13 Abr 2014

ESCUELITAS

Escrito por: nuri-9 el 13 Abr 2014 - URL Permanente


Siempre me han gustado las pequeñas escuelas que encontraba viajando. He querido reunir algunas de ellas de África, Asia y Sudamérica, en homenaje a sus maestros voluntariosos, entusiastas y entregados.
Esta es una de las escuelitas al aire libre que encontré viajando por Bolivia, en Uyuni. A pesar del frío (unos 4º),habían colocado los pupitres en el exterior y los niños hacían disciplinadamente sus deberes al sol, vestidos con sus uniformes rojos.

Escuela de Venezuela en el Archipiélago de los Roques. Al ser una isla alejada de la costa los niños sólo tienen acceso a la educación primaria y secundaria, y deben salir de la isla si quieren cursar estudios superiores.

Escuela en la selva ecuatoriana, próxima al río Napo, donde una organización repartía el desayuno con un vaso de leche con cereales como complemento nutricional para los niños.

Las escuelas africanas son las más básicas y en la mayoría de lugares carecen de materiales adecuados. La imaginación y la voluntad suplen la escasez de recursos.
Esta es una escuela que encontré viajando por Etiopía, en las afueras de Harar. Unas cuantas lonas azules extendidas bajo las ramas de un árbol. Un tablón de madera como pizarra. Un palo para señalar. Un maestro voluntarioso. Y los niños muy juntos, recitando la lección con una sonrisa.

En la actual Myanmar, llamada Birmania en la época en que estuve, visité esta escuela de un monasterio budista, donde los pequeños monjes vestidos con sus túnicas granates, escribían en sus pizarras.

Escuela de Mozambique en la población de Gurué, entre vegetación y plantaciones de té, una de las zonas más altas del país. Encontramos a los niños en el patio y provocamos una pequeña revolución. Todo eran saludos y querían mostrarnos sus libretas con los deberes.

Esta era una escuelita de Namibia, de paredes de adobe. Los niños pertenecían a la minoría himba. Se sentaban directamente en el suelo terroso y coreaban la lección que impartía un maestro entusiasta y entregado.

En todas estas escuelitas fuimos recibidos con una sonrisa por maestros y alumnos. Unas sonrisas imposibles de olvidar. Ellos nos recordaron las desigualdades que reparte el destino y que la educación es el pasaporte para cambiar la vida. Y como dice el cartel, que encontré en un muro de Bolivia, “la vida debe ser una educación continua”.

© Copyright 2014 Nuria Millet Gallego

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

13 Dic 2009

EL GÉISER SOL DE MAÑANA

Escrito por: nuri-9 el 13 Dic 2009 - URL Permanente

Temperatura exterior: 4ºC. Altitud de 4.850m. ¿Os apetece un bañito al aire libre?

Estábamos en Aguas Termales, en el Altiplano Boliviano, en la Reserva Nacional de Fauna Andina Eduardo Abaroa. Era una poza natural de forma circular y muy humeante. La temperatura del agua era de unos 27º o 30º, según nos dijeron, y en el exterior lucía el sol pero hacía frío.

Nos habíamos levantado antes de las cinco de la mañana, abandonando la cama calentita del refugio. El motivo del madrugón era contemplar las fumarolas de los géiseres, que se veían mejor a primera hora del día. Recorrimos un paisaje volcánico, árido y lunar, extraño y solitario. Llegamos a la zona de los géiseres llena de cráteres de diferentes tamaños, con agua sulfurosa burbujeante.

Todo estaba entre nubes de vapor caliente, que difuminaba las figuras. Leímos que los chorros de vapor podían alcanzar de diez a cincuenta metros de altura. El géiser principal era el llamado Sol de Mañana. El sol se filtraba a través de las fumarolas y caminábamos envueltos en nubes de vapor caliente. Un paisaje fantasmagórico que recordaremos especialmente.

© Copyright 2009 Nuria Millet Gallego

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

29 Nov 2009

CARTELES BOLIVIANOS

Escrito por: nuri-9 el 29 Nov 2009 - URL Permanente

En el Mercado de la Hechicería de La Paz vendían fetos disecados de llama para bendecir las casas nuevas y para ofrecer a la Pachamama (Madre Tierra). Y había muchos curanderos y adivinos. En un puesto encontré este cartel:

"Casa Esotérico-Naturista Doña Carmen. Sahumerios, inciensos de la India, perfumes, velas brasileras, baños de florecimiento, Mesas Dulces para la Pachamama. Para el trabajo, casa, salud, prosperidad, dinero, carro, viajes, etc..." A todo eso daba remedio doña Carmen.

