05 Oct 2010

El BALNEARIO III

Escrito por: LUSA el 05 Oct 2010 - URL Permanente

De mi estancia en aquel hotel, poco puedo contar, allí se va a dormir, a comer, y a hacer el tratamiento. Yo no tengo coche, el que tiene coche lo pasa si quiere mejor, porque puede escaparse por todos los alrededores que son muy bonitos.

Con Beatriz, he tenido cuatro días muy agradables, ella llegó como yo, sola, a descansar de todo un año colmado de trabajo. La conocí en el comedor, yo estaba en una mesa, y ella en otra, en la espera de que nos sirvieran la comida. Nos mirábamos y nos sonreíamos, hasta que ella dio el paso, me invitó a su mesa dando una palmada en el asiento que tenía a su izquierda, indicándome que me sentara. Yo, sonriendo y comprendiéndola le contesté de la misma manera, con mi mano derecha le di una palmada a la silla que tenía al lado indicándole que se viniera, sin pensarlo, se levantó y se sentó conmigo.- Estoy aburrida, tardan tanto en servir que no sé para donde mirar- me dijo -te creo, le dije, - a mí, hasta me está entrando sueño- trae tu cubierto y come aquí en mi mesa, si quieres, así hablamos y no nos aburriremos.- Desde aquel día, comimos siempre las dos juntas.

Con la compañía de ella, nuestras ocurrencias, y nuestras risas, la espera se hizo menos interminable.

El día que se fue escribí: Hoy he vuelto a mi mesa, sólo había un cubierto, y al mirar a mí alrededor, he observado que ha habido cambios, han movido fichas, como se suele decir, las mesas han cambiado de posición, como en un tablero de ajedrez. He desdoblado mi servilleta, tranquila, sin prisa, y después me he servido agua, y… ¡a esperar! El señor que tenía en frente ya no estaba, me he alegrado, porque era muy observador, leyendo su libro le veía mirar de reojillo a ver si divisaba algo, jeje, aunque pienso que en este comedor, como no observes no sé en qué vas a fijar la mirada, te sientes obligado a tener que hacerlo. Ahora miro a la derecha, ahora miro a la izquierda, y ahora al centro, como mire para la pared, me encuentro todo el testero lleno de fuentes de porcelana. Si miraba para el centro siempre tropezaba con la mirada de este señor, y a veces me fijaba en el libro que portaba. Nunca podré decir qué transmitía su mirada. Sin embargo había otro señor que dejó de estar presente la cena anterior, y ese sí que saludaba y sonreía. Lo vi pasear y deambular en solitario por el balneario, y por el hotel, siempre tenía un hola y un a dios en la boca de la manera más agradable. Hoy en su lugar han puesto a otro caballero, que, abstraído y callado, casi ausente, ha comido y no ha demostrado ningún interés por lo que le rodeaba.

Mi mirada, mientras esperaba se ha dirigido hoy a otro sitio, al mover una mesa que tenía a la derecha he visto cómo un ventanal llegaba hasta el suelo, La persiana caía a media altura y, a través del cristal he observado cómo la arboleda abrazaba las paredes del edificio, su abundante ramaje tintineaba en el cristal con el suave viento que corría. Mientras esperaba, contemplaba sus estrechas y alargadas hojas, todas iguales, juntitas, en hilera, una tras otra, donde al terminar la rama, los tiernos brotes cambiaban de color en un tono más claro y transparente. – Los brotes terminarán de salir y yo seguiré aquí, jeje- (pensé). Una oscura silueta se paró a mi derecha, una oscura sombra que me sobresaltó un poco, era el camarero, con su llegada me devolvió a la realidad y me sacó de la abstracción. Me sirvió un plato de arroz con espárragos verdes, ya no me acordaba. Empecé a recordar qué había pedido de segundo, -creo que ha sido cordero asado…., ya no estoy segura.- He bajado la mirada hacia el plato, lo contemplo pensativa y pienso: -Ahora no sé si comer ligera o, recrearme con el arroz. ¿Igual están asando el cordero? - Me lo iré comiendo despacito, porque digo yo que, ¿en algo me tendré que entretener hasta que me sirvan el otro plato?

He de reconocer que el cocinero hace algunos platos estupendos, y la mayoría de la gente, aunque mire aburrida, o de reojo, cuando llega la comida se le olvida todo.

