19 Dic 2009

LA FE, EN EL CRISTIANISMO

Escrito por: templarius el 19 Dic 2009 - URL Permanente

La fe en el cristianismo

De Wikipedia, la enciclopedia libre (salvo las imágenes)

La fe en el cristianismo se centra en la fe en la Resurrección de Cristo (1 Corintios 15:1-4) "(...) el evangelio que os he predicado (...) De otro modo, creeríais en vano (...)". El mismo libro dice en 15:14: "Y si Cristo no ha resucitado, nuestro predicado es inútil y así vuestra fe" (véase también Actos 2:32, Epístola a los filipenses 3:10, Juan 11:25).

Cristianismo

La fe cristiana implica creer en todas las declaraciones y promesas de Dios escritas en la Biblia; por lo tanto, es una respuesta humana de aceptación a la gracia de Dios. Cuando se trata de Dios es creer ciegamente en algo, sus promesas, sus verdades, sin tener prueba de ello, debido a que es algo que se siente dentro de uno.

La fe es adquirida, no es innata ni se hereda, es enseñada por los progenitores y escuelas de catecismo. La Biblia define a la fe como "la certeza de lo que se espera (en el futuro), la convicción de lo que no se ve (en el presente)"(Hebreos 11:1).

La fe no se basa en la sabiduría del hombre sino en creer en algo sin poderlo probar. Quiere decir que, la fe es un acto espiritual, por lo tanto irracional (1 Corintios 2:5; 12:9; 2 Corintios 4:13). El cristiano cree con el corazón, no con la mente (Romanos 10:9; Daniel 12:10).

Observacion: el cristianismo es supraracional (está por encima de la razón; no quiere decir irracional). Equivocamente muchos sostienen que se debe creer sin utilizar la razón, siendo todo lo contrario. El ser no renovado por el Espíritu Santo de Dios es aquel que tiene atrofiado el sentido de la razon y por ello no puede percibir las cosas espirituales (1 cor. 2:14). Por tal motivación se debe reemplazar el término "irracional" por "supraracional" (Ver el libro del Pastor Jhon McArthur en sociedad con otros autores "Piense Conforme a la Biblia")

La garantía de la fe es la veracidad de Dios

La base de la fe es el testimonio divino, no la racionalidad de lo que Dios dice, sino el simple hecho de que Él lo dice. La fe descansa directamente en "Así dice el Señor". Pero, con el fin de que esta fe pueda comprender la veracidad, la sinceridad, y la verdad de Dios, debe apropiarse y apreciarse, junto con Su inmutabilidad. La doctrina cristiana enseña que Dios es único, indivisible y eterno, que se manifiesta al hombre bajo la forma de tres personas distintas: el Padre, el Hijo (Jesucristo, la Palabra eterna), y el Espíritu Santo.

La fe es una operación del Espíritu de Dios

La verdad es la esencia de la fe, y el motivo último sobre el cual descansa nuestro consentimiento a cualquiera verdad revelada es la veracidad de Dios. La fe histórica es la aprensión y el asentimiento a ciertas declaraciones que son vistas como meros hechos de la historia. La fe temporal es ese estado de la mente, en el que es depertada en los hombres (por ejemplo, Félix, en Hechos 24), por la exposición de la verdad y por la influencia de simpatía religiosa, o por lo que algunas veces es modelada la operación común del Espíritu Santo. La fe de salvación es llamada así porque tiene vida eterna inseparablemente unida con ella, y es una operación especial del Espíritu Santo.

La salvación es un regalo de la gracia de Dios

Pablo escribe en Efesios 2:8-9 "Porque por gracia ustedes han sido salvados mediante la fe; esto no procede de ustedes, sino que es el regalo de Dios, no por obras, para que nadie se jacte."

Para la salvación del hombre Dios sólo exige fe en Jesucristo. La fe no solo es una confesión acerca de Cristo, sino también una actitud, dar dinero a tu iglesia y una decisión que brota del corazón del hombre que procura seguir a Cristo como Señor y Salvador personal (Mateo 4:19; 16:24; Lucas 9:23-25; Juan 10:4, 27; 12:26; Apocalipsis 14:4).

