Por Bloguerías

07 Sep 2011

Escrito por acastellano

07 Sep 2011 - Enlace

Por Bloguerías y otros palos: Algo pasa en 'Cai'**

Abrimos una nueva ventana a la colaboración en una sección que inauguró, hace unos meses, el periodista de RNE Manuel Moraga. Hoy nos visita Fermín Lobatón, colaborador en diferentes medios de comunicación durante más de 20 años y crítico de flamenco en El País y Diario de Cádiz, entre otros, además de estudioso, aficionado a lo jondo y muchas otras cosas más.

**...Entre el flamenco y el jazz

La cosa está por estudiar, pero no cabe duda de que algo hay entre Cádiz y el jazz. Históricamente, podría tener que ver con la condición portuaria de la ciudad -con ese tránsito e intercambio de personas, culturas y músicas, de tanta trascendencia en el flamenco-, o por su también condición balnearia, con hoteles principales que, a mediados del pasado siglo, contaban con orquestas estables, entre las que parece que era cosa normal el cultivo del swing. La pervivencia del vocablo jambá, que es una muy gaditana lectura de las Jazz Bands que se anunciaban en esa época, y que vino a nombrar en la zona tanto a la batería como a cualquier formación de las que amenizaban fiestas familiares, podría ser una prueba de esa antigua presencia del jazz en la ciudad, pero resulta pura anécdota ante la vibrante realidad que, en estos terrenos, Cádiz ha venido ofreciendo desde los años ochenta del pasado siglo.

En esa década se comienzan a detectar los primeros movimientos de músicos locales en bares, y Cádiz acoge también conciertos de grandes del jazz (Chet Baker, Art Blakey o Chic Corea). Pero sobre todo, a finales de 1987, se programan unos encuentros de jazz de músicos gaditanos en la peña Celestino Mutis, en el barrio de La Viña. De allí surgió casi de forma inmediata la celebración del I Seminario de Jazz Ciudad de Cádiz, que habría de ser impartido por el Taller de Musics de Barcelona. Nadie pone hoy en duda que la celebración de ese seminario, con intensísimas noches de jam sessions en la citada peña, supuso un revulsivo para los músicos gaditanos y el punto de inflexión por el que se canalizarían brillantes carreras profesionales posteriores. Quizás desde ese tiempo, el censo de músicos de la capital siempre ha sido lo suficientemente alto como para permitir la continuidad de toda una Big Band de 18 profesores en ella, La Sonora, fundada en 1997. Dirigida en la actualidad por el trombonista Juan José Guillamó, es poseedora de un repertorio versátil que ha abordado lo mismo el flamenco que la música del carnaval local, como quedó registrado en el disco La Sonora por Cádiz, grabado en directo en el Gran Teatro Falla (Bujío, 2007).

La escena jazzística gaditana actual está bien nutrida tanto por herederos del citado seminario como por nuevas incorporaciones. Entre sus músicos los hay que, proviniendo del flamenco, se acercan a un formato jazz (el pianista Sergio Monroy , último ganador del premio El Filón al mejor instrumentista en La Unión) y otros que, como el saxofonista Pedro Cortejosa, con varias grabaciones en su haber, no guardan ninguna relación con el flamenco en su producción. Pero, sin duda, existe una tendencia mayoritaria entre ellos que apunta a un ejercicio jazzístico en el que, con todo respeto, se incorporan elementos propios del flamenco y se establecen interesantes diálogos entre una y otra disciplina. Es este un trabajo que huye de lo fácil –ya no se trata de meter un viejo estándar en el compás de bulerías-, y persigue un encuentro positivo en el que se integran ritmos y aires flamencos dentro de las armonías y la sintaxis del jazz, buscando nuevas atmósferas y colores, persiguiendo una vía de expresión propia que pretende, a su vez, la universalidad de toda manifestación musical que se precie.

Resulta curioso, y es muestra del dinamismo de esta escena el hecho de que, en los dos últimos años, se hayan producido hasta cuatro grabaciones que abundan en unas fructíferas relaciones del jazz con el flamenco. Entre ellos, el proyecto Kind of Cai (Surfonía, 2009) es sin duda uno de los más importantes, y muestra la madurez creativa de músicos tan habituales en la escena gaditana como el guitarrista Luis Balaguer, el saxofonista Carlos Villoslada -residente en Cádiz, aunque nacido en Huelva-, y el pianista Miguel Ángel López. A ellos se suman el contrabajista de Rota D.J Foster, y el conocido percusionista brasileño Rubem Dantas.

La propuesta parte de una original relectura de la grabación Kind of blue, del trompetista Miles Davis, en su día una revolución al inaugurar el jazz modal en una música que hasta ese momento había sido tonal. La música modal, procedente de la Antigüedad, está presente en la mayoría de elementos musicales que sustentan el flamenco, cuyos principales estilos son modales. De ahí que estos músicos gaditanos, buenos conocedores de ambas disciplinas, realizaran esta fresca y original relectura de la legendaria obra añadiéndole aires y ritmos procedentes del flamenco. La grabación sigue de manera rigurosa el orden de los cinco temas que compusieron la grabación original de Davis: So what que se escucha en tiempo de bulerías al golpe, Freddie Freeloader que va por tangos, Blue in green por soleá, All blues en clave de tanguillo, y Flamenco Sketches que adopta la de la seguiriya. A esos temas se añade la propina de una versión del conocido Milestones.

