02 Dic 2011

Cambio de sexo. Voy a tener suerte

Escrito por: masclaroagua el 02 Dic 2011 - URL Permanente

Ayer por la mañana leí en un diario digital que la empresa Google pagará la operación de cambio de sexo a sus empleados. Y desde ayer por la mañana no se me va de la cabeza la misma pregunta: ¿pagará el cambio de sexo a todos sus empleados?... De ser así, ya me imagino a más de uno y de dos soñando con convertirse en Scarlett Johansson o Mario Casas mientras pinchan la opción “Voy a tener suerte”.

Y como, por naturaleza, soy de pensar mal, también desde ayer me ha dado por elucubrar qué pasaría si la misma medida se aplicara en otras empresas. Así, se me ocurren algunos ejemplos de lo más atractivos:

En primer lugar, los Reyes Magos pasarían a ser los Ángeles de Charlie…

Intereconomía TV pasaría a denominarse Sección Femenina TV…

El Real Madrid se convertiría en un desfile de Victoria’s Secret…

Y, sobre todo, y mucho mejor que todas las anteriores: la Conferencia Episcopal sería lo más parecido a la Mansión Playboy…

Se trata, por tanto, de una magnífica iniciativa la anunciada por Google. Una magnífica iniciativa que desde aquí animamos a que se generalice pero que, como toda buena idea, ya advertimos de que también tiene algún que otro problema para ser aplicada. Nos referimos, claro está, a Falete…

(Como ustedes comprenderán, cuando alguien que habla de sexo empieza citando a Scarlett Johansson y termina mencionando a Falete, es que necesita de manera imperiosa unas vacaciones. Así que me voy a la playa unos días. Sean felices).

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

15 Ene 2010

Una tarde en Facebook

Escrito por: masclaroagua el 15 Ene 2010 - URL Permanente

Mi amiga Laura (de Santa Fe, Argentina), como ayer por la tarde no tenía cosa mejor con qué entretenerse, hizo una consulta a la Pitonisa de Facebook, que es, como todas las pitonisas, una mezcla entre la bruja Lola (¿se acuerdan de la bruja Lola, la de las velas negras?) y Dolores de Cospedal, que tú ya le puedes preguntar lo que quieras que ella te contestará lo que le dé la gana.

Y mi amiga Laura, en vez de preguntar por su trabajo, por su salud, en fin, por las cosas que se le preguntan a una pitonisa, le preguntó por mí y por mi futuro. Y la pitonisa, que no me conoce de nada, le contestó: “Se enamorará locamente… de un maniquí”.

A los pocos segundos, me saltó la alerta del Messenger avisándome de que tenía un mensaje nuevo. Era la SGAE. Y decía: “Tu futuro se parece mucho al argumento de la novela ‘Los amantes de silicona’ de Javier Tomeo. O pagas por adelantado el canon correspondiente a los derechos de autor o te mandamos a Ramoncín vestido de frac”.

Al momento apareció en la pantalla de mi ordenador el clip de Windows preguntando si necesitaba ayuda. Hay que estar muy desesperado para pedirle ayuda a un clip, pero yo lo estaba y le dije que vale, que “aceptar”, y tecleé “amantes” y “silicona” para ver en qué lío me estaba metiendo.

El clip, que no está preparado para términos más complejos que “Guardar documentos” o “Poner negritas”, se hizo el loco y volvió a mostrarme su mensaje, esta vez sin interrogaciones: “Necesitas ayuda”.

Y él sí que fue pitoniso. Porque, cinco segundos más tarde, llamaba a mi puerta mi cuñado.

Siguiendo su costumbre de obviar el preceptivo y educado “buenas tardes”, me espetó:

“Necesito nueve mil euros”

“¿Qué has hecho?”, pregunté más por inercia que por curiosidad.

“Me he enamorado…”

Del bolsillo de su chaqueta sacó un trozo de periódico arrugado en el que aparecía, a cuatro columnas, la noticia de la presentación de Roxxxy, el último grito en muñecas hinchables construido con tecnología de robot.

