23 Sep 2011

Donde hay confianza da asco

Escrito por: masclaroagua el 23 Sep 2011 - URL Permanente

Anoche tuve una pesadilla. Me vi leyendo “En confianza”, la biografía de Rajoy. No lo había pasado tan mal desde que soñé que impartía un clase de Pilates a miembros del Opus Dei desnudos…

Por la mañana, presuntamente recuperado del susto, leí el siguiente titular:

“MI BIOGRAFÍA ES UNA MANERA DE JODER A LA GENTE PARA HACER DÓLARES”

Y no me lo pude creer. Rajoy, ese ser tan ecuánime, tan ponderado, tan gallego… Ese ser que ha renunciado a los derechos de autor y ha preferido los centros moderados de autor… Seguí leyendo y descubrí que hablaban de Julian Assange… ¡Bufff!

Después me topé con este otro titular:

PUBLICARÁ UNAS MEMORIAS QUE PROMETEN SER ESCANDALOSAS

Y, una vez más, no me lo pude creer. Las palabras “Rajoy” y “escandalosas” en la misma frase se me antojaba tan extraño como juntar manzanas y peras en una boda por lo civil…. Seguí leyendo y descubrí que hablaban de Arnold Schwarzenegger, que también va a hacer sus pinitos en confianza… ¡Bufff!

Así que, lo que leí después, como que ya ni me extrañó ni nada…

EL SATÉLITE UARS PODRÍA CAER EN ESPAÑA

La NASA ha querido tranquilizar a la población mundial anunciando que la probabilidad de que el cacharro le caiga a alguien en la cabeza es de 1 entre 3200. Rajoy reza para poder echarle la culpa a Zapatero.

CIENTÍFICOS EUROPEOS PONEN EN TELA DE JUICIO LA TEORÍA DE LA RELATIVIDAD DE EINSTEIN

Rajoy, cada vez que abre la boca, también pone en tela de juicio la teoría de que el hombre desciende del homo sapiens…

LA IGLESIA CENSURA LA APARICIÓN DE UNA VIRGEN EN EL CONCURSO DE TELEVISIÓN “¡ALLÁ TÚ!”

Rajoy está de acuerdo. Él también piensa que, tratándose de una Virgen, deberían haber dicho “¡Allá usted!”

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Donde hay confianza da asco

Escrito por: masclaroagua el 23 Sep 2011 - URL Permanente

Anoche tuve una pesadilla. Me vi leyendo “En confianza”, la biografía de Rajoy. No lo había pasado tan mal desde que soñé que impartía un clase de Pilates a miembros del Opus Dei desnudos…

Por la mañana, presuntamente recuperado del susto, leí el siguiente titular:

“MI BIOGRAFÍA ES UNA MANERA DE JODER A LA GENTE PARA HACER DÓLARES”

Y no me lo pude creer. Rajoy, ese ser tan ecuánime, tan ponderado, tan gallego… Ese ser que ha renunciado a los derechos de autor y ha preferido los centros moderados de autor… Seguí leyendo y descubrí que hablaban de Julian Assange… ¡Bufff!

Después me topé con este otro titular:

PUBLICARÁ UNAS MEMORIAS QUE PROMETEN SER ESCANDALOSAS

Y, una vez más, no me lo pude creer. Las palabras “Rajoy” y “escandalosas” en la misma frase se me antojaba tan extraño como juntar manzanas y peras en una boda por lo civil…. Seguí leyendo y descubrí que hablaban de Arnold Schwarzenegger, que también va a hacer sus pinitos en confianza… ¡Bufff!

Así que, lo que leí después, como que ya ni me extrañó ni nada…

EL SATÉLITE UARS PODRÍA CAER EN ESPAÑA

La NASA ha querido tranquilizar a la población mundial anunciando que la probabilidad de que el cacharro le caiga a alguien en la cabeza es de 1 entre 3200. Rajoy reza para poder echarle la culpa a Zapatero.

