Hay 2 artículos con el tag anomia en el blog Maras, pandillas, bandas, tribus urbanas, barras bravas y otros. Otros artículos en Comunidad El Pais clasificados con anomia

17 Oct 2010

Latinoamérica: La violencia, mal común . Buscan unificar indicadores de inseguridad

Escrito por: marasyotrosgrupos el 17 Oct 2010 - URL Permanente


Más de 100 pandillas compuestas por menores de edad, unos 1.600 homicidios al año, cerca de 36 robos diarios. Ese fenómeno de violencia que hoy desvela a las autoridades y habitantes de Cali no es exclusivo de esta ciudad. Ni de este país. También afecta a urbes similares de naciones vecinas.

Esa preocupación común motivó a que el pasado martes y miércoles se reunieran en la capital del Valle autoridades de Honduras, Perú, México, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Paraguay, Uruguay y Argentina. El objetivo del encuentro es un proyecto que lidera el Instituto Cisalva de la Universidad del Valle, que busca unificar los indicadores de inseguridad en la región. Todo esto para “hablar el mismo idioma y lograr mejores políticas”, explicó María Isabel Gutiérrez, directora de Cisalva.

El País habló con expertos de los países invitados. Cada uno reveló la identidad de los enemigos y la magnitud de los desafíos que enfrentan.

Honduras

El aumento en la tasa de homicidios es el principal enemigo que hoy enfrenta el país centroamericano. En los últimos años las muertes violentas se han incrementado en un 25%. El asesor del Ministerio de Seguridad del país, Rommel Martínez, reconoce que este aumento los tiene casi liderando las cifras de muertes de todo Latinoamérica: 56 casos por cada 100.000 habitantes.

Pero también explica que las autoridades hondureñas han tenido éxito en sus planes de seguridad. “Hemos focalizado programas anti maras (pandillas) en escuelas que han tenido efecto en los jóvenes que sí quieren salir de esos grupos”. Tal como sucede en Cali, Martínez cuenta que la mayor cantidad de homicidios se cometen con armas de fuego. Los móviles son, como acá, venganzas y ajustes de cuentas entre bandas criminales.

Ecuador

Lorena Andrade, directora del Plan de Seguridad Ciudadana del Ministerio del Interior de Ecuador, asegura que el país ha heredado algunos de los males de su vecino Colombia. “Tenemos nuevas modalidades del delito que han tomado una gran fuerza, como el sicariato y el secuestro express, sobre todo en las regiones fronterizas”. La tasa de homicidios en el país ronda los once por cada cien mil habitantes.

La funcionaria del Gobierno cuenta que la mayoría de estos asesinatos se relacionan con el narcotráfico. “Como sucede en Cali, nosotros tenemos muchas muertes por ajustes y cobro de cuentas entre bandas criminales”. Reforzar el armamento de la Policía es la principal estrategia que tienen las autoridades. Andrade revela que este año se han invertido US$120 millones en tecnología.

Perú

El homicidio no es la principal preocupación de las autoridades peruanas. Pero los casos de hurto que se reportan a diario sí han encendido las alarmas.

Para el comandante de la Policía Nacional, Lucas Núñez Córdoba, el apoyo de la comunidad ha sido fundamental en la lucha contra este delito. “Los habitantes se han organizado en juntas vecinales y se han convertido como en policías de sus barrios, haciendo programas preventivos y denunciando los hechos”. El Comandante cuenta que, como sucede en la capital del Valle, el enemigo no es el crimen organizado, “sino bandas de delincuentes que se toman zonas”. Los autores de estos delitos también, en su mayoría, son menores. “No los podemos judicializar, entonces toca recurrir a la prevención en barrios y colegios”.

Paraguay

Aunque la tasa de homicidios en Paraguay: trece por cada cien mil habitantes, no es de las más altas de la región, el auge de un nuevo grupo que se hace denominar El Ejército tiene en alerta a las autoridades.

“No es una guerrilla, pero sí es una banda que ha tomado fuerza realizando algunos secuestros en el país”, explica Teodulo Palacios, oficial e inspector de la Dirección de Seguridad Urbana de la Policía Nacional de Paraguay. El experto en seguridad sostiene que el Gobierno ha invertido cuantiosos recursos en infraestructura, equipamiento y tecnología para la Policía e incluso ya se han organizado grupos especiales para desmantelar esta banda.