En el Nuevo Testamento, el concepto de la fe incluye cuatro elementos:

1. La fe implica creer de todo corazón en que Dios Padre resuscitó a Jesús de los muertos como Señor y Salvador personal (Romanos 1:17). La verdad de la resurrección es fundada en varias maneras: (1 Corintios 15:1-4) "... el evangelio que les predico... de lo contrario, han creído en vano... ". El mismo libro dice, en 15:14: "Y si Cristo no resucitó, es inútil nuestra predicación, y es inútil tu fe" (véase también Hechos de los Apóstoles 2:32; Filipenses 3:10; Juan 11:25).

2. La fe implica arrepentimiento, es decir dejar de ser no recíproco al amor de Dios, y volverse por medio de Cristo. (Hechos 2:37-38; 2 Corintios 7:10).

3. La fe implica obediencia a Cristo (O sea, a la iglesia) y a su palabra como estilo de vida inspirada por fe (Romanos 1:5). 4. La fe implica la decisión personal de expresar confianza, amor, lealtad y gratitud a Dios(Mateo 22:37; Juan 21:15-17; Efesios 6:6; 1 Pedro 1:8)

La "FE" es el conocimiento que tiene cada uno y la capacidad de realizar algo. No puedes tener fe en ti si no sabes como hacerlo. La gente confunde la "FE" con la palabra ESPERANZA, esperan que alguien mas lo haga por ellos, piensan que eso es fe y estan equivocados. No me abaso en creencias, si no que es, analizando la verdad.

Referencias

La Santa Biblia - Antigua versión de Casiodoro de Reina (1569); revisada por Cipriano de Valera (1602). Revisión 1960. Sociedades Bíblicas Unidas.

Fuente

Catolicismo

En un sentido objetivo, la fe es la suma de verdades reveladas por Dios en la escritura y la tradición, y que son presentadas en forma breve en sus "credos". Subjetivamente, la fe significa el hábito o virtud por el cual estas verdades se asientan.

La fe es un acto sobrenatural

La fe es un acto sobrenatural realizado por gracia divina. Es el "acto del asentimiento intelectual a una verdad divina debido al ejercicio de la voluntad, el cual es motivado por la gracia de Dios"(Sto. Tomás, II-II, Q. iv, a.2). Y así como la luz de la fe es un regalo concedido sobrenaturalmente sobre el entendimiento, así también esta gracia divina moviendo la voluntad es, como su nombre lo implica, un regalo igualmente sobrenatural y absolutamente gratuito. El regalo no se debe a estudio previo ni puede adquirirse por esfuerzos humanos, pero "pidan y recibirán".

Porque la virtud es "infundida" y no alcanzable por esfuerzos humanos, es, por lo tanto, una de las virtudes teológicas.

Una fe no ciega

"Nosotros creemos", dice el Concilio Vaticano (III,iii), "que la revelación es verdadera, no porque la verdad intrínseca de los misterios sea en verdad claramente vista a la luz natural de la razón, sino por la autoridad de Dios, quien las revela, porque Él no puede engañar ni ser engañado." Así, nosotros consideramos al acto de fe que los cristianos depositan en la Santa Trinidad, la fe que puede ser descrita de una manera silogística, así:

  • Cualquiera cosa que Dios revela es verdad
  • ahora bien, Dios ha revelado la Santa Trinidad, lo que es un misterio
  • por lo tanto, este misterio es verdad.

