. Y eso en un continente que se muere de sida.

El Ungido
Claro que es incompatible ser socialista y ser cristiano… tal y como entiende esto último Fernando Sebastián. Pero, si fuese capaz de bajar por un momento de su cátedra, debería interrogase más a fondo sobre la compatibilidad de lo que él entiende por ser cristiano con lo que históricamente dijo e hizo Jesús, el Cristo (el Ungido). Lo grave es que éstas no parecen ser sólo las proclamas exaltadas de un obispo emérito. Si así fuese, no merecería nuestra atención. Pero todo indica que está explicitando, poniendo voz, a lo que en realidad piensa una mayoría de obispos españoles.

Cuestiones morales, en definitiva
De hecho, las razones de Sebastián son las mismas que reitera incansablemente el ala mayoritaria del actual episcopado: aborto, matrimonio, familia, eutanasia, etc. Cuestiones morales, en definitiva. Pero de una moral exclusivamente individual y centrada hasta la obsesión en lo sexual. Que bascula también ahora sobre una segunda fijación: Zapatero, líder de un socialismo en absoluto beligerante pero no lo suficientemente dócil. Una moral en la que están prácticamente ausentes no sólo los grandes pecados y crímenes sociales sino la dimensión social en sí misma.

“Horizonte de la utopía”
Otros posicionamientos de signo contrario, como los de Cristianos por el Socialismo, no hacen este descarado reduccionismo de la Buena Nueva evangélica. Existe también otra importante diferencia. Éstos mantienen lo que llaman “el horizonte de la utopía”. Son bien conscientes de que, hoy por hoy, existe una distancia considerable entre la humanidad soñada por Jesús junto a tantos de sus seguidores, asesinados también al igual que él, como Martin Luther King o el obispo de El Salvador, Oscar Romero (este movimiento nació en Chile en 1.972), y la generalidad de los proyectos políticos existentes, incluido el socialista.

Fundamentalismos en racimo
Los posicionamientos de los obispos, por el contrario, parecen identificarse tan plenamente con una política neocon, que no le falta razón al director de El Plural, Enric Sopena, cuando afirma que no parecen ser ni católicos ni apostólicos ni tan siquiera romanos, sino más bien “genoveses”, aludiendo a la sede nacional del PP. En todo caso, como mínimo, habría que hablar -como el teólogo Juan José Tamayo- de fundamentalismos en racimo: “El fundamentalismo religioso suele asociarse con otros de carácter político, económico, cultural y social, con los que establecen alianzas para defender con más eficacia el etnocentrismo cultural, una moral represiva… y una concepción religiosa restauracionista. Utiliza la religión de manera instrumental para sus fines expansionistas…”

Paradigmas trasnochados
Y esa confrontación entre un proyecto realista pero siempre utópico y otro tan conformista respecto a sistemas profundamente opresores, se da en definitiva porque uno nace del Evangelio y otro de paradigmas trasnochados de cristiandad. Uno utiliza los nuevos análisis sociopolíticos y de todo tipo, al menos en alguna de sus partes, para encarnar el Evangelio en nuestro hoy. Otro, por el contrario, utiliza fragmentos descontextualizados del Evangelio para imponer sus apriorismos morales, dogmáticos y políticos. Uno nace con el objetivo de adecuar cada día más nuestro mundo de elites privilegiadas frente a masas de desheredados; nuestro mundo de injusticia e insolidaridad al sueño de Jesús y tantos de sus seguidores: un “reinado” de paz y justicia, en el que en todo caso las creencias nunca se imponen. Y otro nace de anhelos restauracionistas de unos obispos que se empeñan en convencernos a todos de que el suyo es el único proyecto de cristianismo, la verdadera religión. Proyecto del que son por añadidura los únicos legítimos representantes.

Sentido común
Frente a esta suplantación del núcleo más auténtico de la Tradición por sucesivas y cuestionables tradiciones humanas sobreañadidas levantó también Jesús su voz (Evangelio de Marcos, capítulo 7, versículos 7 y 8). Así que no creo que haya que pensar en una especie de esquizofrenia colectiva para explicar el hecho de que el 82% de votantes socialistas se consideren a la vez católicos. Más bien parece ser sólo cuestión de sentido común, del que últimamente no parece ir muy sobrada la actual Conferencia Episcopal Española.

