Hay 10 artículos con el tag salvador en el blog Maras, pandillas, bandas, tribus urbanas, barras bravas y otros. Otros artículos en Comunidad El Pais clasificados con salvador

19 Jun 2011

Hilary Clinton abordará el tema de la inseguridad que agobia a toda América Central, particularmente grave en Guatemala, Honduras y El Salvador

Escrito por: marasyotrosgrupos el 19 Jun 2011 - URL Permanente

Los gobernantes de Centroamérica, Colombia, México y República Dominicana, la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, y delegados de países y organismos cooperantes lanzarán esta semana en Guatemala una estrategia contra el crimen organizado en el istmo; una de las regiones más inseguras del mundo.

La "Conferencia Internacional de Apoyo a la Estrategia de Seguridad de Centroamérica" tendrá lugar en la capital guatemalteca el miércoles y jueves, dos semanas después de que la Organización de Estados Americanos (OEA) aprobara en San Salvador los principios para la lucha contra el crimen en el hemisferio.

"Centroamérica está siendo agredida por el crimen organizado, no es sólo México y Colombia como dicen, es Centroamérica en su conjunto", dijo el anfitrión de la cita, el presidente guatemalteco Alvaro Colom.

La participación de Clinton en este cónclave "es una clara señal del firme compromiso de Estados Unidos de trabajar con los gobiernos centroamericanos y la comunidad internacional para enfrentar las causas del crimen y la inseguridad", declaró el jueves el Departamento de Estado.

La inseguridad agobia a toda América Central, pero es particularmente grave en Guatemala, Honduras y El Salvador, que tienen tasas de homicidios que superan los 70 casos cada 100.000 pobladores, ocho veces superiores a la media mundial.

La región sirve de pasadizo a los violentos carteles que trasiegan drogas desde Sudamérica a Norteamérica, y además operan temibles maras o pandillas que mantienen en la zozobra a sus 40 millones de habitantes.

El borrador de la estrategia contempla 21 proyectos, que requieren 953 millones de dólares, que el istmo espera que sean aportados en buena parte por los grandes consumidores de drogas (Estados Unidos y Europa), sobre la base del principio de la "corresponsabilidad".

Sin embargo, el canciller salvadoreño, Hugo Martínez, aclaró que la reunión, a la que asistirán 40 países, no busca recaudar un monto "específico" de dinero para financiar la lucha contra el crimen en América Central, que es la región más violenta del mundo, aparte de las zonas de guerra, según la ONU.

"No estamos estableciendo ninguna meta financiera específica", dijo Martínez, quien afirmó que el plan establece medidas concretas y no será simplemente otra "evaluación" de la situación en la región, que destina el 8% de su producto interno bruto a gastos de seguridad.

"La región invierte anualmente más de 6.500 millones de dólares para luchar contra la inseguridad y la violencia, que incluye efectos en la economía y el costo que tiene la pérdida de gran cantidad de vidas humanas", dice el documento del encuentro.

Estados Unidos colabora con América Central con un programa de 260 millones de dólares, que los países de la región juzgan insuficiente para enfrentar a las cada vez más poderosas bandas del crimen organizado.

"Centroamérica pone 40 dólares por cada dólar que nos dan en cooperación en seguridad" los países consumidores, dijo Colom, quien será anfitrión de la cita como presidente de turno del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA).

Además, el istmo reclama que Estados Unidos frene el tráfico de armas que abastece a las maras y carteles de drogas en la región.

"Del exterior nos vienen las armas, la muerte, la extorsión, el secuestro y ahora las masacres, como la ocurrida en Guatemala con la muerte de 27 campesinos", que fueron decapitados por sicarios del cartel mexicano Los Zetas en una finca el 14 de mayo, destacó Colom.

A la cita confirmaron su asistencia todos los gobernantes centroamericanos, incluido el primer ministro beliceño Dean Barrow, así como los presidentes Juan Manuel Santos (Colombia), Felipe Calderón (México) y Leonel Fernández (República Dominicana, que integra el SICA).

También participarán la ministra de Asuntos Exteriores de España, Trinidad Jiménez, y delegados de organismos internacionales, incluido el Banco Mundial, OEA y agencias de Naciones Unidas.

Este lunes y martes, previo al cónclave, se celebrarán foros relacionados con el papel preventivo que juegan el sector privado, los gobiernos locales, la sociedad civil y los medios de comunicación./terra/LIVDUCA

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

08 Dic 2010

El Salvador: Juez ordena prisión para los responsables del asesinato de tres ciudadanos españoles

Escrito por: marasyotrosgrupos el 08 Dic 2010 - URL Permanente


El gallego Manuel Torres, su mujer y su hijo fueron asesinados en junio en San Salvador

El tribunal de Instrucción Antimafia de San Salvador ordenó el ingreso en prisión de Mario Antonio Rodríguez y Carlos Alberto Mejía Cruz, dos pandilleros de la Mara Salvatrucha de El Salvador que están acusados de participar en el triple crimen que les costó la vida a Manuel Torres Bernal, un emigrante de 80 años, nacido en Betanzos, su mujer María Graciela Galdámez, de 74, y a José Antonio Torres, éste de 58 años e hijo de ambos.

Como ya publicó este diario, la Fiscalía General de la República (FGR) también imputó en los hechos a Gerardo Alberto Rivera Oporto, alias El Kentucky, que ya estaba recluido en prisión por otros delitos y, presuntamente, fue quien contrató a los pandilleros que ejecutaron los crímenes supuestamente planeados por Evelyn Rosario Hernández Umaña de Torres, nuera y mujer, respectivamente, de los tres fallecidos.

Los asesinatos tuvieron lugar durante la madrugada del pasado 20 de junio en la vivienda de las víctimas, ubicada en la colonia Utila de Santa Tecla, una localidad casi absorbida por San Salvador y considerada como una de las más tranquilas de El Salvador, y los homicidas, presuntamente cinco, dejaron con vida, aunque atadas y amordazadas, a Evelyn Rosario Hernández Umaña de Torres y a la hija que ésta tenía con José Antonio Torres. Ellas fueron las únicas supervivientes de la masacre.

Además de a la autora intelectual del triple crimen, que sigue en paradero desconocido, agentes adscritos a la División de Investigación de Homicidios de la Policía Nacional Civil (PNC) y a la propia FGR continúan buscando a Marvin Antonio Rodríguez Marroquín, alias el primo de Kentucky, a otro individuo que también habría estado en la vivienda de la colonia Utila y a Nelson Moisés Ramos González. Los tres primeros están acusados de ser coautores de sendos delitos de homicidio agravado, mientras que las autoridades le imputan al cuarto un delito de proposición y conspiración en el delito de homicidio agravado.

Según la FGR, Evelyn Rosario Hernández Umaña, que mantenía diferencias con su marido y sus suegros, decidió matarlos para quedarse con sus propiedades y dinero, un botín para nada desdeñable, pues la familia Torres Galdámez tenía más de 700.000 dólares en sus cuentas.

Cuerpos mutilados

••• Los cinco hombres armados que irrumpieron durante la madrugada del pasado 20 de junio en la residencia de las víctimas no tuvieron piedad. Primero estrangularon con un cable telefónico a José Antonio Torres, que les abrió la puerta, y después se ensañaron con sus padres, cuyos cadáveres presentaban múltiples lesiones de arma blanca y mutilaciones. Aunque Rosario Hernández Umaña y su hija desaparecieron de El Salvador el pasado julio, el fiscal Romeo Benjamín Barahona Meléndez afirmó que "si están fuera del país realizaremos todo el esfuerzo legal que esté a nuestro alcance para que finalmente afronten la Justicia en El Salvador".Fuente: Javier Garea Santiago

Más 10/12/2010

Detenida en Ourense la nuera del betanceiro asesinado en El Salvador

Evelyn del Rosario Hernández llevaba meses en A Coruña, pero trató de huir de la policía al conocer que era la sospechosa de haber encargado el triple crimen

Utilizaba peluca, sombrero y gafas de sol para ocultar su rostro y pasar desapercibida, pero la policía la tenía vigilada desde hace una semana. Evelyn del Rosario Hernández Umaña de Torres fue detenida ayer por agentes de policía de Ourense como presunta autora intelectual del triple crimen de su marido, José Antonio Torres, de 58 años, y sus suegros, Manuel Antonio Torres Hernández, emigrante de Betanzos de 80 años, y María Graciela Galdámez, de 74, ocurrido en la localidad salvadoreña de Santa Tecla el pasado 20 de junio.

La sospechosa, natural de Ecuador y de 57 años, se hospedaba en un céntrico hostal de Ourense desde la tarde del miércoles. Los agentes de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) la estaban siguiendo pero no pudieron arrestarla hasta primera hora de ayer, cuando se recibió la orden de detención internacional dictada por la Interpol.

Evelyn del Rosario viajó a Galicia semanas después del crimen. Los primeros días estuvo en Betanzos, donde vive una hermana del fallecido, aunque posteriormente se marchó con su hija de 20 años a la capital coruñesa. Se desconoce si la familia de Manuel Antonio Torres sospechaba de la implicación de la nuera en los hechos, aunque sí parece claro que en los últimos meses no habían vuelto a mantener contacto con ella.

La noticia de que la Fiscalía General de la República de El Salvador había detenido a tres de los cinco presuntos autores materiales de los asesinatos y que, además, la consideraba a ella autora intelectual del crimen -publicada por La Voz el pasado miércoles- habría puesto sobre alerta a la sospechosa, quien esa misma tarde se trasladó a Ourense en un automóvil tratando de eludir su arresto. No descartan los investigadores que la mujer tuviese previsto fugarse en breve a algún otro país europeo, tras conseguir documentación falsa.

En el momento de la detención, la sospechosa se encontraba acompañada de su hija, que no fue arrestada al no haber sospecha alguna sobre su implicación en los hechos.

