Ruta Quetzal

Hay 3 artículos con el tag lluvia en el blog Ruta Quetzal BBVA. Otros artículos en Comunidad El Pais clasificados con lluvia

Escrito por martafc

24 Dic 2009 - Enlace

Villarrica pasada por agua

Los cronistas que hemos tomado el testigo en el último sprint de la Ruta hemos traído la lluvia a tierras americanas. Los expedicionarios y quienes les acompañamos nos hemos trasladado en autobús desde Concepción hacia el sur mientras por las ventanas veíamos caer una manta de agua. A pesar de la lluvia, el objetivo era alcanzar la próxima parada rutera: Villarrica.
Apenas hemos podido explorar los recovecos de esta ciudad que fue uno de los bastiones que los indígenas defendieron a sangre. Los mapuches, los indígenas chilenos que van a centrar el interés de la Ruta en los próximos días, se sublevaron en 1599 contra los conquistadores españoles. Tres años después, la ciudad era suya. La mantuvieron en sus manos hasta 1882.

La lluvia espesa y la prisa por ir a montar el campamento han hecho que la visita haya sido breve. De momento de Villarrica hemos visto un polideportivo. Pero allí se ha desplegado una buena muestra del folclore chileno. La Ruta ha sido recibida en el centro deportivo por varias autoridades, pero ninguno de ellos ha conseguido despertar tanto interés como un grupo de chavales jóvenes. Como los ruteros, no sobrepasan los veinte años de edad, pero ya tienen mucho de lo que presumir. Forman el Ballet folclórico del Colegio de Humanidades, y con motivo de llegada de la Ruta a Villarrica, han hecho lo que mejor saben hacer: bailar. En apenas un abrir y cerrar de ojos el austero polideportivo de Villarrica se ha convertido en un despliegue de trajes tradicionales y ritmos ajenos, vibrantes. Exóticos. Para abrir boca, los chicos se han vestido con plumas y pinturas. Las chicas, han lucido un atuendo minimalista a base de flores. Y se han contoneado a la manera de la isla de Pascua, al tiempo que emitían sonidos guturales. Luego le ha tocado el turno a los bailes de la zona norte. Ellas, con faldas largas. Ellos, con botines y ponchos. Y por último, los diestros bailarines han protagonizado una diablada nortina. Algo así como una mascarada fruto del sincretismo entre las culturas aimaras y la tradición judeocristiana.

Los chavales de la Ruta Quetzal BBVA 2009 no han podido contener sus ganas de sumarse a los brincos de los jóvenes bailarines. Y mientras la lluvia repiqueteaba en el techo del centro deportivo, su suelo repicaba por el taconeo de las botas de cientos de ruteros.
Fuera jarreaba. Pero dentro la fiesta no decaía.

Escrito por prodriguez

24 Jun 2008 - Enlace

Diplomados en 'alimañismo'

Los expedicionarios empiezan a transformarse en pequeñas alimañas. Que no se ofenda nadie. Quien no se convierte en uno de estos "animalejos" no es un verdadero rutero. Las alimañas abandonan en la Quetzal el significado que les otorga la Real Academia de "animal perjudicial a la caza menor" o aún peor, el de "persona mala y despreciable" por el de miembro de honor de la Ruta. Sólo quien ha interiorizado el verdadero espíritu de aventura y camaradería puede tomarse la licencia de atribuirse el título de alimaña.

Y nuestros jóvenes ya son diplomados en alimañismo. Lo demostraron anoche en el campamento cuando una fortísima lluvia –en Panamá es la temporada de las tormentas- amenazó la estabilidad de las tiendas. Los expedicionarios aseguraron las piquetas, protegieron todas sus pertenencias y pasaron estoicos una noche amenazadora. Jesús Luna, el jefe de campamento, debe sentirse orgulloso de las nuevas alimañas, que ya pueden cantar el himno que los titiriteros han hecho famoso en las ediciones anteriores:

"Soy alimaña,
y en Panamá, lo confirmé,
soy alimaña con caché.
Yo sudo y huelo mal,
pero a mí me da igual".

La metamorfosis de la alimaña comienza con la primera ducha. Olviden los baños tradicionales con mampara y agua caliente. Las verdaderas alimañas se asean en comuna, con el bañador puesto y bajo el agua a presión que cada mañana y cada noche les enchufa un camión de bomberos. Puede parecer incómodo, pero les aseguro que es la hora de la fiesta.

Las alimañas lavan y secan su ropa, friegan sus platos, montan sus tiendas y hamacas y se preocupan de que en el campamento reine el orden. Pero todo ello caería en el vacío si no aprendieran a cuidar de sí mismos y de sus compañeros. En realidad, todos deberíamos ser alimañas. Los expedicionarios ya se han diplomado. Después de 40 días de ruta, serán doctores en alimañismo.

Patricia R. Blanco

Escrito por prodriguez

23 Jun 2008 - Enlace

Cómo dormir seco bajo la lluvia de la selva

Imaginen 600 árboles unidos por cuerdas en medio de la selva. También sirven 300, aunque en este caso tendrán que imaginar literas. Si su fantasía es lo bastante creativa, podrán vislumbrar el campamento de la Ruta Quetzal BBVA durante las tres noches que los expedicionarios pasarán en la selva de San Juan de Pequení, la prueba más ardua de la travesía panameña. La lluvia, el calor y el acoso de los mosquitos serán los grandes enemigos, aunque nada deberán temer nuestros jóvenes valientes si siguen los consejos del gran Luis Puleyo y de los incondicionales monitores. Disfrutarán, incluso, de cierto confort: dormirán secos a pesar de la humedad.

Ante la imposibilidad de instalar las tiendas de campaña por las condiciones climáticas y la dificultad de encontrar un claro suficiente, la organización de la Ruta Quetzal buscó una nueva alternativa, unas hamacas confeccionadas a base de un tejido impermeable, que maximizan la comodidad, ante situaciones atmosféricas de gran humedad. Miguel de la Quadra Salcedo, Jesús Luna (jefe de campamento) el arqueólogo Andrés Ciudad, y nuestro ya conocido Puleyo han sido los artífices de la idea, con la ayuda de Altus.

Una capa impermeable reforzará la cama colgante de los expedicionarios, que podrán regular la temperatura a la que deseen dormir en función de dónde coloquen el forro: cuanto más lo aproximen a la hamaca, obtendrán más calor.

Para evitar la visita nocturna de los insectos, la hamaca se cierra en su totalidad con un velcro, "porque las cremalleras terminarían fallando", explica Patricia Molina, la subjefa de campamento de la Ruta, que aprovecha los ratos libres para preparar a sus muchachos para que el desafío de la selva no les sorprenda desprevenidos.

Carmen, de Granada, se atreve a probar las hamacas:

Patricia R. Blanco

Los autores

Avatar de martafc

Marta Fernández-Caparrós acompaña a la Ruta Quetzal BBVA 2009 en su tramo final: las regiones de la Araucanía y Biobío de Chile. Unas Navidades insólitas en tierras indígenas y en compañía de 270 expedicionarios de todas las partes del mundo.

Ver perfil

Mis tags

ElPais.com Sociedad

Esperando Contenido Widget ...

Buscar

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):