14 Jul 2012

Aquí van a cambiar algunas cosas I

Escrito por: miquelsilvestre el 14 Jul 2012 - URL Permanente

He llegado al techo del mundo y he mirado a mi alrededor. Estaba muy alto. Mucho. Casi tocaba con los dedos el Glaciar de Valdez en Alaska. Las águilas volaban por debajo de mi mirada. No me hacía falta viajar más lejos para dar por terminada la Ruta de los Exploradores Olvidados. Me quedaban sesenta kilómetros hasta la ciudad de Valdez, pero para mí el proyecto estaba completamente agotado. Valdez es solo un nombre, un símbolo, un punto miserable en un mapa. Ese aislado pueblo no alberga recuerdo alguno de España. Si lo ubiqué en mi ruta no fue porque hubiera allí ningún tesoro histórico que rescatar en una población destruida en 1964 por un terremoto. Lo hice porque me salió de los cojones establecer un final llamativo. Y Alaska me parecía de una gran sonoridad. Pero como casi todas las decisiones que tomo al desgaire de las apetencias y el azar, la elección resultó providencial.

Alaska me ha conmovido por su grandiosidad natural. Ha supuesto un premio al esfuerzo, un genuino deleite a los sentidos. Pero también algo más. Ahora que estoy en el techo del mundo y miro alrededor, no veo a un lobo solitario satisfecho con su triunfo como el onanista en los últimos tres meneos (que como esos, ninguno). Veo a unos compañeros de fatigas que casi no pueden respirar debido a la emoción del momento. La misma que siento yo. Pero no la sienten por “mi” momento ni por el final de la REO. Sino por nuestro momento compartido, encaramados en un risco desde el que divisamos las águilas volando por debajo de nuestra mirada. Fernando Quemada, Alicia Sornosa y Domingo Ortego pasan tanto de mi REO como yo de sus respectivos proyectos. Si están aquí no es porque deseen presenciar el final de la Ruta Exploradores Olvidados como quien contempla un cataclismo, una tragedia griega o el incendio de la Ópera de Venecia. Están aquí porque por unas horas han pensado que era mejor viajar en compañía que solos y que llegar a Valdez sonaba como un buen plan.

Pero nadie podía imaginar que sería tan jodidamente bueno y que acabaríamos recorriendo una pista salvaje sobre la cresta de una montaña ciclópea. Y así, en plena borrachera de aire puro, nieve y límpido azul glaciar metido en la retina, nos sentimos de buen humor, reímos, gritamos, hacemos chistes y estamos encantados de compartir este día. Y entonces es cuando me doy cuenta de que sí, de que he llegado al techo del mundo, alcanzado Filipinas y completado la REO con éxito, pero que eso me importa mucho menos que estar con estos personajes únicos, cada uno con su peculiar locura. No es que deseé unirme a ninguno de ellos para viajar más lejos pero sí es cierto que ahora mismo no deseo estar en ningún otro lugar ni con nadie diferente. Y en eso consiste la amistad, el compañerismo, el amor o cualquier otro sentimiento de afecto que consigas imaginar o nombrar. Así que un relámpago de lucidez atraviesa mi cerebro y me golpea en la mandíbula. Yo salí de viaje para experimentar esto y no para vender maletas, amortiguadores, ruedas o defensas. Y como no soy gilipollas sino un tipo bastante despierto, hace tiempo que me di cuenta que publicitar sin freno a todo aquel que me pusiera una pegatina me estaba distanciando de los demás.

