24 Ene 2011

Al Pié del Cañón

Escrito por: Vivi el 24 Ene 2011 - URL Permanente

De pronto me dije, ayer, “tu siempre al pié del cañón”, y me sentí muy cansada y como suelo hacer cuando eso me pasa, traté de pensar en otra cosa. Entre elucubración y elucubración me pregunté ¿de donde sale esta frase tan usada?, por lo menos por aquí. Y gracias a Don Google aquí encontré la respuesta. No me siento una Agustina ni mucho menos, sería incapaz de prender mechas, más bien las apago, me hacen mal las trifulcas, pero sí que soy la que está siempre al pié del cañón la mayor parte de las veces.
Aquí les dejo la fuente de mi búsqueda, un blog que me pareció, visto rapidito, muy interesante aunque sarcástico, un poquito por demás.
Un abrazo, Vivi

PS: No me quedó muy claro el saludo final, “Salut” no es catalán? Porque hasta donde yo tengo entendido los catalanes y los aragoneses tienen historias diferentes, espero este no sea el caso. A los maños., quiero decirles que los amo, y a los catalanes, que los amo, así que no se pongan "nojados conmigo" que sólo copié y pegué. :-)

"Cuentan las ‘malas lenguas’ (o no tan malas) que durante la Guerra de Independencia Española, más precisamente durante uno de los Sitios de Zaragoza, la esposa de un cabo de artillería, conocida como Agustina de Zaragoza, tuvo una participación muy inusual que la convirtió en heroína (dicen que eliminaron de su opio todas las impurezas hasta lograr aislar su morfina, de la cual surge esta nueva Agustina, jamás pensada).
Y la historia es más o menos la que sigue.
Habiendo sido heridos o muertos los defensores del Portillo y viniéndose en hordas los franceses hacia esta vulnerada zona de la defensa española, aquella (adictiva e ilegal) Agustina -endeble y refinada como todas las jóvenes esposas de cabos de artillería- agarró** un fósforo*** y le prendió la mecha al cañón que apuntaba justo al centro del pelotón de soldados napoleónicos. Los resultados fueron: huída de los franceses + defensa garantizada (dicen que postularon a Agustina para el Oscar a la mejor participación amateur en una batalla agitada y que no ganó, pero se hizo famosa en las calles bajo el rubro ‘venta ilegal de estupefacientes’).
En fin, resultó entonces que, a pesar de la osada acción de Agustina, Zaragoza capituló un 21 de febrero de 1809.
Y tal vez el mundo no se acuerde de que existió esta ciudad, ni que existió una Agustina cañonera en la misma, pero lo que sí se recordará eternamente es esta frase, cada vez que alguien se anime a dispararle un cañón en la cara a un francés que viene a conquistar un territorio que no le corresponde.
Salut!"

Fuente: http://definicienciapopular.blogspot.com

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Escribe tu comentario


Si prefieres firmar con tu avatar, haz login
Inserta un emoticono

Sobre este blog

Avatar de Vivi

Los primeros síntomas

ver perfil »

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):