CIENTÍFICOS EUROPEOS PONEN EN TELA DE JUICIO LA TEORÍA DE LA RELATIVIDAD DE EINSTEIN

Rajoy, cada vez que abre la boca, también pone en tela de juicio la teoría de que el hombre desciende del homo sapiens…

LA IGLESIA CENSURA LA APARICIÓN DE UNA VIRGEN EN EL CONCURSO DE TELEVISIÓN “¡ALLÁ TÚ!”

Rajoy está de acuerdo. Él también piensa que, tratándose de una Virgen, deberían haber dicho “¡Allá usted!”

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

21 May 2009

Autobiografía de un traje de Camps

Escrito por: masclaroagua el 21 May 2009 - URL Permanente

No me llega la camisa al cuerpo… Está mal que esto lo diga yo, que soy un traje, pero es que es verdad… Es una frase hecha, lo sé… Pero yo también soy un traje hecho. Hecho a medida, claro, que todavía hay clases y ni se te ocurra compararme con uno de esos trapos con hombreras que venden en las tiendas de Zara a Cien o como se diga…

Yo nací en Milano, que es la forma distinguida de decir Milán que usamos los que tenemos las hechuras bien puestas. El destino me tenía preparados grandes fastos, multitudinarias inauguraciones, agasajadoras recepciones… Estaba llamado a ser testigo de excepción y he acabado siendo prueba del delito. Nací bajo la protección de la prestigiosa marca Orange Market y he acabado como Naranjito, siendo el hazmerreír de moros y cristianos.

Nunca me faltaron las palmaditas en la espalda, los apretones en el brazo mientras estrechaban la mano que cubría mi manga, las caricias en mis solapas tratando de apartar una mota inexistente. Mi esencia estaba envuelta en tela de cachemir y ahora está en tela de juicio. Iba a ser el sayo que cubre a un príncipe nubio y he acabado siendo el sudario que envuelve a un jugador de golf adicto a los rayos uva.

No me arrugaba ante ninguna situación... Como tiene que ser... ¡Con dos botones!... A mí, que no me cabía ni el pelo de una gamba por el ojal… A mí, que me habían etiquetado como el summun de la elegancia…Yo, que me pasaba por el forro interior cualquier comentario hacia mi dueño que no fuera laudatorio… Yo, que marcaba tendencias, querencias e influencias…

A pesar de todo, tengo que dar gracias al cielo, o al techo del vestidor, que viene a ser lo mismo. Y tengo que dar gracias porque el padre que me creó fue un gran sastre. De él aprendí a realizar con arte y precisión el socorrido recurso del “corte de mangas”…

Y así, con esta habilidad, pues ya ves, aún estoy vivo…

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

14 Ago 2007

Autobiografía de una becaria del Once Ocho y Pico

Escrito por: masclaroagua el 14 Ago 2007 - URL Permanente

Me llamo Fatima Yasmina Ben Yessef. Aunque soy marroquí, hablo el castellano perfectamente desde mis primeras infancias. Estudio Relaciones Públicas en una academia en Ceuta y ahora, en verano, tengo una beca para trabajar como telefonista. Me encanta la comunicación y ayudar a la gente, por eso me gusta mucho este trabajo.

--Información, buenos días. Le atiende Carmen, ¿en qué puedo ayudarle?

--…

--¿El Ministerio de Medio Ambiente? Ahora mismo… ¿De qué localidad?

--…

--Vale, el Ministerio de Medio Ambiente de Madrid… Un segundo, por favor…

--…

--Pues como Ministerio no me aparece nada, ¿eh? ¿No estará a nombre de un particular?...

Se aprende mucho en este trabajo. Yo antes no tenía idea de que Madrid tuviera un Ministerio. Fíjate, ¡y de Medio Ambiente!... ¿Estará en el Retiro? Lástima que no tengan todavía teléfono para informarme…

Así es que no te importa pasarte el mes de agosto trabajando… Aprendes cosas nuevas, te relacionas con un montón de gente y, encima, al final del mes dicen que igual me pagan ¡cincuenta eurazos!...

