02 Jul 2013

Hijo del Alma

Escrito por: orisel el 02 Jul 2013 - URL Permanente

Escrito por Orisel Gaspar

Galicia 30 de junio 2013.

En homenaje y agradecimiento

a Javier Fernández Jure.

A un año de la muerte del actor y director cubano Javier Fernández Jure, como homenaje a su enorme talento, vuelvo la vista atrás para hacer un pequeño recuento de una de las obras que nos unió en la creación: Hijo del Alma.

Hijo del Alma nació del impacto que me provocó ver aquellas cajitas pequeñas en que traían los restos de los fallecidos en la guerra de Angola (esto fue entre 1991 /92). Enfrentarme a la imagen de aquellas cajitas, para mí fue tan fuerte que inmediatamente quise hacer una obra sobre la muerte, la guerra y las madres. Una obra que hablara sobre todas las muertes, todas las guerras (incluidas las psicológicas) y todas las madres.

Se lo dije a Javier Fernández Jure, hoy fallecido, aunque yo prefiero decir: hoy, en ese otro lugar de la existencia al que él decidió partir. De aquella compartíamos una relación sentimental y de trabajo, remábamos nuestro arte en Teatro del Centro en Santa Clara. Me dijo: Hazme una propuesta. Y forré de papel blanco algunas cajitas de diferentes tamaños, esas donde vienen los medicamentos, las coloqué sobre una alfombra roja como si fuesen cajas de muerto en fila en un cementerio y trabajé con el poema de José Martí Hijo del Alma.

Partí de tres estados para aquella primera propuesta escénica: la pérdida, la agresión, la maternidad. A Javier le encantó lo que le mostré y me dijo, Vamos a hacerla.

Aquella propuesta mía se mantuvo en el espectáculo, las cajitas (luego añadimos más), la alfombra roja, y las acciones del personaje, del poema de Martí solo quedó en la obra final el siguiente fragmento que convertí en canción y el título Hijo del Alma:

"Ellos tienen tu sombra;

¡Yo tengo tu alma!

Ésas son cosas nuevas,

Mías y extrañas."


Luego escogí las tres grandes tragedias de Lorca: Yerma, Madre coraje y La casa de Bernarda Alba. Sentía que en estas obras estaba la esencia de lo que yo pretendía trasmitir. Fui leyendo las obras una por una y seleccionando aquellos parlamentos que encajaban dentro de mi idea. Una vez que los tuve seleccionados, los copié en el orden inverso a la selección, o sea, del final del libro que recogía las tres tragedias, al principio. Resultado de aquello quedó un monólogo puramente lorquiano que separado de su contexto adquiría una nueva connotación, sin perder el dulcemente trágico espíritu de las tres obras de Lorca, era algo así como un Lorca concentrado.

En el nuevo contexto, en interacción con aquellas pequeñas cajitas blancas, sobre la alfombra roja, cajitas que para mi seguían siendo los ataúdes en los que bien podían regresar de la guerra de Angola los restos de algún ex compañero mío, parlamentos de Lorca tales como "es tan terrible ver la sangre de una derramada por el suelo. Una fuente que corre un minuto y a nosotros nos ha costado años... me mojé las manos de sangre, y me las lamí con la lengua, porque era mía" me resultaban estremecedores.

A aquella selección mía Javier le añadió otros pequeños textos, recuerdo de Rayuela de Julio Cortázar, más tarde también incluí "Arrepentida de amaros tanto, el alma tengo llena de pena, tengo los ojos llenos de llanto, como María la Magdalena", de la Marquesa Rosalinda de Valle Inclán. Trabajamos partiendo de mi propuesta inicial, creando nuevas secuencias de acciones a las que luego añadíamos los textos y viceversa.

Trabajamos buscando en la acción sus múltiples posibilidades, haciéndola de todos los tamaños, dejándola en el impulso, sin perder nunca el motivo que le dio origen y explorando sus nuevos significados. Fue un proceso intenso, muy rico de investigación y experimentación donde lo externo y lo interno nunca se divorciaron más que para facilitarnos el hablar de ello.

Javier tocaba la flauta sentado en el público, aquel sonido y algunos textos que convertí en canciones eran toda la música de la obra. Hijo del Alma era una orquesta de emociones, fue verdaderamente mágico danzar en ella. Ambos aprendimos y crecimos en aquella experiencia.