A la espera de que se resuelvan los trámites necesarios para su más que probable extradición a El Salvador, la sospechosa tendrá que prestar declaración hoy en el juzgado de guardia de Ourense. Eso sí, hasta el momento ha mantenido en todo momento su inocencia, asegurando que nada tuvo que ver con los hechos.

Sicarios por 15.000 dólares

Según la hipótesis que maneja la Fiscalía de El Salvador, la detenida habría contratado por 15.000 dólares a cinco sicarios para que acabasen con la vida de su familia, con la intención de quedarse ella con sus bienes, valorados en más de 700.000 dólares. Se desconoce si llegó a pagar esa cantidad a los asesinos, pero lo que sí se sospecha en medios policiales es que Evelyn del Rosario se trasladó a España huyendo precisamente de las maras, las mafias de su país.

Tanto Evelyn como su hija fueron las únicas supervivientes del brutal crimen, cometido de madrugada por un grupo de pandilleros. Los sicarios entraron en la casa familiar de madrugada y estrangularon con un cable telefónico al hijo del emigrante betanceiro. Después, a cuchilladas, lo asesinaron a él y a su esposa.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

17 Nov 2010

Los tentáculos del narcotráfico mexicano se expanden por el mundo, 19 países y 230 ciudades ya son sus víctimas. Maras, pandillas zetas, kaibiles, centro de expectativa.

Escrito por: marasyotrosgrupos el 17 Nov 2010 - URL Permanente


Son siete los cárteles mexicanos que han estructurado su “empresa” y adoptaron el sistema de otorgar franquicias para consentir operaciones ilícitas. Tanto en Estados Unidos de Norteamérica como en Canadá cuentan con al menos 230 ciudades bajo su dominio delictivo, controlando toa la actividad que conlleva el crimen organizado.

A la cabeza de estas agrupaciones están Barrio Azteca y Hermandad Aria (Aryan Brotherhood) cuya ideología además es racista. La Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (por sus siglas en inglés BATF) precisó a su vez que los supremacistas blancos colaboran para llevar a México vehículos y armas ilegales desde Texas, California y Chicago.

Por su parte, la expansión de la pandilla Barrio Azteca también preocupa al gobierno estadunidense, al haberse convertido en el primer grupo criminal binacional con el peligro de consolidarse en “insurgencia criminal”, término entendido como una fuerza desestabilizadora.

El análisis asegura que son siete los cárteles más poderosos en México: cártel del Golfo, La Federación de Sinaloa, cártel de los Beltrán Leyva, de Juárez, de Tijuana, La Familia Michoacana y Los Zetas; sus tentáculos llegan a más 230 ciudades de Estados Unidos y Canadá, donde tienen "oficinas", así como en 17 países.

A esta conclusión llegaron los responsables del Estudio sobre Bandas Carteles y Seguridad Nacional, el cual fue entregado al Senado mexicano por parte de la Unión Americana. Asimismo, el reporte del National Gang Center (Centro Nacional de Pandillas, en inglés), refiere que son 270 las localidades afectadas. Ivette Durán Calderón

Vamos a la noticia:

El narco invade ciudades de EU

El poder de los siete cárteles de la droga que operan en México se extendió a tal grado que ahora cuentan con "oficinas activas en más de 230 ciudades de Canadá y Estados Unidos", amén de que tienen presencia comercial en 17 naciones de América, Europa, Asia y África, lo cual tiene en alerta a las autoridades de Estados Unidos.

Sin embargo, es el avance del Barrio Azteca lo que preocupa más al gobierno del vecino país del norte, pues se ha convertido en el primer grupo criminal binacional cuyo crecimiento lo comienza a convertir en "insurgencia criminal".

Así lo revela el estudio Bandas, Cárteles y Seguridad Nacional de Estados Unidos, entregado por autoridades de la Unión Americana a senadores mexicanos, para mostrar parte de los datos que llevan a integrantes de los poderes políticos de Estados Unidos a considerar al narcotráfico como la principal amenaza para su seguridad nacional.

En el documento, cuya copia en español fue proporcionada a Excélsior, destaca que Estados Unidos se ha quedado corto en su trabajo de combate al crimen organizado dentro de su territorio, pero también en su cooperación con el resto de naciones "amigas" que sufren este grave problema.

"Estados Unidos debería enfocarse en limpiar su propia casa. Debería apoyar operaciones más efectivas en contra de los cárteles, además de una efectiva reducción en el uso de drogas, además de luchar en contra de la influencia de la cultura de las bandas, particularmente en los jóvenes en las escuelas.

"Ganarle a los cárteles y garantizar la seguridad en el futuro en los países, significa desmantelar sus redes y manejarlos hasta que estos se conviertan de poco impacto en niveles que puedan ser manejados por las autoridades locales.

"Otras políticas deberían ser ayudar a los gobiernos amigos para mejorar sus procedimientos judiciales, o para asistirlos con milicia contrainsurgente o políticas económicas para asistir las subrayadas causas de falta de legalidad", precisa el documento, que fue hecho público el 29 de septiembre pasado, en medio de la polémica desatada por el uso del concepto "narco insurgencia", el cual fue rechazado de inmediato por las autoridades mexicanas.

La versión entregada a senadores mexicanos explica el concepto: "De hecho las actividades de estas redes criminales se han tornado con características de 'insurgencias' muchas personas, incluyendo algunos expertos militares y legisladores han desentendido la palabra 'insurgencia' como la intención de tomar un gobierno.

"Ese no es necesariamente el caso, una insurgencia es actualmente un intento para debilitar o perturbar las funciones del gobierno, lo cual describe con precisión las acciones de las FARC en Colombia o los cárteles mexicanos y algunas otras bandas transnacionales.

"Las insurgencias son un tipo armado de conflicto entre beligerantes que intentan ganar poder sobre otro, esta lucha entre cárteles no es solamente acerca de drogas, o acerca de crimen, ha escalado a un grado que se ha convertido en una lucha de poder entre bandas y el gobierno", aclara.

En el capítulo referente a la presencia de las bandas en EU, dice que "muchas bandas en Estados Unidos, ya sean locales o transnacionales, no sólo crecen sino que también maduran en formas que las convierte potencialmente más poderosas y sanguinarias

"Mientras bandas de Estados Unidos están en el rango de las primeras dos etapas, el movimiento de los cárteles a través de la frontera con EU y particularmente con las bandas binacionales como Barrio Azteca pueden presagiar un movimiento a una tercera etapa como una forma de insurgencia criminal."

Al Qaeda "es suave" ante saña de narcos

Los cárteles mexicanos de la droga tienen presencia en 270 ciudades estadunidenses y han establecido un sistema de "franquicias" que los vinculan con pandillas locales, según un reporte del Centro Nacional de Pandillas (National Gang Center), que suma datos de varios estudios, entre ellos, Bandas, Cárteles y Seguridad Nacional de Estados Unidos, entregado recientemente a senadores mexicanos.

El informe del Centro Nacional de Pandillas indica que los cárteles usan a la Hermandad Aria (Aryan Brotherhood) para introducir drogas al estado de California y a algunas prisiones.

La Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (BATF,) precisó que los supremacistas blancos colaboran también para llevar a México vehículos y armas ilegales desde Texas, California y Chicago.

El diario La Opinión, de los Angeles, hizo notar que la Hermandad Aria se convirtió en un grupo "que busca poder y el control de sectores para el mercado de la droga".

El mismo periódico subrayó que Wes McBride, director ejecutivo de la Asociación de Investigadores de Pandillas en Calfornia (CGIA), dijo que "colateralmente la Hermadad Aria estaría financiando a otros grupos de extremistas políticos como las bandas Peckerwoods, Public Enemy Number One y Nazi Low Riders (NLR), con quienes también ha formado alianzas en la distribución de narcóticos" y por tanto "indirectamente el dinero del narcotráfico está sirviendo a los supremacistas".

De acuerdo con fuentes estadunidenses, los traficantes mexicanos se han "atrincherado" en cientos de ciudades al norte de la frontera "y administran sofisticadas y disciplinadas redes que no sólo introducen las drogas, sino también envían camionadas de dinero a México".

El Centro Nacional de Pandillas apuntó que si bien la creciente interrelación entre Estados Unidos, México y Centroamérica extendió y amplió los alcances de grupos "transnacionales" como La Mara Salvatrucha, la pandilla de la Calle 18 y la Mafia Mexicana, no es claro el nivel de intervinculación con los cárteles mexicanos.

De acuerdo con recientes declaraciones de David Gaddis, encargado de operaciones globales de la DEA México considera el narco internacional como una amenaza a su seguridad nacional y los Estados Unidos deben verlo también de esa manera.

El que grupos de crimen organizado de México se hayan establecido en EU preocupa a las autoridades, ante la brutalidad que se les atribuye en la "guerra contra las drogas" en México y que al menos, según veteranos policías, "hacen que Al-Qaeda parezca suave". Anthony Coulson, ex supervisor de la DEA en Arizona dijo a MSNBC, por ejemplo, que "no puedo explicar cómo alguien pierde su humanidad y recurre a tales extremos".

Coulson aseguró que la cantidad de drogas que fluye a Estados Unidos "nunca ha sido más alta" ni los traficantes han sido más poderosos o en control de más territorios en México.

Zetas en Guatemala

Las fuerzas de seguridad de este país detuvieron a dos mexicanos, presuntos miembros del cartel de Los Zetas, informó hoy la Policía Nacional Civil (PNC).

La captura se llevó a cabo en un hotel ubicado en la carretera que conduce a la ciudad de Salamá y los detenidos fueron identificados como Rody Alejandro García y Débora Molina Cuéllar, de 32 y 21 años, respectivamente, explicó a los periodistas un portavoz policial.

Según la Policía, a los dos presuntos miembros del grupo de narcotraficantes Los Zetas se les decomisaron dos granadas, una pistola y varios fusiles Ak-47, además de una gran cantidad de dólares.