--Información, buenos días. Le atiende María, ¿en qué puedo ayudarle?

--…

--¿El teléfono del 091? Un momento, por favor… ¿De qué localidad me ha dicho que es el 091?

--…

--¿De cualquiera? ¿Qué es, un feriante?

--…

--¡Ah!, policía… Vale… ¿Noventayuno es el primer apellido?...

Lo que no entiendo es por qué tenemos que cambiarnos el nombre continuamente. Las más veteranas, que llevan con la beca desde julio, dicen que es para que no se nos note que somos marroquíes. Yo creo que es para que parezca que somos más de tres las que atendemos el teléfono en agosto…

--Información, buenos días. Le atiende Rocío, ¿en qué puedo ayudarle?

--…

--Pues llevo puesta una blusa y un… ¡oiga! ¡y a usted qué le importa lo que llevo puesto! ¡cerdo!

Cuando termine mis estudios en la academia quiero trabajar en televisión. En Gran Hermano, por ejemplo, que debe tener mucho prestigio porque luego he visto que te invitan a otros programas y te sacan en las revistas y…

--Información, buenos días. Le atiende Belén, ¿en qué puedo ayudarle?

--…

--¿El número premiado de los ciegos? No, eso tendrá que llamar a la Once…

--…

--No, esto no es la Once, es el Once Ocho…

--…

--Claro que se lo doy mujer, faltaría más. ¿Lo quiere en braille o en normal?

--…

--Pues tome nota, que le deletreo: nueve, cero, dos…

Aunque la jornada laboral es de quince horas, no se hace muy pesado. Sobre todo el día que funciona el aire acondicionado en este locutorio… Porque ventanas no tenemos… Y, además, nos han dicho que, con un poco de suerte, igual hasta nos dan un día libre…

--Información, buenos días. Le atiende Sonia, ¿en qué puedo ayudarle?

--…

--Ikea… ¿es nombre o apellido?

--…

--Pues es que nosotros los números extranjeros no los trabajamos, ya lo siento…

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

10 Ago 2007

Autobiografía de un funcionario que se cogió las vacaciones en julio

Escrito por: masclaroagua el 10 Ago 2007 - URL Permanente

Lamentamos comunicarle, amable lector, que el funcionario seleccionado para escribir su autobiografía se encuentra en paradero desconocido… Existía un compromiso verbal con él y, tras un “No hay ningún problema, ¿para cuándo dice que lo quiere?” por su parte, el acuerdo quedó cerrado. Pero nada, que no aparece el tío…

Es cierto que su ordenador está encendido… Es cierto que su chaqueta está sobre el respaldo de su silla… Es cierto que el vigilante de la entrada nos confirma que fichar, lo que se dice fichar, ha fichado… Pero llevamos tres días aquí, en su despacho, y no da señales de vida… Y estamos ya un poco hartos de cogerle las llamadas y de gastarnos la pasta reservándole el cupón de los ciegos…

Al preguntar a uno que apareció de repente a cambiar los bidones de agua por las causas de tan anómala situación, nos contestó con una frase lapidaria: “La Administración tiene razones que la razón no entiende”…

Tras darle más vueltas al asunto que una montaña rusa (que no es rusa, ya lo sabemos), no nos ha quedado más remedio que contratar a una Asistencia Técnica para cumplir con el compromiso de la autobiografía. Aquí la tienen. Disculpen las molestias:

El funcionario que se cogió las vacaciones en julio nació por cesárea. Ya desde el vientre materno se negaba a hacer esfuerzos innecesarios. Y a diferencia de su madre, que no tuvo que dilatar en el parto, él dilata su trabajo hasta límites insospechados. Existen fundadas sospechas de que todavía no ha terminado de rellenar la base de datos de alcaldes de las primeras elecciones municipales…

