Hay 4 artículos con el tag travesia en el blog la vida es un arte. Otros artículos en Comunidad El Pais clasificados con travesia

17 Nov 2007

EL PUNTO DE PARTIDA VIII

Escrito por: fgm729 el 17 Nov 2007 - URL Permanente

… fondeamos en el golfo de Alghero, (L’Alguer, en catalán), al sur del Cabo de Caccia. Una de las más bellas ciudades de la provincia de Sassari al noroeste de la isla Cerdeña. Hasta hace bien poco se hablaba el alguerés, una especie de dialecto del Catalán…

Unas caletas, ensenadas y abruptos acantilados nos esperan para mostrarnos sus maravillosas grutas y formaciones rocosas esculpidas por la erosión del tiempo. Nos aventuramos a visitarlos acercándonos en uno de los botes salvavidas, El paisaje era verdaderamente salvaje y poco explotado por la mano del hombre. Subimos por la famosa Escalera del Cabirol, con sus 656 escalones y superamos un desnivel de 300 metros, para visitar la Gruta de Neptuno. Entramos en una inmensa cavidad coronada por estalactitas y estalagmitas que nos hacían testigos de de la historia que en su interior se había fraguado a lo largo de los tiempos…

Nos adentramos en la cueva a través de sinuosos pasadizos que se retorcían en la roca calcárea y nos invitaban a descubrir todavía más sus colores, sus figuras y siluetas esculpidas graciosamente por la erosión del tiempo, que parecía que los dioses estuvieran reunidos en cónclave diseñando alguna estrategia para salvar el Mediterráneo del deterioro producido por la mano del hombre… En uno de los ventanales que de forma natural se había esculpido en una de las paredes de la gruta, me detuve un instante para observar lo que se me estaba mostrando…

Lágrimas de tristeza brotaban sin cesar invadiéndome un sentimiento de conmiseración y amor. Estaba sintiendo amor hacia lo que mis ojos estaban captando en el exterior de la gruta. Un mar totalmente azulado con unas pinceladas de agua cristalina que se vertían a borbotones y apreciaba la impaciencia del aguacero por fundirse con su origen y explosionando apasionadamente tras fundirse en los brazos de su amada, la mar. ¡Cuánta humildad estaba apreciando! El viento desplazando la lluvia, a veces caía con suavidad, a veces torrencialmente y la ductilidad y maleabilidad del líquido elemento, tras fundirse de nuevo, para iniciar otro ciclo. ¡Cuánto hemos de aprender de la naturaleza! Dándonos una lección a cada segundo de nuestra existencia, si estamos avizores a su enseñanza y prestamos un poco de atención. Sólo se necesita parar y estar presentes. El telón se levantará para nosotros exclusivamente por el hecho de estar.

Me invadía la tristeza porque estamos destruyendo este hermoso ecosistema por la ceguera y la ambición de hombres sin escrúpulos que anteponen su codicia personal y la más absoluta ignorancia por los valores y principios que deberían servir de referencia y soporte y dejar como herencia para generaciones venideras. ¡Qué mal uso estamos dando de la comprensión que se está vertiendo gratuitamente hacia el ser que se erige como estandarte de evolución y sabiduría!

Me duele el alma comprobar cómo generación tras generación estamos mirando hacia otro lado y hacemos como las avestruces, ignorando lo evidente y pensando que el que venga detrás solucionará el problema. Esta perversa, ignorante e hipócrita conducta nos ha llevado a la cima de la ceguera en la que estamos instalados. Y pensando que como la naturaleza es sabia surtirán fuerzas que minimicen y equilibren las adversidades. ¡Qué ilusos somos! ¡Acaso no hemos aprendido que toda causa tiene un efecto!