Por supuesto que me daba excusas a mí mismo. Justificaciones de nuestros actos siempre hay. Para tranquilizar mi conciencia tenía todo un surtido de argumentos que ahora no me apetece reproducir. Pero el caso es que así eran las cosas. Pedir mil reproducciones para colgar el siguiente vídeo era una gilipollez y lo sabía, pero lo hacía para tocar un poco los cojones. Y las visitas subían, claro que sí, al fin y al cabo, Big Monkey es un crack y hace cosas que no hace nadie. Mi canal del Youtube crece cada día en esas mil visitas y más. Pero eso no bastaba. Tenía que hacerlo patente. Exigir el peaje. Lo mismo que con los posts o los artículos. “Dadle al “me gusta”, carajo”. Y así pensaba que tenía mejores bazas frente a los medios que publicaban la REO. La excusa en este caso era que en realidad da igual el contenido, lo que importan son los “clicks”. Y yo sabía que no es cierto. Que siempre importa la calidad. Que lo relevante es lo que se cuenta y no el número de “likes”, que un texto plano o impostado no es lo mismo ni vale igual que un desgarro personal. Aun así, la tuerca se apretaba. “Gustad, malditos, gustad” tronaba el Zeus vestido con el mono amarillo. He vivido una auténtica borrachera donde lo máximo era poco. Cada vez más blogs, más reportajes, más fotos, más vídeos, más kilómetros. “¡Soy capaz de todo!” le gritaba al viento. “Puedo conducir mil millas sobre piedras y al final del día editar una película dentro de una tienda de campaña usando la wifi robada del vecino!”. Divertido, agotador, inútil.

O no tanto. Porque este experimento tenía un objetivo: el libro. Que se vayan preparando porque yo no voy a escribir un libro de viajes. Eso ya lo he hecho, y bien hecho además. Para leer un buen relato viajero, está Un millón de piedras, Europa Lowcost o los varios diarios que tengo guardados de mis otras aventuras por Asia Central, Oriente Medio o Norteamérica, y que algún día verán la luz. No, el libro de la REO será otra cosa. Será el retrato de un mundo, de un momento y de un fenómeno. Será Europa, África, India, Asia y América, será moto, polvo y cerveza, pero también será un retrato de la histeria del Facebook y los blogs viajeros. Llevo en esto muchos años. De viajes y viajeros, lo sé casi todo. Conozco la dificultad de cada piedra. He viajado en silencio y también con altavoz. Os conozco a todos. A los que estáis en las empresas y en los medios, a los que viajáis y a los que leéis, a los buenos, a los malos, a los mediocres, a los envidiosos, a los falsos y a los auténticos. Sé quien viaja de verdad, quien se pega una vuelta y lo cuenta como una proeza, quien calla y quien grita, quien tira el adoquín y quien esconde la mano. Y lo que es mejor y más interesante, al menos para mí, sé quien es en realidad Big Monkey, lo que oculta, lo que muestra, lo que ha ganado y lo que ha perdido. Y lo que todavía no sé de él lo encontraré escribiendo el puto libro.

Pero me faltaba una cosa para poder escribirlo. La Libertad total de no tener ningún amo. La misma que tenía cuando me enfrenté al reto de parir Un millón de piedras y no me conocía nadie. Pero de un plumazo la he recuperado. Ha sido tan fácil como dejar un escueto mensaje en el Facebook. Y siento si alguien se lo ha tomado como un desprecio. Tengo un montón que agradecimientos que dar incluso a quienes hoy me consideran un ingrato. No es verdad, valoro cada euro que se ha depositado en mi proyecto. Empresas como 2TMoto, BMW Motorrad España, IMM, Continental, Sure Service, BDO, TFX estarán siempre en el desarrollo del proyecto REO; los vídeos, las fotos, los reportajes… todo eso seguirá rentando en imagen de marca.

Creo haber correspondido de sobra con todos y cada vez que se me ha pedido un gesto, unas palabras, un vídeo, sin dudar y con mi mejor disposición lo he hecho y vosotros sois testigos. Pero la REO ha terminado y sus patrocinios también. Con algunas de estas empresas seguiré colaborando en la medida que mi margen de libertad se respete y con otras no. En cualquier caso, lo que sí puedo decir es que BMW será mi moto para el próximo y quizá último gran viaje.

Pero sé que estoy haciendo lo correcto. Otro día explicaré qué voy a hacer, como, cuando y gracias a quien, pero hoy quiero terminar con un mensaje que recibí horas después de haber escrito aquel post en el Facebook sobre el desgaste que había supuesto este circo permanente y la necesidad que tenía de librarme de ataduras comerciales. Si le dedicáis dos minutos, os daréis cuenta de que si hay gente de este enorme calibre que me sigue si me mantengo fiel a mí mismo, es que entonces ese es el camino correcto del que nunca más deberé apartarme.