El funcionario que se cogió las vacaciones en julio no trabaja en agosto: “Sí, hombre, lo que me faltaba. Todo el mundo en la playa relajado, disfrutando… ¿y yo aquí pringando?... ¡Vamos, anda!”. Podemos confirmar que, durante ese mes, vive cómodamente instalado entre las páginas del diario deportivo AS. Una vez intentó salir del periódico a por tabaco pero, al ver la fotografía de la maciza de la última página, pensó “¿Y dónde voy a estar yo mejor que aquí?”. No sólo se quedó sino que, encima, dejó de fumar. A día de hoy, gracias a su estancia veraniega en el citado diario, además de gozar de una espléndida salud, es el único que tiene todas las claves para clasificar para la Champions League al Club Deportivo Mirandés, que milita en Tercera División. O, más difícil aún, también posee las claves para convertir el vestuario del Real Madrid en lo más parecido a un vestuario de un equipo de fútbol y no de Pasarela Cibeles.

Por último, el funcionario que se cogió las vacaciones en julio, cuando llega septiembre, se coge una baja laboral. ¿Motivo?: “Gastroenteritis causada por la ingestión de una ensaladilla en mal estado en el chiringuito de la playa”. ¿Con un mes de retraso? Pues sí, hasta eso es capaz de dilatarlo…

(Nota de la Asistencia Técnica: Y ahora, ¿qué?, ¿dónde dice que se cobra esto?... No habrá que esperar a que el funcionario redacte el expediente, ¿no?... ¿Me cambia, al menos, el bidón del agua, por favor?... ¿Hay alguien ahí?...)

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

07 Ago 2007

Autobiografía de una ensaladilla rusa

Escrito por: masclaroagua el 07 Ago 2007 - URL Permanente

Antes de empezar, y en aras de llevarnos bien el resto de nuestra existencia, dejemos clara una cosa de una vez por todas: NO-SOY-RU-SA. Soy de chiringuito de playa de toda la vida, ¿vale? ¡Ea!, pues ya lo he soltado. Como diría Carmen Sevilla después de pasar por la clínica Butchinger: “¡qué peso me he quitado de encima!”. Y ya puestos a aclarar, la montaña rusa tampoco es rusa. Sólo nos parecemos en que quien nos prueba acaba con el estómago revuelto…

Perdonen este arrebato inicial, pero es que, por muchas vueltas que le doy, no me entra en la mayonesa por qué, si a la tortilla que se hace con patata se le denomina “tortilla española”, a mí, que también tengo patata, se me tiene que llamar “rusa”… ¿Es que alguien confunde a Boris Yeltsin con Mister Potato?... Vale, no es un buen ejemplo…

También me resulta humillante el diminutivo que se me aplica… Ensaladilla… Como si eso fuera a minimizar los efectos de la salmonelosis…

Por cierto, la tortilla

suscribe este párrafo

a pies juntillas.

(N. del A.: aunque todo termina en “illa”, no se trata de un poema de Gloria Fuertes).

Mis padres siempre quisieron que estudiara Gastronomía, que es una carrera que no tiene nada que ver con el gas pero sí con los gases, sobre todo en la asignatura de las alubias con chorizo…. Tenían el presentimiento de que, a nada que me aplicara un poco, podría triunfar en los mejores restaurantes del mundo. Maldita la hora en que les hice caso…

Al principio, todo iba muy bien. Asimilé sin dificultad los pepinillos y las aceitunas y, a diferencia de los estudiantes de ahora con los acentos, yo sabía perfectamente cuándo y dónde tenía que colocar el atún o las gambas. Pero un buen día, un profesor que me tenía una manía horrorosa, y que respondía al nombre de Nosequé Adriá, en vez de suspenderme como a todo el mundo, le dio por deconstruirme… Digo yo que se inspiraría en Mister Potato… Fue mi ruina… Perdí mi personalidad… Todo me aburría… Nada tenía sentido para mí… Y, claro, como cualquier estudiante que pasa por esa misma situación, acabé en el bar de la facultad… De ahí mi gran amistad con la tortilla…

Como resultado de aquella nefasta experiencia, sólo pude encontrar trabajo en los chiringuitos de playa. Y no precisamente como plato estrella del día, sino como engrudo para disimular los agujeros y grietas de los baños.

