19 Oct 2009

Racismo, Discriminación Racial, Xenofobia y Formas Conexas de Intolerancia en la Educación: El Caso de los Niños y las Niñas de Ascendencia Haitiana en la República Dominicana

Escrito por: matero11 el 19 Oct 2009 - URL Permanente

POR ESPACINSULAR/REPUBLICA DOMINICANA



SANTO DOMINGO, República Dominicana, 9 de octubre de 2009.- La Declaración y el Programa de Acción de Durban, adoptados por consenso en la Conferencia Mundial Contra el Racismo llevada a cabo en el año 2001 en Sudáfrica, realizaron recomendaciones claves en la esfera de la educación: (1) la necesidad de garantizar el acceso y la inclusión de todos los niños y niñas y de todas las personas adultas a una educación de calidad, eliminando los factores intraescolares y extraescolares que obstaculizan el acceso y la concurrencia a las instancias educativas, así como el éxito de las mismas; (2) enseñar y comunicar de forma plena, precisa y objetiva la historia, la cultura y las contribuciones de todas las diversas poblaciones; (3) garantizar las oportunidades de aprendizaje en lengua materna para las poblaciones indígenas y (4) educación en Derechos Humanos.



Siete años más tarde se observa que la mayoría de estas recomendaciones no fueron atendidas. El racismo, la discriminación racial, la xenofobia y las formas conexas de intolerancia aún son endémicos en los sistemas educativos, produciendo severas desigualdades en el acceso y la retención escolar, así como la persistencia de procesos intraescolares que violan de forma directa los principios de dignidad y derechos humanos.

Violación del derecho a la educación de niños y niñas de ascendencia haitiana en la República Dominicana

La aplicación discriminatoria de la Ley General de Migración Nº 285-04 de la República Dominicana niega a todos los niños y las niñas dominicanos/ as de ascendencia haitiana su derecho a la nacionalidad, al definir a todas las personas “no residentes” como personas “en tránsito” y mediante la creación de un sistema especial de “registro” para declarar el nacimiento de aquellos niños y niñas de madres indocumentadas. Esto contraviene directamente el Artículo 11 de la Constitución de la República Dominicana que establece que son dominicanas “todas aquellas personas que nacieren en el territorio de la República, con excepción de los hijos legítimos de los extranjeros residentes en el país en representación diplomática o los que estén en tránsito en él” y de forma retroactiva, tal como informaron los Relatores Especiales en su visita a la República Dominicana en el año 2007.

El informe sombra del año 2008 presentado ante el Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial confirmó los efectos discriminatorios de las políticas de gobierno, encontrando que las niñas y los niños dominicanos de ascendencia haitiana no reciben partidas de nacimiento adecuadas ni cédulas de identidad adecuadas, sin acceder tampoco a la posibilidad de matricularse en las escuelas. De este modo, sin la debida documentación “las comunidades haitianas y sus descendientes [en la República Dominicana] no tienen virtualmente acceso a…la educación.”

El Comité sobre la Eliminación de la Discriminación Racial (CERD) “recomienda firmemente que el Estado adopte medidas apropiadas para garantizar el respeto del principio de no-discriminación en el acceso de menores a la nacionalidad1 ” y “certificados de nacimiento”2, haciendo hincapié sobre la “relación entre la inscripción de los nacimientos y la capacidad de los hijos para el disfrute de […] [otros] derechos, en particular la educación y la salud”3. A nivel regional, el fallo dispuesto por la Corte Interamericana de Derechos Humanos relativo al caso Niñas Yean and Bosico la República Dominicana determinó que el gobierno dominicano había violado los Artículos 3 (derecho al reconocimiento de la personalidad jurídica), 5 (derecho a la integridad personal), 18 (derecho al nombre), 19 (derechos del niño), 20 (derecho a la nacionalidad), y 24 (igualdad ante la ley) de la Convención Interamericana sobre Derechos Humanos y debería asegurar el acceso igualitario a partidas de nacimiento y matriculación escolar para todos los niños y las niñas del país.4 El gobierno de la República Dominicana está incurriendo en una violación del derecho a la educación de niñas y niños dominicanos de ascendencia haitiana al hacer que la educación no se encuentre asequible (disponible) sobre la base de la igualdad de oportunidades, al no hacerla accesible cuando discrimina sobre la base de la ascendencia, por no hacerla aceptable al brindar una educación discriminatoria de inferior calidad a niñas y niños dominicanos de ascendencia haitiana, y al no hacerla adaptable cuando no respeta, protege ni cumple con los derechos de niñas y niños y de las minorías.

Legislación Internacional

El principio de igualdad ante la ley y de nodiscriminación está consagrado en toda la legislación internacional sobre Derechos Humanos. “La educación debe ser accesible a todos de hecho y de derecho, sin discriminación. La prohibición contra la discriminación no está supeditada ni a una implantación gradual ni a la disponibilidad de recursos”, enuncia la Observación General Nº 13 del Comité sobre Derechos Económicos, Sociales y Culturales. De acuerdo a la legislación internacional sobre derechos humanos en relación a la educación y la no-discriminación (CERD, art. 5; ICESCR art. 13 y 14; CRC art. 28 y 29; art. 26 de la Convención Interamericana sobre Derechos Humanos; y art. 13 del Protocolo de San Salvador), las obligaciones del gobierno relativas al derecho a la educación pueden enmarcarse en el sistema de las “cuatro As”: Asequibilidad (Disponibilidad), Accesibilidad, Aceptabilidad y Adaptabilidad

Recomendaciones

La Declaración y el Plan de Acción de Durban deben ser reafi rmados y los Estados deben garantizar su inmediata implementación;

• Los Estados deben reconocer la persistencia del racismo y las múltiples discriminaciones dentro del sistema educativo e implementar por lo tanto una legislación apropiada y políticas de acción afi rmativa con el fi n de enfrentar el problema;

• La legislación, las políticas y los programas nacionales y locales deben implementar planes de estudio basados en el reconocimiento y la valoración de la diferencia y en los principios de la educación en derechos humanos, y debe reconocerse asimismo el rol central que puede jugar la educación en el combate contra el racismo y la discriminación;

• Los Estados deben ratifi car inmediatamente los acuerdos internacionales relativos a la lucha contra el racismo y la discriminación en la educación. Subrayamos la importancia de la ratifi cación universal del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (1966) y de su Protocolo Opcional, aprobado en diciembre de 2008 por la Asamblea General de Naciones Unidas. Hacemos también un llamado a los Estados para que lleven a cabo la ratifi cación universal de la Convención Relativa a la Lucha Contra las Discriminaciones en la Esfera de la Enseñanza de la UNESCO (1960).

Referencias

1 CERD/C/DOM/CO/12 at § 14. 16 de mayo de 2008

2 CERD/C/DOM/CO/12 at § 15. 16 de mayo de 2008

3 Id.

4 Caso Yean & Bosico, 2005. Corte Interamericana de Derechos Humanos. (ser.C) No. 130, (Sept. 8, 2005).


Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Escribe tu comentario


Si prefieres firmar con tu avatar, haz login
Inserta un emoticono

Sobre este blog

Avatar de matero11

ENBLANCOYNEGRO

ver perfil »

Amigos

  • admin-elpais

Fans

Ídolos

  • angella-amaral

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

Flickr

Oops! Este módulo parece que todavía está sin configurar..