Por Bloguerías

01 Ago 2011

Escrito por acastellano

01 Ago 2011 - Enlace

La extensión de mi herida

Hay momentos en los que la vida te recuerda que esto es fugaz y que aquí estamos de paso. Momentos en los que de golpe, sin avisar, un día cualquiera, te muestra su crueldad más descarnada, absurda y sin sentido. Una injusticia que llega en medio del agradecimiento por las cosas buenas vividas y te hace darte cuenta de las cosas que ya nunca serán.

Es en esos momentos, que llegan de repente, cuando todo lo demás sobra. Cuando el mundo se detiene y sólo existe esa aflicción. El sonido del martillo sobre el yunque de un martinete y la sonanta de la guitarra se extinguen, ahogados por un dolor desmedido, desconocido e inesperado. Una angustia difícil de comprender, de explicar, incluso de vivir y de encajar.

Luego van pasando los días, y te das cuenta de que ese dolor va a estar siempre contigo, marcando tu ser, tu estar y tu sentir. Que esa punzada que sientes en tus amaneceres y en tus anocheceres ya no se irá nunca, como tampoco lo harán las lágrimas de pena y de rabia con las que despiertas y te vas a dormir. Es entonces cuando vuelve el sonido de ese quejío de otros que sintieron el mismo dolor antes que tú. Es entonces cuando el flamenco toma relevancia para canalizar ese sentimiento extremo, el de una pérdida temprana e inesperada, que es universal y a la vez tan personal, tan difícil de compartir.

Este blog ha tenido muchas interrupciones a lo largo de su corta historia, y mil y una vez he tratado de explicar que se trata de un proyecto personal, que depende de un tiempo que a veces es difícil de controlar. Pero ninguna de las otras veces como ahora enmudeció de dolor. Un dolor estival fácil de confundir con el descanso del trabajador y que sólo se me ocurre compartir en palabras de un poeta como Miguel Hernández cantado, sentido y dolido por una voz, un talento que un día cualquiera nos recordó que la vida es cruel, absurda y fugaz, la voz de Enrique Morente.

Estamos de vuelta. Hay mucho flamenco que sentir y que contar. Gracias por estar ahí.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

2 comentarios Escribe tu comentario

Tamara

Tamara dijo

Ángeles: innumerables veces he intentado explicar por qué el flamenco me remueve hasta las entrañas y creo que has dado en el clavo, explicando como nadie una punzada de dolor añejo que se une a los quejíos en el escenario y cuya conexión es imborrable e insustituible. Gracias por ser y gracias por estar. Te comparto.

01 Agosto 2011, 17:15

Rosa

Rosa dijo

Uf! Los pelos como escarpias.

05 Agosto 2011, 06:25

Escribe tu comentario

Sobre este blog

Avatar de acastellano

Si eres curioso, simpatizante o aficionado al inabarcable mundo del flamenco, asómate en este blog a lo que se cuece por sus caminos de la mano de la periodista de EL PAÍS Ángeles Castellano.
Si quieres contactar con la autora, escribe un correo a info @ porbloguerias.com. Puedes seguirlo también en Twitter: http://www.twitter.com/porbloguerias y en Facebook: https://www.facebook.com/Porbloguerias

Ver perfil

Buscar

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

Amigos

  • fernando-navarro
  • dario-manrique
  • Francisco Reinoso Cobo
  • jdminguell
  • Álvaro Pérez
  • rjcano
  • rosajc
  • Luis Pablo Beauregard Alday
  • rlendinez
  • Lucía Angélica FOLINO
  • prodriguez
  • angelmartinezx2
  • casajuntoalrio
  • juan-manuel-jimenez-garcia
  • pobretv
  • La mirada turbia
  • interstockbroker
  • Juan Antonio Delgado Serrano
  • juanmanuel
  • MONICARLOS http://soniricpop.tk
  • chinalaine2
  • Beatriz Rubio
  • landahlauts

Mis tags

ElPais.com Cultura

Esperando Contenido Widget ...