En el año 2010, coinciden en su lanzamiento tres grabaciones: El jardín de las naranjas (Lunadisco), del flautista y saxofonista Carmelo Muriel; Campo de Agramante (Nómada 57), del pianista Javier Galiana, y Tabanqueando en la Plaza Niña (Surfonía), del antes citado Carlos Villoslada.

En El jardín de las naranjas -grabado en formato de cuarteto con la colaboración del guitarrista Nono García, Juan José Sainz (batería) y Piet Verbist (contrabajo)- encontramos bulerías, bulerías por soleá o unas soleares en las que la flauta canta con el acompañamiento de la guitarra. También hay unos tangos o una rondeña y la composición que da nombre al disco, un pasodoble francamente hermoso que supone todo un hallazgo, a la vez que una apuesta del autor por ese ritmo, en ocasiones tan vilipendiado, como opción creativa.

Campo de Agramante es, tras Werther en Nueva York (2008), el segundo disco de Galiana con su grupo Spice Berberechos, una formación en la que mantiene el lustre de los saxos de Carlos Cirera e incorpora la percusión de Carlos Cortés junto a la voz cantaora de un sorprendente Carlos Denia, que se ajusta a las exigencias compositoras de un pianista que viaja de la extroversión al intimismo y de los aires atlánticos al cosmopolitismo mediterráneo. Bulerías sobre Mingus, tanguillos y alegrías de la tierra, melancólicas soleares o granaínas se presentan con arreglos tan convincentes como cohesionados.

Villoslada, acreditado por las experiencias de Saguiba o Kind of Cai, muestra Tabanqueando en la Plaza Niña, su primer trabajo como líder de la vertiente más íntima, y puede que más lúcida, de una inspiración de largo aliento. Experimentación de resultados elegantes y atmósferas que viajan de la alegría de los fandangos de su tierra o los ritmos de la bulería o el tanguillo a los jondos caminos de la soleá, que aborda con un respetuoso y reposado tempo, el mismo que gobierna su nana o su toná a la que sigue una trilla por seguiriyas, todas ellas con el cante de Raúl Gálvez, el imprescindible piano de Juan Galiardo y la percusión invitada de Rubem Dantas.

Son tres distintas aproximaciones a un jazz que se contamina felizmente con el flamenco, y unos discos que nos muestran a tres compositores desplegando una vasta y surtida cultura musical que se puebla de los mejores ecos. Pero, en Cai, aún puede haber más...

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

29 Mar 2011

Escrito por acastellano

29 Mar 2011 - Enlace

La semana del tablao (I): Tablao de Carmen

El próximo sábado se publica en Babelia, suplemento de las Artes de EL PAÍS, un reportaje sobre la situación actual de los tablaos, lugares que durante muchos años han estado en un segundo plano en la programación de flamenco. Para acompañar el reportaje del sábado, durante esta semana iremos dedicando varias entradas a las diferentes programaciones que tienen cada uno de los tablaos con los que hemos contado para elaborar el reportaje. Hoy arrancamos en Barcelona, con el Tablao de Carmen.

"El Tablao de Carmen se abrió en 1988, en un lugar en el que había un tablao muy pequeñito, donde actuó Carmen Amaya en la exposición universal", explica Javier Martínez, director del tablao. "Entonces el 90% del público era local, quizás no había tanto turismo como ahora en Barcelona, que tuvo un boom de turismo con los Juegos Olímpicos de 1992".

El año pasado, el Tablao de Carmen organizó un festival, dedicado a la bailaora que le da nombre, con una programación dirigida por el estudioso del flamenco José Luis Ortiz Nuevo, que se desarrolló los días 21 y 22 de octubre en el Teatro Coliseum. Pretendían homenajear a la bailaora, con la vista puesta en 2013, año en el que se cumple el centenario de su nacimiento, y a la vez, aglutinar artistas que representen lo mismo que representó la catalana: pureza, esencia y espontaneidad. La experiencia fue tan positiva que no sólo han decidido repetir, sino que a este festival se le añaden cinco ciclos, uno por mes, hasta junio. "La segunda edición del festival va a seguir la línea que iniciamos el año pasado", explica Martínez.