"CONFESIONES DE UN INMADURO

Me confieso de no haber sido un seguidor fiel. Me confieso de haber mirado para otro lado sin dar una oportunidad a la posibilidad de que las cosas no sean como nos gustaría que fueran. Algún día aprenderé que así es la vida. No siempre se puede hacer una tortilla sin romperse los huevos.

La cosa es que desde hace un tiempo ha bajado bastante mi interes por las historias de Silver. El motivo no son las historias en sí, sino tanta solicitud de "me gustas" y tanto tener que pagar tributo por disfrutar de tus historias, a sabiendas de que el dibujo en su blasón, su bandera, había sido siempre el altruísmo. -¿Porque? ¿Donde esta el macarra de ceñido pantalon? ¿Donde quedan los Annapurnas y mama punk grabando los colaterales de la caída...?

Para mi desgracia, mi actitud en la vida viene definida por mi composicion espiritual, que es 99% visceral, 0'5% cerebral y 0'5% inesperado/indefinido. De modo que, como era natural, se impuso la viscera y tiró del niño malcriado y pataletas que llevo dentro y me enfurruñe. Y luego me desinfle. Y luego miré para otro lado, porque los niños malcriados de 40 años somos así: Cuando las cosas no nos favorecen, despreciamos o buscamos culpables para aplacar la ira nacida de la incomprension. La inmadurez al poder.

Tras un tiempo cabreado conmigo mismo pero echando la culpa a otros -sintoma inequívoco de la inmadurez-, empezaba a sentirme mal de verdad pero como estaba mirando hacia otro sitio, no era capaz de ver el camino de vuelta. Era necesario un detonante*.

Pues aquí lo tienes:

"...pero el desgaste para estar en el candelabro ha sido brutal y ha creado un personaje que tampoco soy yo".

Esta frase apesta a Silver Rider. Esta frase me ha despertado de mi soberbia.

Compartir

  • Eskup
  • Compartir en Facebook
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

15 comentarios · Escribe aquí tu comentario

César Alvarado

César Alvarado dijo

impresionante e indescriptible relato del final de la REO, yo soy fiel seguidor por pasión y espiritu aventurero, cada parrafo, cada kilometro descrito, cada dia puntualizado va llenando mi tanque de conbustible para un dia abrir el garaje y salir en busca de mi propia vivencia, MUCHAS GRACIAS MIQUEL NO IMPORTA PARA ONDE VAYAS SIEMPRE TE SEGUIRE AMIGO Y APRENDERE DE TUS EXPERIENCIA.

Arie Han

Arie Han dijo

Los finales suelen aparecernos tristes. Sobre todo por temor a no encontrar en seguida un nuevo principio que nos llene y motive. La REO, para muchos, ha sido nuestra compañera diaria. Despertar y buscar la noticia del día. Revisar a media mañana, media tarde y antes de dormir si hay ya un nuevo post, una gran foto o un inesperado y siempre sorpresivo video. Para mi, además, ha sido la puerta de entrada para conocer -bajo mi óptica lejana- a Miquel y también a Alicia, Fabian, Fernando y Fernando, Charly, Gonzalo, Angel, Eduard, Domingo, McBauman, el Oso, y tantos mas, aventureros algunos, comentaristas otros. Hemos vivido desde la comodidad relatos en directo, novelas biográficas donde casi podemos modificar el devenir, sintiéndonos en parte personajes y en parte espectadores, pero involucrados gracias a que estos medios de hoy nos dan esa maravillosa opción de entablar relaciones con quienes apenas conocemos y sin embargo donde sabemos que nuestras palabras hacen cierto sentido en algún oído lejano.
Miquel. No requerimos explicaciones, aun cuando nos encanta recibirlas. Es que todos queremos que la aventura continúe, y en el caso de quienes estamos al sur del rio grande, esperamos tu visita y quizás recorrer juntos algunos caminos y litros de cervezas. Porque sabemos que las historias no terminan cuando dejan de contarse, sino cuando pasan al olvido. Como pasó con los exploradores que dejaron de ser olvidados gracias a ti. Leí y disfruté del millón de piedras. Me acompaña en el velador Europa Low Cost sabiendo que no lo atacaré hasta cuando planee y concrete un viaje en moto por esos lados. Y espero leer y disfrutar del próximo libro de la REO cuando esté disponible.
Un gran abrazo viajero y escritor. Un abrazo de amigo. Y que puedas seguir siendo libre y continuar haciendo lo que te gusta y llena sin dar explicaciones ni mendigar apoyos. Como dijo tu compatriota el poeta, al andar se hace camino...

