27 Abr 2013

"CRITERIOS DE CALIDAD" (Algo más sobre la obra artístico-literaria)

Escrito por: santullan2006 el 27 Abr 2013 - URL Permanente

Obra pictórica, Torres. "Homenaje a un gato"



ALGO MÁS SOBRE LA OBRA ARTÍSTICO-LITERARIA:

“CRITERIOS DE CALIDAD”.



Los criterios de calidad en toda obra artístico-literaria, devienen, en gran parte, del momento en que esta obra aparece dentro de un contexto determinado, considerándosela útil en la afinación de un estilo al que se quiere beneficiar por supuestos valores, previamente concertados o preestablecidos desde las sombras controladoras que todo lo quieren dominar. Unos valores –llámenseles de estilo, intelectuales y culturales a la hora de decidir sobre el arte y su destino, en valorar y afirmar contenidos y tendencias, sin admisión de posibles réplicas, ya que todo -y todos- está comprado y hábilmente retribuido por soportes especulativos que dominan oferta y demanda. Hablo de quienes dictaminan, favorecen, discriminan o enjuician (con regio respaldo académico o político), con frecuencia a capricho de unas opciones sobre otras y al hilo de intereses muy concretos y medidos, sin importarles realmente hallar lo esencial comunicativo, esos valores necesarios que de verdad van surgiendo y transformando el arte sin hacer mucho ruido.


Cualquier supuesta obra de arte que pudiera marcar directrices o tendencias novedosas a seguir o considerar, han de venir impulsadas por esos señores o simplemente no ser, salvo milagrosas excepciones. Esto da idea del daño que puede ocasionar en la historia del arte y en su desarrollo a lo largo de los siglos la manipulación constante. Hablo de los que poseen -más para mal que para bien-, el poder de decidir y sobre todo y ante todo, la potestad de influir, crear cátedra y abrir espacios al público.


A mi modo de entender, el hecho artístico no tiene más credibilidad en estos juicios, que la que deviene de círculos determinados muy manifiestos y con fuertes intereses en ciertos esquemas o exploratorios, y que están –esos círculos- en todo momento bien protegidos por las redes que dominan todo el aparato de provechos e intereses que subyugan el arte. Intereses y provechos que varían según la época y según los criterios del momento, pero que incitan a persistir o entrar, casi por obligación, en una corriente determinada previamente valorada como de logro general, lo que no deja de ser una cuestión de prácticas amparadas y protegidas lanzadas con mucho ruido o boato, algo que puede ser volátil y arbitrario a las primeras de cambio como para atribuirles absoluta admiración, veracidad y respeto, como obras determinantes en la cultura de la humanidad. Lo vemos constantemente en ferias de arte, en galerías y en exposiciones más o menos rimbombantes, a través de sorprendentes anuncios o a través de los medios donde aparecen críticos influyentes recomendado a sus pupilos aquello que interesa más como posible transacción, aquello que puede ser venta con pingües beneficios y pueda generar copiosos dividendos, generalmente con efectos engañosamente sutiles y evanescentes sobre público y compradores en general. Todo es subjetivo en el arte y la mayoría de lo que hoy son aparentes relumbres cegadores, acaban al cabo, en la nada de la oscuridad. Todo está condicionado por el consumo y la visión rápida, por el efecto de camelamiento en el que nos quedamos pillados, atraídos por la publicidad sin habernos detenido realmente en la obra para poder vivirla desde la necesaria emoción. Nada puede considerarse de validez universal ni llegar a todo tipo de público y menos de una manera obligada, consumista y rápida, ya que, afortunadamente, entre el espectador, lector u oidor, siempre hay quien sabe elegir por sí mismo huyendo de las francachelas o alborotos, del engaño fácil o de la ortodoxia impuesta por ímprobas academias bendecidas por políticas, determinadas generalmente por fuertes intereses especulativos. Huir de los convencionalismos al por mayor que genera lo mediático con mucho bombo y platillo, ayuda a saber elegir y encontrar valores, más allá de los que intentan meternos a toda costa por los ojos como si fuéramos cómodas estúpidas esponjas. Es esencial ese apartamiento, ese silencio revelador, esa distancia necesaria interpuesta desde la sensatez, no sólo para valorar lo notable creíble que nos impresiona y fascina, sino que también para ayudarnos en la propia creación particular fuera de influencias perniciosas, contaminantes y condicionantes. Hay que saber apartar (y esto es lo difícil como todo en la vida) el trigo de la paja, y sobre todo saber descubrir a tiempo la cizaña; hay que saber protegerse de toda cicuta o perejil de los marjales que aparentemente embellece los caminos, pero que todos sabemos que si se ingiere mata. Un análisis desapasionado, un dejarnos mecer por la melodía del instante, nos pondrá en alerta inmediata y nos acercará mejor a una obra, a un autor, a un artista, a un poeta o músico a quien valorar, de quien aprender, con quien identificarnos y seguir avanzando, a expensas de los grandes carteles publicitarios que parecen cegarnos con sus pantomimas y hábiles disimulados remedos.