La primera en subirse a las tablas de este tablao para los ciclos del festival fue La Susi, cuya actuación especial tuvo lugar en febrero. "Es una cantaora que representa el flamenco puro, lo que nosotros buscamos la línea del festival", explica Martínez. Marzo ha sido el mes de María Toledo, que acaba de pasar por las tablas, el 26. "María combina un poco más la pureza con una línea innovadora, más joven. Lleva otra línea, pero también hará un recital más tradicional", dice sobre la cantaora el director del tablao. Le siguen, en abril, El Junco y Susana Casas, dos bailaores sevillanos. "Aquí tampoco hay mucha oportunidad de verlos. Buscamos también que sean artistas que no se prodigan en Barcelona y que lleven esa línea de flamenco tradicional", explica Martínez. "El último que tenemos cerrado es mayo, con la cantaora Encarna Anillo, joven con un estilo que nosotros buscamos".

A los ciclos y el festival de octubre, que este año tendrá lugar exactamente los mismos días que en 2010 y cuyo cartel encabeza La Susi, el Tablao de Carmen organiza un concurso de baile. "Se celebrará en los días previos al festival en el Teatro Coliseum", explica Martínez. "Ahora, junto a Ortiz Nuevo, estamos estudiando las bases para que se presenten artistas nuevos. Nosotros no queremos que sea tan abierto, sino para bailaores que sigan la línea artística de Carmen Amaya".

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

26 Nov 2010

Escrito por acastellano

26 Nov 2010 - Enlace

Homenaje a una discográfica fundamental

A mediodía me sorprende la noticia del fallecimiento de Mario Pacheco en Madrid. La trae a la redacción de EL PAÍS Amelia Castilla, quien ofrece la primera noticia sobre la importancia de este productor, dueño de la discográfica Nuevos Medios, fotógrafo y, por encima de todo, amante del flamenco, sin etiquetas.

Su nombre irá para siempre ligado a un disco que hoy se considera fundamental en la evolución del flamenco: La leyenda del tiempo, de Camarón de la Isla, cuya rompedora imagen de portada fue obra de este flamenco. Un Camarón en la penumbra, fumando y de perfil que rompió con la estética imperante en la época (el disco es de 1979) en los discos de flamenco.

Pero la gran obra de Mario Pacheco de las últimas décadas es su discográfica, Nuevos Medios. Centrada en lo que en los 70 se dio en llamar Nuevo Flamenco, esta casa de discos, creada en 1982, es responsable de muchos trabajos de Ketama, Diego Carrasco, La Macanita, Pata Negra, Ray Heredia, la Barbería del Sur… Nuevos Medios es una discográfica relativamente pequeña (si la comparamos con Universal, Hispavox u otras que publican discos flamencos), en la que el trato entre el artista y el editor siempre fue fundamental.

El sello de Pacheco ha publicado cientos de discos, y ha impulsado las carreras de muchos artistas que en las grandes distribuidoras no tenían cabida o sentían menos libertad para desarrollar su arte. Nombres como Martirio, Son de la Frontera, el trío Benavent, Pardo y Di Geraldo, Diego Amador, Potito, Tabletom, Tomasito son resultado de la relación entre Pacheco y la música, a la que siempre ofrecía amor y dedicación.

Uno de sus últimos discos publicados es el de un grupo catalán llamado Las Migas, que con Las reinas del Matute siguen esta corriente renovadora que mezcla el flamenco con otras músicas populares. Nuevos Medios es una de esas pequeñas rarezas que encierran tesoros y que los aficionados deseamos que no desaparezca y siga engordando la lista de grandes artistas que publican pequeñas grandes joyas.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

18 Nov 2010

Escrito por acastellano

18 Nov 2010 - Enlace

Protección al flamenco

Dos días después de la declaración del Flamenco como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO, he leído todo tipo de opiniones. Desde el ya era hora de muchos, a los que han realzado los valores universales de este arte pasando por los que consideran que al flamenco este reconocimiento no le afecta. Vamos, que beneficia más a la UNESCO que al flamenco por el prestigio que un arte grande da a la institución que lo reconoce. Lo que no he leído aún es lo que significa realmente esta distinción. Quiero decir, lo del valor simbólico, el sello de calidad, por así decirlo, queda claro. Pero, ¿qué beneficios tiene para este arte y para sus artistas? ¿Les procurará más dinero? ¿Obliga a algo a las instituciones? ¿Tiene la UNESCO poder coercitivo sobre las instituciones si estas no cumplen?

La respuesta a estas preguntas es, básicamente, sí a todo. Las ventajas fundamentales de este reconocimiento son dos: el apoyo económico de la UNESCO a la difusión y conservación de este arte (y, por ende, a sus artistas) y la obligación para las instituciones, lo que le da una cierta estabilidad y continuidad en el tiempo, ya que no dependerá de la instrumentación política que se haga (que se hace) del flamenco. Gobierne quien gobierne, el Estado estará obligado a preservar este arte. Y si no lo hace, se retira el reconocimiento.

Hay una tercera ventaja para quienes viven del flamenco, aunque no estoy segura del todo de que lo sea para el arte en sí (no siempre más es mejor): al ser una especie de distinción, un sello de calidad, un reconocimiento internacional, se presta a la explotación económica. Ahora, las instituciones podrán, por ejemplo, vender en el extranjero con mayor relevancia el turismo en lugares como Lebrija o Jerez, cunas de este arte centenario.