Los católicos romanos aceptan la premisa mayor como más allá de toda duda, una presuposición basada en la razón, y así, intrínsecamente evidente a la razón; la premisa menor también es verdad, porque es declarada por la iglesia, la cual es considerada infalible en sus declaraciones, y también porque, como el Concilio Vataicano dice, "además de la ayuda interna de Su Espíritu Santo, a Dios le ha placido darnos ciertas pruebas externas de Su revelación, a saber, ciertos hechos divinos, especialmente milagros y profecías; puesto que estas últimas manifiestan claramente la omnipotencia de Dios y Su infinito conocimiento, ellas permiten alcanzar la mayoría de ciertas pruebas de Su revelación y se ajustan la capacidad de todo." De aquí que Tomás de Aquino escribe: "Un hombre no debería creer a menos que viera las cosas que tuviera que creer, ya sea por evidencia de milagros o de algo similar" (II-II:1:4, anuncio 1). Tomás está hablando aquí de motivos de credibilidad, de las causas que dan lugar a la creencia.

NOTA: Texto adaptado del artículo "Fe", de la Enciclopedia Católica.

Nuevo Testamento

La palabra "fe" fue traducida del griego πιστις (pi'stis). En el Nuevo Testamento esta palabra fue usada principalmente como un sustantivo-verbo, lo que no tiene conversión al español. En el contexto del Nuevo Testamento pistis es una acción física, basada en una creencia mental y sostenida con la confianza. En este contexto, creencia no es sinónimo de fe, porque la creencia principalmente expresa la acción mental, pensamiento de confianza o firme persuasión, no el acto físico. Dependiendo del contexto, la palabra griega también puede entenderse como referida a "lealtad" o "fidelidad" (compárese 1 Tesalonicenses 3:7 con Tito 2:10).

Comentando acerca de la función de la fe en relación al pacto de Dios, el escritor de la Epístola a los Hebreos dice: "Ahora bien, la fe es la garantía de lo que se espera, la certeza de lo que no se ve" (Hebreos 11:1 NVI).

Υποστασις (hy-po'sta-sis), traducida como "garantía" aquí, comúnmente, en los antiguos papiros de documentos comerciales aparece transmitiendo la idea de que un convenio es un intercambio de garantías que aseguran la futura transferencia de las posesiones descritas en el contrato. En vista de esto, Moulton y Milligan sugieren la interpretación: "La fe es el título de propiedad de las cosas que se esperan" (Vocabulario del Testamento griego, 1963, pág. 660). La palabra griega e´leg-khos traducida "certeza" o "convicción" en Hebreos 11:1, comunica la idea de traer de ahí en adelante la evidencia que demuestre algo, particularmente, algo contrario a lo que parece ser el caso. Por eso, esta evidencia hace claro lo que no se ha discernido antes y así refuta a lo que parece ser que es. Esta evidencia por convicción es tan positiva o poderosa, que se dice que la fe es eso. La fe cristiana, descrita en estos términos, no es sinónimo de credulidad.

Hebreos 11:6 describe el significado y el rol práctico de la fe: "En realidad, sin fe es imposible agradar a Dios, ya que cualquiera que se acerca a Dios tiene que creer que Él existe y que recompensa a quienes lo buscan". (NVI)

Resumiendo el concepto de fe del Nuevo Testamento, es una dependencia en la auto revelación de Dios, especialmente en el sentido de confianza en las promesas y de temor de los tratos que están escritos en la escritura. Evidentemente, los escritores suponen que su concepto de fe está enraizado en las escrituras hebreas.

Además, los escritores del Nuevo Testamento combinan o equiparan la fe en Dios con la creencia en Jesucristo. El evangelio de Juan es particularmente enfático a este respecto, donde Jesús es citado diciendo: "Además, el Padre no juzga a nadie, sino que todo juicio lo ha delegado en el Hijo, para que todos honren al Hijo como lo honran a Él. El que se niega a honrar al Hijo no honra al Padre que lo envió." (Juan 5:22-23). Cuando le preguntaron: "¿Qué tenemos que hacer para realizar las obras que Dios exige?", el escritor dice que Jesús respondió: "Ésta es la obra de Dios: que crean en aquel que Él envió" (Juan 6:28-29).

Texto de http://es.wikipedia.org/wiki/Fe_(cristianismo)

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

6 comentarios · Escribe aquí tu comentario

conmuto dijo

Verdaderamente interesante tu post, TEMPLARIUS, como siempre.