Precisamente en esta zona del planeta grandes antorchas han servido de guías a la humanidad, anunciando una forma de organizarse, de sentir y vivir en paz y armonía entre los seres humanos y su entorno natural. Pero siempre miramos hacia el lugar equivocado, pensando que sabemos cómo actuar y desenvolvernos tanto como individuos, como sociedades estructuradas…

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

17 Nov 2007

EL PUNTO DE PARTIDA VII

Escrito por: fgm729 el 17 Nov 2007 - URL Permanente

…la puesta de sol nos había dejado una profunda y apacible sensación. Nos sentamos en círculo y comenzamos a dialogar sobre los acontecimientos que se sucedían en una cadencia a la que no estábamos acostumbrados en Barcelona. El ajetreo cotidiano… las prisas por coger el autobús que partía sin esperar al que venía corriendo… el ir y venir por los andenes del metro a horas punta y empujándonos unos a otros para entrar en unos compartimentos totalmente apretujados… En definitiva, nos estaba invadiendo la añoranza y los recuerdos que cada uno habíamos dejado atrás…

El cielo, de repente, comenzaba a oscurecerse y a cubrirse de multiformes y densos nubarrones… ¡Se avecina tormenta…! nos gritaba Luís Carlos, -el experto en aventuras- quien no tardó en ponernos al corriente de la situación…

- Vengo del puente de mando y el capitán ha dado las órdenes oportunas para establecer el protocolo de seguridad. ¿En el mar también hay protocolo? –le contesté.

- ¡Qué te crees! –me dice Luís Carlos-. Cuando hay tormentas en la mar, la visibilidad es muy reducida provocada por los fuertes aguaceros. Y más con la oscuridad que nos cubre. Da la sensación de que navegamos como boca de lobo. Se tiene que prevenir los abordajes, emitiendo diferentes tipos de sonidos a ciertos intervalos, y reducir la velocidad. Y si hay fuertes vientos arriar las velas, encender los pilotos, el verde a estribor y rojo a babor. Y más estando seguros de que la tormenta está justo en el área de Cerdeña, o sea que vamos a encontrarnos cara a cara con ella.

- ¿Y no puede ocurrir, que en la medida que nos aproximemos a Cerdeña, esté amainando el temporal? –le comento.

- Ya se ha cerciorado el piloto. Ha establecido contacto por radio. Se emiten los boletines meteorológicos al término del período de silencio. Los períodos de silencio se establecen después de las horas y las medias. Son los minutos 00, 01 y 02 y los minutos 30, 31 y 32. –me contesta.

El temporal irremisiblemente nos invitaba a sufrir una experiencia fuera de lo habitual. Ninguno de nosotros, quitando por supuesto a la tripulación del velero, habíamos pasado por algo parecido, al menos en alta mar. Todos nos agrupamos en la popa del velero, expectantes a los acontecimientos que se avecinaban. Es curioso comprobar in situ que cuando se desata la furia de los elementos, la naturaleza te ofrece su lado más poderoso y devastador. El hombre en esas situaciones, lo único que pacientemente puede hacer es confiar que salgas sano y salvo… El furor del mar se acentuaba y nos mostraba su violenta agitación… Los truenos incrementaban sus poderosos estruendos y los relámpagos abrían el espacio y trazaban su lumínica rúbrica en el tenebroso vacío. El casco del velero sufría los continuos azotes del viento y el agua inundaba por momentos la cubierta del bajel… Ni que decir tiene que el pánico se reflejaba en nuestros asustadizos rostros…

De repente a lo lejos, oteando el horizonte y haciéndose un hueco y penetrando y en la tenebrosa noche, se podía divisar una pequeña luz que venía a intervalos y a todos nos llenó de esperanza. Era el potente foco del faro del cabo de Caccia… Por fin la luz tenía el poder de guiarnos en la oscuridad de la noche y corregía el rumbo a seguir… Nos estábamos aproximando a una de las más bellas ciudades de Cerdeña encaradas al mar… Alguer, ciudad que tiene estrechos vínculos con Barcelona…

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

17 Nov 2007

EL PUNTO DE PARTIDA VI

Escrito por: fgm729 el 17 Nov 2007 - URL Permanente

… Una ligera brisa nos acariciaba y nos envolvía con su fresca presencia… Todos nos agrupamos en la popa del velero para darle la despedida a nuestro compañero de viaje que durante todo el día nos había acompañado mostrándonos sus poderosos rayos. El Sol había cumplido con su decidido propósito de alumbrarnos y darnos cobijo. Fiel, día tras día, sin importarle a quién ni a qué alumbra ni a quién socorre con su calor. Nos acoge a todos los que estamos bajo su protección.