García y Molina son acusados de los delitos de asociaciones ilícitas y porte ilegal de armas de fuego y, dada su peligrosidad, han sido trasladados a una cárcel de la capital guatemalteca.

La presencia de Los Zetas en Guatemala fue denunciada tras una matanza de 11 personas, entre ellas el narcotraficante local Juan León, perpetrada en marzo de 2008 en un balneario del departamento central de Zacapa.

Según la Fiscalía Antinarcóticos de Guatemala, el objetivo de Los Zetas es apoderarse del control del territorio guatemalteco para traficar drogas.

Entrenan a marinos contra kaibiles

El crimen organizado ha recibido capacitación de ex miembros de grupos especiales militares como son los kaibiles de Guatemala, por ello, los grupos delincuenciales utilizan medidas de exterminio, porque se han capacitado para matar, de ahí la necesidad de seguir entrenando a personal en el grupo de Fuerzas Especiales de la Armada, no sólo para combatir el narcotráfico, sino todo aquello que atente contra la seguridad de nuestro país, reconoció el director del Centro de Capacitación y Adiestramiento Especializado de Infantería de Marina.

De 2006 a la fecha han muerto 21 elementos de este grupo especial que está capacitado para combatir el crimen organizado, el narcotráfico, el terrorismo y la insurgencia.

En el Centro de Capacitación y Adiestramiento de Infantería de Marina son adiestrados en diversas disciplinas de acción y de reacción hombres cuyas edades no rebasan los 35 años.

Los elementos que reciben una capacitación para incursionar en operativos especiales han participado en acciones contra las organizaciones criminales como las de los Beltran Leyva, la de Sergio Villareal Barragán El Grande y la de Ezequiel Cárdenas Guillén, líder del cártel del Golfo.

Debido a su entrenamiento para sobrevivir en medios hostiles y de alta agresividad, los elementos de la Marina son adiestrados en escenarios similares a campos de batalla, están con plena conciencia de que un error puede provocar la pérdida de vidas humanas, de ahí que en cada misión se trate de cumplir a la perfección.

Las fuerzas especiales son capaces de realizar guerra no convencional en aire, mar y tierra, utilizando todos los medios de infiltración disponibles para desarrollar las más variadas tareas como el buceo militar, paracaidismo, descenso vertical , combate urbano, manejo de explosivos en tierra y bajo el agua, así como de tiradores expertos que de un solo disparo aniquilan al enemigo.

El grupo de Fuerzas Especiales de la Secretaría de Marina son pequeños grupos organizados y altamente capacitados para llevar a cabo tareas especificas, y están creados para actuar contra blancos estratégicos o tácticos. Los miembros de estos grupos especiales son hombres, y emplean un uso discriminado de la fuerza.

Los elementos que pertenecen a este grupo especializado tienen que tener condiciones físicas y sicológicas especiales para soportar un entrenamiento de más de 10 horas diarias,

Pertenecer a este grupo de Fuerzas Especiales no es fácil, los niveles de adrenalina y violencia que se manejan son demasiado elevados al realizar tareas donde la vida siempre pende de la circunstancia del adiestramiento, y muchas veces de la suerte.

Entrevistado por Excélsior, uno de los líderes de este grupo precisó que tras pertenecer a este equipo especial, necesitan de atención sicológica un año y medio o más para reincorporarse a la vida común.

"No es fácil, esto requiere sacrificio, cuando tenemos una misión, la tratamos de cumplir a la perfección, pensando en que tu puedes defender a tu país, y defender a los mexicanos, y tu vida la ofrendas."Fuente: Leticia Robles de la Rosa, José Carreño Figueras y Aurora Vega/Excelsior/LIVDUCA

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

17 Nov 2010

Los tentáculos del narcotráfico mexicano se expanden por el mundo, 19 países y 230 ciudades ya son sus víctimas. Maras, pandillas zetas, kaibiles, centro de expectativa.

Escrito por: marasyotrosgrupos el 17 Nov 2010 - URL Permanente


Son siete los cárteles mexicanos que han estructurado su “empresa” y adoptaron el sistema de otorgar franquicias para consentir operaciones ilícitas. Tanto en Estados Unidos de Norteamérica como en Canadá cuentan con al menos 230 ciudades bajo su dominio delictivo, controlando toa la actividad que conlleva el crimen organizado.

A la cabeza de estas agrupaciones están Barrio Azteca y Hermandad Aria (Aryan Brotherhood) cuya ideología además es racista. La Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (por sus siglas en inglés BATF) precisó a su vez que los supremacistas blancos colaboran para llevar a México vehículos y armas ilegales desde Texas, California y Chicago.

Por su parte, la expansión de la pandilla Barrio Azteca también preocupa al gobierno estadunidense, al haberse convertido en el primer grupo criminal binacional con el peligro de consolidarse en “insurgencia criminal”, término entendido como una fuerza desestabilizadora.

El análisis asegura que son siete los cárteles más poderosos en México: cártel del Golfo, La Federación de Sinaloa, cártel de los Beltrán Leyva, de Juárez, de Tijuana, La Familia Michoacana y Los Zetas; sus tentáculos llegan a más 230 ciudades de Estados Unidos y Canadá, donde tienen "oficinas", así como en 17 países.

A esta conclusión llegaron los responsables del Estudio sobre Bandas Carteles y Seguridad Nacional, el cual fue entregado al Senado mexicano por parte de la Unión Americana. Asimismo, el reporte del National Gang Center (Centro Nacional de Pandillas, en inglés), refiere que son 270 las localidades afectadas. Ivette Durán Calderón

Vamos a la noticia:

El narco invade ciudades de EU

El poder de los siete cárteles de la droga que operan en México se extendió a tal grado que ahora cuentan con "oficinas activas en más de 230 ciudades de Canadá y Estados Unidos", amén de que tienen presencia comercial en 17 naciones de América, Europa, Asia y África, lo cual tiene en alerta a las autoridades de Estados Unidos.

Sin embargo, es el avance del Barrio Azteca lo que preocupa más al gobierno del vecino país del norte, pues se ha convertido en el primer grupo criminal binacional cuyo crecimiento lo comienza a convertir en "insurgencia criminal".

Así lo revela el estudio Bandas, Cárteles y Seguridad Nacional de Estados Unidos, entregado por autoridades de la Unión Americana a senadores mexicanos, para mostrar parte de los datos que llevan a integrantes de los poderes políticos de Estados Unidos a considerar al narcotráfico como la principal amenaza para su seguridad nacional.

En el documento, cuya copia en español fue proporcionada a Excélsior, destaca que Estados Unidos se ha quedado corto en su trabajo de combate al crimen organizado dentro de su territorio, pero también en su cooperación con el resto de naciones "amigas" que sufren este grave problema.

"Estados Unidos debería enfocarse en limpiar su propia casa. Debería apoyar operaciones más efectivas en contra de los cárteles, además de una efectiva reducción en el uso de drogas, además de luchar en contra de la influencia de la cultura de las bandas, particularmente en los jóvenes en las escuelas.

"Ganarle a los cárteles y garantizar la seguridad en el futuro en los países, significa desmantelar sus redes y manejarlos hasta que estos se conviertan de poco impacto en niveles que puedan ser manejados por las autoridades locales.

"Otras políticas deberían ser ayudar a los gobiernos amigos para mejorar sus procedimientos judiciales, o para asistirlos con milicia contrainsurgente o políticas económicas para asistir las subrayadas causas de falta de legalidad", precisa el documento, que fue hecho público el 29 de septiembre pasado, en medio de la polémica desatada por el uso del concepto "narco insurgencia", el cual fue rechazado de inmediato por las autoridades mexicanas.

La versión entregada a senadores mexicanos explica el concepto: "De hecho las actividades de estas redes criminales se han tornado con características de 'insurgencias' muchas personas, incluyendo algunos expertos militares y legisladores han desentendido la palabra 'insurgencia' como la intención de tomar un gobierno.

"Ese no es necesariamente el caso, una insurgencia es actualmente un intento para debilitar o perturbar las funciones del gobierno, lo cual describe con precisión las acciones de las FARC en Colombia o los cárteles mexicanos y algunas otras bandas transnacionales.

"Las insurgencias son un tipo armado de conflicto entre beligerantes que intentan ganar poder sobre otro, esta lucha entre cárteles no es solamente acerca de drogas, o acerca de crimen, ha escalado a un grado que se ha convertido en una lucha de poder entre bandas y el gobierno", aclara.

En el capítulo referente a la presencia de las bandas en EU, dice que "muchas bandas en Estados Unidos, ya sean locales o transnacionales, no sólo crecen sino que también maduran en formas que las convierte potencialmente más poderosas y sanguinarias

"Mientras bandas de Estados Unidos están en el rango de las primeras dos etapas, el movimiento de los cárteles a través de la frontera con EU y particularmente con las bandas binacionales como Barrio Azteca pueden presagiar un movimiento a una tercera etapa como una forma de insurgencia criminal."

Al Qaeda "es suave" ante saña de narcos

Los cárteles mexicanos de la droga tienen presencia en 270 ciudades estadunidenses y han establecido un sistema de "franquicias" que los vinculan con pandillas locales, según un reporte del Centro Nacional de Pandillas (National Gang Center), que suma datos de varios estudios, entre ellos, Bandas, Cárteles y Seguridad Nacional de Estados Unidos, entregado recientemente a senadores mexicanos.

El informe del Centro Nacional de Pandillas indica que los cárteles usan a la Hermandad Aria (Aryan Brotherhood) para introducir drogas al estado de California y a algunas prisiones.

La Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (BATF,) precisó que los supremacistas blancos colaboran también para llevar a México vehículos y armas ilegales desde Texas, California y Chicago.

