16 May 2010

Capitalismo (III): Los mercados frente a los pueblos

Escrito por: Cordura el 16 May 2010 - URL Permanente

Descripción e indagación sobre algunos rasgos básicos de la actual deriva económica, financiera y política.

(Para las entregas previas sobre capitalismo, ver I y II).


1º de mayo de 2010. En Times Square, una zona de teatros muy concurrida de Nueva York, es hallado un coche cargado de explosivos. Gracias al temprano descubrimiento se previene una masacre. El intento de atentado es pronto atribuido a un estadounidense de origen paquistaní y se vincula con los talibanes de este último país, a su vez asociados con la inevitable Al Qaeda. A raíz de los hechos vuelven a extremarse las medidas de seguridad y varios parlamentarios proponen endurecer la legislación antiterrorista. Los proyectos de ley incluyen reducción de las garantías para los sospechosos detenidos.

5 de mayo. Paralelamente, ya desde meses atrás, en Grecia las calles vienen bullendo de manifestantes contra las medidas del gobierno “socialdemócrata” de Yorgos Papandreu, dictadas al alimón por la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI). En el día indicado, durante una de las jornadas de lucha, mueren tres personas en extrañas circunstancias. Los sucesos se inscriben en el marco de la desconfianza de los mercados financieros hacia la capacidad financiera griega. Todo ello acontece, a su vez, sobre el fondo de la crisis sistémica (Niño Becerra dixit en su libro El crash del 2010) iniciada hace unos dos años y medio en el mundo “desarrollado”, y que ha ocasionado una recesión masiva con el consiguiente recurso al endeudamiento público.

10 de mayo. En vista de que los especuladores, con sus movimientos en dichos mercados, vienen agravando las condiciones de la deuda griega (pero también de otros países, como por ejemplo España), la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI) comprometen 750.000 millones de euros para asistir a los estados en peligro.


Los mercados se fijan en España

12 de mayo. Dos días después, ante la insistente comparación de Grecia con España, el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, anuncia la aplicación de unas medidas de ajuste económico impuestas por la UE, el FMI y su amigo-jefe Obama. Consisten en una rebaja de los sueldos de los funcionarios, congelación de las pensiones y otros recortes en gasto público y social. No parece que vaya a ser el único lote de medidas previsto.

La decisión resulta más llamativa por cuanto el gobierno español venía tratando de convencer al pueblo de que la recesión ya se estaba remontando. El 0,1% de aumento del PIB en el último trimestre indicaba que ya hemos recuperado la famosa “senda del crecimiento”. Incluso el paro en abril, según los datos del Ministerio de Trabajo, había descendido por primera vez en muchos meses. ¿Por qué entonces esas drásticas medidas, inéditas en nuestra “democracia” y que más bien, según muchos observadores, pueden perturbar la consolidación de las tendencias positivas de la economía?

La respuesta está en “los mercados”. Ya previamente se estaban ensañando con Grecia, señalando su alto déficit presupuestario y su elevada deuda pública. En tales condiciones, cunde la alarma porque –se afirma– el estado griego podría tornarse insolvente. Es una cuestión de (supuesta) credibilidad, fundamentada sobre todo en el subjetivismo de los mercados y de las agencias calificadoras. Éstas, básicamente estadounidenses (Standard & Poor’s y otras), y a su vez aliadas con el eco propagandístico de los medios del Sistema (Financial Times, Wall Street Journal…), son capaces de provocar de un día para otro una crisis de confianza respecto a la solvencia de una economía. Con mayor razón si éste ya lleva tiempo bajo sospecha.

Menos grave era y es la situación española, pese al ataque que sufre también nuestro país. Pero el pretexto para intervenir aquí era que la economía hispana, aunque no tan “averiada” como la griega, es de una dimensión mucho más grande (PIB cuatro o cinco veces mayor). Un colapso de la misma podría tener efectos aún más dramáticos. Quedaría demasiado empañada la imagen del euro, lo que afectaría al conjunto de los países adscritos a esta moneda. Algo que no debe consentirse.

Lo curioso, y quizá muy grave, es que, al socaire de estas dudas sobre la economía española, los intereses pagaderos a los inversores que compran la deuda pública emitida por el estado español han ido creciendo, con la consiguiente ganancia para aquéllos. Además, como los bonos son negociables, va hinchándose una nueva burbuja, esta vez basada en la deuda, cuando aún nuestro país, como el resto de Europa y del mundo, no se ha repuesto de los efectos de la burbuja inmobiliaria. Esto significa que hay gente que está ganando un montón de dinero gracias a los apuros financieros (tal vez, sobre todo políticos) de la nación española.


La “protección” frente a los mercados

En las últimas semanas se han oído y leído frecuentes alusiones a los “ataques [especulativos] de los mercados” contra el estado español. Los propios medios del Sistema han aludido reiteradamente a la necesidad de “defenderse” frente a ellos, llamándolos incluso «manadas de lobos». Quién lo iba a decir… Va a resultar que el mercado, el sagrado fundamento de nuestra economía libre y de nuestra prosperidad, se comporta como un enemigo del que hay que protegerse.

Pero, para que nuestro asombro sea completo, finalmente hemos sabido en qué consistía esa “defensa” o “protección” frente a los mercados: en rendirse a ellos. Eso es lo que han hecho los gobiernos griego y español con las medidas aplicadas (impuestas por instituciones internacionales, pero llamativamente coincidentes con los intereses de los operadores bursátiles, como lo prueba la positiva reacción inmediata de éstos a las mismas).

No por ello, sin embargo, la incertidumbre ha cesado. Tras una jornada, la del 13 de mayo, de inéditas ganancias bursátiles, los días siguientes volvieron a una realidad gris o incluso aún más oscura. El viernes 14, otro “viernes negro”, la Bolsa española cayó como no lo hacía desde 2008. Y el euro, pese a los planes de ajuste, sigue cayendo frente al dólar (ya ha perdido un 12% desde comienzos de año).

Según algunos expertos, ahora resulta que el problema no es tanto la solvencia sino la escasa confianza en el crecimiento de las economías europeas. Un crecimiento que, ya lo decíamos arriba, ¡puede haber sido amenazado por los propios planes de ajuste! En palabras de Emilio Ontiveros, presidente de Analistas Financieros (el ripio no es nuestro), «los inversores están vendiendo euros no tanto por temor a la insolvencia de algún país del euro, sino por la previsión de que la actividad económica va a tardar más de lo previsto en repuntar. Los planes de ajuste han logrado dar seguridad a las finanzas públicas, pero hacen que planee un escenario contractivo. La frontera entre la austeridad y la anorexia es muy tenue».

En otras palabras: economías como la griega y la española, debido al estado de sus finanzas, parecían dudosamente solventes a ojos de los mercados. Éstos no veían claro que pudieran pagar sus deudas, emitidas para hacer frente a sus déficits presupuestarios. Para aumentar las garantías, los mercados impusieron a través de las instituciones que controlan unas medidas de ajuste amparadas por unos fondos internacionales para evitar la quiebra. Pero dichas medidas, aunque van en la “buena dirección” deseada por los mercados, pueden frenar la reactivación económica y, con ello, la recuperación de los ingresos del estado que garantizaría la devolución de la deuda. ¡Vaya lío!

Ahora bien, gracias a eso, los insaciables mercados siguen teniendo magníficas excusas (aunque nuevamente, al igual que la crisis sistémica, las hayan generado ellos) para exigir medidas aún más draconianas. Haciendo honor a su primer apellido, José Luis Malo de Molina, hablando como portavoz del Banco de España, consideró las disposiciones adoptadas por Zapatero positivas pero insuficientes. De hecho, el Banco de España lleva mucho tiempo insistiendo en la necesidad de proceder a una reforma del mercado laboral. En consonancia, por supuesto, con la prensa económica que representa a los intereses de los mercados, de los cuales ya hace años que son mero reflejo las recomendaciones del propio Banco de España.


Contextualizando…

Aun siendo graves las dimensiones de la deuda griega (115,1% respecto al PIB al término de 2009) y, en menor medida, de la española (53,2% en 2009; 65,9% prevista para 2010), no parecen tan desmesuradas como se ha dado a entender cuando se comparan con las de otros países. Tampoco su déficit público (Grecia: 13,6% respecto al PIB; España: 11,2%). De hecho, otros países ricos y de mayor potencial económico tienen estadísticas comparables, o incluso peores, al menos en alguno de esos rubros. Es el caso de Reino Unido (62% actual de deuda; 11,4% de déficit en 2009), de Francia (77,6%; 7,5%), de Italia (115,8% de deuda)… y hasta de los mismísimos Estados Unidos (el FMI prevé que su deuda supere el 100% en 2010).

La solución impuesta, reducir drásticamente el gasto público, se ajusta a los modelos neoliberales dominantes. Pero, como recuerda el catedrático Vicenç Navarro, el gasto público español (y el portugués, y el griego…) son bastante menores que los de otros países europeos tradicionalmente más avanzados. El problema real, apunta la misma fuente, es la baja recaudación fiscal por parte del estado. Pero ésta empezaría a recuperarse con la reactivación de la economía (ya vislumbrada en el caso español), ahora de momento amenazada con las medidas de choque.


Preguntas que quizá merezcan atención

Tras este análisis, cabe formularse las siguientes cuestiones:

–¿Cuál es la razón realmente determinante de las medidas impuestas a Grecia y, en particular, a España?

–En los últimos meses, frente a la tendencia de años previos, el euro viene perdiendo valor frente al dólar. Sabido es que las reservas de dólares en todo el mundo eran la garantía de la moneda norteamericana que permitía a ese país sobrevivir con boyantes déficits públicos. Pero de unos años a esta parte el euro había venido quitando mucho terreno al dólar como moneda reserva. Debilitar al euro y a la eurozona correspondiente, ¿no puede ser un modo de contribuir al reavivamiento del dólar?

–En este contexto cabe preguntarse por qué Obama llamó a Zapatero para “animarle” a aplicar las medidas de ajuste. Éstas, con el FMI por medio, nos hacen evocar los años noventa en un escenario muy distinto: los países iberoamericanos se vieron entonces obligados a aplicar medidas similares. Parecían “soluciones” propias de países en vías de desarrollo pero ahora se imponen a naciones desarrolladas. Entonces la mano de Estados Unidos siempre estaba detrás. Parece que ahora también… (Es interesante al respecto la reflexión del músico y activista griego Mikis Teodorakis en “¿Quién quiere destruir Grecia?”).

–Respecto a la libra, recordemos que el euro rozó la paridad con aquélla en diciembre de 2008, pero viene depreciándose desde febrero de 2010, en plenas operaciones especulativas, y hoy vale 0,85 libras. ¿Es mera casualidad que el Financial Times, el periódico de la City londinense, haya sido tan influyente a la hora de poner en duda la solvencia de la economía española? Recuérdese la visita a los responsables de ese diario que la ministra española de Economía, Elena Salgado, tuvo que efectuar en febrero pasado para convencerles de lo contrario. Pero ni por ésas…

–Y hablando de la poderosa City londinense, quizá sea interesante recordar que es su entorno el que, en la práctica, viene controlando el Banco de Inglaterra desde que en 1997 Gordon Brown, como ministro de Hacienda del laborismo recién retornado al poder, decretara la independencia de esa entidad respecto al gobierno de la nación. (Curiosamente los conservadores han venido cuestionando esa medida por ver en ella un factor de las crisis bancarias. Ya veremos cómo actúa David Cameron al respecto…).

–En su artículo “La religión de mercado”, Eric Toussaint se pregunta por qué a “los mercados” «se les ha otorgado esta dimensión religiosa. Ellos no son ni desconocidos ni meros espíritus. Tienen nombre y domicilio: son los principales dirigentes de las 200 multinacionales más grandes que dominan la economía mundial con la ayuda del G7 y de instituciones tales como el FMI —que volvió al centro del escenario gracias a la crisis después de haber pasado un tiempo en el purgatorio—. También actúan el Banco Mundial y la Organización Mundial de Comercio».

Quizá también sería conveniente preguntarse cómo cabe calificar el hecho, ya descrito arriba, de que para protegerse de los mercados haya que complacerlos. ¿No tiene eso un nombre, relacionado con la celebérrima historia de El Padrino? (Aunque al menos éste solía garantizar una cierta prosperidad real a sus “protegidos”).

–En medio de todo esto, suenan cínicas las recientes declaraciones de Jean-Claude Trichet, el presidente del Banco Central Europeo. En ellas, con el mayor desparpajo, niega que el euro venga sufriendo ataques especulativos (algo que, como ya hemos visto, ha reconocido buena parte de la prensa del Sistema). ¿A qué juega Trichet?

–Volviendo al ámbito nacional, ¿por qué no ha dimitido Zapatero? Demagogias opositoras aparte, lo cierto es que este hombre se hartó de prometer que para salir de la crisis no iba a tocar los gastos sociales. Pero ahora nos encontramos con que, escudado en la imposición externa, lo hace y además duramente, máxime por cuanto las medidas no han hecho sino empezar.

Es cierto que resulta tétrica la perspectiva de Rajoy en el poder. Con todo, lo más sano y lo más honesto hubiera sido la marcha de Zapatero antes de prestarse a este juego. Semejante paso habría supuesto un valioso testimonio moral. Pero parece obvio que prefiere la poltrona a la dignidad y a la coherencia. Como en las cuestiones bélicas (el antiguo adalid del “No a la guerra” es hoy un fiel esbirro del belicismo global), en el plano socioeconómico también renuncia a sus (supuestos) principios para seguir aferrado al cargo. Hablamos ya de un hombre que, al margen de que gane o no las próximas elecciones (si se presenta), ha perdido completamente el norte y no merece credibilidad alguna.