Fuimos tomando una cómoda y relajada posición para deleitarnos con la obra de arte que la creación estaba esbozando para nosotros. Cada día a cual mejor. El firmamento se estaba tiñendo de unos colores y unas tonalidades que en la medida que se escondía por el horizonte, iba mostrándonos una vestimenta distinta. Para quedarse con un atuendo amarillo dorado, que parecía el rey de la creación, coronando nuestro sistema y haciéndonos ver que él era el Emperador.

Proyectaba un enorme rayo que se reflejaba en el mar y llegada hasta el horizonte. Era una visión inenarrable, atravesando longitudinalmente el velero y nosotros, atónitos, que al mirarnos unos a otros parecíamos bañados en oro… Permanecíamos orientados justo siguiendo la proyección de su luz, hasta que paulatinamente iba desapareciendo y otras tonalidades fueron descubriéndose en el cielo.

Mis amigos, todos ellos se habían tomado un año sabático. Con el firme propósito de buscar aquello que su corazón demandada incesantemente. Formábamos un grupo bastante dispar. Entre nosotros contábamos con Pablo, un futuro Filósofo. Felipe, un estudiante de Ciencias Políticas. Pedro un estudiante de Teología. José, un futuro Médico, que no va nada mal, en un viaje de estas características. No podía faltar –Luís Carlos- un estudiante de Ciencias de la Información al que le apasionaba el deporte de aventura y el riesgo y Juan, íntimo amigo del futuro Médico, que tenía los anticuerpos del sida. Eran vecinos y sus padres le pidieron a José que le acompañara, y que no dejara a su hijo sólo. Así que también José se tomó el año sabático. Y el que os está narrando esta historia, Fernando, que como entusiasta de la vida y desde niño sintiendo que tiene que encontrar algo, al conocer la invitación, ni me lo pensé dos veces.

Somos amigos desde la infancia, habíamos ido al mismo colegio y desde entonces hemos participado en las mismas disciplinas deportivas y entre nosotros hemos formado un grupo bastante singular, donde siempre ha primado el diálogo, y el buen entendimiento. Todos tenemos la misma premisa, que en este viaje, si alguno de nosotros ha de partir el solitario y ha de dejar el viaje con el grupo, nadie interferirá ni impedirá su marcha.

Una cosa sí tenemos clara, que partimos con el mismo entusiasmo, la misma sed. Pero llegará un día que encontraremos un cruce donde los caminos se ramificarán y cada uno ha de tomar el que su corazón decida. Y que sea el azar quien nos lleve a su antojo.

La noche refrescaba… Fuimos a por unas mantas para arroparnos… Nos esperaba una noche bastante movida, antes de arribar a Cerdeña… Es curioso comprobar cómo el tiempo se detiene en un velero y cobran más importancia los detalles. La visión, el escenario natural siempre es el mismo… el cielo… la mar con su basculante movimiento que nos sugiere cuando éramos mecidos en la cuna… el sol… la luminosidad del día… el sonido que produce en tus tímpanos el suave rozar del velero cómo se desliza sobre la superficie… Es un escenario fascinante, respirar el mar, prestar atención al sonido del mar, mirar la inmensidad del mar y sentir cómo te relaja. La experiencia será siempre nueva, porque tú siempre estarás en el eterno presente. Nunca te cansarás del mar… ni de navegar sobre el mar… porque tus sentidos se hacen uno con el mar…

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

17 Nov 2007

EL PUNTO DE PARTIDA V

Escrito por: fgm729 el 17 Nov 2007 - URL Permanente

…de improviso me invadieron pensamientos que de manera alocada emergían a borbotones de mi mente. Y con la velocidad de la luz se esparcían en todas direcciones que me hacían ver multicolores imágenes tan nítidas que, estuve un cierto tiempo absorto, embelesado, inmovilizado, y arrastrado a su merced y con la mirada perdida hacia no sé donde.

En una de estas imágenes mentales era conducido con un grupo de niños, compañeros de juegos a un inhóspito y alejado lugar, donde yo aparecía sentado en círculo escuchando a alguien platicar, enseñándonos algo. Era una escena que me resultaba entrañable, familiar y hacía que me sintiera seguro y protegido. Estaba siendo una visión tan gráfica que de pronto reaccioné. Me sentía extraño. Era como si hubiera viajado en el tiempo.

