09 Ago 2014

Fort xcv34

Escrito por: merhum el 09 Ago 2014 - URL Permanente

Fort xcv34 era un robot que enseñaba a los hombres a vivir en paz. Esa era la misión para la que había sido construido por Pieter van Hallen. Miles de copias del mismo habían sido llevados a escuelas de todo el mundo y los chicos le adoraban. Su filosofía del pacifismo y la no violencia había sido practicada por millones de hombres en todo el mundo seguidores de un tal Mahatma Gandhi que vivió en el siglo I antes de la Gran Crisis. Luego vinieron décadas en las que los países más poderosos del mundo vieron como sus sociedades se desmoronaban y los conflictos sociales se sucedían por todo el planeta. La degradación moral, la pobreza, el hambre, la falta de respuestas de los gobiernos democráticos a los ciudadanos se extendió de tal modo que hacia el 2050 en el mundo reinaba la anarquía. Fue entonces cuando las guerras comenzaron a extenderse, pero eran guerras entre vecinos, por la supervivencia. Van Hallen era un chico con inquietudes; leyendo un libro antiguo encontró uno sobre robótica de principios del siglo XXI y se entusiasmó con aquellos antiguos robots que se construyeron para ayudar al hombre. Entonces tuvo una idea: inventar un robot que ayudara a la humanidad a reconducir su camino, que les ayudara a ser buenas personas, que se amaran los unos a los otros y así se acabarían las guerras. Se puso manos a la obra y en un año consiguió tener un prototipo. Ahora venía el gran problema, es decir, conseguir que alguna de las pocas empresas de alta tecnología que quedaban en el viejo Silicon Valley se interesara por su invento. Tuvo suerte y hubo dos empresas que se interesaron por el robot. No cabía duda que les interesaba que el mundo viviera en paz, porque en un mundo en paz sería más fácil hacer negocios y volvería a triunfar el neoliberalismo económico. Se unieron ambas empresas y decidieron ponerse en contacto con la agencia espacial poníendose en marcha el proyecto de fabricación de centenares, miles de robots fort xcv34. En menos de cinco años volvieron a florecer los estados neoliberales, las ciudades recobraron su antiguo esplendor, las gentes eran felices y una nueva sociedad de consumo se extendió por todo el mundo. Safe Creative #1206091782835

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

04 Ago 2014

El goteo

Escrito por: merhum el 04 Ago 2014 - URL Permanente

Estaba observando la gota de agua que caía continuamente del grifo cerrado. Mañana llamaría al fontanero. El constante goteo le impedía concentrarse en su obra; así llevaba varios días en los que apenas había escrito unas líneas. Lo mejor sería irse a dormir; mañana vendría el fontanero, arreglaría ese goteo impertinente y podría escribir. Pronto se quedó profundamente dormido; en el pequeño estudio solo se oía el goteo incesante del grifo y los ronquidos de Eduardo. Sin embargo se despertó, miró el reloj ¡eran las cuatro de la mañana! El sonido de las gotas se magnificaba en la noche o eso le parecía. Se levantó, encendió la luz y se dirigió al fregadero. Estaba mirando el grifo mientras intentaba buscar una solución para que el ruido se redujese y poder seguir durmiendo; cogió un paño de cocina, lo liaría alrededor del grifo y ya no caería la gota directamente al fregadero sino que empaparía el paño...Se acercó al grifo y vió cómo se formaba la gota antes de caer; siguió mirándola, esta era una gota diferente pues por momentos crecía, crecía tanto que pronto chocó contra su cuerpo, era más grande que él y seguía creciendo hasta que se encontró dentro de aquella gigantesca gota de agua. Por un instante, se mareó, sintió que sus piernas no le obedecían y se abandonó; luego abrió los ojos, estaba empapado, miró a su alrededor, era de día pero, ¿dónde estaba? No recordaba haber estado antes en ese lugar. En un cielo rojo brillaban dos soles anaranjados, se hallaba en la ribera de un río, pegasos y centauros pastaban por doquier. Se encaminó hacia una cabaña cercana para preguntar en qué lugar estaba e informarse sobre qué había ocurrido. Le dolía la cabeza, las piernas le pesaban. Un espantoso ruido le hizo dar un brinco y cayó en un agujero muy profundo, quizás era un pozo, fue cayendo a gran velocidad mientras se golpeaba con las paredes, hasta que chocó de forma brutal con el fondo y se encontró ¡en el suelo de su estudio!, se había caído de la cama. Solo había sido una pesadilla. Eran las ocho de la mañana, llamaría al fontanero. mmhr/2014

