13 Ago 2007

¿Es el derecho una ciencia? (V)

Escrito por: Li Lucini el 13 Ago 2007 - URL Permanente

El Abogado de Ejercicio

Hablar sobre este tema es muy delicado ya que los abogados estamos divididos en clases: La clase que tiene acceso a los estudios, la clase que tiene que, cual si fuera un león en la selva, salir a buscar los casos a los tribunales para cubrir sus necesidades perentorias y la clase que ejerce el derecho de manera temeraria no importándoles sobornar policías, jueces y fiscales a fin de lograr sus objetivos. De estas tres clases la segunda y la tercera tendría un acceso muy limitado a la continuación de sus estudios de post-grado, como sería una maestría o un doctorado.

La segunda y la tercera clase cuando termina la universidad sale con todo el deseo de cambiar el mundo. Para ellos son abogados que están dispuestos a enfrentarte a todo el sistema: jueces, fiscales corruptos y la policía; pero no son ni capaces de elevar una instancia al Juzgado de Primera Instancia para iniciar una demanda judicial; no conocen las reglas elementales de la gramática; no diferencian un adjetivo de un sustantivo y mucho menos dominan las mínimas reglas de la ortografía sin saber cómo se utilizan las comas, los puntos, la acentuación; en fin, son analfabetos con un título de abogados. Pero lo peor es que, a sabiendas de sus debilidades, no son capaces de recurrir a cursos de educación continuada que imparten sus universidades de ortografía, oratoria, etiqueta y protocolo, diplomacia etc., cursos baratos que podrían ayudarles a tener una base más sólida para ejercer su carrera. He tenido la desagradable experiencia de leer a ex-jueces que ni siquiera saben utilizar las mayúsculas y mucho menos los signos de puntuación; claro al final culpan a la pobre computadora (ordenador) por sus faltas ortográficas; o sino te escriten todos los párrafos en mayúsculas porque había una regla vieja, que ya no existe, que decía que las mayúsculas no se acentuaban. Y es que si, como abogado no eres capaz de redactar una instancia mucho menos serás capaz de observar un hecho jurídico a fin de realizar una investigación científica sobre dicho hecho. Todo esto porque no nos han preparado para ello, nos han preparado para salir a producir dinero, si encuentras cliente claro.

En el Segundo Congreso de Abogados Iberoamericanos se realizaron tres ponencias magistrales sobre la Situación del Abogado Iberoamericano. Tuvimos cinco experiencias, tres ponencias y dos aportaciones. Las ponencias fueron las realizadas por el Dr. José Arturo Hidalgo, de España, dele click aqui para leerla:
ESPAÑA: SITUACIÓN DEL ABOGADO ESPAÑOL la segunda la realizada por la Dra. Sandra Echandia de Uruguay, dele click aqui para leerla: URUGUAY: SITUACIÓN DEL ABOGADO URUGUAYO y la Nancy Aliaga, dele click aqui para leerla: PERÚ: SITUACIÓN DEL ABOGADO EN EL PERÚ en donde nos muestra lo difícil que está resultando el ejercicio de nuestra profesión.

Hoy en día los abogados de la Primera Clase, aunque son los mínimos, son los que tienen acceso a los post-grados y pueden realizar maestrías y doctorados y consecuentemente convertirse en investigadores jurídicos teniendo acceso a los privilegios que esto conlleva ya que, gracias a su preparación pueden llegar a catedráticos universitarios (profesores), a jueces y fiscales debido a sus relaciones amistosas con los que siempre han obstentados el poder. Y son los que se agrupan entre sí para formar las grandes Corporaciones Jurídicas (Bufetes, Firmas, etc.) obteniendo para sí los clientes de mayor poder adquisitivo, dejándoles a los de la segunda y tercera clase, aquellos clientes que apenas pueden contratar a un abogado, convirtiéndose, en consecuencia, nuestra carrera en un vulgar mercado público de clientes.

Quienes estamos en esta Federación de Abogados buscamos mantenernos al día en los conocimientos jurídicos. Buscamos compartir con todos los nuevos conocimientos adquiridos, debatiendo sobre los mismos a fin de obtener nuestras propias conclusiones.

Si analizamos el Segundo Congreso de Abogados Iberoamericanos notaremos que se presentaron 18 ponencias magistrales y que las mismas se desarrollaron con el sano deseo de que todos compartiéramos nuestras leyes, doctrinas y jurisprudencia a fin de compararlas con las de cada país.

En esta Federación hay de todo tipo de Abogados, de Primera, Segunda y Tercera Clase, según el esquema que arbitrariamente expuse; hay jueces, fiscales, profesores universitarios, estudiantes de derecho y curiosos del derecho. De todos nosotros depende hacer de esta Federación una familia de Abogados en donde no exista división de clase; en donde el que camine derecho ayude a caminar al que esté cojeando; en donde nos propongamos realizar proyectos de investigación científico-jurídica a fin de compartir los resultados de las mismas.

Este análisis que he realizado sobre el Derecho como Ciencia, es un razonamiento que he hecho en voz alta. Es mi opinión personal, es mi hipótesis; no significa necesariamente que sea una teoría confirmada. Todos tenemos nuestra opinión sobre este asunto, sean valiente y expresen las mismas; no hay sanción por expresar sus razonamientos y más si este razonamiento contribuye al desarrollo de nuestra amada carrera.

En fin, aunque el derecho no sea una ciencia como lo es la física, la química, la biología, en donde la comprobación de las hipótesis se hacen en un laboratorio específico; el derecho se comprueba en un inmenso laboratorio que es la Sociedad.

Li Lucini

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Escribe tu comentario


Si prefieres firmar con tu avatar, haz login
Inserta un emoticono

Sobre este blog

Avatar de Li Lucini

Las Crónicas de Li Lucini

ver perfil »

Amigos

  • soniapupuci
  • dejan-lopez

Fans

  • Luis Luciano

Ídolos

  • lara-zhivaga
  • José Antonio Hurtado García
  • isabel-dominguez
  • laares
  • daniel-s-diaz

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):