Barcelona.-29.-07.-2012.

Órbita literaria.

Teo Revilla Bravo.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

dezabaleta dijo

Una meditada reflexión sobre el verdadero sentido que impulsa el trabajo de un artista, un escritor, un pensador...

Un cordial saludo
Mark de Zabaleta

trasindependiente dijo

Voy a poner en paralelo uan cita de tu propio e interesantísimo escrito: "...como si fuéramos cómodas estúpidas esponjas. Es esencial ese apartamiento, ese silencio revelador, esa distancia necesaria interpuesta desde la sensatez" y una cita de Robert Smithson que, a su vez, juega con una afirmación de Pascal: "el mundo del arte es una esfera cuya circunferencia está en todas partes y cuyo centro en parte alguna".

Gracias y saludos.

popochan dijo

Qué bien escribes, querido Teo!
Hallar el buen Arte y desembrzarlo de cicutas y maleza es tarea árdua,
y la mayoría de las personas están tan acostumbradas a la comida basura
y a los medios basura (digamos la TV de cotilleo, v.gr,), que no acaban de valorar la miel de verso libre o l profundidad de una arriesgada metáfora.
Querido compañero de oficio: en este momento de la historia, lo digo sin orgullo pero sí con responsbilidad, la labor del poeta es DECISIVA.
En un mundo enfermo y desencantado, debemos ser la sonrisa inocente que se pinta en el rostro del bebé y la ternura de las primeras flores que se abren en primavera, cuando a veces son sorprendidas por tardías nieves.
.
Hoy me he despedido de mi mejor amigo, va a cuatro patas y maya,
pero confío el camino me hará hallar personas como tú que siguen
creyendo y construyendo el Arte. Abrazos.

auroraaguado64 dijo

El arte es pura belleza, sabiduría y amor y como tu bien dices hay que saber separar,lejos de la publicidad engañosa, Te pongo una cita que puede resultarte interesante.
El arte es la única forma de actividad por la cual el hombre se manifiesta como verdadero individuo.( Marcel Duchamp)
Un abrazo fuerte Teo.

juan antonio

juan antonio dijo

Siempre abriendo espacios para la tertulia y el diálogo con tus textos; siempre generando los climas y estados de sensibilidad y emoción necesarios desde donde dejar fluir ideas y pensamientos con esa interesante actitud de participación consecuencia de las opiniones vertidas. De alguna manera leerte es, además de aprender, sentirnos un poco más a nosotros mismos en ese afán de continuo conocimiento.
Aquí también cabrian muchas consideraciones, de las que ya conoces algunas al respecto. Creo que si hay una idea fundamental que brota tras la lectura es la de que no es fácil realizar una crítica, quizá nos sean tantos los "críticos" preparadados para ejercer esa delicada, honesta y respetuosa función.
Enhorabuena mi querido amigo.
Cálidas sonrisas desde tu misma orilla

higorca

higorca dijo

Me ha gustado este espacio, dialogo, discusión... llamemos lo como queramos. Siempre es bueno tener criticas, es una buena forma de aprender, sobre todo aprender a ser humildes, a no mirarnos en el ombligo, tan de moda ahora. Es verdad que es un poco difícil saber a quien le hacemos, o hacen una critica ya que... al mismo tiempo no todos estamos preparados para ser críticos, y ya sabes querido y admirado amigo que hoy según la edad que tienes te dicen que ya no sabes nada, estas "desfasado", antes deseábamos estar cerca de los maestros. Mis mejores recuerdos son para ellos, te podría enumerar tantos... he tenido la más grande de las suertes estar al lado de un montón de ellos, y de seguir estando. Aprender, escuchar sus consejos, estar en unas maravillosas tertulias con una copa de buen vino y un trozo de este riquísimo queso manchego. Bueno, me ha maravillado todo lo que dices. Te enviamos un fuerte abrazo de mi marido y mío. Dos locos enamorados del lápiz y el pincel.

