20 Ago 2011

Y Belén Esteban perdonó la vida al Papa...

Escrito por: lujimmy el 20 Ago 2011 - URL Permanente

Mientras me taladra los oídos el infernal ruido provocado por el helicóptero policial que durante toda la noche ha sobrevolado Madrid consumiendo horas de sueño, litros de combustible y paciencia indiscriminada por el bien del peregrino papal, repaso la lista de las noticias más vistas del día y llego a la conclusión de que somos un país de pandereta que tiene muchas veces lo que se merece. Pan y circo, religión y cotilleo. La frivolidad y el elogio de lo efímero. ¿Tan mal estamos que buscamos desesperadamente en lo fútil y estúpido una manera de escapar de nuestras miserias? Lo digo porque entre las noticias más leídas de las webs de prensa, las tres primeras corresponden a los incidentes de la Supercopa entre Barcelona y Real Madrid. Las tres siguientes, relacionadas con la faraónica visita papal a Madrid, una con la carta al papa católico de un niño preguntándole por su cáncer y las dos restantes sobre las brutalidad policial contra las manifestaciones laicas. Hay que descender hasta el séptimo puesto para encontrar la bajada del IVA en la compra de vivienda nueva que ayer decretó el gobierno.

En un estudio sociológico de 'todo a cien' con estos datos, podríamos asegurar que nos pone la violencia, el escándalo y las peleas barriobajeras que montan los multimillonarios que corren tras un balón de fútbol, arengados por el macarra número uno del mundillo futbolero, un tal Mourinho. Según esto, nos da morbo saber qué tiene que decir el presunto infalible papa romano ante la enfermedad de un niño y, cómo no, las hostias, consagradas por una delegada del gobierno escasamente dotada y generosamente repartidas por la policía a todo aquel que no tuviera cara de peregrino por las calles de Madrid. Como no tenemos nada claro nuestro futuro próximo, lo de la bajada del IVA nos debe sonar a coña marinera. Si estoy sin trabajo, a punto de perderlo o acongojado ante la probable posibilidad de quedarme son él, con el agua al cuello y sin perspectivas de que esto cambie, lo del IVA nos suena como un chiste malo. Y menos mal que Belén Esteban no ha perpetrado ninguna barbaridad durante estos últimos días, que los alegres integrantes de la cofradía de la prensa de la casquería variada no han montado ningún escándalo gordo y grave y que ningún famosete ha salido borracho como una cuba al volante para atropellar a un inocente ciudadano. En ese caso, ni el santo padre de la catoliquísima iglesia apostólica y romana por mucho que se empeñara hubiera podido entrar con su visita en el top ten de las noticias favoritas de los españoles. Conclusión: señor Ratzinger, no tiene nada que hacer contra la Esteban. Ella es nuestra princesa del pueblo. Usted, un anciano al que pasean en un vehículo, reconózcalo, un tanto hortera. No hay color.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Escribe tu comentario