02 Oct 2012

Silencio?

Escrito por: pacifista101 el 02 Oct 2012 - URL Permanente

En la muerte nadie te recuerda;
en el sepulcro, ¿quién te alabará?
Salmos 6:5

Este argumento esgrimido por el salmista rey David para obtener el favor de Dios en medio de la adversidad nos sirve para considerar el privilegio que tenemos de estar vivos y gozar de las bendiciones que Dios ha preparado para nosotros desde antes de la creación del universo. Su hijo Salomón lo presentó de esta manera: “Entre todos los vivos hay esperanza, pues vale más perro vivo que león muerto.” A nuestro Padre celestial debemos ofrendarle sacrificios de alabanza. Pero, ¿en qué se nos va el tiempo? ¿En alabanza o en quejarnos de todo y por todo? Todos sabemos que nuestro tránsito por est e mundo es breve y muy limitado. ¿Por qué entonces desperdiciar el tiempo quejándonos por las circunstancias que Dios ha permitido que nos rodeen con el propósito de enseñarnos y disciplinarnos? En todo y por todo debemos ser agradecidos a Dios. Ese agradecimiento es una actitud y se refleja en las palabras que salen de nuestros labios.

¿Cómo está distribuido tu vocabulario? ¿Reflejan nuestras palabras agradecimiento y bendiciones o queja, amargura y maldición? Una ventaja adicional que nos concede la alabanza es que mientras ocupemos nuestro tiempo agradeciendo a Dios por todo lo que nos ha provisto, sean talentos, bienes u oportunidades de servicio, muy poco tiempo nos quedará para protestar y murmurar por nuestras circunstancias. ¿Cuán cerca o lejos crees que está el fin de tu vida terrenal? Imposible saberlo pues ese conocimiento está reservado exclusivamente para Dios. No obstante, disfrutemos ahora de lo que Dios nos ha dado pues cuando bajemos al sepulcro a descansar no tendremos oportunidad de gozar de las bendiciones de Dios sino hasta que suene la trompeta y nuestros cuerpos se levanten de la tumba para reunirse con el Señor Jesús en el aire y vivir con él para siempre. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

01 Oct 2012

Resultados

Escrito por: pacifista101 el 01 Oct 2012 - URL Permanente

ahora yo me burlaré de ustedes
cuando caigan en desgracia.
Yo seré el que se ría de ustedes
cuando les sobrevenga el miedo,
cuando el miedo les sobrevenga como una tormenta
y la desgracia los arrastre como un torbellino.
Proverbios 1:26-27

La necedad impera entre las masas. La necedad corre libremente y se apodera de las mentes y los corazones de aquellos que no han querido poner atención al llamado de la sabiduría. A pesar de que todos están buscando obtener el mayor valor al más bajo costo, la sabiduría que es gratuita y está disponible para todos aquellos que acepten su invitación, no es buscada ni es considerada como un buen negocio. Muchos prefieren buscar la ruta del negocio fácil, de los placeres inmediatos, de la confianza puesta en la educación y las ciencias, de la picardía y el engaño, de la explotación del prójimo y se olvidan de que sólo les basta escuchar la voz de la sabiduría y vivir en el temor del Señor para alcanzar la paz y el bienestar. Tarde será cuando se den cuenta de que su estilo de vida y las decisiones que tomaron les causarán un sabor muy amargo como resultado de haber sembrado la semilla de la necedad y haber ignorado la invitación que les extiende la sabiduría.

Busca a Dios. Escucha su llamado. Te está llamando a ti. Escucha su invitación. Sigue sus pasos. Pon atención a lo que te dice. No te detengas. No voltees a mirar lo que dejas atrás. Nada en el mundo se puede comparar con los beneficios y bendiciones que recibe quien ha decidido obedecer a Dios y a actuar de acuerdo a su palabra. Atender el llamado de la sabiduría es el mejor negocio que puedes hacer en tu vida. Ignorar su llamado será la peor decisión que habrás tomado. ¿Qué te impide escuchar la dulce voz del Salvador que te extiende su mano para colocarte en un lugar de privilegio y honor? Detén tu carrera y haz una pausa. Piensa con mucho cuidado que camino prefieres seguir. Tienes dos opciones. El camino de la victoria y el camino del fracaso. Dios te llama a transitar por el camino de la gloria y la santidad. ¿Quieres seguirle? ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

