12 Jun 2012

Arte y Parte

Escrito por: miranda el 12 Jun 2012 - URL Permanente

El descrédito del gobierno español es tan vertiginoso como notorio y en las últimas semanas ha transmitido a la ciudadanía las incongruencias de un gabinete desgastado en solo seis meses de pésima gestión. España es gobernada desde el exterior y los titulares de los medios extranjeros reflejan las verdades que el presidente Mariano Rajoy intenta ocultar desvirtuando los entresijos de la gravedad económica del país. Entre una y otra desaparición sus desafortunadas declaraciones públicas son desmentidas por las autoridades europeas que no reparan en corregir a Don Mariano quien acumula su propio glosario de frases desafortunadas. “No estamos al borde del precipicio” dijo en las vísperas del inminente rescate que al hacerse público fue dulcificado como un “crédito en condiciones favorables” antes de volar hacia el palco presidencial del debut de España en la Eurocopa. Durante el partido, expertos y medios especializados comenzaron a subrayar las cláusulas del clamoroso rescate destinado a la banca y que nos someterá a un incremento acentuado del déficit y de la deuda. Diversas fuentes se han encargado de describir la vigilancia que seguirá a la entrega con el propósito de clarificar la prominencia de los organismos internacionales al condicionar los pasos del ejecutivo. La inyección de cien mil millones de euros es presentada como un aperitivo. Los medios auguran que España requerirá otro rescate. La prima de riesgo reanudó su ritmo creciente esta semana sin tener en cuenta el dinero que viajará desde las arcas europeas hasta las entidades financieras españolas y Fitch recorta la nota de solvencia a 18 de esas entidades. Entre los suyos Rajoy se revuelve por la confabulación traicionera contra España después de someter a su sociedad a recortes abusivos. Pero no se trata de un ataque, sino de las reglas de juego de un sistema implacable que encuentra en la falta de voluntad política para el enfrentamiento cabal los resquicios que le permiten multiplicarse. En los hechos la jerarquía que mal gobierna España se ha congraciado con intereses ajenos al mandato concedido en las urnas. Mariano Rajoy y quienes le secundan son arte y parte de esta realidad.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Escribe tu comentario


Si prefieres firmar con tu avatar, haz login
Inserta un emoticono