14 Feb 2010

TRATAMIENTO DE LA HISTERIA y (II)

Escrito por: Carlos Fernández el 14 Feb 2010 - URL Permanente

En 1895, el doctor Sigmund Freud, separó mujer de histeria, momento histórico que produce una modificación en el modo de tratar la histeria, con respecto a lo que durante siglos se pensó como engaños, exageraciones o simulaciones de las pacientes, poniendo el acento en el útero-hístero (de ahí el nombre de histeria) Recordemos que lo que se pensaba como exageraciones son dramatizaciones, brillos de la histeria, una mujer identificada con un hombre donde refiere su zona genital a la cloaca primitiva fetal (como órganos de deshecho, de excreción) así como la fantasía infantil acerca de la sexualidad es que los niños nacen por el ano.

No por ser histérico se es mujer o dicho de otro modo, los hombres también pueden presentar esta clínica. De modo que la estructura clínica que llamamos histeria es un modo particular de preguntarse, en torno a la sexualidad, a la muerte y la procreación. Un paciente histérico generalmente es homosexual, no tanto porque le gusten los hombres (no que el homosexual es histérico) sino homosexual porque está identificado con la madre y, como una ella se pregunta ¿Qué desea una mujer?

Lo que no puede satisfacerse en la histérica es tener el pene, y para que el hombre caiga en esa sensación de ambicionar “no tener lo que tiene” se posiciona en el otro sexo. Para ser histérico hay que estar en posición femenina.

Decir posición femenina es dar cuenta de una de las cuatro posibilidades de todo sujeto psíquico en el proceso de la sexualidad: padre, madre, hombre y mujer. Sabemos que posición femenina es la posición del escritor, el artista, el creador. Posición femenina donde se dice la verdad inconscientemente, de tal manera que ella no recuerda qué verdad dijo sobre el amor, la muerte, el sexo y Dios.

El diagnóstico de la histeria es su tratamiento.

Todos los neuróticos sean obsesivos, fóbicos o histéricos, utilizan el mecanismo de la dramatización en su devenir cotidiano, pero en la histeria esta dramatización la encontramos exagerada, como un ataque histérico poniendo en escena la danza sexual.

Lo dramatizado además, y esto es fundamental para entender y tratar a estos pacientes, es algo que está disociado de la conciencia, es decir, es algo inconsciente para el sujeto. El paciente no sabe lo que le pasa y no puede atribuir los síntomas a lo que ocurre, porque acontece en él de manera inconsciente.

El inconsciente es esa temporalidad humana donde somos juguetes de nuestro pensamiento, esa instancia psíquica que sobredetermina y genera lo singular y subjetivo de nuestros órganos de la percepción. Creemos ver donde en realidad no miramos. Somos hablados, mirados y pensados desde otro lugar diferente al que informan nuestros sentidos. Los órganos de la percepción generan ilusiones y la ideología transmite “creencias”, por eso antes del psicoanálisis (momento precientífico) se asimilaba a los histéricos con simuladores o mentirosos.

Para la histérica todo lo bello de la vida, está fuera de ella, se juega una cuestión estética, entendiendo por estética una cuestión ética del deseo. Ella (bella indiferente) seduce para atraer con su seducción lo que está fuera de ella y después lo rechaza con su frigidez o con náuseas y mareos, para no gozar de ello, para no disfrutar, para que su deseo permanezca como insatisfecho.

La frigidez, la falta de orgasmo, las nauseas matinales, el asco, la repugnancia, el vaginismo, las enfermedades de la piel, son problemáticas histéricas.

El paciente histérico (hombre o mujer) se coloca con respecto al semejante en posición femenina. Posición femenina quiere decir el modo de enfrentar la verdad, el amor o la presencia y existencia de dios.

El amor no es un sentimiento psíquico o social. El amor es un sentimiento de la especie. La especie necesita para sobrevivir, que nazcan otros congéneres de la misma. Especie que para perpetuarse necesita que las personas se amen, porque eso facilita la reproducción. El amor entonces no es una cuestión individual.

Con respecto a Dios, ella busca en el otro alguien perfecto que la ame y así por amarla poder denigrar, ya que amarla a ella tan llena de imperfecciones sólo lo haría alguien imperfecto. De tal modo que el otro semejante, Dios en este caso, tampoco pudo ser y su deseo una vez más queda insatisfecho.

