20 Dic 2011

A Dios rogando

Escrito por: Ángeles Mastretta el 20 Dic 2011 - URL Permanente

Pero a todas partes llego tarde. O no llego. Como si fuera poco, me ha dado por perder las cosas. El sábado perdí el monedero, con las tres tarjetas de crédito y con todo el crédito que me queda para enfrentar a quienes ya no pueden oír que algo se me perdió. Léase mi compañero de almohada, mi hijo Mateo, mi compadre José y Lupita mi asistente culinaria. Ya nadie me hace caso. “¡No encuentro el dinero!”, digo y en vez de que tiemble la casa, tiembla mi conciencia. ¿En dónde tengo la cabeza? ¿En la cena de navidad? ¿En el árbol? ¡Dioses de la redacción! Sigo sin árbol. Me pregunto si Catalina va a perdonármelo. Desde que vivo con su papá, he comprado, colocado y adornado con singular entusiasmo treinta y tres árboles. Este año tengo flojera. Y ya se me hizo tarde. Nunca he puesto los adornos de navidad antes del doce de diciembre, pero jamás había llegado al diecinueve con el caos sugiriendo la fiesta sin completarla. ¿Ante qué tribunal se pide una disculpa? Tengo velas y focos, uno que otro adorno, muchos dulces, cientos de planes y cuatro decenas de invitados entre ahora y el sábado. Un desastre y mis ganas de abrazar a quien se deje. Eso sí, con gran entusiasmo. Me ha pasado el mes en ágapes de todo tipo. Tengo negra la conciencia laboral y sin embargo estoy exhausta como si hubiera escrito la mitad de una novela. Como si algo necesitara, ayer, para descansar, Héctor me puso en la tele una película en la que un simio, por obra de no sé qué medicina destinada a curar el mal de Alzh ¿qué? , entiende señas y va dando con algo así como la inteligencia hasta que de repente, en medio de una de las veinte tragedias que lo acometen alcanza a decir “¡No!”, para de ahí convertirse en el líder de una multitud de gorilas que ataca a los humanos que están comportándose fatal. Entre tanto lío, como en toda película, hay una pareja de novios enamorados que quieren la salvación de todos.

Como a la una de la mañana, despierta en mi sillón junto a un hombre dormido bajo una maraña de tiros y aullidos, resistí el deseo de despertarlo furiosa como la mamá de cualquiera de los gorilas que brincaban por el Golden Gate en la Bahía de San Francisco.

No era su culpa, fui yo que me seguí de frente, la sesión había empezado muy bien con una peli en la que Tom Hanks y Julia Roberts nos hicieron el favor de enamorarse con la suavidad propia de lo que bien se llama comedia romántica. Película “palomitera”, decimos porque es de ésas en las que uno puede comer su palomitas sin ser perturbado por ningún sufrimiento. Ya bastante hemos tenido con este afán de los candidatos en no saberse los títulos de los libros que no leen, ni los precios de ninguna de las ocurrencias que tienen a bien plantearles los busca pelos en la sopa que son los reporteros. Y cada quien apela a su santo, Margarita Zavala, una mujer inteligente y buena, que cree en Dios como yo en la magnificencia curativa de una sopa de alubias, le pidió que conmoviera el corazón de los malvados. Hace bien en rezar. Uno qué más quisiera, están las cosas para hincarse en dos chinchetas a pedir los favores del alguien todopoderoso. Dijo mi madre un veinticinco de diciembre cuando le pregunté si ya estaba cansada. “Sí, ya vámonos a dormir, yo creo que ya todos estamos cansados de todos”. Es mi caso el día de hoy. Me voy a dormir. Que la vida bendiga sus aventuras navideñas, y las mías, cuando amanezca el cielo claro de mañana.

Punto y seguido: Si alguien se quedó con la preocupación, el monedero apareció ahora al mediodía, dormido, él sí, en el segundo cajón de mi escritorio. Intacto. Igual a como lo dejé, seguramente, el sábado en la mañana, antes de salir con el primer aviso de que no lo encontraba. Por supuesto, las tarjetas ya estaban debidamente canceladas. A lo tonto. Si no ¿qué chiste? diría mi amiga Lilia.

Punto y aparte: Que los dioses de Paco y el de Marion, el de Margarita Zavala, el de Javier Sicilia, el Sagrado Corazón de mi tía Nena y mi tía Luisa y el de tantos de ustedes, estén con todos nosotros.


Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

159 comentarios

Tags: , , , , , , , , ,

159 comentarios · Escribe aquí tu comentario

mariza

mariza dijo

Felicito a la maestra por su don de llegar al alma con su teclado. Me pareciò facinante la manera de vivir, de sentir la vida y despuès compartirla con tanta claridad que el sentimineto rompe con todas las barreras, ayudado claro con la magia poderosa del internet. Por mintos me sentì transportada junto con usted y hasta podìa oler la brisa bochornosa que rodea un horno con pavo dentro. ¡Què bendiciòn tan grade es su talento para escribir! Hasta parece de las pocas eminencias iluminadas por Dios.