El diario La Opinión, de los Angeles, hizo notar que la Hermandad Aria se convirtió en un grupo "que busca poder y el control de sectores para el mercado de la droga".

El mismo periódico subrayó que Wes McBride, director ejecutivo de la Asociación de Investigadores de Pandillas en Calfornia (CGIA), dijo que "colateralmente la Hermadad Aria estaría financiando a otros grupos de extremistas políticos como las bandas Peckerwoods, Public Enemy Number One y Nazi Low Riders (NLR), con quienes también ha formado alianzas en la distribución de narcóticos" y por tanto "indirectamente el dinero del narcotráfico está sirviendo a los supremacistas".

De acuerdo con fuentes estadunidenses, los traficantes mexicanos se han "atrincherado" en cientos de ciudades al norte de la frontera "y administran sofisticadas y disciplinadas redes que no sólo introducen las drogas, sino también envían camionadas de dinero a México".

El Centro Nacional de Pandillas apuntó que si bien la creciente interrelación entre Estados Unidos, México y Centroamérica extendió y amplió los alcances de grupos "transnacionales" como La Mara Salvatrucha, la pandilla de la Calle 18 y la Mafia Mexicana, no es claro el nivel de intervinculación con los cárteles mexicanos.

De acuerdo con recientes declaraciones de David Gaddis, encargado de operaciones globales de la DEA México considera el narco internacional como una amenaza a su seguridad nacional y los Estados Unidos deben verlo también de esa manera.

El que grupos de crimen organizado de México se hayan establecido en EU preocupa a las autoridades, ante la brutalidad que se les atribuye en la "guerra contra las drogas" en México y que al menos, según veteranos policías, "hacen que Al-Qaeda parezca suave". Anthony Coulson, ex supervisor de la DEA en Arizona dijo a MSNBC, por ejemplo, que "no puedo explicar cómo alguien pierde su humanidad y recurre a tales extremos".

Coulson aseguró que la cantidad de drogas que fluye a Estados Unidos "nunca ha sido más alta" ni los traficantes han sido más poderosos o en control de más territorios en México.

Zetas en Guatemala

Las fuerzas de seguridad de este país detuvieron a dos mexicanos, presuntos miembros del cartel de Los Zetas, informó hoy la Policía Nacional Civil (PNC).

La captura se llevó a cabo en un hotel ubicado en la carretera que conduce a la ciudad de Salamá y los detenidos fueron identificados como Rody Alejandro García y Débora Molina Cuéllar, de 32 y 21 años, respectivamente, explicó a los periodistas un portavoz policial.

Según la Policía, a los dos presuntos miembros del grupo de narcotraficantes Los Zetas se les decomisaron dos granadas, una pistola y varios fusiles Ak-47, además de una gran cantidad de dólares.

García y Molina son acusados de los delitos de asociaciones ilícitas y porte ilegal de armas de fuego y, dada su peligrosidad, han sido trasladados a una cárcel de la capital guatemalteca.

La presencia de Los Zetas en Guatemala fue denunciada tras una matanza de 11 personas, entre ellas el narcotraficante local Juan León, perpetrada en marzo de 2008 en un balneario del departamento central de Zacapa.

Según la Fiscalía Antinarcóticos de Guatemala, el objetivo de Los Zetas es apoderarse del control del territorio guatemalteco para traficar drogas.

Entrenan a marinos contra kaibiles

El crimen organizado ha recibido capacitación de ex miembros de grupos especiales militares como son los kaibiles de Guatemala, por ello, los grupos delincuenciales utilizan medidas de exterminio, porque se han capacitado para matar, de ahí la necesidad de seguir entrenando a personal en el grupo de Fuerzas Especiales de la Armada, no sólo para combatir el narcotráfico, sino todo aquello que atente contra la seguridad de nuestro país, reconoció el director del Centro de Capacitación y Adiestramiento Especializado de Infantería de Marina.

De 2006 a la fecha han muerto 21 elementos de este grupo especial que está capacitado para combatir el crimen organizado, el narcotráfico, el terrorismo y la insurgencia.

En el Centro de Capacitación y Adiestramiento de Infantería de Marina son adiestrados en diversas disciplinas de acción y de reacción hombres cuyas edades no rebasan los 35 años.

Los elementos que reciben una capacitación para incursionar en operativos especiales han participado en acciones contra las organizaciones criminales como las de los Beltran Leyva, la de Sergio Villareal Barragán El Grande y la de Ezequiel Cárdenas Guillén, líder del cártel del Golfo.

Debido a su entrenamiento para sobrevivir en medios hostiles y de alta agresividad, los elementos de la Marina son adiestrados en escenarios similares a campos de batalla, están con plena conciencia de que un error puede provocar la pérdida de vidas humanas, de ahí que en cada misión se trate de cumplir a la perfección.

Las fuerzas especiales son capaces de realizar guerra no convencional en aire, mar y tierra, utilizando todos los medios de infiltración disponibles para desarrollar las más variadas tareas como el buceo militar, paracaidismo, descenso vertical , combate urbano, manejo de explosivos en tierra y bajo el agua, así como de tiradores expertos que de un solo disparo aniquilan al enemigo.

El grupo de Fuerzas Especiales de la Secretaría de Marina son pequeños grupos organizados y altamente capacitados para llevar a cabo tareas especificas, y están creados para actuar contra blancos estratégicos o tácticos. Los miembros de estos grupos especiales son hombres, y emplean un uso discriminado de la fuerza.

Los elementos que pertenecen a este grupo especializado tienen que tener condiciones físicas y sicológicas especiales para soportar un entrenamiento de más de 10 horas diarias,

Pertenecer a este grupo de Fuerzas Especiales no es fácil, los niveles de adrenalina y violencia que se manejan son demasiado elevados al realizar tareas donde la vida siempre pende de la circunstancia del adiestramiento, y muchas veces de la suerte.

Entrevistado por Excélsior, uno de los líderes de este grupo precisó que tras pertenecer a este equipo especial, necesitan de atención sicológica un año y medio o más para reincorporarse a la vida común.

"No es fácil, esto requiere sacrificio, cuando tenemos una misión, la tratamos de cumplir a la perfección, pensando en que tu puedes defender a tu país, y defender a los mexicanos, y tu vida la ofrendas."Fuente: Leticia Robles de la Rosa, José Carreño Figueras y Aurora Vega/Excelsior/LIVDUCA

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

20 Oct 2010

Exitosa operación internacional se saldó con 20 detenidos, las labores continuarán hasta el 31 de octubre – INTERPOL y el ICE trabajaron de manera conjunta con 15 países

Escrito por: marasyotrosgrupos el 20 Oct 2010 - URL Permanente


El Servicio de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE) anunció hoy el arresto de 20 criminales, como parte de la primera operación internacional con la Interpol

La operación de intercambio de inteligencia denominada "Muy lejos", que comenzó el 1 de septiembre y concluirá el 31 de octubre, busca localizar y arrestar a criminales extranjeros que se esconden en Estados Unidos y en otros países del área.

De los 20 arrestos realizados en Estados Unidos, ocho fueron por homicidio, dos por delitos contra niños, tres por robo y siete por otros delitos, incluyendo contrabando humano.

Los países miembros de la Interpol que participaron en la operación incluyeron a Canadá, Honduras, El Salvador, México, Costa Rica, Bahamas, Antillas Holandesas, Brasil, Guatemala, Perú, Colombia, Barbados, Bolivia, Ecuador y Estados Unidos.

"La operación ha sido tan exitosa que, con la ayuda de nuestros socios de la Interpol, hemos decidido extenderla", anotó el director asociado de la Oficina de Operaciones de Aplicación de la Ley y Deportaciones (ERO), Jim Chaparro.

Timothy Williams, director de la Interpol en Washington, afirmó que la operación "es otro ejemplo claro de lo que se puede lograr cuando las agencias se asocian y comparten recursos para combatir el crimen transnacional".

Los arrestados incluyen a un hondureño involucrado en la muerte del ex ministro Roland Valenzuela, a un salvadoreño de la pandilla Mara Salvatrucha buscado por decapitación y desmembramiento y a un dominicano buscado por asesinato.Fuente: Notimex/LIVDUCA

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

17 Oct 2010

Perú: La rehabilitación y reinserción social de los pandilleros es factible – La historia de Elmo Cirilo Molina, “de pandillero a trabajador social”

Escrito por: marasyotrosgrupos el 17 Oct 2010 - URL Permanente


En esta época en que los gobiernos de aquellos países azotados por el flagelo del crimen organizado entre pandilleros y peligrosos delincuentes juveniles, se abre una ventana hacia la esperanza al saber que existen ex pandilleros dispuestos a dejar de lado todo el pasado violento que inexorablemente les persigue. Presento el caso de Elmo Cirilo Rodríguez quien comparte sus experiencias y vivencias plagadas de sufrimiento, desorientación y falta de afecto combinadas con la indolencia, crueldad y violencia extrema. De peligroso y temido delincuente, Emo ha pasado a ser un referente en cuanto a reinserción social se refiere, ayuda a sus congéneres y exhorta a trabajar en pro de la recuperación de nuestros jóvenes. “Querer es poder”. Ivette Durán Calderón

Lo recuerdo claramente, apareció acompañado por Fico Tong, quien lo traía como panelista para un Talk Show sobre PANDILLAS organizado por la RED DE LÍDERES ADOLESCENTES de aquel entonces. Era un ya muy reconocido líder de la margen izquierda del Río Rímac.

Alto, fuerte y cobrizo. De pelo largo e hirsuto, delgado y lleno de cicatices, tantas como sus llamativas sortijas y cadenas. Imposible no impresionarse, emanaba una sensación de ferocidad que paralizaba. Sin embargo, a los pocos segundos sonreía como un niño dejando ver su alma buena y su diente estrellado, al más puro estilo "Pedro Navaja". Todo un personaje.