Cuestión de fé, cómo no.

Unos la tendrán, otros no.

Yo, a veces, sólo creo en la justicia que podamos tener en esta vida, donde carecemos tanto de ella.

templarius dijo

Te comprendo, CONMUTO.

Hay que luchar, sin duda, porque la luz prevalezca sobre las injusticias que tanto abundan en esta vida.

terra dijo

Así es, Templarius.

Somos muchos los que pensamos que la ética y moral que te dan las religiones como el cristianismo hay que ponerlas en práctica en la lucha contra la desigualdad social que aqueja a este mundo, no sólo en paliar sus consecuencias sino en evitar su génesis.

templarius dijo

Hay mucha razón en tus palabras, TERRA.

Ya va siendo hora de que publique un post, en esta bitácora, sobre la TEOLOGÍA DE LA LIBERACIÓN.

klucho dijo

Pues claro, templarius y compañía, ¿de qué sirve tener mucha fe religiosa si luego maltratamos al prójimo, por ejemplo, o no hacemos porque los que sufren penurias las superen?

templarius dijo

Así es, amigo Klucho.

No vale la fe sin amor (cf. Gal. 5,14).

San Pablo pone la caridad por encima de la fe. "Aunque tuviera plenitud de fe como para trasladar montañas, si no tengo caridad, nada soy" (I Corintios 13,2,).

"Ahora subsisten la fe, la esperanza y la caridad, estas tres. Pero la mayor de todas ellas es la caridad" (I Corintios 13,13).

Escribe tu comentario


Si prefieres firmar con tu avatar, haz login
Inserta un emoticono

Sobre este blog

Avatar de templarius

DEBATE TEMPLADO.

"NON NOBIS DOMINE,
NON NOBIS SED NOMINE,
TUO DA GLORIAM"
"NADA PARA NOSOTROS, SEÑOR, NADA PARA NOSOTROS, SINO PARA DAR GLORIA A TU NOMBRE"

Este histórico lema de los templarios impuesto a la Orden por su primer padre espiritual, San Bernardo de Claraval, sumariza en unas pocas palabras el ideal y el propósito de su existencia.
Los primeros hermanos no vivían y luchaban por interés personal, sino por un concepto, el establecimiento de la sociedad cristiana, una civilización dedicada a la gloria de Dios. La caballería de hoy intenta emular esta gran tradición en el hecho de que sus trabajos y vidas deben ser un ejemplo para otros y como una hermandad tener como objetivo llegar a construir una aristocracia del espíritu.
Un caballero templario entiende que hay un Dios, una vida creada por El, una verdad eterna y un propósito divino. En consecuencia está implícito que la verdadera existencia y las bases históricas de dichos caballeros tienen por objeto:
1.- Luchar contra el materialismo, la impiedad y la tiranía en el mundo.
2.- Defender la santidad del individuo.
3.- Afirmar la base espiritual de la existencia humana.

Este es un tremendo objetivo, pero esta es la elección de la caballería. Es por lo tanto el deber de los caballeros prepararse y equiparse a si mismos para sostener esas creencias fundamentales. La misión original de los caballeros templarios es tan real hoy en día como lo fue en 1118 cuando se fundo, sólo que las circunstancias han cambiado.
Las crisis y los retos que afronta hoy en día la humanidad reclaman una cruzada que es más importante que cualquiera del pasado.

El templario debe sostener la justicia natural y los derechos fundamentales del hombre y estimular la descentralización del poder político del estado reconociendo el derecho de los pueblos y las naciones a gobernarse a si mismos dentro de su medio económico natural.
El templario reconoce a todos los seres humanos como hijos de Dios, sin relación a raza o sexo y que tienen el derecho de buscar su bienestar material y desarrollo espiritual en condiciones de dignidad, de seguridad económica y de igualdad de oportunidades. La consecución del marco de referencia para que esto sea posible debe constituir el objetivo central de toda política internacional.
El templario apoya la libertad de expresión, de conciencia y de religión; defensa colectiva y medidas positivas para erradicar la pobreza y la injusticia que amenazan la paz del mundo.
El templario cree en políticas claras y practicas, siendo aquellas las que aseguren una vivienda decente, atención sanitaria, fomentando que todos tengan la oportunidad de vivir una vida total y activa, pudiendo desarrollar sus talentos naturales.