Así que, si este verano se acercan a un chiringuito a comer algo, como lo siento se lo digo, ni me miren: pidan una ración de medusas. Les sentará mejor… ¡счастливое лето!

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

03 Ago 2007

Autobiografía de una medusa

Escrito por: masclaroagua el 03 Ago 2007 - URL Permanente

¿Cómo se sentirían ustedes si les confundieran continuamente con un condón? ¿O con una bolsa de basura? Pues así es mi vida desde que nací. Deprimente, ¿verdad? Nada que todavía no pueda ser empeorado: hay quien afirma que las medusas somos restos de silicona procedentes de los posados veraniegos de Ana Obregón en la playa…

No creo que haya en toda la Historia de la Humanidad un ser tan maltratado como yo. Si acaso, Paquirrín, con la diferencia de que éste se lo busca él solito… Ya en la mitología griega se me consideraba “un monstruo femenino” (encima, con redundancias) “cuya mirada convertía a la gente en piedra”. De ser cierto, me habría forrado convirtiendo a los bañistas en ladrillos y recalificando luego las playas. Pero se inventó la figura del concejal de urbanismo y se me truncó de raíz un futuro prometedor…

Los griegos también me describían como un ser con “manos metálicas, colmillos afilados y cabellera de serpientes venenosas vivas”. Si, además, tuviera la capacidad de girar las órbitas de los ojos, más de uno me confundiría con Marujita Díaz… Prefiero lo del condón, sinceramente…

Era mucho más feliz cuando era una cría, cuando nadaba alegremente ajena a todos los odios que parecía generar mi sola presencia. Era más feliz cuando mi madre me gritaba aquello de “¡Niña, no te vayas a la orilla, que no cubre!”… O aquello otro tan tierno: “¡Como te asfixies, te mato!”… Qué tiempos… Sin embargo, ahora, ¿qué me queda?: esquivar las redes de los niños y los excrementos flotantes de sus padres.

Todo esto me pasa porque no sé controlar mis vicios. No puedo resistirlo: me encanta picar entre horas… Para los seres humanos es una de las conductas sociales más aceptadas y, sin embargo, para mí es mi condena. Como diría Julián Muñoz, en este país no se hace justicia. Con la diferencia de que éste sí que tiene la cara de piedra (y yo no he sido, que conste).

Y como en el pecado llevo mi penitencia, ahora salen los expertos con el descubrimiento de que soy un manjar exquisito, una joya gastronómica… “El último grito en los restaurantes chinos, coreanos, tailandeses y japoneses”, dicen las crónicas especializadas. Tampoco es como para tirar cohetes, porque ¿quién no grita cada vez que le ofrecen un plato exótico chino? ¿quién es el descerebrado que se atreve a afirmar sin descomponer el gesto “qué detalle más distinguido” cuando ve flotando una inmunda lagartija en la botella de sake? Donde esté un muslo de adolescente…

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

31 Jul 2007

Autobiografía de un sudocu (2ª parte y última, que me tiene hasta los…)

Escrito por: masclaroagua el 31 Jul 2007 - URL Permanente

Mi cuñado sostiene la teoría de que los chinos, para ligar, en vez de guiñar un ojo, lo abren… Por este y otros muchos precedentes de similar calibre, yo insisto en reclamar la incapacidad laboral permanente como sudocu: sufridor del dolor de cuñado.