Hijo del Alma no se presentó nunca fuera de Cuba. Yo obtuve premios de Interpretación y la obra fue premiada por nuestro maestro en común Vicente Revuelta, en alguna Revista Tablas se habla de ello, no recuerdo el número, no suelo coleccionar estas cosas. Tengo alguna foto, de mala calidad. Vídeos no tengo. En aquella época era bastante difícil para nosotros y para muchos hacer fotos a las obras, y vídeos casi imposible, estamos hablando de los primeros años de la década del 90, y todo lo que implicó para Cuba.

Estrenamos Hijo del Alma, un 28 de Enero, inaugurando con una primera versión el nuevo espacio del El Mejunje, coincidiendo con un aniversario más del nacimiento de José Martí, en aquel hotel en ruina convertido en espacio para la cultura en el que aún hoy Ramón Silverio mantiene con su paciencia, perseverancia y magia su inconfundible proyecto.

Luego seguimos trabajando en la estructura del espectáculo, cambiando de lugar escenas, añadiendo nuevas, como si jugáramos a ampliar las ideas, a concentrarlas, manipulando las piezas a nuestro antojo, era todo un reto para mí mantener el control para que aquel barco de ausencias, de angustia, de reflexión, que habíamos construido no se me fuera a la deriva.

Recuerdo haber hecho una función en Santa Clara, creo en la Casa de la ciudad, había en el público unas cuantas madres, madres que perdieron a sus hijos en diferentes guerras, yo no lo sabía. Aquellas mujeres lloraban tanto en medio de la representación, que al yo terminar me quedé sin habla, estuve horas para recuperarme, en absoluto silencio, y me sentí muy mal, porque sentí haber estado hiriendo a aquellas madres que ya bastante herida tenían.

Han pasado más de veinte años de aquella aventura creativa, comparto hoy estos gratos recuerdos en homenaje y agradecimiento a Javier Fernández Jure.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

09 Feb 2013

"Divertimentos", teatro como estrategia lúdica de aprendizaje

Escrito por: orisel el 09 Feb 2013 - URL Permanente

“Un pueblo que no ayuda y no fomenta su teatro, si no está muerto, está moribundo; como el teatro que no recoge el latido social, el latido, histórico, el drama de sus gentes y el color genuino de su paisaje y de su espíritu, con risa o con lágrimas, no tiene derecho a llamarse teatro, sino sala de juego o sitio para hacer esa horrible cosa que se llama "matar el tiempo".

Federico García Lorca.

Por Orisel Gaspar

Vigo, 8 de febrero, 2013.

El teatro es instrumento útil y eficaz en la formación del hombre, por su alto nivel de expresividad y el impacto humano vivo y directo con sus receptores.

Estimulante e instructivo el teatro posee el efecto de provocar en el público sentimientos, reflexiones, sensaciones, emociones e ideas, y estimularlo a proceder con virtud.


Vuelvo al teatro como el niño vuelve una y otra vez al juego. Este juego, organizado en escenas, personajes y objetivos que cumplir, pone en mis manos una herramienta maravillosa que ejerce como valioso complemento a la educación.

Y vuelvo con la colaboración especial de la profesora Pilar Casal cuyo apoyo no puedo dejar sin resaltar. El maravilloso y total aporte de Pilar -una educadora excelente, no solo por todo lo que sabe y cómo ejerce su profesión, sino por la humildad que emana de ella- me ha sido indispensable. Su compromiso y alegría han sido imprescindibles, gracias a la hondura de su implicación estoy llevando a cabo el proceso de investigación teatral que me gusta hacer cuando trabajo, con total libertad y profundidad, graciñas Pilar.

Sé que soy tan solo un grano en esta inmensa montaña de ausencias y necesidades que vivimos, desarrollar este proyecto es mi lucha personal contra estas carencias, a los niños no les debe faltar el teatro en su formación... porque como dijera nuestro gran pensador José Martí "los niños son la esperanza del mundo".


Ayer he actuado nuevamente en la Escuela Infantil Rua Aragón, de Vigo, en esta ocasión con el espectáculo "Divertimentos", del proyecto "De 3 a 6", especialmente creado por mi y en proceso de continuo desarrollo para niños de entre tres y seis años .

Mi sencilla propuesta se basa en la teatralización de las historias contenidas en un conjunto de canciones infantiles, historias que les ayudan en su crecimiento intelectual y emocional, que les incitan a pensar, que les enseñan a analizar.

