24 Jul 2010

¿Por qué el mal tiene tanto éxito?

Escrito por: Cordura el 24 Jul 2010 - URL Permanente

El mal, de cuyo origen ya nos ocupamos en otra ocasión, tiene entre los humanos un éxito no por lamentable y lamentado menos espectacular y grandioso. ¿Por qué?

«¡Ay de los que a lo malo llaman bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz...» (Isaías 5: 20).

«Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. Él ha sido homicida desde el principio y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla, pues es mentiroso y padre de mentira» (Juan 8: 44).

«Muchos me dirán en aquel día: "Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros?" Entonces les declararé: "Nunca os conocí. ¡Apartaos de mí, hacedores de maldad!"» (Mateo 7: 22-23).

El niño quería de entre todos aquel pastel, concretamente ése, y no podía tolerar que su hermana se lo quitase. Acabaron enzarzados y rebozados en crema, nata y chocolate. Él, más fuerte, se impuso y se comió el pastel (o lo que quedaba del mismo), mientras la niña lloraba.

Para empezar, el mal tiene éxito porque nos sale naturalmente. Lo manifestamos desde pequeños, incluso entonces más crudamente (también con más “inocencia”, que es como llamamos a la ausencia infantil de malicia o cálculo avieso).

También es cierto que, avivado por la educación que usualmente recibimos de niños, algo dentro de nosotros nos reprocha los malos actos. Ese algo no es propiamente nosotros mismos, sino un “intruso” benefactor que trata de guiarnos (ver “La gran paradoja humana”).

Cuando el niño terminó de saborear su pastel preferido, se volvió de nuevo hacia su hermanita. Comprobó que todavía moqueaba y que sus ojos seguían húmedos. Le vino entonces a la cabeza aquel momento, no hacía mucho, en que varios compañeros suyos no le dejaron jugar al fútbol con ellos. Se sintió marginado y lloró. Ahora, mirando a su hermana, se compadeció y se dijo que había sido un poco bruto.

En nuestra experiencia vital, tan pronto podemos hacer el mal como sufrirlo. Eso acaba generando en nosotros comprensión, y aun compasión, respecto al sufrimiento ajeno. O sea, respecto al mal que padecen, a veces por culpa nuestra.

Pero ni la conciencia ni la compasión son suficientes para acabar con nuestra inclinación al mal. Por eso la mayoría de nosotros, conforme crecemos, aprendemos a refinar nuestra maldad, de manera que cuando la ponemos en práctica no resuene en nosotros tan estridente la molesta vocecita interior.

Nuestro niño ya estaba cerca de la veintena y era apuesto, pícaro y extravertido. Atraído por aquella linda muchacha a la que no dejaba de mirar de arriba abajo, se aproximó y entabló fácil conversación con ella.

Muy pronto supo su nombre y, al escuchar su dulce voz, quedó reforzada la atracción que por ella sentía. Para distender aún más la situación, echó mano varias veces de su sentido del humor y ella rió de buena gana. Entremedias, recurrió a hábiles adulaciones que no hacían sino complacerla...

En la práctica, lo que hacemos al refinar el mal es disfrazarlo. Disfrazarlo de bien.

Somos malos, pero nos gusta lo bueno (nos viene bien) y sabemos que a los demás también les gusta. En gran medida, nos ocurre con el bien moral lo que con la belleza, que es parte del bien estético (lo bueno para los sentidos). Pero la estética no se limita a la apariencia de personas y objetos; también pueden ser bellas las acciones... o parecerlo.

Entiéndase bien: por lo general, preferimos hacer el mal y recibir el bien (nuestro innato egocentrismo tiene mucho que ver con ello, sea en forma de huida del dolor, de anhelo de placer, o de voluntad de poder, los tres principales motores de nuestros actos). Pero, a fin de lograr ambas cosas –llevar a cabo el mal que deseamos hacer, y recibir el bien (estético y moral) que buscamos–, normalmente necesitamos cubrir el rostro de nuestra maldad con la máscara del bien.

Aquel joven salió a celebrar, como tantos compatriotas suyos, el éxito atribuido a su país. Riadas de gente, alegre y bulliciosa, tomaban las principales calles y avenidas. Por doquier el ambiente era festivo. Los gritos y cánticos de júbilo, los cómplices bocinazos y trompeteos, se escuchaban aquí y allá sin cesar a medida que avanzaba la noche y corrían generosamente la cerveza, el calimocho y la sangría.

Hubo risotadas, bailes frenéticos, saltos, empujones, escupitajos... La calle se llenaba de basura mientras seguían predominando el goce, el buen humor y la lúdica algarabía. El joven y sus amigos gastaron alguna que otra broma pesada a unos desconocidos, pero nadie –salvo quizá éstos– le dio demasiada importancia porque todo era una fiesta. Tampoco se la dieron cuando unos celebrantes quemaron una papelera y luego un contenedor, ni cuando otros rompieron el brazo de una estatua, ni siquiera al generarse varios altercados. No eran más que “excesos” propios del maravilloso momento.

La fiesta es la explosión colectiva del simulacro humano en toda su extensión. En ella (casi) todo queda justificado por la alegría compartida. Se rompen los límites habituales perdiendo la ley buena parte de sus prerrogativas. Sus participantes se desinhiben gracias a la misteriosa fusión que se opera entre sus almas. Se trata de la «embriaguez de la comunidad [...], el secreto de la pérdida de la personalidad [y por tanto, de la responsabilidad] entre la multitud, de la unio mystica de la alegría» (H. Hesse, El lobo estepario, entrecorchetado añadido).

En la fiesta se asume que todo es buena voluntad. Por causa de ello, repentinamente se permite que aflore el mal hasta un grado muy superior que lo habitual, bendecido por las presuntas buenas intenciones (festivas) de los festejantes. El abuso y hasta la violencia, en cierta dosis, se vuelven lícitos.

Ya en la edad madura, el candidato ganó las elecciones a base de promesas populistas. Naturalmente, durante la campaña su vista había estado puesta en hacerse con el poder... y luego ya veríamos. Desde árboles, marquesinas y farolas, luciéndose por la tele, el rostro agradable y carismático, la sonrisa meliflua habían conquistado el corazón de sus conciudadanos casi con la misma facilidad con que antaño robasen corazones femeninos. Sus votantes veían en él un hombre honrado y cercano.

A su gobierno, ya en ejercicio, no le temblaría el pulso a la hora de sacrificar derechos (nunca los suyos, claro), atesorar poderes y promover guerras al alimón con brillantes estadistas de otros países. Siempre encontraba razones y eslóganes positivos para justificar sus decisiones. No en vano la política es, dicen, el arte de lo posible.

Cuando uno se acostumbra a disfrazar el mal de bien, puede caer en la tentación del extremo refinamiento. En tal caso, le gustará tanto ese bien que casi no buscará otra cosa en la vida. Búsqueda que se tornará su juego predilecto. Llegará a ser un consumado artista del mal que habrá derrotado al fin a la vocecita impertinente, devenida muda para siempre. La mentira como estrategia, fiel a su padre y por supuesto perfectamente disfrazada de verdad, presidirá su vida entera y la de sus seguidores (y él, en un sentido profundo, no será más consciente que ellos de esa realidad). A partir de ahí arribarán lo mismo la fiesta de la lujuria que la fiesta de las bombas. La fiesta del Poder.

Ya era demasiado tarde. Cuando su cuerpo abandonó la tumba, con aspecto enfermo y diabólicamente feo, ya no había posibilidad de ocultarse; ni siquiera la más remota opción de arrepentirse. Todo había quedado al descubierto. Lo peor es que todo el mal que hiciera (a su hermana, a sus amantes, a sus compatriotas, a la humanidad entera...) se le aparecía ahora en toda su repugnancia sin que pudiera ya hacer nada para atenuar esa imagen. Particularmente abominable le resultaba cualquier espejo.

Por delante ya sólo quedaba adorar abiertamente al Mal hasta la total extinción de su persona, que era lo que más anhelaba. El juego había terminado.

El mal tiene éxito porque define nuestra naturaleza (caída) pero también porque lo disfrazamos de bien.

Lo practicamos con agrado gracias al disfraz que le ponemos. Si pudiéramos –quisiéramos– verlo tal como es, crudo y desnudo, abominaríamos de él... De hecho, podemos, pero nos da tanto miedo que nos negamos a contemplarlo así (sería admitir que no nos aguantamos a nosotros mismos), preferimos velarlo bajo una máscara tolerable. ¿Quién podría soportar un cuadro tan monstruoso?

