06 Abr 2009

PSICOANÁLISIS E INTERNET

Escrito por: Magdalena Salamanca Gallego el 06 Abr 2009 - URL Permanente

Habiendo observado, durante los últimos meses, el interés que ha suscitado cierta polémica en relación al tratamiento psicoanalítico vía Internet, quisiera acercar mi punto de vista con respecto al tema.

En primer lugar decir que de la teoría psicoanalítica; del concepto de inconsciente, se desprende un método; interpretación-construcción, del cual, a su vez, se desprende una técnica; asociación libre en transferencia.

En un artículo publicado en el diario El país del 6 de abril de 2009, percibo ciertas dudas sobre la posibilidad de que se establezca la transferencia y, por tanto, de que sea eficaz el tratamiento.

Bien, la técnica que, como ya he dicho, se desprende del método y este, a su vez, de la teoría, transcurre, como todo el tratamiento psicoanalítico, a nivel del lenguaje.

La novedad que aporta el psicoanálisis es que partiendo del último efecto; la palabra, se podrá, a través de la asociación libre del paciente permitir la interpretación y sí, producirse autoconocimiento y autotransformación del deseo del paciente.

La transferencia, que también transcurre a nivel del lenguaje, posibilita que la relación entre el paciente y el psicoanalista se establezca y, por tanto, que dicha relación sea eficaz. Además, la transferencia es inconsciente y el inconsciente está estructurado como lenguaje, así que no caben dudas.

La transferencia no depende, ni del psicoanalista, ni del paciente, sino que dependería del tratamiento en sí, forma parte del él, una vez establecido el pacto (acordado un horario y unos honorarios), la transferencia se irá constituyendo durante el tratamiento mismo, así que no considero que las nuevas tecnologías, afecten o interfieran en absoluto un tratamiento psicoanalítico cuando se trata de psicoanálisis.

Más bien diría, por el contrario, que Internet abre nuevas puertas a personas con trastornos físicos o psíquicos que les impiden salir de sus casas o trasladarse hasta la consulta del psicoanalista.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

12 comentarios Escribe tu comentario

M.C. G.M. dijo

muy buen artículo Magdalena , y muy aclarativo , gracias ,el deseo se produce y genera entre palabras ,internet es un medio

Magdalena Salamanca Gallego dijo

Gracias Mari Carmen es un tema candente.

Emilio Dominguez dijo

Hola, hasta el día de hoy, no habia tenido ocasión de leerte.Tu escrito tiene su interés. Mi opinión, es coincidente con la de Mari Carmen. Entiendo que para efectuar una terapia consecuente y efectiva, es casi imprescindible el intercambio de palabras.Ellas actuan con una fuerza muy especial.
El uso y servicio que nos brinda internet, hay que reconocer que es interesante, pero no lo entiendo asi, para este fin que nos ocupa.Es un medio frio, impersonal, y el psicoanálisis merece dada su importancia, el trato humano...Un saludo.

Magdalena

Magdalena dijo

Bueno, las palabras en ningún caso son frías, aunque la comunicación sea por internet. Un medio que posibilita que tú y yo, que no nos conocemos de nada, estemos comunicándonos, nos me resulta, para nada, algo que no le de importancia al trato humano. Además lo que caracteriza al ser humano, y lo diferencia de los animales, es el lenguaje, la palabra, para ser más concreta.
Gracias por tu comentario.

Emilio Dominguez

Emilio Dominguez dijo

Gracias en primer lugar por considerarme entre el grupo de tus amistades.Suelo leer con cierta asiduidad los escritos de Pilar Rojas, de Alejandra Menassa y de Helena Trujillo. Desde hace tiempo me fascinan estos temas.
Las palabras no son frias-por supuesto- pero las letras si. El trato humano es necesario viviendo en sociedad, pues como decia Pilar -en uno de sus escritos- estamos obligados a la dependencia.Todos somos necesarios, cada cual en su estamento ocupación o disciplina.No podemos aislarnos del resto, el trabajo que mejores resultados riende es el realizado en equipo, ¡ eso es evidente!!. Un saludo

Magdalena

Magdalena dijo

Gracias Emilio por tus palabras. Claro que sí, la libertad verdadera es estar encadenado a algo, y si ese algo es el lenguaje, mucho mejor.