–Todos insisten ahora que la clave es volver a la “senda del crecimiento”. Pero son cada vez más los que se preguntan si no volverá a ser un crecimiento que beneficie sólo a unas minorías. Incluso si el tan cacareado objetivo es un fin deseable en sí mismo.

–El nuevo escenario que se instala ante nuestros ojos tiene mucho que ver con el temido desmontaje del Estado de Bienestar que llevaba décadas augurándose. No hará falta esperar más, ya está aquí. La globalización aprieta hoy las tuercas a la vieja Europa recortando aún más su soberanía. No se para ante nada y ya algunos de los eslabones más débiles de la cadena (primero Grecia, luego España…) presencian experimentos sociológicos del Nuevo Paradigma. Se trata de ver los efectos de la anestesia social que la propaganda mediática lleva décadas aplicando a los pueblos (reflejados, p. ej., en la escuálida asistencia a las recientes manifestaciones del Día del Trabajo). Pero como, pese a aquélla, no se descartan revueltas frente a las medidas de choque, el Sistema tendrá que recurrir a otro tipo de medidas, las represivas, para hacerles frente.

Acaso no sea descabellado, sobre esa base, asociar el coche bomba de Times Square con las respuestas populares a la crisis en Europa. Un vehículo letal casualmente hallado el Día del Trabajo…

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

46 comentarios · Escribe aquí tu comentario

el ÖjÖ

el ÖjÖ dijo

El renombrado Editor del Telegraph de Londres, Ambrose Evans-Pritchard: “Bruselas aprovecha de la crisis para instaurar el fascismo fiscal”.
http://investigar11s.blogspot.com/2010/05/el-renombrado-editor-del-telegraph-de.html

rb

rb dijo

HE QUEDADO SORPRENDIDO TOTALMENTE POR UNA AFIRMACION QUE SE HACE, LO DEMAS ES OK:

"Aun siendo graves las dimensiones de la deuda griega (115,1% respecto al PIB al término de 2009) y, en menor medida, de la española (53,2% en 2009; 65,9% prevista para 2010), no parecen tan desmesuradas como se ha dado a entender cuando se comparan con las de otros países. Tampoco su déficit público (Grecia: 13,6% respecto al PIB; España: 11,2%). De hecho, otros países ricos y de mayor potencial económico tienen estadísticas comparables, o incluso peores, al menos en alguno de esos rubros. Es el caso de Reino Unido (62% actual de deuda; 11,4% de déficit en 2009), de Francia (77,6%; 7,5%), de Italia (115,8% de deuda)… y hasta de los mismísimos Estados Unidos (el FMI prevé que su deuda supere el 100% en 2010). "

POR LO MAS SAGRADO!!, LAS DEUDAS SON INMENSAS, ES UNA BARBARIDAD EN TODOS SITIOS,... EL DEFICIT ES INMENSO, Y ADEMAS CADA AÑO...
LA GENTE NO SE DA CUENTA, ESTAMOS ENDEUDADOS HASTA LA CEJAS, TODOS, LOS POLITICOS Y LA BANCA NOS HAN LLEVADO A ESTAR EN RUINA TOTAL. UNA FAMILIA QUE GASTA CADA AÑO UN 10% MAS DE LO QUE GANA ESTA ARRUINADA. Jamas se podra devolver una deuda del 60% del PIB, que se ha tomado en solo 40 años!!!... estamos en la cultura de la deuda... hipotecar el futuro...
Somos esclavos de la finanza, de la deuda.

¿Es que no se dan cuenta de a donde nos ha llevado la costumbre demagogica de gastar dinero endeudandose?.....
Hay que hacer algo, lo que paa es que las medidas que se toman NO implican dejar de endeudarse de una vez para siempre.... aunque nos costase a todos sacrificios.

Manolo

Manolo dijo

En que mundo vivimos. Nos hemos convertido en zombis manejados por hilos invisibles manejados por sectas poderosas que son como mafias sicilianas pero con el prurito de ser legales. Han institucionalizado la economía global para hacerse más secretas y etéreas y poder atacar a los estados desde una posición dificil de cantestar. (Economía global para el dinero y guetos pra los ciudadanos). Estos ciudadanos anestesiados por los medios de comunicación y los oropeles ilusionistas de las apariencias, explotados, sin derechos y bamboleados por los especuladores tiburones financieros. La vieja Europa y su estado de bienestar es un objetivo para estos canallas sin conciencia que campan en ambientes donde unos pocos pastan una muchedumbre de desarrapados y mendigos. Han hundido ideologías que les hacían frente, a veces también corrompidas. No sabemos en que dirección seguir: hace falta una nueva ideología, una nueva filosofía que intente poner orden en este desbarajuste o el cataclismo social y político está a la vuelta de la esquina.

[Publicado originalmente el 16 Mayo 2010, 23:33 y traído aquí por el editor del blog por ser éste su hilo natural. (El error, sin duda, se habrá debido a la extraña ubicación del enlace a los comentarios del post anterior, circunstancia presente en algunos navegadores).]

Cordura dijo

RB:

Fíjate que el texto no niega la gravedad de la deuda y del déficit. Lo que niega es que los casos griego y español sean “tan más” graves que los demás citados. Es decir, que la diferencia sea tan relevante como se da a entender (y eso que no entramos en otros indicadores económicos y sociales que seguramente estrecharían aún más ese margen). Se trata de un análisis relativo y comparativo, no una valoración en términos absolutos.

Por supuesto, concuerdo contigo sobre los riesgos del endeudamiento (animado por la usura y la codicia), de lo cual ya hemos hablado otras veces aquí.

ÖjÖ:

Interesante etiqueta la creada por el editor del 'Telegraph'. Pero en realidad la “fiscal” es sólo una de las caras del nuevo fascismo que se nos viene encima. Aunque no la menos importante, ciertamente.

MANOLO:

La “nueva ideología” o “nueva filosofía” que buscas ya existe, aunque es verdad que necesitaría un vigor renovado. Me refiero a un enfoque basado en la PERSONA (en todas y cada una de ellas, claro) y que a la vez reconozca su finitud e impotencia.

El problema es que casi nadie está por la labor. Y además, el Sistema ha avanzado mucho en nuestro adocenamiento y degradación humana. Me temo que ya es tarde para esa salida, aunque no por eso haya que dejar de proclamarla.

La Solución ya no será humana...

Cordiales saludos.

jjm

jjm dijo

Aterrizo, de nuevo… Regreso de las cumbres pirenaicas.

Hasta donde he visto argumentar a la gente que mueve los hilos comerciales del sector automovilista de los USA “useño”. A ellos les viene muy bien que el dólar esté bajo. Y pienso que al resto de los productos exportables del mercado norteamericano les viene bien que su moneda esté baja, especialmente en relación con el euro.

Lo de “Incluso el paro en abril, según los datos del Ministerio de Trabajo” me hace gracia.
¿Cuando no ha sido así, con crisis o sin ella?

¿No vemos al diablillo de la codicia cuando se vendió buena parte del oro que ahora ya vale más del doble?

Cordura dijo

La depreciación de una moneda siempre tiene efectos ambivalentes para un país, y mejores o peores según los sectores involucrados. Pero el caso estadounidense es especial porque esta nación lleva muchas décadas permitiéndose vivir por encima de sus posibilidades (con enormes déficits de balanza de pagos, sobre todo) gracias a la supremacía del dólar como moneda reserva.

Por eso, cuando el dólar baja mucho durante demasiado tiempo y cada vez más países (ver el enlace ofrecido arriba al respecto) se pasan a otra moneda reserva, el chollo empieza a peligrar...

En cualquier caso, bienvenido, JJM.

MILL

MILL dijo

Ningún jefazo de una multinacional ni ningún director de un fondo de pensiones o de inversión se levanta por la mañana y se pone a "atacar" a España, tienen cosas mucho más importantes que hacer.

España tiene varios problemas, uno de endeudamiento privado, empresas y particulares deben casi dos billones de euros, un problema de un escandaloso déficit, cinco millones de parados, y un presidente de gobierno que es un enfermo mental sin asistencia médica, por ser suaves.

Con esos antecedentes los inversores internacionales nos suben los intereses porque el riesgo de nuestra deuda es mucho más elevado que la alemana. El mensaje de los intereses más altos es: "deje usted de endeudarse".

Esta crisis proviene de la intervención de los Bancos Centrales, es decir del Estado, en el mercado del dinero abaratándolo artificialmente. Además está la crisis permanente del Estado del Bienestar un engendro que ha hecho creer a la gente que tiene unos "derechos" que no están sustentados en ninguna base económica.

El Estado del Bienestar ha generado en España la alucinante cantidad de 5 billones de euros de deuda entre prestaciones comprometidas y deuda pública. Echar la culpa de eso a oscuros intereses financieros o de multinacionales no es serio ni soluciona nada.

La gente está desorientada porque no sabe nada de Economía, de eso se han encargado los políticos, y por tanto no es capaz de comprender los problemas.

Es la gran cuestión de nuestro tiempo: la ignorancia económica de las personas

Saludos.

Cordura dijo

JJM, dejé sin responder lo del “paro en abril” aludido por JJM. Quizá la cosa no deba hacer tanta gracia:

elmundo.es/mundodinero/2009/05/05/economia/1241507012.html

Estimado MILL:

Afirmas: “La gente está desorientada porque no sabe nada de Economía, de eso se han encargado los políticos, y por tanto no es capaz de comprender los problemas.

Es la gran cuestión de nuestro tiempo: la ignorancia económica de las personas”

Vamos, que el problema para la gente no es que primero se encarezca alocadamente la vivienda gracias a “los mercados”, ni que luego reviente la burbuja generando una crisis financiera, ni que luego por efecto de esto sobrevenga una crisis sistémica, ni que con tal excusa se proceda a culminar el desmontaje de la protección social (una operación que, permíteme decirlo así, hace falta estar ciego para no ver).

Nada de eso debe importarle a la gente, sino que “no sabe nada de Economía”. No como vosotros, los expertos. Y, por supuesto, los economistas que no comulgan con el dogma neoliberal (desde el Nobel Stiglitz, que ha reclamado la creación de una banca pública, hasta los catedráticos Vicenç Navarro o Niño Becerra, pasando por ese mindundis de Galbraith) tampoco saben, o sabían, “Economía”. Porque en vuestro dogmatismo tautológico-mayúsculo ya habéis decidido a priori que saber “Economía” implica sacralizar los mercados según los presupuestos de un modelo ideal que, dicho sea de paso, nada tiene que ver con la realidad.

Es la vuestra una visión meramente economicista que ya hemos combatido aquí en el pasado (ver lacomunidad.elpais.com/periferia06/2008/10/28/capitalismo-ii-preparando-muy-gorda- y lacomunidad.elpais.com/periferia06/2008/4/3/capitalismo-i-eso-ya-se-cuestiona , sección de comentarios incluida). A propósito, en mi modesta opinión, no hay NADA mejor que el economicismo para no entender la economía (sobre todo si se considera a ésta al servicio del ser humano). Pero conste que no soy un experto.

Agregas: “Ningún jefazo de una multinacional ni ningún director de un fondo de pensiones o de inversión se levanta por la mañana y se pone a "atacar" a España, tienen cosas mucho más importantes que hacer.”

¿Más importantes que forrarse? ¿Por ejemplo, cuáles? Vivimos en el mundo del lucro, amigo. No en el paraíso virtual de los economistas neoclásicos. Tampoco en ningún ensueño alguno de la “Escuela Austriaca”.

Que los mercados atacan no me lo he inventado yo, lo dicen, lo reconocen, incluso con alarde de caracteres, los propios medios del Sistema. Pero veo que tú (muy respetable), como Trichet... Por cierto, entre éstos de Bilderberg hay “jefazos de multinacionales” (tú me entiendes). Ante los cuales, al parecer, el pobre Zapatero –el representante del monstruo “Estado”– va a comparecer "para intentar transmitir tranquilidad a los miembros del club Bilderberg y convencerles de la solvencia de nuestro país”:

tiempodehoy.com/default.asp?idpublicacio_PK=50&idioma=CAS&idnoticia_PK=61078&idseccio_PK=612&h=

[Hablando de Zapatero, decías: “...un presidente de gobierno que es un enfermo mental sin asistencia médica, por ser suaves...” Hombre, aquí (ya) no tenemos especial interés en defenderlo, pues perdió todo el beneficio de la duda. Ahora bien, afirmar eso de él supongo que te obliga a reconocer (quizá lo hayas hecho en otra parte) que su predecesor será entonces un enfermo mental todavía muuuucho más peligroso. Habida cuenta, p. ej., de la guerra que se obstinó en emprender contra toda evidencia y contra toda ética, y que hoy sigue causando miles y miles de víctimas. Y si no reconoces esto, déjame decirte, con el mayor respeto, que prefiero a los liberales estilo Ron Paul.]

Tu discurso es el de siempre: culpabilizando al monstruo “Estado” (aunque el estado seamos todos) y exonerando a los tiburones de las finanzas. Como si éstos no tuvieran poder, como si no fueran EL poder (fáctico y real). Como si sus emporios no constituyeran, en la práctica, auténticos ESTADOS, o más bien, SUPERESTADOS, tanto por sus dimensiones como por su capacidad para estar por encima de los estados convencionales.