Ayer le comenté que un español había conseguido el maillot amarillo este año. No mostró mayor alegría que la que enseñan los percebes desde su caja de corcho en el mostrador de una pescadería. Para él, el maillot amarillo es un personaje de los Simpsons… “No sé de qué te alegras… Es normal… Si la película viene a España, lo lógico es que cojan a actores españoles, ¿no?...” Y sentencia: “Como Woody Allen”… Hasta hace un mes, pensaba que Woody Allen era un personaje de dibujos animados (“Con ese nombre, ¿qué otra cosa puede ser?”). Hoy le parece un director “de cultos”.

Mi cuñado siempre ha veraneado en su propia casa. “Donde esté la paella que hace mi mujer, que se quite Palencia entera”, Sí, sí, dice “Palencia entera”, no Valencia… Veranea en su propia casa y en cualquier apartamento en la costa que haya alquilado cualquier miembro de la familia. Cuando muera, su epitafio también será: “pasaba por aquí, me pillaba de camino”.

Sin embargo, por algún extraño motivo que nadie ha sido todavía capaz de descubrir, este año había reservado su propio apartamento durante todo el mes de agosto. Y, para mayor alegría de todos los sudocus, bien lejos: en Canarias. En el pueblo de Mogán, concretamente… O sea, que lo tengo viviendo aquí conmigo hasta, mínimo, el día quince. Yo sí que estoy quemado.

De esta forma, mi cuñado se ha convertido en un okupa de mi apartamento. Ahora es un “kuñado”. Y yo, por tanto, un “sudoku”. Con la diferencia de que a mí no me cuadran los números. El hombre se pasa todas las mañanas contando su desgracia en el chiringuito de la playa: “Ya ves, tres mil euros de reserva que no recupero al ser desgracia natural”, “Ya ves, para un año que ahorro un dinerito, me quedo sin vacaciones”. Y cuando aparezco yo, a media mañana, a leer los periódicos:

“Hay que ver tu cuñado, qué mala suerte, se ha quedado sin vacaciones”

“¡El que se ha quedado sin vacaciones soy yo, que le tengo que aguantar quince días!”

“Como ha dicho que no tiene dinero, pobrecito, he apuntado sus consumiciones en tu cuenta…”

Ya te digo: no me cuadran los números. ¿Cómo se puede llevar tres días en la playa y haberse bebido ocho copas de anís antes de las once de la mañana si no te dedicas al gremio de la construcción? ¿Qué necesidad tienes de mezclar el anís con las tostadas de sobrasada si el resultado no vas a utilizarlo luego para tu trabajo en la construcción?

Pues ya ven, este es mi plan de vacaciones: a un lado de la playa, mi cuñado dilapidando mis ahorros en el chiringuito; y al otro lado, una invasión de medusas tan grande que parece que han coincidido todas en la operación salida. Por las mañanas, cuando el sol aprieta, me parece ver que son sirenas que mueven sus brazos y, con alegres y sugerentes cánticos (tipo “las medusas, los micrófonos, las sirenas, los micrófonos”), me animan a que me vaya con ellas. Y me están convenciendo…

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

27 Jul 2007

Autobiografía de un sudocu (1ª parte)

Escrito por: masclaroagua el 27 Jul 2007 - URL Permanente

Hay a quien le duele la espalda. Hay a quien le duelen los juanetes. Hay a quien le duele la rodilla justo un día antes de ponerse a llover. Hay, incluso, a quien le duele España. A mí, particularmente, me duele mi cuñado. Soy lo que el Vademecum define como un Sufridor del Dolor de Cuñado: un sudocu.

Y es que mi cuñado es como Barcelona: tiene muy pocas luces. Mantener una conversación con él es como comer pipas con los guantes de boxeo puestos. Cuando ayer le comenté que habían puesto fuera de la circulación al famoso Solitario, se echó las manos a lo que el resto de los mortales usamos como cabeza y exclamó: “Dios mío, ¿y qué voy a hacer ahora en la oficina? Yo no sé jugar al Buscaminas…”

Le tuve que aclarar (llámenme caritativo, llámenme gilipollas) que el Solitario era un atracador de bancos al que habían atrapado justo cuando tenía planeado irse a vivir a Brasil, como el Dioni… “Ah, el Dioni… Ese sí que tuvo buena vista”. Evidentemente, mi cuñado nunca ha visto una fotografía del Dioni.

