Ruta Quetzal

21 Dic 2009

Escrito por Isabel Landa

21 Dic 2009 - Enlace

La ISLA es el tesoro

Si algo se llevan los ruteros de la Isla Robinson Crusoe es el sabor de la perolada y la amabilidad de sus gentes. La perolada es un plato típico de pescadores de cuando salían a faenar. Con los restos de verduras, pescados y marisco improvisaban una exquisita sopa en las largas faenas pesqueras. Las familias de esta pequeña pero exuberante isla en medio del Pacífico organizaron el último día a los ruteros una perolada en la zona de acampada de los expedicionarios para compartir con ellos una jornada de convivencia entre risas, música autóctona y sobre todo, mucho hambre, ya que los ruteros son conocidos por su insaciable apetito. La llegada de la Ruta Quetzal BBVA a este recóndito paraje natural ha sido una auténtica revolución. En tres días hemos casi duplicado el número de habitantes (600 antes de nuestra llegada) y hemos roto con la rutina y las despensas de víveres. El alcalde de San Juan Bautista, Leopoldo González, nos explicó que la isla necesita una regulación para delimitar su población. Cuenta que la isla no está preparada para más de 1.500 personas y que el archipiélago Juan Fernández, al ser patrimonio de la Biósfera, necesita protección contra la masificación. El tiempo dirá si consiguen mantenerse vírgenes contra las incursiones foráneas (no hay cobertura pero existe Internet). Algunos isleños viven con cierto recelo la llegada de la inmigración (sobre todo peruana) ya bien sea desde el Continente o de otros países. Guillermo y Jimena son un matrimonio de pescadores y propietarios de la Hosteria Martinez Green. Sus antecesores escoceses, españoles y árabes se instalaron en la isla y desde entonces viven en ella. Cuentan que la vida es tranquila, que los niños crecen en libertad y que son felices, lo que único malo señalan son la gente maracatosa de malas costumbres y la droga; una de las obsesiones de Jimena mientra fue concejala del Ayuntamiento.

Mientras hablamos, en la cocina se cuecen una docena de langostas pescadas por Willy que nos las cenaremos. “Creo que Selkirk (Robinson Crusoe) fue feliz aquí, para mí fue un nómada dentro de la isla hasta que lo rescataron”, nos explica Guillermo, un hombre que destaca la honradez y la bondaz como valores que quiere trasmitir a sus nietos.

El domingo abandonamos la isla rumbo a la base naval de Talcahuano. Los chicos de la ruta ofrecieron un concierto en el centro del pueblo para agradecer la amabilidad de los isleños. Nos enteramos de que el cantante español Miguel Bosé patrocinó la orquesta juvenil del pueblo. Mira por donde.

Nos despedimos de la Isla Robinson entre leyendas de piratas, de búsqueda de tesoros y las historias de amoríos salvajes de los hermanos Balbontin, tres mozos melena larga al viento que a caballo encandilan a lugareñas y foráneas. Ya lo dicen los isleños y las canciones del grupo local Dresden: La isla es el tesoro.

Escribe tu comentario

Los autores

Avatar de martafc

Marta Fernández-Caparrós acompaña a la Ruta Quetzal BBVA 2009 en su tramo final: las regiones de la Araucanía y Biobío de Chile. Unas Navidades insólitas en tierras indígenas y en compañía de 270 expedicionarios de todas las partes del mundo.

Ver perfil

Mis tags

ElPais.com Sociedad

Esperando Contenido Widget ...

Buscar

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):