La culpa, según vuestro discurso, no es de miserables ricachos como Soros, que de un soplo pueden hacer temblar Wall Street o el Banco de Inglaterra. Ni de sus colegas de la lista Forbes, que tienen, cada uno, una fortuna mayor que media África. Ni de la “prensa económica” del Sistema, que descalifica a un país para que los buitres hagan su agosto en abril y mayo o cuando sea. Ni de la Standard & Poor's, que al unísono con aquélla lo “califica” para que los “riesgos” sean más creíbles (y las ganancias más seguras).

Todos estos agentes son puros, limpios, intachables. Pobres corderitos maltratados por el “socialismo”. El Diablo es el “Estado” (aunque el estado seamos todos, insisto). Por eso hay que desregular, dejar de gastar, privatizar... aun cuando eso implique darles LO QUE ES DE TODOS a unos cuantos (poderes fácticos). Y en un mundo que, por lo demás, no parte de una igualdad de oportunidades (requisito imprescindible en la utópica sociedad de la “competencia perfecta”).

Continúas: “El Estado del Bienestar ha generado en España la alucinante cantidad de 5 billones de euros de deuda entre prestaciones comprometidas y deuda pública. Echar la culpa de eso a oscuros intereses financieros o de multinacionales no es serio ni soluciona nada.”

Puede, apreciado Señor Amigo de los Números, pero también ha generado algo que se llama bienestar (social). Un fenómeno que hizo de Europa, a pesar de los pesares (ver lacomunidad.elpais.com/periferia06/2009/12/8/la-muerte-europa), el área más civilizada del planeta en más de un aspecto. Y que ahora, en alguna medida, viene queriendo imitar el tal Obama en su país-gran-modelo-del-“neoliberalismo”.

Luego hablas de Alemania... Casualmente (en el artículo no podíamos decirlo todo), estos días los bancos y sociedades financieras alemanes y franceses se están poniendo las botas a base de prestar a los países “PIGS”. Una manera de prevenir, por parte de los peligrosos Merkel y Fachozy, tener que intervenir nuevamente en “auxilio” de tales entidades. Al acceder a ayudar a Grecia aunque sea poniendo fondos milmillonarios sobre la mesa, en realidad esos gobiernos han hecho una operación rentable. Por supuesto, en el fondo les importaba un pepino “salvar” a Grecia (o a España).

Y en todo caso, los grandes beneficiarios son “los mercados”, ésos a los que tú afirmas (ver desdeelexilio.com/2010/05/11/el-dia-que-mataron-a-los-mercados/ ) que los “han matado” (!!!). Mientras, ellos, vivitos y coleando, se frotan las manos de gratitud al contemplar cómo el viento sopla a su favor. (En cuanto a los otros, los mercados de la TEORíA, simplemente ¡nunca existieron!).

Saludos cordiales.

jjm

jjm dijo

Repito: “Lo de “Incluso el paro en abril, según los datos del Ministerio de Trabajo” me hace gracia.
¿Cuando no ha sido así, con crisis o sin ella?”

El enlace que das es del 5/5/09, y dice: El paro sube en 39.478 personas en abril, su menor aumento en nueve meses… Y de eso hace ya un año.
Esa tendencia primaveral viene siendo así desde que Fraga dijera aquello de Spain is diferent. Usar ese argumento es ir al rebufo de la que brinda con leche… o naranjada por las tierras de Haro…

Cordura dijo

Bueno, el hecho es que en abril de 2009 subió y ahora, por primera vez, bajó. Luego es evidente que no “siempre” ha bajado.

En cualquier caso, cité ese dato poniéndolo en “boca” del gobierno y para subrayar la incoherencia de éste al aplicar el “ajuste”.

Mill

Mill dijo

La crisis no la han provocado los mercados.
La crisis la han provocado por un lado los Bancos Centrales (Estado) imponiendo unos tipos de interés más bajos de los que habría marcado el mercado.
El exceso de crédito fue canalizado en USA por Freddie y Fannie dos bancos semipúblicos creados para favorecer políticas keynesianas (Galbraith y cia)

El exceso de crédito en España fue canalizado por todo el sistema financiero pero especialmente por las Cajas de Ahorros, dirigidas por políticos y sindicalistas.

En España el precio de la vivienda subió aun más por la política de los ayuntamientos de restringir la oferta de vivienda.

Hasta ahora tenemos Bancos Centrales, bancos o cajas de ahorros semipúblicos y ayuntamientos, por ningún lado aparece el mercado, más bien todo lo contrario se impidió en todo momento que el mercado funcionase correctamente por parte del Estado o por empresas semipúblicas.

Finalmente decirte que los liberales nos opusimos a los rescates bancarios y de empresas y a las subvenciones tipo planes 2000.

La solución a una crisis de endeudamiento no puede ser endeudarse más.

Los economistas liberales no proponemos ningún dogma. Todas nuestras conclusiones son basadas en la lógica más elemental.

Todos esos economistas que citas han fracasado con sus teorías una y otra vez. Por ejemplo Krugman, otro premio nobel, fue el que dijo en el 2002 que "había que crear una burbuja inmobiliaria para que USA no entrase en depresión", así que informate mejor de a quién defiendes o citas.

No soy economicista si por ello te refieres a que la economia no debe estar al servicio del ser humano. ¡¡Pues claro que la Economía debe estar al servicio de los seres humanos!! Menudo economista sería si opinase lo contrario.

Te rogaría que en adelante no me pongas encima tus particulares "etiquetas" ya se que lo de poner etiquetas a los enemigos se os da muy bien a los de izquierdas desde tiempos de Stalin y antes.

Así que eso de dogmático, de no pensar en las personas o en ser del PP (que por cierto no es más que un partido socialdemócrata más en la linea del partido laborista ingles o del partido democrata USA) pues te lo guardas.

Sigo...

kuribayashi

kuribayashi dijo

Realmente los hay doctrinarios, mira que tildar al PP de partido socialdemócrata...Dice mucho de la ideología del comentario anterior. Seguro que Franco y Hitler eran comunistas disfrazados.
Extravagancias aparte, no creo que haya una conspiración especial contra España; simplemente se trata de la aplicación de una especie de darwinismo económico: tienen que caer los más flojos primero. En el pasado y hasta hoy fueron los del "tercer mundo" y ahora les toca a los europeos del sur.
Cuidado, el Reino Unido está peor de lo que parece, pero...pero...aloja un gran centro bursátil y muchas finanzas. Las grandes agencias de noticias son anglosajonas o anglófilas. Y por supuesto, está arrimado al sol que más calienta (eje del mal anglo-sionista, atlantista o como se le quiera llamar). Ya les tocará, pero de momento que caigan los PIGS...

Mill

Mill dijo

Ni soros, ni todo Wall Street, ni los superricachos esos tienen ni la milésima parte del poder que tienen los Estados al controlar el mercado del dinero.

Dime: ¿Puede Soros o Buffet imponer los tipos de interés? Pues NO.
Dime: ¿Puede alguna multinacional intervenir ni siquiera mínimamente en el monopolio del dinero que tiene el Estado? Pues otra vez NO.

Fue el Estado el que se arrogó el inmenso poder de controlar el mercado del dinero no me vengas ahora con "yo no fui, yo no sabía..."

El Estado hizo como siempre decir: tranquilos que el mercado del dinero lo controlo yo y luego cuando llega el desastre echarle la culpa a "tiburones" cuando el único tiburón en el mercado es el Estado.

El Estado no genera el bienestar. El bienestar lo generan las empesas y los empresarios y los trabajadores. El Estado lo único que hace es confiscar a las personas una gran parte de su riqueza, luego se gasta una fortuna en burocracia y propaganda y luego lo redistribuye a su antojo.

A los médicos y a los profesores no les paga el Estado les pagan las empresas y los trabajadores a los que les ha quitado su dinero el Estado.

Quita de la ecuación a 100.000 empresas y 2.000.0000 de trabajadores y lo único que tienes es un Estado que es incapaz de pagar sus facturas.

Veo que los 5 billones de deuda del Estado del Binestar parecen no importarte. ¿De verdad piensas que esa deuda no tiene consecuencias? No creo que seas tan irresponsable, espero.

Vamos a ver propugnas un endeudamiento gigantesco con el Estado del Bienestar y luego cuando toda esa deuda estalla le echas la culpa al Standard Poor´s!!!!

Te lo repito no pongas en mi boca cosas que no he dicho. Mi teoría económica niega que existan mercados perfectos, ni competencia perfecta, ni empresarios a los que no les interese otra cosa que sus propios beneficios.

Asi que si hablas de mercados perfectos, competencia perfecta o empresarios altruistas no estas hablando de mí ni de mi Teoría.

En mi Teoría no existen mercados perfectos ni competencia perfecta ni empresarios que no piensen en otra cosa que no sean sus propios beneficios. ¿Queda claro?

Tampoco considero que el Estado sea el Diablo. Es más en mi Teoría el Estado es imprescindible.

Estas equivocado cuando dices que a Merkel o a Sarkozy no les interesa salvar a España.

Por ironías del destino España se ha convertido en el país más importante del mundo en esta crisis. Porque si cae España los daños colaterales o efectos indeseados pueden acabar con todo el chiringuito financiero mundial.

Nadie en el mundo puede entender como un inepto e indocumentado total como zp y su cuadrilla pueden haber llegado a dirigir a la septima u octava potencia mundial. El caso es que ahora, después de que el 7 de mayo España quebrase, nuestra política económica ya no la lleva por completo zapatero.

Pero tampoco hay que confiarse: ninguno de los dirigentes políticos del mundo tienen ni puñetera idea de Economía. ¡¡¡A quién le importa la Teoría Económica!!

Cordura dijo

Dices:

“La crisis no la han provocado los mercados.
La crisis la han provocado por un lado los Bancos Centrales (Estado) imponiendo unos tipos de interés más bajos de los que habría marcado el mercado.
El exceso de crédito fue canalizado en USA por Freddie y Fannie dos bancos semipúblicos creados para favorecer políticas keynesianas (Galbraith y cia)”

–La liberalización del suelo propiciada por el gobierno aznarista (buen imitador del “liberalismo” anglosajón), ¿nada tiene que ver con el boom inmobiliario? Y esa liberalización, ¿no allanó el camino a “los mercados” (financieros y no financieros)?

–Hablas de los “Bancos Centrales (Estado)”. Por ejemplo el Banco de Inglaterra fue dejado al control de un consorcio (la FSA) en manos privadas. Los conservadores de Cameron, que por supuesto no tienen ni idea de economía, acusan al “socialdemócrata” Gordon Brown de haber provocado así la falta de regulación del sistema. Y, con ello, la crisis. La Reserva Federal, aún más gorda, es el típico ejemplo de banco central también en manos privadas, aunque con cierto grado de supervisión pública. Tú dirás que ésta sobra, pero la mayoría de los analistas coinciden en que la crisis enseña que la economía hubiera sufrido menos si la RF y el sistema financiero hubieran más regulados, no al revés. Podemos hablar también del Banco de España (autónomo frente al gobierno) y del Banco Central Europeo (ídem respecto a los gobiernos europeos). Ambos, y basta recordar los pronunciamientos de Fernández Ordóñez y de Trichet, siempre en línea con el modelo neoliberal. Es decir, al servicio de “los mercados”.

–La cosa es sencilla. ¿O acaso tú crees que en una economía plenamente “desregulada” (o al grado que a los “liberales” os gusta), en la que “los mercados” campasen a sus anchas, no habría burbujas inmobiliarias y ciclos económicos? Dudo que puedas creer eso, pues tú sabes “Economía”. Desconozco tu posición sobre la usura bancaria (sé de buenos liberales que se oponen a ella: hablo, por concretar, de la reserva fraccionaria). Tiendo a pensar que no le das mucha importancia ya que todo tu énfasis recae contra el estado. Lo cierto es que, aun siendo abolida aquélla (¡pero eso sería un “atentado contra la libertad”!), las burbujas seguirían produciéndose, aunque mitigadas. Pues seguiría existiendo la ley de la oferta y la demanda, la ley de la utilidad marginal creciente del dinero, el mismo afán de lucro, la misma caza de oportunidades por parte de los especuladores, las “expectativas racionales”, etcétera. Las tendencias oligopólicas serían básicamente las mismas.

Pero es que, además, y sobre todo, ¿acaso esa desregulación implicaría competencia perfecta? ¿Se volvería a partir de cero para evitar las posiciones de ventaja en el mercado (con las consiguientes expropiaciones y posteriores reparto, claro está)? No, claro, que entonces, para los que sabéis “Economía”, sería peor el remedio que la enfermedad (o el remedio sería la enfermedad). Porque el hecho es que, ya te lo dije, las condiciones oligopólicas están ahí. Este mundo no se parece apenas nada al que pintase el bueno de Adam Smith en su 'Riqueza de las naciones'. En el modelo smithiano, por ejemplo, habría un control estatal que evitase la “colusión entre los comerciantes” y la mano invisible asignaría los recursos con eficiencia. Las “manos invisibles” actuales son precisamente fruto de la colusión y la oligopolización de la economía. Este mundo se parece mucho más al de Marx que al de Smith.