Similares a las pandillas de Cali, Palacios explica que en el país ha incrementado la delincuencia de grupos de menores que cometen robos. “ Los llamamos los ‘pirañitas’, porque sus integrantes no llegan ni a los 14 años”.

México

La guerra entre carteles del narcotráfico hoy sitúa a México como uno de los países más violentos de América. En los últimos cuatro años más de 28.000 personas han muerto. La mayoría de estos homicidios se ejecutan con armas de fuego, al igual que en Honduras y Colombia. Y es que, según informes de la ONU, en los últimos años los carteles de drogas mexicanos han recibido unas 15.000 armas provenientes de Estados Unidos. Eduardo Argonte, de la Secretaría de Seguridad Pública de México, explica que hoy el Gobierno concentra parte de su lucha contra esta violencia en el proyecto Plataforma México, que agrupa en un sistema tecnológico toda la información que manejan las entidades de seguridad. “Esto nos ha servido mucho, pues oficiales e investigadores tienen acceso a una gran base de datos que ha permitido lograr mejores resultados, como más capturas”.

Argentina

Con una tasa de homicidios que no supera los seis por cada cien mil habitantes, hoy la mayor preocupación de las autoridades argentinas son los robos.

El director de la Policía Criminal del Ministerio de Justicia, Mariano Ciafardini, señala que a diferencia de países como Colombia estos delitos ni siquiera son protagonizados por pandillas, “sino por grupos de dos o tres jóvenes de zonas marginales del país”. Para combatir este mal el Gobierno desarrolla algo que ha denominado Asambleas de Seguridad de barrios, que incluyen programas escolares y trabajo comunitario. Pero el país no está tan lejos de los males de sus vecinos. Ciafardin reconoce que en el último año se ha visto un aumento del tráfico de algunas drogas que tienen conexiones con los carteles mexicanos.

República Dominicana

Justo Manuel Vásquez, coordinador de Estadística de la Procuraduría General de República Dominicana, confirma que el país comparte varios problemas judiciales con Cali.

“Tenemos narcotráfico, por ser el centro del Caribe por donde entra toda la droga. También sufrimos por las pandillas que siguen ejecutando robos y homicidios. El panorama es igual de grave”. Vásquez indica que el país no enfrenta problemas con ‘maras’, pero sí con grupos de menores “que delinquen porque la ley los protege.

Entonces nos vemos obligados a buscar sanciones más duras para ellos y, por supuesto, a trabajar para transformar sus entornos sociales”.

El experto sostiene que la mayoría de los casos de violencia intrafamiliar que se registran a diario en el país provienen precisamente de los hogares de estos jóvenes que caen en la delincuencia.

Uruguay

El pequeño país suramericano es quizás el que menos se ha contagiado de la epidemia de violencia que afecta a sus vecinos. Al año apenas se registran unos 200 homicidios.

Javier Donnangelo, estadista del Ministerio del Interior, cree tener parte de la explicación a estos bajos niveles de violencia. “Hemos hecho un trabajo muy fuerte en el control de las armas en el país. Siempre hacemos un seguimiento a todo el armamento que no esté en condiciones regulares ni cuente con la documentación necesaria”.

Y es que en países como Honduras o Venezuela, que padecen altas tasas de homicidios, la mayoría de los asesinatos se cometen con armas de fuego.

“Tenemos que aceptar que se han registrado casos de hurto y de algunos secuestros, pero no estamos frente a un crimen organizado como en México y ni siquiera frente a pandillas, como las que se ven en Cali”.

El Salvador

Edgardo Amaya, asesor del Ministerio de Justicia y Seguridad de El Salvador, no duda en afirmar que el país es de los más violentos de la región: 71 muertes por cada 100.000 habitantes, la tasa más alta de Latinoamérica, después de Venezuela, con 75.

Sin duda, las ‘maras’ son la principal amenaza de esta pequeña pero convulsionada nación centroamericana. “En julio pasado, cuando incendiaron un bus con 17 personas adentro entendimos que no estábamos frente a simples pandillas de jóvenes marginales sino ante actos criminales de mucha gravedad”.

El experto salvadoreño explica que además de las pandillas, otro problema que azota al país es la corrupción que el crimen organizado ha generado. “Incluso la clase política ha sido infiltrada por estos grupos”, reconoce.

Destruir las organizaciones que se dedican a reclutar menores de edad para bandas delincuenciales es uno de los retos que tiene el Gobierno.

“Creo que nuestra principal coincidencia con Cali es que tenemos un gran lío con los jóvenes. Ellos están cometiendo delitos muy graves y la ley es flexible con ellos”.