28 Sep 2012

Inversión

Escrito por: pacifista101 el 28 Sep 2012 - URL Permanente

El que ayuda al pobre no conocerá la pobreza;
el que le niega su ayuda será maldecido.
Proverbios 28:27

Es muy fácil que nuestra esperanza y nuestra confianza las pongamos en el dinero y posesiones que logremos acumular. Es posible que en algunas ocasiones el haber contado con dinero en el banco nos ha ayudado a resolver una calamidad que se nos presentó en el camino, pero éste no es siempre el caso. Con todo y eso nos aferramos al dinero como si éste fuese la única fuente de seguridad para nuestras vidas. Y aquí es donde erramos grandemente. Se nos olvida que el dinero con que contamos fue provisto por Dios. Pensamos neciamente que lo que hemos acumulado es producto de nuestro propio trabajo e inteligencia sin caer en cuenta que el empleo o la actividad a la que nos dedicamos también nos fue dada por Dios. Nos volvemos a equivocar cuando pensamos que la posición que hoy ocupamos nos la hemos ganado con tesón y esfuerzo y por virtud de nuestra capacidades y destrezas. Una vez más fallamos al ignorar que todo lo que somos, incluyendo nuestros talentos, es producto del poder creativo de Dios de acuerdo a su santa voluntad.

Este auto-engaño es una necedad que sólo consigue hacer que apartemos nuestra vista de Dios y también nos hace torcer el rumbo hacia sendas que están fuera del plan establecido por él. Entiende que todo lo que somos, hacemos o tenemos proviene de Dios. Comienza por reconocer que sin Dios eres nada. La vida que hoy disfrutas te la dio él, así como el aire que respiras y la salud que te permite moverte libremente y dedicarte a múltiples actividades y a disfrutar de tus pasatiempos. Reconoce tu absoluta dependencia de Dios y tendrás múltiples razones por las cuales puedes y debes alabarle. No pongas tu confianza y tu esperanza en el dinero ni te aferres a él. Míralo como un recurso más que Dios te ha dado para que ayudes a los demás que están atravesando momentos difíciles.Ésta será una inversión que te redituará grandes beneficios. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

22 Sep 2012

Conchupancia

Escrito por: pacifista101 el 22 Sep 2012 - URL Permanente

Cada mañana reduciré al silencio
a todos los impíos que hay en la tierra;
extirparé de la ciudad del SEÑOR
a todos los malhechores.
Salmo 101:8

Los gobiernos se establecen para dar un orden a la sociedad y para asegurarse de que la justicia impere en la nación. Es el deber de quienes ocupan cargos administrativos en el gobierno el cumplir con las leyes y reglamentos sin distingo de parcialidades políticas o económicas. La dura realidad que vemos por doquier es que la máxima de Lord Acton se cumple con asombrosa exactitud: “El poder tiende a corromper y el poder absoluto corrompe absolutamente”. Donde debería correr libre la justicia sólo vemos la práctica generalizada del cohecho y la corrupción. Donde debería existir la libertad sin límites sólo encontramos autoritarismo y abuso del poder. El pueblo, que sólo se alimenta de promesas sean éstas alcanzables o no, se conforma con la suerte que le ha tocado y nada hace para corregir la bochornosa situación. En Venezuela usan un vocablo para referirse a esta falta de seriedad de los gobiernos y a su descarado contubernio con el crimen y la corrupción, allá lo llaman “Conchupancia”. Este vocablo es equivalente a lo que en Cuba y Puerto Rico llaman “conchucharse”. En otras palabras, conchupancia significa “cierto tipo de actividades ilícitas comunes en la política, y particularmente relacionadas con hechos de corrupción”.