Los políticos que han promovido esta candidatura andan pavoneándose por haber logrado la inclusión del flamenco en una lista que cada año es más larga, porque consideran que este reconocimiento de la UNESCO prestigia un arte (y ahí le doy la razón a los críticos) que no necesita más prestigio que una atenta escucha y mirada. No voy a explicar por qué el flamenco es un arte grande lo diga o no lo diga la UNESCO porque ya lo ha explicado hasta el apuntador. Sin embargo, que sea considerado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad no es un premio, sino una responsabilidad para los gestores públicos. ¿Por qué? Porque ahora tienen que cumplir.

La gestión del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad se rige por una Convención de la UNESCO aprobada en 2003. Dicha convención tiene una Asamblea General, con representantes de los 132 Estados que han ratificado el Convenio (España lo hizo en 2006). La Asamblea se reúne, de manera ordinaria, cada dos años, y se dedica a aprobar los presupuestos y las listas de incorporación. El día a día lo delega en un Comité Intergubernamental de 24 países (España forma parte de este comité los años 2010-2014) al que pertenecen los Estados miembro de manera rotatoria.

La Convención contempla una serie de derechos y obligaciones para los Estados que tienen Patrimonio detallada en la web de la UNESCO y que se resume en:

-Adoptar una política general encaminada a realzar la función del patrimonio cultural inmaterial en la sociedad;

-Designar o crear uno o varios organismos competentes para la salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial presente en su territorio (de momento existe, en Andalucía, la Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco, pero entiendo que debería existir una agencia similar a nivel estatal);

-Fomentar estudios científicos, técnicos y artísticos, así como metodologías de investigación;

-Favorecer la creación o el fortalecimiento de instituciones de formación en gestión del patrimonio cultural inmaterial, así como la transmisión de este patrimonio en los foros y espacios destinados a su manifestación y expresión.

Para ello los Estados con patrimonio cuentan con apoyo económico, un fondo que gestiona el comité y que se nutre de las aportaciones de los Estados miembro, los recursos que la UNESCO destine a tal fin, así como de donaciones (privadas, de otros Estados, organizaciones internacionales, otros programas de la ONU...)

¿Y qué pasa si España no cumple con todo esto? Pues que el Flamenco dejará de ser considerado Patrimonio Cultural Inmaterial con todo lo que ello conlleva. Pero ojo: ¿Significa esto que el patrimonio inmaterial deba salvaguardarse siempre, o revitalizarse a toda costa? La Convención dice esto: “Como cualquier organismo vivo, el patrimonio inmaterial tiene un ciclo vital y es probable que algunos de sus elementos desaparezcan, tras haber dado a luz nuevas formas de expresión. Es posible que algunas formas del patrimonio cultural inmaterial, a pesar de su valor económico, no se consideren pertinentes o significativas para la propia comunidad. Sólo se debe salvaguardar el patrimonio cultural inmaterial que las comunidades reconozcan como propio y que les infunda un sentimiento de identidad y continuidad”.

Cierto es que las normas a las que obliga la Convención son interpretables, y que de eso se valdrán los políticos de turno para llevar el Flamenco por donde les dé la gana, pero ahí tendrán que estar los aficionados para recordar los que gobiernan que no todo vale. Y en el flamenco tampoco. Y ahora lo avala la UNESCO.

Y dicho todo esto, recomiendo vivamente el gráfico que, con motivo del reconocimiento de la UNESCO, publicó ayer el diario Público. Lo puedes ver en este enlace. Excelente.

Actualización del 30de noviembre: Hoy EL PAÍS publica un artículo muy interesante, genérico, que añade más luz sobre el significado de ser Patrimonio de la UNESCO. Puedes leerlo aquí.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

21 Jun 2010

Escrito por acastellano

21 Jun 2010 - Enlace

Resuena el cajón en la plaza

Hoy es el Día Europeo de la Música. En muchas ciudades españolas hay previstos conciertos y actividades durante toda la jornada. En algunos lugares, como Madrid, los festejos comenzaron ayer. El flamenco estará presente en muchos casos. En Madrid, también. Y además, homenajea un instrumento de muy reciente incorporación al flamenco, el cajón. Será en la plaza de Agustín Lara, a las ocho de la tarde.

En EL PAÍS se publica hoy un reportaje sobre la actividad prevista para hoy, pero también sobre la historia del cajón, contada por Maciej Dekert, e investigador, Guillermo García, el Guille, cajonero flamenco, y Rafael Santa Cruz, cajonero peruano.

Lee el reportaje aquí.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

19 Jun 2010

Escrito por acastellano

19 Jun 2010 - Enlace

Saramago y María Pagés

Ayer fallecía en Lanzarote el escritor José Saramago, Premio Nobel de Literatura en 1998. Cuando se va una persona ilustre se tiende a buscar la conexión con el campo en el que cada quien trabaja y a homenajearle, cada quien con su propio lenguaje. Así ocurre hoy. El Diario de Sevilla recuerda que, en 2008, la bailaora sevillana María Pagés eligió un poema del Nobel portugués (Alzo una rosa) para uno de sus espectáculos, Autorretrato, quizás el más personal de su trayectoria, y estrenarlo en la Bienal de Flamenco de Sevilla de aquel año:

Alzo una rosa, y todo se ilumina
Como no hace la luna ni el sol puede:
Serpiente de luz ardiente y enroscada
O viento de cabellos que se mueve.