¡Necios!, pues sólo mirándolo tal cual es, podemos empezar a liberarnos de él.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

144 comentarios · Escribe aquí tu comentario

el ermitaño dijo

Me parece bien el camino de la cordura, pero sin cuerdas, sin cordeles, sin ser cordero de nadie. Creo en la bondad y en la maldad y tb creo que hay muchas enseñanzas en la Biblia, aunque ha sido tan manipulada por la Iglesia a lo largo de los años, que de la verdad, poco queda, quizás en los libros apócrifos, donde se ponen de manifiesto múltiples contradicciones...
En definitiva, creo en la bondad, creo en el bien y en la propia conciencia de cada cual y la verdad de cada cual para encontrarlo/a.
Me gusta que el mal sea mayoría, si el bien fuera común, no sería tan extraordinario.

Cordura dijo

Un par de cosillas, Ermitano5:

–Es cierto que una iglesia concreta (la Católica Romana) durante siglos y siglos ha manipulado (más bien, hurtado al pueblo) la Biblia. Pero ésta sigue accesible pese a ello, sobre todo desde tiempos de la Reforma, que básicamente se dedicó a recuperarla y a traducirla a todas las lenguas vernáculas. En cuanto a los apócrifos, el tema posee cierta enjundia, pero son más bien ellos los que resultan extravagantes y contradictorios, sobre todo con el canon previo (aunque también en sus propias páginas).

–Dices que te gusta que “el mal sea mayoría, si el bien fuera común, no sería tan extraordinario”. La cuestión que nos planteábamos arriba es por qué en lugar de ser común el bien, es el mal el que tiene tanto éxito...

Por otra parte, el tema es lo bastante serio como para no reducirlo a gustos y/o pareceres personales.

Un cordial saludo.

el ermitaño dijo

Para empezar tendríamos que definir al mal, que es lo que está mal, creo que la avaricia, el dinero, las guerras, etc casi la mayoría lo comparte en teoría, sin embargo en la práctica pues todos hemos sido tentados por el lujo o la obstentación, pero más allá de esto, donde no sería muy complicado establecer la medida sobre bien o mal, creo que la mayor indefinición y donde hay tb una mayoría que aún no logra entender, es por qué el sexo es tb maldad?

Cordura dijo

En una primera aproximación, podríamos definirlo como aquello que genera un sufrimiento evitable e innecesario. También, como aquello que remueve a nuestra conciencia contra nosotros mismos.

Pero eso son, claro, conceptos relativos (en una cultura budista seguramente la voz de la conciencia no se agitará por los motivos que en una “cristiana” o en una islámica). De ahí que sea preciso llegar a un concepto objetivo del mal (y del bien). Pero para eso, nada mejor que el elaborado desde una óptica que nos trasciende, y de ahí el valor de la Revelación.

Quizá te sea útil leer el artículo correspondiente al primer enlace de arriba, sobre el origen del mal:

http://javzan.freehostia.com/nuestras_claves/origenmal.htm

[No entiendo bien la redacción de tu pregunta final, pero desde luego para mí el sexo no es maldad, aunque por desgracia la maldad suela cebarse con el sexo.]

el ermitaño dijo

Bueno me refería a las contínuas persecuciones por parte de la Iglesia católica contra el sexo fuera del matrimonio o sólo concebido para la creación de vida y no como disfrute, si para usted no hay nada malvado en ello, coincidimos.
Efectivamente normalmente un acto "malo" se supone que nos trae mala conciencia, pero me temo que no a todos los sujetos independientemente de su educación y religión les supone mala conciencia hechos y actos como el asesinato por poner un ejemplo muy claro.
Entonces podemos decir que son personas carentes de conciencia, quizás en esta carencia de conciencia podemos encontrar tb una buena definición del mal.

Cordura dijo

La ICR ha usado históricamente la demonización del sexo, y del cuerpo femenino, como uno más entre sus múltiples instrumentos de poder. Por desgracia, llegó a ser tal el arraigo social de la identificación entre “cristianismo” y esa demonización que incluso iglesias más bíblicas, como las puritanas nacidas con posterioridad a la Reforma, mantuvieron extremos distorsionados al respecto (todavía hoy se encuentran errores en esa línea). Algo bastante absurdo cuando se recuerda, por ejemplo, que la Biblia incluye en su canon el Cantar de los Cantares (auténtica apología del amor eros) y consejos como el del apóstol Pablo en 1 Corintios 7: 3-5.

Tanto esos pasajes bíblicos, como el propio fundamento de la unión de pareja que encontramos en Génesis 2: 23-24, borran toda sombra de duda respecto a la bendición divina de una sexualidad que no se limita a fines de procreación. Eso sí, también hay que decir que la Palabra considera sagrada la unión sexual y sólo la estima legítima en un marco de fidelidad entre las partes (se trata, en el fondo, del modo que tiene el Dios sabio y omnisciente de proteger a sus criaturas frente a experiencias que tan atractivas y lúdicas parecen en principio, y tan penosas a la postre pueden llegar a ser). Ver por ejemplo Proverbios 5: 1-10 y Mateo 19: 8-9.

La pérdida de la conciencia implica, efectivamente, una opción firme y sostenida por el mal. La “molesta vocecita” deja de incordiarnos cuando, tras muchas llamadas, nos negamos a escucharla. (Entiendo que éste es el equivalente de lo que Jesús llama “blasfemar contra el Espíritu Santo” en Marcos 3: 28-29). Ésa es la situación que presentábamos al final del artículo de cabecera. La Biblia lo llama también “endurecer el corazón” (ver p. ej. Éxodo 7: 13).

El mal, en realidad, es más abarcante: forma parte de nuestro ser por naturaleza (caída; como nos recuerdan Salmo 51: 1-5 o Romanos 3: 11ss.). Pero no tenemos por qué optar por él, y podemos enfrentarlo. Eso sí, dado que el mal está en nuestro corazón (ver Jeremías 17: 5-9) y que lo instrumentaliza alguien más fuerte que nosotros (Efesios 6: 12ss.), la victoria sólo será posible si nos aferramos al Todopoderoso; sin dejar de luchar, a partir de ahí, por mantener la conexión con él (ver Romanos 7: 15-25 y Filipenses 2: 12).

Un saludo.

Diego

Diego dijo

Interesante pregunta !! Creo que muchos nos lo hemos planteado.
¿porque el mal tiene tanto exito?

Se me vino una frase a la mente: "Lo único que se necesita para que el MAL TRIUNFE, es que los hombres buenos no hagan nada"
Edmund Burke. Escritor y pensador político irlandés. 1729-1797

No te dejes vencer por el mal; al contrario, vence el mal con el bien. Romanos 12:21

Te dejo este sitio donde podes encontrar pequeñas reflexiones:
http://amadodiego.blogspot.com

Saludos y nos estamos leyendo...

Cordura dijo

Diego, la célebre frase de Burke tiene su enjundia... A mí me parece, no obstante, que lo de “buenos” ahí sólo puede ir entre comillas. Quien, pudiendo actuar, asiste pasivamente al triunfo del mal no es (mucho) menos malo que los otros. Quizá también ellos, a fin de cuentas, se disfrazan de bien (tesis del artículo de cabecera).

Vencer “al mal con el bien”, como dice Pablo en ese texto de Romanos, exige actuar.

Un cordial saludo (y ya conocía tu blog).

Salocin

Salocin dijo

Los fabricantes de tentaciones, (Arquitectos del vicio Judío e hipócritas afines), carecéis de moral, utilizáis torpemente los principios ajenos de cualquier religion y la inocencia (que no ignorancia) para justificar vuestra índole atea, satánica farisea, hipócrita, viciosa, perdida.
El Diablo, (el demoño señor tuyo), es creatura Divina, y cumple su función.
La maldad, es también creación de Dios, solo existe por su Mágica voluntad, Ying-Yang.
Las dudas que tú tienes son Judías, y rezo para pedir humildemente al Creador, que no dé a ti ni a ninguno como tú la más mínima pista, que os mantenga en la duda infinita, en el vacio perpetuo, sin esperanza, por necios negantes.
Que dirán las Vírgenes esas, sin toreros para rogarlas éxito en su crueldad?
Las Vírgenes irán al paro, por falta de Fe ny corrupción bajo sus mantos lujosos
OOOOOOOOOOOOOle po lo Catalane plimo Judio. Sus se cae Sefarad.
Eres un experto en eso de "los protocolos de los sabios de Sion, te se nota.
Agur.