“Divertimentos” es una representación que en su estrategia lúdica le da la oportunidad al niño de aprender, echar a volar su imaginación, colaborar en la creación de personajes al mismo tiempo que descubre valores y goza del patrimonio cultural universal.

El regalo de sus sonrisas, verlos cómo se van atreviendo a salir al escenario ellos también a representar, cómo desarrollan su expresión corporal, cómo aprenden y crecen con cada presentación, es indescriptible... y esperanzador.

A través de “Divertimentos”, trabajo además para mejorar la audición y el sentido y control del ritmo, la coordinación, para desarrollar el gusto por la música, para mejorar la concentración de los pequeños y fomentar su capacidad de comprensión a la vez que desarrollan su expresión.

En general el proyecto “De 3 a 6” tiene entre otros muchos objetivos favorecer el desarrollo social de los niños brindándoles un espacio donde sientan representados sus propios conflictos, una vía para comprenderse y superarse a sí mismos.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

18 Ene 2013

De 3 a 6. Llevando el teatro a las escuelas

Escrito por: orisel el 18 Ene 2013 - URL Permanente

“Educar es dar al hombre las llaves del mundo,
que son la Independencia y el amor,
y prepararle las fuerzas para que lo recorra por sí,
con el paso alegre de los hombres naturales y libres”
“...somos un Ejército de Buenos Tiempos
armados de optimismo y buena fe
con mucho amor..."

De 3 a 6 es un proyecto para niños de 3 a 6 años -y todo aquel que conserve su infancia- cuyo fin es que a los niños no les falte el teatro pues considero indispensable la presencia del arte en el proceso de formación de la infancia.
Llevar el teatro a la escuela es una vía más económica para hacer frente a la dura situación financiera que atravesamos actalmente. Aunque no podamos transportar el edificio, el escenario, las butacas, los telones, las luces… y la magia que estos otorgan a ese espacio llamado teatro, contamos con algo muy importante, contamos con la magia del actor, así que aquí estoy poniéndome manos a la obra.
Este jueves estuve representando en la Escuela Infantil Rua Aragón, de Vigo, el cuento A mi no me comas de Margarita del Mazo que para estos fines ha teatralizado. Utilizando como único recurso la riqueza expresiva del cuerpo puse a la consideración de los infantes mi sencilla propuesta que defiende la importancia del papel que juegan los cuentos en la superación de los miedos infantiles.
Estoy haciendo una elección de textos y música de orígenes y formas diversos basada en que los contenidos sean trasmisores de valores esenciales como la tolerancia, el respeto, la protección de lo natural, la igualdad, la amistad, y ayuden a la canalización de los afectos y los miedos, entre otros temas cardinales en la formación del ser humano.
Agradezco enormemente a la profesora Pilar Casal por el apoyo que me brinda para que me sea posible desarrollar mi trabajo investigativo, trabajo que se nutre del estudio del comportamiento, necesidades y reacciones de los niños ante los contenidos. Aplaudo su conciencia clara de la importancia que para el desarrollo integral de la infancia se trabaje a través del arte en la orientación hacia los valores más esenciales de humanidad.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

01 Dic 2012

Gonzalo Perdomo rueda en Madrid su cortometraje “15 años”.

Escrito por: orisel el 01 Dic 2012 - URL Permanente

“El joven director colombiano Gonzalo Perdomo rueda en la capital española su nuevo proyecto audiovisual. Los protagonistas son el actor venezolano Alejandro Arroyo y la actriz cubana Orisel Gaspar. El rodaje se está realizando íntegramente en Madrid.”

“15 años”, el nuevo proyecto audiovisual del joven director colombiano Gonzalo Perdomo está compuesto por destacados profesionales del audiovisual de Colombia, España, Perú, Venezuela, México y Cuba.

El nuevo proyecto fílmico con una importante presencia latinoamericana que se está desarrollado en Madrid tuvo su etapa de ensayos el pasado agosto en una de las salas de ensayo de la sede de la Asociación Cultural Yemayá, dirigida por Pilar Zumel, escenario del conocido Concurso de cantautores Rosas en el Mar entre otros muchos llamativos eventos culturales en el corazón de Madrid, que tiene su sede en Lavapiés, al número 78 de la calle Amparo. El espacio ha sido elegido también por Gonzalo Perdomo para el rodaje de la escena final del corto.