Alzo una rosa, y grito a cuantas aves
El cielo colorean de nido y de cantos,
En el suelo golpeo la orden que decide
La unión de los demonios y los santos.

Alzo una rosa, un cuerpo y un destino
Contra la fría noche que se atreve,
Y con savia de rosa y con mi sangre
Perennidad construyo en vida breve.

Alzo una rosa, y dejo, y abandono
Cuanto me duele de penas y de asombros.

Alzo una rosa, sí, y oigo la vida
En este cantar de las aves en mis hombros.

"José los grabó un poco antes en mi casa de Sevilla. Me gustó la sinceridad de su discurso, su voz de hombre mayor. Mi idea era bailar como si estuviera encima del libro de donde salen esas palabras. Es mi coreografía más corta, dura sólo un minuto, pero está llena de contenido y cambió mi carrera ", explica la bailaora a la periodista Charo Ramos.

En Autorretrato interviene el mismo escritor recitando el poema en su versión original, en portugués. Recuerdo que en Sevilla, en 2008, era una voz grabada, aunque según explica la Pagés hoy, en otras ocasiones fue el poeta quien lo recitó en directo. Recuerdo que fue un momento emotivo, la bailaora y la voz desnudos, frente a frente, sobre las tablas. Un homenaje que la Pagés volverá a hacer, ahora si cabe con más emoción y que hará que el escritor, como ocurre siempre con los homenajes, nunca se termine de marchar.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

18 Jun 2010

Escrito por acastellano

18 Jun 2010 - Enlace

Cambios en la Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco

Se trata del instrumento del Gobierno andaluz para el impulso y difusión del flamenco. La Agencia gestiona las subvenciones de la Junta y lleva años intentando centralizar las actividades que tienen que ver con el arte jondo y que se llevan a cabo en o desde Andalucía. Desde que se aprobó el nuevo Estatuto de Autonomía en 2007 es por mandato estatutario, porque entre sus artículos se recoge uno que obliga a preservar y difundir un arte que se considera unido desde sus orígenes a Andalucía.

Y sin embargo, ninguno de sus directores acaba su ciclo. El último en abandonar fue Francisco Perujo, periodista de formación y flamenco por devoción. Su afición y dedicación (espero) nadie la ha puesto en duda, y su empuje al frente de la Agencia no puede ser discutida (sus decisiones, como ocurre con todas, pueden ser opinables, en eso no entro). Se marchó, hace algunas semanas, para pasar a ser director general de la Oficina del Portavoz del Gobierno andaluz.

Hoy se ha dado a conocer el nombre de la nueva directora, María Ángeles Carrasco, quien lleva varios años trabajando en la Agencia. Quizás para asegurar una cierta continuidad en el cargo pese a los continuos cambios, el nombramiento de Carrasco viene acompañado por el anuncio de la creación de un órgano consultivo interno conformado por expertos y presidido por el cantaor Antonio Fernández Díaz, Fosforito. El consejo tendrá como miembros a Cristina Cruces, investigadora, Antonio Carmona, Olga de la Pascua, directora del Centro Andaluz del Flamenco y Juan Manuel Suárez Japón, rector de la Universidad Internacional de Andalucía.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

29 Nov 2009

Escrito por acastellano

29 Nov 2009 - Enlace

Morente, en directo y en familia

Es difícil abarcar a Enrique Morente (Granada, 1946) en un solo post. Este blog está salpicado con entradas sobre él, pero es complicado resumir su obra y su significado en cuatro párrafos. Inteligente, bohemio y por encima de todo libre, defensor de la democracia y la poesía, decir que Morente es un creador incansable no significa descubrir la pólvora.

En estos días publica un disco, Flamenco en directo, una recopilación de cantes hechos sobre el escenario de la última década (salvo uno, grabado a principios de los 90). Con motivo de esta publicación, en la que se incluye una nana con sus tres hijos (Estrella, Soleá y Enrique hijo), su mujer, Aurora Carbonell, sus nietos Estrella y Curro y un coro de niños, EL PAÍS SEMANAL publica hoy una entrevista en la que el cantaor muestra cómo es su casa además de otras historias del llamado Ronco del Albaicín.

Tangos, soleares, malagueñas, tientos, serranas, granaínas, fandangos naturales y alegrías. Un disco con un repertorio clásico; clásicamente morentiano, con perdón por la pedantería, en el que se hace acompañar las guitarras de Juan y Pepe Habichuela, Rafael Riqueni, David Cerraduela, Juan José Suárez Paquete y ningún adorno más. Flamenco en directo tiene la impronta del momento, el sabor de un recital en una noche fresca de verano al aire libre o el ambiente cerrado de la taberna y la fiesta.