Fran

Fran dijo

Hola soy Fotógrafo, y necesito trabajo solvente y autónomo, para poder tener una nomina suculenta, vivir en Madrid de puta madre (y escaparme cuando me dé la gana).
He trabajado intensamente el retrato personal y de masas, sectas religiosas presentes en España, EEUU, Cuba, Francia, Italia...paisajes, publicidad, Políticos, eventos Religiosos de todo tipo, incluso Misas negras, aquelarres y farsas de misas cristianas, eventos del colectivo Gay, Lobby Judío, periodistas en su intimidad, Reyes corruptos, y príncipes maricas.
Curro siempre solo, por eso me sale bien el trabajo, no me importa tener jefe maricon, o jefa tortillera, siempre que no tenga que hablar con ellos/as personalmente, ni consideren mi intimidad personal y sexualidad, como parte del contrato.
En realidad soy un “creator que no se alquila”, camuflado de persona normalmente socializada, educado en ocasiones , salvaje si es necesario en otras, hago trabajos de Fotografía por encargo, solo por pasta y mala hostia cristiana ,para sacar mi familia adelante, y de paso ir tirando mierda Judía al mundo pixelado .
Si se enteran de algún trabajo de puta madre en algún mierda periódico de Madrid (España), les agradeceré me lo comuniquen., disparo por sin cobrar nada en ocasiones especiales, o por pasta, para sacar mi familia adelante, la realidad social me la suda, y dejar en evidencia a periodistas que mienten para tapar una imagen que vale más que mil palabras, mi objetivo preferido.
Cordura:
Si te enteras de algo, ya tienes mi IP.

Cordura dijo

He ahí, en los dos comentarios precedentes, un curioso ejemplo del mal que apenas se disfraza (y podríamos entrar a explicar el “apenas”, pero quizá no es el momento). Por supuesto, S y F son el mismo. Les delata su estilo (tan similar, por cierto, al de un viejo “amigo”), y después lo confirma el código correspondiente.

Cordura, eres un marica resabiao?

Cordura, eres un marica resabiao? dijo

Tas creio queres más listo que Dios plimo de tus plimos.
Déjate de mierdas, y búscame un trabajo en el Mandril Judío, donde gane yo mucha pasta, para que pueda sacar cómodamente a mi familia Cistiana adelante.
Esta es la consecuencia , los Judíos Sefardís, habéis fracasado aplicando los protocolos de los sabios de Sion sobre mí, y otros y otras mejores de los Publicanos.
Los Judíos de España, podéis probar fortuna en Argelia, allí os conocen bien, de paso os lleváis a Demetrio Fernández González, el Obispo inquisidor Judío, Gran Rabino de Córdoba, Judio converso y corrupto, humo de Satán que se coló por la chimenea del Vaticano hace unas cuantas lunas, maldad ejemplar, como tu necedad.
No es por tirarme el pisto, pero soy un fotógrafo de la puta madre Iglesia esa Romana pagana.
Un día destos te mando unas fotos tuyas para que veas que no miento, o las cuelgo en la red para que te aproveche.
Te den. No te metas con nosotros los Gitanos de Jesús, tendrás pesadillas reales. Hazme caso plimo, te lo digo pol tu bien.
Te deseo lo que menos te guste Cristianamente.

jjm

jjm dijo

Por el éxito del mal
nuestro entorno habitamos…
Que fue un comienzo fatal,
por su éxito, digamos…

Lo de disfrazar, Cordura
¿es nuevo, aquí y ahora?...
Esa fruta era madura
en aquel Edén, ya otrora…

Desde la fosa abisal,
donde la luz ya ni llega,
el disfraz es muy genial:
el comer, a eso nos lleva…

Y en lo leve, en lo sutil
que rodea aquí el planeta,
o en el agua del Genil…
disfrazar el mal ¿no es meta?.

jjm

jjm dijo

Al moderador y dueño del Blog:
De acuerdo con lo expuesto el día 24 de julio de 2010 a las 22.47h. Expongo lo siguiente:

Cirilo y Metodio tradujeron la Biblia al búlgaro antiguo en el siglo IX, ¡en plena Edad Media!

La normativa de los concilios de Tolosa y Tarragona efectivamente van en la dirección de prohibir tales traducciones, para salvaguardar la pureza de las mismas y evitar el falseamiento del texto. Sin embargo esos decretos pasaron como papel mojado, ya que en plena edad media había traducciones hasta en la lengua de Oc.
Y en el caso del castellano podemos ver:
http://www.proyectos-saluda.org/index.php?option=com_content&task=view&id=1629&Itemid=122

Faltamos a la verdad histórica (Memoria Histórica), si difundimos que la primera versión alemana en lengua vernácula es la de Lutero. Esto, sin quitar un ápice de mérito al hermano Martín.

El humanista alsaciano, Sebastián Brant, comienza su conocido poema “Nave de los locos” (1494) con estos versos: `Todos los países están hoy llenos de Sagrada Escritura -y de cuanto atañe a la salud de las almas-, de la Biblia’.

atienzabelen dijo

"El mal tiene exito porque define nuestra naturaleza (caida) pero tambien porque lo disfrazamos de bien".

Imagina entonces que desenmascaramos nuestros disfraces, seria todavia peor. Esos disfraces a veces evitan males mayores. Y no siempre es tan facil darse cuenta ni de las mentiras que uno se cuenta a si mismo, ni de la propia naturaleza mezquina. Si, por ejemplo, hoy dijera yo: he leido el blog de Cordura y me voy a desenmascarar para entregarme en cuerpo y alma al bien. No sabria ni por donde empezar. Incluso aunque me dijera: voy a seguir los preceptos biblicos, o el Coran, o las ensenyanzas del Dalai Lama. Tendria que arrastrarme a mi enterita, mascara incluida, hacia otro lugar donde no se de cierto si "hacer algo distinto" me "haria algo distinta". No quiero trivializar todo esto, entiendo de cerca esto de la lucha con uno mismo, la lucha con el mal interior. (No te asustes, no soy la ninya del exorcista). Ademas el mal es bello, es seductor. No es que lo enmascaremos, es que se enmascara.

Cordura dijo

El mal no se enmascara, siempre lo enmascara alguien (y perdón por las cursivas...). Entender eso es más importante de lo que parece. Mira la segunda cita inicial, la del “padre de la mentira”. Toda mentira es tal (i.e., mala) porque busca pasarse por verdad (i.e., por buena).

Si nos quitamos el disfraz del bien no sería “todavía peor”, sólo lo parecería. De hecho, la repugnancia que tendríamos delante nos ayudaría a tomar decisiones auténticas. Obama, por ejemplo, no nos engañaría si se mostrase como realmente es. Yo cambiaría mi conducta si me atreviera a verme en el espejo como soy, con todas mis monstruosas deformidades.

Lo que te preguntas después es cómo cambiar... Ahí supongo que podemos tener más problemas para hablar el mismo lenguaje. No puedo sino hablarte de mi experiencia: “Separados de mí nada podéis hacer”, nos dijo el Maestro (Juan 15: 5).

Pero en todo caso también tenemos a ese “intruso” benefactor del que hablábamos arriba...

Vírico

Vírico dijo

Muy buenas

¿Que disfrazar el mal evita a veces males mayores?
O sea, la mentira piadosa.
¿Y cual sería el límite? ¿Y quien establece cuales son los (presuntos) males mayores que deben ser evitados con los (presuntos) males menores?

¿Más vale "mal conocido" (mal menor) con "bueno por conocer" (mal mayor)?
¿Todo el sistema se basa en eso, en sostener presuntos males menores para "prevenir" supuestos males mayores?
¿La Guerra de Agresión a Iraq esgrimiendo mentiras ("males menores") fueron para "prevenir" males mayores? ¿Cuales?

Vírico

Vírico dijo

Mi conclusión es que, en la mayoría de occidentales, el término de males menores y males mayores no se establecen bajo criterios objetivos, sino de simple subjetividad y conveniencia egoista.

Así pues, "mal menor" es el mal QUE PROVOCO EN LOS DEMÁS para ahorrármelos a mí.
Punto y pelota.
Pongamos cuatro ejemplos:

A) Estalin desataba las purgas en el PCUS y el Ejército para garantizar la sumisión absoluta de los comunistas y mandos militares. El mal menor eran las purgas, las torturas, los asesinatos. El mal mayor... que Estalin perdiera el poder.
Justificado pues.

B) La Guerra de Agresión a Iraq era un mal menor porque con eso se ganaba puntos ante el "Amigo y Aliado" norteamericano. No ganar puntos ante Washington. no aparecer en la foto con los más poderosos, y perder los beneficios que nos anunciaba "Jebb" Bush, significaba el "mal mayor" para el Partido Popular y la cadena de emisoras de la Conferencia Episcopal.

