21 Dic 2008

La adoración a Mamón, marco de unas fiestas paganas

Escrito por: Cordura el 21 Dic 2008 - URL Permanente


Tiempos de crisis económica, pero no hablaremos aquí de eso. Codiciosos no son sólo quienes han metido al mundo en ella. La crisis, de manera paradójica, favorece una codicia más general: la que se desborda todos los años por estas fechas gracias a la “lotería nacional”. Y en concreto, de sus sorteos más emblemáticos: 22 de Diciembre y 6 de Enero. Toda una gloriosa tradición en un país singularmente dado al juego y con creciente número de ludópatas.

Hay quienes consideran la Navidad una fiesta corrompida o incluso pagana. Muchos verán en ellos a impertinentes aguafiestas. Sin embargo, el que la Lotería de Navidad sea el pórtico de estas fiestas y la Lotería del Niño, su clausura, quizá les dé la razón.

Como el fenómeno merece atención, recuperamos un breve texto publicado por primera vez hace seis años en LaExcepción.com. La reflexión se centra en los “ganadores” y en las jubilosas celebraciones consiguientes, amplificadas por la inevitable estridencia mediática.

«Todo está al servicio de la barbarie que se aproxima,
todo, incluso el arte y la ciencia de este tiempo.»
(F. Nietzsche, Consideraciones intempestivas, III, § 4)

La orgía de la codicia

Siempre fueron las humanas, almas sedientas de satisfacción. Atrapadas entre la espada de la conciencia y la pared de su naturaleza (ver La gran paradoja humana), anhelaron una salida realmente liberadora, pero de ordinario la buscaron mal. La larga historia del hombre no ha sido sino una recurrente búsqueda en lugares equivocados, y el presente confirma que el progreso en muchos campos ha dejado indemne tendencia tan secular. Ocasionalmente algunos vieron, por momentos, la avidez saciada, y se entregaron a una curiosa danza pagana para mostrar su inmensa gratitud...

Adoradores del baal de rostro áureo, sacudidos hasta el trance por el frenesí más desenfrenado, descorchan sus botellas en orgasmos jubilosos y pretenden hacer de su fiesta la fiesta de todos. Las cámaras de televisión, ya preparadas, toman impúdicamente sus imágenes, pero ellos (tímidos o no, sobrios o beodos... da igual) no experimentan la menor vergüenza.

Sorbieron el éxtasis hasta las heces, gozándose en que no sería sino el primero de una larga cadena, de una vida entera de embriaguez en honor a su Mamón. Cumplieron, aquellos baalitas, el rito obligado de la ostentación obscena ante un público mayormente envidioso de su suerte, y del que esperaban –por alguna extrañísima razón– que compartiese su alegría. Pero el milagro acaeció, y el país de charanga y pandereta, dirigido por sus líderes mediáticos, los seguía y jaleaba desde el otro lado de las pantallas.

Vendrá luego la resaca, sí, pero será fácilmente conjurable mientras la cuenta corriente se mantenga rebosante tras el golpe de suerte. Y el goce material y sensitivo, radical enemigo del más puro gozo, seguirá rigiendo las vidas de los nuevos opulentos hasta que la ruina física, económica o moral, les sobrevenga. Acaso muchos de ellos no se percaten de la falsía de su fortuna hasta ese momento en que la verdad, la única verdad, llegue para delatarla. Para reprocharles su ingenua sumisión a un ídolo que promete dicha sólo para alejarlos de ella tanto como pueda.

España, 22-D y 6-E, apoteosis de la miseria vestida de plata de ley: uno de los espectáculos más tristes y denigrantes de la condición humana que a unos ojos sensibles le es dado contemplar.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

13 comentarios · Escribe aquí tu comentario

Chaparrón

Chaparrón dijo

Estas fiestas tienen un origen pagano, y luego fueron cristianizadas.
Pero actualmente no son cristianas, pero tampoco «paganas». No nos metamos con los paganos que no tienen culpa de esto.
Son unas fiestas consumistas, destinadas a cubrirnos el vacío y soledad existencial con muchas lucecitas y bombardeo publicitario «familiar» que nos inducen a sentir que nos «llenamos» con algo, que formamos parte de unas unidades sociales que conservan algo «entrañable» (de una familia, de una empresa, de un municipio que pone arbolitos y alumbra las calles... ¿A que me suena esto?) y que lanzándonos a las vías y almacenes comerciales, con el gentío que hay, compartimos con los demás el mismo «destino espiritual» de unas «felices navidades».
Unas fiestas, por cierto, que si son familiares, es porque están destinadas sobre todo a reproducir (a adoctrinar) en los pequeños la codicia, el consumismo y asociar la felicidad con el tener más cosas.
Que la figura más popular de las actuales navidades sea el payaso inventado por la Coca Cola es todo un símbolo

Cordura dijo

CHAPARRÓN, el término 'pagano' se usa aquí en sentido bíblico (ver, p. ej., 1 Corintios 12: 2 versión BLA; aproximadamente, sinónimo de “gentil”), pero también alude al estilo de vida, sobre todo en lo tocante a lo festivo, que es sabido predominaba entre los pueblos llamados paganos.

