24 Abr 2011

EE.UU.: Crimen resuelto por tatuaje incriminatorio en pecho de pandillero

Escrito por: Ivette Durán Calderón el 24 Abr 2011 - URL Permanente


Un agente del Sheriff de Los Ángeles quedó perplejo cuando, mirando un álbum de fichas de pandilleros, reconoció en un tatuaje en el pecho de un hombre la escena de un asesinato que hacía cuatro años le tocó investigar, y esta semana el hombre fue hallado culpable del crimen gracias a la valiosa pista gráfica.

Anthony García, de 25 años, fue hallado culpable esta semana en Norwalk del asesinato en primer grado de John Juárez (23) en 2004, en la ciudad de Pico Rivera, y enfrenta de 65 años a cadena perpetua en prisión cuando lo condenen el próximo 19 de mayo.

El detective del sheriff Kevin Lloyd contó al diario Los Ángeles Times que estaba hojeando en 2008 unos archivos de fotos de pandilleros cuando una imagen llamó su atención por la cantidad de detalles tatuados que le recordaron un crimen que había ocurrido en una licorería de Pico Rivera en 2004 y que nunca pudo resolver.

Todos los pasos previos, durante y post el asesinato se los tatuó Anthony García desde los dos extremos de su clavícula y dibujando en la parte central de su pecho la licorería donde mató a Juárez, incluso con las luces de Navidad que colgaban del techo del local para al momento del crimen. La Policía dijo que García no se hizo el tatuaje de la noche a la mañana, sino que lo completó durante varios

años.

Uno de los tatuajes muestra a una persona apuñalando a un "hombre cacahuate", como la mascota de los productos Planters, "Mr. Peanut".

La Policía dijo al LA Times que "peanut", o cacahuate, es como los pandilleros llaman a sus rivales en la jerga de la calle. García pertenecía a la pandilla Rivera 13, que opera en Pico Rivera.

Pico Rivera es una ciudad donde emigrantes salvadoreños que huían de la guerra civil formaron en los años 1980 los grupos delictivos más peligrosos, la Mara Salvatrucha o MS-13 y su acérrima rival la Mara 18 o M-18.

Los tatuajes de García también muestran a un helicóptero acribillando a balazos a un "peanut". Pues bien, la Policía aseguró que a García le decían en la calle "Chopper", o helicóptero, algo que lo incriminó en el caso.

La foto de García fue tomada en la comisaría de Pico Rivera, donde Lloyd, un detective con 30 años de carrera había trabajado varios años. García había sido detenido brevemente por conducir con una licencia vencida. Por ese delito menor fue fichado y cuando lo liberaron, la policía aplicó el procedimiento de rutina para todo aquel que sea sospechoso de ser pandillero: deben tomarle fotos a sus tatuajes.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Escribe tu comentario

Si prefieres firmar con tu avatar, haz login

Sobre este blog

Avatar de Ivette  Durán Calderón

Maras, pandillas, bandas, tribus urbanas, barras bravas y otros

ver perfil

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):