C) Otro ejemplo: Hiroshima y Nagasaqui eran un mal menor porque así se ganaba la guerra de forma incondicional, y se demostraba contundentemente quien era el "Gran Amo" del mundo, a través del terrorismo de destrucción masiva.
Que las naciones del mundo no vivan aterrorizadas por el "Gran Amo" y no se sometan a sus designios supone el "mal mayor".
Justificado pues.

D) Que un violador viole a una mujer supone un "mal menor". El violador satisface su apetito sexual y su afan de dominio y humillación. No satisfacer esos apetitos significa un "mal mayor".

Para una de las partes, por supuesto. Ahí está la clave. "Mal menor" y "mal mayor" es siempre desde el punto de vista subjetivo de lo que apetece, interesa o conviene exclusivamente a una de las partes: el "Elegido", "Yo", los "Míos".

jjm

jjm dijo

Si Virico, Juan 11, 45-56

“C) Otro ejemplo: Hiroshima y Nagasaqui eran un mal menor porque así se ganaba la guerra de forma incondicional, y se demostraba contundentemente quien era el "Gran Amo" del mundo, a través del terrorismo de destrucción masiva.
Que las naciones del mundo no vivan aterrorizadas por el "Gran Amo" y no se sometan a sus designios supone el "mal mayor".
Justificado pues.”

¿Y qué debían haber hecho en aquella guerra, según Virico y Cordura? ¿Repetir lo de Dresden? ¿Repetir lo de Berlín? ¿Lo de Stalingrado y Leningrado? o ¿alquilar el cañón a Gila?.

Hasta no hace muchos años se han encontrado japoneses, por pequeñas islas del Pacifico (ignorantes del curso de aquella guerra) que no estaban dispuestos a rendirse (superando, con creces a los resistentes españoles de Valer en Las Filipinas).

Lic. Alfonso Germán Arreola

Lic. Alfonso Germán Arreola dijo

El Espíritu, no es materia ni energía, pero no puede manifestarse sin ellas. Es como la MENTE, pero ésta, para llegar al ESPÍRITU, necesita crecer y depurarse hasta controlar y poner orden en la materia y la energía que hay en su cuerpo. Hay tres planos (cuerpo, mente y espíritu). La sexualidad es relación, comunicación y Amor. Si sigues avanzando y te identificas cada vez más con el espíritu tal vez en una primera instancia, hasta pierdas el deseo sexual. Pero si te estableces en esa vibración más fina, con el tiempo lograrás armonizarte y goza de la sexualidad. Si al deseo físico personal, le agregas la atracción por la bellez, y además eres conciente del verdadero amor, abrirás un portal hacia otra dimensión.
El cuerpo es lo que nos hace posible percibir y manifestarnos en la materia. Sin él, NO HAY NADA MÁS. Una mente ordenada permite alcanzar el equilibrio, la paz, y la felicidad. Somos un sistema y nuestro funcionamiento tiene que ser como el de una orquesta.
La mente no es un órgano físico, sino un PRODUCTO que resulta de clasificar y sintetizar conceptos en nuestro proceso de crecimiento y expansión.
La dignidad, es una combinación de conciencia y verdadero amor.
Cada uno de nosotros, tiene distintas perspectivas de una misma realidad. Pero la sabiduría es una serie de normas que .resulta de reunir, controlar y procesar pensamientos, para luego hacer frases que dan un consejo útil y positivo.
Con los sentidos, captamos, y con el cerebro, los idiomas e instrumentos de precisión, generamos ideas, que luego clasificamos
El cuerpo nos permite plasmar y dar vida a los pensamientos a través de la acción física, al hablar, escribir o representar cosas o ideas con dibujos, estatuas, signos o símbolos. Lo anterior, da forma más o menos permanente a lo que genera nuestra mente. Es bueno investigar, pero SI NO SOMOS ESPECIALÍSTAS EN DETERMINADA MATERIA, es mejor vivir y convivir de la mejor manera posible con quienes nos rodean

Lic. Alfonso Germán Arreola

Lic. Alfonso Germán Arreola dijo

Debemos hacer un balance de lo que la globalización ha significado en cada uno de los países y las políticas económicas de cada uno de ellos. No es tan importante el origen de la globalización, como la expansión a todo el mundo y la profundización del sistema global y sus postulados teóricos.
Si los gobiernos de cada uno de los diferentes países dejan de pensar en perdedores y ganadores, y CUMPLEN CON LA EDUCACIÓN LAÍCA Y LA CAPACIÓN GRATUÍTAS Y ADECUADAS, LOS pueblos tendrán mejores condiciones y disfrutarán de mejores relaciones de convivencia. Las transformaciones que viven el conjunto de nuestros países estos últimos años, tiene particularidades, y aspectos diferentes, y de lo que se trata, es de ver qué cambios se han producido en nuestro entorno y de qué manera esos cambios están vinculados a la globalización. Los medios de transporte se han desarrollado, y todos los países se han integrado más estrechamente al resto de la economía mundial: somos actores, testigos y víctimas. Hay cambios y desafíos que nos hacen viajar, vivir fuera de nuestros hogares Para las mayorías, no hay mejora profesional y de vida. Muchas cosas dependen de nosotros. El bien y el mal, los inventamos y los provocamos nosotros que TAMBIEN PODEMOS CONTROLARLOS PARA CONVIVIR DE UNA MEJOR MANERA TODOS.
Se han comprimido el espacio y el tiempo. La comunicación instantánea es una particularidad de esta etapa de la globalización y de esta etapa del desarrollo
Sin embargo, la movilidad y la comunicación instantáneas, ponen como un requisito las élites.. Muchos individuos, han buscado cruzar fronteras para hacerse de mercancías y servicios de todo tipo, y así, desarrollar sus economías.
Las tecnologías de la información han afectado la forma de convivir, de estudiar, y de trabajar,. Al superar muchas fronteras del conocimiento, y de organización política, social y económica, se ha producido un aceleramiento de la tecnología, que puede hacerse positivo con cooperación y mutualismo, eliminando las competencias.

Cordura dijo

Desde luego, amigo Alfonso, el cooperativismo podría ser una salida al momento presente. Aquí siempre (que ha venido a cuento) hemos procurado abogar por él.

Otra cosa es que, conscientes de la maldad humana, no nos hagamos muchas ilusiones.

Saludos cordiales.

Lic. Alfonso Germán Arreola

Lic. Alfonso Germán Arreola dijo

El mal tiene éxito, por la IGNORANCIA, la IMITACIÓN de hábitos negativos y la falta de una maduración adecuada que solo se consigue con una BUENA EDUCACIÓN LAICA, GRATUITA Y SUFICIENTE PARA DESEMPEÑAR UN OFICIO O UNA PROFESIÓN QUE NOS CAPACITE PARA PRODUCIR E INTERCAMBIAR BIENES Y SERVICIOS.

Cordura dijo

Ojalá fuera tan sencillo... Estoy de acuerdo en que eso ayuda (sobre todo, a disimular mejor, que es en lo que consiste la educación).

Pero, como dijo Aquél, “separados de mí nada podéis hacer” (Juan 15: 5).

Lic. Alfonso Germán Arreola

Lic. Alfonso Germán Arreola dijo

La educación no consiste en "simulación" sino enseñar con ejemplos de vida a convivir de una mejor manera trabajando y divirtiendonos sánamente sin pelear por meras creencias.
El medio ambiente es determinante en muchas conductas. Los campesinos, son más sanos y más cooperativos.
La educación "formal" se satura de "historia" "civismo" "biología" "geografía" etc, y ya casi nadie aprende matemáticas, lógica, gramática, redacción ni ética.
El mal no existe sino como IGNORANCIA.
Ningún individuo nace malo o bueno. Los ejemplos y las enseñanzas que recibe desde que nace, se centran en una religión, un idioma y las costumbres de los padres, los sacerdotes, los maestros y los individuos que hay en su barrio, colonia o conjunto habitacional y muy pocos pueden vivir en zonas residenciales con todos los servicios o una verdadera educacón que los prepare o capacite para producir e intercambiar bienes y servicios útiles para todos.
Las costumbres, debido a la "globalización" están cambiando rápidamente en todos los países del mundo y las crísis se han vuelto más frecuentes.

Se pueden y deben hacer muchas cosas para madurar como personas y para evitar competencias y guerras, pero, repito, eso requiere de la educación y la preparación ADECUADAS.

Cordura dijo

Somos egocéntricos por naturaleza (ya los bebés tiranizan a sus padres mientras no reciben lo que quieren). Eso se traduce en una conducta egoísta que debe ser frenada. Ése es el papel de la educación, que muy poco más puede hacer que enseñarnos a “vivir en sociedad”. Cosa necesaria, sin duda...

