30 Jul 2012

"Ensayo sobre la lógica de la inocencia"

Escrito por: Quinto Patio el 30 Jul 2012 - URL Permanente

La mamá acuesta a su hijita de tres años y la arropa con dulzura. Acaricia sus mejillas redonditas y tiernas y, con un beso en la frente le desea:
- Buenas noches, mi amor. Que sueñes con los angelitos.
- Soñaré con lo que me toque, mami.

La nena ya ha cumplido cuatro años. Está jugando en el salón de la casa con sus padres, mientras en el televisor se desarrolla un filme de humor.
- ¿Esta película es de risa? - Pregunta ella
- Sí, claro
- Y ¿cómo sabes cuándo te tienes que reir?

Su hermano tiene dos años. Ese fin de semana han ido todos al campo, donde disfrutan de una jornada tranquila al aire libre. No lejos de allí pastan varios ejemplares de ganado bovino, moviendo el rabo apaciblemente. Al niño le llama la atención uno de ellos y exclama:
- ¡Oh! ¡Oooohhh! ¡Qué toro "má monitoo"! ¡Qué bien hecho!

Pocos días después, viene el niño hasta la madre, llorando desconsoladamente.
- ¿Qué te pasa?
- ¡Me ha mordido el gato!
- ¿Por qué?
- ¡¡¡Porque tiene dientez!!!

El proceso de razonamiento de un cerebro infantil es lineal y básico. Al disponer de tan sólo unas cuantas premisas sobre las que elaborar el pensamiento, aún no pervertidas por otros conocimientos, sus conclusiones son de una lógica irrefutable.

- ¡Pablo! ¡No tires el vaso!
- Yo no le tirado. Solamente lo he soltado y él solito se ha caído.

Incluso encuentran fallos de lógica garrafales en los cuentos clásicos más conocidos, evidentemente escritos por adultos:
- "... Los padres de Pulgarcito eran muy pobres y, como no podían mantener a tantos hijos, decidieron abandonarlos en el bosque."
- Qué egoísmo... ¿por qué no se marcharon ellos? - Razona la niña de cuatro años, soliviantada.

Y ahora Pablo, ya con tres años, coge su caja de pinturas y se sienta delante de un papel.
- Mamá, voy a pintar el país de las mil y una noches
- ¿Y tú sabes cómo es el país de las mil y una noches?
- ¡Negro!

- Pablo, ponte de una vez las zapatillas, porque vamos a terminar teniendo que cortarte los pies, de lo sucios que se te van a poner.
- Bueno, pero entonces se me ensuciará la sangre y será peor.

El curso de sus razonamientos aún no conoce la maldad ni la picardía como factor básico de la estrategia.
Por eso Pablo, con tres años, se acerca a su madre con gesto camelador:
- Mamá, ¿me puedo comer un caramelo?... Bueno, esta mañana la abuelita me ha... pero no te lo quiero decir; no te voy a decir que esta mañana la abuelita me ha dado dos caramelos, porque entonces... No, no te lo voy a decir.

Pero la capacidad de razonar evoluciona deprisa. Ya con cuatro años, el niño está montando en su triciclo por el pasillo de la casa y le dice a su madre, que se asoma a la puerta de la cocina:
- Mamá, mira qué deprisa monto en bici, ¿quieres verme pasar?
- Sí, ¡claro!
- No te va a dar tiempo.

A estas edades, la lógica abarca todos los aspectos de la vida de un niño, incluso los morales y religiosos:
- Yo hago las cosas como quiero, y no como Dios me manda - asegura Pablo, con cuatro años.

Y, a medida que van aprendiendo cosas en casa, en el colegio, en la vida... su proceso mental se va complejizando:
- Si en la garganta tenemos cuerdas vocales, también deberíamos tener cuerdas consonantes - dice el niño de cinco años.

Otro día vuelve la madre del mercado y dice, contrariada:
- ¡Vaya! Antes de salir me he hecho la lista de la compra, y resulta que me la he dejado en casa.
- Sí, es que primero te has hecho la lista y luego te has hecho la tonta - sentencia Pablo, de seis años.

