14 Sep 2010

Todo da igual

Escrito por: Angel Pasos el 14 Sep 2010 - URL Permanente

Era mujer, tenía cada cosa en su lugar. Hubieran sido necesarios trescientos cataclismos para que ella cambiara uno solo de sus asombros… Siempre con la mirada fija en ese mismo punto del espacio. Siempre.

Pero eso era el pasado.

Son las cinco de la mañana; pronto amanecerá. Los astros permanecen aún por un momento clavados en el cielo, como esas mariposas tristes en las vitrinas del museo de ciencias naturales. Yo espero, mientras tanto, sentado en una esquina de mi vida, a que todo amanezca.

Pero este mundo absurdo apenas me resulta triste esta mañana. Olvido mis problemas. Los seres que habitan el planeta aún no han despertado y yo camino ya entre mis recuerdos. Suspiros, despertares, amaneceres rotos junto a cientos, a miles de esperanzas. Sueños, proyectos, metas… Recuerdos de un pasado que no existe. Acabar la labor es complicado. Misiones de una vida que creía imprescindibles, no son más que montañas que viven sumergidas en el mar. No queda tiempo ahora. Ha comenzado a tomar forma la imagen de un destino inevitable y sin embargo aún quiero.

¿Dónde se esconde el ángel que guarda las mareas?

No soy más que un recuerdo colgado de un alambre, un suspiro fugaz que dobla la siguiente esquina, una sangre feroz derramada en la acera, un piano que no suena, un reloj que no anda, un pájaro demente que no sabe adónde emigrar.

A veces siento que no soy más que un árbol que cambia su corteza cada día. Y cansa, y duele y duele.

Pero todo da igual: aún me llega un poco de ese aire tuyo a los pulmones. Me caigo, me levanto, atravieso las horas de mi vida, le canto a las sirenas y a los perros, a todos los que un día volaron y ya no volarán. Preséntame esta tarde a una nueva desconocida, preséntame un dolor, un vértigo, un cansancio, un sueño que perdió sus alas, un tormento de dios, una nueva experiencia. Preséntame un nuevo deseo, una lucha que no pueda ganar, una experiencia intensa, un giro del destino, una nueva conciencia, un gesto en un rostro distinto, una luz de esperanza, una nueva belleza, y yo los guardaré bajo mi almohada igual que lo hice ayer, igual que lo hago hoy, ahora, esta mañana.

¿Dónde se esconde el ángel que guarda las mareas?

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

6 comentarios · Escribe aquí tu comentario

jofegaber

jofegaber dijo

"- Papa, ¿que es una marea?
- ¿Que crees que son, hijo?
Encoge los hombros y me mira, diciéndome de esta manera, que no lo sabe, pero que tampoco importa si yo no tengo la respuesta, simplemente me llama la atención.
- Pues las mareas son movimientos del mar, que...
- ¿Para que papa?
- Para... ¿quieres un helado?.

Es que tiene cinco años, y a mi no me ha dado tiempo a reflexionar sobre ello. Suele pasarme, me cambia el paso cuando menos me lo espero.

- No. ¿Para que sirven? ¿por que se mueve el mar?, - y me tira de la mano insistiendo.
- Mira, el mar es como tu.
- ¿Como yo? - Dice abriendo los ojos....
- Si, a ti te gusta jugar en la arena ¿no? - Asiente, mientras juega con mi mano.
- Pues a el también le gusta jugar con la arena, y hace castillos, montañas, y revolver todo... Entonces cuando se cansa, retrocede para ver como queda, y luego vuelve para volver a jugar. A eso que hace el mar, los mayores, les llamamos mareas.
- Aaaahhh, osea, que esta jugando.
- Si, casi siempre, todo es un juego.
- Y ¿quien gana?
- Pues... a veces tu, otras veces otro, a veces no se juega para ganar.
- Pero yo quiero ganar siempre.
- Sí, lo se, pero la cosa no funciona así, hijo.
- Pues entonces no jugare - dice enfurruñado.
- Entonces ...
- ¿Me compras un helado?
- ¡Venga! "

pi

pi dijo

Replicaban dos veces las campanas y me despertaba… abría los ojos, abrazaba su almohada de rayas azules y blancas y sonreía pensando en la noche de ayer…

Subía la persiana y allí estaba ella con sus dos torres q parecían guiñarme un ojo y darme los buenos días… y yo le contestaba, y para verla mejor, subía corriendo a la terraza, y el sol me daba en la cara, oía el murmullo del agua del estanque, observaba el movimiento de la placita con Mario sirviendo mesas, los autobuses entrando y saliendo, bicis aparcadas, la montaña al fondo y abajo … mi buganvilla…

Entonces, no me resultaban tristes mañanas, olvidaba mis problemas, y todo daba igual …

Un mensaje
un Q tal lo llevas?
se estropeó la lavadora!
pero antes …. Oye, sabes una cosa??
Y él me contestaba “Yo tb”
y yo reía en mi terraza y todo me daba igual …

Donde se esconde el ángel de las mareas??
Tengo q hablar con él… se ha llevado mi casa, mis llaves y no entiendo xq …
Dime donde está el ángel de las mareas… debo hablar con él…

hunterhuntermatt dijo

presentame una lucha que no pueda ganar...
y yo que veo al angel de las mareas cada dia entre tus letras

un abrazo (a los tres)

Angel Pasos dijo

Sois grandes. Gracias.

Pilar, enhorabuena, me has dejado impresionado con tu relato. Una pena que no estés por aquí cerca porque ahora mismo me apetece darte un gran abrazo. Es una suerte haberos conocido a Jofe y a ti.

GABRIEL URQUIZU

GABRIEL URQUIZU dijo

MUY BUENO SU BLOG SR. PASOS
MIS FELICITACIONES

slow

slow dijo

Engañado así mismo, creyo poder vivir cuando estaba muerto, vio la luz allí donde el horizonte es enorme… grandioso.

Creyo en la pureza del aire cristalino en el que el hielo quería hacerse visible

Y fue pasando el tiempo.

Cargado, relleno a reventar de esperanzas de un dulce amanecer

El tiempo lo permitía: creer, vivir, tener esperanza…

La vida te aguarda, la vida te espera, la vida sabe…

La vida te conoce, la vida, tras una esquina sonríe sin hacer ruido y se toma su venganza como los clásicos… en un plato frío…

Nada pudo hacer, nada supo hacer, tal vez lo único que le queda de verdad es lo que escribió hace mucho tiempo, no recuerda los años…

…..La oscuridad te llega por el lugar más imprevisto…

Escribe tu comentario


Si prefieres firmar con tu avatar, haz login
Inserta un emoticono

Sobre este blog

Avatar de Angel Pasos

POLVO SUDOR Y CARDOS

© 2.008 – textos – Ángel Pasos
© Los textos de este blog están protegidos bajo derechos de autor © Ángel Pasos Galiano.
Se permite el uso personal de los textos, datos e informaciones contenidos en estas páginas. Se exige, sin embargo, permiso del autor para publicarlas en cualquier soporte o para utilizarlas, distribuirlas o incluirlas en otros contextos accesibles a terceras personas.

ver perfil »

Suscríbete

Selecciona el agregador que utilices para suscribirte a este blog (también puedes obtener la URL de los feeds):