Pero insuficiente. Hablas de los que tienen todos los servicios en zonas residenciales... Piensa en los politicastros que gobiernan el mundo, no pocos de los cuales son de clase alta y sí gozaron de esas ventajas. Pero su conducta dista de ser realmente “educada” a poco que el observador traspase la mera superficialidad (y a veces, ni siquiera eso hace falta).

Si no somos malos por naturaleza, ¿entonces por qué prevalece abrumadoramente mal en el mundo? (Basta escuchar un noticiero de radio...).

La educación apropiada es buena, sí. Parte de razón no te falta. Pero eso no es suficiente para transformar el corazón humano.

“Tienes que nacer de nuevo”, dijo el Maestro (Juan 3). Ni más ni menos.

Lic. Alfonso Germán Arreola

Lic. Alfonso Germán Arreola dijo

Cordura:

Un estado de ánimo positivo, nos presenta como posible lo que deseamos: Imaginen un Trasatlántico con capacidad para 5000 cinco mil personas, en el que hay todo lo necesario para que quienes están en él, trabajen, coman, se diviertan, duerman, jueguen y convivan de la mejor manera.
Si se planificaran colonias parecidas a ese sistema, al lado de cada una de ellas, habría espacios suficientes para el cultivo de frutas y legumbres y la cría de ganado y aves.
Ya se han encontrado fuentes de energía, muy económicas y que no contaminan el medio ambiente.
Una paternidad RESPONSABLE, equilibraría la población mundial con la Naturaleza.
Cinco mil personas EDUCADAS Y DEBIDAMENTE CAPACITADAS, son un número razonable para convivir como FAMILIA y no habría necesidad de usar muchos vehículos para recorrer grandes distancias, perder tiempo o correr riesgos de tránsito.
Se podrían instrumentar sistemas de Administración para regular el funcionamiento de todas las “Colonias” de ese tipo.
Hay personas a las que les gusta vivir en el campo y otras que prefieren relacionarse con muchas personas todos los días.
Volviendo al ejemplo del Trasatlántico, en esa “Colonia” hay restaurantes para todos los gustos, canchas de tenis, de golf, albercas, salones para tomar café, jugar ajedrez, dominó, cartas, damas chinas etc.
Dependiendo de los gustos y habilidades de cada uno de los habitantes, se pueden formar grupos de limpieza, de mantenimiento, de reparación y hasta de construcción.
Lo más importante, son las áreas de EDUCACIÓN Y CAPACITACIÓN, las lavanderías, las peluquerías, los restaurantes, los expendios de frutas, legumbres, leche, café, panaderías, tortillerías, albercas, salas de juego, cines, teatros, salas de conciertos, clínicas y hospitales.
Los que más hayan destacado en las diversas actividades, serán los directores y consejeros de las distintas áreas.
Se elimina el dinero y se hace un uso adecuado de las tarjetas de crédito. Hay una reserva para imponderables y para ayudar a quienes, sin haber dado causa para ello, se vean en la necesidad de pedir ayuda.
Se destruyen todas las armas y se eliminan para siempre las guerras y los crímenes.
Muchas utopías se han hecho realidad, nada es perfecto, pero gracias al perfeccionamiento de las mejores ideas, ya no vivimos en cavernas.
Nadie es “malo por naturaleza” sino que el “Sistema de Competencia” hace que se olviden el mutualismo y la fraternidad que surgen de una consciencia sana y el razonamiento correcto para resolver problemas.
Las fábricas de materiales de construcción, no tienen por qué estar dentro de los centros habitacionales, y, si se comprende lo anterior, el uso de elevadores y canastillas aéreas, reducirá el uso de vehículos y las calles solo serán para emergencias.
Con paneles de plástico, no habrá lluvia en las calles, y el agua podrá canalizarse de tal manera, que podrá utilizarse para refinarla y hacerla potable. En los escusados y muchos otros servicios, se puede usar el agua de mar.
Lo más común y necesario, además de la habitación y los alimentos, son la ropa y los zapatos, y así como se revelan en la actualidad las fotografías, se puede hacer ropa “al gusto” de algunas personas, que tendrían la obligación de “diseñarla” en computadoras instaladas para tal efecto en los lugares apropiados, y las máquinas, “en minutos” harían las ropas o zapatos diseñados.
En la mayoría de los casos y ya sin “clases sociales” habría un verdadero respeto y reconocimiento hacia las personas más destacadas y desaparecerían la envidia y la soberbia, así como la ambición y los complejos.
El rencor y el odio, muchas veces surgen a consecuencia de la ignorancia y dejarían de manifestarse si se comprende lo anterior.
Muchas enfermedades, son puramente “mentales” y surgen de las presiones de la “competencia” en la que siempre “debe haber UN ganador” y un número de “perdedores” tan grande como la cantidad de participantes en cada evento.
Si se quiere “competir” que sea por IDEAS valiosas para todo el grupo, y no por medir “Fuerzas” o habilidades que, SIN COMPETENCIAS, pueden aprender todos aquellos que tengan verdadero interés en desarrollarlas.
No hay verdades únicas o universales. La verdad es lo que ocurre en cada momento y lugar determinado y es la exacta correspondencia entre lo que sabemos y lo que comunicamos a otro sin engaños ni mentiras.
Miles de millones son buenas personas y viven mejor que quienes matan o roban, afortunadamente, son pocos en comparación con los casi siete mil millones de personas que hay en el mundo. Podemos trabajar, ayudarnos y ser buenos amigos.

Lic. Alfonso Germán Arreola

Lic. Alfonso Germán Arreola dijo

Los dioses de las distintas religiones, no existen; pero ya está tomando consistencia un dios aceptado, no sólo por personas, sino por países que se han dado cuenta que encarnar la sabiduría y conducirse de acuerdo con reglas simples y útiles para todos, se traduce en una mejor convivencia, que nada tiene que ver con conquistas y controles “Universales” y sí con una IDEA que se está perfeccionando. En otras palabras, ese PRODUCTO que no es materia ni energía y que llamamos “La Palabra” no puede manifestarse sin materia ni energía, pero “En un principio” es la que hace surgir la “Idea de Dios” y la que permite su creación y su perfeccionamiento, para luego guiarnos por ese producto que es la Verdadera Causa de nuestra evolución como seres “humanos”.

Lic. Alfonso Germán Arreola

Lic. Alfonso Germán Arreola dijo

Los invito a leer y participar en el libro ¿Cómo y por qué PENSAMOS? Lo escribí y tiene muchos años de trabajo y estudio. Y quiero regalárselo a todos los interesados en un mundo mejor para todos.

Hay un punto de equilibrio, y si reflexionamos un poco y nos quitamos de fantasías y ambición desmedida, podemos darnos cuenta que tener una familia, un lugar para dormir y convivir, alimento, ropa y una educación y capacitación adecuadas para ejercer una paternidad RESPONSABLE, TRABAJAR y producir bienes y servicios cuyo intercambio sea posible y útil para todos, nos hará disfrutar la vida y divertirnos sanamente.
Hay muchos inventos y experimentos que merecen publicarse, y el imperio debe ser de leyes justas y no de hombres. La ambición y la avaricia, son las únicas fuentes de nuestras desgracias. Es absurdo que el 5% de la población, tenga más dinero que 95% del resto de individuos que habitamos el mundo.

El Internet, puede servir para desarrollar la consciencia y un mundo mejor para todos.
La historia solo debe estudiarse para evitar la repetición de muchos errores que sólo han provocado muerte y destrucción de personas y del medio ambiente.
Usar tarjetas en vez de dinero, hará desaparecer la mayoría de los delitos y evitará las especulaciones y las manipulaciones económicas.
No hay que ser “ricos” para ser felices. La producción, más que “inversión” requiere ORGANIZACIÓN A NIVEL MUNDIAL.
Un nuevo orden mundial que acabe con el desorden que vivimos actualmente.
Muchas “utopías” se han hecho realidad, y bastan como ejemplos los Seguros Sociales, las escuelas laicas y gratuitas, el pago por desempleo, y los servicios para personas de la tercera edad y los discapacitados.
Una economía mundial sin bancos privados y basada en la ciencia. Hay que evitar la producción de alimentos que provocan enfermedades y trastornos físicos y mentales. Sólo falta un poco de organización.
Lic. Alfonso Germán Arreola.