Dices también:

“Todos esos economistas que citas han fracasado con sus teorías una y otra vez. Por ejemplo Krugman, otro premio nobel, fue el que dijo en el 2002 que "había que crear una burbuja inmobiliaria para que USA no entrase en depresión", así que informate mejor de a quién defiendes o citas.”

Vaya, hablas de los economistas que cito y me pones como ejemplo de ellos a uno que no cito (a Krugman, típico progre estilo NYT, no le citaría nunca por la sencilla razón de que no le sigo, aunque me huele que esa frase que citas, conocida, está sacada de contexto). Además, me limitaba a ponerte ejemplos de economistas que no comparten el dogma, sin que eso implique mi coincidencia de fondo con ellos (en absoluto). Pero al menos los keynesianos tienen la virtud de ser menos economicistas. Gracias, quizá, a que no saben “Economía”.

En cuanto pueda sigo...

jjm

jjm dijo

La frase “España es el país donde es más fácil enriquecerse en menor tiempo…” se elaboró cuando Aznar aun no había perdido la primera elección… y ganó a la tercera. El apóstol del “pelotazo” colaboró realmente para que ningún arquitecto estuviera en paro… y tuvo éxito.
Me parece que iba de keynesiano…

MILL

MILL dijo

La ley de liberalización del suelo de la época de Aznar fue declarada inconstituional a denuncia del PSOE y nunca llegó a aplicarse de hecho.

Ese bulo de la "liberalización del suelo en la época de Aznar" funciona muy bien en los patios de EL PAIS y de PUBLICO pero en el patio de Desde el Exlio esas tonterías pues como que no.

Dice kobayashy:

"Realmente los hay doctrinarios, mira que tildar al PP de partido socialdemócrata...Dice mucho de la ideología del comentario anterior. Seguro que Franco y Hitler eran comunistas disfrazados."

Apoya el PP al Estado del Bienestar, respuesta SÍ.
Apoyan los socialdemócratas al Estado del Bienestar: SÍ
¿Qué es lo sustantivo, lo que define a la socialdemocracia? La defensa del Estado del Bienestar.
Apoyan los liberales al Estado del Bienestar: NO, lo rechazan.

Lo pillas.

Franco fue un gran promotor del Estado del Bienestar y de la empresa pública,( en Asturias por ejemplo todo era público: enseñanza, sanidad, minería, siderurgia, puerto) todo un liberal si señor.

El partido de Hitler se llamaba Partido Nacionalsocialista de los Trabajadores Alemanes. Su política económica fue 100% socialista y su amistad con los comunistas sovieticos pública y notoria (de hecho juntos empezaron la II GM)... hasta 1941.

No se, lee algún libro de Historia a ver si te enteras.

¿Quién nombra al Gobernador de la FED? ¿Quien nombra al Gobernador del Banco de Inglaterra, del de España, del BCE?
En fin ahora va a resultar que los Bancos Centrales no son Estado, apaga y vámonos.
¿Que por ejemplo la FED tiene capital privado?, si pero el capital privado no tiene ningun poder de decisión.
"Cierto grado de supervisión pública" Si nombrar al Gobernador lo consideras "Cierto grado de supervisión pública" no se lo que entenderás por supervisión pública entera.

Un poco de Historia: la FED fue fundada a peticion del Congreso de los USA en 1913 para evitar crisis bancarias interviniendo en el mercado de dinero. La creo el persidente Woodrow Wilson mediante la Federal Reserve Act.
Menuda empresa privada!!! De privada lo único que tiene es que fue fundada en base a unos bancos que se compró el sr Rockefeller cuando le obligaron a vender parte de la Standard Oil.

"Podemos hablar también del Banco de España (autónomo frente al gobierno) y del Banco Central Europeo (ídem respecto a los gobiernos europeos). Ambos, y basta recordar los pronunciamientos de Fernández Ordóñez y de Trichet, siempre en línea con el modelo neoliberal. Es decir, al servicio de “los mercados”."

Fernandez Ordoñez y Trichet paladines del liberalismo!!!
De verdad cambia de bebida porque majaderias como esas son graves.
Y Belén Esteban licenciada en Ciencias Exactas, no?

¿Pero qué entendeis vosotros por liberalismo?

Si MAFO y Trichet fuesen liberales lo primero que harían sería liquidar los bancos centrales y dejar que el mercado fijase el interés, lectura recomendada: "La desnacionalización del dinero" Friedrich A. Hayek

No, en mi Teoría Economica las burbujas son imposibles, por una sencillisima razón: la cantidad de dinero y crédito estaría limitada, y sin expansión monetaria o crediticia no pueden producirse burbujas.

(usura bancaria y reserva fraccionaria no tienen nada que ver)

En el oligopolístico mundo que describes la mismísima Microsoft tuvo que acabar comiendose con patatas el Vista o Explorer pierde cuota frente a Firefox.

La Coca-Cola fracasó en los 80 con su nueva coca-cola.

INTEL y AMD luchan una feroz batalla de precios y calidad.

General Motors quebró.

En mi barrio tengo un Mercadona, un Carrefour y dos cadenas regionales de supermercados de alimentación compitiendo al céntimo.

Compro en la que me apetece los productos que me apetecen y todavía me queda el Hipercor y el Alcampo y pequeñas fruterias y carnicerias para elegir, y los beneficios de estas empresas son públicos y cualquiera puede ver que sus márgenes son ajustadísimos.

O hablamos de Zara, H&M, Cortefiel, C&A...

Eso es Economía, lo de los mercados perfectos (que ya te he dicho que NO existen) y otras elucubraciones te lo dejo a tí.

¡¡Como que Krugman no es keynesiano!!
Además ya sabemos lo que la teoría keynesiana, en Desde el Exilio escribí una serie de cinco artículos sobre ella (por si os interesa), propone siempre: más gasto público.

No entiendo esa insistencia en "el dogma" los liberales no tenemos dogmas, tenemos razonamientos lógicos. ¿Cuál es "el dogma"?
En fin yo en mi Teoría no tengo ninguno.

Saludos.

MILL

MILL dijo

Por cierto perdonad si soy muy ácido en mis comentarios, es mi sentido del humor.

Saludos cordiales

MILL

MILL dijo

Quise decir Desde el Exilio (me faltó una i )

http://www.desdeelexilio.com/

Bueno no se anima nadie???

Saludos.

jjm

jjm dijo

“ …la especial gravedad de este momento político radica en la incapacidad de la oposición política y de los agentes económicos para entender la situación real de la economía española…”

“Si hubo un tiempo en el que al Gobierno se le pudo acusar con razón de negligencia en la gestión de la crisis, hoy se puede imputar a PP, CiU y PNV de carecer de direcciones políticas a la altura de las circunstancias”

http://www.elpais.com/articulo/opinion/hora/crucial/elpepuopi/20100521elpepiopi_1/Tes

Cordura dijo

Estimado Mill:

No sólo de debatir vive el hombre... De ahí que hayamos tardado en volver.

Te quejabas de las “etiquetas”. Lo lamento, pero no eran ataques personales. Sí considero necesario caracterizar tu línea de pensamiento económico (no político, mientras no la vea clara; por cierto, yo no dije que fueras del PP). Señalando las implicaciones éticas de la misma, pero dejando a salvo tus intenciones. Puedo cometer algún error de apreciación (veremos si es el caso), pero entonces estoy dispuesto a rectificar.

En razón de tu queja, resulta aún más llamativo que corras a incluirme en “los de izquierdas”, asociándome con un criminal como Stalin. En este humilde blog puede verse que soy ajeno a muchos clichés de la izquierda y de la progresía. Y que aborrezco cualquier tipo de violencia y de totalitarismo (aunque esto no me ciega respecto a cuál es el que nos amenaza ahora). Trato de contemplar la realidad lo más objetivamente que puedo desde un enfoque cristiano bíblico.

Pero quizá es todavía más chocante que te molesten las (supuestas) etiquetas mientras por tu parte te dedicas directamente a algo parecido a insultar (por cierto, te aclaro que soy abstemio). En fin, amigo, dejémoslo en “humor ácido”...

Pero sigamos con lo pendiente. Me llama la atención que no hayas respondido a esto, que me parece medular:

«¿O acaso tú crees que en una economía plenamente “desregulada” (o al grado que a los “liberales” os gusta), en la que “los mercados” campasen a sus anchas, no habría burbujas inmobiliarias y ciclos económicos? Dudo que puedas creer eso, pues tú sabes “Economía”. Desconozco tu posición sobre la usura bancaria (sé de buenos liberales que se oponen a ella: hablo, por concretar, de la reserva fraccionaria). Tiendo a pensar que no le das mucha importancia ya que todo tu énfasis recae contra el estado. Lo cierto es que, aun siendo abolida aquélla (¡pero eso sería un “atentado contra la libertad”!), las burbujas seguirían produciéndose, aunque mitigadas. Pues seguiría existiendo la ley de la oferta y la demanda, la ley de la utilidad marginal creciente del dinero, el mismo afán de lucro, la misma caza de oportunidades por parte de los especuladores, las “expectativas racionales”, etcétera. Las tendencias oligopólicas serían básicamente las mismas.»

Por tu parte, decías:

“Finalmente decirte que los liberales nos opusimos a los rescates bancarios y de empresas y a las subvenciones tipo planes 2000.”

¿Qué “liberales”? Por ejemplo, el autointitulado liberal Aznar dijo cuando se le preguntó: “¿Ve bien que el Estado acuda al rescate de un banco?”

“¡Es su obligación! [¡Toma ya!] En esta crisis no es el mercado el que ha fallado, sino las capacidades de los Estados para supervisar y regular la actividad financiera. La democracia no falla porque se elija un mal gobierno.”
http://xlsemanal.finanzas.com/web/articulo.php?id=42559&id_edicion=4107&salto_pagina=0

[Amenaza Aguirre, ciertamente, se ha pronunciado en contra. Populismo obliga. Creerse que esta señora es liberal supone una broma de mal gusto. Recordemos cómo tiene controlada (usurpada) Telemadrid, o sus regalitos de frecuencias radiofónicas a los amigos (que otros también los hagan no la hace más liberal a ella, salvo en la otra acepción del término), o su condición de asidua en las reuniones bilderbergianas; por no entrar en una práctica tan poco liberal como el espionaje).]

Agregas: “Los economistas liberales no proponemos ningún dogma. Todas nuestras conclusiones son basadas en la lógica más elemental.”

Traducción (espero que me comprendas ): “Los economistas liberales no proponemos ningún dogma. Simplemente no tenemos la culpa de que quienes no piensan como nosotros sean todos unos idiotas.” [Cuando el viento sopla a favor, como os ocurre a vosotros los “liberales”, la tentación de la prepotencia es muy difícil de evitar. Caer en ella lleva, a su vez, al dogmatismo más estrecho: justamente el que nos ciega ante toda posible autocrítica. Al final nos acabamos creyendo que quien no piensa como nosotros, aunque sepa más que nosotros, carece de toda lógica.]

(Sigo...)

Cordura dijo

Para el resto voy a tratar de ser lo más esquemático posible (por no saturar y porque, francamente, no me sobra el tiempo):

–Sobre cómo Soros hizo quebrar el Banco de Inglaterra (o más bien, machacó a la libra): investopedia.com/ask/answers/08/george-soros-bank-of-england.asp
[Pero es SÓLO UN EJEMPLO de los muchos casos de cómo un "tiburón", o grupito de ídems, hace temblar una economía entera.]

–Sobre la Fed y su carácter privado: En realidad, lo que de público pueda tener es muy poco más que su deber de informar anualmente al Congreso. Para empezar, la estructura de la Fed consiste básicamente en una red de bancos privados. Su Junta de Gobernadores es una agencia independiente del gobierno, aunque se considere estatal y a sus miembros los designe el presidente (como a los jueces del Supremo, y no por eso se cuestiona la paradigmática división de poderes yanqui). Pero a partir de ahí campan a sus anchas. Además, la designación busca una “justa representación” de los intereses (sectores) económicos del país ("fair representation of the financial, agricultural, industrial, and commercial interests and geographical divisions of the country"). Entre sus miembros no es raro ver prebostes del mundo de la banca.
federalreserve.gov/aboutthefed/default.htm
en.wikipedia.org/wiki/Federal_Reserve_System
es.wikipedia.org/wiki/Sistema_de_Reserva_Federal

Es normal: aunque en su liberalísimo candor a algunos les cueste asumirlo, los banqueros y gerifaltes bancarios no hacen nada gratis. Si están es porque quieren sacar tajada. Y si apoyan cualquier iniciativa, siempre es cobrando un precio. Creer lo contrario es vivir en Babia. [Por lo demás, podríamos explayarnos más en los enjuagues que, por sistema, lleva a cabo la RF por ejemplo con la excusa de las operaciones de rescate. Pero no acabaríamos nunca, aparte de que te supongo enterado de dónde encontrar esa información...]

–Hombre, podemos estar de acuerdo en que Trichet y Fernández Ordóñez no son anarcocapitalistas. Entre otras cosas, porque saben que el Sistema no puede cambiar de golpe. La demolición del estado de bienestar, ya en pleno avance, fue un plan a largo plazo. Han ido poco a poco. Son maestros del cálculo. Si lo hubieran hecho de golpe, la respuesta social habría sido mucho mayor, aun con las masas embrutecidas.

