14 Jun 2012

Crónicas de un Amo de Casa IV: La ensalada de judías verdes del METAL

Escrito por: Damián G. Ponce el 14 Jun 2012 - URL Permanente

A petición del público, rizoso y no rizoso, vuelvo con una receta sencillita, pero cargada de METALLLL. Y no, no es que el alimento, la receta, el plato en cuestión se elabore con chinchetas, tornillos y tuercas, sino con RITMOS de METALLL, como ya vimos en el anterior caso del Bizcocho.

Y... empezamos.

Ingredientes:

250 grs. de judías verdes (con esto hay para dos personas).

Un tomate MUY TRUE, o sea, a ser posible Hércules. De esos que parecen los pectorales de un culturista.

Dos latas de atún. En latas. De METALLL (chiste malo del día ^^)

Media lata de aceitunas negras.

Sal.

Otros hierbajos que se le quieran añadir a posteriori.

Empezamos.

Para el principio de los tiempos necesitamos el instrumental adecuado. Las judías irán, una vez lavadas, cortadas en tirillas. Para lo cual podemos o bien usar un cuchillo. Cuchillo, saluda.

O bien un cortador de judías, que es la mar de práctico.
Cortador, saluda tú también.

Dado que va a ser un plato verde, vamos a escoger un repertorio de Folk Metal. ^^ entre otras beldades.
Así, cogemos nuestro cuarto de kilo de judías verdes y lo transformamos en tirillas verdes, verdaderamente true. Porque los Heavys seremos Heavys, pero también nos cuidamos y comemos verduras.
Como acompañamiento, empezamos poniendo el Inis Mona de Eluveitie, pero no os masacreis los dedos con las partes guturales por la pura emoción.
Como seguramente os llevará más tiempo, seguimos con un emocionadísimo Liki Bessmertnykh Bogov (no me pidáis que lo pronuncie de un tirón) de Arkona
Y por si quedara más tiempo, el One More de Turisas. Que siempre anima.

Mientras cortamos las judías, ponemos una olla con agua hasta que esté en ebullición.

Mientras llega a ebullición o no, entonamos un respetuoso Goi, Rode, Goi , de Arkona, muy marinero ello.

Y no nos olvidemos de echarle sal. Un poquito nada más, que de por sí, el atún que añadamos más tarde, ya lleva.

Y seguimos invocando al son del Pursuit of the Vikings de Amon Amarth, y hacemos el vikingo por la cocina. Por ejemplo fregando platos, barriendo o machacando cosas que luego no echemos de menos. Yeah.
Brutal, oiga. Cuando tengamos las judías cortadas, (judías cortadas, saludad)

Las agregamos entre grandes cánticos y algarabías, al agua hirviendo, al son de algo más oscurillo, como el Death Dies Hard de Deathstars.
Y lo santificamos con el beato signo del metal mientras lo hacemos:

Y removemos hasta que estén, más o menos, lo que equivale a "al dente" en la cocina de la pasta.

Esta operación no llevará más que el final de la citada canción. Como mucho añadiéndole algo cortito, como el Die, die, die, my darling , versión Metallica.

Es importante que queden un poquito crujientitas, lo que les confiere una textura chachi y jevi true para comer luego desaforadamente.
Las sacamos de la olla y las enfriamos. Podemos hacer headbanging mientras tanto con algo de Eluveitie, de nuevo. Pongamos el movidito Thousandfold.

Pasamos a la segunda operación. El tomatoe of da pawaaaaaa!!!
Escogido entre muchos candidatos, el Elegido es este: (salude, señor tomatoe of da pawa)

Y lo sacrificamos en el altar del metal, entonando el fúnebre Hollowed by thy name. Esta vez, en lugar del clásico de los Maiden, por variar, por Cradle of Filth.Lo cortamos en gajos y lo pelamos con cuidado. Así que ojo al subidón de la música para no tajarse un dedo. No hay nada peor que un dedo en la ensalada.
Un truco a la hora de pelar el tomate es echarle arresto y hacerlo encima de la ensalada para que no se pierda nada de jugo, y lo que caiga lo haga sobre ésta. ;) Truco del chef.

Hasta haberlo cortado todo. Hecho esto, lo celebramos. Du riechst so gut , de Rammstein. Useasé, Qué bien hueles. Dado que el tomate, si es bueno será bien oloroso y las judías ya huelen también. Ñam. Berreamos en alto en alemán para conjurar una buena ensalada. Y acojonar al tomate, para que no se acidule. Y saltamos por la cocina.
Quedará así.


Añadimos el atún y las aceitunas cortadas en rodajas sobre el montón, y sólo resta: ponerla a enfriar.
Para la operación anterior, la de los añadidos, podemos deleitarnos con un aspañó: Hijos de Caín , de Barón Rojo. Yeah!

¡¡Y ya está lista!!

Cuando la saquéis, sólo queda aliñar al gusto. ;)

Disfrutad! Y con el Metallll!!

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

4 comentarios Escribe tu comentario

Amaranta

Amaranta dijo

Muy, muy bueno!!!!!

Redvelvet

Redvelvet dijo

Anda, no me había coscao de que estabas de vuelta ...
No tienes ná que envidiarle al Black Metal chef ese que anda por ahí en internet jejeje
¿Pa cuándo unos cupcakes góticos o unos bagels al estilo de Wisconsin? :D

Jjejeje. Los beagels en breve. Primero me decantaré por cosas más fresquitas, posiblemente. Tarta de queso con mermelada de arándanos y una crema fría de melón. ;) Eso sí, del MEtallll

House

House dijo

Osú!
Este cocinero /amo de casa es un hacha de Metall.
No me gustan la habichuela..pero en viendo como se las " cuesse " y te las presenta , soy capaz de komerme una tonelada . Esas manos, esas manos ..
¡ Plas! ¡ Plas! ¡ Plas! ..el que vale , vale , y el que no , pa periodista .

Oiga , D. Amo de casa , no se ofendan los del bendito oficio de informar, que es una frase hecha que han acuñado ultimamente los que se dedican a la Enseñanza ( antes fueron los maestros los que entraron en este tipo de guassa) , dado que cada año se licencian en este país unos 3000 plumillas , y que a ese número se añaden los que no pasan por la facultad y se lo llevan calentito "investigando " si es de calidad el "polvete" del Kiko Rivera .

Escribe tu comentario

Amigos

  • cauci66
  • Lucia Angélica FOLINO
  • f.j.ramirez

Ídolos

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):