Cuando terminé aquel almuerzo, me dirigí a mi habitación, llamé por teléfono a la estación para informarme de los horarios de autobuses. Todo me venía bien, pedí la cuenta, e hice mi maleta. La cena la comería en mi casita. Como había terminado el tratamiento ¿qué hacía allí? Me ahorraría una cena, una noche, un desayuno, y una larga espera.

Lusa.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

8 comentarios · Escribe aquí tu comentario

juande

juande dijo

Hola, buenas noches, qué tal...?

Hubiera dicho... precioso lugar. Por las fotos, tan recreativas, limpias, bien tiradas...

Pero no. Es un lugar real, vivo, con descripciones excelentes en el relato. Una voz que te guía, te entretiene, te convence, te inspira, te cuenta cada detalle... Precioso. Así, sí, precioso. Por el relato.

Besos del Mediterráneo.

LUSA dijo

HOla Juande Buenas noches, no te esperaba. Cuando contamos algo, u oimos algo, se oye eso, una voz. A veces más agradable, a veces menos. La mía parece que no te resulta nada mal, me alegra que me lo digas.
Disfruta del sol y del mar.
Besitos

vegalonso dijo

Muy bien descritas las reflexiones que puede suscitar una cena en el balneario del que ya nos has hablado.
Un abrazo.
Modesto

Carisdul dijo

Amiga, te superas, me lo contaste y ahora es cundo lo he visto. Qué cosas, ¿Verdad?.

Sigue, amiga, no dejes de regalarnos estas cosas tan bonitas.
Un abrazo, guapa. Nos hablamos.
Pregunta a juande por sus fotos. Jejejejej.

LUSA dijo

Gracias Modesto, no quería dejarlo a medias, aunque resultara pesada.
Un saludo.
Lusa.

LUSA dijo

HOla María, ya sabes que quería terminar de contarlo, creí que resultaría pesadillo. Ya veo que no, me alegro.
Un beso.
Lusa

Carlos M dijo

¿Será posible que se me haya escapado este reportajazo sin enterarme. Eso quiere decir que necesito una estancia termal para desatascar neuronas ja ja ja.
No he logrado averiguar el balneario que dices pero parece pequeño. Las fotos lo ponen divino y luego resulta que es ruidoso y lento hasta el aburrimiento. Mal asunto. El primero difícil de solucionar, pero el segundo, no tiene perdón.
Lo del ruido es algo obsesivo para mi, y lo cito casi siempre. En balnearios, crucero, camping...me mata. Pero no es el ruido en si, es la mala educación que está en todas partes por desgracia.
Y otra cosa que entiendo menos es el hacinamiento. Hay sitios relajantes y solitarios hasta en Benidorm en Agosto. Pues no, la gente se pirra por el sobo y el roce ruidoso y bullanguero. Mis balnearios son inmensos y con sitios para perderse. Bueno pues como te vean en un rincón tranquilo, van a darte la murga. Y así en todos sitios. Falta mucha educación, hasta en las salas de rock. Te lo digo yo. Un beso en ese jardín.

LUSA dijo

Carlos, has nombrado la palabra que tanto me resonaba en la cabeza, "poca educación" eso es lo que falta en estos y en otros sitios, educación.
El balneario es bonito, no muy grande, un pequeño pueblo de la provincia de Badajoz, al pie de un gran pantano está el balneario, colgado de la sierra el pueblo, que a penas lo visité porque no podía subir las cuestas. No es la primera vez que voy, pero desde ese año no he ido más. Tienessus sitios tranquilos tambien, pero cuando necesitaba la tranquilidad, que era por la noche, no la tuve. El pueblo se llama ALANGE. No he ido más porque al otro día de haber llegado a casa, me tuve que ir para el hospital con un dolor de estómago y de tripa imponente. Traía un virus que me tuvo mala unos pocos de días. Así que no he vuelto.

Besitos

Escribe tu comentario


Si prefieres firmar con tu avatar, haz login
Inserta un emoticono

Sobre este blog

Avatar de LUSA

CONTEMPLACIONES

Estoy aquí porque valoro y admiro a toda persona que escribe. Aprendo y procuro enriquecerme personalmente. Cada uno en su estilo aporta algo distinto que hace de este rincón un lugar curioso de visitar.
No tengo mucho que aportar, pero de vez en cuando dejaré algo en mis “ CONTEMPLACIONES ” para todo aquel que quiera ojearlo.

ver perfil »

Tags

Ídolos

  • auroraaguado64
  • Dunia Sánchez Padrón
  • admin-elpais

ElPais.com Ultima Hora

Esperando Contenido Widget ...

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):