En todo caso, una miaja de ecuanimidad debiera bastarnos para reconocer que las propuestas de esos dos “expertos” van en la línea del modelo neoliberal. En cuanto al segundo, cansados estamos de presenciar cómo sus declaraciones, su erre que erre contra el gasto, por la reforma laboral, cuestionando el sistema de pensiones... chocan con la (tibia) socialdemocracia zapateril. Me extrañaría que no te sonara eso. La biografía de este hombre, incluido su paso por el FMI, no es precisamente la de un hombre de izquierdas. Y en cuanto a Trichet... ¿acaso su exculpación de los especuladores estos días atrás no lo dice todo?

–Hablas contra el endeudamiento, y me parece bien. No me lo parece tanto, lo siento, que te cebes contra el endeudamiento público cuando tú mismo has reconocido el ingente volumen del privado, en el que “algo” han tenido que ver estos años los negocios privados. Comprende que resulta sospechosa tu tendencia, por activa o por pasiva, a inocentar a la banca. Que en plena crisis del pueblo se está forrando y no se corta en ostentar sus beneficios. Al menos el endeudamiento público es por una buena causa, pero el privado tiene por base la sucia usura de los banqueros y el obsceno afán de lucro de buena parte del sector de la construcción.

Y si esto es “demagogia” (que no lo es), ¡bendita sea la “demagogia”! Ojalá el pueblo estuviera lleno de “demagogos”. Los chupópteros no se irían tan fácilmente de rositas...

–Te quejas de que malinterpreto tus ideas, pero tú mismo me atribuyes una y otra vez (eso se llama lectura rápida... y apasionada) cosas que no he dicho. Ya he mencionado lo del PP... Aparte de ello, ¿dónde he negado que Krugman fuera keynesiano?

–La S&P, a la que tienes tanto interés en defender, fue junto con otras agencias del Sistema responsable de calificaciones excesivamente positivas, facilitando así la hiperconfianza burbujil que llevó a la crisis de las 'subprime'. Por eso, que en lugar de haberse autodisuelto venga ahora sentando cátedra sobre la solvencia de un país, es como para mandarla a paseo (aunque lo que se merece sea algo más serio). Y que lo haga, “casualmente”, beneficiando el chollo de los listos de turno... Todo eso sí que es escandaloso, pero de eso no hablamos.

–¡Claro que incluso a las grandes empresas a veces les va mal! Y que, todavía, el capitalismo tiene algo de competitivo entre ellas. A veces hasta quiebras (pero, ojo, que p. ej. a la GM no le vino mal la ayuda del monstruo “papá estado” para reestructurarse, de modo que sigue viva). Pero también los estados quiebran, como tú mismo recuerdas (aunque nos quieras colar cosas como que el 7 de mayo España quebró, una tontería, querido amigo, que no te crees ni tú). O sea, que tener mucho poder no implica estar a salvo de cualquier riesgo. Pues, a fin de cuentas, no es lo mismo que tener todo el poder.

Y de esto trata precisamente la globalización en curso: de hacerse con TODO el poder. Los magnates ya están hartos de la inestabilidad intrínseca del capitalismo. Los que se sienten fuertes provocan crisis (reforzando las tendencias cíclicas) para reducir el Club de los Elegidos. Las crisis sistémicas en este régimen económico no son más que el avituallamiento para seguir tirando otros treinta años más. Eso sí, con la riqueza cada vez más concentrada. El destino lógico de ese camino es el Poder Global. Aunque, ciertamente, en esta misión los ricachos no están solos (alguien les proporciona la ideología a estos seres ávidos de riqueza y, sobre todo, poder; alguien que tiene, y tendrá, aún más poder que ellos).

–A Merkel y Fachozy les interesa “salvar” a España sólo en la medida en que eso les “salve” a sí mismos (insisto, a sí mismos; sus propios pueblos no son más que meros medios para sus ambiciones personales, del mismo modo que España no es para ellos más que un obstáculo). La prueba es Bilderberg (aunque ya sea poco más que una pantalla para distraernos...).

(Aún seguiremos... cuando podamos).

jjm

jjm dijo

http://www.projectcarousel.org/wp-content/uploads/2009/11/Marx.jpg

Cordura dijo

Pues sí, desde luego sus pronósticos erraron menos de lo que muchos están dispuestos a reconocer. Y no creo que haga falta ser marxista para verlo.

Por cierto, un debate paralelo al de este blog, y podemos decir que complementario, se desarrolla aquí, en el blog 'Desde el Exilio':

desdeelexilio.com/2010/05/11/el-dia-que-mataron-a-los-mercados/

(No lo pongo por hacerle publicidad, que no la necesita, al ser un medio mucho más concurrido que el modesto corduril).

Cordura dijo

Sigamos, Mill:

–“El Estado no genera el bienestar. El bienestar lo generan las empesas y los empresarios y los trabajadores. El Estado lo único que hace es confiscar a las personas una gran parte de su riqueza, luego se gasta una fortuna en burocracia y propaganda y luego lo redistribuye a su antojo.”

Exageras cantidubis. No es cierto que el estado, que somos todos, no genere bienestar (gracias al esfuerzo de todos, por medio del estado mejoran las carreteras, se reducen los accidentes de automóvil, se abren hospitales, se escolariza a todo el mundo, se evitan crímenes... y, gracias a Dios, un larguísimo etcétera).

Así pues, tampoco es cierto que lo único que haga el estado sea “confiscar a las personas”. Una vez más, no hablas del mundo real (¡y mira que yo soy pesimista respecto a este mundo podrido!). Más bien lo denigras de modo gratuito para defender tu modelo irreal.

–“Te lo repito no pongas en mi boca cosas que no he dicho. Mi teoría económica niega que existan mercados perfectos, ni competencia perfecta, ni empresarios a los que no les interese otra cosa que sus propios beneficios. Asi que si hablas de mercados perfectos, competencia perfecta o empresarios altruistas no estas hablando de mí ni de mi Teoría. En mi Teoría no existen mercados perfectos ni competencia perfecta ni empresarios que no piensen en otra cosa que no sean sus propios beneficios. ¿Queda claro?”

Quizá así sea en tu “Teoría”, pero desde luego no es eso lo que expones aquí. Según tu énfasis aquí, la culpa de TODO la tiene el monstruo “Estado”. (Por lo demás, celebro constatar que, al menos en tu “Teoría”, te aproximas más a mis tesis... y a las de Marx). [Digo esto, no por lo de los altruistas o no altruistas, sino porque supongo que estarás de acuerdo en que un sistema sin competencia perfecta siempre es menos óptimo que uno que la tuviera.]

Dicho esto, es importante que comprendas que, partiendo de unos “empresarios a los que no les interese otra cosa que sus propios beneficios”, es imposible construir una sociedad justa. Tu “Teoría” puede que sea muy lógica, pero parece fundarse en premisas falsas (requiere, de hecho, una confianza en la naturaleza humana que ésta no merece). De ahí que no sea tan errado como te parece insistir en que lo que tú presentas es un mundo irreal.

El interés propio, el afán de lucro, la codicia... difícilmente pueden contribuir a un mundo en el que reine una convivencia saludable. A lo que lleva es a lo que Hobbes llamase “la guerra de todos contra todos”... ¡sobre todo si no fuera por el monstruo estado!

–”La ley de liberalización del suelo de la época de Aznar fue declarada inconstituional a denuncia del PSOE y nunca llegó a aplicarse de hecho.”

No es exacto: el TC derogó sólo parte de ella, por considerar que competía a las CC.AA. Tanto Aznar como las comunidades pepinas se dedicaron durante años a liberalizar el suelo (¡hombre, que esto es de dominio público, y no precisamente un camelo psoez!). Suelo que pillaban, suelo que dejaban urbanizar. Por supuesto, muchos ayuntamientos se reservaban los permisos con fines inconfesables (y de ahí a los ‘Gürtel’ no hay mucho trecho). Pero el hecho es que con esa ley se podían recalificar suelos que antes era imposible.

Es fácil encontrar referencias a ello en la Red (de aquellos años):
urbanoticias.com/reportajes/hemeroteca/84_la-liberalizacion-del-suelo-y-el-precio_1.shtml
habitat.aq.upm.es/boletin/n29/afmar.html
burbuja.info/inmobiliaria/burbuja-inmobiliaria/147986-asi-empezo-la-gran-estafa-del-s-xx-la-burbuja-inmobilaria.html

–Aunque tradicionalmente no hayan sido muy académicas (por desgracia, pues yo soy partidario del mayor pluralismo en la universidad), no me son del todo ajenas las teorías de Hayek (y en general, de la “Escuela Austriaca”). Conozco y tengo el libro que citas, tan jugoso e instructivo (Hayek era un sabio) como utópico (Hayek parece ahí un ignorante acerca de la naturaleza humana).

Permitir que cualquier empresa pueda emitir su propia moneda, como propone Hayek (tengo un ejemplar al lado), daría lugar a un caos inconcebible. Siendo cierto, como afirma, que “el control del dinero ha reforzado el monopolio del estado”, yerra al dejarse llevar por una visión economicista que antepone la calidad mayor o menor de la moneda así conseguida a las ventajas de la regulación con vistas al equilibrio social (no sólo económico) que ofrece una moneda única y estatalmente emitida. (El tema es largo y complejo, no se puede desarrollar aquí, me limito a apuntar líneas generales).

–Agregas: “No, en mi Teoría Economica las burbujas son imposibles, por una sencillisima razón: la cantidad de dinero y crédito estaría limitada, y sin expansión monetaria o crediticia no pueden producirse burbujas. (usura bancaria y reserva fraccionaria no tienen nada que ver)”

Pregunta directa: ¿Abolirías la reserva fraccionaria?

Pero, como te dije, ni por ésas... La ley de la oferta y la demanda, sumada al lucro, las diferentes “expectativas racionales” de unos y otros, etcétera, se basta y se obra para generar burbujas (me choca que no lo veas). Mitigadas, es cierto, pues aquélla multiplica la circulación, pero no por ello evitables.

De todos modos, es cierto que se daría un paso de gigantes aboliendo la susodicha reserva, cosa que yo apoyo con toda la vehemencia que sea necesaria. (Por otra parte, ¿es “liberal” prohibirla?).

–También dices: “En mi barrio tengo un Mercadona, un Carrefour y dos cadenas regionales de supermercados de alimentación compitiendo al céntimo. Compro en la que me apetece los productos que me apetecen y todavía me queda el Hipercor y el Alcampo y pequeñas fruterias y carnicerias”

Digámoslo todo, amigo Mill: Yo ya ando perdido en números (te los dejo para ti ) pero recuerdo que a principios de los noventa ya se habían reducido a mucho menos de la tercera parte las famosas “tiendas de la esquina” que había en España (y hoy, supongo, ni te cuento...).

Si eso no es oligopolización...

Saludos cordiales.

jjm

jjm dijo

Quizá cuando especulaba en la bolsa… (porque los marxistas, empezando por Marx, especulan); o cuando se le amontonaban los acreedores.
Trataré de exilarme… irme al exilio, para ver que se cuece por el extranjero, que resulta, siempre, ser más dilatado que la tierra propia…

MILL

MILL dijo

Hola sr Cordura, verás ya te he respondido a muchas cosas, pero no pasa nada se repite

«¿O acaso tú crees que en una economía plenamente “desregulada” (o al grado que a los “liberales” os gusta), en la que “los mercados” campasen a sus anchas, no habría burbujas inmobiliarias y ciclos económicos? Dudo que puedas creer eso, pues tú sabes “Economía”. Desconozco tu posición sobre la usura bancaria (sé de buenos liberales que se oponen a ella: hablo, por concretar, de la reserva fraccionaria). Tiendo a pensar que no le das mucha importancia ya que todo tu énfasis recae contra el estado. Lo cierto es que, aun siendo abolida aquélla (¡pero eso sería un “atentado contra la libertad”!), las burbujas seguirían produciéndose, aunque mitigadas. Pues seguiría existiendo la ley de la oferta y la demanda, la ley de la utilidad marginal creciente del dinero, el mismo afán de lucro, la misma caza de oportunidades por parte de los especuladores, las “expectativas racionales”, etcétera. Las tendencias oligopólicas serían básicamente las mismas.»

Las burbujas las crean las expansiones monetarias y crediticias.
Las expansiones monetarias o crediticias sólo las pueden crear los Estados o los Bancos Centrales.
Los liberales nos oponemos a las expansiones monetarias y crediticias y a los Bancos Centrales.

Usura y reserva fraccionaria no tienen nada que ver.
Los liberales estamos a favor de una reserva fraccionaria del 100% lo cual iimpediría las burbujas crediticias.

Ni
"... la ley de la oferta y la demanda, la ley de la utilidad marginal creciente del dinero, el mismo afán de lucro, la misma caza de oportunidades por parte de los especuladores, las “expectativas racionales”..."

Producen burbujas.
Las burbujas solo las pueden crean las expansiones monetarias y crediticias.
Y los liberales nos oponemos a esas expansiones.

Espero que haya quedado claro.

Saludos.

MILL

MILL dijo

"¿Qué “liberales”? Por ejemplo, el autointitulado liberal Aznar dijo cuando se le preguntó: “¿Ve bien que el Estado acuda al rescate de un banco?”

“¡Es su obligación! [¡Toma ya!] En esta crisis no es el mercado el que ha fallado, sino las capacidades de los Estados para supervisar y regular la actividad financiera. La democracia no falla porque se elija un mal gobierno.”

Dices que no me quieres etiquetar como del PP, pero luego sacas lo que hizo o dijo Aznar, como su Aznar fuese un liberal o yo fuese del PP.