Lic. Alfonso Germán Arreola

Lic. Alfonso Germán Arreola dijo

Hay que aprender a vivir de manera consciente, y eliminar lo falso que hay en nosotros. Distinguir la verdad de la sabiduría y separarlas del error y la mentira.
Los fenómenos los percibimos con nuestros sentidos o con aparatos; pero percibimos y mezclamos lo objetivo con lo subjetivo: Es decir, mezclamos lo que nos rodea con nuestros prejuicios creencias y teorías. Dios está dentro y fuera de nosotros, somos una gota de ese Mar en el que se encuentra todo cuanto existe (Incluidos: arte, religión, filosofía y ciencia, Pero la Ciencia está basada en principios causas y experimentación, y hay que eliminar la fe ciega y el dogma.
Pocos se dan cuenta de que pueden DARSE CUENTA y menos son quienes se preguntan ¿Por qué puedo captar lo que hay a mi alrededor y saber que soy algo distinto pero inseparable de todo lo que me rodea? ¿Por qué hay seres vivos y materia inerte? ¿Por qué unos buscan el acuerdo y otros la confrontación?. ¿Es indiferente el que debate? Hay cosas e IDEAS y no debemos confundirlas.
Hay costumbres que predominan en una sociedad. (Siempre hay pensamientos negativos, y los hay de distinta especie: sospecha, desconfianza, mala voluntad hacia otras personas; celos pasionales, religiosos, políticos, por amistad, o de tipo familiar; pensamientos adúlteros, de orgullo, odio, etc. Pero si somos conscientes, pueden hacerse a un lado y pensar de manera POSITIVA) La imaginación y la fantasía sin control, pueden ser muy perjudiciales. Debemos favorecer nuestro equilibrio Físico y Mental, al combinar sabiamente las funciones intelectuales con funciones motoras y emocionales.
Al eliminar las emociones negativas de miedo, celos, envidia, aburrimiento, irritabilidad, desconfianza en sí mismo, etc. Se goza de una buena salud tanto física como mental.

Lic. Alfonso Germán Arreola

Lic. Alfonso Germán Arreola dijo

Aceptar y respetar a los que son dignos de ser tenidos en cuenta en sus opiniones y sentimientos, tratando de llegar a un acuerdo, y reconociendo los propios errores con naturalidad, sin castigarse afectivamente por ellos, sino rectificar, nos libera de tensiones emocionales y físicas. Al conversar con alguien de confianza, logramos la relajación psicofísica, la distracción, el buen ánimo y el sentido del humor. Hay que desarrollar la creatividad, el disfrute al aire libre y hacer ejercicio físico diario. Si hubo un mal entendido, Pensar la manera de llegar a una solución. Buscar el momento más adecuado para platicarlo con calma y tranquilidad, sobre todo de nuestra parte. Exponer nuestras razones y llegar a un acuerdo, si estamos en posibilidad de comprender las fallas de los demás, actuando generosamente en ayudar a que las corrijan, y recordar que los sentimientos negativos, pueden ser mutuos debido a un malentendido.
Una sociedad, una familia o un individuo lleno de resentimientos impiden el desarrollo hacia una esfera más alta.

Cordura dijo

Alfonso, dices cosas muy sensatas, como “el imperio debe ser de leyes justas y no de hombres” y otras poco atinadas, como “usar tarjetas en vez de dinero, hará desaparecer la mayoría de los delitos y evitará las especulaciones y las manipulaciones económicas” (¿acaso la creciente intangibilización del dinero ha reducido la codicia y el robo masivo? ¡Todo lo contrario, amigo!).

Tienes buenas ideas, muchas de ellas prácticas. Pero no eres realista porque no asumes la condición humana tal cual es.

Saludos cordiales.

Lic. Alfonso Germán Arreola

Lic. Alfonso Germán Arreola dijo

Cordura:
Agradesco tus atenciones y entiendo lo que dices. Leí a Edward Bellamy, y sé lo que es una Utopía, sin embargo, en su libro "Igualdad" hay buenas ideas y si bien es verdad que las tarjetas en muchos casos aumentaron la codicia y el robo masivo, es porque no ha organizado adecuadamente el sistema.
Soy realista y veo la ignorancia y sus productos que son la ambición, el egoísmo y el abuso de unos cuantos contra millones de inconscientes, pero sinceramente, no creo que esa sea la condición humana.
Al analizar sistemas y conductas, pueden verse con cierta facilidad las consecuencias que resultan de actuar de tal o cual manera y elegir las que se traduzcan en más bienestar común y una mejor convivencia.
El Internet, posibilita una mayor comunicación entre las personas de los distintos países del mundo y estoy estudiando las consecuencias de los movimientos del 68, porque en esos tiempos, había economías capitalista, socialista y las llamadas "Mixtas" con perfiles más definidos que los de ahora.
En mi libro ¿Por qué Pensamos? pido opiniones e ideas para perfeccionarlo y regalarselo a todos, porque al estudiar con detenimiento los instintos de curiosidad e imitación y el hecho de que los países conquistados por Inglaterra hablan ingles y son protestantes, y los que ocupó España y Portugal hablan español o portugues y son en su mayoría catolicos etc. estudié más a fondo esos factores y el adoctrinamiento que se hace con la televisión, los periódicos, las revistas etc. y hasta con el Internet.
Si comprendemos bien lo anterior, podemos educar a millones de personas y convivir mejor todos, pues la falta de trabajo y muchos abusos que hay en el intercambio y la producción de bienes y servicios, pueden y deben evitarse, así como la irresponsable paternidad de muchos que se llenan de hijos y nunca se preocupan por alimentarlos, cuidarlos y educarlos; pero, repito, no es porque esa sea la "naturaleza humana" sino porque nacen en un medio social que genera de manera inconciente, muchos reflejos condicionados que al igual que el idioma y las creencias que cité antes, desarrollan muchos hábitos o costumbres que parecen "naturales" y que no lo son.
Hay mucho que agregar pero ya me acusaron de repetitivo, porque ya publiqué casi todo mi libro en diferentes foros de Internet.
Gracias por tus atenciones.
Lic. Alfonso Germán Arreola

Cordura dijo

Insisto que me parece loable tu evidente ánimo constructivo, amigo Alfonso. Caminar en esa dirección debería ser un objetivo de todos. Pero no te engañes: sólo supondría, en el mejor de los casos, una mejora superficial. El meollo, reitero, está en la condición humana, que tú das por buena, o al menos por mejor de lo que es. (Tú acusas, como en su día Rousseau, al “medio social” de corromper a las personas, pero no puedes olvidar que son las personas las que conforman el medio social).

Pero es que, aun suponiendo que la condición humana no fuera tan nefasta como en mi opinión lo es, ¿tú crees que hoy en día la gente está por la labor de dar un solo paso (serio) en la dirección que indicas? Lo que quiero decir es que, para empezar, no existe la menor cohesión social que pudiera servir de base para tal propósito, y además hay asuntos que son o se sienten como más urgentes (abordar algunos de ellos serviría para lograr esa cohesión).

Por otra parte, veo que aludes a la influencia de la colonización inglesa vs. la española. No sé muy bien qué quieres decir con ello. Un cordial saludo.

Lic. Alfonso Germán Arreola

Lic. Alfonso Germán Arreola dijo

CORDURA:
Gracias por responder:
Cuando me refiero a España, e Inglaterra, hago notar que los conquistados o invadidos, hablan español o ingles y practican las religiones de los que ocuparon América, por IMITACIÓN inconsciente, y agrego, que eso demuestra que se puede orientar a las personas de muchas maneras, y que éstas, pueden ser para beneficiar o perjudicar a una mayoría.
Sostengo que "nadie es malo por naturaleza" porque hay países como Suiza o Amsterdam en los que su EDUCACIÓN ha reducido al máximo la violencia, y eso demuestra que, más que la genética, la capacitación que reciben las personas es determinante es su forma de comportarse.
"Caminar en esa dirección debería ser un objetivo de todos" Pero hay muchos intereses "religiosos" y "económicos" que lo impiden. Los medios de comunicación (Incluído el Internet) están muy controlados por individuos o "grupos de poder" que tienen miedo de perder sus privilegios, sin darse cuenta que, sin un cambio positivo, ellos tambien corren un gran peligro.
"la gente está por la labor de dar un solo paso (serio) en la dirección que" indico y es verdad que "no existe la menor cohesión social que pudiera servir de base para tal propósito" Pero con el Internet, puede iniciarse, por esos "asuntos que son y se sienten como más urgentes" existen, son reales y hay que "abordar algunos de ellos para lograr esa cohesión"
Tú y yo, podemos poner nuestro "Grano de arena" pues lo que decía Gandhi, lo probó: Soy un cero que quiere ponerse a tú derecha, y así MULTIPLICAR TU FUERZA por 10, con otro cero como yo, tu fuerza puede aumentar a 100 y con otro a 1000 y con MUY POCOS MAS, a millones de veces.
El hombre empieza a distinguirse de los animales, cuando inventa palabras y luego INSTRUMENTOS para medir, pesar, contar etc. Con la CIENCIA, puede y ha hecho mucho mal, pero también puede hacer MUCHO BIEN si educa y capacita a las personas de un modo adecuado.
Puedo agregar muchas cosas y responder a muchas de tus prefuntas; Pero alguién dijo que si crees que se puede, se puede. Si crees que no se puede, no se puede.
El creer y actuar de una determinada manera, es cuestión de cada cada quien, pero si tres se ponen de acuerdo, su fuerza se multiplica por mil y pueden mover una montaña.
Gracias por tu respuesta.
Atenta y respetuodamente:
Lic. Alfonso Germán Arreola

Lic. Alfonso Germán Arreola

Lic. Alfonso Germán Arreola dijo

Cordura:
Si buscas en Internet las palabras instintos, reflejos, memoria, experiencias, intuición, curiosidad e imitación, vas a encontrar muchos mensajes con mi nombre, y en ellos he puesto párrafos de mi libro ¿Por que PENSAMOS? y tal vez pueda interesarte.