Volví a la realidad de la cubierta del velero. Me incorporé y después de darme una refrescante ducha, seguía dándole vueltas a la percepción que se había apoderado de mí. Parecía como si hubiera tenido la posibilidad de abrir alguna puerta invisible y tuviera acceso a cierta información que solo era disponible cuando se atraviesan ciertos umbrales. Era como si hubiera viajado en el espacio y tiempo y había sido transportado a los primeros años de nuestra era, y escuchaba atento. Disfrutaba como niño de los cuentos narrados con mucho amor.

Durante todo el día estuve reflexionando sobre el insólito acontecimiento. ¿Quiénes somos en realidad? ¿Podemos acceder a planos de conciencia donde tenemos la posibilidad de investigar en ciertos registros donde se almacena toda nuestra información vida tras vida, desde que fuimos creados? A veces tenemos la sensación de haber vivido situaciones, o haber estado en determinados lugares. ¡Cuántas incógnitas hemos de resolver y cuántos misterios hemos de desentrañar, hasta descifrar nuestra esencia como seres humanos!

El velero navegaba, al margen de los acontecimientos que iban sucediéndonos a cada uno de los integrantes del apasionante crucero por el Mediterráneo, con rumbo fijo hacia la isla de Cerdeña. Me sentía feliz y afortunado por estar en esta zona geográfica cuyas riberas han sido testigos de grandes civilizaciones y en ellas han tenido cuna grandes poetas, filósofos, astrónomos, sabios, profetas, grandes iniciados, y en definitiva se sentaron los cimientos del desarrollo social y grandes seres que con su anunciado nacimiento iluminaron, iluminan e iluminarán generaciones enteras, a través de todos los tiempos.

El fluir del velero se asemejaba al devenir de nuestra existencia, fluyendo en el tiempo y ajena a los acontecimientos pero siguiendo adelante, navegando en las pacíficas aguas donde el remanso aquietado de nuestro ser, y el eco armonioso, nos llama incesantemente. Nuestra esencia, fijando el rumbo hacia nuestro inexorable destino. Pasando por mil y una prueba mientras el velero interior sigue con rumbo fijo.

Las tormentas del mar siempre se producen en la superficie y las olas tienen el poder de hundir barcos y producir estragos en las costas. Igualmente el ser humano cuando sufrimos los envites de las turbulencias de la mente, se producen en la superficie, aunque suframos graves consecuencias. Pero en lo más profundo de nosotros, en nuestro mar, en nuestro océano interior, siempre estará la calma absoluta.

Mis amigos ya me estaban echando en falta, y requerían mi presencia para fijarnos un calendario de encuentros. Nos habíamos propuestos compartir reflexiones, y hablar de nuestras inquietudes y demás descubrimientos que tuviéramos durante el apasionante viaje. Así que me uní a ellos y nos sentamos con nuestros respectivos cuadernos para anotar todo aquello que significara interesante y de gran valor para nuestra búsqueda interior. No podíamos olvidar que este viaje significaba mucho para nosotros. Algunos de nosotros nos habíamos propuestos regresar con las llaves… del tesoro…

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Sobre este blog

Avatar de fgm729

la vida es un arte

La vida es el arte más excelso porque con cada aliento tenemos la posibilidad de disfrutar de la existencia y de la experiencia interior. Veremos un mundo mágico y asombroso delante de nuestras narices. La obra de arte se estará manifestando hacia donde miremos. Los colores, la espátula, la paleta del pintor interior irán trazando y dibujando la perfección. Y lo más increíble de todo es que el corazón es el único que puede captar esa grandeza de la creación. Todo estará en su lugar, no sobrará nada, ni habrá nada que añadir. Todo será perfecto.

ver perfil

Amigos

  • El taller de arte Luis Villalba
  • Víctor Ramos Crego
  • rjcano
  • MARTA SEPÚLVEDA GÓNGORA

Fans

  • olicarfer45
  • Juanmaromo
  • siabela
  • Carlos Fuller

Ídolos

  • yusuf

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):