Mira Aznar no fue ni es liberal y punto y el PP o Rajoy muchisimo menos.

Saludos.

Cordura dijo

Amigo Mill:

Gracias por tus observaciones adicionales. Noto, pese a ello, que has leído con premura (de no ser así habrías visto que ya me di cuenta de esa respuesta sobre las burbujas y no te limitarías ahora a repetirla). Pero está bien. Profundicemos un poco...

Acerca de las burbujas, quizá en este caso, además de reflexionar serenamente, te vendría bien despegarte de los academicismos monetaristas y echar un vistazo a esto de Wikipedia, que está mucho mejor que otras veces:

http://es.wikipedia.org/wiki/Burbuja_económica

Ahí podrás ver párrafos jugosos como el que sigue (a fe que no había leído esa entrada, pero coincide con mi lógica previa, quizá en parte porque había leído a Galbraith):

«Si bien lo que causa las burbujas no es claro, existe evidencia que sugiere que no son causadas por racionalidad limitada o supuestos sobre la irracionalidad de otros, como se asumió por la teoría del más tonto. También se ha mostrado que las burbujas aparecen incluso cuando los participantes del mercados son capaces de poner precios a los bienes de manera correcta. Es más, se ha mostrado que las burbujas aparecen incluso cuando la especulación no es posible o cuando está ausente el exceso de confianza.» [Recuerda mi énfasis de comentarios previos en las diferentes “expectativas racionales”, pero sobre todo en la propia dinámica de la ley de la oferta y la demanda y en el afán de lucro que siempre busca ganancia. ]

Para que haya una burbuja económica NO es necesario ni siquiera que haya crédito por medio. ¡Las burbujas son históricamente anteriores a la banca! (Hasta en la Biblia podemos encontrar algún posible ejemplo de la misma, p. ej. en la historia de José que narra el libro de Génesis). Basta con que se dispare la demanda de un bien (p. ej., zapatos), se genere escasez, con las ganancias se reinvierta... y así sucesivamente. Ayuda decisivamente que haya intención especuladora (que no requiere mercados crediticios), pero al parecer, aunque yo no sé muy bien cómo, ni siquiera ésta es imprescindible. (Realmente, ya te lo dije, me PASMA que no lo veas, pues esto pertenece al abecé de la “Teoría Económica”, como tú mayúsculamente la llamabas ). Por supuesto, el aumento de dinero en circulación incrementa y agrava una burbuja, pero no es ‘conditio sine qua non’ para la misma. Eso sí, como insiste ahí la Wiki (y trataba de desentrañar Galbraith en su ‘Breve historia de la euforia financiera’), el porqué profundo de las burbujas, o más bien de su reventón, es un problema más psicológico que económico y además bastante enigmático. [Te recomiendo mirar también las etapas de Charles P. Kindleberger.]

–Sólo encuentro una explicación para tu “despiste” (permíteme llamarlo así), y es que una vez más hayas incurrido en un razonamiento tautológico. La pista me la da el que hables de “burbujas crediticias”. Tu tautología sería del tipo: “La burbuja es por definición financiera (crediticia), así que es imposible una burbuja sin crédito por medio”. Pero espero que comprendas que eso no agota las posibilidades burbujiles de la economía, no por tanto los problemas correspondientes (que es de lo que se trata).

–Proclamas: “Usura y reserva fraccionaria no tienen nada que ver.”

Mírate la cuarta acepción de ‘usura’ en el DRAE y luego medita en el supernegocio (totalmente inicuo, a mi juicio) que permite el sistema de reserva fraccionaria. De hecho, gracias al proceso de endeudamiento que ésta promueve, el monto de los intereses no hacen sino incrementarse (y el tipo de interés acumulado, crecer), lo que también permite asociar a dicho sistema con la tercera acepción del DRAE.

–Añades: “Los liberales estamos a favor de una reserva fraccionaria del 100% lo cual impediría las burbujas crediticias.”

Las “crediticias”, de acuerdo, ¡pero no las burbujas económicas en general!, que también son dañinas y “congénitas” al capitalismo (al afán de lucro en general, realmente).

Te agradezco, no obstante, que me hayas aclarado tu posición sobre la reserva fraccionaria (rf). Eso sí, una del 100%, aquí sí “por definición”, ya no es tal... Cabe preguntarse por qué no dices directamente que estás en contra de la rf. ¿Quizá porque te obligaría a cargar más las tintas contra los bancos de lo que lo vienes haciendo (i.e., nada)? Je, je...

–Sobre lo de Aznar, no veas fantasmas: no te atribuí ninguna etiqueta. Tú habías dicho que los “liberales” se habían opuesto a las operaciones de rescate. Yo te pregunté “qué liberales” y te puse el ejemplo de un “autointitulado liberal” que está a favor de dichas operaciones.

Supongo que no hará falta demostrarte que él se considera liberal. En cualquier caso, gracias por explicarme que tú no le consideras así. Yo tampoco.

Un saludo muy cordial.

MILL

MILL dijo

"Agregas: “Los economistas liberales no proponemos ningún dogma. Todas nuestras conclusiones son basadas en la lógica más elemental.”

Traducción (espero que me comprendas ): “Los economistas liberales no proponemos ningún dogma. Simplemente no tenemos la culpa de que quienes no piensan como nosotros sean todos unos idiotas.” [Cuando el viento sopla a favor, como os ocurre a vosotros los “liberales”, la tentación de la prepotencia es muy difícil de evitar. Caer en ella lleva, a su vez, al dogmatismo más estrecho: justamente el que nos ciega ante toda posible autocrítica. Al final nos acabamos creyendo que quien no piensa como nosotros, aunque sepa más que nosotros, carece de toda lógica.]"

Es que la Ciencia Económica o es liberal o no es Ciencia. Los hechos históricos son abrumadores y si entablamos una discusion en terminos científicos pues aún más.

¿Acaso es prepotente un químico que diga que el agua es H2O?

El que tumbó la libra no fue Soros fue el Banco de Inglaterra.
Esta inversión de culpabilidades es simplemente inaceptable en una discusión seria.
Lo que propones es tan absurdo como si una empresa lleva una mala gestión y cuando sus acreedores intentan cobrar la llevan a la quiebra, bueno pues según tú la culpa de la quiebra no es de la empresa y de su gestión sino ¡¡¡DE LOS ACREEDORES POR QUERER COBRAR!!!
Ya te lo digo inaceptable.

La analogía que haces de la FED con el Tribunal Supremo de USA es bastante desafortunada.
Basta ver que una de las primeras cosas que hizo Obama fue poner a una jueza ultraizquierdista y famosa por su "activismo jurídico", es decir anteponer su ideología particular a las leyes cuando dicta sentencias, en el Supremo.
En el Supremo de USA hay jueces de "izquierda" y de "derecha" igual que en España eso de la independencia judicial o de la FED o del BCE cuando a sus prebostes los nombran políticos es una entelequia.

Además y te lo vuelvo a repetir: los liberales estamos en contra de un Banco Central. ¡¡Queda claro???

Saludos.

MILL

MILL dijo

"–Hombre, podemos estar de acuerdo en que Trichet y Fernández Ordóñez no son anarcocapitalistas. Entre otras cosas, porque saben que el Sistema no puede cambiar de golpe. La demolición del estado de bienestar, ya en pleno avance, fue un plan a largo plazo. Han ido poco a poco. Son maestros del cálculo. Si lo hubieran hecho de golpe, la respuesta social habría sido mucho mayor, aun con las masas embrutecidas.

En todo caso, una miaja de ecuanimidad debiera bastarnos para reconocer que las propuestas de esos dos “expertos” van en la línea del modelo neoliberal. En cuanto al segundo, cansados estamos de presenciar cómo sus declaraciones, su erre que erre contra el gasto, por la reforma laboral, cuestionando el sistema de pensiones... chocan con la (tibia) socialdemocracia zapateril. Me extrañaría que no te sonara eso. La biografía de este hombre, incluido su paso por el FMI, no es precisamente la de un hombre de izquierdas. Y en cuanto a Trichet... ¿acaso su exculpación de los especuladores estos días atrás no lo dice todo?"

Nadie está intentando demoler el Estado del Bienestar.

Es el propio Estado del Bienestar el que se está desplomando por su propia inviabilidad.
Ya te he dicho que la deuda a día de hoy la deuda del Estado del Bienestar en España es de 5 billones de euros, eso es inviable.

Me gustaría que me explicases como proponeis pagar esa cantidad los defensores del Estado del Bienestar y que se lo dijeseis a la gente.

Es muy bonito decirle a la gente que gracias al Estado del Bienestar la gente tiene sanidad, educación, pensiones... y el coste de esas cosas meterlo en una gigantesca deuda.
Pero lo que ya es pasarse de la raya es cuando esa deuda os estalla en la cara decir que "los liberales queremos destruir el Estado del Bienestar".

El Estado del Bienestar se destruyó el primer día que se creó porque siempre fue inviable.

Saludos.

Cordura dijo

–“Es que la Ciencia Económica o es liberal o no es Ciencia”

Traducción: “O piensas como yo, o eres un botarate.”

Francamente, yo creía que el liberalismo (el de John Locke, el de Roger Williams, el de John Rawls...) era otra cosa. Para empezar, mucho más plural, respetuoso y, especialmente, antidogmático. Lo dicho: no os mostraríais tan sobrados, tenlo por seguro, si los vientos no soplaran a vuestro favor (aunque negáis que así sea, la “sobradez” os delata, amigo).

–“Los hechos históricos son abrumadores y si entablamos una discusion en terminos científicos pues aún más.”

Ya, pero abrumadores, ¿para quién? That’s the matter. (Pero lo triste es que, para empezar, en las ciencias humanas los humanos nunca se ponen de acuerdo ni siquiera en torno a los hechos... ¡Ay, el dichoso orgullo!).

–“¿Acaso es prepotente un químico que diga que el agua es H2O?”

El colmo es que junto a vuestras inclinaciones tautológicas (manifiestas también en la primera frase ya replicada: “Es que la Ciencia Económica o es liberal o no es Ciencia”), pretendas reducir una ciencia humana y social a los esquemas, mucho más precisos y delimitados, de las ciencias naturales. Olvidando que lo “humano, demasiado humano” es (aún) más voluble que el agua. Y que, como acabo de decirte, en las ciencias humanas es mucho más difícil que en las naturales ponerse de acuerdo en cuanto a los hechos.

Comprende, por lo demás, que es una sandez afirmar que una frase, llena de contenido empírico-tangible como “El agua es H2O”, pueda tener el mismo estatus lógico-científico que otra, cuajada de abstracción (¿qué es la libertad, para empezar?), como “Es que la Ciencia Económica o es liberal o no es Ciencia”.

–“El que tumbó la libra no fue Soros fue el Banco de Inglaterra.”

Eso, amigo Mill, se llama falsificar la historia y está muy feo. Un buen liberal, o siquiera una buena persona (y creo que tú lo eres), no debería hacerlo. Por otra parte, eso confirma lo que acabo de decirte: la imposibilidad, soberbia obliga, para ponerse de acuerdo en ciencias humanas (¡como para pretender dotarlas de un estatus naturalista!).

Pero, al margen de que pueda haber alguna versión “liberal” contrafáctica, la Red está llena de evidencias en contra. Valga el relato de esta web (te juro que no es marxista-leninista):

http://finanzasydinero.com/blog/george-soros-el-hombre-que-quebro-el-banco-de-inglaterra/

[Pero, chico, ¿tanto te cuesta reconocer que un ricacho puede tener una posición tan fuerte en un mercado que le permita hacer algo así? ¿Hay que recordar la historia de los Rothschild? ¿Por qué ese empeño en exonerar todo agente que no se llame “Estado”?]

–“La analogía que haces de la FED con el Tribunal Supremo de USA es bastante desafortunada.”

Vamos a ver... Estoy totalmente de acuerdo en que el TS puslandés, o la propia Puslandia, no es ningún ejemplo de división de poderes (de hecho, lo he dicho hoy mismo debatiendo contigo o con vosotros, ya no sé si aquí o en ‘Desde el Exilio’). Eso, que quede claro. Por lo demás:

Decir que la tal Sotomayor es “ultraizquierdista” es una tontería (otra). Comparable a afirmar, como ha hecho repetidamente Jiménez Losantos, que el reaccionario Obama es eso mismo.
El truhán Obama ha hecho, más o menos, lo mismo que su antecesor el tal Pus, que dio mayoría de católicos romanos al TS.
Pero el tema no es ése, pues yo mismo te dije que, tanto en el TS como en la Junta de Gobernadores de la RF, quien nombra los miembros es el presidente. El tema es que, una vez nombrados, aparte de que hacen prácticamente lo que les da la gana, su periodo de permanencia es mucho mayor que el de un presidente (máximo de ocho años, mientras que en la RF son 14 y en el TS, si mal no recuerdo, vitalicio). ¿Qué significa esto? Pues que aunque los haya elegido, por ejemplo, el tal Pus, luego pueden seguir con Obama sin problemas. Eso, obviamente, implica un grado de independencia que no es propio de agencias estatales.

–“Además y te lo vuelvo a repetir: los liberales estamos en contra de un Banco Central. ¡¡Queda claro???”

Ya, pero el tema no era ése, sino el carácter privado de la RF y la progresiva privatización (ejemplificada sobre todo por la FSA inglesa) de los bancos centrales.