No se trata de despreciar a nadie. Se trata de desenmascarar a quienes, diciendo defender una “cultura”, unas “tradiciones” y un estilo de vida cristianos, en realidad practican un modo de vivir esencialmente idéntico al de los antiguos paganos: tanto en su culto a Mamón (o al becerro de oro), como en sus celebraciones más bien tirando a dionisíacas... ¡Y muchos de ellos aseguran, mientras cantan grotescos “villancicos”, que están recordando el nacimiento del buen Jesús!

La cosa tiene aún más enjundia por cuanto ahora, frente a la supuesta “persecución laicista” contra la religión, proliferan las asociaciones en defensa de las tradiciones (las de belenistas, p. ej.), claramente alentadas por la única superpotencia planetaria. La misma que lleva siglos y siglos disfrazando de “cristianismo” su paganismo de la peor ralea.

Cordiales saludos.

greg grisham

greg grisham dijo

Aparte de la manera pagana con que se celebran las fechas, son las fechas en que se celebra que es lo más pagana.

"mamonadas" las justas

"mamonadas" las justas dijo

En España las navidades se celebran gastando un poquito más de dinero que de forma habitual, pero no se gasta en uno mismo -que tampoco sería codicia exactamente- sino que se regala a los demás. La práctica del regalo tiene mucho más valor que los euros que valga el regalo en cuestión. Por encima de todo expresa el afecto por los demás y el deseo de que sean felices. No hay nada de codicia en eso, al contrario. La celebración de banquetes un poco más opíparos que los habituales tampoco tiene nada de codicioso, pues en la mayoría de los casos es una excusa para celebrar una reunión familiar o de amigos. Es justo y necesario que se celebren estas cosas. Y los españolitos no creo que estén precisamente para derrochar como impúdicamente les echa en cara un señorito con el típico análisis rigorista protestante, que en la práctica se convierte en fundamento del capitalismo más duro, es decir, en aquello que precisamente dice denunciar: la adoración al dios mamón.

rb

rb dijo

Ni decir tiene que la fiesta actual de Navidad es una fiesta corrompida o incluso pagana, si por pagana quiere decir materialista, decadente, consumista y degradada (definición muy poco acertada del paganismo, que más bien corresponde al materialismo capitalista o progresista).

Pero hay algo que nunca he entendido:
Si hoy los niños están un mal educado, ¿eso quiere decir que hay que aborrecer a los niños?. Si la Tv es un asco, ¿Hay que prohibir la TV?. Si el sexo se ha convertido en basura, ¿hay que promulgar la virginidad de todos?... ¿no sería más lógico reformar lo que se ha hecho mal y no condenar el sexo, la Tv o los niños?....

La Navidad no es culpable, su espíritu profundo es muy acertado, es el sistema materialista global que actua como aquella mano que convertía todo en ‘oro’, este sistema convierte todo en mierda, incluso lo más bello, como el espíritu de la Navidad

«Todo está al servicio de la barbarie que se aproxima,
todo, incluso el arte y la ciencia de este tiempo.»
(F. Nietzsche, Consideraciones intempestivas, III, § 4)

Pero ¿No deberíamos luchar contra la barbarie en vez de contra ‘todo’, contra el arte o contra la ciencia?

Leamos El Pesebre de Alavedra, que musicó Casals, veremos ‘otra Navidad posible’….

Cordura dijo

"MAMONADAS...":

“...un poquito más de dinero...”, “...un poco más opíparos...” ¿Tú vives en España, amigo/a?

En cualquier caso, me cabe la duda de si has leído el texto entero, pues el tema es sobre todo la lotería (sí, eso con lo que nos torturarán mediáticamente a lo largo de todo el día de hoy). El paganismo de la peor estofa se manifiesta sobre todo en la “jubilosa” manera de celebrar el premio por parte de sus ganadores (y los que pasaban por allí). Véase la foto...

Por lo demás, ¿serías tan amable de explicarnos cómo "el típico análisis rigorista protestante" se convierte “en fundamento del capitalismo más duro”?