El director, Gonzalo Perdomo, natural de Santa Fé de Bogotá, Colombia, reside en Madrid desde el año 2003 donde trabaja como realizador y editor para un importante canal de televisión. Perdomo cursó en Paris sus estudios universitarios en Cine y Filosofía.

Entre sus proyectos personales escribió y dirigió los cortometrajes La Oscuridad y El revés. El Revés con una amplia selección en Festivales toca temas como “la relatividad y la complejidad de aquello a lo que llamamos “valores”, momentos de una vida en los que la necesidad y una buena oportunidad, pueden reconfigurar nuestras decisiones”.

Acerca de la temática del nuevo proyecto audiovisual de Gonzalo Perdomo no se han adelantado detalles.

La actriz hispano cubana Orisel Gaspar tiene como compañero de escena al actor hispano venezolano Alejandro Arroyo , quien cuenta con una extensa trayectoria de trabajo en Venezuela, USA y España en Teatro, Cine y Televisión. Alejandro Arroyo estudió Teatro en el I.F.A.D. y el Laboratorio Teatral Anna Julia Rojas de Caracas bajo la tutoría de Horacio Peterson y en Nueva York con Marketa Kimbrell. Cursó estudios de Artes Plásticas en Parsons School of Design y se licenció en la Universidad de Nueva York en Cine y Televisión. En España realizó un MBA en Dirección de Empresas Audiovisuales en la Universidad Carlos III y un Magíster en Diseño y Realización de Formatos de Televisión en la Complutense de Madrid y el IORTVE; ha participado en diversos cursos de formación actoral profesional de canto, danza y ballet así como talleres con John Strassberg, José Pedro Carrión y Miguel Tubías, entre otros.

“15 años” cuenta con la colaboración de la actriz asturiana residente en Madrid María Miguel, con una vasta experiencia en teatro, cine, televisión y publicidad.

Conforman el equipo de rodaje de este proyecto profesionales como Mauricio Franco Tosso (El segundo amanecer de la ceguera), Hugo Carmona (Quechua Films), Alicia Inglés, Gorka León y José Veiga (The House of films), Flavia Burelli, Araceli Roldán, entre otros.

La actriz Orisel Gaspar, que ha residido entre Madrid y Galicia arribó a España proveniente de Paris a principio de 2004 tras haber recibido en Nantes, Francia, junto al director cubano Joel Cano el Globo de Oro por su película Siete días siete noches en el Festival de los Tres Continentes 2013. Recientemente fue merecedora del Premio de Interpretación Adria Santana en el 10mo Festival Internacional de Cine Pobre de Gibara, Cuba.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

01 Dic 2012

Clássico "O velho e o mar" é adaptado para o teatro

Escrito por: orisel el 01 Dic 2012 - URL Permanente

Por Tony Berrocal

Peça em cartaz em Cuba
deverá vir ao Brasil
e demais países da América do Sul



A história tem como personagem principal um velho pescador chamado Santiago. Apesar de muito experiente, acha-se em uma maré de azar, tendo ficado quase três meses sem conseguir pescar um único peixe.

Santiago possui um jovem amigo, chamado Manolín, que o incentiva a pescar. Na manhã do 85º dia, em sua pequena canoa, Santiago consegue pescar algo descomunal e que lhe oferece muita resistência e lhe carrega a canoa cada vez mais para o alto mar.

Formado na Escola de Instrutores de Arte, em 1963, Ramón Díaz recebeu aulas de representação dos professores Julio M. Aparicio e Adela Escartín (famosa atriz espanhola e cubana). Em 1965, ele entrou no elenco do Teatro Musical da Havana, onde ele alterna suas atividades como diretor e como artista, aparecendo na televisões cubana, mexicana, brasileira e venezuelana.

Algum tempo mais tarde, esse mestre teatral começa um tour internacional pela América Latina e Europa, o qual lhe lança a um status de celebridade, ao lado da atriz Olga Flor. Porém, foi com a adaptação “Del Cimarron”, do escritor cubano Miguel Barnet, que ele ganhou o Festival de Teatro da Havana e ficou realmente destacado dentro da sociedade da telinha havaneira. Ele criou adaptações teatrais para Hamlet, Don Juan, O Reino deste mundo e o Quixote. Este novo espetáculo é uma apresentação exclusiva. baseada no romance de Ernest Hemingway.
É um evento que promove uma oportunidade para homenagear e lembrar o grande escritor americano amigo de Cuba e México, que em artigos para The New York Times deu grande magnitude, a lendas da Havana Velha: a Bodeguita del Medio, o Floridita Daiquiri Mojito, La Virgen del Cobre, a barra de Dois irmãos e outros itens representativos de Cuba e ao México das touradas e história colonial.