Tentado estuve de mandarle un mensaje a Laura diciéndole que lo de la pitonisa del Facebook era un timo, que hay que ser muy poco profesional para confundirme a mí (¡precisamente a mí!) con mi cuñado y que me daba de baja del invento ese. Pero no. Al final, opté por algo más sencillo: irme al bar de abajo, donde tú le preguntas a un camarero por Facebook y te contesta: “Ni me suena. Aquí, el Pampero y el Brugal de toda la vida”. Y pedí Brugal. Mucho.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

10 Dic 2009

El próximo Premio Nobel de la Paz podría ser para… ¡¡¡Internet!!!

Escrito por: masclaroagua el 10 Dic 2009 - URL Permanente

Parece increíble pero, leyendo la prensa, he encontrado una noticia en la sección de Internacional en la que no está enmarronado Moratinos. Habla de un grupo de científicos, activistas y artistas que está promoviendo un manifiesto en el que se reclama que el próximo Premio Nobel de la Paz no recaiga en una persona concreta sino en… ¡¡¡Internet!!! Después de lo de Obama es que ya vale todo…

Alegan los promotores de la iniciativa que Internet es “un lugar interminable de personas conectadas. Hombres y mujeres de cualquier lugar (…) entrelazados los unos con los otros”. Y ahí ya tenemos el primer problema. “Por esa regla de tres”, ha declarado el dueño de un conocido local de alterne de carretera, “que se lo den a mi establecimiento, que tiene fama de organizar las mejores orgías que se conocen”.

Y tendremos otro problema cuando, una vez concedido el galardón, haya que designar a la persona encargada de recogerlo en la ceremonia de la Academia sueca. ¿A quién van a llamar? ¿Al clip de Windows? ¿Al señor McAfee? ¿A Enjuto Mojamuto?...

Entre los promotores de esta iniciativa se encuentran los editores de la revista Wired de varios países, el diseñador de moda Giorgio Armani y la activista Shirin Ebadi, que ya recibió el premio en 2003. No había visto una mezcla tan rara de gente apoyando entusiasmada la misma propuesta desde que Ramoncín anunció que se retiraba de la música…

En todo caso, a mí me siguen surgiendo serias dudas al respecto…

Dicen los organizadores que Internet es una “herramienta de paz”. Sin embargo, si tú tecleas en el buscador de Google la palabra “paz”, te encontrarás con un resultado de 26,3 millones de entradas; y si repites la misma operación con la palabra “guerra”, el resultado es de 30,2 millones. Por tanto, si Internet es una “herramienta de paz”, con mayor motivo es una “herramienta de guerra”…

Y voy más allá. Si te dedicas a analizar, aunque sea por encima, cuáles son en concreto esos resultados que Google ha localizado, llegarás a la misma conclusión que yo: Internet es una magnífica herramienta para encontrar páginas tanto de Paz Vega como de Vida Guerra. Así que, señores de la Academia, ya saben a quién llamar para hacerle entrega del galardón. De nada.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

22 Nov 2009

El libro electrónico, ese gran desconocido…

Escrito por: masclaroagua el 22 Nov 2009 - URL Permanente

La semana pasada mi cuñado se compró un ebook, o sea, un libro electrónico. Como él dice, un “ibu”. Hasta hace, como quien dice, cuatro días, mi cuñado pensaba que un “ibu” era un personaje de La Guerra de las Galaxias. Cuando se enteró de que era un cacharro con el que podía leer el Marca, no dudó en comprárselo.

“Así, además de leer la crónica de los partidos, como tiene pantalla podré ver la repetición de las jugadas más interesantes, ¿no?”…

Hay veces que no si pensar que mi cuñado es muy tonto o un adelantado a su tiempo…

El caso es que se lo compró y, como no podía ser de otra manera, el sábado vino a mi casa a pedirme ayuda. A pedirme ayuda y una copita de ron Pálido de Motril, no necesariamente por ese orden…

“Es que el libro de instrucciones del ibu este es muy gordo… A ver si tú me lo explicas…”, me dijo mientras se abalanzaba contra mi mueble bar.

