15 Abr 2012

"UNA EVOCACIÓN NOSTÁLGICO-TANGUERA DEL CINESTUDIO GRIFFITH"

Escrito por: MARIANO JUAN-R. el 15 Abr 2012 - URL Permanente

En la primera mitad de los setenta (del siglo pasado, sí, de qué otra centuria iba a ser, si no) mis únicas escuelas de cine fueron las salas de exhibición convencionales, los cine-clubs y asociaciones culturales o las llamadas de “arte y ensayo” (qué tiempos los del Rosales monclovita, por cierto) en donde se disfrutaba de una programación más heterodoxa y autoral, con copias proyectadas en versión original subtitulada e íntegras y películas que le hacían un guiño a la censura (¡menudo morbo suscitó por entonces la publicidad con el estreno de la búlgara Cuerno de cabra!, que al poco tiempo, y ya más sosegadas las expectativas psicalípticas, nos resultaría un mucho adocenada y pedestre) . Después, y ya con los emolumentos percibidos en la madrastra IB, intentaría alguna que otra frustrada incursión en centros privados (dirección, guion e interpretación), pero sus prohibitivas matrículas me acabaron echando con prontitud de las suntuarias clases dejándome un regusto agridulce en el recuerdo.

Sin embargo, muy otra escuela fue el Cinestudio Griffith que por aquella época pionera se encontraba en el barrio madrileño de San Pol del Mar (años después entraría en una etapa de forzosa mudanza e itinerancia hasta desembocar en la calle de Santa Engracia, en la sala del antiguo cine Alvi, si no recuerdo mal, cerrando sus puertas definitivamente allí, no mucho más tarde). Y digo bien con lo de escuela, pues su programación iconoclasta y asilvestrada (reestrenos de calidad, cine de autor e independiente, europeo y de rebeldes norteamericanos…) para no dejar de ser un cine periférico, arrabalesco y a la vera del Manzanares, destacaba muy mucho por sus excelentes películas, muchas de ellas en V.O.S., y con unas localidades a precios de cine de barrio y sesión continua que ejercían una irresistible seducción en esa verdadera escuela de cinefilia que resultó ser el añorado Griffith.


Muchos programas dobles ofrecían títulos relativamente marginales o que no habían llegado a estrenarse en la Gran Vía, como por ejemplo, por citar unos pocos pertenecientes al cine más heterodoxo e independiente de los EEUU: Carretera asfaltada de doble dirección (Monte Hellman, 1971), con mi muy admirado cantante de rock-pop James Taylor como protagonista y que, inexplicablemente, sigue sin ser editado en dvd; Punto límite: cero (Richard C. Sarafian, 1971), con la singularidad de que su guion lo firmó el gran Guillermo Cabrera Infante (ahora que acaban de reeditarse sus críticas y entrevistas cinéfilas en un solo volumen); Woodstock (Michael Wadleigh, 1970), el filme del homónimo festival de rock-and-roll con actuaciones como las de Janis Joplin, Jimmy Hendrix, Joe Cocker, etc.; ¡Quiero la cabeza de Alfredo García! (Sam Peckinpah, 1974), un western un tanto delirante con el inefable Warren Oates o, ya para acabar, Easy Rider (1969), del rebelde con causa, Dennis Hopper, paradigmático en su momento de la contracultura hippy, pacifista, motera y drogadicta y con inolvidable banda sonora de The Byrds, Steppen Wolf (Born to Be Wild), etc., aunque decididamente rancio, a mi parecer, desde que le hice una revisión definitiva hace ya bastantes años.


No había regresado por estos pagos ribereños del Manzanares desde hacía la friolera de más de treinta años, y mira tú por dónde, aprovechando que me quedaba por ver el tramo de la reforma de Madrid-Río, desde el puente de Segovia hasta el de los Franceses, y venciendo la tentación arrebatadora de los pollos de Mingo, me acerqué a realizar una visita a esta antañona sala cinematográfica que, justo enfrente del castizo asadero y tras cruzar el manzaneril río (una vez saludado el maestro Goya como es de ley), sigue en su emplazamiento tradicional, vivita y coleando, con el indudable mérito de no haberse reconvertido en bingo como tantas otras salas ni en complejo comercial. Y seguir ofreciendo una programación, si bien ya no de cine, sí de variedades culturales y teatro infantil, aunque con muy otro nombre en su cabecera (.com, cómo no, para rendir pleitesía a estos tiempos cibernéticos) que ya no le hace honor al grandioso David Wark Griffith, el cineasta norteamericano de las maravillosas Lirios rotos, El nacimiento de una nación o Intolerancia. Vale.

 

 

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

6 comentarios · Escribe aquí tu comentario

Judas el Viejo dijo

Cinestudio Griffith... ya te digo, yo nunca disfrute de ninguna peli en aquel carismático lugar, pero referencias sí que tengo. Pero como nos dijo Sabina (en los conciertos de la Mandragora, aunque muy bisoño, si les disfrute):

"No hay nostalgia peor que añorar lo que nunca jamás sucedió"

Un abrazo amigo, con un retrosabor que perdura como en los vinos buenos.