En torno a los siete años empiezan a saber demasiado y a perder parte de la inocencia, pero siguen fundamentándose en la lógica... aunque la apliquen a su manera:
- Soy medio chino, medio ser humano - Dice Pablo, tirando con el dedo índice del rabillo de su ojo derecho.

Y ya es partir de los ocho años, más o menos, cuando son conscientes de que la vida es algo más que pura lógica y empiezan a evolucionar hacia un razonamiento adulto y adulterado:
- Yo, la gracia que tengo es que digo las tonterías al azar.

Texto: Silvia Sanz

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

59 comentarios · Escribe aquí tu comentario

Anacleta

Anacleta dijo

Nene, juega a las escondidas con Herodes.

tatip

tatip dijo

BUENÍSIMO EL POST, SILVIA!!!

Me he reído, ¡me he reído muchísimo!

Y es que, además, les ponía la cara (sus caritas, claro) y me los imaginaba y me partía, ¡si es que siempre me parecieron listos como hojillas!

Me alegro mucho de volver por el vecindario. Tantos días desconectada han estado muuu bien, pero os echaba de menos.

Llevo HORAS poniéndome al día en internet y aún no he acabado, señal de que SOIS UN MUNDO.

tatip

tatip dijo

Me estaba acordando de una anécdota de mi sobrino mayor:

Un día de campo observando a unas vacas le preguntó a su madre:

- Mamá, ¿podemos tener una?
- No hijo, no.
- ¿Y un "serdo"?

Creo que mi sobrino se adelantó a la moda un tanto snob de adoptar como mascota un cerdo (vietnamita).

mcjaramillo

mcjaramillo dijo

Qué pasa ¿que a tu sobrino no le gustan los cerdos ibéricos? Con la cantidad que tenemos por aquí...

tatip

tatip dijo

Pues claro que le gustan los cerdos ibéricos!!! (si le vieras comer al "chiquitín" que hoy tiene 22 años y casi 90 Kgs).

Yo creo que habría sido feliz con cualquier tipo de cerdo (negro, rosa o amarillo) o animal doméstico. FInalmente consiguió la compañía de un perrito y siete años más tarde la de un hermano (que hoy es el típico plasta adolescente de 15 años, jjee)

La maruja

La maruja dijo

Está bien, Tatip... admitimos "hermano adolescente" como animal doméstico.

Teresona

Teresona dijo

¡Ya estoy bien! Dama del altillo, gracias. Silvia, sentada es justo como más me dolía!!

¡Cómo me he reído con Silvia-Jennifer! Yo tampoco sabía que era tu hija, Fabi.

Tati, ¡por fin! Pero yo quiero quiero quiero que nos cuentes semejante experiencia.

Pronto post nuevo!!! Bien!! Besos y hasta luego,

Diva

Diva dijo

¡¡¡¡Pero, pordios, que se calle el Nene!!!!

mcjaramillo

mcjaramillo dijo

Tatip: y ese "plasta" ¿es de pata negra o del monton?

Escribe tu comentario


Si prefieres firmar con tu avatar, haz login
Inserta un emoticono

Sobre este blog

Avatar de Quinto Patio

Quinto Patio

Si eres de esos intelectualoides engreídos que se mosquean con la incultura regresa por donde viniste, de lo contrario entra a Quinto Patio y sácate los uñeros que acá te aplaudiremos como te mereces.
Quinto Patio es un blog de charla intrascendente formado por un clan de marujas de varios países que tienen devaneos con la escritura y un currículum que abarca licenciaturas en leguleyadas y doctorados en demencia... Como este grupo de vecinas acarician la idea de obtener un PhD y necesitan del trabajo de campo, abordarán tópicos de toda laya como dónde conseguir chicles para hacer buenas bombas, culebrones, las últimas tendencias en esmaltes de uñas, los pectorales de Forlán, cómo elaborar un rico chicharrón o cuántas escaleras se necesitan para llegar al cielo...

Iguales en derecho, vecinas de hecho, incluso en la distancia.
¡Adelante, comadres!

ver perfil »

Amigos

  • isa-hungria

Ídolos

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):