“No te preocupes, tengo lo que necesitas”, le contesté. Y le largué el prospecto del ibuprofeno aclarándole que “profeno”, en latín, significa “resumen”.

Tras dos copas de ron y de salir de su asombro al leer que su libro electrónico era un antiinflamatorio ideal para los dolores de cabeza, musculares y menstruales, me pidió que le dijera cómo meter los diarios deportivos en aquel cacharro. Le sugerí que entrara en la web de Amazon y buscara allí lo que quisiera descargarse.

Sería su tendencia natural o su torpeza a la hora de mover los dedos… El caso es que, en vez de en Amazon, entró en la página de “amazonas puntocom” y el ibu se le llenó de tetas y culos. No he visto tantas mujeres desnudas en un espacio tan pequeño desde que Berlusconi celebró su cumpleaños en Andorra…

“Y ahora ¿qué hago?”, me preguntó entre la angustia y la lascivia mientras se servía otra copa de mi ron.

“De momento, dejar de beber. Y luego, lo que hace todo el mundo: buscar la ayuda del clip de Windows”…

Me miró como si se hubiera acercado alguien a preguntarle qué es un acelerador de partículas en esperanto…

“Bueno, vale. Pues vuelve a la tienda donde compraste el cacharro y pide el ibu de reclamaciones”…

Y allá que se fue. Y mi mueble bar respiró aliviado…

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

16 Dic 2008

La muerte de la prensa escrita

Escrito por: masclaroagua el 16 Dic 2008 - URL Permanente

Hace unos días, en el Facebook (en castellano, Caralibro), que es una cosa muy útil para perder el tiempo, me uní a la causa “Don’t let newspapers die”, o sea, que no permitas que se mueran los periódicos. Ante la disyuntiva de tener que hacerle un boca a boca a Pedro J. o acercarme a un kiosco (con el frío que hace en la calle) a comprar un ejemplar que iba a estar caducado en menos de veinticuatro horas, opté por quedarme en casa, adherirme a la causa para tener la conciencia tranquila y leer los periódicos por Internet.

Vale que si los periódicos desaparecen de nuestras vidas lo vamos a tener chungo para envolver el bocata con el portátil… Vale que éstos, los portátiles, por muy ligeros que los hagan ahora, son un incordio a la hora de llevártelos al baño como imprescindible lectura de compañía… Vale que si la prensa escrita se hunde es posible que tengamos que sufrir la desagradable visión de Luis Mª Anson subido a una columna en la calle haciendo públicas sus agudas ocurrencias… Vale que no hay manera de hacer un sudoku en condiciones en la pantalla del móvil…

Todo eso está muy bien, pero… ¿Podemos extender cinco periódicos en la mesa de nuestro despacho sin que nos llamen la atención? Si los leemos en el ordenador parecerá incluso que estamos trabajando… ¿Nos quedamos satisfechos con la fotografía de la maciza que publica el AS en su contraportada? En el ordenador podemos tener fácil acceso a todo su book y al de sus compañeras de piso con la inestimable y sencilla ayuda de Google… ¿Quién necesita resolver un sudoku con la cantidad de juegos gratuitos que te encuentras por la red?... ¿Qué necesidad tenemos de mancharnos los dedos de tinta negra pudiendo acariciar con nuestra mano un suave y ergonómico ratoncito?… Y todavía más: si tu cuñado tiene la deplorable costumbre de robarte el periódico incluso mientras tú lo estás leyendo, ¿será capaz de hacer lo mismo con una pesada y aparatosa CPU? (no hablo de mi cuñado, que sí, es capaz; hablo en general)…