Lic. Alfonso Germán Arreola

Lic. Alfonso Germán Arreola dijo

Cordura;
Los sistemas económicos, al igual que los idiomas y las creencias religiosas, se expanden por imitación. Muy poco se dan cuenta que pueden cambiar al razonar adecuadamente para celebrar acuerdos y vivir mejor.

Cordura dijo

Alfonso, estoy de acuerdo en que “querer” (y creer) es poder, pero sin olvidar que tenemos un tope. No somos omnipotentes.

El apóstol Pablo no se anda con chiquitas: “La carne no se sujeta a la Ley de Dios ni tampoco puede” (Rom. 8: 7). Por eso tiene tanto éxito. Su Maestro (y el mío) no es menos radical: “Separados de mí nada podéis hacer” (Juan 15: 5).

Podemos creernos que hemos avanzado mucho... pero la cruda realidad es que hace escasos meses una turba de paisanos míos quisieron linchar a un grupito de congéneres suyos por el “pecado mortal” de oponerse a las corridas de toros (sí, “en pleno siglo XXI”, como suelen decir los pobres ilusos evolucionistas...). La misma barbarie de siempre.

Soy un admirador de la cultura norteuropea (englobo a Suiza y Neerlandia en ella), pero, aparte de que conozco su degeneración, me consta que no es oro todo lo que reluce: gran parte de su estabilidad se funda en el latrocinio y la violencia... al resto del mundo. ¿Cuánto le debe, por ejemplo, la prosperidad suiza al blanqueo de dinero (que muchas veces es sinónimo de sangre)? Y Países Bajos participa en la OTAN y en las empresas agresivas del Imperio con el fin de mantener el 'statu quo' hegemónico y seguir expoliando recursos de otros países. [Por cierto, me temo que, más que la imitación, es la guerra, la imposición, la coerción... lo que difunde los sistemas económicos por el mundo.]

Lo mejor de Gandhi es lo que aprendió de Jesús. Era un gran lector del Nuevo Testamento. Sólo en Cristo hay paz genuina y estable, sólo en él puedes caminar de verdad por la senda del Progreso... “Venid a mí los que estáis cansados, que yo os haré descansar...” “Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres...”

Saludos cordiales.

Lic. Alfonso Germán Arreola

Lic. Alfonso Germán Arreola dijo

Cordura:
Gracias por responder.
Sería fabuloso que hubiera más cristianos como tú.
Creo en Dios, pero no practico niguna religión, porque tuve experiencias muy negativas cuando iba a las iglesias y luego, conocí a muchos cristianos que mentían, engañaban, defraudaban, maltrataban a sus esposas y descuidaban a sus hijos "en nombre de dios" y por eso desde muy jóven estudié las religiones, y, si fuera obligatorio elegir alguna, me inclinaría por el Budismo.
No quiero abundar, porque me interesa más descubrir cómo edcar y capacitar a las personas para acabar con la ignorancia y la miseria, que rezar.
En verdad, creo que eres una persona positiva y tengo pocos amigos como tú. Espero conocerte en persona.
Gracias por responder.
Un saludo afectuoso
Lic. Alfonso Germán Arreola

Lic. Alfonso Germán Arreola

Lic. Alfonso Germán Arreola dijo

Cordura:
Lo que sigue es BrOMA, pero se me ocurrió, porque un amigo Cristiano, insiste en que debo ser como él, y tiene muchos vicios y fallas que no me gustaría adoptar.
Me habló de la Creación, y de que el 7mo día Dios descansó.
Entonces respondí:
Pero en la semana siguiente, el lunes se levantó muy temprano y dijo: "Que en todo el mundo haya Internet y que éste se vuelva el Cerebro de la Tierra, para que se acaben la contaminación y las guerras, la ignorancia y el hambre"
Al día siguiente, creó ....
Es una broma, repito; pero la verdad, siempre me pregunté ¿Por qué Dios tiene que descansar? y ¿Por qué ya no hay más de esos primeros 7 días?
Se terminó la Creación esa primera y única semana, ¿O la evolución es parte del mismo calendario?
Creo en Dios y que la mejor prueba de su existencia, es la capacidad que tenemos de comprender, razonar y ponernos de acuerdo para convivir de una mejor manera todos.
Cuando trabajé en el gobierno, obtuve muchas satisfacciones al resolver problemas graves y de miles de personas con razonamientos y acuerdos, más que con amenazas y violencia que nunca me gustaron.
No miento, se logra mucho más con la razón que con las armas, la fuerza o las amenazas.

Vírico

Vírico dijo

Salud

¿Que se logra mucho más con la razón que con las armas, la fuerza o las amenazas?
Eso depende lo que se quiera lograr.
Si lo que se quiere lograr es que los demás se arrastren como perros a tus pies -algo que han buscado, buscan y seguirán buscando, por ejemplo, los supremacistas atlánticos mientras sigan existiendo, y lo buscan con mayor empeño que el dinero-, entonces, lo que vale, son las armas, la fuerza o las amenazas.

Porque para ellos es una cuestión de supervivencia. Si no pueden lograr eso dejan de ser lo que son.

Cordura dijo

Alfonso:

Nuevamente, me agrada cuanto dices. Quizá no seas cristiano, pero ojalá muchos que así se llaman (que así nos llamamos) transmitieran (transmitiéramos) la paz que tú transmites.

Interesante la “broma” que cuentas, relacionada con tu afán de encontrar un punto de concordia entre los seres humanos, para lo cual ves una poderosa arma en Internet.

Pero, ya que recuerdas el relato bíblico y mencionas algunas dudas que te suscita, permíteme aclararte que el séptimo día es el sábado (todavía quedan vestigios de ello hasta en el DRAE, pese a que en sucesivas ediciones los han ido minimizando). Así que la “semana siguiente” de tu “broma” empezó el domingo... [Para ver cómo esto se fundamenta esto en la Biblia, basta con que leas Génesis 2: 2-3 a la par con Éxodo 20: 8-11.]

Preguntas por qué Dios tuvo que descansar... Él no se cansa, de modo que tu pregunta es relevante. La razón tiene que ver con lo anterior (si has leído los textos que acabo de citarte): para darnos ejemplo. Según Génesis 2: 3, “Dios bendijo al séptimo día y lo santificó”, reposando de su obra. “Santificar” algo es apartarlo y distinguirlo para un uso especial. El sentido de ese apartamiento lo encontramos en Éxodo 20: 8-11, donde Dios exhorta a sus hijos a observar el sábado como día de reposo y de honra a Dios. Fíjate que en el versículo 11 se nos dice explícitamente que hemos de descansar en sábado “porque en seis días hizo el Eterno el cielo, la tierra y el mar, y todo lo que contienen, y reposó en el séptimo día. Por eso, el Señor bendijo el sábado y lo declaró santo”.

Pero, como decíamos, él no se cansa... Sobre la base de esos versículos de Éxodo comprendemos que su “descanso” el séptimo día era ejemplo y señal para que sus seguidores hiciesen lo mismo. De paso, se nos indica que el sábado es recordatorio de la Creación.

Ésta terminó, claro, el sexto día (o el séptimo, si consideramos que el sábado –día de reposo– también fue creado en ella). No hay (macro)evolución que valga (me consta que ya conoces nuestros hilos dedicados esos temas). Lo que sí hubo no mucho después de la creación del ser humano fue la Caída (ver Génesis 3). Por causa de ella y de los terribles efectos que produjo, será necesaria una “Re-Creación”, anticipada en Apocalipsis 21, que habla de “nuevos cielos y nueva tierra”.