Con un solo tema creado para la ocasión, una nana dedicada a las madres. Preludio a la nana que aparece en este disco parece ahora el más reciente trabajo de Vicente Amigo, quien contó con los tres hijos y el padre, acompañados por Alejandro Sanz, en la rumba Y será verdad.

Libre, creador y aficionado

"El cantaor que desde el rigor más exigente y la libertad más radical ha llevado el flamenco por caminos prohibidos", dice de él Miguel Mora en La voz de los flamencos, libro en el que el periodista construye un diccionario flamenco en la voz del granaíno. Enrique Morente ha hecho de todo en el flamenco. Llegó a Madrid con 15 años para empaparse de los cantaores que mandaban en el momento: Pepe de la Matrona, Antonio Chacón, Bernardo el de los Lobitos… Trabajó en tablaos de la capital como Café de Chinitas o Zambra y en 1967 grabó su primer disco, Cante flamenco, acompañado por Félix de Utrera a la guitarra.

Siempre renovador, para evitar las críticas de los más puristas atribuía sus propias variaciones a cantaores viejos que había escuchado en el camino. Siempre agradecido a los maestros anteriores, los homenajeó en trabajos como Homenaje a Antonio Chacón (1978) o en Morente - Sabicas, un disco que grabó junto al guitarrista cuando éste vivía sus últimos momentos (se publicó después de su muerte).

Fue el primer cantaor en recibir el Premio Nacional de Música, en 1994. Hizo una misa flamenca, con textos de San Juan de la Cruz, Fray Luis de León y Lope de Vega y se acercó a la música clásica dos veces: con la Fantasía del cante jondo para voz flamenca y orquesta, estrenada en el Teatro Real de Madrid en 1986 y el Allegro soleá y fantasía del cante jondo (reeditada recientemente en la discográfica fundada por Morente, Discos Probeticos).

Pero Morente fue descubierto por el gran público gracias a una colaboración en el rock con su disco Omega, grabado en 1996 junto a la banda granadina Lagartija Nick y reeditado el año pasado. El disco, realizado a partir de Poeta en Nueva York, de Federico García Lorca, supone también un homenaje a Leonard Cohen, primero en poner música a dichos poemas y del que tomó algunas melodías para este trabajo.

Su último trabajo publicado, Pablo de Málaga, supuso otra vuelta de tuerca para el granadino: hizo flamencos los escritos de Picasso, volviendo a demostrar su capacidad para innovar y reinventarse.

Y si todavía queda alguien que se pregunte por qué Morente tiene un lugar en la historia del cante del siglo XX, se pueden argumentar más razones: Porque es uno de los cantaores más versátiles. Porque ha logrado mantener una carrera cimentada en la tradición pero innovadora, en la que ha dejado más que un sello propio. Por ser uno de los primeros en introducir la poesía culta española en la métrica del flamenco y dejar testimonio en discos y espectáculos. Porque es sensible e inteligente, al flamenco y a otras artes, y su voz, sin ser un cantaor especialmente dotado, se mueve con soltura y transmite sentimiento sin buscar el olé gratuito.

(Aquí puedes ver la galería de fotos de EL PAÍS SEMANAL)

Morente el patriarca

Enrique Morente es referencia para los jóvenes, que le citan como maestro y adoptan algunas de sus innovaciones en los cantes para hacerlas suyas. Pero entre sus herederos también los hay que llevan su mismo apellido: sus hijos Estrella, Soleá y Enrique.

Estrella (29 años) y Soleá (24 años) debutaron en el cante con cuatro años en una grabación de su padre, en una iniciativa similar a la que ahora ha tenido con sus nietos. Estrella, la mayor, la única de los tres con una carrera consolidada en el flamenco, grabó además a los siete años acompañada por Sabicas. Siendo adolescente, formó parte del equipo de la grabación del Omega, poniendo el contrapunto femenino a la voz desgarrada de su padre. Después de editar cuatro discos, tiene un hueco propio en el flamenco, producida y acompañada siempre por su padre.

También Enrique hijo (19 años) parece querer hacer una carrera en el flamenco. Desde hace unos años acompaña a su padre y a su hermana en los recitales para hacer palmas y coros y recientemente ha debutado como cantaor junto a Juan Habichuela nieto.

FOTO: JAVIER SALAS (EL PAÍS SEMANAL)

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

16 Nov 2009

Escrito por acastellano

16 Nov 2009 - Enlace

Así que pasen otros 30 años

Anoche TVE estrenó el documental Tiempo de Leyenda, un excelente documento audiovisual sobre la grabación de un disco fundamental en la historia del flamenco, La leyenda del tiempo , que en 2009 cumple 30 años de su publicación.