La actitud del dirigente que sigue los preceptos de Dios debe ser la de rechazar categóricamente toda relación con criminales y malhechores y perseguir hasta las últimas consecuencias toda actividad ilícita y todo sesgo de injusticia. Lamentablemente, son pocos los líderes que siguen la senda de justicia que Dios traza para sus hijos y de allí que la gente pierda la esperanza de ver algún día un gobierno honesto ejerciendo su autoridad para combatir el mal. Oremos por líderes justos y honestos que dirijan a nuestros países apoyados en la ética del cristianismo y no con intereses personales, tal como lo vemos por doquier. La solución a estos males sólo la podremos encontrar en el poder y la autoridad de Dios para poner y quitar a los gobernantes de acuerdo con su perfecta y santa voluntad. No busques la solución en la política. Busca a Dios y él te responderá. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

14 Sep 2012

No hay papel de menor importancia

Escrito por: pacifista101 el 14 Sep 2012 - URL Permanente

Los guía la joven tribu de Benjamín,
seguida de los múltiples príncipes de Judá
y de los príncipes de Zabulón y Neftalí.
Salmos 68:27

Muchos hijos de Dios equiparan la vida que les ha tocado vivir con una gran producción de Hollywood en la cual ellos desempeñan un papel de menor importancia. Ellos prefieren que sean unos pocos los que asuman los roles protagónicos y se conforman en el mejor de los casos con un papel de reparto y en la gran mayoría de las ocasiones con ser simples extras de una producción épica de Cecil B. de Mille, de aquellas que se filmaban antes de que la tecnología digital permitiera simular efectos de grandes multitudes con tan sólo unas pocas líneas de programación. Es evidente que no todos hemos sido llamados a ocupar las mismas posiciones en el terreno de juego. En un juego de fútbol no pueden ser todos el número 10 o el guardameta. En un juego de baseball no todos pueden ser lanzadores o campocortos. Hasta los aguadores y los recoge bates juegan un importante papel en una competencia. Lo que si no debemos hacer es participar como masajistas cuando Dios nos ha dado el talento para desempeñarnos como defensa o tratar de ser el técnico cuando lo mejor que hacemos es proteger la portería.

Volviendo a la iglesia de Dios, ¿cuáles son los talentos y los dones con que Dios te ha capacitado? ¿Estás ejerciendo el papel para el cual fuiste llamado? ¿Sirves a Dios con todo tu corazón en el rol que te ha tocado desempeñar, sea protagonístico o de apoyo? Cada uno de nosotros tiene una función que cumplir dentro del cuerpo de Cristo. Averigüemos cuál es la nuestra y dediquémonos con empeño a llevarla a cabo para la honra y la gloria de Dios. Ese es el propósito de nuestra vida y la manera como contribuimos al establecimiento del reino de Dios. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

13 Sep 2012

Correctivos

Escrito por: pacifista101 el 13 Sep 2012 - URL Permanente

El que desprecia a la disciplina sufre pobreza y deshonra;
el que atiende a la corrección recibe grandes honores.
Proverbios 13:18

A nadie le gusta que le llamen la atención por algo que está haciendo mal o por algún error cometido. Es el fulano orgullo que no acepta que otros tengan la autoridad moral sobre nosotros para decirnos lo que está bien y lo que está mal. Ese orgullo es el que a final de cuentas impide que podamos mejorar, pues siempre estaremos pensando que todo lo que hacemos es lo apropiado y por lo tanto no existe necesidad alguna de corrección. Al no poder mejorar nos estaremos hundiendo cada día más en nuestros vicios y errores por lo que tarde o temprano nos llegará la pobreza y la deshonra.

Es tan simple como que el que tenga la suficiente humildad para dejarse señalar sus faltas para luego buscar la ayuda de Dios que le permita transformarse y mejorar de acuerdo al poder de Dios que obra en él, podrá realmente progresar en el sendero de la excelencia y también podrá servir más efectivamente al Señor.

