Ruta Quetzal

24 Dic 2009

Escrito por martafc

24 Dic 2009 - Enlace

Villarrica pasada por agua

Los cronistas que hemos tomado el testigo en el último sprint de la Ruta hemos traído la lluvia a tierras americanas. Los expedicionarios y quienes les acompañamos nos hemos trasladado en autobús desde Concepción hacia el sur mientras por las ventanas veíamos caer una manta de agua. A pesar de la lluvia, el objetivo era alcanzar la próxima parada rutera: Villarrica.
Apenas hemos podido explorar los recovecos de esta ciudad que fue uno de los bastiones que los indígenas defendieron a sangre. Los mapuches, los indígenas chilenos que van a centrar el interés de la Ruta en los próximos días, se sublevaron en 1599 contra los conquistadores españoles. Tres años después, la ciudad era suya. La mantuvieron en sus manos hasta 1882.

La lluvia espesa y la prisa por ir a montar el campamento han hecho que la visita haya sido breve. De momento de Villarrica hemos visto un polideportivo. Pero allí se ha desplegado una buena muestra del folclore chileno. La Ruta ha sido recibida en el centro deportivo por varias autoridades, pero ninguno de ellos ha conseguido despertar tanto interés como un grupo de chavales jóvenes. Como los ruteros, no sobrepasan los veinte años de edad, pero ya tienen mucho de lo que presumir. Forman el Ballet folclórico del Colegio de Humanidades, y con motivo de llegada de la Ruta a Villarrica, han hecho lo que mejor saben hacer: bailar. En apenas un abrir y cerrar de ojos el austero polideportivo de Villarrica se ha convertido en un despliegue de trajes tradicionales y ritmos ajenos, vibrantes. Exóticos. Para abrir boca, los chicos se han vestido con plumas y pinturas. Las chicas, han lucido un atuendo minimalista a base de flores. Y se han contoneado a la manera de la isla de Pascua, al tiempo que emitían sonidos guturales. Luego le ha tocado el turno a los bailes de la zona norte. Ellas, con faldas largas. Ellos, con botines y ponchos. Y por último, los diestros bailarines han protagonizado una diablada nortina. Algo así como una mascarada fruto del sincretismo entre las culturas aimaras y la tradición judeocristiana.

Los chavales de la Ruta Quetzal BBVA 2009 no han podido contener sus ganas de sumarse a los brincos de los jóvenes bailarines. Y mientras la lluvia repiqueteaba en el techo del centro deportivo, su suelo repicaba por el taconeo de las botas de cientos de ruteros.
Fuera jarreaba. Pero dentro la fiesta no decaía.

Escribe tu comentario

Los autores

Avatar de martafc

Marta Fernández-Caparrós acompaña a la Ruta Quetzal BBVA 2009 en su tramo final: las regiones de la Araucanía y Biobío de Chile. Unas Navidades insólitas en tierras indígenas y en compañía de 270 expedicionarios de todas las partes del mundo.

Ver perfil

Mis tags

ElPais.com Sociedad

Esperando Contenido Widget ...

Buscar

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):