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

30 Jul 2014

El viejo cenicero

Escrito por: merhum el 30 Jul 2014 - URL Permanente

Sonrió estúpidamente como solo ella sabía hacer, bajó la cabeza, se quitó un mechón de pelo de la cara, cogió un cigarrillo, lo encendió e inmediatamente lo aplastó en el cenicero. Ahora que lo recuerdo, era el cenicero de Cinzano, ¿os acordáis? sí, aquel triangular dorado con el nombre del vermut en los lados que todo el mundo tenía en su mesa. ¡Cómo apestaba! Siempre lleno de colillas asquerosas…Aquel repugnante olor impregnaba la casa, el sofá, las cortinas, la negra melena…Se fue de viaje y, por una semana, su pitituaria agradeció el olor del mar, las rosas, la crema hidratante, e incluso el de las pescaderías del mercado de aquel pueblo de pescadores, hoy olvidado en el fondo de su memoria. De regreso en el tren decidió cambiar de hábito, de casa y así lo hizo. Ya no más humo en sus pulmones, ni cenicero de Cinzano, ni colillas apestosas, ni dedos amarillos. En su nueva casa cultivó rosas, jazmín y albahaca cuyos aromas la envolvían. Hoy, no sabe cómo llegó ese cigarrillo a sus manos, quién se lo dió o porqué lo encendió mientras lo sostenía con sus labios temblorosos; hoy sabe que ha ganado a su adicción al aplastarlo en el cenicero ¿el cenicero de Cinzano? No podía ser, nunca lo llevó a la nueva casa; lo miró notando que era el mismo, aquel viejo cenicero que tiró junto a otros muchos objetos cuando preparaba la mudanza. Lo volvió a mirar y ¡oh! Se había desplazado en la mesa acercándose hacia dónde estaba ella y sobre él había un cigarrillo recién encendido y manchado de carmín, un carmín del tono que ella llevaba. ¡Por Dios! ¿Acaso se estaba volviendo loca? Alargó su mano con la intención de coger el cenicero para deshacerse de él pero, el humo del cigarrillo despertó la ansiedad dormida y pudo más que su voluntad, lo cogió dándole una profunda calada y ¡ahí empezó de nuevo su dependencia! Su mente se enturbió y olvidó todo lo ganado en los últimos meses; mientras apuraba el cigarrillo, le pareció ver que el cenicero cobraba vida convirtiéndose en un ser animado cuyos ojos diabólicos la miraban mientras reía de un modo siniestro. mmhr/2014

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

29 May 2014

Lo mejor para ella

Escrito por: merhum el 29 May 2014 - URL Permanente

Lleva la boquita pintada de rojo pasión formando un corazón; su larga y abundante cabellera forma una cascada de bucles que no dejan de subir y bajar con su movimiento; va enjoyada exageradamente; se contonea subida en unas sandalias de tacones altísimos desde los cuales parece que va a caer al abismo de la pasarela; sonríe, ingenua, guiñando un ojo al pasar ante la mesa del jurado; desde el backstage una señora le hace señas animándola y la recibe tras el desfile: "Nena, creo que necesitas un lifting, y tu cintura hay que estrecharla. Llamaré al doctor para que te intervenga antes del próximo concurso ¡el Nacional!"

Tiene solo cinco añitos; le gusta complacer a su madre, sabe que esta solo quiere lo mejor para ella: ganar el concurso de Miss Universo infantil y a partir de ahí ¿quién sabe?

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

02 Abr 2014

La paz

Escrito por: merhum el 02 Abr 2014 - URL Permanente

Por primera vez en su vida le invadía una sensación de calma, serenidad, paz infinita...Un bienestar espiritual al que había llegado desde el sufrimiento, el dolor, la búsqueda de la felicidad a través de tantos años. Se preguntó qué hacer para no perderlo; no podía, no quería ni imaginar la vuelta atrás al estrés, al conflicto diario. No tenía ni idea de cómo lo haría; tal vez tendría que retirarse del mundanal ruido, hacerse ermitaño no estaba en su mente. Sólo sabía que quería seguir así de bien, con la mente despejada, libre, abierta, en paz consigo mismo y con el mundo. mmhr/2014.
Foto: mmhr (embalse del Tranco de Beas, P. N. de las sierras de Cazorla, Segura y las Villas. Jaén, Andalucía, España). 2010

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

03 Sep 2013

Life, internet, news, blogs...SPAM!