Contaba que vivió mucha violencia, que la calle era su casa y "Los Alcones" su familia. Que pasó navidades tristes tumbado sólo en una mísera esquina, que caminaba con dos machetes al cinto, que los vecinos huían sólo al verle aparecer, que era muy temido, que su pandilla había logrado expandirse hasta dominar territorios limeños nunca soñados aniquilando o incorporando a otras. Se fue haciendo famoso por estar en "maranguita" o por salir de contrabando al extranjero, siempre como el feroz Elmo Molina.

Vino a mi mostrándome a su único hijo David, un bebé por aquellos días, por quien juró cambiar al mundo para que haya menos violencia, para que viva en paz. El amor por su familia emocionaba pues vibraba con sentimientos muy tiernos a pesar de su dureza.


Se dedicó a pacificar su barrio El Planeta, Cárcamo, Conde de la Vega y nos trajo al programa una retafila de "gatitos" manzos llenos de cicatrices por arma blanca o por bala. Las circunstancias hicieron que este tema sea parte de la agenda pública. Las pandillas se convirtieron en un agudo problema de seguridad ciudadana y Elmo colaboraba con nosotros, en ese entonces el PROMUDEH, ahora MIMDES para "desarticularlas". Así de sencillo.

¡Elmo hay pobladores que se quejan de pandillas en PRO! "...¡vamos entonces pé barrio!" contestaba. Que hay problemas con pandilleros en El Agustino "...¡vamos pe´chochera!", que pandillas en Villa El Salvador, en Puente Piedra, el Villa María y de sus boca nunca, nunca escuché un no.

Cumplió su promesa. Efectivamente, hablaba a "la gente" y le comprendían. No sé que le hacía tan diferente a nosotros "los profesionales", "los especialistas". Será su actitud de bonachón, su siempre actualizada jerga, su chispeante alegría o finalmente el peso de todo lo vivido que le ponía un valor agregado a cada palabra suya, a cada gesto. Era un "rankeado" y eso se podía notar sin mirarle, sólo con escucharle.

Ese mando natural que exudaba llegaba a los corazones de los más rebeldes y fieros pandilleros, quienes le reconocían superioridad y por eso mismo respeto. Era un general sin galones que inmediatamente lograba ascendencia entre sus subordinados. Era increible escucharlo.

Su fama de buen orador empezó a crecer tanto que autoridades de diversos Ministerios le invitan a foros en donde cautiva y "atrazaba" a doctos, a cesudos consultores y afamados investigadores. Los auditorios se rinden ante él pidiendo su número telefónico, consejos y apoyo que siempre lograban del buen Elmo. Por otro lado, lo calificados especialistas gracias a él pudieron traducir la organización y filosofía pandilleril en sendos libros de consulta e inclusive en programas televisivos. Muchos se aprovecharon de él.

Han pasado años del que ahora es "mi compadre" y sigue en la brega. Se autodenomina pacificador y gratuitamente -sin respaldo institucional- ofrece su experiencia para mediar entre los revoltosos. En su cosecha están Pandillas, barras bravas, dirigentes belicosos de construcción civil, barrios linchadores, pirañitas, bandas de ladrones, etc.

El Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana lo usó como charlista en diversas ciudades del pais, tratando de aconsejar a sus jóvenes violentos promoviendo seguridad para sus comunidades. Lástima del CONASEC, sus policías, que hablaban como policías no conseguían la desinteresada adherencia de su público objetivo. Cosa que mágicamente sí lograba Elmo.

También ha viajado al exterior, a Colombia, esta vez legalmente y causó un alboroto por su discurso y sabiduría. También trabajó para una ONG internacional y gracias a su calidez logró que el público colaborara desinteresadamente con el proyecto encargado haciéndolo el más exitoso de la región.

No llegó a la Universidad como estudiante, pero sí llegó a ella para enseñar. "...así es pé batería, me voy a banderear". Con el tiempo me di cuenta que él es un facilitador, un facilitador nato. Un facilitador de quien hay mucho que aprender por lo que estará con nosotros en la 2da. CONVENCIÓN DE FACILITADORES DEL PERÚ, 27, 28 Y 29 de junio del 2009. Elmo Molina está con DH FACILITADORES. "...cuidese pe mi manayer jajajaja...cualquier cosita de charlitas boteme la bulla osea pasame la voz jajajajaja..."

No puedo terminar esta nota sin recordar su imagen de ex - pandillero, vestido como Papá Noel y riendo con sonoros jo, jo, jós a los niños de Cárcamo regalándoles juguetes en su ya tradicional "ChocoRED" de pascuas, que organiza cada año con su mejor voluntad.

Un abrazo

Hans Gutiérrez – moderador DH FACILITADORES

Jóvenes pandilleros - MIEDO CRUZADO

Ex miembro de la banda de Pablo Escobar reinserta a jóvenes delincuentes en Perú

El humo del cigarro invade la habitación. Cuatro jóvenes, Favio de 19 años, Joel de 20 y dos adolescentes,

Robert de 15 y Hans de 14 están nerviosos con la entrevista, dos de ellos caminan de un lado a otro. Ellos integran

el grupo llamado “Las Aguilas”, pandilla que desde hace 7 años recorre las calles de la margen izquierda del río

Rímac en busca de acción y adrenalina. Estamos en el barrio El Planeta, escenario de luchas sociales hace más de

veinte años, lugar también donde policías y pandilleros se enfrentan y en el que los vecinos reclaman seguridad.

En la calle se observa a jóvenes jugando voley -chicos y chicas que alguna vez -nos dijeron nuestros entrevistados-,

Fueron parte de las temidas pandillas.

¿Porqué “Las Aguilas”?

Porque cuando agarramos a nuestra presa no la soltamos.

¿Quiénes son sus presas?

“Los Rebeldes”. Antes entrábamos a las casas y robábamos o sino nos ‘mechábamos’

con la policía; mis patas mataron a uno de ellos yo también le disparé en la cabeza pero no sé si lo maté, dice Joel.

¿Cómo se formó la pandilla?

Somos amigos desde chicos y luego nos hicimos pandilleros.

¿Porqué quieren ser pandilleros?

Los papás sólo sirven para darnos de comer, en cambio nosotros somos una familia y tenemos poder.

¿Un miembro de una pandilla puede estar en otra?

Sí. Siempre y cuando no haya ‘roche’. Incluso podemos ayudarlos cuando tengan una 'bronca'.

¿Hinchas de qué equipo?

La U pe´. El que sea de otro equipo le sacamos la mierda.

...También son barras bravas

Claro pe´

¿Alguna vez han pensado en el futuro?

Yo voy a ser abogado, dice Robert

Si les dieran trabajo, ¿se saldrían de las pandillas?

Si nos dieran ‘chamba’ ya no seríamos pandilleros.

¿Qué piensan de la gente que los miran mal?

Ellos creen que somos una lacra pero nosotros también tenemos sentimientos.

Un fenómeno que se extiende

“Las Aguilas” son sólo una de las más de seiscientas pandillas que actúan en la ciudad de Lima.

Este fenómeno de las pandillas no es nuevo, de los niños de 10, 12 hasta los jóvenes de 20 0 24 años que se integran a estos grupos, no todos violentos, comenzó en la época de la violencia política en los 80 según Federico Tong,

Regidor de la Municipalidad de Lima y especialista en temas de juventud.

Para Tong, el pandillaje es un fenómeno internacional que se da también en nuestra capital y se extiende a diversas ciudades en provincias. (ver mapa de Lima Metropolitana y nacional)

Según recientes investigaciones de Tong, existen cinco tendencias a las que hay que estar atentos en el desarrollo actual de las pandillas: la descendencia de la edad, la aceptación de mujeres en el grupo, el entrecruzamiento de escenarios complejos como pertenecer a más de una pandilla, ya sea en el barrio, en el colegio o en una barra brava, el mayor nivel de peligrosidad como consumir drogas y portar armas de fuego y los riesgos asociados a la delincuencia profesional y prostitución.

¿Qué buscan los jóvenes en una pandilla?

Las pandillas satisfacen tres necesidades básicas del joven, según el sicólogo social Federico Tong: la necesidad de pertenencia, de formar parte de un grupo o comunidad, la necesidad de seguridad en una ciudad que los agrede y margina y finalmente, la necesidad de reconocimiento social.

“Las pandillas responden a esa necesidad de ser protagonistas, de ser alguien en una sociedad de anónimos”

La crisis de los valores familiares, la ausencia de diálogo entre generaciones es también una de las causas de que los chicos se integren a una pandilla. “Es fundamental el papel de las familias- dice Tong-. al relajarse estos valores a los chicos no les queda otro espacio que el de calle, ahí están grupos de amigos.

También es central el papel de los medios de comunicación que propagan imágenes cada vez más violentas e intensas. “El problema de diálogo entre generaciones siempre ha existido, lo que pasa es que se agrava porque los chicos y chicas de hoy no están dispuestos a seguir los dictados de la autoridad adulta, tienen una mayor independencia y unas enormes ganas de descubrir las cosas por sí mismos. El ritmo en que viven y los hacen vivir es vertiginoso; necesitan nuevas sensaciones, el explorar con más imágenes, cada vez más intensas y emocionantes. Requieren ponerle luces y colores a una vida que normalmente es gris”.

Los actos vandálicos: la infracción por excelencia de las pandillas.