–“Nadie está intentando demoler el Estado del Bienestar. Es el propio Estado del Bienestar el que se está desplomando por su propia inviabilidad. Ya te he dicho que la deuda a día de hoy la deuda del Estado del Bienestar en España es de 5 billones de euros, eso es inviable.”

Pues, para empezar, los defensores del estado del bienestar no habríamos permitido que esa deuda alcanzase esas dimensiones. No habríamos tolerado que los déficits españoles (o griegos, etc.) se negociasen en forma de bonos de deuda en los mercados financieros para gozo y chollo de los tiburones. Jamás habríamos consentido que se “rescatase” (regalase dinero) a los bancos. En lugar de ello, hubiésemos exigido que la banca privada y ladrona pusiera sus beneficios al servicio de la sociedad, lo mismo que los contratos blindados a costa del sacrificio de la gente humilde y sencilla. Hace mucho tiempo, pero aún no es tarde, que hubiésemos creado, como ha recordado Stiglitz (aunque no hacía falta que lo dijese él), una banca pública que diese créditos a bajo interés en lugar de onerosos préstamos para lucrarse y engordar la deuda de la gente. Hubiésemos impuesto desde hace años una tasa Tobin para dificultar, o gravar, el juego alegre de los especuladores que sólo piensan en su bolsillo. Hubiésemos eliminado, pero tampoco es tarde todavía, la reserva fraccionaria. Hubiésemos supeditado la economía al control del pueblo, lejos de los manejos de magnates financieros, transnacionales y bilderbergianos. Etcétera, etcétera, etcétera (sin excluir, por supuesto, nacionalizaciones cuando fuese necesario).

–“El Estado del Bienestar se destruyó el primer día que se creó porque siempre fue inviable.”

Otra tontería (y van...), respetable amigo. Hace “nada”, como aquél que dice, en España las cuentas del estado de bienestar daban incluso superávit (y las de la SS, el sector paradigmático de las cuentas nacionales, mucho más, pues creo que ni aun hoy tiene déficit).

Este régimen socioeconómico, lejos de ser inviable, lleva no menos de cinco décadas siendo viable y dando protección social y calidad de vida a millones y millones de personas.

Pero los “liberales” (que no los liberales) seguiréis contándonos vuestra película. Una película de terror. Por supuesto, conscientemente o no, al servicio de los intereses del Imperio Genocida cuyos crímenes nunca os molestáis en denunciar.

Saludos cordiales.

MILL

MILL dijo

Veamos:

En un sistema con reserva fraccionaria 100% y en el que el Estado no provoca ninguna expansión monetaria ni crediticia la cantidad de dinero es siempre la misma.

Bueno, no exactamente.
Para que sea la misma, la velocidad de circulación del dinero y las preferencias por la liquidez de la gente tendrían que ser constantes.

La velocidad de circulación del dinero es bastante estable: la gente normalmente cobra su sueldo cada mes en la misma fecha, las empresas pagan a los proveedores en los mismos plazos, las fiestas y vacaciones son en las mismas fechas...

La preferencia por la liquidez, es decir la cantidad de efectivo en sus manos que quieren tener particulares y empresas, puede variar y estos cambios es lo que pueden crear ciclos económicos, pero un ciclo económico, que es inevitable, no es una burbuja.

Si un bien escasea por la causa que sea y el precio empieza a subir la gente tendrá menos dinero para comprar otras cosas. El propio juego de la oferta y la demanda hará que se produzcan más bienes del bien más demandado y menos del menos demandado.
Pero supongamos que ya no se pueden producir más bienes del más demandado y sigue subiendo su precio y con las ganancias se reinvierta...

¡¡¡pero la cantidad de dinero sigue siendo limitada!!!

Y rápidamente la gente se encontrará con que tendrá que prescindir de casi todo para tener ese bien, e incluso entonces ¡¡¡SE ACABARÁ EL DINERO!!!

Y sin dinero, que es el combustible de toda burbuja, la burbuja no es posible.

En una sociedad sin expansión crediticia ni monetaria la unica posibilidad dinero "extra" es la proviniente de la liquidez de la gente y de sus renuncias a otros bienes...ese dinero "extra" puede provocar ciclos pero una burbuja necesita muchísimo más dinero, pero muchísimo más.

En las condiciones arriba descritas la falta de liquidez, si todo el mundo se dedica a especular con un bien, llegarán tan pronto cuando empresas y particulares agoten su capital circulante y eso no da para mucho.

La renuncia a unos bienes para especular con otros pronto causará una reacción en sentido contrario, unos bienes serán muy baratos y serán atractivos para especular y los ya muy encarecidos se volverán demasiado costosos en terminos comparativos... y vuelta a lo mismo eso tampoco da para mucho.

Las burbujas por definición se producen en contextos inflacionarios, unos bienes suben muchísimo, otros permanecen estables o suben mucho menos y eso sólo es posible con un AUMENTO CONTINUADO DE LA CANTIDAD DE DINERO.
De hecho ¿Cúando estallan las burbujas?
Pues cuando la gente ya no puede endeudarse más porque NO hay más crédito es decir más dinero, y entonces no pueden seguir comprando, y entonces el bien especulativo ya no sube de precio, y entonces empiezan los nervios y la gente empieza a vender y llegan los bajistas y se produce el pánico y estalla la burbuja.

Pero sin dinero, sin combustible, no hay burbuja. Todo lo más ciclos económicos que no duran mucho y que además son inevitables y que los propios mercados se encargan de corregir.

Saludos cordiales.

Cordura dijo

Todo tu análisis ahí expuesto, que te agradezco, se basa en la tan vieja como famosa pero cuestionada teoría cuantitativa del dinero (y la no menos célebre ecuación, de resonancias pretenciosamente físicas: PY = MV), aunque con algún aderezo keynesiano que dice poco de un buen “liberal” .

Me limitaré a tu penúltimo párrafo esta vez:

–"De hecho ¿Cúando estallan las burbujas?
Pues cuando la gente ya no puede endeudarse más porque NO hay más crédito es decir más dinero, y entonces no pueden seguir comprando, y entonces el bien especulativo ya no sube de precio, y entonces empiezan los nervios y la gente empieza a vender y llegan los bajistas y se produce el pánico y estalla la burbuja."

¿Te bastará con darte cuenta de que no sólo estallan las burbujas entonces (i.e., cuando “NO hay más crédito”) para comprender que puede haber burbujas sin crédito?

Una burbuja no revienta porque no haya más crédito, sino porque varían (se hunden) las expectativas de ganancia. Suele ser un misterio el porqué, pero pueden bastar rumores incluso infundados. También puede tratarse, simplemente, de que se agota una mina, como ocurrió varias veces en el pasado (o de que los sellos dejan de tener valor práctico, como en buena medida sucedió con el Fórum Filatélico).

Una burbuja no crediticia puede ocurrir simplemente porque alguien, jugando con la escasez de un bien, logra acapararlo (i.e., incrementa aquélla) y, con las ganancias de las ventas debidamente dosificadas, reinvierte. Eso alienta a otros a invertir en lo mismo porque ven posibilidades de ganancias. Naturalmente, será más limitada (los nuevos inversores atraídos tendrán que tener cada vez más capital disponible) que una euforia apoyada en el crédito, pero no dejará de ser una burbuja ni de ocasionar serios trastornos en la economía, ruinas incluidas.

El agotamiento del crédito, cuando lo hay suele ser consecuencia del cambio de expectativas, no su causa (recordemos, por cierto, que “crédito” tiene que ver con confianza).

Piensa, además, que en los ciclos hay subidas y, justamente por ello, hay luego bajadas cuando aquéllas llegan a su cúspide. ¿Qué es eso sino el reventón de una burbuja?.

Un ciclo económico es, esencialmente, lo mismo que una burbuja. Por supuesto, a la ciencia económica convencional le gusta distinguir entre ciclos económicos y burbujas financieras. Sonaría demasiado negativo... aunque en el fondo la problemática sea la misma e igualmente “burbujil” (y las consecuencias para la economía real son similares, empezando por el desempleo). En ambos casos, la crisis o “reventón” se debe a que la tasa de ganancia y la capacidad de acumular capital tiende a descender.

Pero todo eso es medular al capitalismo.

Un saludo muy cordial.

Cordura dijo

Interesante sobre la responsabilidad del monstruo “Estado” vs. la de los beatíficos bancos privados:

http://www.quiendebeaquien.org/spip.php?article1208
El 95% del dinero es creado por bancos privados

MILL

MILL dijo

"Todo tu análisis ahí expuesto, que te agradezco, se basa en la tan vieja como famosa pero cuestionada teoría cuantitativa del dinero (y la no menos célebre ecuación, de resonancias pretenciosamente físicas: PY = MV)"

Amigo mío creo que no entiendes que PY = MV no es una teoría y menos cuestionada, es simplemente un hecho autoevidente.
Las cosas se venden al precio que se compran, a no ser claro está que se haga trampas a sí mismo.

Es inútil hacer ciencia cuando no se respetan los hechos más elementales y cuando todo se reduce a "todo vale" y al "porque yo lo valgo" eso será muchas cosas pero no es CIENCIA.

Por ejemplo entre las muchas majaderías que dice:

"Pues, para empezar, los defensores del estado del bienestar no habríamos permitido que esa deuda alcanzase esas dimensiones. No habríamos tolerado que los déficits españoles (o griegos, etc.) se negociasen en forma de bonos de deuda en los mercados financieros para gozo y chollo de los tiburones. Jamás habríamos consentido que se “rescatase” (regalase dinero) a los bancos. En lugar de ello, hubiésemos exigido que la banca privada y ladrona pusiera sus beneficios al servicio de la sociedad, lo mismo que los contratos blindados a costa del sacrificio de la gente humilde y sencilla. Hace mucho tiempo, pero aún no es tarde, que hubiésemos creado, como ha recordado Stiglitz (aunque no hacía falta que lo dijese él), una banca pública que diese créditos a bajo interés en lugar de onerosos préstamos para lucrarse y engordar la deuda de la gente. Hubiésemos impuesto desde hace años una tasa Tobin para dificultar, o gravar, el juego alegre de los especuladores que sólo piensan en su bolsillo. Hubiésemos eliminado, pero tampoco es tarde todavía, la reserva fraccionaria. Hubiésemos supeditado la economía al control del pueblo, lejos de los manejos de magnates financieros, transnacionales y bilderbergianos. Etcétera, etcétera, etcétera (sin excluir, por supuesto, nacionalizaciones cuando fuese necesario)."

Y cómo no habrían permitido que la deuda llegara a esas dimensiones?
Otro "porque yo lo valgo"

La banca privada y ladrona es de unos accionistas ¿O no lo sabía?
Entonces lo que está diciendo es que iba a expropiar a los accionistas de los bancos.
Bien y estos irian a juicio y además nadie volvería a invertir en España porque pensarían ¿Y si el próximo expropiado por la cara soy yo?

Los actos tienen CONSECUENCIAS sr Cordura, no vale todo.

Una banca que diese créditos baratos, me rio. ¡¡¡Pero si eso es precisamente lo que ha provocado la burbuja!!! ¿Otra burbuja para salir de la burbuja?

Claro y expropiaciones.

Sr Cordura eso ya se hizo en la URSS, y en China, y en Corea del Norte, y en Camboya, y en Cuba...

Pero no se canse que ya me sé la respuesta:
"Es que aquellos líderes o sistemas no eran los buenos, ahora, ahora sí vamos a acertar..."

Pues claro sr. Cordura, porque usted lo vale.

Saludos.

PD: A mediados de Septiembre empezaré a publicar un libro de teoría económica básica en Desde el Exilio. Si quiere aprender algo nos veremos.

Cordura dijo

–“Amigo mío creo que no entiendes que PY = MV no es una teoría y menos cuestionada, es simplemente un hecho autoevidente. Las cosas se venden al precio que se compran, a no ser claro está que se haga trampas a sí mismo.”

No eres mal tipo, pero la pasión y el dogma te ciegan, estimado amigo. Fíjate, para empezar, que una cosa es la teoría y otra la ecuación (que tiene diferentes formulaciones, lo sabes mejor que yo, en las distintas versiones de la teoría). Tú sin duda sabrás, por más que consideres un ignorante a Keynes, que éste cargó contra esa teoría (versión tradicional y neoclásica) y que los keynesianos objetan radicalmente la formulación monetarista (la típica, aunque luego refinada por Friedman) de la misma. Y que éstos, aunque no sólo éstos, sustituyen la oferta de dinero por la demanda de ídem. Y que se cuestiona la ecuación en su versión más “desnuda” porque depende de si hay o no pleno empleo. Y que está archidemostrado que no toda la oferta de dinero se emplea en las transacciones (existe algo llamado “ahorro”, p. ej.). Etcétera, etcétera.

Los economicistas neoliberales os aferráis a la formulita básica como un clavo ardiendo, dando a entender que todo radica en jugar con M (obsesión por el dinero ;-), pero la tozuda realidad es mucho más compleja.

[Por lo demás, tu “sobradez” ultradogmática empieza a recordarme a la de un tal S-B que tiempo atrás vino por aquí pontificando que la evolución biológica es un “HECHO” (creo que él no llegó a decir lo de “autoevidente”). Aunque justo es decir que al final fue obvio que él, aparte de no ser trigo limpio, sabía mucha menos ciencia natural que tú “Economía”. Puedes ver la similitud en: http://lacomunidad.elpais.com/periferia06/2008/3/23/-evolucion-o-diseno-inteligente-i- (El aludido es el primero en la lista de comentarios).]