Lizbeth Sarai Castro Hernandez

Lizbeth Sarai Castro Hernandez dijo

Nunca había visitado este blog y me parece interesante, así como sus libros

Irma Martínez Burgos

Irma Martínez Burgos dijo

A Dios rogando y con el mazo dando que bien quedo la frase después de iniciar un día como cualquier otro Ángeles solo que en este día la perdida de un monedero sacude toda tu casa y no solo por la perdida del dinero, también porque se te avecina una cena, la de navidad precisamente así que se conjugan los nervios, la emoción y la preocupación. Me gusto que en tu angustia te detuvieras a analizar la vida política del país y que encontraras un poco de relajamiento viendo unas películas Hollywoodenses. Y que bueno que te encomendaste a todos tus santos patronos y al final encontraste tu monedero y nos hayas compartido un día en tu ajetreada pero muy divertida vida.

marcos navarro hernandez

marcos navarro hernandez dijo

exelente aportacion
me dan ganas de realizar un blog como el de ud. es como adentrarse a lo que le esta susediendo como un diario que se convierte en un libro y que con nuestra imaginacion nos adentramos a su vida me encanto espero poder seguir visitando su espacio para seguir su trabajo

deugal_vero@hotmail.com

deugal_vero@hotmail.com dijo

Querida Angeles. Es cierto, hoy en dìa la mayorìa padecemos del mismo mal... el Olvido... serà a caso el ritmo de vida que tenemos en la actualidad. Demasiado agitada, yo dirìa.

edith lopez

edith lopez dijo

Que buen blog la verdad, el haber leido esto me pudo encantar por que son buenisimas las criticas hacio los politicos y la primerisima dama.
Estop es extremadamente buenisimo.

edith lopez

edith lopez dijo

HOLA QUE TAL,ES MUY BUENO EL COMENTARIO DE LOS POLITICOS QUE NO LEEN LIBROS, INCREIBLE QUE QUIERAN MANEJAR UN PAIS SIN LA PACIENCIA QUE SE NECESITA PARA LEER.

mirelle españa ruiz lara

mirelle españa ruiz lara dijo

hola!!
jajja creo que a todos en algun momento de la vida nos llega a pasar eso, no sabemos donde traemos la cabeza, pero al final siempre esta donde la dejamos.

es mi primera vez leyendote y es muy divertido por que hablas de cosas que a todos, creo yo, nos suceden dia con dia, me agrado que lo titularas " a dios rogando" pues es asi cuando no sabemos que hacer.

escort service in Delhi

escort service in Delhi dijo

thank you for the post........

Escribe tu comentario


Si prefieres firmar con tu avatar, haz login
Inserta un emoticono

Angeles Mastretta

Ángeles Mastretta es escritora. Quizás ninguna otra vocación le guste más. Sin embargo, también puede ser escucha incondicional, cantante insoportable, conversadora irredenta. Hace su trabajo sin la debida asiduidad, pero cuando quiere consigue abismarse en lo que ama. Nació y vive en México.

Sus libros son "Arráncame la vida", "Mujeres de ojos grandes"," Mal de amores", "Puerto Libre", "El mundo iluminado", "El cielo de los leones", "Ninguna eternidad como la mía" y "Maridos". Están publicados en todo el mundo de habla hispana y viajan con asiduidad por los idiomas varios de otros mundos. Han sido traducidos a veinte idiomas.

PALABRAS EN VOZ BAJA:

"Sólo la mano del deseo, sólo su aire fresco y estremecido, recorriéndonos, levantándonos a vivir"

Jaime Sabines

"A veces en medio de la noche, los recuerdos como luces de bengala, vuelven trascendental y policroma nuestra perplejidad."

Renato Leduc.

“Mi corazón lo diga

que en padrones eternos

inextinguibles guarda

testimonios del fuego”

Sor Juana Inés de la Cruz

Este blog

Avatar de Ángeles Mastretta

Puerto Libre

Quiero creer que a los puertos libres los rige un aire de tregua y fantasía propia de los lugares habitados por quienes saben que la vida es un largo juego de azar y paciencia. Quiero que éste sea un puerto libre.

Tiene un faro, pero no para guiar, sino para ir acompañando el viaje de quienes añoran la quimera y bendicen la vida. El viaje misterioso y desmemoriado de quienes tienen algo que contar.

ver perfil »

Por lo pronto Isaac Dinesen y Jane Austen

Santos de mi devoción

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):