El documental está dirigido por José Sánchez Montes, un director y productor con base en Granada que ha hecho otros títulos en el mundo del flamenco como Morente sueña la Alhambra, sobre Enrique Morente y Casacueva y escenario, sobre su hija y cantaora Estrella. Su presentación el pasado mes de octubre , en el festival In Edit de Barcelona, sirvió como excusa para recordar que hace 30 años unos locos visionarios se juntaron para, bajo la batuta del productor Ricardo Pachón y tocados con la estrella de Camarón de la Isla, revolucionaron la escena flamenca de aquel momento con un disco que, todavía 30 años después, suena moderno.

Es un recuerdo en primera persona de aquel trabajo discográfico. Aparecen las voces que protagonizaron el disco, salvo la más importante, la de CamarónManuel Molina, Ricardo Pachón, Jorge Pardo, Rubém Dantas, Tomatito, Kiko Veneno, Raimundo Amador… Dice Kiko Veneno en algunas entrevistas que quizá habría que darle más importancia a la época que a este disco en concreto. Es cierto que en 1971 se había publicado el primer trabajo de Smash, el grupo rockero al que se unió Manuel Molina y que abrió una senda que recorrían otros artistas inquietos, cercanos o pertenecientes al flamenco como Veneno, Triana o Lole y Manuel. La diferencia es que, en La leyenda del tiempo, participó José Monge Cruz (1950 – 1992), que pasaría a la historia como Camarón, un cantaor que marcó una época y una generación del cante y que ha llegado a convertirse en mito para muchos.

El título de la canción que da nombre al disco, La leyenda del tiempo es representativo de lo que contiene el trabajo. Es el título de una obra de teatro surrealista, que Federico García Lorca escribió en 1931: Así que pasen cinco años, Leyenda del tiempo en tres actos y cinco cuadros. Una declaración de intenciones, la de la experimentación, la de la búsqueda, con letras que son poemas de Lorca y Omar Khayan, pero también de Kiko Veneno, entonces un joven de clase media, universitario y payo, fascinado por el mundo gitano; un músico que en aquella época hacía mancuerna con un joven guitarrista procedente de la tradición más absoluta: Raimundo Amador.

En el documental se recuerda desde los ensayos hasta la presentación en vivo de un disco que tardó varios años en realizarse. Están aquí recogidas las anécdotas personales, muchas de ellos ya contados, y algunos documentos inéditos, como las grabaciones de los ensayos. También hay recortes de entrevistas que por entonces le hicieron a Camarón en televisión, el sonido de la única presentación en vivo que se hizo del disco, junto al grupo Dolores… Es un documento interesante para recordarlo en la voz de sus protagonistas y volver a ver y escuchar a Camarón. Tanto como el programa que hizo El ojo crítico de Radio 5 (Radio Nacional de España) el pasado mes de marzo, en el que también reunió a algunos de los protagonistas para recordar aquel momento.

Durante todo 2009 se han publicado libros y reportajes en prensa, radio y ahora televisión para recordar aquel disco que ahora nos parece fundamental y que entonces quizás no fue valorado en su justa medida. Probablemente porque sólo el tiempo da la perspectiva necesaria para hacerlo. No viví aquel momento, así que no puedo valorar si lo que se dice es exageración, leyenda o realidad. Dicen que los gitanos devolvían los discos porque aquel no cantaba como Camarón. También dicen que muchos rockeros, los modernos, hippies y yeyés de la época, empezaron a prestar atención al flamenco gracias a este disco. Yo apenas aprendía entonces a sostenerme sobre mis propios pies cuando se publicó La leyenda del tiempo, así que lo descubrí mucho después, pero probablemente en eso reside la grandeza de este disco. Su sonido es fresco, potente, único, no importa en qué momento sea descubierto. También hoy lo es.

Y es historia porque supuso un encuentro entre el flamenco, que entonces era algo desconocido, encerrado entre la intimidad de los gitanos, los tablaos y las fiestas de los señoritos y el gran público, la modernidad, la cultura popular de masas que empezaba a llegar a un país que acababa 40 años de dictadura para abrirse a un mundo que, a su vez, estaba inmerso en un proceso de renovación único. La leyenda del tiempo hizo, y aún hace hoy que un público completamente ajeno al flamenco se interese por él y a la vez sacó al flamenco de la silla de anea, lo aireó y lo relacionó con otras músicas, enriqueciéndolo y haciéndolo evolucionar.

El documental Tiempo de leyenda ha sido estrenado también en Cultural.es , una nueva apuesta televisiva de TVE, y es probable que en breve pueda verse en su web.

(FOTOS: MARIO PACHECO)

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

03 Jul 2009

Escrito por acastellano

03 Jul 2009 - Enlace

Poveda contesta a los lectores de ELPAÍS.com

El martes pasado nos visitó en la redacción de ELPAÍS.com el cantaor Miguel Poveda, que está presentando estos días su nuevo disco Las coplas del querer. Esta vez nos acompañó para responder a las preguntas de los lectores en un encuentro digital que puede consultarse aquí

-¿Cómo llevas intentar ser tu mismo dentro de las exigencias comerciales o económicas del mercado musical?
Intento estar más pendiente de lo musical y artístico que de lo comercial, de todas formas hasta hoy no me he sentido sometido a nada, he hecho siempre lo que me ha apetecido con todas las consecuencias.