Como el asunto no daba para más, le cambié de tema: “¿Te has enterado de lo último de Anasagasti?”. En ese momento descubrí que, para mi cuñado, Anasagasti es una marca de boinas. Tuve que aclararle (llámenme gilipollas, directamente) que Anasagasti es un señor senador. Y mi cuñado, hombre recto y formal, respetuoso hasta la extenuación con las instituciones, sentenció: “Si es senador, seguro que no tiene ni un pelo de tonto”. Evidentemente, mi cuñado nunca ha visto una fotografía de Anasagasti.

“Todo ha empezado con el secuestro de El Jueves”

“¿El jueves? ¿A quién secuestraron ayer?”

(Lo sé, la culpa es mía) “Es una revista. Ha publicado un chiste sobre los Príncipes y un juez lo ha considerado infame y ha retirado la revista de los kioskos”

“Pues claro que sí, ¿qué es eso de quebrantar la reputación de la Monarquía? Ha hecho muy bien el juez Anasagasti”

(A esto se le conoce técnicamente como “la memoria de los peces”) “Que no… A raíz de ese suceso, Anasagasti, el senador, ha calificado a la Familia Real de impresentables y vagos…”

Media hora más tarde, como no salía de su estado catatónico, tuve que darle una copa de mi mejor ron. No falla.

A la cuarta copa, ya había reclamado la cadena perpetua para Heraclio Fournier por haber caricaturizado al Rey en las cartas de la baraja. “Todo el mundo sabe que el Rey no bebe… ni lucha… ni malgasta el dinero… ni juega al béisbol”. (Sí, definitivamente, el gilipollas es él).

Y como aquello no tenía visos de terminar jamás, con responsabilidad republicana apliqué el Plan B: “¿Sabes el título del último libro super-ventas en España? Marivent y la extraña familia…”

Mientras yo me recupero de mi dolor de cuñado, seguro que él ya está amenazando de muerte a toda la plantilla del FNAC.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Sobre este blog

Avatar de masclaroagua

Más claro, agua

EDUARDO CRUZ

Aunque nacido en Miranda de Ebro, en su ficha de empadronamiento figuran ciudades como Bilbao, Madrid y Sevilla, donde reside actualmente.

Tras recibir de manera incomprensible un título de licenciado por la Universidad de Deusto allá por el año 90, no le quedó más remedio que buscar un trabajo con el que poder subvencionarse los vicios, encontrando algo más o menos digno en Madrid como coordinador de una asociación cultural entre España y Estados Unidos. Allí, sus mayores logros fueron no mejorar un ápice su nivel de inglés, editar una revista de periodicidad aleatoria y escribir y dirigir la obra “No duerme nadie por el cielo”, inspirada en el “Poeta en Nueva York” de un tal Federico García.

Su mayor obsesión siempre ha sido la Comunicación, hasta el punto de dejar descolgado el teléfono de su casa para que digan de él que “está comunicando”. Por eso se trasladó a Sevilla para trabajar en prensa escrita (“Sevilla Información”, un diario que cerró) y radio (“Andalucía Abierta Radio – Radio Intereconomía”, que también cerró). Aunque sigue vinculado profesionalmente al sector de la comunicación, por razones obvias elude cualquier comentario sobre su actual ubicación laboral, no sea que se extienda su fama de gafe.

Lee cinco periódicos al día. Y no por estar bien informado, sino porque no se fía ni de las soluciones del sudoku.

ver perfil »

Tags

Fans

  • madrid-idiomas
  • santoscatarroja

Ídolos

  • maud
  • blasftome
  • Torpedero Tucumán
  • frasier
  • aránzazu
  • Lita Gomez
  • Tucho Novoa

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):