En El Alto, un suburbio de La Paz construido en las laderas, y que creció hasta convertirse en otra ciudad, también había muchas casetas de maestros curanderos y consejeros que solucionaban los problemas de la vida.

Siempre he respetado todo tipo de creencias, cuando no pretendan imponerse a otros. Las imágenes de santos o de iconos eclesiásticos tienen un valor simbólico y estético para mí. Pero prefiero valores como el que expresa la papelera de la preciosa ciudad colonial de Sucre con el letrero: "El racismo y la basura bote aquí", equiparando racismo y basura.


En El Alto encontramos otro cartel curioso: "Ladrón que sea sorprendido será linchado y quemado vivo". Un aviso disuasorio para los posibles delincuentes.

En fin, que lo que se aprende en la vida, con las lecturas, y en los viajes, es que "La vida debe ser una educación continua".

Nunca dejamos de aprender.

© Copyright 2009 Nuria Millet Gallego

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

22 Nov 2009

INCAHUASI Y EL SALAR DE UYUNI

Escrito por: nuri-9 el 22 Nov 2009 - URL Permanente

El Salar de Uyuni es una maravilla natural, es la mayor extensión de sal del mundo, a 3600m de altitud y con 12.106km2. El blanco era cegador. Y el cielo del Altiplano boliviano era de un azul intenso.

En alguna zona había pirámides de sal que apilaban los trabajadores. Tenían que picar fuerte con el pico porque la superficie era dura. El lugar había sido originariamente un gran lago que se secó. El terreno estaba resquebrajado en fragmentos octogonales formando un mosaico hasta que se perdía la vista. Era inmenso.

La Isla de Incahuasi está situada en el centro del Salar, formada por rocas volcánicas, algo elevada, y cubierta por cientos de cactus gigantescos. Los cactus eran de la especie Trichocereus con alguna flor lila. Algunos eran enormes, de hasta seis metros de altura, y con varios brazos. Subimos a la cima de la isla para contemplar las vistas, y quedamos rodeados por un ejército de alargados cactus. Un paisaje realmente bello y curioso.

© Copyright 2009 Nuria Millet Gallego

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

15 Nov 2009

LAS CHOLITAS BOLIVIANAS (SOMBREROS VIAJEROS)

Escrito por: nuri-9 el 15 Nov 2009 - URL Permanente

Bolivia es el paraíso para una coleccionista de sombreros como yo. Se veían bastantes cholitas, las mujeres con ropa tradicional: amplias faldas superpuestas que llaman polleras, mantones, sombreros de fieltro tipo bombín, negro o marrón, y largas trenzas anudadas en la espalda. Pregunté a una chica joven cuántas faldas llevaba puestas y me dijo que cuatro (¡) con las enaguas. En los mantones cargaban a los niños pequeños, o cualquier otra cosa, a modo de mochila. Todo eso les daba un aspecto bastante voluminoso.

El sombrero estaba muy por encima de la cabeza, poco encajado, parecía a punto de caerse en cualquier momento. En una librería de La Paz leí que eran del tipo de sombrero borsalino, más alto que el bombín, y era el que utilizaban las cholas, vocablo que designaba a las mestizas.

Un domingo fuimos a visitar el colorido mercado de Tarabuco, un pueblecito cercano a Sucre. Hombres y mujeres vestían ponchos y sombreros llamados “monteras”, probable herencia de los soldados conquistadores. Muchas mujeres llevaban otro tipo de sombreros negros con visera trasera, adornos y dibujos con cuentas de colores.

Cuando viajábamos en micro, las furgonetas colectivas, nos gustaba sentarnos en la parte de atrás para contemplar el panorama de sombreros y las largas trenzas de las mujeres bolivianas. Esa imagen será otro de los recuerdos de Bolivia.

© Copyright 2009 Nuria Millet Gallego

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

07 Nov 2009

LOS FLAMENCOS DE LAGUNA COLORADA

Escrito por: nuri-9 el 07 Nov 2009 - URL Permanente

Bolivia es color. Los paisajes de la Ruta del Sudoeste del país impresionan, son el sueño de un pintor loco. Pueden verse lagunas de intensos colores por las algas y por los sedimentos y minerales de la zona. La región pertenece a la Reserva de Fauna Andina Eduardo Avaroa. Nos gustaron especialmente la Laguna Colorada, de un rojo tierra intenso, por las algas, y la Laguna Verde,. de aguas translúcidas.