Este trabalho, que é considerado um clássico da literatura, inspira esta encenação sem querer ser uma versão teatral da história familiar, mas uma criação independente por ela motivado. Ele usa as habilidades e desempenho do homem para mostrar como é o destino de fantoches, a arte da mímica, fantoches, espantalhos e os elementos mágicos da lanterna, com os quais o ator já trabalhara antes.

Mais do que um monólogo, pretende ser uma reflexão sobre o monólogo da terceira idade e final. Santiago, um pescador cubano idoso e atravessando o peso da solidão e uma temporada sem nada pescar, recorda sua vida passada. Desde o princípio, diz respeito a um menino chamado Manolin, que foi seu aprendiz e principal suporte em viagens marítimas, mas passa a pertencer a uma família privilegiada, que fez fortuna com a pesca, mas é proibido de ir pescar com o velho, por causa da sua má sorte.

Mas o velho se sente comprometido com a admiração do garoto, a quem incentiva e compartilha a devoção pelo beisebol. Encorajado pelo seu orgulho e senso de honra, vai ao mar, em busca de pesca, num dia aparentemente normal, mas encontra muitas adversidades.

Cruza o seu caminho um espécime magnífico de marlin, cujo enfrentamento vai se transformar numa angustiante batalha. Quando do retorno do velho, o peixe é completamente irreconhecível, os tubarões já haviam comido as entranhas do peixe, dele não restando mais quase nada, a não ser a espinha dorsal como um testemunho da grande estatura original, mas suficiente para provocar a admiração e reconhecimento de todas as pessoas, especialmente do filho de quem tanto se orgulha. Chegar ao fim "destruído, mas não derrotado."

A obra, que será apresentada no mês de dezembro em Cuba, está agendada para ser levada aos palcos brasileiros nos dois próximos anos.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

05 Jul 2012

Recibe, Javier Fernández Jure mis afectos, en el recuerdo vivo de los mejores frutos de nuestra unión

Escrito por: orisel el 05 Jul 2012 - URL Permanente

Recibo con estupor la inesperada e incomprensible noticia de la muerte reciente del prolífero actor y director teatral cubano Javier Fernández Jure (25/12/1966 30/06/2012). Nada sé de las circunstancias de su ausencia física y percibo la presencia de su huracanado ser más allá de lo explicable.

Javier Fernández (último derecha) en ‘Té y simpatía’, puesta en escena de Carlos Díaz.
De izquierda a derecha: Leoncio de La Torre, María Elena Diardes,
Luis Celeiro.
Jorge Perugorría (debajo),

Javier, con quien compartí creación por ocho fructíferos años repartidos entre el Instituto Superior de Artes (Universidad de las Artes, Habana), Teatro del Centro (Santa Clara) y Teatro Escambray (Manicaragua), ha iniciado el viaje para habitar otra existencia, libre ya de las fronteras de esta vida física desde la cual escribo estas palabras para rendir merecido homenaje al inagotable y convulso talento que le caracterizó.

Siempre me habló Javier de su muerte temprana y sus palabras se han cumplido, me habló también de resurrección y por ahí sé que está resurgiendo, rehaciéndose.

Deseo allí donde se encuentre disfrute el equilibrio sano.

Recibe, Javier Fernández Jure mis afectos, en el recuerdo vivo de los mejores frutos de nuestra unión, los hijos que pudimos parirle al arte:


Fábula de un país de cera (Teatro de la Villa, con Joel Cano) Javier Fernández Jure como actor.

Viejos Pánicos (Teatro del Centro) Director Javier Fernández Jure

Hijo del Alma (Teatro del Centro) Director Javier Fernández Jure

Petición de Mano (Teatro Escambray) Director Javier Fernández Jure

La paloma negra (Teatro Escambray) Javier Fernández Jure como actor.

Los equívocos Morales (Teatro Escambray) Director Javier Fernández Jure

Sin Tener (Teatro Escambray) Director Javier Fernández Jure

Woyseck (Teatro Escambray, proyecto inconcluso) Director Javier Fernández Jure.