¿Desprecias la disciplina o atiendes a la corrección? Recuerda que en estas cosas no pueden haber medias tintas. Cualquier descuido que mostremos en este aspecto nos irá llevando inexorablemente a caer en el infortunio. Estemos, pues, atentos a la corrección y aceptemos con sencillez los llamados de atención que estaremos recibiendo en razón de nuestra desobediencia, para que no sólo mostremos la humildad que nos corresponde mostrar como hijos de Dios que somos, sino que también podamos permitir que el Espíritu Santo nos moldee y nos transforme y nos haga progresar en el sendero de la justicia y la santidad. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

09 Sep 2012

Mal general

Escrito por: pacifista101 el 09 Sep 2012 - URL Permanente

Hay un mal en todo lo que se hace en esta vida: que todos tienen un mismo final. Además, el corazón del hombre rebosa de maldad; la locura está en su corazón toda su vida, y su fin está entre los muertos.
Eclesiastés 9:3

El orgullo del hombre le impide ver que su propia naturaleza es incapaz de hacer lo bueno. Aún las cosas que le parecen buenas son hechas muchas veces para satisfacer su ego y no a causa de una genuina preocupación por los demás. Es por ello que no podemos confiar en nuestras propias fuerzas ni tener las esperanza de que las cosas se van a resolver simplemente porque la humanidad aspira a coexistir en paz y armonía. Los llamados a la paz están usualmentes respaldados por el garrote de la guerra y en otros muchos casos la oferta de la paz es simplemente una mampara para cubrir algunas deficiencias de poder mientras estas pueden ser corregidas. Quien nunca ha tenido el más mínimo respeto por la vida humana es poco digno de confianza y sus palabras deben ser tomadas con mucho cuidado pues lo más probable es que oculten perversidad.

Los hombres siempre han intentado corregir su comportamiento mediante ajustes y mejoras en las condiciones socio-económicas que los rodean. Este es un enfoque absolutamente erróneo. La conducta del hombre sólo puede ser cambiada desde adentro, a nivel espiritual, mediante el poder renovador y transformador de la presencia de Dios en la vida del creyente. Cualquier intento de modificar la conducta human mediante estímulos externos se encontrará con la formidable barrera de la naturaleza carnal y pecaminosa. Por muy favorables que sean las condiciones que rodean al ser humano su necedad y su maldad siempre lo llevarán al conflicto y a la agresión. Transformemos la sociedad mediante el cambio individual del hombre. No lo hagamos al revés pues estaríamos condenándonos al fracaso. Sólo Dios tiene la solución a todos los males de la humanidad. Sólo Dios puede cambiar las cosas, un hombre a la vez. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

08 Sep 2012

Ofensas

Escrito por: pacifista101 el 08 Sep 2012 - URL Permanente

Los niños juntan la leña, los padres encienden el fuego, y las mujeres hacen la masa para cocer tortas y ofrecérselas a la “reina del cielo”. Además, para ofenderme derraman libaciones a otros dioses. Pero no es a mí al que ofenden —afirma el Señor—. Más bien se ofenden a sí mismos, para su propia vergüenza.
Jeremías 7:18-19

Hemos sido creados para grandes cosas. No obstante, nos gusta dedicarnos a lo que no es importante. Preferimos el lodo de la piara que la seda del palacio del rey. Cada día que pasa nos degradamos más y más hasta hacer de nosotros mismos algo abominable a los ojos de Dios. Buscamos a los ídolos que no pueden hablar ni pueden ver ni pueden oír. Les damos a ellos una atención que sólo se la debemos dar al Dios Todopoderoso, quien todo lo sabe y todo lo puede. Actuamos necia y torpemente en todo momento y aún cuando el agua nos llega al cuello, olvidamos que somos hijos del Altísimo y que fuimos creados para las buenas obras preparadas desde antes de la fundación del mundo para que anduviésemos en ellas.

¿Qué nos hace falta para vivir en paz y con gozo? ¿Que más tiene que hacer Dios para que nos demos cuenta de que solo en él podemos encontrar la realización de nuestra vida? Abandonemos de una vez por toda nuestra necia manera de vivir y entendamos que estamos aquí para servir a Jesucristo y no para disfrutar de lo que el mundo llama la buena vida. La verdadera buena vida es la que nos da Dios por su gracia maravillosa. Esa es la vida abundante que nada tiene que ver con las circunstancias que nos rodean sino que viene de lo mas profundo de nuestra alma porque hemos sido transformados por el poder de Dios para ser instrumentos en sus manos. Busquemos a Dios en todo momento y démosle la gloria y el honor que sólo él merece. Dejemos de ofender a Dios y de ofendernos a nosotros mismos poniendo nuestra mirada en cosas que siempre estarán muy por debajo de la majestad de Dios. Dios recompensará el deseo de nuestro corazón. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