RB:

Algún día podemos analizar qué fue y qué es el paganismo, sería interesante.

Entretanto... por supuesto, nosotros abogamos por la verdadera Navidad, no ésa consistente en una necia “tregua” cada final de año, sino la que realmente rinde adoración al Protagonista de la Historia y le deja nacer CADA DÍA DEL AÑO en nuestros corazones:

«E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad: Él fue manifestado en la carne, vindicado en el Espíritu, contemplado por ángeles, proclamado entre las naciones, creído en el mundo, recibido arriba en gloria» (1 Timoteo 3: 16).

Cordiales saludos para todos.

Flashman

Flashman dijo

Un placer volverte a ver por aquí, Cordura.

¿Lo mejor de la Navidad? Las vacaciones, sin duda.

Saludos.

Cordura dijo

El placer es mío, amigo Flashman. Últimamente venimos menos debido a problemas personales (mayores aún que los derivados de las fechorías de Jorge Pus y esas otras, más sigilosas, de los que cortan el bacalao realmente).

Así que las vacaciones... Te veo pragmático, pero creo que estamos de acuerdo.

Quienes no lo estarán seguramente sean los “ganadores” de hoy. Hoy ha sido su Día del Pelotazo.

Un saludo muy cordial.

Morton

Morton dijo

Sí, aquí, en la "muy católica y muy romana" España mucho abominar del capitalismo "protestante", pero han adoptado signos de la cultura capitalista protestante norteamericana como el árbol de Navidad, Papá Noel y se llegan se felicitan las fiestas con un "merry Christmas".
¿Que los regalos son muestras de afecto? ¿Los regalos de los padres a sus hijos en Navidad son una muestra de afecto? ¿O de maleducar a los hijos en la saturación de objetos "lúdicos" que no ayudan en nada (por cantidad y por la naturaleza de esos objetos) a su educación?

rb

rb dijo

Morton:
Regalar mucho es malo, pero no regalar nada es peor aun.
O sea, por una vez que la Navidad nos inculca 'dar' a los demas alegría de alguna forma, ya sea con un regalo, con muestras de aprecio, con una cena a la familia.... el exceso debe eliminarse pero el defecto tambien.
Durante todo el año la gente no se acuerda de la familia normalmente, una vez al año se reunen y si fuera una Navidad correcta, se regalarian algo para mostrar su aprecio.

Cordura:
Claro que cada dia deberiamos tener ese mismo espiritu, pero como eso es dificil, y aveces es excesivo, al menos dejemos para algunos dias esas muestras de aprecio y de generosidad con otros.
Las fiestas de Navidad y algunas otras (como el 'Santo' de cada uno, antes) eran oportunidades para dedicar un dia a familiares y amigos.

Cordura dijo

MORTON:

Me temo que, como sabrás, el “Papá” ése poco o nada tiene que ver con el protestantismo (aparte de que su origen, como el del susodicho árbol, es puramente pagano; incluso el del “Papá...”, católico romano en tanto que parece ser un 'avatar' de “San” Nicolás).

RB:

Ojalá el hecho de “regalar” fuera algo más que un intercambio... Pero, ojo, no niego que muchas veces hay intención sincera de agradar y ver felices a los nuestros.

Aprecio, en todo caso, tus buenos sentimientos sobre estas fechas. Si todos los compartieran, sin duda tendrían un carácter más puro. Y el colmo, para bien, sería que pasásemos del plano sentimental al de la acción capaz de cambiar positivamente el mundo.

Cordiales saludos.

Chaparrón

Chaparrón dijo

Vamos a ver, que parece que estamos mareando la perdiz.
Ya que algunos les gusta hablar de origenes y raices históricas...
El origen remoto de estas fiestas son, en efecto, paganas, y no en el sentido peyorativo del término.
Como las tradiciones han solido mantener ciertas equivalencias, una tradición nórdica o indoeuropea como la fiesta de Yul o Noel confluyó con otra, la del retorno del Sol Invicto, siriaca o levantina.
La instauración el 25 de Diciembre como festividad del Renacimiento del Sol Invicto fue establecida por el Emperador Aureliano tras su victoria sobre el Reino siriaco de Palmira, estado que tenía al Sol Invicto como Dios Patrón. Como un Imperio digno de tal nombre es realmente un vasto proceso de incorporación y ordenación de pueblos, culturas y tradiciones bajo un mismo marco soberano, la Roma Imperial no tuvo reparo en elevar como culto imperial aquello que procedía de un reino conquistado.
Lo que hacen los imperialismos o hegemonías talasocráticas actuales con los recursos materiales, humanos y tecnológicos del vencido o dominado, lo hacían los imperios antiguos con los elementos no físicos: incorporaban sus cultos y tradiciones al bagaje «imperial».
Como es sabido, esa fiesta se ha mantenido durante todos estos siglos también porque fue «reforzada» por otra tradición, la cristiana, que la asumió como propia (estoy hablando históricamente) al identificar, lógicamente (a mí no me parece, por principio, negativa esa analogía) el Sol Invicto que renueva el Ciclo de la Luz, el Calor y la Vida y vence a las Tinieblas, con Jesucristo resucitado entre los muertos.
Pero esta fiesta se ha mantenido sobre todo por su protagonismo secular hogareño y familiar. Era el que tenía muy antiguamente, y hasta hacía poco.