Emilio Dominguez dijo

Perdona, pero quiero disentir, la libertad verdadera o incierta, dejaría de serlo, en el preciso momento que está supeditada a una atadura sea de cadena, cuerda, moral o psicológica. El lenguaje en si, debe cumplir su cometido, -que ha decir verdad no carece de importancia- como es, el de la comunicación y el posible entendimiento entre los humanos.Cosa esta que por cierto no siempre se logra. Por eso de los malos entendidos, y las valoraciones inaceptables por adolecer de sentido común y lógica.

Helena Trujillo

Helena Trujillo dijo

Buenas tardes,
un post muy interesante. Felicitar a Magdalena por abordar este tema. Coincido en la opinión de que lo importante es el pacto que se establece entre paciente y psicoanalista, los medios para llevar a cabo el tratamiento, afortunadamente, cada vez son más, de forma presencial, por teléfono y también por internet. No todo el mundo puede hacer las cosas de la misma forma, que existan estas nuevas posibilidades abre a muchas personas un campo hasta ahora vedado.
Por otra parte agradecer a Emilio su participación tan activa en los blogs, al leer sus comentarios se me ocurrió que él prefiere el trato directo, es decir, el cara a cara, sin embargo no dudo de que valora en alto grado escribir en su blog y en los diferentes blogs a través de sus comentarios, siendo esto una importante forma de comunicación. A veces no nos damos cuenta de que ya hemos empezado a hablar, aunque sea a través de un teclado de ordenador.

Un saludo

Carlos

Carlos dijo

Creo que el problema no radica en el lenguaje mismo, sino en la transferencia que se queda en el plano de la ilusion, no en el plano de lo real.
Un interesante articulo.
Un abrazo.

Magdalena

Magdalena dijo

Hola Carlos. Todo en el ser humano está sobredeterminado por lo inconsciente, estando este, a su vez, estructurado como lenguaje. También la transferencia forma parte de esta ecuación ¿no cree?

Carla

Carla dijo

El inconsciente estructurado como un lenguaje, tiene su anclaje en lo Real, la pulsión. La tranferencia implica que la pulsión realice su circuito, que el analista se preste a ello. No veo cómo esto puede suceder eliminando uno de los registros de los que habla Lacan que es lo Real. En todo caso, si se quiere plantear la posibilidad de un psicoanalisis por internet, habría que pensarlo un poco más. La diferencia radical de la transferencia analítica y de cualquier otra tranferencia de saber, está justamente en el lugar del analista, esto le da su especificidad al psicoanalisis y lo diferencia de cualquier otra terapia donde también hay tranferencia, pues como se dijo en el artículo, el hablar mismo implica los lugares en el discurso.

Lógico de Viena

Lógico de Viena dijo

El psicoanálisis ha perdido prestigio en círculos académicos en las últimas décadas, de forma silenciosa pero inexorable. No obstante, las teorías psicoanalíticas preconizadas por Freud y sus seguidores han tenido una enorme difusión y mantienen un notable grado de credibilidad en amplios sectores, aparte de que siguen siendo la base de una forma lucrativa de ejercicio profesional. Dejando aparte el hecho de que algunos pacientes se hayan podido beneficiar de las terapias derivadas, es importante destacar que el psicoanálisis NO es ciencia. Sencillamente, porque ignora las principales premisas de la ciencia: 1) que las hipótesis hay que contrastarlas experimentalmente; 2) que una hipótesis sólo vale el peso de la evidencia experimental a su favor; y 3) que las hipótesis que no son contrastables no valen para nada. En palabras del filósofo Mario Bunge: “El Psicoanálsis es la Psicología de los que no se han molestado en estudiar Psicología”.

Escribe tu comentario

Si prefieres firmar con tu avatar, haz login

Sobre este blog

Avatar de Magdalena Salamanca Gallego

Psicoanálisis y poesía hoy

La poesía, la creación, el amor, el deseo, el trabajo, la paternidad, la maestría, la soledad, el dinero, la crueldad, la política, la ideología, el sexo, la diversión en general, el fútbol, la amistad, se ven definidos en frases, a veces, de una limpieza teórica increíble y, otras veces, se sienten tocados, puestos al descubierto, por frases comunes, inocentes y, tal vez, por eso parecen verdaderas. (Prólogo del libro Aforismos y decires 1958-2008 de Miguel Oscar Menassa)

ver perfil

Ídolos

  • Al Manzor
  • monicalopez
  • epesse
  • Pedro Negrín Fernández
  • raska-77
  • Agueda Conesa Alcaraz
  • guadifonseca
  • Sylvie Lachaume
  • Miriam Gómez
  • Pintarmás
  • lola75

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):