18 Ago 2011

Mourinho y el terrorismo deportivo

Escrito por: lujimmy el 18 Ago 2011 - URL Permanente

Definición de la palabra terrorismo en el diccionario de la RAE: "Sucesión de actos de violencia ejecutados para infundir terror". No es necesario, por lo tanto, sostener entre la manos una pistola para provocar el pánico entre la gente. Basta en muchas, demasiadas ocasiones, con un discurso incendiario, una sarta de falsedades, un vocabulario plagado de mentira e insinuaciones para lograr el objetivo de amedrentar y conseguir un ambiente de terror. Por desgracia, tenemos muchos ejemplos de canallas que andan sueltos ejerciendo como maestros de la vileza. Los tenemos en el mundo de la política, demasiados también, con verdaderos especialistas como un tal González Pons, chico para todo en el PP que igual te sirve para calumniar a un ministro, mentir sobre la lucha antiterrorista o dejar caer falsas insinuaciones sobre la delicada economía de nuestro (supongo que suyo también) país. Es un perfecto irresponsable, lo sabe y le da igual. Cumple con su papel de kamikaze, con su rol de terrorista de la palabra a la perfección. Y lo mejor del asunto: no tiene consecuencia alguna, siempre queda impune. Sale tan barato ser un político terrorista que ha cundido el ejemplo. El deporte también se ha unido a esta siniestra moda del terror.

Un tal José Mourinho puede considerarse el mejor alumno, el más aventajado, en esta particular escuela de siniestros personajes que copian lo más asqueroso, bajo y ruin de la política y los políticos para adaptarlo al deporte. Este tipejo que tanto presume de títulos, tanto que parece que el fútbol tiene dos etapas, A.M. (antes de Mourinho) y P.M (post Mourinho), ha comprendido en tiempo record que aquí lo que realmente funciona no es tener al mejor equipo, jugar el mejor fútbol y ser fiel a un estilo en el que prima la educación, el respeto al rival y el talento de los mejores. No. Aquí lo que cuenta es gritar más, berrear mejor, despreciar al enemigo deportivo, humillarle, denostarle, faltarle el respeto, provocar, insultar, ser sucio sobre el terreno de juego, vender victimismo y mantener hasta el final que el fin justifica cualquier medio, por repugnante que este sea. Esa es la filosofía de este pseudo entrenador de fútbol. Y le ha funcionado en aquellos lugares en los que le han permitido soltar toda su basura deportiva.

El club que le paga y el prepotente presidente que contrataron a este personajillo ignoran el daño tan profundo que está haciendo a este laureado e histórico equipo. No dudo que ganarán títulos con Mourinho, pero dejando una estela de odio hacia el Real Madrid en todos los sitios por los que pasa este tipo que será muy difícil recuperar la vieja imagen de caballerosidad y señorío. Las imágenes de ayer en Barcelona hablan por sí mismas, pero si es esto lo que quieren los seguidores del Madrid, adelante con los faroles. Eso sí, que no se quejen después de su mala reputación. Con el alumno aventajado del tal González Pons, versión entrenador de fútbol, no pueden esperar otra cosa.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Escribe tu comentario