Escrito por: merhum el 03 Sep 2013 - URL Permanente

A seasoned officer told me last Sunday "The comunidad is very subversive". So, the officer asked his boss "can I bomb with spam, please". Of course, my slave -said the boss- but you always see lo que no hay, porras. Then the officer and the bold helper filled the comu with their blogs, their shits, their spam blogs. I don't undertand anything, vamos ni una papa (like we say for here). I have a dream, dream, dreaaammmmmmmm: no more spam. What? How? You made me feel very happy, but you have no idea. Please, honey thinks a little. Everybody, everyone of communers should post all they can. I see, darling. I'll edit a few posts and the friends too...Post you soon! Bye, bye.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

El cambio (XI)

Escrito por: merhum el 03 Sep 2013 - URL Permanente

Capítulo XI

En España estuvo poco tiempo pero suficiente. Suficiente para finiquitar su actividad en el bufete y encargar a una agencia el alquiler de su casa. No tenía pensado asentarse en ningún lugar y, ahora que el crudo invierno había llegado, decidió que lo mejor sería buscar un destino cálido en el hemisferio sur. Siempre había querido conocer Australia y Nueva Zelanda, también le atraía…Demasiado lejos, pensó, pero, lejos ¿de qué o quién? Ningún lugar le retenía; nadie, excepto el sr. Wilcox le había pedido que se quedara en algún lugar. Se había entregado a su profesión durante años y atrás fueron quedando amigos y algún que otro novio. Era extraño pensar que un anciano al que había conocido hacía pocos meses se mostrara ante ella tan familiar… ¿América del sur? ¿Centroamérica? Poco a poco se fue adormeciendo hasta entrar en un profundo sueño.
Se despertó temprano, aún no había amanecido, y recordó Praga. Una estancia interrumpida por la desaparición de Mr. Wilcox. Una sonrisa se esbozó en su rostro. ¿Por qué no? Praga estaba bien, muy bien, y que más daba que hiciera mucho frío en invierno; además estaba acostumbrada al frío de Madrid.
Esta vez fue a una agencia e hizo la reserva: billete solo de ida (la empleada insistía en que le saldría más barato el billete de ida y vuelta, pero es que no lo necesitaría). Tenía una semana por delante y esta vez sí preparó equipaje, facturando varias maletas.
La navidad es un tiempo en el que en muchas ciudades europeas se crea una atmósfera especial. Los mercadillos atraen a miles de personas que desafiando el frío se pasean por ellos buscando artículos decorativos, regalos, etc. La iluminación alegra las calles del centro e invita a pasear por ellas, bien abrigados, por supuesto. En Praga es famoso el ambiente navideño y, sobre todo, la noche de fin de año en la que se lanzan fuegos artificiales y la gente brinda en las calles por el año nuevo.
Laura se instaló en otro hotel pues no guardaba un buen recuerdo del anterior. El día de navidad era para ella un día más, hacía mucho que no lo celebraba. Praga era una ciudad gélida y la temperatura máxima era de 2 ó 3º. Se dedicó a hacer turismo y visitar aquellos monumentos de los que tanto había oído hablar. El día treinta y uno cuando estaba tomando café en un céntrico establecimiento, viendo a la gente pasar llenas de paquetes, alegres, a pesar del frío glacial que enrojecía sus caras, pensó que debía celebrar el Año Nuevo. En el hotel había una cena, muy formal como era de imaginar, pero iría aunque estuviera sola.
Volvió al hotel y se dirigió a la peluquería. Tres horas después salió bastante transformada y subió a su habitación. Eligió un vestido negro, muy apropiado, y bajó al salón en el que se celebraba la cena de fin de año. Una orquesta tocaba unos compases y muchas mesas estaban ya ocupadas. El maitre la acompañó a la suya. Todo el salón estaba profusamente decorado, en exceso, pensó. La cena era exquisita. En un momento dado, tras la cena, comenzaron a servir champán y de una de las mesas cercanas se levantó una señora dirigiéndose hacia ella. Cuando llegó a su mesa, la saludó y la invitó a unirse a su grupo, diciéndole en un fluido inglés que no era noche para estar sola. Aceptó agradecida.
Los fuegos artificiales desde el barco