Las lagunas están a 4400m. de altura, rodeadas por volcanes como el Ollagüe (5865m), todavía activo, cerca de la frontera chilena, o el volcán Licanbur (5960m).

En la Laguna Colorada y la Laguna Hedionda, llamada así porque huele a azufre, había miles de flamencos rosas, y no exagero. Nunca los habíamos tenido más cerca, a unos diez metros, ni siquiera en África.

Eran flamencos andinos, que se alimentan de microorganismos, con el cuello y las alas de color rosa más intenso, y el borde de las alas negro. El pico era amarillo y negro. Sus estilizadas patas parecían frágiles, y caminaban sobre las lagunas con elegancia, sumergiendo la cabeza de vez en cuando en busca de comida. Soplaba un fuerte viento y nos quedamos absortos y en silencio contemplándolos. Por todas partes se veían las manchas rosadas de flamencos sobre la superficie del agua. Fue un privilegio poder observarlos.

© Copyright 2009 Nuria Millet Gallego

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

01 Nov 2009

LAS MINAS DE POTOSÍ

Escrito por: nuri-9 el 01 Nov 2009 - URL Permanente

Uno de los recuerdos más impactantes del viaje a Bolivia será, sin duda, la visita a las minas de plata del Cerro Rico en Potosí.
Las minas fueron descubiertas por los conquistadores españoles hace más de cuatrocientos años, y todo el Cerro estaba horadado con galerías, con riesgo de desplome. Era un laberinto subterráneo. Habían trabajado hasta 15.000 mineros, pero en la actualidad sólo trabajaban unos 4000 mineros. Decían que como mucho quedarían diez o quince años más de explotación.

En el Mercado Minero vimos todos los objetos y utensilios que compraban los mineros: botas, casco, lámparas, dinamita, mecha, cigarrillos, mascarillas...Como las minas estaban constituidas en régimen de cooperativa, eran ellos los que compraban su propio equipo y la mayoría prescindían de las mascarillas porque les molestaban para respirar y les daban calor.

Uno de los artículos que más me sorprendió fue el Alcohol Potable de 96º que bebían los mineros el primer y el último viernes del mes para ofrecer y pedir bendiciones a la Pachamama, la Madre Tierra (que falta les hacía), y al Tío, protector de la mina. Alcohol Potable de 96º!!! Como el de uso hospitalario para desinfectar. Y con buen gusto, según la etiqueta...No pude evitar probarlo...

Otro artículo imprescindible para el minero es la coca. Compraban bolsas de hojas de coca que había que mezclar con un catalizador alcalino para que desprendieran la sustancia. Hacían una bola y la masticaban todo el día para resistir el duro trabajo en la mina.

Visitamos los llamados Ingenios, las plantas donde se procesaba la plata, llenos de maquinaria polvorienta y ruidosa. En el Ingenio trituraban las piedras, las centrifugaban, las sumergían en sustancias químicas, la decantaban, secaban y finalmente obtenían el polvo de sulfato de plata. La ciudad colonial de Potosí, que es Patrimonio de la Humanidad, tenía las casas pintadas de colores intensos, tal vez para compensar el polvo y la negrura de las minas.

Después llegó el plato fuerte: la entrada en la mina. Estuvimos casi dos horas bajo tierra. En el primer tramo pudimos caminar erguidos por la galería, pero bajamos hasta el cuarto nivel y nos arrastramos y caminamos a cuatro patas por estrechas galerías. Respiramos polvo y gases tóxicos, de hecho salimos de allí con una fuerte ronquera en ese poco tiempo...

Encontramos varios grupos de mineros trabajando. Uno eran cuatro chicos jóvenes que empujaban una vagoneta cargada por los rieles. La vagoneta podía transportar hasta dos toneladas de mineral, y con la estrechez de la galería podían suceder accidentes como ser atropellado por una de ellas, porque en muchos tramos no había lugar para esquivarla. Los chicos tenían 16 años y trabajaban entre 8 y 12 horas al día. Todos mascaban coca con la mejilla hinchada, y sonreían y hacían bromas. Eran jóvenes pero sabíamos que en la mina también trabajan niños, aunque la legislación boliviana lo prohíbe y no los vimos.