–“Y cómo no habrían permitido que la deuda llegara a esas dimensiones?”

Hombre, si te fijas en el párrafo que citas ahí están las claves para evitar la burbuja (no a la reserva fraccionaria, tasa Tobin...).

–“La banca privada y ladrona es de unos accionistas ¿O no lo sabía? Entonces lo que está diciendo es que iba a expropiar a los accionistas de los bancos. Bien y estos irian a juicio y además nadie volvería a invertir en España porque pensarían ¿Y si el próximo expropiado por la cara soy yo? Los actos tienen CONSECUENCIAS sr Cordura, no vale todo.”

Bien traído lo de las consecuencias, estamos de acuerdo y me parece pertinente enfatizarlo. Ahora bien, ¿qué tal si pensamos también en las consecuencias de desmontar el estado del bienestar y luego las comparamos con las de expropiar (por cierto, no he dicho que gratis) a una serie de accionistas? Porque parece que a ti sólo te preocupan éstos (i.e., todo lo que huela a capitalismo puro y duro). Porque se diría que para ti es más importante el que un accionista mantenga sus acciones, que el que una anciana pueda cobrar una pensión digna, un enfermo tenga la sanidad asegurada o un desempleado no se vea abocado a convertirse en un 'homeless'.

Por supuesto, el planteamiento por el que abogo traería sus riesgos, pero fíjate que no lo reducía al ámbito español (“o griegos, etc.”, decía), de manera que habría un entorno más adecuado. Pero conste que no soy optimista. Vuestro neoliberalismo rampante, hoy por hoy (y mañana por mañana), tiene todas las de ganar. Vendiendo la burra “liberal” (economicista e interesada, en realidad), estáis consiguiendo camelar a todo el personal (perdón por el ripio).

Pero un día las cosas ya no serán así... aunque ese día no llegará por mano humana. Entonces los desalmados responsables de tanta prepotencia y opresión de los pobres, de tanta guerra sanguinaria en honor a Mamón, habrán de rendir cuentas por todo lo que hicieron.

–“Una banca que diese créditos baratos, me rio. ¡¡¡Pero si eso es precisamente lo que ha provocado la burbuja!!! ¿Otra burbuja para salir de la burbuja?”

Para empezar, la burbuja no empezó con tipos de interés bajos, sino que ya se estaba gestando antes gracias a “liberalizaciones” como las del suelo y otras.

Además, de nuevo, en tu dogmático apasionamiento, te precipitas y olvidas que ésa no sería una medida aislada, sino que se acompaña de otras muchas presentadas en el párrafo susodicho (no a la reserva fraccionaria, tasa Tobin...). Los créditos públicos baratos reactivarían el consumo y la inversión (fue, por cierto, mediante créditos baratos que se salió de crisis previas, como las de los años 70 y siguientes; te sugiero leer la exposición de Niño Becerra en su libro 'El crash de 2010'... aunque seguro que a ti te parece facilona y el autor, faltaría más, un ignorante). No pasaría lo que viene pasando en los últimos tiempos, que los bancos han restringido un montón la concesión de créditos... mientras no dejan de presentar beneficios y en algunos casos crecientes ¡en plena supercrisis!

Con esas condiciones, aplicadas desde un principio, se habría evitado el superendeudamiento privado (el grueso son los intereses) y no habría habido burbuja.

–“Claro y expropiaciones. Sr Cordura eso ya se hizo en la URSS, y en China, y en Corea del Norte, y en Camboya, y en Cuba...”

Ya. Y en Noruega, y en Alemania, y en el Reino Unido (recientemente incluso, ¿te suena el Northern Rock?), e incluso en vuestro (cuasi)paraíso estadounidense (tú mismo citaste a Fannie y Freddie). Las últimas citadas, en tiempos recientes, lo que pasa es con el típico cinismo del Sistema consistente en socializar pérdidas después (y antes) de dedicarse a privatizar beneficios. Y con la tremenda hipocresía de fondo basada en que nacionalizar sólo está justificado en tiempos de crisis, y además “poquito”. (Si es la solución, ¿por qué sólo poquito?).

–“...entre las muchas majaderías que dice...”

No te hagas daño de ese modo, hombre, que tú te mereces algo mejor.

–“PD: A mediados de Septiembre empezaré a publicar un libro de teoría económica básica en Desde el Exilio. Si quiere aprender algo nos veremos.”

Me parece estupendo, pues tu vocación pedagógica, y además gratuitamente ofrecida, muestra que además de saber mucha “Economía” no eres tan mala persona como malas son las ideas que defiendes. Ahora bien, te convendría (con aprecio te lo digo) deshacerte del autocegador dogmatismo que te aqueja. Libre de ese lastre, no sólo convencerías más a la gente (aparte de incautos y de ya convencidos), sino que podrías lograr algo quizá aún más grande que enseñar: ¡aprender!

Un saludo muy cordial.

Cordura dijo

No contento con lo que ya nos ha sacado, el FMI (el Imperio y “los mercados”, vamos) lo quiere TODO:

http://www.elmundo.es/mundodinero/2010/05/24/economia/1274710708.html
INSTA ACOMETER UNA REFORMA 'RADICAL' DEL MERCADO LABORAL
El FMI pide a España reformas económicas 'urgentes y decisivas'

(Y aún habrá quien diga que esto no es cargarse el estado del bienestar...).

MILL

MILL dijo

Veo que no me has entendido. Nuevo intento.

Intente comprar algo, cualquier cosa, sin dinero, ni crédito. No podrá, así de sencillo.
Sin crédito, ni dinero no hay burbujas.
Sin crédito, ni dinero los precios no pueden subir hasta formar una burbuja.

"Porque se diría que para ti es más importante el que un accionista mantenga sus acciones, que el que una anciana pueda cobrar una pensión digna, un enfermo tenga la sanidad asegurada o un desempleado no se vea abocado a convertirse en un 'homeless'."

Lo siento pero esto sí que no te lo acepto.
Si me parece importante que un accionista cobre sus dividendos y mantenga sus acciones es precisamente porque quiero que la gente pueda cobrar sus pensiones y tener sanidad y lo que quieras.

Si destruyes el derecho a la propiedad acabas con cualquier vestigio de Civilización. ¿Quién ahorrará? ¿Quien invertirá? ¿Quién trabajará?
Es usted, enfadado porque su sistema no funciona, el que quiere romper las reglas.

Yo soy liberal precisamente porque no quiero gente pobre.

De todos modos en algo sí tengo que darte la razón: me es dificil transmitir lo que sé de Economía porque yo tengo ya muy claras las cosas y pienso que todo el mundo las tiene que tener igual de claras.

A mí me llevó muchos años de busqueda, de leer las teorías de unos y de otros, de compararlas con los hechos, de estar noches dándole vueltas a las cosas. Nunca lo sabes todo, pero si sabes de sobra como para saber cuando las cosas se hacen bien y cuando mal. Y para sabe lo que hay que hacer en una crisis. Se sorprendería de lo que se llega a saber y tambien de la impotencia de ver que las cosas se hacen rematadamente mal.

Saludos.

Cordura dijo

A ver, mi querido y altanero amigo MILL... Dices:

–“Veo que no me has entendido. Nuevo intento. Intente comprar algo, cualquier cosa, sin dinero, ni crédito. No podrá, así de sencillo. Sin crédito, ni dinero no hay burbujas. Sin crédito, ni dinero los precios no pueden subir hasta formar una burbuja.”

Gracias por tu infinita paciencia, pero déjame decirte que en este caso es más bien inútil. A pesar de mi supina ignorancia, resulta que ya sabía que para comprar es necesario pagar. Por lo demás, los contraargumentos a tu sabia ciencia ya están dados (¡¿dónde he dicho yo que no haga falta dinero, por favorrrrrr?!).

Ya en su momento te cité que hasta la Biblia habla de burbujas (o ciclos, que es esencialmente lo mismo, pedanterías “económicas” aparte), cuando narra la historia de los siete años de vacas gordas y otros siete de vacas flacas (ver Génesis 41). Te di también ejemplos de otras crisis burbujiles no debidas a crédito excesivo (pero tú, como el que oye llover...). Y te mencioné al amigo Galbraith (bueno, tuyo no, je, je...). Ahora reproduzco aquí un párrafo de otra parte pero que coincide con este economista al que tú desprecias (ver su 'Breve historia de la euforia financiera'):

«Toda burbuja se define por el apalancamiento desmedido, argumentan. Sin crédito excesivo, no hay burbuja y se acaba la discusión.

Pero no siempre ha sido así. El estadounidense Patrick Chovanec, economista de la Universidad de Tsinghua en Beijing, menciona que algunas grandes burbujas, como la Manía de los Tulipanes en 1637, o la del Mar del Sur de 1720, no fueron causadas por el crédito desmedido, sino por inversionistas que pusieron su dinero en commodities o empresas que prácticamente no entendían.» (americaeconomia.com/notas/cazando-la-proxima-burbuja)

Un ignorante el tal Chovanec, ¿verdad? (Casi tanto como Galbraith). No te olvides de ponerle a caldo en tu manual de próxima aparición.

–Agregas: “Lo siento pero esto sí que no te lo acepto. Si me parece importante que un accionista cobre sus dividendos y mantenga sus acciones es precisamente porque quiero que la gente pueda cobrar sus pensiones y tener sanidad y lo que quieras.”

Es que a los “liberales” os delatan los énfasis, amigo. Os pasáis la vida defendiendo sólo a las empresas, a los ricachos... y machacando al monstruo “Estado” aunque haya sido gracias a éste que la gente humilde ha podido sobrevivir e incluso vivir decentemente en los últimos cincuenta años. Por eso, más allá de las bonitas palabras (que tampoco prodigáis, todo hay que decirlo), NO RESULTÁIS CREÍBLES cuando afirmáis que lo que os importa es el bienestar de la gente. Y menos cuando calláis miserablemente ante las guerras genocidas del Imperio alentadas por “los mercados”.

–Dices luego: “Si destruyes el derecho a la propiedad acabas con cualquier vestigio de Civilización. ¿Quién ahorrará? ¿Quien invertirá? ¿Quién trabajará?
Es usted, enfadado porque su sistema no funciona, el que quiere romper las reglas.”

Soy un ardiente defensor de la propiedad privada. Por eso me opongo a que los usureros a los que tú defiendes se la sigan robando con sus obscenos intereses (en el doble sentido del término) a la gente sencilla que no sabe “Economía”. Estoy harto, y creo que todos deberíamos estarlo, de que los tales sigan sangrando “al huérfano y a la viuda”, haciendo pagar sus sucias crisis a los trabajadores que no las generaron, fabricando guerras en honor a su dios Mamón... TODO LO CUAL supone un atentado a la propiedad privada, y a la vida misma (la primera “propiedad”, que además es de Dios) de la mayor parte de la gente de este planeta.

Todo lo cual a ti, cegado por tu “Economía” dogmática (y tu sabiduría desalmada), habitualmente te importa un bledo. Porque, so capa de que tú sí sabes “Economía”, relegas lo que es más importante: la justicia y la misericordia.

–“De todos modos en algo sí tengo que darte la razón: me es dificil transmitir lo que sé de Economía porque yo tengo ya muy claras las cosas y pienso que todo el mundo las tiene que tener igual de claras.”

Traducción: “Como buen 'liberal'-dogmático que soy, pienso que todo el mundo tiene que pensar que yo en materia económica.”

¡Pero chico, en qué mundo vives! Te lo digo muy en serio... ¿es que aún no te has enterado de que hay economistas serios, algunos de los cuales puede que sepan tanto como tú (bueno, o casi), y que piensan JUSTO LO CONTRARIO que tú?

Ya que no a nosotros, respétalos a ellos, al menos.

Un saludo muy cordial.

MILL

MILL dijo

Sr Cordura:

PY = MV significa simplemente que no se pueden comprar cosas sin dinero ni crédito.

En cuanto a superioridades morales eso, ya le he dicho, que no se lo acepto.

Saludos y hasta pronto.

Cordura dijo

¿Simplemente, amigo MILL...?

Nadie presume de ser moralmente superior a ti. Sólo se trata de hacerte ver las debilidades (economicistas y desalmadas, con las implicaciones éticas consiguientes) de la teoría que defiendes. No es un asunto personal, créeme. El tema que nos ocupa es gravísimo porque concierne, más que al bienestar, a la dignidad y a la vida de la humanidad. De ahí que cierta contundencia sea necesaria.

Saludos cordiales.

Rosita

Rosita dijo

Como docente de Humanidades, muy poco sé de Economía Política; como intuitiva, a Mr. MILL no le creo dos palabras.

Rosita

Rosita dijo

El post era antiguo. No miré la fecha, y como buena tonta me enganmch. Uds. defienden elo estado de bien estar y nosotros estamos en estado de malñestar. R.-

Rosita

Rosita dijo

Perdona los errores del comentario. Le echaré la culpa al teclado. Rosita.

Cordura dijo

Si no crees al amigo Mill, Rosita, debe de ser porque eres una buena docente en Humanidades (un elemental humanitarismo creo que lleva a rechazar puntos de vista como los que él sostiene, por respetables que sean).

Saludos cordiales.

Escribe tu comentario


Si prefieres firmar con tu avatar, haz login
Inserta un emoticono

Sobre este blog

Avatar de Cordura

El Blog de Cordura

Sobre el poder y el amor por la senda del Maestro.

ver perfil »

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):