Y que conste que todo este discurso es fruto de una madura y profunda reflexión… Y que en ella no ha tenido nada que ver, repito, nada que ver, el hecho de que Andoni, mi amigo kiosquero de toda la vida, no me haya reservado esta semana el coleccionable de “figuritas de porcelana en traje regional con accesorios elaborados en fino cristal presentados en exclusiva cajita diseñada por Calatrava, coloreada por Barceló y firmada por los jugadores de la Ponferradina” que regala los sábados uno de los cinco periódicos que religiosamente le compraba todos los fines de semana… Hasta hoy.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

04 Dic 2008

La crisis ha llegado a Google

Escrito por: masclaroagua el 04 Dic 2008 - URL Permanente

¿Saben ustedes el botón ese que hay en el buscador de Google y que dice “Voy a tener suerte”? Pues olvídense de él. Tiene los días contados. La crisis también ha llegado a Google y la empresa está pasando del “voy a tener suerte” al “voy a tener que recortar gastos”. De hecho, si usted busca la palabra “crisis” en Google, le salen algo así como 193 millones de enlaces. Sin embargo, si busca “suerte”, la cantidad se reduce a 53 millones.

Tan grave es la cosa que, a partir de ahora, cualquier búsqueda que requiera más de quince segundos hará que aparezca en su pantalla un mensaje diciendo: “404 Error. Búsquelo usted mismo, que no estamos para dispendios”. Y el clip de Windows, en la parte inferior derecha, muerto de risa: “¿Le han dejado con el culo al aire? ¿Puedo ayudarle en algo? Pues ahora no me apetece”… Tanto tiempo despreciándole, tantas veces haciéndole desaparecer con el comando “cancelar”, que ahora se toma la venganza por su mano… por su alambre… bueno, que pasa de nosotros…

Parece ser que los trabajadores de Google, que son los primeros en encontrar cosas, hasta sitio para aparcar en el centro, van a ver recortadas muchas de las ventajas de las que disfrutaban hasta ahora. Por ejemplo, les han suprimido el té. No, así no; con exclamaciones: ¡¡¡Les han suprimido el té!!! Eso es infrahumano, por favor… Hasta ahora disponían de un servicio de catering 24 horas con comidas y bebidas calientes y parece que eso también empieza a desaparecer y tienen que hacer colas para pillar el desayuno… ¡¡¡Tienen que hacer colas para desayunar!!! Y eso de que cada uno se administre su tiempo de trabajo como quiera, pudiendo elegir entre sentarse frente al ordenador o disfrutar de una sesión de relax en el spa de la empresa, pues como que también se va a revisar… ¡¡¡Van a tener que cumplir un horario de trabajo!!!...

A la vista de estos desmanes empresariales, los trabajadores de Google han decidido llevar a cabo una serie de acciones de protesta, las cuales repercutirán negativamente en… Exacto, en el usuario. O sea, en usted. Para empezar, si usted quiere encontrar páginas web de Pamela Anderson desnuda, el buscador sólo le mostrará direcciones de Belén Esteban. Si usted quiere ver en Google Map cómo se llega a la Milla de Oro de Madrid desde el aeropuerto, el buscador le dará un rodeo por las chabolas del extrarradio. Y si usted (esto lo hemos hecho todos) tiene curiosidad por ver si su nombre sale en alguna página web, ya puede pinchar el botón “Voy a tener suerte” y rezar lo que sepa porque, si depende de los trabajadores de Google, puede aparecer en morososconHacienda.com, queascodepies.es o, lo que es mucho peor, directamente en la Papelera de Reciclaje. Y a ver luego cómo explica en casa que los arañazos en el cuello se los ha hecho el clip de Windows…

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

29 Oct 2008

Que inventen ellos, que a mí me da la risa

Escrito por: masclaroagua el 29 Oct 2008 - URL Permanente

En Japón, el país donde para ligar se hacen la pregunta “¿inventas o haces fotos?”, se acaba de presentar el último grito en robots. Se trata de una máquina que realiza todas las tareas de la casa: barrer, poner una lavadora, servir el café, etc… A primera vista, parece la máquina perfecta para el hogar… pero tiene un defecto: su batería sólo tiene un aguante de una hora. O sea, que en vez de un robot acaban de inventar un marido.

