Hay 1 artículo con el tag estómagos en el blog 100kmbajotierra refleciones de ARIEL LOSADA. Otros artículos en Comunidad El Pais clasificados con estómagos

22Jun, 2011

Lo que me repugna de la opulencia es la obesidad mórbida de las neuronas

Escrito por: telwinet2 el 22 Jun 2011 - URL Permanente

http://diariodeoriente.mforos.com/

ARIEL LOSADA, FUNDADOR DE DIARIO DE ORIENTE, Y SU HIJO!!!

¡Gracias a la vida!, que todavía me permite caminar a través de la delgada línea roja que separa a la clase media, en peligro de extinción, de tantos miles de millones de seres humanos que se levantan cada amanecer susurrando: ¡buenos días, pobreza! Lo que me repugna de la opulencia es la obesidad mórbida de las neuronas, el ensayo general cotidiano de la ceguera humana, que tantos imbéciles cambien el curso de nuestra historia colectiva por descontrol remoto, que tantos vasallos les laman el culo desde los olimpos de barro políticos, desde las tribunas mediáticas “okupadas” por ilustres ilustrados que nos apagan la luz todos los días, desde un pueblo infectado de infiltrados, de estómagos agradecidos, de hijos de la gran puta (aunque sus madres sean unas santas), que miran para otro lado mientras avanza, sin prisa pero sin pausa, el gobierno del pueblo, para el pueblo pero sin el pueblo.

Lo que me preocupa de esta epidemia occidental de estómagos vacíos que sueñan con volver a estar llenos, es que los pertinaces lamentos de las tripas no les permiten escuchar la patética sinfonía desafinada que resuena estos días, por ejemplo, en el gran teatro de Davos. Lo que me sobrecoge, entre tantos ocupados acojonados con dejar de serlo y tantos parados acojonados con seguir siéndolo el resto de su vida, es que su miedo es la carroña sociológica que alimenta a las hienas financieras, a los chacales políticos, a los déspotas ilustrados, a los mesías prefabricados, a las garrapatas de los poderes establecidos, mientras la vieja y hermosa dama a la que seguimos llamando democracia es incapaz de reconocer el reflejo de su enfermiza anorexia en el espejo.
La democracia ha dejado de ser el menos malo de los sistemas políticos, como soñaba Churchill, y ha empezado a ser un juego intrascendente que nos mantiene entretenidos a los pobres mortales. Para los dioses de los olimpos es una coartada; para los politólogos una forma de ganarse la vida; para los especuladores un colador legislativo; para los medios de comunicación un diccionario de palabras vacías de contenido; para los pueblos tiranizados un conmovedor tranvía llamado deseo; para los pueblos llamados libres una paradójica enredadera que ahoga nuestras conciencias. Sigue siendo un jardín virtual de las delicias, pero hemos fracasado cientos de millones de jardineros que, por acción u omisión, dejamos todos los días que lo invadan las malas hierbas.
Ahora comprendo por qué 53 de cada 100 portugueses pasaron olímpicamente de las urnas el otro día, ante la indiferencia de la opinión pública y la opinión publicada. A mi me parece un síntoma inequívoco, la verdad. Lo mismo que el antiguo estado Vaticano tuvo que digerir la proliferación de “católicos no practicantes”, los modernos estados democráticos van a tener que empezar a digerir la proliferación de demócratas no practicantes. Es la punta de un iceberg, el dramático eufemismo que intenta ocultar la falta de fe del ser humano en la hermosa quimera de la libertad.


Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Tags

Amigos

Fans

  • JRC.
  • ccortesamador
  • marevamayo
  • DIARIO DE ORIENTE LA VOS ANTIFASCISTA LATINOAMERICANA
  • antitrasindependiente

Ídolos

  • Juan García Calero

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):