Alvaro de Rioja dijo

Hola santullan, tu artículo lo dice todo y bien claro, así que poco puedo yo añadir. Tan sólo decirte que asumo en su totalidad el contenido del mismo.
En el arte, cómo en cualquier otra manifestación, como en todas las facetas de la vida, ya sean creativas obras de arte o artículos fabriles, acaba rigiéndose por las leyes del mercado. Todo en esta vida acaba absorbido y dominado por el marketing. Los "gurús" de la crítica dominan el mercado y colocan en primera línea el producto que les resulta más fácil de vender, aunque su calidad esté muy por debajo de otros que quedan condenados al ostracismo por falta de una publicidad bien orquestada. Por eso no es de extrañar que la obra de un pintor, un poeta, o cualquier otra manifestación artística, adquiera notoriedad y reconocimiento tiempo después de la muerte del artista tras pasar desapercibida mientras vivía.
Mi más sincera felicitación por el magnífico artículo que nos regalas, ilustrativo y fácil de leer por lo cuidado de su redacción y la claridad con que expones el argumento.

Un fuerte abrazo.

pedro dijo

siempre que partamos de una premisa
me gusta...no me gusta

un abrazo

Javier Carrasco dijo

Querido amigo Teo te felicito por este completísimo artículo acerca del mundo del arte y sus principales enemigos. Creo que ofreces una visión bastante fidedigna de lo que está ocurriendo en nuestros días, aunque por desgracia, esto viene de antiguo. Ahora, como bien apuntas, el peor mal que amenaza al arte es el consumismo imperante, las normas mercantiles también dictaminan el futuro del arte, y la mayoría de las veces careciendo de verdadero peso específico y fundamento crítico. Particularmente, y creo que tu apuntas en la misma dirección, considero que una obra, sea del tipo que sea, se hace valer por si misma, y no precisa de nadie, ni siquiera del propio autor, y ya pueden decir misa los círculos, las políticas, los poderes y el mercado de valores, que cuando aquélla es realmente notoria, más tarde que temprano recibirá la atención que se merece, aunque su autor haya pasado a mejor vida e incluso, en el peor de los casos, haya abandonado este mundo más pobre que las ratas, pero eso sí, se habrá ido con la cabeza bien alta, sin ser esclavo de nadie, sin haber vendido su alma. ¿Quién pierde más?

Un fuerte abrazo

Agueda Conesa Alcaraz dijo

Estimado amigo Teo: has explicado muy bien lo que pasa con el arte, literatura, poesía, pintura, música....creo que muchas veces están marcadas por el marketing o por que tengas un buen "padrino"...Un besito

santullan2006 dijo

Saludos de nuevo, amigo Mark y gratitud renovada por dejar tu reflexión, para mí siempre de gran valor.
Un abrazo.

santullan2006 dijo

Trasi, gracias por tu comentario que asumo, del que me empapo y el que agradezco enormemente.
Un abrazo grande, grande.

santullan2006 dijo

Popo, tienes esa frescura, esa claridad, esa luz -no sé cómo decirlo- especial de llegar con tu sola presencia, quizás porque estimulas albores y atmósferas de lugares especiales... Gracias por dejar tu comentario, tu impresión, tu afecto.
Teo.

santullan2006 dijo

Gracias por la cita, Aurora.... Gracias, la tendré en cuenta. Y también por mimarme, por dejar tu sello sensible en estos espacios de escritura.
Que estés bien. Teo

santullan2006 dijo

Buenos días Juan Antonio, apreciado amigo llegado aquí por contagios... Gracias por ese rico comentario.
Un fuerte abrazo.

santullan2006 dijo

HIgorca, grato es encontrarme con tus cálidas palabras, con este comentario tan especial. UN abrazo muy grande y feliz tarde.
Teo.

santullan2006 dijo

Saludos de nuevo....
Con los mayores deseos de que te encuentres mucho mejor ya.
Gracias por tu comentario del que siempre saco provecho.
Un abrazo, Alvaro. Cuídate mucho.
Teo.

santullan2006 dijo

Pedro, vengo de la canción "Ancora Qui" by Ennio Morricone & Elisa Toffoli, fabulosa, amigo.
Gracias por tu amistad. Un abrazo.
Teo.

santullan2006 dijo

Javier, gracias, mi querido amigo por tus palabras que añaden sabiduría y conocimiento a lo expuesto. Y también esas gotas de calor e ilusión que todos necesitamos cuando queremos exponer, con la palabra, algo que nos inquieta.
UN fuerte abrazo y buen fin de semana.
Teo.

santullan2006 dijo

Águeda, gracias por dejar aquí tu impronta de belleza humana y de amistad...No sé si te volveré a saludar antes de o después de... En todo caso, suerte; mucha suerte, querida amiga y que todo salga bien.
Un inmenso abrazo.
Teo.

Escribe tu comentario

santullan2006

ver perfíl

Fans

  • agustinandres
  • Zahira Rosales Cala
  • Álvaro
  • santoscatarroja

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):

Texto