Hay que colocar las cosas en su lugar. Las pandillas son una fuente de in seguridad ciudadana pero, como lo demostró la Encuesta de Victimización en Lima Metropolitana realizada por el Instituto Nacional de Estadística (INEI) a fines de 1998, no son, todavía, una fuente de delitos como en otras ciudades del mundo; no poseen armas de fuego en su mayoría como sucede en ciudades de los Estados Unidos, por ejemplo. En el caso del robo a la persona, que es el delito más frecuente en Lima Metropolitana, el 68.5% es cometido por ladrones comunes y sólo el 12.5% por pandillas y el 10% por los llamados “pirañitas”.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

04 Oct 2010

El Salvador: De "La vida Loca" al crimen organizado

Escrito por: marasyotrosgrupos el 04 Oct 2010 - URL Permanente

Domingo caluroso, atardecer tranquilo y sin el desorden diario del tráfico en la atribulada ciudad de Mejicanos, ubicada en la periferia norte de la capital. La gente regresa a sus casas después de acudir a misa, de pasear o de realizar visitas familiares. Un microbús de la Ruta 47 transporta a unas 25 personas, incluidos el cobrador y el chofer de la unidad.

En una parada dos o tres jóvenes abordan el microbús. Desenfundan inmediatamente sus armas. Hay disparos. El cobrador cae muerto. Los jóvenes ordenan al chofer seguir adelante y doblar a mano derecha. El vehículo avanza 10 metros. El chofer es el siguiente en ser ejecutado. Le disparan sin mediar palabra… El pánico cunde en fracciones de segundos.

Abajo, en la calle, otros jóvenes rápidamente rocían de gasolina el microbús. Uno de ellos, galón en mano, sube a la unidad y esparce el combustible por dentro. Moja los asientos y a los pasajeros, a quienes atemoriza con su arma. Acto seguido, otro de los jóvenes enciende el fuego... Gritos de espanto desde el interior del microbús...

Las sirenas de las patrullas policiales hacen huir a los victimarios. Vecinos y policías acuden a socorrer a los que pueden: unos lanzan cubos de agua, otros sacan y accionan extinguidores o rompen los cristales de las ventanas del microbús. Al final rescatan a 13 personas vivas de entre las llamas. Otras 11 mueren incineradas. De los 13 sobrevivientes, cuatro fallecen después en hospitales.

Ello ocurrió a las 7 y media de la noche del pasado domingo 20 de junio.

Al mismo tiempo, pero en una esquina de la vecina colonia Jardín, también en el suburbio de Mejicanos, otro microbús fue ametrallado. Un pasajero murió debido a los impactos de bala. La Policía sospecha que fue una acción de distracción con el propósito de que sus agentes se concentraran momentáneamente en este evento, mientras a unos cuantos metros ocurre el atentado contra el microbús que dejó estupefacta a la sociedad salvadoreña.

Esta acción criminal protagonizada por pandilleros ha sido en El Salvador la de mayor envergadura y salvajismo que haya ocurrido desde la aparición de las llamadas “maras” en la década de los 80. Sólo hay un antecedente tenebroso: la masacre del 11 de diciembre de 1981, en el poblado campesino de El Mozote, provincia de Morazán, ocurrida durante la guerra civil (1980-1992). Tropas especiales del Ejército, comandadas por el fallecido coronel Domingo Monterrosa, encerraron en un salón de un convento a decenas de menores de edad y los quemaron con el fuego de lanzallamas.

El origen

El inspector Juan Bautista Rodríguez Godínez es uno de los fundadores de la Policía Nacional Civil (PNC) de El Salvador y quizás uno de los hombres que más conoce de las interioridades, desarrollo e historia de las dos pandillas principales: la Mara Salvatrucha o MS-13 y la Pandilla 18.

“Es curioso que la MS-13 no reconozca que es una pandilla y a los de la Pandilla 18 no les gusta que les digan ‘mareros’, pero tienen una historia parecida y sus formas de organización son casi las mismas”, asegura el jefe policial, quien se ha convertido en el principal conferencista internacional de El Salvador en el tema de pandillerismo.

De acuerdo con la literatura y a los testimonios existentes, la Pandilla 18 fue la primera en crearse. Fueron mexicanos o chicanos residentes en Los Ángeles quienes la fundaron. Retomaron el nombre de una famosa calle, la 18, que dominaban. En un principio se dedicaban a organizar bailes y a la venta al menudeo y consumo de drogas. No eran marcadamente violentas, pero se enfrentaban con otras pandillas latinas y de afroamericanos.

“Fue entre 1992 y 1994 que comenzó a escucharse el término ‘maras’ en referencia a la Mara Salvatrucha (MS-13), llamada así porque fue fundada por salvadoreños en la calle 13 de Los Ángeles, donde tenían su dominio. La Salvatrucha nació violenta y también de dedicaban a cometer delitos: robos, asaltos, tráfico de drogas y riñas callejeras”, explica Rodríguez Godínez.

El flujo migratorio de salvadoreños, guatemaltecos y hondureños, hizo que estas dos pandillas crecieran y que este fenómeno se trasnacionalizara. Actualmente la Mara Salvatrucha y la Pandilla 18 están presentes en casi todas las ciudades de Estados Unidos, así como en ciudades de Canadá, México y en Europa, especialmente en España y en Italia. También sus dominios se han extendido en forma de “corredores” por la región centroamericana: desde Guatemala hasta Panamá.

El nombre de Mara es una abreviatura del vocablo “marabunta”, nombre que se le da a unas hormigas de la selva sudamericana que arrasan todo a su paso. “Marabunta” fue también una famosa película de terror y aventuras, filmada en 1953 e interpretada por Charlton Heston y Eleonor Parker.

Tras la proyección de aquella película entre la juventud salvadoreña se comenzó a usar el término “mara” para identificar a un grupo de amigos, ya sea del barrio, de la escuela, de la Universidad e, incluso, del movimiento organizado que luchó contra las dictaduras en este país.

Durante la guerra civil salvadoreña casi un millón de salvadoreños emigraron a Estados Unidos, la mayoría a Los Ángeles, Washington, Chicago y Nueva York. Se asentaron en las zonas pobres de esas ciudades. Entre Estados Unidos y El Salvador se creó un puente de doble sentido: los indocumentados que llegan a diario después de atravesar México, y los deportados que son regresados de Estados Unidos, con un puño de frustraciones.

“Los deportados que eran pandilleros en Estados Unidos regresaron al país con una subcultura, con códigos particulares de lenguajes y señas, así como con tatuajes con letras góticas. Cada vez más indocumentados, cada vez más deportados, cada vez más fueron creciendo las pandillas hasta llegar a lo que ahora son”, dice Rodríguez Godínez.

Algo definía a las maras en sus inicios: “la vida loca”. Una manera de asumir la vida sin rumbo ni límites. En las calles de las barriadas populares las riñas entre mareros de la Salvatrucha y la 18 eran comunes. Pronto se propagó el miedo que provocaban con sus cuerpos y rostros tatuados, así como sus gestos con las manos para identificarse como miembros de una misma “clica” o “tribu”.

Pertenecer a una pandilla representaba para los jóvenes tener una identidad que no tenían en sus hogares desintegrados. Ser marero era tener sentido de pertenencia. Habría que jurar lealtad al grupo que al mismo tiempo brindaba protección y poder.

“Antes, en la Mara Salvatrucha el rito de la iniciación era violento: 13 segundos de golpiza en el suelo. La Pandilla 18 tenía algo parecido... En la actualidad es diferente: el que ingresa a la pandilla es enviado a asaltar, a robar o a matar. Asesinar a un policía es como un ‘gran trofeo’. Las jóvenes mujeres que ingresas o ‘brincan’ a las maras son violadas por el grupo”, cuenta Rodríguez Godínez.

La violencia que rodea al tema del pandillerismo no tiene precedentes en El Salvador, pese a que esta nación siempre ha tenido altos niveles de delincuencia y de confrontaciones sociales y políticas.

Pero a causa de la violencia El Salvador es actualmente el país más peligroso de Latinoamérica, con una tasa de homicidios en 2009 de más de 75 por cada 100 mil habitantes. La Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que una tasa de más de 10 por cada 100 mil habitantes representa una epidemia.

Metamorfosis

El pandillerismo tiene un origen social: el abandono, la exclusión, la pobreza y la falta de esperanzas en la juventud, señala Rodríguez Godínez. Con él coincide la experta en violencia, Jeannette Aguilar.

Ambos advierten: pero el fenómeno ha sufrido una metamorfosis radical: las pandillas juveniles se convirtieron en bandas del crimen organizado.

“El problema es muy complejo. Y se lo grafico de la siguiente manera para que haya comprensión de la magnitud del caso: hace pocos años habían jóvenes mareros. Eran rebeldes y estaban en contradicción con sus familiares y la comunidad. Pero en la actualidad hay familias mareras, en las que abuelos, padres e hijos pertenecen a las pandillas. ¡Existen comunidades mareras, donde la mayoría de las familias pertenecen a las pandillas y se ha creado una red social peligrosa!”, dice Rodríguez Godínez.

Agrega: “Antes, por ejemplo, habían ‘clicas’ o ‘tribus’ en comunidades y barrios, pero en la actualidad existe la unificación y coordinación de las ‘clicas’ en lo que ellos llaman ‘programas’. Se forman así especies de pelotones en los que cada quién juega un papel: vigilancia, venta de drogas, robos y sicariato”.

Precisa: “El Programa de Tecla, en el centro del país, es de la Mara Salvatrucha y abarca desde la norteña provincia de Chalatenango hasta el de Cuscatlán, así como San Salvador y La Libertad. Ahí hemos contabilizado cerca de 60 ‘clicas’”.

Las investigaciones realizadas en El Salvador revelan que la Mara Salvatrucha 13 y la Pandilla 18 absorbieron al resto de las pandillas históricas: Mau-Mau, Chancleta y Latin King. Además, este ya no es sólo un fenómeno urbano, sino también rural.

“Es una gran cadena social: existen los ‘palabreros’, que son los reales jefes de las maras. Éstos son los que controlan a los jefes de los ‘programas’ y éstos a los jefes de ‘clicas’. En las ‘clicas’ hay hombres y mujeres, viejos, jóvenes y hasta menores de edad. Es como un enjambre, como una metástasis expandida… algo complejo”, expresa el jefe policial.