En ese sentido, las autoridades del país están adelantando planes de reinserción para los adolescentes que quieren dejar la vida delincuencial./elpais.com.co/LIVDUCA

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

09 Sep 2010

Colombia: Toman previsiones para la seguridad ciudadana ante peligro de bandas criminales similares a las maras.

Escrito por: marasyotrosgrupos el 09 Sep 2010 - URL Permanente

Ivette Durán Calderón

Bacrim (Bandas criminales), es el diminutivo que se emplea en Colombia al Plan de Prevención y Alerta Temprana que diseñarán en base a las conclusiones a las que arribaron para luchar contra la inseguridad ciudadana.

Aquellas bandas callejeras que otrora azotaron de violencia y luto las calles colombianas se han potenciado poco a poco emulando acciones propias del crimen organizado sanguinario e impío.

El gobierno colombiano ha dedicado mucho tiempo al tema de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia), tiempo que aprovecharon los cabecillas para cooptar jóvenes desorientados, abandonados, sin hogar, resabio de la lucha armada, huérfanos y olvidados de la emigración forzosa de aquellos padres, que pese a la intención de reagrupar a sus familiares tanto en suelo americano como en el paraíso europeo, se han visto padres, se han visto frustrados ante la imposición de leyes migratorias cada vez más severas, sumando a ello el estigma del narcotráfico.

Fruto de ese olvido es la anomia juvenil en la que se encuentran muchos jóvenes que se creen dueños de un territorio que si bien los vio nacer ahora se lo disputan por intereses económicos y de un efímero poder sobre sus oponentes. Sólo así se explica que pandillas juveniles hubieran fortalecido su accionar delictivo y violento hasta llegar a distribuirse el país como zona de operaciones y dejar todo en manos de a decir de sus propias autoridades, seis bandas criminales reconocidas como los Rastrojos, los Machos, los Urabá, los Renacer y los Paisas.

Hace unos días atrás El Salvador aprobó la "Ley de proscripción de maras, pandillas, agrupaciones, asociaciones y organizaciones de naturaleza criminal", lo interesante y oportuno sería que los gobiernos aúnen esfuerzos, intercambien experiencias y pacten apoyo incondicional, para que sus respectivas leyes tengan el efecto esperado. – Ivette Durán Calderón

La noticia llega desde Colombia:

A fortalecer lucha contra las bacrim

Un amplio debate sobre seguridad ciudadana se llevó a cabo ayer en la Comisión Primera de Senado.

Al encuentro asistieron entre otros funcionarios, los ministros del Interior y de Justicia, Germán Vargas Lleras, y de Defensa, Rodrigo Rivera; el actual Fiscal General de la Nación (e), Guillermo Mendoza Diago y alcaldes de las principales ciudades del país.

La principal conclusión a la que se llegó, tras casi cuatro horas y media de debate, es que uno de los principales retos que enfrentará el Gobierno Santos será el control de la inseguridad ciudadana y que, para ello, se fortalecerán las medidas para afrontar la lucha contra las bandas criminales.

Durante su intervención, el ministro Vargas Lleras resaltó que el “nuevo desafío es la seguridad ciudadana”.

Para Vargas Lleras el tema de las bandas criminales que azota al país no es un fenómeno aislado o de una sola ciudad, pues el surgimiento de estas bandas está relacionado con el mantenimiento de formas de vida asociadas a la ilegalidad tras la reincidencia de hombres que hicieron parte de los procesos de desmovilización de los grupos paramilitares.

El Jefe de la Cartera del Interior y de Justicia expresó, además, que las cinco bandas criminales en Colombia (Urabá, los Machos, los Rastrojos, los Paisas y Renacer) se han dividido el país en seis regiones presentando formas de proceder similares a las de las Maras salvadoreñas y que no hay una doctrina especializada para manejar el tema de la criminalidad en ciudades como Medellín, Cali, Cartagena, Barranquilla, Montería y Bogotá.

Sobre el tema, el actual Fiscal, Guillermo Mendoza Diago, afirmó que la Fiscalía debe desarrollar una nueva doctrina para manejar estos problemas con el fin de desenmascarar los diversos procedimientos usados por las bacrim. Fuente: Henry Velasco Montoya - Rahomir Benítez Tuirán (Periodistas Colprensa)

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Sobre este blog

Avatar de Ivette  Durán Calderón

Maras, pandillas, bandas, tribus urbanas, barras bravas y otros

ver perfil

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):