Director Javier Fernández Jure.
Orisel Gaspar como Iván Vasilievich Lomov en Petición de Mano de Antón Chejov
(Teatro Escambray)

Vea también: Obituario urgente para Javier Fernández Jure

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

04 Jul 2012

Javier Fernández, unas ALAS y unas velas…

Escrito por: orisel el 04 Jul 2012 - URL Permanente

Posted in De Teatro by Eddy D. Souza on 07/02/2012

‘Té y simpatía’, puesta en escena de Carlos Díaz. De izquierda a derecha: Leoncio de La Torre,
María Elena Diardes, Jorge Perugorría (debajo), Luis Celeiro y Javier Fernández.

Rubén Darío Salazar

Matanzas 07/03/2012.

Javier Fernández Juré y yo fuimos compañeros en los dorados años ochenta del Instituto Superior de Arte de La Habana. Era el novio de mi coterránea Ileana Wilson y tenía vínculos de estudio y trabajo con los maestros Raquel y Vicente Revuelta. Fue fundador de aquellos primeros espectáculos de Carlos Díaz (Zoológico de cristal, Té y simpatía), que luego definieron la conformación de esa vibración escénica llamada Teatro El Público. Era rubio, hermoso, arrebatado, soñador y era mi amigo.

Siempre que lo veía, ya en su periplo por Teatro Escambray u otras agrupaciones, nos poníamos a recordar los años felices en la capital. Nos seguíamos el uno al otro, en cada festival, jornada o encuentro de las tablas.

Tenía una muy particular manera de ver el teatro, fruto de la mezcla de sus maestros y sus lecturas, era mitad ángel y mitad diablo y lo demostraron sus trabajos con Chéjov, Montero, González, Muñoz, ora como intérprete ora como director escénico.

Todo en Javier era convulso, sus amores y su teatro. Tengo fresca en la memoria su simbólica imagen alada, suspendida en el aire, en uno de los festivales de teatro de pequeño formato de El Mejunje, en Santa Clara. Luego pasó un tiempo largo, lleno de silencios e historias humanas y lo reencontré en Cienfuegos como parte del Conjunto Dramático de la Perla del Sur. En ese núcleo creó Velas Teatro, se enamoró otra vez, tuvo a Luna, su niña preciosa, imaginó un espacio para trabajar y retomó el local en ruinas que perteneció a Teatro a Cuestas, un sitio pequeño, que imantó con su espíritu alucinado y alucinante.

Lo vi moverse entre los fantasmas de Shakeaspeare en confesión, una puesta en escena suya que prometía un nuevo aire, un momento otro en su trayectoria sobre las tablas. Allí mismo hablamos, de sus viejos amores y sus próximos proyectos, viajes, quimeras… nunca me habló de la muerte. La última vez que nos vimos me acogió para trabajar en su sala del Boulevard, y él mismo junto a su equipo me ayudó en el montaje de luces y tramoya. Realicé en su sede, su casa, su territorio de partir, una función muy especial de La niña que riega la albahaca y el príncipe preguntón. Nos prometimos volver a intentarlo con otro espectáculo, está marcado con letras rojas en mi plan de trabajo de 2012. No sé si en su ausencia lo haré.

Pasan como imágenes indelebles ante mis ojos, la fuerza de sus actores bailando para mí con abanicos españoles, una danza entrañable, un baile fragmentado y sinuoso; sus ojos azules clavados sobre mí, disfrutando mi emoción de visitante sorprendido. Así era Javier, un hombre que amó el teatro con locura, con la pasión desmedida de los poetas. Izó las velas de su arte y de su vida hasta que algo se rompió, hoy no sé si fueron aquellas alas de cartón con que lo vi alzarse en el patio de ladrillos de su Santa Clara o el velamen fragmentado de su barca en plena fuga.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Sobre este blog

Avatar de Orisel Gaspar Rojas

Orisel Gaspar, para servirle

"Escribo para decir lo que la vida me asusta, lo que la vida me gusta, escribo para vivir. Escribo para que sepas lo que no cuenta mi boca, escribo si me provoca sencillamente escribir."
Orisel Gaspar

ver perfil

Tags

Amigos

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

Texto

Twitter

Oops! Este módulo parece que todavía está sin configurar..