El grupo, formado por unas diez personas, había llegado el día antes procedente de Roma. Eran turistas alemanes. Se presentaron y le dijeron que querían ir a ver los fuegos artificiales e iniciar el Año Nuevo en la Plaza de la Ciudad Vieja; una pareja comentó que el recepcionista le había dicho que otra opción era pasear por el río Moldava en un barco de vapor y ver desde él los fuegos. Se decidieron por esto último. Pidieron información y uno de los camareros les dijo que les podía conseguir plazas en un barco…

Bien abrigados se fueron hacia el puerto y allí embarcaron. También allí había orquesta. Bailaron, bebieron, siguieron bailando y bebiendo. La noche se consumía y Laura se estaba divirtiendo mucho. Hacía mucho que no lo pasaba tan bien; ver el espectáculo de los fuegos desde el barco fue una buena decisión y aceptar la invitación de los alemanes fue lo mejor que pudo hacer pues formaban un grupo alegre y bullanguero, con muchas ganas de fiesta. Nunca olvidaría esta entrada de año, pensó.
Varios días después paseaba por la Ciudad Vieja cuando oyó que alguien la llamaba.
-¡Srta. Vaz! ¡Srta. Vaz!
Se volvió y se encontró de cara con el inspector Nováck.
Calle bajo el puente (gentileza de gloriainfinita)

-¿Qué tal está srta. Vaz? ¿Cómo es que está de nuevo en Praga? No vaya a pensar que me molesta, en realidad, me gusta haberla encontrado.

- Hola, inspector Nováck. ¡Qué casualidad! Estoy bien, gracias. He vuelto porque en mi primer viaje no tuve la oportunidad de conocer bien esta preciosa ciudad.
No le había hecho ninguna gracia este encuentro.
-¿Está sola? ¿Se aloja en el mismo hotel?
-Pero, bueno, sr. Inspector ¿va a interrogarme?
-No, ¡por Dios! Desde luego que no. No tengo motivos –dijo, esbozando una sonrisa – Permítame invitarla a un café, por favor.
- Bien, si viene en son de paz, se lo acepto –contestó Laura.
Se dirigieron a un café cercano. Mientras se tomaban el café, el inspector le preguntó por el sr. Wilcox y Laura le explicó que estaba perfectamente y cambió la conversación. Él le preguntó hasta cuando estaría en Praga y Laura le dijo que iba a estar una temporada, que no tenía billete de vuelta, que se había tomado un año sabático (le dijo esto para que no le preguntase más).
Cuando se despedían, el inspector le dijo:
-Unos días después de marcharse fue a la comisaría un americano preguntando por ud.
-¿Por mí? ¿Un americano? –dijo Laura, extrañada.
-Sí. Me dijo que vio su foto en los periódicos cuando apareció Wilcox y que quería ponerse en contacto con ud. Me insistió mucho y le di la dirección del hotel por si allí le podían decir algo sobre ud.
-¡Qué extraño! ¿Quién será?
- Me dejó un sobre con una nota por si ud. volvía o por si yo conseguía contactar con ud. Lo tengo en mi despacho. Puede venir si quiere y se lo doy.
- Gracias. Hoy ya es tarde pero mañana me pasaré si puede ser.
- Por supuesto, srta. Vaz.
Se despidieron y Laura tomó un taxi para ir al hotel. ¿Quién sería ese hombre? Conocía a varios americanos con los que se había relacionado en su trabajo, seguramente sería alguno de ellos. Mañana saldría de dudas. Mmhr (septiembre/2012)