Pero ahora, en los medios y galerías comerciales, que «envuelven» a la gente (como dice el anuncio: «déjate envolver por la magia de...») la fiesta ni es pagana nórdica, ni pagana siriaca, ni aureliana, ni mitraica, ni cristiana, ni protestante, ni católica: es una fiesta de exaltación del BUEN ROLLITO, del CONSUMISMO y la CODICIA.
Y de provocar que la gente espere ser feliz «teniendo más cosas».
Y que no venga nadie con el típico falso discurso de las FALSAS EQUIVALENCIAS para presumir de FALSAS EQUIDISTANCIAS: no existe, por un lado, el exceso y por otro, el defecto.
No existe, por una banda, la orgía del consumismo, del despilfarro y de la promoción del soborno en la infancia (que es lo que hacen muchos padres con los regalos: pretender comprar el afecto de sus mascotas... perdón, de sus hijos; y eso cuando no simplemente se ven obligados a comprar porque es lo que «está mandado») y, por otra banda, el puritanismo y rigorismo «protestante» (¿En que siglo y en que territorio vive el que así habla?) como frentes establecidos con semejante presencia.
Los que vivimos hoy y aquí, en la España de principios de milenio, nos hallamos viviendo bajo el dominio de la incitación al gasto, del consumismo, de la hipocresía y del «mammoneo» de comida y bebida cara. Nos vemos constantemente incitados, bombardeados y asaltados para «dejarnos envolver por la magia» de toda esta orgía. No es casualidad que la figura convertida en la más emblemática de estas fiestas es la del machango inventado por la Coca Cola: no es el Papá Noel de los paganos, de los paganos cristianizados o de los cristianos con residuos paganos: el el Papá Noel de la Coca Cola, y por eso, y sólo por eso, ha sido importado por las familias burguesas españolas. Y los árboles de navidad igual, independiente de su remoto origen pagano nórdico, son un signo del mundo imitado por los españoles: los Estados Unidos de América.

Pero si queremos seguir inventándonos inexistentes «equilibrios de opuestos» para no tomar partido, pues adelante.

sauerkraut

sauerkraut dijo

Bueno, más allá de discutir si paganismo o cristianismo pagano o lo que sea, hay que decir que Mamón es efectivamente el becerro de oro aquel de la Biblia. por cierto, que Marx en ciertas ocasiones no se privó de aludir al tal Mamón, sería por aquello de recordar los orígenes judíos.
Como metáfora del único dios del mundo actual aludir a Mamón (o Mammon) me resulta perfecto.
No es otra cosa el tema lotero que la celebración del verdadero monoteísmo de la sociedad actual (en el que creen incluso muchos "ateos"). A mí la verdad para qué negarlo, siempre me empluman 2 o 3 décimos en el trabajo o la familia, hay mucha presión social con motivos benéficos o lo que sea, pero no tengo ninguna ilusión de hacerme rico por semejante acto de fe (porque es fe y no otra cosa creer que te va a tocar el gordo). A mí la verdad lo que más me fastidia del tema no es que la gente se gaste el dinero en una ilusión lejanísima ni en el tema moral de la codicia, no que va, lo fastidioso es que financias al estado sin nada a cambio...Nada más estúpido que un anarca jugando a la lotería (alguno hay, lo aseguro).
Ahora una anédota chusca: Se dice que en cierta calle de Zaragoza se celebró alegremente que a alguien le había tocado el gordo de la lotería y ahora parece ser que no le ha tocado realmente (da para una comedia de teleserie).Y esto no sé a qué venía, a que el Piusuerga pasa pro Valladolid.

Escribe tu comentario


Si prefieres firmar con tu avatar, haz login
Inserta un emoticono

Sobre este blog

Avatar de Cordura

El Blog de Cordura

Sobre el poder y el amor por la senda del Maestro.

ver perfil »

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):