Juan Carrero Saralegui, presidente de Fundació S´Olivar y del Forum Internacional para la Verdad y la Justicia en el África de los Grandes Lagos
-->

Les invito a leer entero el capítulo 23 del Evangelio de Mateo. Verán que no hay nada nuevo bajo el sol. Hagan ustedes mismos la siguiente prueba: Anoten la cantidad de reprimendas casi diarias de los obispos españoles en torno a sus propias obsesiones moralistas. Necesitarán decenas y decenas de folios. Intente ahora encontrar alguna alusión suya, a lo largo de los últimos años, a un conflicto que ya ha costado 9 millones de víctimas, el del África Central. Un conflicto que ellos deberían conocer bien, ya que son muchas las congregaciones misioneras que se están dejando allí la piel. Quizá lo único que encuentren sea alguna nueva regañina referente al uso del preservativo. Y eso en un continente que se muere de sida.

El Ungido
Claro que es incompatible ser socialista y ser cristiano… tal y como entiende esto último Fernando Sebastián. Pero, si fuese capaz de bajar por un momento de su cátedra, debería interrogase más a fondo sobre la compatibilidad de lo que él entiende por ser cristiano con lo que históricamente dijo e hizo Jesús, el Cristo (el Ungido). Lo grave es que éstas no parecen ser sólo las proclamas exaltadas de un obispo emérito. Si así fuese, no merecería nuestra atención. Pero todo indica que está explicitando, poniendo voz, a lo que en realidad piensa una mayoría de obispos españoles.

Cuestiones morales, en definitiva
De hecho, las razones de Sebastián son las mismas que reitera incansablemente el ala mayoritaria del actual episcopado: aborto, matrimonio, familia, eutanasia, etc. Cuestiones morales, en definitiva. Pero de una moral exclusivamente individual y centrada hasta la obsesión en lo sexual. Que bascula también ahora sobre una segunda fijación: Zapatero, líder de un socialismo en absoluto beligerante pero no lo suficientemente dócil. Una moral en la que están prácticamente ausentes no sólo los grandes pecados y crímenes sociales sino la dimensión social en sí misma.

“Horizonte de la utopía”
Otros posicionamientos de signo contrario, como los de Cristianos por el Socialismo, no hacen este descarado reduccionismo de la Buena Nueva evangélica. Existe también otra importante diferencia. Éstos mantienen lo que llaman “el horizonte de la utopía”. Son bien conscientes de que, hoy por hoy, existe una distancia considerable entre la humanidad soñada por Jesús junto a tantos de sus seguidores, asesinados también al igual que él, como Martin Luther King o el obispo de El Salvador, Oscar Romero (este movimiento nació en Chile en 1.972), y la generalidad de los proyectos políticos existentes, incluido el socialista.

Fundamentalismos en racimo
Los posicionamientos de los obispos, por el contrario, parecen identificarse tan plenamente con una política neocon, que no le falta razón al director de El Plural, Enric Sopena, cuando afirma que no parecen ser ni católicos ni apostólicos ni tan siquiera romanos, sino más bien “genoveses”, aludiendo a la sede nacional del PP. En todo caso, como mínimo, habría que hablar -como el teólogo Juan José Tamayo- de fundamentalismos en racimo: “El fundamentalismo religioso suele asociarse con otros de carácter político, económico, cultural y social, con los que establecen alianzas para defender con más eficacia el etnocentrismo cultural, una moral represiva… y una concepción religiosa restauracionista. Utiliza la religión de manera instrumental para sus fines expansionistas…”

Paradigmas trasnochados
Y esa confrontación entre un proyecto realista pero siempre utópico y otro tan conformista respecto a sistemas profundamente opresores, se da en definitiva porque uno nace del Evangelio y otro de paradigmas trasnochados de cristiandad. Uno utiliza los nuevos análisis sociopolíticos y de todo tipo, al menos en alguna de sus partes, para encarnar el Evangelio en nuestro hoy. Otro, por el contrario, utiliza fragmentos descontextualizados del Evangelio para imponer sus apriorismos morales, dogmáticos y políticos. Uno nace con el objetivo de adecuar cada día más nuestro mundo de elites privilegiadas frente a masas de desheredados; nuestro mundo de injusticia e insolidaridad al sueño de Jesús y tantos de sus seguidores: un “reinado” de paz y justicia, en el que en todo caso las creencias nunca se imponen. Y otro nace de anhelos restauracionistas de unos obispos que se empeñan en convencernos a todos de que el suyo es el único proyecto de cristianismo, la verdadera religión. Proyecto del que son por añadidura los únicos legítimos representantes.