Safe Creative #1209122331491

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

21 Ago 2013

Carrera nocturna

Escrito por: merhum el 21 Ago 2013 - URL Permanente

La Luna llena brillaba iluminando el sendero. Los árboles proyectaban sombras fantasmagóricas a su alrededor. Corrió más deprisa. "Debo apresurarme"- pensó.
Se oyó una lechuza. Siguió corriendo, no podía parar, debía llegar antes que...Un desnivel del camino le hizo dar un traspié, perdió el equilibrio y cayó. Sus pies buscaban el suelo, quería levantarse pero no podía, seguía cayendo a gran velocidad, a una velocidad de vértigo. No recordaba que hubiese ningún precipicio en ese bosque por el que llevaba años paseando. Un fuerte golpe en la espalda le produjo un intenso dolor y gritó. De pronto aparecieron seis lunas y una luz blanquecina lo cubrió todo. Tenía frío, un frío intenso que iba paralizando su cuerpo a gran velocidad. Quiso gritar pero ningún sonido salíó de su garganta. Las lunas fueron desapareciendo hasta que todo quedó oscuro. No podía moverse. Prestó atención, había oído algo como un pitido, ¿un zumbido? ¿Qué podía ser aquello? ¿Había alguien cerca? ¿Por qué no le ayudaba a levantarse? Pudo escuchar unos sonidos metálicos y quiso extender su brazo para agarrarse, no sabía muy bien a qué, pero necesitaba levantarse y seguir corriendo, no podía quedarse en el bosque. ¿Dónde estaba la luna llena? Todo estaba envuelto en la oscuridad. Pasos, sí, ¡por fin alguien se acercaba! "Menos mal - pensó- me verá en el suelo y me ayudará a levantarme. Pero ¿qué es esto? ¿Por qué me han tapado el rostro?". Oyó como los pasos se alejaban y trás ellos una puerta se cerró y entonces supo que ya NO podría correr más. mmhr/2012
Safe Creative #1207021900022

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

20 Ago 2013

Verano

Escrito por: merhum el 20 Ago 2013 - URL Permanente

Calor, tedio, cansancio, inapetencia, pesadez...Tenía que hacer un esfuerzo sobrehumano para moverse. La casa estaba envuelta en la penumbra. Sus ojos, adaptados a la falta de luz, vislumbraron al gato que dormitaba en su sillón favorito. Silencio. Hora sagrada de la siesta. Sed; su boca estaba seca, pero no podía levantarse, parecía que una gran losa paralizaba su cuerpo. Pensaba que llevaba toda la vida viviendo allí, soportando ese verano infernal, y aún no se había adaptado. Cuando llegaba el verano se recluía en la casa y apenas salía, sobre todo durante el día. Consiguió moverse un poco y, lentamente, se incorporó quedando sentado en el sofá. Se puso las chanclas para, quitárselas inmediatamente y dejar que sus pies sintieran el frescor del mármol ¡qué placer! Descalzo fue hacia la cocina, abrió el frigorífico y se sirvió un gran vaso de agua helada. Luego, sintiendo el frescor de cada pisada, decidió que aquella tarde haría algo diferente, no podía seguir encerrado. Abrió, despacio, con miedo, la puerta que daba a la parte trasera de la casa, anduvo unos paso más, sintiendo el fuego de un sol abrasador y de un salto se lanzó a la piscina. mmhr (agosto/2012)
Safe Creative #1208042068036