Rafa

Rafa dijo

Se puede decir más alto pero no mas claro.

Jc Nokalkorretant

Jc Nokalkorretant dijo

Al fin volvió Miquel Silvestre!

vvvesneo@hotmail.com

vvvesneo@hotmail.com dijo

Miquel, después de esto...
Decirte que a saber la que estás preparando para editar la REO. Se que será brutal, ya tengo ganas de verlo.

marisa_bv1

marisa_bv1 dijo

Miquel, hace unas semanas que dejé de escribir comentarios en Face, y precisamente el origen era que parecías un spot de cadena americana vendiéndose a si mismo.
Eres inteligente , pero mucho, y un hombre como tu, que ha escrito Spanya S.A. , déjate del Millón de Piedras, que si, es bueno, y de Europa Low Cost, que también lo es.
Lo tuyo es mucho más, pero mucho más.
Muy poquitos de los "troncos totales" amigos de pegatinas y birras (conste que me encanta la cerveza), han leído o intuído lo que realmente eres. Escritor, de los muy buenos, curioso de la Historia olvidada, que se ha visto agobiado para realizar un sueño, que a lo mejor no era ese.
¡Qué libre me sentí cuando todos mis viajes me los pagué yo sin depender de nadie!, pues eso es lo que debería de primar. La libertad para escribir, el beneficio que supone para la cultura y la realización personal, la ausencia de mercantilismo.
Ahora, viendo las águilas volar por debajo de tus pies, lo has entendido. Mi más sincera enhorabuena. Y conste, he guardado y leído todos tus videos y artículos.
Me alegro infinitamente por ti, no sabes cuanto.

Miguel Ángel Morillas

Miguel Ángel Morillas dijo

Bueno, no voy a negar que las peticiones de “Me gusta” y de miles de visitas a los vídeos me parecían un poco extemporáneas, pero siempre pensé que eran una exigencia de los patrocinadores y que en ese momento concreto eran necesarias para terminar la REO, y por eso nunca te lo tuve en cuenta, simplemente pulsé “Me gusta” cuando algo me gustó, como hago siempre con todo hijo de vecino al que leo. Tampoco he leído todos tus post o comentarios, de modo que no podría pulsar “Me gusta” en todos. Después de conocerte a través de Un millón de piedras (el cual conocí a través del foro de BMWMOTOS.com), he de reconocer que la vorágine hiperactiva de Facebook y los Blogs me parecían un exceso que me dejaban exhausto sólo de leerte, pero chico, cada uno es como es y yo no soy mejor que nadie, así que cómo juzgarte por ello! Pero tal vez toda esa historia te estaba pasando factura, tus comentarios (en el mar de Java, creo recordar) poco a poco iban dejando traslucir que necesitabas reubicarte en el mundo, no ubicarte en el mundo físico a través de un GPS, sino reubicarte en el mundo personal, llámalo emocional, profesional o espiritual, o como quieras definirlo. Reencontrarte con Miquel Silvestre. Incluso con José Antonio, si me apuras. Y si ello es así, y has vislumbrado el camino hacia tu reencuentro, me alegro por ello, te lo digo de verdad. Disfruté con el Big Monkey como el que más. Y te estoy agradecido por ello, al margen de que –en mi opinión- el protagonismo del que ha gozado el gran mono no tiene mayor transcendencia: todos interpretamos un papel en algún momento a lo largo de nuestras vidas. Eso sí: creo que lo importante es no confundir nunca a la persona con el personaje. Porque el aspecto real, auténtico, la esencia de la persona, es lo que de verdad importa, y no es asunto baladí, porque, al final del día, la persona -y no el personaje- es con quien te acuestas y con quien haces el repaso de la jornada.
Con todo este infumable tocho, sólo quiero decirte dos cosas: Gracias, Big Monkey. Y bienvenido, Miquel .