Coincidimos con otro minero de 49 años, que llevaba 37 años trabajando allí, y estaba a punto de jubilarse; le pregunté si tenía hijos y si eran mineros. Siempre recordaré su mirada de orgullo al contestar que tenía siete hijos y que todos estudiaban.

© Copyright 2009 Nuria Millet Gallego

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Sobre este blog

Avatar de NuriaNómada

NuriaNómada

El viaje es más que ocio o entretenimiento, es desplazarse a lugares que formaron -o que formarán- parte de nuestros sueños. Todos llevamos un mapa propio, es el mapa de nuestros sueños. Sigo dibujando mi mapa.

Soy una viajera vocacional y literaria, viajo en el tiempo y en el espacio. Admiro a viajeros como Alexandra David-Néel, Richard Burton, David Livingstone o Ryszard Kapuscinski, cuya época y cuyos viajes son irrepetibles. Pero creo que aunque casi todo esté ya descrito y descubierto, un viajero siempre podrá ofrecer su mirada sobre aquello que ve y disfruta temporalmente.
El viajero es un testigo privilegiado y nuestros ojos tal vez pueden ver mejor las realidades lejanas gracias a los anteojos de los que nos precedieron.

Me gusta todo tipo de naturaleza (montaña y playa, selvas y desiertos, mares y ríos, lagos y glaciares), las ciudades históricas coloniales, las indumentarias y costumbres diferentes, la gastronomía, los mercados, las charlas con la gente y volverme invisible de vez en cuando para observar sin interferir. Me gustaría disponer de tiempo sin límite para viajar y escribir sobre lo que veo.
He sido trotamundos y he disfrutado en más de ochenta países, y sigo buscando nuevos horizontes.

Me confieso letraherida, como lectora y como escritora. En cada viaje me acompaña mi cuaderno de ruta y varios libros sobre el pais que visito. La literatura es parte importante de mi vida (también soy nómada en el vasto territorio de los libros) y tiene un pequeño espacio en este blog.
BIENVENIDOS!

"NOS TRANSFORMAMOS EN NUESTROS PROPIOS SUEÑOS."
LAWRENCE DURRELL

"ENTRE LOS DONES DE LA TIERRA HAY POCOS PLACERES COMPARABLES A LA ALEGRÍA DE ENTRAR EN CONTACTO CON UN NUEVO PAÍS, UNA RAZA COMPLETAMENTE EXTRAÑA Y COSTUMBRES CONTRARIAS. TANTO DA QUE SE HAYAN ESCRITO BIBLIOTECAS ENTERAS; CADA NUEVO ESPECTADOR ES, PARA SÍ MISMO, UN NUEVO CORTÉS."
RUDYARD KIPLING

"CADA CONTINENTE SERÁ UNA ASIGNATURA, CADA PAÍS UNA LECCIÓN, CADA SITUACIÓN UN EJEMPLO, CADA PERSONA UN EJERCICIO."
"CUANDO VIAJO EXPERIMENTO QUE EL TIEMPO ES MÍO. NO CONCIBO UNA ACTIVIDAD MÁS APASIONANTE QUE LA DE VIAJERO."
JORGE SÁNCHEZ

"...EL VIAJE PUEDE SEGUIR SIENDO AVENTURA PORQUE AVENTURA ES EL RECORRIDO DE LOS SUEÑOS. Y EL SUEÑO ES LA NATURALEZA QUE CONFORMA EL CORAZÓN DEL HOMBRE. SU DESTINO ES CUMPLIRLOS."
JAVIER REVERTÉ

"LA DIFERENCIA ENTRE PAISAJE Y PAISAJE ES POCA, PERO HAY UNA GRAN DIFERENCIA ENTRE LOS QUE LO MIRAN."
RALPH WALDO EMERSON

"NO SE DESCUBRE SINO LO QUE SE HA IMAGINADO."
GASTON BACHELARD

© Copyright 2008-2013 Nuria Millet Gallego
Licencia safe.creative.org.

ver perfil

Amigos y seguidores del viaje

  • lorenzo
  • joaquim
  • blasftome
  • afrika-anna
  • jose-carlos-ga-fajardo
  • danigago
  • José Ignacio Izquierdo Gallardo
  • Pere Estupinyà
  • Emilio Fuentes Romero
  • Manuel Cascales Guindos
  • juanmanuel
  • guendy2
  • viajealasantipodas
  • miabuelapepa
  • kovalam90
  • David Nogales

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

Feevy

RSS

Oops! Este módulo parece que todavía está sin configurar..