Jeannette Aguilar, directora del Instituto Universitario de Opinión Pública, de la jesuita Universidad Centroamericana (UCA), reitera que es un fenómeno social extendido, pero también abandonado por largo tiempo y al que sólo se ha querido frenar por medio de la represión a través de las políticas de “mano dura” y “leyes antimaras” que lejos de resolver el problema lo hicieron más complejo.

Esas políticas represivas, iniciadas con el Gobierno de Francisco Flores (1999-2004), pero que continúan hasta la fecha, mantienen a cerca de 7 mil líderes de maras en las cárceles. Sin embargo, el fenómeno no ha disminuido.

“En la actualidad uno de los delitos más extendido de las maras es la extorsión. Ellos antes extorsionaban o pedían la “cora” (25 centavos de dólar americano); ahora no, ahora cobran entre 20 y 25 dólares por los pequeños negocios (tiendas y restaurantes), y la misma cantidad por autobús y microbús”, asegura el jefe policial.

Empresarios del transporte colectivo indican que por este fenómeno anualmente tienen una pérdida de unos 9 millones de dólares, lo que ha sido corroborado por el director general de la Policía Nacional Civil (PNC) de El Salvador, Carlos Ascencio. También lo confirma un estudio elaborado por el general retirado de Estados Unidos, Richard B. Goetze Jr., y el médico, también estadounidense, Thomas Bruneau. Tal documento fue publicado en el diario de mayor circulación de Honduras, La Prensa.

El estudio dice que “estos grupos delictivos (maras) tienen a su merced al transporte en Honduras, Guatemala y El Salvador”. Incluso, “compiten con empresarios del transporte colectivo”, por medio de pequeños negocios y a través de las extorsiones.

Agregan los estadounidenses que información de inteligencia de la Policía de Honduras indica que la Mara Salvatrucha ha amasado tanta fortuna, producto de las extorsiones y tráfico de drogas en Centroamérica, que está invirtiendo en el transporte ejecutivo, ordinario y de carga.

“Los mareros, después de ser utilizados como mulas del narcotráfico o como sicarios, se cansaron de servir a los cárteles de la droga y ahora, en forma exclusiva, distribuyen y transportan drogas y armas en Centroamérica. Y actualmente tienen capacidad empresarial”, asienta los especialistas estadounidenses.

Agregan: “Está de más decir que (los maras) compiten injustamente. Emplean la violencia contra los competidores y se auto-alquilan a otros negocios, como las compañías de autobuses, para intimidar a la competencia”.

En El Salvador la policía confirma que los mareros tienen negocios en el transporte, pequeños comercios como panaderías, locales que venden CDs y DVDs, talleres de reparación de vehículos, y servicios de lavado de autos. La mayoría de éstos son lícitos, aunque “hay otros que no lo son”.

“También tienen negocios con los abogados que los defienden en los tribunales. Tienen tanto poder que cuando cae preso un marero, los líderes le pagan a un abogado para que lo defienda y mantienen a la familia. Además que se le envía dinero al presidio”, detalla Rodríguez Godínez.

Las autoridades salvadoreñas, encabezadas por Mauricio Funes (el primer Presidente de izquierda que gobierna en El Salvador en toda su historia), han desencadenado una lucha más profunda contra el pandillerismo.

El pasado domingo 18 de septiembre entró en vigencia la llamada Ley de Proscripción de Maras, Pandillas, Agrupaciones, Asociaciones y Organizaciones de Naturaleza Criminal, con la que el Gobierno cree que pondrá un freno al poder de las bandas delincuenciales.

En adelante, todo aquel que se le compruebe que es miembro de una pandilla o mara podría ser sometido a juicio y ser condenado a entre tres y seis años de prisión; igual pena podrían cumplir aquellos que respalden, apoyen o financien a estos grupos delictivos.

La nueva ley contemplará la extinción de dominios, capitales y bienes surgidos o fundados con dinero procedente de extorsiones o secuestros realizados por los pandilleros, según explica el viceministro de Justicia y Seguridad, Henry Campos.

Campos también explica que estas medidas para extinguir los dominios de los mareros, así como controles más rigurosos en las cárceles, desde dónde salen muchas órdenes para cometer delitos, pueden ayudar a combatir de manera eficaz al crimen y menguar la violencia.

Además informó que el Gobierno elabora una ley de prevención y rehabilitación de los pandilleros con el propósito de apuntalar las medidas sociales para el mejoramiento de la vida de las zonas marginales que históricamente han estado excluidas de todos los planes de desarrollo nacional. “Hoy la visión es de integración social”, ha recalcado el presidente Funes.

“Es un gran problema al que nos enfrentamos. Es difícil la rehabilitación porque aquel que se mete a una pandilla sabe que no hay vuelta atrás... No se puede renunciar. El marero no tiene amor a la vida; sabe que la suya será muy corta. Imagínense que el microbús que fue incendiado con la gente adentro fue por un acto de venganza contra la pandilla que reside en la zona. Fue un hecho inaudito, que no tiene lógica”, finaliza el experto Rodríguez Godínez.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

30 Sep 2010

Las pandillas centroamericanas, una mafia con mil cabezas

Escrito por: marasyotrosgrupos el 30 Sep 2010 - URL Permanente


Las pandillas mafiosas que azotan Centroamérica, conocidas como maras, mantienen en vilo a varios gobiernos, que multiplican leyes y normas para combatir a los miles de integrantes de estos grupos surgidos un cuarto de siglo atrás en los barrios hispanos de Los Ángeles.

Las pandillas centroamericanas, una mafia con mil cabezas

El fenómeno de las maras se concentra en el denominado Triángulo Norte, integrado por Guatemala, El Salvador y Honduras, países caracterizados por la pobreza y la desintegración familiar debido a la migración.

"Las investigaciones realizadas durante 15 años demuestran que las pandillas son el resultado de la confluencia de factores de orden social, económico, políticos, institucionales y geopolíticos", declaró la directora del Instituto de Opinión Pública de la Universidad Centroamericana (UCA), Jannet Aguilar, a la AFP.

Las pandillas centroamericanas, una mafia con mil cabezas

La socióloga Aguilar, explicó que también las maras son el resultado de "familias disfuncionales que no asumen su papel de tutela" y también de los Estados que privilegiaron la represión y no alentaron "verdaderas" oportunidades educativas y laborales.

En El Salvador, donde el fenómeno toma mayor fuerza, las maras son verdaderas organizaciones mafiosas que están implicadas en tráfico de drogas y armas, extorsión y secuestros, y dieron muestra de su poder a comienzos de este mes al imponer un paro de autobuses de tres días para intentar impedir la promulgación de la ley que las proscribe.

Las pandillas centroamericanas, una mafia con mil cabezas

Esa ley establece que "son ilegales y quedan proscritas las llamadas pandillas o maras tales como Mara Salvatrucha, MS 13, Mara 18, Mara Máquina, Mara Mao Mao", y fija penas de prisión --sólo por el hecho de integrarlas-- de siete a diez años para sus líderes y de seis años para los otros miembros.

Actualmente unos 7.000 pandilleros están presos en El Salvador, pero se estima que en las calles pueden haber entre 9 mi y 20 mil más, pues muchos adolescentes son reclutados diariamente, según la policía.

Las pandillas centroamericanas, una mafia con mil cabezas

La Mara 18 y la Mara Salvatrucha, las dos pandillas más famosas, surgieron en la década de 1980 en barrios "latinos" de Los Ángeles, y se extendieron en Centroamérica luego de la deportación desde Estados Unidos a sus países de origen de miles de inmigrantes.

Las "maras", abreviación de "marabunta", hormiga devoradora de la Amazonia, tienen miles de miembros en países como Guatemala y Honduras, donde las tasas de criminalidad también están entre las más altas de América Latina.

Las pandillas centroamericanas, una mafia con mil cabezas

"Para el gobierno es necesario aumentar el control sobre este tipo de agrupaciones (pandillas) para implementar acciones que permitan combatir y prevenir la violencia", declaró el presidente salvadoreño Mauricio Funes.

Sin embargo, el procurador de Derechos Humanos, Oscar Luna, ha relativizado el impacto de la ley.

Las pandillas centroamericanas, una mafia con mil cabezas

Luna llamó a las autoridades a no crear "falsas expectativas" de que con la ley se acabarán las pandillas, a las que se atribuye gran parte del alto número de homicidios en el país: 13 al día en promedio.

Algunos jueces salvadoreños también han advertido que la ley "no soluciona el problema de la delincuencia", mientras otros países centroamericanos --Guatemala, Honduras y Nicaragua-- temen que lleve a pandilleros salvadoreños a emigrar hacia allí.

Por ejemplo, Guatemala, que sufre el flagelo del crimen organizado mexicano en su territorio, reforzó la vigilancia para impedir la llegada de mareros salvadoreños.

Las actividades de los pandilleros se suman a las de los carteles de drogas. Narcotraficantes mexicanos y colombianos tienen desde hace años "enlaces" a través de América Central, pasadizo para la cocaína que trasiegan desde Sudamérica hacia Norteamérica, lo que ha deteriorado los niveles de seguridad.

EL SALVADOR Eje de la violencia criminal

Las violentas pandillas o "maras", cuyos miembros se cuentan por miles en El Salvador, son responsables de un alto porcentaje de los homicidios cometidos en el país, que registra una media de 13 muertes violentas al día, según las autoridades.

Los pandilleros también mueven sus tentáculos en la extorsión a comerciantes y transportistas y trafican con drogas y armas.

Para contener a las 'maras' fue dictada una ley antipandillas, en vigencia desde el domingo, que las proscribe y sanciona a quienes la financien, entre otros puntos.

Las pandillas con mayor arraigo son la Mara Salvatrucha o MS-13 y su acérrima rival la Mara 18 o M-18, que juntas reúnen a unos 9 mil miembros, aunque la policía estima que esa cifra podría llegar a unos 20 mil integrantes.