El histérico siempre sufre en su interior, porque la fachada, lo que los otros ven, hasta puede ser la imagen de un triunfador. Sin embargo, la histérica transforma al hombre en dios, puede hacer el amor con él, para poder decirle, no me entere de nada. Para el paciente histérico la inteligencia es siempre un atributo de los otros y así vive condenado. Para ellos nadie es mejor que su madre.

Dr. Carlos Fernández

Cuadro: Fragilidad del viento de Miguel O. Menassa

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

6 comentarios Escribe tu comentario

edimar zorrilla

edimar zorrilla dijo

hola, cual seria el tratamiento para la neurosis en cuanto a la parte educativa

Carlos fernández

Carlos fernández dijo

Freud escribió: "Múltiple interés del psicoanálisis" y especifica un capítulo a la pedagogía, en la que señala la importancia del educador en la enseñanza.
No obstante el psicoanálisis no dogmatiza, ni impone, ni reeduca; las cuestiones de educativas, laborales o creativas son de cada sujeto y cuando padece una neurosis el tratamiento pasa por la implicación del paciente con su análisis.

romina

romina dijo

hace 4 años que estoy en tratamiento de psicoanalisis y hoy reconosco mi enfermedad la histeria es horrible pasar por esto.pero lo fundamental es darse cuenta ahora empieza un camino nuevo para mi el de la cura.

Matías

Matías dijo

Es posible saber si el tratamiento de la histeria está bien encauzado por el analista. De ser así cómo saberlo.

Matías

Matías dijo

¿Qué intenta lograr el tratamineto de la histeria o cual sería su objetivo?

Julio Hermaz.

Julio Hermaz. dijo

Oye tu Dr.” Carlos Fernández (así”Tú” por dirigirme aquí solo a Ud.). Saludos.

Disculpe Ud. Mi ignorancia. Pero nunca supe de ninguna Universidad que conceda DOCTORADO, al Psicoanálisis.

“El diagnostico de la histeria es su tratamiento”, sí!, que de intantes/en casos muchas veces se “cura”, con una Buena bofetada o un buen baño de agua fría, !brrrrrrrrrruuuuuhhhuuuurrrrr!.

Oye tu, Dr. Me parece que te dedicas al futbol y a otras actividades primero que al renglón medico.

El momento “pre-científico” que dice Ud. Desde antes de Freud, Hipócrates/medicos antiguos egipcios efectivos tratatando enfermedades mentales. En todo caso está donde “la curiosidad”, donde “la observación”, donde “la experiencia”, que de ambas brota tal como ordenado estudio.

El problema que presenta el primer discipulo de Singmud Freud con él, Dr. Carl Gustav Jung, tal vez no sea debido a la homosexualidad reconocida del Dr. Freud, sino a que debido a éso, su proyección y razonamiento era más de médico, que de verdadero científico, como sí era Jung.

La Histeria no necesariamente es debida a insatisfacciones o connotaciones sexuales.

Yo no soy Dr. Doctorado de nada. Pero por mí actividad profesional/religiosa durante los últimos cuarenta años, se… “Que la histeria, lo digo Yo”, es un miedo a la carencia!, emocional, de comida, de protección. Y que para buscar estos tres componentes, definitivamente exagera y miente, y hasta destruye y mata!...

Cada vez que leo a quien termina, “agarrando a Dios por las barbas”, para afirmarce “científico”, me río.

Jijijiji-Jajajaja…

Otros Saludos.
Julio Hermaz.

Escribe tu comentario

Si prefieres firmar con tu avatar, haz login

Curriculum

Avatar de Carlos Fernández

Psicoanálisis para todos

Médico Psicoanalísta.
Master en Psicología Médica.
Especialista en Dirección Deportiva.
Profesor de Formación Empresarial Superior en la Escuela de Psicoanálisis Grupo Cero.
Profesor en la Real Federación Española de Fútbol - Curso Superior de Directores Deportivos -

www.carlosfernandezdelganso.com

ver perfil

PARA MÁS INFORMACIÓN

www.carlosfernandezdelganso.com

psicoanalista@carlosfernandezdelganso.com

Tags

Fans

  • Lita Gomez
  • Francisco Peiró Gimenez
  • Aníbal García Rodríguez
  • Peterson Correa Pimentel vidaloca
  • profesional-psicologia
  • juangonzalezcu
  • quiteria

Ídolos

  • monicalopez
  • psicopronostico