MARIANO JUAN-R. dijo

Majete comentario, OJ, aunque mentarme a la bicha taurina del Sabina me desfibra y deshilvana un mucho, pero bueno dejémoslo estar y brindemos ¡hip, hip...! por el fenecido cinestudio de mis amores.
Un abrazo.

gloriainfinita dijo

Pues si a éso le llamas 'asilvestrado' espera a que te ponga algo sobre la última visita al antiguo cine de mi pueblo y verás lo que es selva de la buena.
Querido, siempre un placer tus recorridos por el antes y el ahora, lo de 'pedestre' me ha tocado la fibra, corazón.
Cine, cine, cine... más cine, por favor, que cantaba ése que consiguió que me durmiera en un concierto, que los años pasan ¡vaya si pasan!
Queda, por aquí cerca, resistiendo, un cine de los de sesión doble y la última que me metí entre pecho y espalda me dejó hecha una ruina, ya no puedo aguantar por más que me revuelvo en la butaca.
Besos y abrazos y lueguito vuelvo a disfrutar de tu prosa irreverente.

MARIANO JUAN-R. dijo

Dichosos los "lechuzos", Glory, guapetona, que sé que ya estás estupendiwonder, ¿verdad?. No hay nada como darse un voltio por el tierruño para descansar y recargas las "alcalinas". Bueno, espero que te estés bien, fijo. Mujer, qué peli era esa tan ruinosa, seguro que no trabajaba en ella ninguno de tus "prefe-dilectos", tal que: Bogart, Landa, Quinn, el Pecas, y... ya-quieto-parao en la cosa nominalesca. Vale.
Bueno, sabido que por estos pagos te hallas, nos vemos en un pispás, vamos, a la vuelta de la recóndita esa, justo al doblar la esquina.
Besitos.

Jsús Eder

Jsús Eder dijo

Hoy he estado paseando cerca.... me ha traido recuerdo del Cinestudio (la de docenas de pelís que vimos) y he buscado en Internet... y me ha salido este blog. Siento que dices lo que yo sentía.
Fue una buena época, porque hubo gente fantástica, con iniciativas brillantes (y generosas) que difrutamos mucho, ¿qué impide ahora algo así? Quizá lo hay para gente de generaciones má jóvenes. Otoño...

MARIANO JUAN-R. dijo

Gracias por tu amable comentario cómplice, Jesús Eder, en efecto, cines periféricos con programaciones como las del inolvidable "Griffith" pasaron a la historia. Ahora bien, uno encuentra lugares entrañables en la cosa esta del cine que siguen aportando una gran oferta cualitativa, como por ejemplo, el cinestudio del Círculo de Bellas Artes (con copias en v.o.s. habitualmente) y, ya no digamos, nuestra maravillosa Filmoteca en el Doré que es todo un lujo. También hay una buena programación de cine documental en la sala de cine de Matadero-Legazpi. En fin, que no queda lugar para la queja, aunque sí para la nostalgia.
Saludos cordiales.

Escribe tu comentario


Si prefieres firmar con tu avatar, haz login
Inserta un emoticono

DE QUÉ VA LA COSA

Avatar de MARIANO JUAN-R.

MISCELÁNEAS CULTURALES COMPARTIDAS

EN ESTE BLOG VOY A ESCRIBIR DE MODO DESENFADADO SOBRE BUEN CINE Y LIBROS RECOMENDABLES, PERO TAMBIÉN DE LO QUE APETEZCA AL HILO DE LA PERIPECIA VITAL (MISCELÁNEAS AL FIN Y AL CABO), PROCURANDO NO FALTAR A LA CITA DEL FIN DE SEMANA CON NUEVAS ENTRADAS, SIEMPRE QUE A LA INSPIRACIÓN (¡ESA CANALLA!) NO LE DÉ POR IRSE A CORTAR EL CUPÓN.

TAMBIÉN IRÉ PUBLICANDO ALGUNAS FOTOGRAFÍAS ESTIMULADAS, SIQUIERA MIAJITA, POR AQUELLOS "MAGIC TIME" QUE TANTO CELEBRABA, SIN MORIGERACIÓN ALGUNA EL GRAN JACK LEMMON DE "DÍAS DE VINO Y ROSAS". AUNQUE AQUÍ SERVIRÁN, APARTE DE ESTÍMULO VISUAL, COMO PRETEXTO PARA ESCUCHAR CANCIONES PREDILECTAS O PARA DIVAGAR A VUELA TECLA.

Y BUENO, AMIGOS, YA SOLO QUEDA DAROS LA BIENVENIDA, SI NO CON EL "RANGOLI" BENGALÍ (VÉASE: "EL RÍO" DEL GRAN RENOIR), SÍ CON MI MEJOR DISPOSICIÓN. TENIENDO EN CUENTA, ESO SÍ, QUE LA VIDA ES "ONDULANTE" (MONTAIGNE DIXIT).

. . . . . . . . . . .

MATIZ ÚLTIMO (31 DICIEMBRE 2013): DIVERSAS Y ABSURDAS DIFICULTADES TÉCNICAS ME IMPIDEN SEGUIR PUBLICANDO EN ESTA COMUNIDAD, POR LO QUE DOY POR FINALIZADA ESTA AVENTURA CIBERNÉTICA DE CUATRO AÑOS (2010-13). GRACIAS A LOS VISITANTES, COMENTARISTAS Y AMIGOS "COMUNEROS". HA SIDO UN PLACER, SIN DUDA. Y COMO CREO QUE LA PERMANENCIA DEL BLOG ES UNA MODESTA CONTRIBUCIÓN AL BIEN PÚBLICO CULTURAL, QUE TANTO HAY QUE CUIDAR SIEMPRE, NO SERÉ YO QUIEN LO ELIMINE DE LA WEB.

UN ABRAZO.

ver perfil »

TODOS LOS POSTS DE UN VISTAZO EN "ARCHIVOS"

Tags

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):