TuTe

TuTe dijo

Este es el Miquel que me atrapo entre un millon de piedras...

Recuerda lo que me escribiste una vez... "el tamaño no importa"

Buen camino!

Loli66

Loli66 dijo

me gusta, me gusta, me gusta, me gusta, me gusta, me gusta, me gusta,
me gusta, me gusta, me gusta, me gusta, me gusta, me gusta, me gusta,
me gusta, me gusta, me gusta, me gusta, me gusta, me gusta, me gusta,
me gusta, me gusta, me gusta, me gusta, me gusta, me gusta, me gusta,
infinitamente...
soy de las que dejé de menudear en tu muro, aunque un vistazo si le echaba,
pero ya no era lo mismo... se había perdido algo...
ya te lo dije en face y te lo repito por aquí:
me alegro de que hayas soltado los lastres y hayas vuelto.
♥◕‿◕

koper

koper dijo

como dice IAN COATES, ke de esto sabe un rato...

ALEGRIA!

ELOY

ELOY dijo

Miguel, eres un jodido cabron. Después de cruzar medio mundo de avión ( me hubiera gustado en moto ) llegar a mi casa de Huesca y darle un verdadero abrazo a mi mama me he puesto a leer tu articulo ( llevaba 30 horas sin actulizarme ) y !!!!ostia!!!!! me has emocionado, hace tiempo que nadie lo hacia. Bueno lo que te ocurre es como dices, lo sabes casi todo y has descubierto el jodido mundo. Eres grande y empiezas a saberlo, seria responsabilidad. !!!! FELICIDADES !!!!!

MANUEL

MANUEL dijo

YO solo digo animo con todas tus historias......te he conocido hace poco relativamente y me voy ahora a leer tus libros pues por lo que veo tienen una miga formada de historias ,libertad y cerveza"!!! juhuuuuu un gran saludo y buenos viajes.....ah saluda a alicia........

Inmaduro

Inmaduro dijo

Sin palabras.
Bienvenido a tí mismo.

Inmaduro

Inmaduro dijo

Y gracias por esa nobleza que se te desborda porque no te cabe más.

Patricia ( De Ilusión a Recuerdo)

Patricia ( De Ilusión a Recuerdo) dijo

Miquel, te acabo de descubrir y te doy uno de esos "me gusta" que comentabas. Alaska es un lugar espectacular que yo también tuve la oportunidad de recorrer hace un par de años, eso sí no en moto sino en autocaravana. Es una pasada los paisajes virgenes, los glaciares, las carreteras infinitas sin rastro de vida alrededor... En Valdez, por ejemplo, tuvimos la oportunidad de hacer kayak cerca de un glaciar y en McCarthy lo pisamos con nuestros propios pies, haciendo un trekking por encima de un gigante helado

http://deilusionarecuerdo.com/2012/03/06/un-glaciar-bajo-los-pies/

ánimo en tus aventuras, no desesperes y sigue inspirándonos al resto que todavía no nos atrevemos a dar un salto así
Saludos Patricia

Escribe tu comentario


Si prefieres firmar con tu avatar, haz login
Inserta un emoticono

Sobre este blog

Avatar de miquelsilvestre

Miquel Silvestre

El viajero y escritor Miquel Silvestre comienza una expedición por los cinco continentes tras las huellas de los exploradores españoles más desconocidos. Nuestro pasado está lleno de quijotes que buscaban más allá del horizonte aún a riesgo de morir incomprendidos u olvidados.

Todavía es posible la exploración. El motorista solitario aparece hoy como el descendiente de aquellos intrépidos viajeros de corta impedimenta y mirada larga. Podría moverse de un modo más confortable, pero elige sufrir porque tragando polvo, viento y arena se torna nómada, explorador, parte del paisaje y de la historia que narra

Con el apoyo de BMW Motorrad España, Miquel recorrerá el mundo a lomos de 'Atrevida', una BMW R1200 GS 30 aniversario, bautizada así en honor a la goleta de la Expedición Malaespina.

Aquí podréis seguir sus aventuras por desiertos, selvas y estepas.

ver perfil »

Amigos

Fans

  • cierralosojos2009
  • Lunaria
  • maribecearra

Ídolos

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):