Gracias a Dios el mal (eso que todavía tiene tanto éxito) no dirá la última palabra.

VÍRICO:

Al final ésos que tanto se ensalzan serán humillados (ver Mateo 23: 12). Al final, gracias a Dios, se demostrará que Alfonso tiene razón.

Saludos cordiales.

Lic. Alfonso Germán Arreola

Lic. Alfonso Germán Arreola dijo

Cordura:
Gracias por responder.
"Lo que sí hubo no mucho después de la creación del ser humano fue la Caída (ver Génesis 3). Por causa de ella y de los terribles efectos que produjo, será necesaria una “Re-Creación”, anticipada en Apocalipsis 21, que habla de “nuevos cielos y nueva tierra”.

Voy a releer la Biblia, porque precisamente, una de las cuestiones que me hizo alejarme de su lectura, fué lo relativo a que Cristo, dió su vida, precisamente, para "lavarnos del pecado original" y de los terribles efectos que produjo.
Siempre he creído, que el fruto de "El árbol del bien y del mal", es la mentira, el fraude y el engaño, y que ya tenemos enfrente el árbol de la sabiduría, que es el resultado de volver a la verdad y separar de ella, las normas que, al ser convertidas en conducta, se traducen en una convivencia amorosa y plena de alegría.
Soy optimista y creo que muchas personas estan "Depertando" y que esa consciencia, se traducirá en un Bienestar Común que acabará de una vez por todas con esa ignorancia que aumenta cada dia más la miseria.

Soñar no cuesta nada; pero buscar soluciones y escribir para tratar de ayudar a las personas, ocupa tiempo y dinero. Afortunadamente, ahora el tiempo me sobra y el Internet, no requiere mucho dinero para tratar de orientar a las personas.
Recibe un saludo afectuoso para tí y todos los que visitan ésta página.

Cordura dijo

Alfonso:

En el Edén se habla de dos árboles, el del “conocimiento del bien y del mal” y el “árbol de la vida” (ver Génesis 2: 9). El primero sirvió para ilustrar la prueba de obediencia a la que Dios sometió al ser humano. No había nada tóxico ni malo ‘per se’ en el fruto prohibido de ese árbol. El pecado consistió en violar la prohibición. [Por supuesto, cualquier mentira, fraude y engaño de los que tú hablas son también transgresiones a la Ley de Dios, tal como aparecería formulada después (ver Éxodo 20).]

Pero una vez caído el ser humano, seguía existiendo el árbol de la vida. Dios, de manera retadora, separó de él a Adán y Eva (ver Gén. 3: 22, 24), porque lo que quería es que acudiera a ese árbol pero sólo una vez que hubiera reconocido su culpa; es decir, que se hubiera arrepentido.

Con el paso de los siglos, transitoriamente pero a la vez de modo culminante, podríamos decir que el árbol de la vida adoptó la forma de la cruz de Cristo. Aceptando su sacrificio, tenemos vida eterna (ver Juan 3: 14-16).

Un saludo muy cordial.

Lic. Alfonso Germán Arreola

Lic. Alfonso Germán Arreola dijo

Cordura:
Gracias por responder.
Creo que pronto vamos a probar el árbol de la sabiduría que, para mí, separa la verdad (Lo bueno o malo que ocurre y describimos a otro) aquello que nos indica lo que debe hacerse para mantenernos sanos, felices y activos para realizar lo que se traduce en bienestar sin daño injustos para otros.
Soy optimísta y siento que el mundo cambiará de manera positiva y que todos lucharemos por acabar con la ignorancia y la miseria.
Saludos para todos los que leen ésta página y un abrazo amistoso y muy sincero para tí.
Alfonso Germán Arreola.

Lic. Alfonso Germán Arreola

Lic. Alfonso Germán Arreola dijo

Cordura:
Permiteme llamarte amigo, personas como tú, aumentan mi confianza en un mundo cada dia mejor.
Comparto en mucho tus ideas y efectivamente, me identifico con el "Panteísmo" pero como en todos los "ismos", hay enormes diferencias entre sus practicantes.
Creo que una de las razones que me hicieron cuestionar mis creencias, fueron la muerte de mi esposa y mi hijo, y que un "amigo" me dijera que Dios "me había castigado"
No soy un santo, pero no hago mal a nadie a sabiendas y en cuanto al castigo, respondí que si Dios hacía eso, debería castigar al infractor y no a seres inicentes, y respondió que esa era la "Justicia Divina"
Hubo otras cuestiones similares que no voy a comentar, y por eso "renegué de ese tipo de Justicia" pero, repito: Te admiro y respeto por tu forma de escribir y responder a los comentarios de to página.
Saludos respetuosos para tí.
Lic. Alfonso Germán Arreola.

Cordura dijo

Amigo Alfonso, creo que –como tú– sólo trato de hacer lo recto en conciencia. Gracias también por compartir (lo haces públicamente, en realidad) la alusión a esa tragedia. Sin duda tuvo que partirte el alma.

Es una pena que las duras (y seguramente necias) palabras de aquel “amigo” te incitaran a apartarte de Dios. Por otro lado, me pregunto si hubieras tomado esa decisión de haber estado realmente familiarizado con él... Cuando mantenemos una comunicación permanente con el Señor, es prácticamente imposible que las tontadas de otros puedan hacer mella en nosotros.

Te digo más: cuando nos entregamos a esa relación con él, ni las peores tragedias pueden con ella (creo que sé de lo que hablo). ¡Ni aunque nos partan el alma!

Un saludo muy cordial (y, cuando saque tiempo, agregaré algo respecto a tus intervenciones en algún otro hilo).

Lic. Alfonso Germán Arreola

Lic. Alfonso Germán Arreola dijo

Cordura:
Muchas gracias por tu comentario.
Efectivamente, no podemos ni debemos pretender apartarnos de Esa Energia que nos da vida y nos permite comprender y cambiar muchas de las cosas que hay a nuestro alrededor.
Siempre tengo presente (Ahora) la oración de San Francisco de Asís: "Señor, dame fuerzas para cambiar las cosas que debo cambiar, resignación para aceptar lo irremediable y sabiduría para distinguir la diferencia"
El amarnos los unos a los otros, encierra una sabiduría que, si la comprendieramos y practicaramos, convertiría el mundo en un paraíso.
Tu página es importante y positiva y espero que sus lectores aporten buenas ideas y que haya cada día un mejor entendimiento entre las personas.
Saludos a tí y a todos los participantes.
Alfonso Germán Arreola

Cordura dijo

Sí, pero esa energía es mucho más, afortunadamente para nosotros: tiene voluntad, propósito, inteligencia... y, sobre todo, es Amor.

Hablamos, sí, de un Dios personal. Una mera energía no podría comprendernos, él sí.

Feliz jornada.

Lic. Alfonso Germán Arreola

Lic. Alfonso Germán Arreola dijo

Cordura.
Siempre he creído que hay un Propósito, y he sentido el Amor.
Creo en Dios, y le pregunto a los ateos ¿Por qué PENSAMOS? ¿Puede el Azar producir un equilibrio tan maravilloso en la Naturaleza? Es posible que por mero "accidente" se hayan dado la vida, la inteligencia y la capacidad de darnos cuenta que con Ciencia y Voluntad podemos cambiar muchas cosas de las que nos rodean y a nosotros mismos?
Creo el Dios y mi Dios es "personal" porque lo siento como un Todo del que formo parte inseparable; pero no lo concibo con "edad" "cuerpo" manos y ojos etc, sino como Algo muy Superior a mi entendimiento.
Tan superior, como lo puede ser mi mente respecto la de mi perro que me ama, pero no creo que pudiera comprenderme y saber exactamente lo que pienso y lo que quiero que sea mi vida.
No soy ateo; pero hay muchas religiones y creo que Dios y religión son cosas diferentes y por eso, desde hace mucho tiempo, elegí a Dios y me aparte de las religiones.
Espero no confundir a nadie; pero lo que siento, no he sabido cómo expresarlo con palabras.
Como Gandhi y Einstein, no le pido a nadie que cambie su religión, sino que encarnen la sabiduría y que sientan Amor por la Naturaleza y por sus semejantes, pues siempre tengo presente al "Buen Samaritano" y San Francisco de Asis.
Saludos
Alfonso Germán Arreola

Escribe tu comentario


Si prefieres firmar con tu avatar, haz login
Inserta un emoticono

Sobre este blog

Avatar de Cordura

El Blog de Cordura

Sobre el poder y el amor por la senda del Maestro.

ver perfil »

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):