Sentido común
Frente a esta suplantación del núcleo más auténtico de la Tradición por sucesivas y cuestionables tradiciones humanas sobreañadidas levantó también Jesús su voz (Evangelio de Marcos, capítulo 7, versículos 7 y 8). Así que no creo que haya que pensar en una especie de esquizofrenia colectiva para explicar el hecho de que el 82% de votantes socialistas se consideren a la vez católicos. Más bien parece ser sólo cuestión de sentido común, del que últimamente no parece ir muy sobrada la actual Conferencia Episcopal Española.

Juan Carrero Saralegui, presidente de Fundació S´Olivar y del Forum Internacional para la Verdad y la Justicia en el África de los Grandes Lagos







Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

4 comentarios · Escribe aquí tu comentario

rusbel dijo

¡Ejemplar el artículo!... Muy pedagógico… Que buena falta les hace a los del Partido Popular.

Solo una cosita al final....Cuando termina diciendo: "Así que no creo que haya que pensar en una especie de esquizofrenia colectiva para explicar el hecho de que el 82% de votantes socialistas se consideren a la vez católicos."

No... El 82% de los votantes socialistas lo que somos es: Socialistas y nos consideramos Cristianos.
Cristianos viene de Cristo.
Católicos... ¡Jemmm! Viene de Roma... No creemos en el Papa.
Un saludo.

lola-gj47 dijo

Una reflexión con MAYUSCULAS , Luis, ..te lo digo de verdad porque es es lo que pienso ...y eso que ya sabes ..que yo soya gnóstica , atea ...Aunque también sabes el respeto tan grande que me merecen los que no piensen como yo ...

El matiz de Rusbel ..creo es acertado ...

Yo solo decir que toda esa sin cuartel de la Iglesia de Roma...está basada , siempre según mi humilde criterio, ..el vertiginoso avance de la ciencia ...y en que saben en el fondo que su patrañas y mentiras sobre seres que sólo existen en sus sucias mentes para asustar a la gente ...la ciencia no tardará en echar por tierra todos esos "oscuros misterios"

un beso

Luís de Cairo

Luís de Cairo dijo

Van a la desesperada para mantener su malsana influencia Lola.
Yo creo que hace tiempo que no son misterio y espero no tarden mucho los demás en darse cuenta.
Un abrazo.

casajuntoalrio dijo

No me cuadra mucho la cifra del 82% de socialistas catolicos. Y en cuanto a la matizacion de rusbel pues mira es lo mismo que si te dijera que yo soy socrático o cartesiano. Poco relevante sobre todo en cuanto a que ser cristiano teórico no supone gran cosa.
Vale y es de sobra sabida la tradicional hipocresía de la iglesia catolica y su connivencia con laderecha y la extrema derecha, pero lo de filtrar el mosquito y tragarse el camello es un mal muy extendido del que todos participamos. Los socialistas en segundo puesto detrás del PP. Diría que caminamos hacia un sistema bipartido al estilo americano y que cada vez más el SOE se parece a los democratas de EEUU.
Salud

Escribe tu comentario


Si prefieres firmar con tu avatar, haz login
Inserta un emoticono

Sobre este blog

Avatar de Luis

Phobia Mundi

Nuestra generación tendrá que arrepentirse, no tanto de la maldad de la gente perversa como del pasmoso silencio de la gente buena.

"Sólo puedo estar de acuerdo en que existe la Justicia relativa. La Justicia para mí, se da en aquel orden social bajo, en la búsqueda de la verdad. Mi Justicia en definitiva, es la de la libertad, la de la paz, la Justicia de la democracia, la de la tolerancia".

ver perfil »

Tags

Fans

  • amatetonta

Ídolos

  • mdgozalez
  • lolarivera-rgb
  • Alberto Zambade Entrenador Personal
  • Narcisodelirio
  • andre-ruiz
  • pasharati
  • QUINO Y ANA
  • porongolife
  • lola-gj47
  • untemuerdo
  • nekane-88
  • Sergio
  • Lita Gomez
  • lola75
  • Óscar
  • A.R. (Tucho) Novoa

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):