05 Sep 2012

Provisión

Escrito por: pacifista101 el 05 Sep 2012 - URL Permanente

Comerán los pobres y se saciarán;
alabarán al SEÑOR quienes lo buscan;
¡que su corazón viva para siempre!
Salmos 22:26

A quien pone su confianza en el Señor nada le falta. No obstante, muchas veces vemos a hijos de Dios atravesando serias dificultades económicas que los llevan al punto de la desesperación. Hay quienes piensan que los cristianos deben ser personas prósperas y acaudaladas pero ésto no es más que colocarse en el extremo opuesto de quienes piensan que los cristianos no deben poseer bienes materiales. Como en todo, la verdad se encuentra en el centro del espectro, en el punto de equilibrio. Tenemos que comenzar tomando en cuenta que Dios nos provee todo lo que necesitamos. Cuando pensamos que no tenemos lo suficiente es porque hemos erróneamente aceptado como verdades las grandes mentiras que nuestro adversario siembra en nuestra mente para que vivamos inconformes con la porción que nos ha tocado. El mundo llena nuestra vida y nuestra mente de falsas necesidades. Siempre estamos pensando en la casa más grande, el carro más mas reciente, la ropa que está de moda, etcétera.

Esta problemática situación solo puede resolverse cuando quitamos la mirada de las cosas terrenales y nos centramos en la búsqueda de la presencia de Dios. Es allí donde podemos conseguir todas las satisfacciones que nuestra alma necesita y donde dejamos de pensar en lo que no tenemos. Preocuparnos por lo que no tenemos no resolverá para nada nuestra situación. Debemos acercarnos a Dios y entender que él es todo para nosotros. Su presencia en nuestras vidas es más que suficiente para que podamos vivir vidas llenas de satisfacción, gozo y paz. No busques la felicidad donde nunca podrá ser hallada. Colócate bajo la protectora mano de Dios y él te llenará de las bendiciones que harán que tu vida tenga significado y razón. En Dios están todos nuestros tesoros. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

03 Sep 2012

Desvío

Escrito por: pacifista101 el 03 Sep 2012 - URL Permanente

Pero tu les advertirás que así dice el Señor: »”Cuando los hombres caen ¿acaso no se levantan? Cuando uno se desvía ¿acaso no vuelve al camino? ¿Por que entonces este pueblo se ha desviado?
Jeremías 8:4-5a

Parece mentira pero cuando un pueblo se separa voluntariamente de Dios la única manera de hacerlo volver al camino correcto es mediante una gran prueba o tribulación. Hay países que uno verdaderamente no entiende cómo es que han caído tan bajo que no se vislumbra manera alguna en que puedan ser rescatados. Hambre, pestes, desastres naturales, tragedias y todo cuanto representa ruina y muerte se acumulan uno tras otros como castigo sobre esa nación y el pueblo no se da cuenta de que debe cambiar de actitud y debe regresar a Dios si es que quiere que las cosas cambien.

Lamentablemente para ellos, la extensión del juicio es tal que sus perversas pero limitadas mentes no podrán ayudarlos a entender la verdad y el camino para alcanzar una solución. Si algo necesitan las naciones hoy en día en estos tiempos complejos y peligrosos es la dirección de Dios en la vida de los que conforman ese pueblo. Separados de Dios nada podrán alcanzar y sus tribulaciones continuaran de mal en peor. Pueblos castigados, dejen de una vez de rendirle tributo a los ídolos y busquen honrar al verdadero Dios. Mientras sigan empecinados en torcer la verdad y colocar su mirada en ídolos de cerámica o madera que no pueden ver ni oír ni hablar ni pensar ni hacer nada por ustedes seguirán de mal en peor y nunca llegaran a ver la luz del amanecer. Busquen a Dios mientras el pueda ser encontrado. Busque a Dios y aférrense a él pues en ningún otro hallarán salvación. ¡Sólo a Dios sea la gloria!

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live