(Nota de última hora: me entero por un teletipo de agencias que, entre las habilidades del robot, está la de aprender de sus propios errores… Así que el chiste anterior del marido ya no me sirve).

A pesar de que todavía es un prototipo, yo ya he encargado el mío. Si este artefacto es capaz de poner lavadoras y de barrer la casa, me interesa. Aunque sólo dure una hora, ya va a hacer más que yo en toda una semana… Qué quieren que les diga. Uno, que es un sentimental… Las pelusas se me van acumulando debajo del sofá, van cogiendo cuerpo, crecen y acaban pareciéndose a una mascota. Hasta les pongo nombre y todo… Lo malo es que no me traen el periódico y las zapatillas… ¡Pero para eso ya tendré al robot!...

Por su parte, Google, que es una página web que no sólo busca páginas de mujeres desnudas, a ver si nos vamos enterando, chavales, acaba de presentar una nueva aplicación: el Street View. Se trata de un complemento del Google Maps gracias al cual puedes circular por las calles de una ciudad sin moverte de casa. Parece ser que en Sevilla ya han hecho una colecta para regalarle uno a Farruquito.

Se trata de un elaborado montaje de fotografías de 360 grados de alta resolución. Tan alta que, si amplias las imágenes, eres capaz de ver hasta el rostro de los transeúntes. No obstante, si hacen la prueba verán que éstos aparecen difuminados. Y es que parece ser que algunos eran tan feos que podrían confundirse con spams…

Y hablando de spams… Mi cuñado ya ha probado el invento… Ha entrado en Google Map, ha seleccionado su calle, con el Street View ha ido a la entrada del bingo que tiene al lado de su portal, ha pinchado en “Voy a tener suerte”… y le ha salido el clip de Windows descojonándose de la risa…

Desde aquí hago un llamamiento a los japoneses para que se dejen de tonterías y se pongan ya mismo a inventar un robot que sustituya a los cuñados. Y no importa que sólo tengan una hora de batería, de verdad…

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Sobre este blog

Avatar de masclaroagua

Más claro, agua

EDUARDO CRUZ

Aunque nacido en Miranda de Ebro, en su ficha de empadronamiento figuran ciudades como Bilbao, Madrid y Sevilla, donde reside actualmente.

Tras recibir de manera incomprensible un título de licenciado por la Universidad de Deusto allá por el año 90, no le quedó más remedio que buscar un trabajo con el que poder subvencionarse los vicios, encontrando algo más o menos digno en Madrid como coordinador de una asociación cultural entre España y Estados Unidos. Allí, sus mayores logros fueron no mejorar un ápice su nivel de inglés, editar una revista de periodicidad aleatoria y escribir y dirigir la obra “No duerme nadie por el cielo”, inspirada en el “Poeta en Nueva York” de un tal Federico García.

Su mayor obsesión siempre ha sido la Comunicación, hasta el punto de dejar descolgado el teléfono de su casa para que digan de él que “está comunicando”. Por eso se trasladó a Sevilla para trabajar en prensa escrita (“Sevilla Información”, un diario que cerró) y radio (“Andalucía Abierta Radio – Radio Intereconomía”, que también cerró). Aunque sigue vinculado profesionalmente al sector de la comunicación, por razones obvias elude cualquier comentario sobre su actual ubicación laboral, no sea que se extienda su fama de gafe.

Lee cinco periódicos al día. Y no por estar bien informado, sino porque no se fía ni de las soluciones del sudoku.

ver perfil »

Fans

  • madrid-idiomas
  • patricio simó gisbert
  • santoscatarroja

Ídolos

  • maud
  • blasftome
  • Torpedero Tucumán
  • frasier
  • aránzazu
  • Lita Gomez
  • A.R. (Tucho) Novoa

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):