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

19 Ago 2013

La Marea

Escrito por: merhum el 19 Ago 2013 - URL Permanente

Sentada en la mecedora, contemplaba el horizonte enrojecido por un sol inmenso que desapareció de repente. Nunca se acostumbraría a los ocasos repentinos de aquellas latitudes. Echaba de menos, cuando en verano se acercaba a la playa cada tarde a mirar extasiada el ocaso, grabando en su retina la lenta caída de la tarde.
Aquella playa a la que tantos veranos fue y a la que después del desastre no volvió.
Nadie había imaginado que aquel accidente, en principio, de poca importancia, produjera una marea negra de tal envergadura, que desde el primer momento tuvo nombre propio, como las tormentas tropicales: La Marea. Sí, porque aquella había sido la más gigantesca marea negra producida en la historia de accidentes de los petroleros. Ni la del Exxon Valdés ni la del Prestige podían compararse, para desgracia nuestra con La Marea. La gente olvidó el nombre del petrolero, su bandera y cantidad de toneladas de crudo derramadas, esos datos casi no eran relevantes, sí lo eran los daños causados.
Todo ocurrió cuando un superpetrolero procedente del Próximo Oriente chocó cerca del puerto de Algeciras con un ferry que llegaba procedente de Canarias. Al ferry se le abrió una vía de agua en la popa y rápidamente tuvo que pedir ayuda e iniciar el salvamento del pasaje. El petrolero parecía no tener daños irreparables por lo que el capitán decidió llevarlo al puerto para examinarlo más a fondo.
Las autoridades de Algeciras no le daban permiso para atracar y finalmente, serían las de Gibraltar las que se ofrecieron a dárselo. No obstante, hubo una situación bastante tensa entre las dos administraciones que acabó repentinamente al oírse la explosión. Aquello era el fin del mundo, el mar ardía, el crudo esparcido...
Aquella explosión se oyó en muchas millas a la redonda y en ambos lados del Estrecho. En Tánger corrió el rumor de un atentado terrorista; en la base conjunta de Rota se pusieron en alerta máxima; el Peñón, que durante siglos habíamos reclamado, fue la zona más dañada: había desaparecido literalmente. Las llamas se habían propagado rápidamente por el puerto y aeropuerto de Gibraltar y siguió por la ciudad. Por las faldas del Peñón, horadado por túneles y baluarte defensivo de la colonia, empezaron a subir las llamas y pronto una cadena de explosiones en su interior hizo que se hundiera parcialmente.
El caos invadió todo el área, hubo descoordinación entre Gibraltar y Londres, entre Londres y Madrid, entre Madrid y Sevilla y también entre esta última y las autoridades civiles y portuarias de Algeciras. Se hablaba de como un submarino nuclear que se estaba reparando en el Peñón había desaparecido. Los muertos se elevaron a miles; los daños materiales, incalculables; el crudo vertido, casi doscientas mil toneladas, acabó con la vida en el Estrecho y el incendio formó una nube negra que se elevó varios km...Respecto a La Marea acabó contaminando y llenando de chapapote todas las playas del sur de España y norte de Marruecos y Argelia...
Ahora, treinta años después, recordaba como tuvieron que emigrar muchísimos andaluces, como ella y su familia, que lo perdieron todo, habían ido a Mauritania, donde se establecieron y levantaron un negocio hostelero. Tuvieron mucha suerte, primero por salvar su vida y segundo por la buena acogida que la industria turística tuvo en Mauritania y Senegal.
La Marea tuvo también un efecto positivo: el desarrollo masivo de las fuentes de energía alternativas en la península, la prohibición de navegar a los petroleros por el Mediterráneo, los británicos finalmente nos habían devuelto el Peñón (o lo que quedaba de él). (mmhr/2010)

Safe Creative #1007146819298

11/05/2011
Y ahora un poco de realidad:

http://www.presseurop.eu/es/content/article/648641-la-marea-negra-silenciosa

10/12/2011
Un desastre ecológico de tal calibre no es tan fantástico como quiero reflejar en este relato. A veces la realidad supera la ficción. Espero que el Parque natural del estrecho de Gibraltar siga conservando al menos la biodiversidad que tiene en la actualidad.
¡Ojalá se llegue a un acuerdo en Durban! Es necesario que se imponga la política del desarrollo sostenible.

19/08/2013
Este verano el Peñón está todos los días en las noticias por el conflicto surgido por los bloques de hormigón arrojados por los gibraltareños en aguas donde no tienen autoridad y donde los pescadores de la Bahía de Algeciras faenan y por los controles realizados por los españoles en la frontera para controlar el contrabando. Detrás de todo: un proyecto urbanístico gibraltareño, ganado tierra al mar, a un mar que no le compete y que probablemente conseguirán, igual que en otro tiempo construyeron su aeropuerto.
No voy a entrar en el tema de jurisdicción, solo aprovecho que se habla de El Peñón para reeditar mi relato donde se trata del tema que más me preocupa de esta zona: la contaminación y sus consecuencias.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Sobre este blog

Avatar de merhum

Free Like The Wind

Me siento libre y soy rebelde, con causa. Escribiré sobre diversos temas, según me inspiren las musas e incluiré fotos, de paisajes en general. Sed pacientes conmigo y espero ir aprendiendo de blogueros más experimentados.
Calipso: mycalipso.blogspot.com
Sundown: http://mmerhum12.wordpress.com/

ver perfil »

Nota

La sección contacto de este blog no funciona desde 2009, por lo que no recibo correos y por tanto ignoro si me los mandáis. Afortunadamente lo demás funciona con normalidad. No sé cuál es el problema ni por qué no me lo han solucionado, lo que sí sé es que la dirección de correos está operativa para todo, excepto para este blog. Gracias. Mercedes.

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):