El templario entiende que la educación es probablemente la responsabilidad más importante que tienen aquellos encargados de la administración para proveer de instrucción adecuada a nuestras futuras civilizaciones. Se estima que la única política educacional realista es la que se dirija a asegurar los requerimientos que exige la era tecnológica, debiendo también respetarse la persona humana y su derecho y deber de hacer una elección justa, sin comprometer la capacidad del individuo de reflexionar y decidir.

Código Templario

Deben conducirse con humildad y ser los más honorables, los más nobles, los más corteses, los más honestos y los más caballerosos.
El templario no debe causar a ninguna criatura herida o daño, sea esta una criatura humana u otra, sea por ganancia, placer o vanidad. Al contrario, el templario debe intentar llevar la justicia a todos aquellos que no la reciben porque todos son hijos de Dios y a todos a concedido Dios el don de la vida.
Ante todos los seres el templario debe demostrar caballerosidad, cortesía y honestidad, teniendo presente que son testigos de Dios.
Un templario debe vivir cada día como un crítico del día anterior, de esta manera cada nuevo amanecer será un paso hacia una mayor nobleza.
Ningún templario deberá ofender de forma alguna a una persona u otro ser. Para todos el templario debe ser un ejemplo de caballerosidad.
Donde hay debilidad allí el templario debe llevar su fuerza. Donde no hay voz allí el templario debe llevar la suya. Donde están los más pobres allí el templario debe distribuir su generosidad.

En su conducta el templario:

* No debe ser brutal.
* No debe emborracharse en forma ofensiva.
* No debe ser ni inmoral ni amoral.
* No debe ser cobarde ni bestial.
* No debe mentir ni tener intenciones maliciosas.
* No debe juzgar a nadie por sus posesiones o su posición social. Antes al contrario debe juzgar por el carácter y la bondad o falta de ellos.

• No debe cazar a ninguna criatura ni por vanidad ni por deporte.
• No debe matar a ninguna criatura salvo para alimentarse o en defensa propia.
• Debe mantenerse firme y veraz en las justas causas de Dios.
• No tomará actitud ofensiva contra ningún hombre por la forma en que se dirige a Dios, aunque esta sea diferente o extraña. Antes al contrario el templario deberá intentar entender cómo otros se acercan a Dios.
• Debe siempre ser consciente de que es un soldado del Temple y tratar siempre que sus obras sean un ejemplo para los demás.

Un soldado del Temple no puede estar esclavizado por creencias sectarias u opiniones estrechas. Dios es la verdad y sin Dios no hay verdad. El templario debe siempre buscar la verdad porque en la verdad está Dios.

Toda esta información la he extraido de páginas webs de órdenes actuales de caballeros templarios.

YO NO PERTENEZCO A DICHA ORDEN, que sigue existiendo en las citadas órdenes actuales, NO SOY TEMPLARIO, ni creo que lo vaya a ser nunca, pero estos ideales me han inspirado para el avatar y la imagen de mi usuario en LA COMUNIDAD: TEMPLARIUS, así como para el nombre de este blog (POR UN DEBATE TEMPLADO) y para el subdominio de su página web (http://lacomunidad.elpais.com/temple).

PAZ Y BIEN.

ver perfil »

Fans

  • JRC.
  • Corto Cortés Smith
  • masvalevivo
  • miriamhgc
  • angomrue

Ídolos

  • Manolo Navarro Mármol
  • Antonio Pampliega Rodríguez
  • cartagenapiensa
  • joaquingutierrezcalderon
  • jose-carlos-ga-fajardo

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):