12 Abr 2010

El destino de Youssef Chahine

Escrito por: Jesús Miguel Sáez González el 12 Abr 2010 - URL Permanente

El realizador egipcio Youssef Chahine nace en Alejandría. Abandona prematuramente sus estudios universitarios en su ciudad natal, optando por el teatro. Tras instalarse en los Ángeles, donde cursa estudios cinematográficos en el prestigioso centro dramático de Pasadena Playhouse, decide regresar a Egipto de la mano del operador Alvise Orfanelli. A los 23 años realiza su primer largometraje Baba Amine, al que sigue Le fils du nil. Considerado como uno de los cineastas más dotados de la cinematografía actual –a día de hoy ya fallecido-, y venerado por los festivales internacionales de Cannes y Berlín, donde ha obtenido los máximos galardones –esta cinta, que nos ocupa, obtuvo el premio especial cincuentenario del festival de Cannes, en su edición 1997-, sigue resultando en nuestras pantallas un perfecto desconocido.

Chahine es un cineasta combativo, pese a haber sufrido amenazas fundamentalistas. Su mirada lúcida y didáctica, a un tiempo crítica, sugiere tolerancia frente al integrismo radical. Partiendo de esta premisa, este trabajo, transita libremente por los meandros de la igualdad y las ideas –las ideas tienen alas, aludía el magnánimo filosofo Averroes, símbolo del progreso, alrededor de su figura gira no obstante todo el film-, estableciéndose estos principios, perfectamente localizables en cualquier rincón, como preceptos universales

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Escribe tu comentario

Ídolos

  • A.R. (Tucho) Novoa

Fans

  • efurom
  • antitrasindependiente

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):