Las pandillas --llamadas maras por el diminutivo de 'marabunta', nombre de unas hormigas devoradoras en la Amazonia brasileña-- surgieron en El Salvador durante la guerra civil (1980-1992) como grupos de jóvenes que se disputaban "territorios" en barrios y aldeas del país.

En ese entonces existían maras como la "Mara Máquina", la "Mara Gallo" y "La Fosa", que se dedicaban a cometer asaltos para obtener dinero para su subsistencia.

Sin embargo, la guerra civil hizo que miles de salvadoreños emigraran a Estados Unidos, donde algunos se integraron en las pandillas que operaban, principalmente, en las calles de Los Ángeles.

A mediados de la década de 1980, grupos de latinoamericanos, principalmente mexicanos, formaron la Mara 18, cuyo nombre proviene de la Calle 18 de la ciudad californiana.

De igual forma, salvadoreños junto a hondureños y guatemaltecos, conformaron la Mara Salvatrucha o MS-13, cuyo número proviene de la Calle 13 de Los Ángeles.

Tras el término de la guerra civil en 1992, muchos salvadoreños comenzaron a ser deportados de Estados Unidos, entre los que figuraban pandilleros.

En El Salvador, los pandilleros deportados comenzaron a formar "clicas" o células de la Mara Salvatrucha y de la Mara 18 en barriadas pobres, desplazando a las antiguas pandillas locales.

El número de pandilleros fue creciendo y fueron sembrando el terror en los barrios. Las autoridades las relacionan con el tráfico de drogas y armas, y sus tentáculos se extienden sobre todo por México, Honduras y Guatemala. SAN SALVADOR Agencia AFP/LIVDUCA

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

29 Sep 2010

El Salvador: "Ni mareros ni pandilleros, somos rockeros"

Escrito por: marasyotrosgrupos el 29 Sep 2010 - URL Permanente

Los rockeros salvadoreños todavía viven con el estigma de ser diferentes y que los confundan con pandilleros.

El Salvador: rockeros, no mareros

Dreamlore es una de las bandas con más proyección del movimiento metálico salvadoreño.

Edwin Marinero fundó el Rockers Club de El Salvador a inicios de los años '90 y es el referente del sonido más estridente en el país.

Desde que empezó con aquella idea, Marinero colecciona anécdotas sin par, propias de una sociedad conservadora que durante los 12 años que duró la guerra civil en el país -hasta 1992- confundía a rockeros con guerrilleros, "sólo por llevar el pelo largo y calzar botas".

Edwin Marinero, fundador del Rockers Club.

Y en la posguerra, cuando se desencadenó el fenómeno de las pandillas -potenciado por la deportación de indocumentados tatuados residentes en Estados Unidos- los rockeros también fueron confundidos con mareros.

"Cuando llegó la paz, empezaron a decir que éramos mareros y delincuentes por los tatuajes; también nos consideran satánicos y drogadictos por nuestros gustos musicales. En fin, hombres de mal vivir", grafica este joven que lleva los últimos 20 años de su vida detrás de la organización de este movimiento 'underground'".

El tatuaje

Ser rockero en El Salvador no es ilegal, pero el estigma ha llevado a más de alguno a ser detenido por la policía por el simple hecho de lucir diferente o sospechoso.

Y la aprobación, el pasado 1º de septiembre, de una una ley que prohíbe las pandillas, su financiamiento y la existencia de "grupos de exterminio social", trae a la memoria algunos viejos problemas.

El antecedente de esta iniciativa data de 2003, cuando el ex presidente Francisco Flores promovió la Ley Antimaras, que dio pie a las políticas de "mano dura" respaldadas por el ahora partido opositor Alianza Republicana Nacionalista (ARENA).

Karina, propietaria de la tienda de artículos rockers Karina, propietaria de una tienda de artículos rockeros, defiende la estética del movimiento.

Esa legislación fue declarada inconstitucional por la Corte Suprema de Justicia (CSJ) porque la criminalización partió de características físicas como el uso de tatuajes.

Ahora la administración de Mauricio Funes insiste que la normativa no criminaliza a nadie por su aspecto, sino que es un instrumento para fundamentar investigaciones policiales.

Pero la imagen de un rockero siempre despierta suspicacias entre los transeúntes en la medida exhiba sus "marcas".

Karina Campos, artista gráfica y propietaria de La Morgue, una tienda de accesorios rockeros, le dice a BBC Mundo que el principal problema es la ignorancia.

"La gente todavía no sabe identificar los tatuajes y ahí es la suerte de si te detienen o no", valora.

Verónica, de Tattoo Studio, por su parte, observa que "un rockero jamás va a grabarse un número o un par de letras. Esa es la enorme diferencia".

Un estilo

Chente Sibrián es una leyenda en la escena nacional. Víctima de la polio y una enfermedad degenerativa, él ha sacudido al público rasgando su guitarra desde una silla de ruedas.

"He contemplado esto por más de 40 años y he visto toda la evolución y la inspiración de los jóvenes que siempre están tratando de hacer algo por el musicón, por defender un estilo de vida", argumenta para BBC Mundo.

"Créeme que si toda la gente estuviera consciente de todo el esfuerzo que los metaleros hacen por valer su arte, no habría tanto prejuicio", esgrime.

Según Sibrián, el movimiento rockero se implica en obras benéficas cuando hay desastres naturales, recaudan ropa, víveres y juguetes para su reparto en zonas rurales, y apoyan iniciativas ambientalistas con organizaciones ecologistas.

"Un rockero salvadoreño tiene una ideología y una visión política de la vida. No somos descerebrados. De hecho, nuestra visión crítica incomoda a izquierda y derecha por igual", enfatiza.

Pasado y presente

Un 28 de diciembre de 1989, el día de los "santos inocentes", Marinero paseaba por el centro de San Salvador con su cabello largo y atuendo negro.

Un mes atrás, el país había estado convulsionado políticamente porque el 11 de noviembre la ex guerrilla del FMLN había lanzado el ataque militar de mayor envergadura de su historia.

El ataque, conocido como la "ofensiva hasta el tope", crispó a las autoridades.

"Había hecho un sello y papelería del club y la policía cuando me vio me detuvo para ver qué llevaba en la mochila", relata.

"Me encontraron los sellos y me preguntaron ¿qué andás ahí? 'Unos sellos', respondí, y me preguntaron ¿para qué los andas? 'Para sellar', dije con sorna. Los cuilios(policías) se enojaron y me metieron preso", revive.

Ahora los tiempos han cambiado, aunque sólo sea un poco, pues este promotor del rock se apoya en la policía para organizar sus conciertos.

Pero el principal objetivo de esta protección es garantiza que los rockersno sean confundidos con los pandilleros.

BBC Mundo.com - Todos los derechos reservados. Se prohíbe todo tipo de reproducción sin la debida autorización por escrito de parte de la BBC./LIVDUCA

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

24 Jul 2010

El Salvador: 30 pandilleros detenidos por extorsión y otros delitos, 21 ya ingresaron en prisión

Escrito por: marasyotrosgrupos el 24 Jul 2010 - URL Permanente


Comenzaon exigiendo cinco dólares a sus víctimas, pero posteriormente incrementaron la cuota a 40 dólares semanales.


Con base a las pruebas indiciarias de la existencia del delito de extorsión y la participación delincuencial de 30 pandilleros de una clica de la MS que operaba en el municipio de Cojutepeque, 21 de ellos fueron enviados a prisión, mientras que a nueve ausentes se les giró la orden de detención judicial.

Fiscales de la Unidad de Vida de la oficina de Cojutepeque, aseguraron que la captura de los imputados a través de órdenes administrativas el pasado lunes, y la instrucción formal con detención provisional decretada este mediodía por el Juzgado Especializado de Instrucción de San Salvador, ha permitido darle respuesta a los sectores del comercio, transportistas y ciudadanos, que eran fastidiados por la clica pandillera que operaba en varios sectores de la ciudad.

Las investigaciones de los representantes fiscales dan cuenta que las órdenes de las extorsiones eran dadas por seis líderes pandilleros desde los penales de San Vicente y Chalatenango, entre ellos, Armando López Hernández, Carlos Alberto Alvarado Avalos, José Benjamín Pineda Ramírez, Elder Wilfredo Beltrán Martínez, Juan Antonio Martínez Hernández, y Jaime Alberto Mejía.

La “renta” impuesta a las víctimas, inicio con cinco dólares, pero en las últimas exigencias alcanzó un monto de cuarenta dólares semanales, lo que motivó a las víctimas a poner la denuncia porque la situación era insostenible.

Los otros detenidos responden a los nombres de: David de Jesús Vásquez Fuentes, Edgar Oswaldo Revelo Hernández, Elmer Omar Mejía Mejía, Erick Leonel Sandoval Mena, Francisco Adalberto Alfaro, Francisco Hernán Delgado Valle, Gilberto Isaí Pichinte Garmendia, Guillermo Ernesto Bonilla Solórzano, José David Hernández Mejía, entre otros.

La mayoría de los imputados tienen antecedentes penales por su participación en otros delitos, como: homicidios, violación, robo, extorsión, posesión y tenencia de droga, secuestro, portación ilegal de armas de fuego, agrupaciones ilícitas, entre otros.

Las órdenes de detención giradas por la oficina fiscal de Cojutepeque se hicieron efectivas por la Policía Nacional Civil en diferentes sectores de la cabecera departamental de Cuscatlán, como la colonia Cuscatlán, Díaz Sampera, San Antonio I y II, el barrio San José, la calle hacia el municipio de San Ramón y hacia el cantón Ojo de Agua.Fuente: lapagina.com.sv/LIVDUCA


Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Sobre este blog

Avatar de Ivette  Durán Calderón

Maras, pandillas, bandas, tribus urbanas, barras bravas y otros

ver perfil

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):