-El disco que grabó en catalán (Desglaç) es brutal. ¿No grabará más?
Es algo que repetiré en un futuro, ya tengo algunos poemas musicados que en su día grabaré como el de El meu pare de Montserrat Abellò o No volveré a ser joven de Gil de Biedma.

-¿Con qué guitarrista te gustaría que te tocar (con el que todavía no lo hayas hecho)?
Con Paco de Lucia, aunque parezca un atrevimiento por mi parte.

-¿Cómo le fue en su participación en Fados de Carlos Saura?
Una gran experiencia entrar en el mundo de Carlos Saura, algo que repetiré posiblemente en breve...

-¿Tienes miedo de que te critiquen los puristas por hacer un disco de coplas y desviarte un poco, o que te tachen de artista comercial?
Nunca me he sentido un artista comercial, nunca he hecho la pelota a nadie, he grabado lo que me ha gustado siempre, malo o bueno y no siento desviarme de nada, soy una persona que canta lo que siente...

-Miguel ¿a qué personaje vivo admiras? ¿A quién te gustaría conocer? (de cualquier ámbito)
Admiro a Chavela Vargas, a Paco de Lucía...

-¿Qué escuchas cuando te pierdes por el mundo?
A Elis Regina, U2, Pancho Céspedes, Bambino, Lola Flores, Juan Talega, Niño de Barbate, Agujetas, Chavela Vargas, Lucho Gatica, Isabel Pantoja, Marifé de Triana, Martirio, Santiago Auserón, Enrique Morente, Camarón, La Negra....... y un no Parar!!!!

- ¿ En qué cantes te sientes más a gusto en los de compás o en los palos más libres?
Según el estado de ánimo y el momento, no tengo preferencias, en todos encuentro algo distinto...

- Después de las coplas, ¿cuál va a ser tu próxima sorpresa musical? A mí me encantaría un Cd en directo con cualquiera de tus espectáculos.
Me gustaría hacer una recopilación de cantes tradicionales no se si en directo o grabado, en cualquier caso intentaremos editar en DVD el directo de mi espectáculo Sin frontera.

Unos días antes había estado actuando en Sevilla en la segunda parte del V Festival de Flamenco de la ciudad, celebrado en el patio del Centro Andaluz de Arte Contemporáneo. El cantaor se entregó como lo hace siempre, desde el primer minuto. No quiso esta vez jugar tanto con su voz, y entró al cante directo, para hacerse con un público que mayoritariamente había acudido a verle a él. Se le vio disfrutar en todos los cantes, forzando su garganta al máximo, con la voz quebrada en algunos momentos incluso. Y no escatimó en el repertorio: malagueñas, alegrías, bulerías, seguiriyas, soleares… Acompañado por sus inseparables Chicuelo a la guitarra, y Luis Cantarote y Carlos Grilo en las palmas, Poveda demostró que atraviesa un momento de madurez en el cante. Pero además tuvo un gesto para alguien que empieza: le hizo un hueco en el escenario con un niño que parece predestinado a los escenarios: Kiko Peña, que con sus 13 años llenó el patio con su voz, e incluso demostró su soltura con la guitarra en unas bulerías en las que le hizo palmas el mismo Poveda.

La primera parte del recital fue un homenaje a Morón, en el que no faltaron Paco del Gastor, digno heredero del toque de su tío Diego de Gastor, que se hizo acompañar por otras dos guitarras: las de sus dos nietos. También estuvieron las voces de Moi de Morón y Jesús Flores y las guitarras de Juan del Gastor y Paco de Amparo acompañando el baile de Merche de Morón, una bailaora joven que derrochó fuerza en el escenario.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Sobre este blog

Avatar de acastellano

Si eres curioso, simpatizante o aficionado al inabarcable mundo del flamenco, asómate en este blog a lo que se cuece por sus caminos de la mano de la periodista de EL PAÍS Ángeles Castellano.
Si quieres contactar con la autora, escribe un correo a info @ porbloguerias.com. Puedes seguirlo también en Twitter: http://www.twitter.com/porbloguerias y en Facebook: https://www.facebook.com/Porbloguerias

Ver perfil

Buscar

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

Amigos

  • fernando-navarro
  • dario-manrique
  • Francisco Reinoso Cobo
  • jdminguell
  • Álvaro Pérez
  • rjcano
  • rosajc
  • Luis Pablo Beauregard Alday
  • rlendinez
  • Lucía Angélica FOLINO
  • prodriguez
  • angelmartinezx2
  • casajuntoalrio
  • juan-manuel-jimenez-garcia
  • pobretv
  • La mirada turbia
  • interstockbroker
  • Juan Antonio Delgado Serrano
  • juanmanuel
  • MONICARLOS http://soniricpop.tk
  • chinalaine2
  • Beatriz Rubio
  • landahlauts

Mis tags

ElPais.com Cultura

Esperando Contenido Widget ...